En el Año Internacional de la Biodiversidad quieren levantar la veda ballenera

La sangrienta y prohibida caza de ballenas. 2010. Taringa.net.

La sangrienta y prohibida caza de ballenas. 2010. Taringa.net.

Hace cuarenta años las ballenas, el mamífero más grande del planeta, se vio situado al borde de la extinción. En una consecuencia más del capitalismo depredador, cuyo objetivo se aleja cada día más de los intereses primordiales de la Humanidad (a saber el bienestar de sus individuos), la ley de obtención de beneficio económico por la vía más rápida y a cualquier precio estuvo a punto de hacer desaparecer a este extraordinario y asombroso animal.

Sólo una enorme movilización social de la comunidad internacional logró poner fin a su caza indiscriminada por países que, en teoría, se encontraban en la vanguardia de la cultura en Occidente. Como consecuencia de ello se prohibió la caza comercial de ballenas en el año 1986, siendo esta interdicción uno de los grandes triunfos del movimiento conservacionista mundial.

Puede que me vuelva cansino, pero no me cansaré de demonizar esta lacra llamada capitalismo salvaje, que perdura desde hace tres centurias y que explota y desprecia a la naturaleza. En su haber pesa haber producido el mayor deterioro ambiental y moral conocido jamás sobre el planeta.

Los grandes cetáceos podrían llegar a desaparecer. Culturamix.com.

Los grandes cetáceos podrían llegar a desaparecer. Culturamix.com.

El anteponer el beneficio de unos pocos al bien común de la mayoría ha llevado al expolio de otros pueblos y culturas, y a unas crisis cíclicas que han sumido a los seres humanos en la guerra, el hambre y la desesperación. Todo ello sin que hayamos aprendido lo necesario de ellas ni que hayamos logrado salir de la espiral de destrucción que para gran parte de la población significa este sistema de organización social.

Ahora, mientras celebramos el Año Internacional de la Biodiversidad, en un desesperado intento de preservar la diversidad biológica que agoniza, la Comisión Ballenera Internacional acaba de hacer pública una propuesta que legalizaría la pesca comercial de las ballenas por primera vez en 24 años. Nuevamente, la búsqueda del beneficio económico de empresas que no conoceremos jamás, movidas por los intereses económicos de sus accionistas, vuelve a poner en peligro la existencia de este inteligente cetáceo. ¡No lo permitamos!

De poco sirven las manifestaciones grandilocuentes como la Declaración Universal de los Derechos de los Animales (1977), la Carta de la Tierra (que hace pocos días publicábamos pero que ya lleva cuarenta años escrita), los Objetivos de Desarrollo del Milenio de la ONU, la Declaración Universal de los Derechos Humanos, y tantas otras más, cuando sin justificación alguna queremos volver a exterminar una especie única y que además es tan mamífera como nosotros mismos.

Sea Shepherd: “Pastor del mar”.

Sea Shepherd en una acción contra un barco ballenero.. Taringa.net.

Sea Shepherd en una acción contra un barco ballenero.. Taringa.net.

Durante décadas ha existido un fuerte consenso internacional contra la caza de ballenas. Aún así, Japón, Noruega e Islandia han continuado capturándolas, ignorando la prohibición mundial e incluso argumentando fines de “investigación científica“ para sus batidas. Quien más o quien menos hemos visto en alguna ocasión las duras imágenes de estas flotas balleneras cargando contra los ecologistas. En alguna ocasión su abordaje violento ha llegando incluso a hundirlos, como sucedió con Sea Shepherd, “Los pastores del mar”, que perdieron recientemente dos de sus barcos, aunque no hubiera que lamentar muertes afortunadamente.

Y cuando por fin pensábamos que la irracionalidad estaba ya superada… pues no. Como en el caso del comercio legal del marfil, que estuvo en un tris de hacer desaparecer al elefante, el mayor mamífero terrestre (y que todavía leíamos hace pocos días que querían volver a autorizar su caza), ahora es el turno de la ballena. Cuando cayó el muro de Berlín algunos creímos que por fin la sensatez se adueñaba del mundo, o al menos se encaminaba en el buen sentido. Pero la codicia ilimitada de unos pocos vuelve a llamar a nuestra puerta un día tras otro, con nuevos atentados ecológicos.

Es la hora de salvar a las ballenas… una vez más.

Activistas de Greenpeace intentan detener un ballenero ilegal. Taringa.net.

Activistas de Greenpeace intentan detener un ballenero ilegal. Taringa.net.

Ahora, estos países que esquilman un bien que no les pertenece a todos, porque concierne a la Humanidad entera, podrían verse beneficiados por una propuesta “de compromiso” que legalizaría dicha caza a cambio de promesas dudosas de reducirla poco a poco. En esta tesitura son varios los países que están prestando atención al proceso, esperando poder lanzar sus barcos de nuevo a la caza de las ballenas. Y si se acepta que Japón, Noruega e Islandia puedan cazarlas y vender su carne, muchos otros se preguntarán: “si pueden ellos, ¿por qué no nosotros?”

Sin duda es un buen momento para ejercer una firme presión que lo impida. Avaaz así lo ha entendido y ha lanzado una petición urgente capaz de mostrar a nuestros gobernantes que queremos proteger a las ballenas, no cazarlas, rematarlas y venderlas. 400.000 personas ya han firmado esta solicitud que se está enviando a los delegados de la Comisión Ballenera Internacional a cada vez que se alcanzan 100.000 firmas adicionales.

Reenvía este artículo a tus conocidos, pídeles que firmen la petición de contra de la legalización de la caza comercial de ballenas. Los países balleneros no querrán ceder, pero las movilizaciones ciudadanas internacionales están demostrado que gracias al compromiso particular de cada uno nos volvemos más poderosos. Por eso es tan importante que también hagas oír tu voz.

A los delegados de la Comisión Ballenera Internacional.

“Como ciudadanos provenientes de todo el mundo, les pedimos que mantengan la prohibición internacional contra la caza comercial de ballenas como política central de la Comisión Ballenera Internacional, en su misión de promover su conservación” (Avaaz.org).

Firma aquí.

Pero, incluso alejadas de los arpones de los balleneros y prohibida su pesca, las ballenas se enfrentan todavía a serias amenazas en la actualidad. El cambio climático y la destrucción de los ecosistemas por la pesca excesiva y la polución de los océanos son algunas de ellas.

La reanudación de la caza comercial de ballenas podría ser devastadora para estas criaturas tan inteligentes. Mi propuesta es que, mientras no quede positivamente resuelto este asunto, procedamos a boicotear turística y comercialmente todo lo producido o relacionado con los países que todavía se dedican a este comercio insensato. Y desde luego negarse rotundamente a probar cualquier plato cocinado a base de carne o grasa procedente de ballenas.

Un ecologista en El Bierzo.

Avanzan las negociaciones para reducir la caza indiscriminada de ballenas. 16/04/10. El Mundo.es.

Whale Wars – Battle at Sea. 31/10/09. Youtube.com. Animal Planet. Vídeo sobre Sea Shepherd (en inglés sin subtítulos).

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s