Ecuador: aparece muerta una pareja de campesinos que se oponía a las ambiciones de una maderera

Ayer, día 21, se celebró el Día Mundial Forestal en casi todo el mundo, aunque en Ponferrada lo hagamos el próximo día 25, ya que ese día está prevista una jornada especial organizada por la Concejalía de Medio Ambiente del Ayuntamiento. Mi intención era escribir un artículo sobre la ley de montes, o una valoración del estado mundial de los bosques, pero una noticia imprevista me ha hecho pensar que sería más útil dedicar ese tiempo a denunciar la muerte violenta de dos defensores de los bosques.

Son ya casi once mil firmas las que lleva recogidas “Salva la Selva“ para denunciar lo que parece ser un asesinato, el de José Aguilar, un campesino de Hoja Blanca, de la parroquia Malimpia del cantón Quinindé de la provincia de Esmeraldas (Ecuador), y el de su esposa Yola Garofalo, fallecidos el día 25 de febrero de 2010 en violentas circunstancias. Ambos defendían sus derechos sobre el bosque tropical de “El Pambilar“, junto con otros seis campesinos más, cuyas propiedades cubrían, en conjunto, 350 hectáreas de un bosque ambicionado por unas madereras.

Estuve en Equador hace cuatro o cinco años, en un viaje organizado por la “Xarxa de Consum Solidari“, una asociación dedicada a promover el comercio justo con los países del Sur. Y mi estancia entre la gente del país se vio alterada por el áspero enfrentamiento entre pro-mineros y agricultores y ganaderos, defendiendo los últimos un modelo no agresivo para la economía para su región. Recuerdo mi visita a la mujer de un sindicalista, un hombre que estaba obligado a llevar una vida errante, no pudiendo descansar dos noches seguidas en el mismo lecho para evitar que le asesinasen. A su antecesor ya lo habían matado. Y tambiñen que la compañía minera se movía con pasmosa tranquilidad por los caminos locales, defendida por esbirros bien pagados y originarios del país, que no dudaban en exhibir publicamente sus pistolas, incluso en diferentes reuniones vecinales, las cuales conseguían reventar con palmaria rapidez con argumentos tan ‘convincentes’.

En Europa, puede resultarnos difícil imaginar esto, pero no hace mucho que un hostelero de Laciana, en una entrevista realizada para la televisión, declaró que había sido amenazado con una pistola por secuaces de Victorino Alonso, un empresario también conocido por sus detractores como Don Vito, en una clara alusión a la Mafia. Son situaciones con las que la ley habría de ser inflexible, y que sería preciso investigar y perseguir de oficio sin necesidad de que medie una denuncia que ponga en riesgo la seguridad del denunciante.

Pero volviendo al que perece un infame asesinato, deseo solicitar de todos los lectores su apoyo para enviar una protesta al presidente ecuatoriano, Rafael Correa Delgado. Un político que, por desgracia, parece que está sabiendo defender mejor los intereses de las multinacionales que los de su propia gente. Quizás una avalancha de protestas consiga que reaccione y exija que se haga justicia a José y Yola, las víctimas de estos hechos tan dramáticos.

Botrosa y Endesa: una pesadilla para los propietarios autóctonos.

Un árbol merecedor del sello FSC. Fuente Proyectoverde.comEn Ecuador, las empresas Bosques Tropicales S.A. (Botrosa) y Endesa, del grupo empresarial Durini de fabricantes de madera contrachapada, son sinónimo de deforestación de la selva tropical. Después de más de 40 años de tala continua, la verde provincia de Esmeraldas se encuentra hoy en gran parte deforestada. La forma de vida tradicional de las comunidades indígenas y negras quedó arruinada entonces. La plantación de especies únicas de árboles madereros destruyó los medios de subsistencia de los pequeños agricultores. Al igual que buena parte de la diversidad de las especies.

Pero hay gente que, como José Aguilar, no se daba por vencida. Y el campesino, empeñado en hacer valer sus derechos, presentó batalla y siguió defendiendo el bosque con tozudez y valentía. Entonces, la empresa de madera le criminalizó con acusaciones ficticias. Felizmente, en junio de 2008, la Asamblea Nacional Constituyente le declaró inocente gracias a la aprobación de una Amnistía para Defensores de la Naturaleza injustamente acusados. Pero, los empresarios temían que su ejemplo se propagase, y un día aprobaron acabar con su vida, silenciándole para siempre.

