La crisis económica ofrece un respiro a los opositores al proyecto Sama-Velilla

Los opositores al proyecto eléctrico Sama-Velilla, un tendido concebido para dar salida al exceso de producción que saldría de Asturias si se llegasen a construir tanto la desgasificadora proyectada en el puerto del Musel (Gijón) como las seis centrales de ciclo combinado  que el Gobierno astur pretende instalar en el mismo puerto, están de suerte. Lo que no han podido conseguir las casi treinta mil firmas recogidas en una zona con escasa densidad poblacional, ni las más de 500 alegaciones, ni siquiera las masivas manifestaciones contra la construcción de este mastodóntico proyecto, capaz de desfigurar hasta 88 kilómetros de los más bellos parajes de la montaña leonesa, puede que lo logre la crisis económica que conocemos.

Como ocurriera con la ampliación proyectada por Cementos Cosmos en El Bierzo, que hace escasos meses anunció su renuncia a coincinerar residuos urbanos como combustible alternativo debido a la crisis del sector de la construcción que bloquea sus ventas, la línea Sama-Velilla podría verse retardada -o incluso abandonada- por la bajada del consumo eléctrico provocada por la crisis.

Es algo que el ‘Movimiento Cívico contra la línea eléctrica Sama-Velilla’, que representa a trece municipios leoneses afectados por el proyecto, así como las numerosas entidades involucradas (demasiadas para citarlas todas aquí), payeses, montañeros y ecologistas, veríamos con satisfacción. Tanto como Izquierda Unida (IU), un partido que ya ha manifestado que para él la única alternativa posible a la construcción del tendido eléctrico es, sencillamente, la “alternativa cero”. Es decir, la renuncia a un proyecto que considera claramente insensato.

Todo esto sucede cuando, a día de hoy, la línea de muy alta tensión, se encuentra paralizada a la espera de la declaración de impacto medioambiental.

El proyecto de construcción de la línea eléctrica de Sama-Velilla, sobre la que ya he hablado anteriormente en este blog, forma parte del Plan Energético Nacional. Eso podría explicar por qué  el ex ministro Luis María Atienza Serna no ha tenido descaro alguno en declarar que su puesta en funcionamiento será para el año 2011, y esto al margen de que todavía no se haya respondido a las alegaciones presentadas al trazado. Si funcionase la justicia en este país, el Gobierno central rectificaría y borraría del proyecto la declaración de interés público que permite a Red Eléctrica de España (REE) atropellar las competencias de los municipios afectados.

Mucho es lo que se ha escrito sobre este tendido, defendido a capa y espada por el presidente del Principado de Asturias, Vicente  Álvarez Areces (PSOE). Desde luego valoro el historial personal de este gran político, que cree firmemente que la construcción de esta línea eléctrica permitiría levantar cabeza a una autonomía que, hoy por hoy, atraviesa importantes problemas de paro y crisis económica. Una situación a la que tampoco escapan las provincias de Palencia y León. Pero que no se engañe. El problema principal reside en que numerosos expertos consideran innecesaria tal construcción. Una obra, por otra parte, medioambientalmente terrorífica, puesto que incorpora en su recorrido a varios cientos de torres de gran altura y  afectaría a zonas de un elevado valor ecológico y paisajístico. Éstas, además, cuentan con diversas figuras de protección. Según los detractores de la línea, la línea que ya existe actualmente y pasa por La Robla sería suficiente.

Hablar de Sama – Velilla significa también referirse a un proyecto con más de veinticinco años de existencia (1984), y que ha sido pospuesto en demasiadas ocasiones. Sobre todo debido a lo fundamental: su innecesaridad. A más de uno puede sorprenderle el olor a herrumbre que suelta este proyecto, situado en vía muerta cuando fue “resucitado” por el esfuerzo conjunto de Areces y del presidente de Castilla y León,  Juan Vicente Herrera (PP).

Personalmente me resulta sospechosa esa súbita y misteriosa simbiosis, difícilmente de comprender entre partidos habitualmente antagonistas. Son asociaciones un tanto sorprendentes que, en algunos casos, como el de Gersul, pueden acabar costándonos la friolera de decenas de millones de euros en pérdidas.

Por otra parte, en un momento de gran  auge de las energías limpias y alternativas, -como por ejemplo las eólicas-, la construcción de esta línea no parece confirmarse como lo más necesario. Recientemente, una vez más, los expertos han dictaminado, con datos contrastados, que el actual tendido eléctrico que une al Principado con el resto de la red española es suficiente. Las cifras del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) refuerzan tal afirmación.

