Campaña ante la UE para pedir la retirada de las pelotas de goma por las fuerzas de seguridad

Ester Quintana tras recibir un pelotazo en la cara se quedó tuerta. Barcelona,14 nov. 2012. Fuente: kaosenlared.net.

Ester Quintana tras recibir un pelotazo en la cara que la dejó tuerta. Barcelona,14 nov. 2012. Fuente: kaosenlared.net.

Este año le tocó a Iñigo Cabacas, un aficionado del Athletic que falleció tras permanecer tres días en coma como consecuencia de las gravísimas heridas sufridas en la cabeza al recibir el impacto de una pelota de goma. El hecho sucedió durante el trascurso de unos incidentes aislados registrados en abril pasado en las inmediaciones del campo de fútbol de San Mamés. Cabades tenía 28 años de edad.

Pero la lista no se acaba ahí. No hablaré de la retahíla de muertos ocurrida durante la transición, que fueron muchos, y me atendré únicamente a lo sucedido durante los tres últimos años. En este periodo, además de Iñigo Cabacas, otras seis personas han perdido la vista de un ojo como consecuencia de la lesión causada por un proyectil de goma dura. Considero que ningún gobierno demócrata debería permitir un grado de represión ciudadana de este calibre y menos aún en nuestros días. Entiendo que el respeto a la vida es un derecho obligado, tal y como lo reconoce la Constitución Española.

¿Quién dejó ciegos a Nicola, Angelo y Ester?

Nicola Tanno perdió un ojo al resultar alcanzado por una pelota de goma. Barcelona, 3 agosto 2010. Elperiodico.es.

Nicola Tanno perdió un ojo al resultar alcanzado por una pelota de goma. Barcelona, 3 agosto 2010. Elperiodico.es.

Nicola Tanno, un joven italiano de 24 años resultó herido por una pelota de goma la noche del 11 de julio de 2010. Tanno había venido a Barcelona para celebrar la victoria de España en el Mundial de fútbol y se encontraba con unos amigos delante de un bar de la Gran Vía cuando los Mossos d’Esquadra le dispararon. Tanno tuvo que ser operado dos veces: una, para la reconstrucción del párpado, destruido por el impacto, y otra para sustituir un hueso de la cavidad ocular con una placa de titanio. Por lo que sé su denuncia no prosperó y no consiguió nada.

Angelo Cilia llevaba más de tres años afincado en Barcelona cuando le sucedió la desgracia que marcaría su vida. Con 26 años, acudía a la manifestación del 29 de marzo en el paseo de Gracia, cuando un proyectil de goma disparado desde un grupo de Mossos d’Esquadra le alcanzó el ojo derecho en las proximidades de ‘El Corte Inglés’. La bala le dejó tuerto al dañar irreparablemente su córnea, el cristalino y la retina. Sorprendentemente, la fotografía del fotoperiodista Jordi Borrás retratando el momento en que Cilia resultó alcanzado por la bala policial despareció rápidamente de la red social de Facebook.

En cuanto a Ester Quintana, se trata de la víctima más reciente de los Mossos d’Esquadra. Quintana atribuye a ese cuerpo policial el lanzamiento del proyectil que la dejó tuerta, algo que el Consejero de Interior, Felip Puig, niega rotundamente. No sé con exactitud cómo quedará esta mujer en la cuarentena, pero es probable que se quede ciega de ese ojo para siempre.

Un proyectil lanzado a 700 kilómetros por hora.

Angelo Cilia perdió la visión de un ojo al ser alcanzado por una pelota de goma. Emporda.info.

Angelo Cilia perdió la visión de un ojo al ser alcanzado por una pelota de goma. Emporda.info.

Para los que hemos recibido alguna vez un pelotazo, la necesidad de retirar este armamento de la panoplia de recursos destinados a disolver, o reprimir, a una manifestación, es algo que resulta evidente. Tengo la impresión de que con el paso de los años ha ido disminuyendo el diámetro de esta bola y su dureza, pero aún así su potencia puede calificarse de bestial, ya que es capaz de romper los huesos de la cara, reventar el globo ocular, provocar cojera durante varios días (un mes estuve yo) o golpear el pecho de alguien con fuerza suficiente como para provocar su muerte por paro cardiaco.

Estoy convencido que esos mismos policías que disparan a la altura de la cabeza o del estómago de los manifestantes jamás lo harían si pensaran que podrían alcanzar a a alguno de sus hijos, familiares o amigos. Además, existe un protocolo de actuación sobre la utilización de esas armas que se está incumpliendo fehacientemente.

Quiero afirmar que yo, como entiendo que otras víctimas de las pelotas de goma, jamás he destrozado mobiliario público alguno, ni me encontraba cerca de la policía cuando fui alcanzado, como ha sido el caso de otros numerosos afectados.

Iñigo Cavacas fallezó como consecuencia del impacto de una pelota de goma. 2012.

Iñigo Cavacas fallezó como consecuencia del impacto de una pelota de goma. 2012.

