Doha, más de lo mismo, es decir nada

XVIII Cumbre sobre Cambio Climático de Naciones Unidas. Doha. 27 nov. – 7 dic. 2012. Fuente: lostiempos.com.

XVIII Cumbre sobre Cambio Climático de Naciones Unidas. Doha. 27 nov. – 7 dic. 2012. Fuente: lostiempos.com.

XVIII Cumbre sobre Cambio Climático. Doha, 27 nov. – 7 dic. 2012.

Poca información me llegó sobre esta nueva COP 18/ CMP8, celebrada en las calientes arenas de Qatar y lejos de Europa, que ha pasado casi desapercibida por aquí.

De hecho, he notado menos expectación por las negociaciones de esta ’18 Conferencia de las Partes del Convenio Marco de Naciones Unidas para el Cambio Climático’ que por otros encuentros similares, como el anteriormente celebrado en Durban (Sudáfrica). Se diría que se respira cierto cansancio y resignación en la población, posiblemente como respuesta a los escasos avances realizados en este campo. En ese sentido, la reunión de Doha parece darle la razón a quienes así piensan, pues ha resultado tan ineficaz como su antecesora.

Para los más curiosos señalaré que en Doha se encuentra la sede de la cadena de televisión Al-Yazira, uno de los principales medios de comunicación internacionales en lengua árabe, y también que en el año 2022 Qatar será la sede de la Copa del Mundo de Fútbol.

Manifestación en Copenhague contra el cambio climático. 12 dic. 2009.

Manifestación en Copenhague contra el cambio climático. 12 dic. 2009.

Retornando al tema de hoy, a grandes rasgos diría que superado el momento crítico de la Cumbre del Clima de Copenhague -que supuso una enorme movilización mundial alimentada por la esperanza de un cambio- parece como si la desilusión se hubiese instalado hasta en los mismos activistas, agotados por tantas alertas, recomendaciones, campañas sobre el clima, y esfuerzos vanos realizados. Es más, ni siquiera las advertencias apocalípticas de los expertos parece que  sirvan para gran cosa.

Si me apuran, yo propondría como herramienta ciudadana para intentar convencer a los principales contaminadores mundiales -entendámonos EE.UU., India y China- sobre la necesidad urgente y perentoria de tomar medidas, que organizásemos encuentros alternativos a los de las Naciones Unidas, al estilo del celebrado en Madrid coincidiendo con la Cumbre de Río de Janeiro.

Ciertamente las medidas surgidas de estos encuentros presentarían el inconveniente de no ser vinculantes, pero si nos atenemos a lo que se consigue en los encuentros oficiales, en los que algunos países parece que se esfuercen en restar, o peor aún simplemente se desdicen de lo aprobado (como recuerdo que sucedió el año pasado con Canadá), mientras  que otros siguen negándose a ratificar la primera parte del Protocolo de Kioto (como EE.UU., que  tampoco lo lo ha hecho con la segunda), tampoco  lo veo tan mal. Y menos aún si consideramos que en Doha otros países tampoco se han sumado a esa segunda parte del Protocolo de Kioto, como Rusia, Japón y Nueva Zelanda. Vamos, como para coger los bártulos y decirles ahí os quedáis guapos.

Es seguramente lo que les habrá pasado por la cabeza a aquellos países que han reafirmado en Doha su compromiso con el Protocolo por ocho años más (hasta el 2020), entre ellos los pertenecientes a la Unión Europea (UE). En ese sentido podemos afirmar que la UE está demostrando una solidaridad ejemplar y que para sí quisieran otros países, como por ejemplo el gigante norteamericano, considerado como el más industrializado del planeta y el mayor emisor de CO2 del planeta.

El acuerdo de Doha prorroga el protocolo de Kioto hasta 2020.

Cañete afirma que Doha ha servido para avanzar hacia un gran acuerdo vinculante en 2015. Doha, 2012. Fuente: lainformación.com.

Cañete considera que Doha ha servido para avanzar hacia un gran acuerdo vinculante en 2015. Doha, 2012. Lainformación.com.

El ministro español de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, también presente en Doha, se mostró “satisfecho” del resultado de la cumbre, que incluye la prórroga del Protocolo de Kioto hasta 2020, ya que para él “el mayor fracaso hubiera sido salir de Doha sin un solo acuerdo”. Ambición poca, se nota.

