La Asociación de Mujeres Progresistas entrega el Premio ‘Mujer 2012’ a Ángela Losada en un emotivo homenaje

Ángela Losada sonríe tras recibir el homenaje de los presentes. Premio Mujeres Progresistas Bercianas. Ponferrada, 7 marzo 2012 Foto: Enrique L. Manzano.

Ángela Losada sonríe tras recibir el homenaje de las Mujeres Progresistas Bercianas. Ponferrada, 7 marzo 2012  Foto: Enrique L. Manzano.

“Todavía hay dos bandos, y los habrá durante mucho tiempo. A mí me siguen llamando ‘la roja’. Ellos no tenían a sus padres enterrados en el monte como los teníamos nosotros”. (Ángela Losada).

Ayer, a la hora anunciada, en la Sala de Cultura de Ponferrada, se inició puntualmente el homenaje de la Asociación de Mujeres Progresistas Bercianas (AMPB) a Ángela Losada, vecina de Sobrado, y una de las pocas mujeres que se relacionaron con el maquis después de la aplastante victoria militar del franquismo en nuestra comarca y que sigue viva.

Al acto, celebrado con motivo del Día Internacional de la Mujer, asistió un nutrido grupo de personas que arroparon con cariñosos aplausos a la homenajeada como ‘Mujer 2012’, en un encuentro ya habitual que organiza la AMPB cada año. El evento revistió momentos de cierta gravedad, como cuando los ponentes citaron los asesinatos de tantas mujeres bercianas, muchas veces cometidos a sangre fría y casi siempre por la misión de enlace que realizaban éstas con la guerrilla.

“Las putas de los rojos” fue el nombre con el que el régimen las bautizó, en un intento inútil de socavar la dignidad de unas mujeres que fueron un ejemplo de lealtad y de compromiso con sus parientes perseguidos, muy en consonancia con la firmeza de sus convicciones. Muchas de ellas pagaron con su vida tal gesto. Del mismo modo que, pocas de las que “se tiraron al monte”, que es como se decía entonces, lograron sobrevivir. No más que sus compañeros obligados al duro exilio montañés.

Alejandro Rodíguez con Ángela Losada a su izquierda. Premio 'Mujer 2012' de la AMPB. Ponferrada, 7 marzo 2012. Foto: Enrique L. Manzano.

Alejandro Rodíguez con Ángela Losada a su izquierda. Premio ‘Mujer 2012’ de la AMPB. Ponferrada, 7 marzo 2012. Foto: Enrique L. Manzano.

Apenas se ha hablado de ello, pero la lucha contra el maquis fue implacable en todo el país. La orden era de tirar a matar para así acabar lo antes posible y definitivamente con una resistencia que incomodaba sobremanera al nuevo gobierno dictatorial. De algunos de los ajusticiados y ajusticiadas, caídos en los combates desarrollados en los montes, o en los pueblos, o incluso de aquellos que perdieron la vida igualmente después de haberse entregado a los falangistas, hartos de huir por los campos, hablaron ayer los historiadores Alejandro Rodríguez y Santiago Macías. Este último es cofundador de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH). En cualquier caso, ambos grandes expertos en el tema.

Recuerdo que en una ocasión le dije a Macías que no podía continuar leyendo al acostarme su libro ‘El monte o la muerte’ sobre el guerrillero Girón. Sencillamente porque me conmovía y violentaba de tal modo que después no lograba conciliar el sueño. Los relatos de las atrocidades cometidas en mi tierra, por unos y por otros,  tristemente me acompañaron en mi infancia. Pero una parte de las escasas, pero crueles venganzas de los maquis contra sus delatores, o la triste odisea de su vida errante por los montes, siempre perseguidos y en constante peligro de muerte, se me pasó en parte desapercibida por entonces. Y la crudeza de esa guerra de guerrillas impresiona.

La homenajeada, de 84 años, puntualizó algunos detalles del fatídico día en que su vida cambió para siempre, cuando ella tan sólo tenía dieciséis. Su padre y su madre fueron asesinados y ella condenada a la cárcel cuando cumplió los dieciocho. Se entregó en Madrid, porque de haberlo hecho en El Bierzo, es probable –como señaló Macías- que la hubiesen matado. Fue lo que les ocurrió a otros muchos que se entregaron sin que se les aplicase ningún tipo de juicio militar o civil.

Como anécdota señalaré que, cada vez que Ángela precisaba algún dato mientras intervenían los ponentes se le proponía que fuera ella misma quien hablase frente al micrófono. A lo que ella siempre se negó, como si del diablo se tratase, haciéndonos sonreír a todos con su injustificado temor. A destacar que el auditorio se le entregó totalmente desde el principio.

Al finalizar la presentación una joven entregó a Losada una figura y un ramo de flores, que ella aceptó con una sonrisa. Lo mismo que hizo la presidenta de la Asociación de Mujeres Progresistas, Rosa Álvarez, a la que también se le agradeció públicamente su dedicación a la entidad.

Ángela Losada: ‘Nunca tuve miedo’.

La luchadora antifranquista Ángela Losada.

La luchadora antifranquista Ángela Losada.

Ángela Losada nació el 23 de agosto de 1927 en El Bierzo. Mujer firme, siempre fue un ejemplo de entereza y coherencia para todos en la defensa de sus ideas. Siendo niña fue primero enlace de la guerrilla berciana para más tarde pasar a ser ella misma una guerrillera. Losada ayudó a muchos “escapados” a sobrevivir, siendo a la postre ella misma encarcelada. Antes de la muerte de Franco tuvo la valentía de desenterrar clandestinamente los restos de su padre, asesinado en el monte por los falangistas, del lugar donde lo sepultaron.

Ángela Losada explica que su madre ayudaba a los huidos. Y que una de las veces que estaban en su casa se presentó la Guardia Civil y se produjo un enfrentamiento en el cual los guerrilleros mataron a un sargento y a otro agente. “Mi madre se fue con ellos, con los guerrilleros, y entonces me juzgaron a mí. En el 45 me salió 12 años y un día. Tenía entonces 16 años. Nada más que cumplí los 18 me metieron presa, si lo llego a saber hubiera escapado al extranjero. Estando en la cárcel me escribió mi hermano y me dijo que habían matado a mi madre; él no se atrevió ni a ir a reconocerla”. Son algunas de sus  palabras cuando rememora su odisea. Fueron registradas por Jordi Gordón, el realizador y guionista leonés del documental Rompiendo el silencio’, una producción de la Asociación de Estudio sobre la Represión en León (Aerle).

Desde hace años Ángela Losada reside en Sobrado, que es la población donde sucedieron los tristes hechos que marcaron su vida para siempre.

Un ecologista en El Bierzo.

La guerrillera Ángela Losada, premio Mujeres Progresistas. 07/03/12. Diariodeleon.es.

Premio Mujer 2012 para la luchadora antifranquista Ángela Losada. 08/03/12. Diariodeleon.es.

Ángela Losada, represaliada por el franquismo, recibe el premio Mujer 2012. 06/03/12. Bierzocomarca.eu.

Asociación de Mujeres Progresistas del Bierzo. C/ Ave María, 29 (2a planta). 24400 – Ponferrada. Teléfono: 987 428 318. E-mail: ampb29@hotmail.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s