Desde luego es muy lamentable que algunas personas contrarias a esta línea hayan sufrido sospechosos incidentes que han puesto en peligro su bienestar material. Como es el caso de Julio Lago, el profesor titular de Economía Financiera de la Universidad de León que más ha destacado en su oposición a la misma, que vio arder su vivienda. Así, una vez más, la pregunta vuelve a plantearse: ¿a quién beneficia todo esto? Pues, no dudaremos en decirlo, a los intereses de unas empresas que, -ahora con la crisis-, necesitan más que nunca asegurar beneficios a su accionariado. Y esto, aunque sea a costa de proyectos de dudosa utilidad.

Lo que Vicente Álvarez Areces probablemente no esperaba es la furibunda reacción de los pobladores leoneses y asturianos. Una gente amante de su tierra que sólo percibe inconvenientes en esa ‘autopista’ eléctrica que cruzaría sus montes y que perciben como gravosa para su sustento. Y que nada aporta a su economía, más bien al contrario, ya que disminuye unos alicientes turísticos que son los pilares más seguros de su presente y futura economía.

El cariño a la tierra leonesa fue capaz de unir a la totalidad de los partidos políticos leoneses. Pero ésta podría ser una victoria fugaz. Porque el PSOE autonómico, haciendo seguidismo de la Ejecutiva estatal, pronto se ha encargado de arrojar pelotas fuera, cuando no un buen jarro de agua fría sobre las aspiraciones de los que se oponen al tendido eléctrico. Tampoco no ha habido una oposición real desde el Partido Popular en Madrid, y esto sí que es sorprendente. Mientras tanto, la presión del presidente asturiano, convencido de su cruzada, ha sido constante y demoledora. Areces, -“Sandeces”, como le llama mi buena amiga Camino Alonso-, no ha dudado en mover todas sus fichas para lograr su objetivo, incluido el chantaje, poniendo a la presidenta del Movimiento Cívico al borde del pasmo. De esta manera, en su defensa a ultranza del proyecto, el líder socialista asturiano no ha dudado en condicionar su apoyo a otros planes que discurren por Asturias a que se acepte su propuesta. Como por ejemplo el de la línea Boimente – Pesoz, planificada para sacar la producción eléctrica de los parques eólicos gallegos.

Como en el caso de  Cosmos, la guerra sigue abierta. Los colectivos vecinales saben mejor que nadie que no pueden bajar la guardia ni ápice. En lo que me concierne, pienso que proyectos que afectan de una manera tan profunda el futuro de nuestros montes, -y el bienestar de quienes allí viven-, deberían plantearse con más sensatez. Y, desde luego, pensando más en el beneficio de los vecinos que en el de los anónimos accionistas de Iberdrola.

Todavía son demasiadas las dudas que la Sama – Velilla despierta, pues se habla también de la construcción de varias centrales térmicas en su recorrido. Incluso de una central nuclear. Lo que sí es cierto es que algunas de las empresas que construirían las  centrales de ciclo combinado en Asturias no son de aquí, con lo cual una buena parte del beneficio final, -aparte de los puestos de trabajo creados mientras se edifican-, acabaría en manos extranjeras. Lo que no contribuiría a la capitalización de las empresas españolas.

Un ecologista en El Bierzo.

La crisis frena la inversión energética asturiana y retrasa la Sama-Velilla. 19/01/10. La Crónica de León. 19/01/10. Lacronicadeleon.es.

IU pide a Miguel Sebastián que ‘destierre’ la Sama-Velilla. 03/02/09. Leonoticias.com.

IU denuncia que la línea sólo crea 50 empleos por «arrasar» la provincia leonesa. 01/08/09. Diariodeleon.es. 

Sama-Velilla: ‘Si es necesario dinamitaremos las torres una a una’. 03/10/09. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

Sama-Velilla: Los políticos quieren guerra. 17/01/10. Leonoticias.com. Ricardo Chao.

“¿El PSOE quiere pasar a la historia por ser el verdugo de la montaña leonesa?”. 06/09/09. Entrevista con Julio Lago. Lacronicadeleon.es.

Histórico acuerdo de los partidos políticos en contra de la Sama-Velilla. 26/09/09. La Crónica de León.

Areces avisa a León: «Si quieren luz en casa tendrán que dejar pasar Sama-Velilla». 12/12/09. Lne.es. 

Asturias frenará otras líneas si se bloquea la de Sama-Velilla. 19/12/09. Lavozdeasturias.es.

4 Respuestas a “La crisis económica ofrece un respiro a los opositores al proyecto Sama-Velilla

  1. Pingback: Casi doscientos colectivos leoneses en contra de la línea eléctrica de muy alta tensión Sama-Velilla | Un ecologista en El Bierzo

  2. Pingback: El Partido Autonomista Leonés – Unidad Leonesista pide la no ejecución de la línea Sama-Velilla | Un ecologista en El Bierzo

  3. Pingback: La crisis económica da un respiro a los opositores al proyecto de tendido eléctrico Sama-Velilla

  4. Pingback: Ecobierzo considera perjudicial la construcción de la línea Sama-Velilla | Un ecologista en El Bierzo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s