Otros países que se han sumado al compromiso europeo son Noruega y Australia. El problema (si podemos llamarle así) es que estos dos, junto con todos los de la Unión Europea, sólo representan el 15 por ciento de la totalidad de las emisiones globales. Con lo cual, el 85 por ciento restantes seguirán campando, o mejor diríamos volando, y contaminando el aire a todos los demás.

Mientras tanto, los especialistas insisten en sus pronósticos agoreros. Éstos anuncian modificaciones irreversibles en las corrientes oceánicas e inundaciones generalizadas capaces de generar millones de exiliados climáticos en decenas de países. Sólo en el Bangladés se podría alcanzar la cifra de un centenar de millones de estos emigrantes forzados, mientras que otras poblaciones, situadas sobre islotes oceánicos coralinos, están simplemente condenadas a desaparecer de la faz de la Tierra.

Mientras todo esto sucede y el hielo ártico se funde a marchas agigantadas, (algo en esta ocasión que no precisa de los expertos para acreditarlo puesto que con las fotos tomadas durante las últimas décadas se puede apreciar a simple vista cómo han desaparecido kilómetros de glaciares y como la isla de Groenlandia, eternamente blanca, está cambiando de color), los 194 países reunidos de Doha, -con los presidentes de las principales potencias ausentes-, se han dedicado a hablar de superávits de emisiones y a mercadear la compraventa de estas últimas.

En mi opinión está claro que mientras la decisión final de la lucha contra el cambio climático siga en manos de los políticos, -y no de unos expertos con capacidad para decidir y adoptar medidas impopulares pero indispensables-, no se conseguirá nada. Como se dice corrientemente, los unos por otros la casa sin barrer. El problema es que, en esta ocasión, esa casa es la de todos.

En estos momentos se habla de controlar el cambio climático para que no se dispare más allá de los 2ºC sobre lo ya conocido. Sin embargo, todos los que henos vivido cierto tiempo sabemos que en la década de los años cincuenta el clima cambió y que ya no es el mismo que conocimos de niños. De este modo, mi generación ha sido testigo de un cambio que, en teoría,  precisaría de cientos de miles de año para producirse.

Los huracanes, los monzones, los seísmos, los tsunamis (tan frecuentes en estos últimos días) parecen enviarnos señales de aviso que no parecemos dispuestos a escuchar. La indecisión, la negación de la realidad, la falta de adopción de medidas necesarias, son posturas y actitudes que, no lo dudo, nos resultarán más dañinas y costosas, -económicamente y en dolor humano-, que sujetarse a una necesaria disciplina.

En el fondo creo que todos sabemos que esto que escribo aquí es así, pero las miras cortoplacistas de los gobernantes, y también –no lo olvidemos- sus intereses particulares (que nos presentan como si fuesen los generales de su país), cercan y continuarán bloqueando en el futuro cualquier solución cabal al problema.

Un ecologista en El Bierzo.

La contaminación del aire provoca más muertes que los accidentes de circulación. Fuente: elpais.com.

La contaminación del aire provoca más muertes que los accidentes de circulación. 2012. Elpais.com.

Qatar-strofe climático.

La asociación ‘Globalízate’ considera una catástrofe los resultados obtenidos en la cumbre de Qatar. De nuevo, se vuelven a aplazar las importantes decisiones que deben ser tomadas para evitar un cambio climático peligroso y nos enfrentamos a un proceso irreversible de calentamiento global.

La parte principal del acuerdo de prorrogar Kioto hasta 2020 muestra la falta de iniciativa y de liderazgo de las potencias occidentales. No es asumido el fracaso de este acuerdo ya que con él, hemos alcanzado las 390 partes por millón (ppm) de CO2 en la atmósfera. Ya estamos en un nivel inseguro de CO2 estimado en 350 ppm y con esta falta de acción llegaremos pronto a las 400 ppm. Un umbral estimado por muchos científicos como de no retorno. Con este mal llamado acuerdo de Doha nos encaminamos hacia un cambio climático fuera de control.

En los últimos años, hemos visto grandes desastres provocados por fenómenos meteorológicos extremos y estos se han producido con sólo un aumento de 0,7 grados centígrados en la temperatura global de la atmósfera. ¿Qué ocurrirá cuando lleguemos o superemos los 2ºC?

