Algunas reflexiones sobre la primera reunión de la AL21 sobre el monte Pajariel en Ponferrada

Ayer se celebró la primera reunión de la Agenda Local L21 (AL21) sobre el monte Pajariel y el proyecto municipal para transformarlo en una zona de esparcimiento para la ciudad.

La convocatoria de AmbiNor, la empresa que gestiona el proyecto para el Ayuntamiento de Ponferrada me llegó por email y no por correo postal, como es preceptivo. De esta circunstancia deduzco que la mayoría de los que depositaron su papeleta en la urna de la exposición sobre el Pajariel, hace un mes, y que no tienen Internet, se han visto excluidos de participar en esta primera reunión.

En estas circunstancias obvio decir que no vino casi nadie. Y, desde luego, no es justificación decirnos que la reunión se puede convocar con tan sólo 48 horas de antelación, sin faltar por esto al reglamento. Aunque sea legal, el comentario es poco respetuoso para quienes dedicamos nuestro tiempo libre a intentar mejorar nuestra ciudad. Lo que hay que hacer es de avisar a la gente con más tiempo.

También las plazas laborales del ‘Plan E’ de Zapatero fueron “legalmente” (es lo que se me argumentó) convocadas por el Consistorio. Pero, ¿era necesario hacerlo durante la semana anterior a la gran diáspora de Semana Santa, cuando  – quién más, quién menos – está centrado en prepararse para recibir o visitar a algún familiar?

No comprendo la lógica de tanta urgencia del Ayuntamiento, ni de la de la Junta de Castilla y León. Pero intuyo que el Pajariel va a ser uno de los temas de batalla de la política en las próximas elecciones.

Lo que más nos ha desagradado de esta convocatoria (a Jorge Blanco y a mí) es la ausencia de un debate general sobre el tema central de la reunión. Lo normal hubiese sido preguntarnos ¿Pajariel, parque forestal sí; Pajariel, parque forestal no? Pero maliciosamente este debate se ha ocultado, dando por descontado que todos estamos de acuerdo con reformar el monte. Pero, ¿lo estamos?-.

Con esta actuación, de franca prepotencia, que el técnico municipal ha avalado, hemos vuelto a constatar que los intereses particulares de algunos ediles -que desconocemos hasta dónde alcanzan- han vuelto a primar sobre los derechos de la ciudadanía.

Somos muchos los que con la instalación de un puente sobre el río Sil comunicando con el monte Pajariel, a la altura de la Casa del Botillo, estaríamos más que contentos. Pero los hay que sueñan con un teleférico que suba hasta la cima del Pajariel. Aunque en realidad no busquen más que mantenerse en el cargo.

Así pues, una vez más nos hemos visto ante el ‘crimen’ consumado, sintiéndonos impotentes ante la propuesta, por el técnico consistorial, de creación de unas Mesas de trabajo prefabricadas y atentas a unos intereses ajenos a nosotros.

Con todo, he de reconoce que la propuesta de abrir el Pajariel a la ciudad tiene su interés, incluso para nosotros. Pero hubiésemos preferido que se estableciese una discusión global, que fue la postura que defendimos en la reunión. Ante la imposición del plan para el monte, en el que harán lo que quieran con o sin nuestra asistencia, hemos optado por participar en cuantas  más mesas de trabajo podamos.

Entendemos que hay un importante trasfondo político detrás del proyecto, e intentaremos que, al menos, éste salga lo menos medioambiental malparado que podamos. Un asunto arduo dónde lo haya, dada la precariedad de nuestra fuerza en una asamblea en la que la mayoría de los votos están cautivos, pues muchos de los participantes en las mesas trabajan para el Ayuntamiento. A los ecologistas sólo les han dado tres votos, y dos de los  tres grupos tienen algún tipo de acuerdo municipal. Con lo cual, al final, todo se reduce a una especie de farsa en la que bailas -y al menos algo rascas-, o te quedas de espectador a verlas pasar.

Por otra parte, tal y como han presentado la cuestión a la ciudadanía a través de unos medios también controlados, negarse a participar en el proyecto y a que se toque el monte, sería una decisión que para muchos ponferradinos (menos preocupados por la ecología que los ambientalistas) les resultaría incomprensible. Y nuestra obligación es mirar de sumar gente a nuestra visión ecologista del mundo, sin renunciar a lo esencial, para evitar encontrarnos aislados frente a quienes nos ven como unos idealistas. Algunos dicen que, si por nosotros fuera, estaríamos encantados con volver a la época de las cavernas. Pero eso sólo es un estereotipo falso.

Comentado esto, sólo nos cabe pedir la colaboración de todos los que, desde las diferentes visiones que tengan, deseen participar con nosotros en las diferentes mesas de trabajo. Quizás así podríamos evitar -o al menos frenar- que el Pajariel se convierta en el negocio de unos pocos y en la desesperación del resto. Y que veamos desaparecer el encanto natural que siempre ha tenido para nosotros el monte más emblemático de nuestra ciudad.

Un ecologista en El Bierzo.

Nota: En la zona de cruce del río Sil al Monte Pajariel fallecería ahogado, sólo unos meses después de publicadas estas fotos, un vecino de Flores del Sil al tropezar en la pasarela situada sobre el tramo más ancho del río y caerse al mismo.

Empiezan las reuniones de la Agenda Local 21 para el monte Pajariel en Ponferrada. 08/06/09. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com. 

Anuncios

Una respuesta a “Algunas reflexiones sobre la primera reunión de la AL21 sobre el monte Pajariel en Ponferrada

  1. Pingback: Ponferrada: reflexiones sobre la primera reunión de la Agencia Local 21 sobre el Pajariel.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s