Días antes del crimen, José Aguilar y su esposa, emitían su dramático testimonio desde “Radio La Luna“, en Quito. Entre lágrimas, el agricultor relataba cómo el 25 de Octubre del año 2000 había estado secuestrado en el monte durante tres días y torturado hasta que aceptó firmar la cesión de su tierra a la empresa Botrosa. Con este proceder mafioso la familia fue expulsada de sus propiedades junto con otros seis afectados.

Ya en 1997, la organización Acción Ecológica pudo demostrar que Botrosa estaba deforestando el bosque de “El Pambilar“, que pertenece al Patrimonio Forestal del Estado (Bloque 10). En los años siguientes, la compañía se apropió ilegalmente de 3.400 hectáreas de tierras y comenzó a establecer plantaciones forestales industriales. Donde antes se desbordaba la naturaleza salvaje ahora sólo existen árboles de crecimiento rápido en fila y en orden, un “desierto verde“ vacio de vida animal.

En 2002, el Tribunal Constitucional ecuatoriano sentenció que Botrosa se había apropiado de la tierra de forma ilegal y que debía devolverla. Pero las autoridades competentes permanecieron pasivas. No en vano, el Grupo Durini pertenece a una de las familias más poderosas de Ecuador y Roberto Peña Durini era entonces ministro de Comercio Exterior e Industria. En noviembre de 2009 el caso fue reabierto en la Asamblea. Tras el fallo de otro juez las tierras debían de ser devueltas al Estado.

No muy lejos de “El Pambilar” hay otra plantación de madera de la misma empresa. Las 8.400 hectáreas de la plantación Río Pitzara llevan desde abril de 2006 el sello de la asociación “Forest Stewardship Council(FSC), un marchamo de calidad concedido por un “manejo forestal responsable”. La certificación de estas plantaciones por parte de “GFA Terra Systems“, con sede en Hamburgo, fue como un bofetón en la cara para las decenas de miles de pequeños agricultores de Esmeraldas, cuyos bosques fueron robados y talados por Endesa-Botrosa. Dieciocho meses más tarde, el 27 de noviembre de 2008, el sello FSC le fue retirado a la maderera, al ser encontrado un pesticida prohibido en la plantación. Pero el 21 de diciembre de 2009 se le devolvió.

De manera ininterrumpida circulan camiones pesadamente cargados con los gigantescos troncos procedentes de las últimas selvas desde la costa ecuatoriana en dirección a la capital ecuatoriana, donde tienen ambas empresas sus fábricas de madera contrachapada. Cerca del 70% de las tablas de contrachapado producidas por Endesa-Botrosa se exportan bajo la marca “Sandeply”, especialmente a los Estados Unidos. Allí, los clientes compran los productos con una certificación FSC inmerecida, lo que ellos desconocen. Pero no son los únicos engañados, porque grandes organizaciones ambientales como WWF, BUND, Oro Verde y Nabu, también hacen gran publicidad de un sello que no cumple siempre los requisitos necesarios.

Ahora bien, lo que exige un esclarecimiento inmediato es el asesinato del defensor de la selva y de su esposa, hallados muertos después de ser agredidos. Pero también debería procederse –según determina ‘Salva la Selva’- a la devolución de los bosques ilegalmente apropiados por Botrosa. Y también que se detenga la destrucción para la industria de madera contrachapada de los pocos bosques tropicales que quedan en la zona.

Más información sobre el caso.

Existe un video en Tou Tube acerca de la tala por parte de Endesa-Botrosa y con los conmovedores testimonios de José Aguilar y de otros campesinos denunciando abusos y palizas por parte de la maderera.Sin embargo, a pesar del gran número de denuncias, las grandes organizaciones ambientales continúan defendiendo y apoyando el FSC. Es este un tema delicado que ha ya ha enfrentado en Alemania a “Salva la Selva“  con las organizaciones antes citadas, y sobre el cual intentaré volver más adelante.

Un ecologista en El Bierzo.

Los caminos de la madera – José Aguilar. 26/02/10. Accionecologica.org.

FSC: un sello que garantiza una explotación sostenible de los recursos madereros. 25/09/07. Proyectoverde.com.

Nota:Salva la Selva’ publicó en su día un formulario, reproducido en esta web,  de recogida de firmas para el presidente Correa, pidiéndole una investigación sobre lo que, según todas las evidencias, es un doble asesinato. Ignoro en que quedó todo y cuál fue el desenlace de la gestión. Aquel enlace hoy conecta con la página Actúa de la organización conservacionista.

Anuncios

Una respuesta a “Ecuador: aparece muerta una pareja de campesinos que se oponía a las ambiciones de una maderera

  1. Pingback: Ecuador: asesinan a un campesino y a su esposa por oponerse a las ambiciones de una maderera

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s