La ausencia de los principales líderes mundiales muestra la apatía con la que los gobiernos se enfrentan a este problema. O quizás realmente están cumpliendo el papel impuesto por las grandes corporaciones a través de las subvenciones de las campañas electorales. Parece claro que dentro de este sistema negociador no hay solución al calentamiento. Para combatir el cambio climático hay que redefinir de forma completa el sistema energético basado en la actualidad en los combustibles fósiles y esto no interesa de ninguna manera a las grandes petroleras.

Sobre la financiación para combatir el cambio climático se usa de forma hipócrita la excusa de la crisis para invertir en mitigación y adaptación de los países más pobres. Cuando no había crisis tampoco se financiaban proyectos para reducir emisiones en países que luchan contra el cambio climático protegiendo sus bosques y adoptando modelos sostenibles. En países incluso más pobres, que no tienen la culpa del cambio climático, se les hacían falsas promesas de financiación que después nunca llegaron para apoyar el proceso.

Ya han pasado muchas cumbres vendidas como exitosas y la realidad es tozuda: seguimos emitiendo por encima de los niveles de seguridad. Han pasado unos años y todas las predicciones del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC) parece que se están quedando cortas. ¿Cuántas cumbres necesitaremos para llegar a un acuerdo de reducción de Gases de Efecto Invernadero (GEI) obligatorio y vinculante?

Contaminación en la avenida de América. Madrid, 19 enero 2011. Fuente: ecomovilidad.net

Contaminación en la avenida de América. Madrid, 19 enero 2011. Ecomovilidad.net.

La transición hacia un modelo energético sostenible basado en las renovables tendrá que producirse en algún momento. Podemos seguir esperando a que el cambio sea obligado por circunstancias excepcionales y sea abrupto con graves consecuencias para la especie humana y el resto de biosfera o empezamos la transición para que el cambio no sea brusco.

Para llevar a cabo el cambio de modelo energético, las soluciones pasan, como señala George Monbiot en uno de sus últimos artículos, por “empezar a articular una nueva política: una que considere legítima la intervención, que tenga un propósito que vaya más allá de la emancipación de las empresas disfrazada de libertad de mercado, que ponga la supervivencia de la gente y el mundo natural por encima de la supervivencia de unos cuantos sectores industriales favorecidos. Dicho de otro modo, una política que nos pertenezca a nosotros, no solo a los muy ricos.”

Sobre el papel de la Delegación española en Qatar podemos decir sin temor a equivocarnos que es un sarcasmo pretender que un ministro con acciones en una petrolera vaya a Doha a apoyar medidas de reducción de emisiones de GEI. Además, son incontables los Secretarios de Estado de Medio Ambiente que han vendido como éxito cumbres del clima sin avances y con división. Parece que hay que vender siempre un éxito una cumbre, aunque el citado Secretario incluso dijera hace uno meses que el cambio climático “ni lo negamos, ni lo afirmamos”.

En definitiva, nos encontramos en manos de unos irresponsables cortoplacistas, que dentro de unos años, dirán que teníamos razón y que habría que haber tomado medidas serias y vinculantes para reducir nuestras emisiones. Algunos pedirán perdón, pero ya será tarde para millones de personas y para determinadas zonas del planeta.

Globalízate. Mario Cuellar. 09/12/12.

El cambio climático está provocando el deshielo del polo poniendo en peligro la supervivencia del osos polar. Fuente: eluniversal.com.

El cambio climático está  poniendo en peligro la supervivencia del osos polares. Eluniversal.com.

Instan a rechazar los resultados de Doha. 09/12/12. Ecologistasenacción.

Cumbre de Doha: “Los países industrializados bloquean la salida para frenar el cambio climático”. 10/12/12. Boletinagrario.com.

Cañete afirma que Doha ha servido para avanzar hacia un gran acuerdo vinculante en 2015. 10/12/12. Lainformacion.com.

Durban: los intereses nacionales posponen nuevamente la toma de decisiones sobre el cambio climático. 14/12/11. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

El 15-M celebra su propio ‘Río + 99%’ coincidiendo con la ‘Cumbre de la Tierra’ 19 de Junio de 2012. 19/06/15. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

La cumbre de Copenhague fracasa evidenciando el error de dejar en manos políticas las decisiones sobre nuestro futuro climático. 20/12/09. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s