Se han producido suficientes muertes ya y suficientes mutilaciones como para exigir que tal armamento criminal sea retirado irreversiblemente de la panoplia de los recursos policiales destinados a disolver, o reprimir, a una manifestación. Tengo entendido que en el País Vasco, -ocurrió en el Parlamento-, se aprobó la retirada definitiva del mencionado arsenal tras la muerte de Cabacas, establecida a partir del 1 de enero de 2013. Más adelante, he podido leer que había una propuesta policial de remplazar las pelotas actuales por otras que no fueran duras como balas de cañón.

En Ponferrada, que yo sepa, nunca se han utilizado estos proyectiles. Es más, creo que si se hiciera algo así se provocaría un motín. Lo que no evitó que los antidisturbios las utilizaran durante las últimas protestas mineras en nuestra zona. En cualquier caso, resulta más que obvio, vistos los hechos, que no se debería utilizar ese armamento dada su elevada peligrosidad. Una opinión compartida por ‘Indignados por Fabero’, quienes desde esa localidad minera berciana han llamado a la ciudadanía a protestar contra esa situación con una recogida de firmas. Está más que claro que quien ideó tamaña iniquidad para reprimir las manifestaciones nunca participó en ninguna. Es más, probablemente jamás se le pasó por la cabeza protestar.

He visto también que se había iniciado, a través de las redes sociales, una campaña en contra de las pelotas de goma. Estas balas criminales que yo vengo denunciando desde hace muchos años, verbalmente y en este blog. A esa iniciativa se han sumado algunos artistas conocidos como el cantante Manu Chao, al que hace algunos años tuve la suerte de poder escuchar en directo en uno de sus conciertos celebrado en Sant Vicenç dels Horts (Cataluña). Pero no es el único, ya que cientos de ciudadanos anónimos se están añadiendo a ella.

Cartel. 'Prohibición de las balas de goma ¡Ya!'. Facebook.com.

Cartel. ‘Prohibición de las balas de goma ¡Ya!’. Facebook.com.

La campaña la han puesto en marcha familiares y amigos de Ester Quintana, la mujer que perdió un ojo durante una de las manifestaciones celebradas en Barcelona coincidiendo con la huelga general del pasado 14-N. A mí la campaña me alcanzó a través de la páginaDemocracia real Ya en Facebook. Una página que no ha dejado de crecer hasta alcanzar la cifra actual de casi medio millón de seguidores. En Twitter, la campaña está usando los hashtag (etiquetas) #ojocontuojo, #stopbalesdegoma y #animsester.

Los amigos de Ester Quintana han abierto un correo electrónico (ojocontuojo@hotmail.com) en el que piden a la ciudadanía contraía a las pelotas de goma que les envíen fotos con el ojo izquierdo tapado. Por el momento les están llegando miles de fotografías.

Sueño con un mundo en el qué, como decía hace pocos días en Bembibre el sindicalista del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT), Pepe Caballero, los policías municipales no sean necesarios. Ni estos, ni policía de otros tipos, reciclados todos ellos en otras actividades porque no habría ni opresión, ni injusticias, ni abusos que armaran los manos del oprimido. Ni tampoco desigualdades, como las de ahora, que claman al cielo. En Marinaleda –según dijo Pepe- no hay policías. ¿Por qué? Sencillamente porque estos no son necesarios. El orden y la justicia es una responsabilidad que todos y todas asumen colectivamente.

El comprometido cantante Manu Chao se ha sumado a la campaña de denuncia contra las pelotas de goma asesinas. Nov. 2012.

El comprometido cantante Manu Chao se ha sumado a la campaña de denuncia contra las pelotas de goma asesinas. Nov. 2012.

Ahora os dejo con el enlace de ‘Change.org’, en donde encontraréis la manera de sumaros a una ciberacción que deseo que marque la retirada definitiva de esta arma criminal. La petición está dirigida a la Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo, y en ella encontraréis información más detallada sobre las temibles características técnicas del arma que hoy denuncio.

Un ecologista en El Bierzo.

#Ojocontuojo, campaña contra el uso de pelotas de goma por parte de los Mossos d’Esquadra. 21/11/12. 20minutos.es.

Iñigo Cabacas, de 28 años, muerto por una pelota de goma de la Ertzaintza. 09/04/12. Larepublica.es.

Ares pide perdón y anuncia la restricción del uso de pelotas de goma. 13/04/12. Diariovasco.com.

Un joven acusa a los Mossos de reventarle un ojo de un pelotazo. 04/08/10. Elperiodico.es.

¿Quién ha dejado ciego a Angelo Cilia? 04/04/12. Catalunyapress.cat.

Ester Quintana: “Que Felip Puig me mire y me diga que no hubo cargas”. 29/11/12. Eldiario.es.

Manu Chao. Facebook.com.

Perdre un ull / perder un ojo (en catalán). 29/11/12. Youtube.com. 15Mbcn.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s