35 alegaciones, 1.194 firmas en papel y más de 3.000 electrónicas se oponen a la construcción de una minicentral eléctrica en el río Ancares

Portada de la página de 'Salvemos el río Ancares' en Facebook. 13 enero 13. Facebook.com.

Portada de la página de ‘Salvemos el río Ancares’ en Facebook. 13 enero 2013. Facebook.com.

‘Salvemos el río Ancares’ presentó ayer alegaciones contra el ‘Salto de Ocedo’, en la cuenca del río Ancares, junto con 1.194 signaturas que las respaldan. Por otra parte, en la página de recogida de firmas que ha abierto en ‘Change.org’, creada a mediados del mes de enero, ya lleva recogidas más de tres mil firmas.

El lunes 21, el colectivo  responsable de la recogida de las firmas, -sobre todo en la zona más inmediata al proyecto (San Pedro de Olleros, Vega de Espinareda, Quilós, Villabuena y Cacabelos)-, anunció en su página en Facebook que el Consorcio de la Reserva de la Biosfera de los Ancares Leoneses también estaba dispuesto a presentar alegaciones contra la presa. Una información que la Asociación Cultural Ecobierzo, también personada en la oposición, saludó felicitando al Comité Científico del Consorcio a través de las redes sociales. Éste respondió con palabras de agradecimiento.

Miembros de 'Salvemos el Río Ancares' y del Comité de Defensa Civil inspeccionan la zona donde se situaría el Salto de Ocedo. 12 nov. 2012. Foto: Enrique L. Manzano.

Miembros de ‘Salvemos el Río Ancares’ y del Comité de Defensa Civil inspeccionan la zona donde se situaría el ‘Salto de Ocedo’. 12 nov. 2012. Foto: Enrique L. Manzano.

Como quiera que ya hace más de una semana que la plataforma  ‘Salvemos el río Ancares’ me comentó -a través de sus miembros Alfredo García Y Gumersindo Vega- que se habían reunido con el alcalde de Vega de Espinareda, Santiago Rodríguez (PSOE), y que éste les había denegado su apoyo argumentando que la presa creaba puestos de trabajo, me veo obligado a hacer algunas reflexiones. Si cabe más necesarias aún si consideramos que este señor es el presidente del Consorcio de la Reserva de los Ancares Leoneses.

Iré al grano. Para mí la postura del también alcalde socialista de Vega de Espinareda no admite justificación alguna. Y no merece tampoco mayor credibilidad que sus supuestas  esperanzas de creación de empleo en la zona, como luego explicaré. Porque no se puede comprender que defienda una postura contraria a los objetivos proclamados por el organismo que preside. En ese sentido, creo que haría bien de dimitir, dejando su cargo en otras manos, éstas últimas realmente comprometidas con la protección de la Reserva.

El domingo pasado (día 20 de enero) el edil -a todas luces forzado por la gran preocupación e inquietud que ha despertadado este asunto- convocó una reunión en San Pedro de Olleros, y allí –según la versión aportada por uno de los miembros de ‘Salvemos el río Ancares’ que estaba presente en la sala- dijo que no estaba “ni a favor ni en contra” del proyecto. Sin embargo, no dudó en alabar los supuestos aspectos positivos para el municipio del proyecto en curso, omitiendo cualquier información sobre sus graves y negativos impactos.

No se crean puestos de trabajo.

El alcalde de Vega de Espinareda, Santiago Rodriguez (PSOE). 2013.

El alcalde de Vega de Espinareda, Santiago Rodriguez (PSOE). 2013.

Trasladar el debate a si se crean puestos de trabajo o no, es ya, de por sí, un craso error de bulto. Porque la obra afecta a una Reserva de la Biosfera y los ordenamientos y leyes están hechas para respetarse. Desde luego no son un papel de usar y tirar cuando nos conviene. Es más, es sobre este respeto a la legalidad que reposa el correcto funcionamiento de la sociedad, y hacer lo contrario es lo que propicia automáticamente la aparición de corruptelas. Por no llamarlas “putrefacciones”, que son las que estamos padeciendo hoy en casi todos los ámbitos de la política.

Antes que nada, destacaré que las alegaciones presentadas por diferentes grupos coinciden en señalar que este tipo de ‘minicentrales’ eléctricas funcionan a distancia, es decir, telecomandadas. Por lo que resulta bastante improbable que éstas puedan generar más allá de uno o dos puestos de trabajo fijos. Y esto, cuando lo hacen. En este aspecto, coinciden la mayoría de las opiniones que he escuchado de personas acreditadas. Más creíbles, desde luego, que algunas de las informaciones interesadas y fantasiosas que contiene el Estudio de Impacto Ambiental (EIA) presentado por  los promotores de la central eléctrica.

También, he de decir que en la mayoría de las  alegaciones presentadas contra el proyecto se señala que la posible creación de algún puesto laboral no compensa el probable perjuicio económico que la central produciría en la zona. De hecho, existe una coincidencia extendida en apreciar que restaría visitantes a la zona. Una apreciación que viene avalada por las alegaciones presentadas por colectivos como ‘Pescaleón’, una asociación que  cuenta con un centenar de asociados, o por la Real Federación Española de Piragüismo.

Por otra parte, subrayo que al situarse el proyecto en la zona limítrofe de la Reserva, -pero aún dentro de ella-, hay responsabilidades de protección que incumben al Consorcio de la Reserva. Y que le corresponde a su presidente, el socialista Santiafo Rodríguez,  defenderlas.

Conservación y protección de la biodiversidad.

El valle de Ancares, en la Reserva de la Biosfera de los Ancares Leoneses, visto desde San Pedro de Olleros. 12 sept. 2012. Fuente: unecologistaenelbierzo.wordpress.com. Foto: Enrique L. Manzano.

El valle de Ancares, en la Reserva de la Biosfera de los Ancares Leoneses. 12 sept. 2012. Foto: Enrique L. Manzano.

El 23 de febrero de 2012, cuatro de las ocho Reservas de la Biosfera de Castilla y León suscribieron el acta de constitución de la Red de Reservas de la Biosfera de Castilla y León. La de los Ancares Leoneses es la que ostenta hoy la Secretaría de esa red. Esta última reserva, -declarada como tal por la Unesco el 25 de octubre de 2006-, define así sus objetivos generales: “La función principal de estos espacios es obviamente la conservación y protección de la biodiversidad”.

Desde luego puedo asegurar que no es levantando barreras en las cuencas de los ríos la mejor forma de proteger la biodiversidad. Algo que reconoce incluso la administración del Estado, que ha empezado a dedicar importantes presupuestos a desmontar presas obsoletas situadas en las cuencas fluviales. La razón es que impiden la conectividad longitudinal en los cauces.

En esta línea discursiva invito al señor Rodríguez a que lea en ‘La Crónica de León’ una noticia publicada el mismo día en que se cerraba el plazo de presentación de las alegaciones contra este proyecto injustificable que afecta al río Ancares, aunque referido en este caso a la demolición de la presa de Varela. Unos trabajos que, por cierto, está sufragando la Confederación Hidrográfica del Duero. El derrumbamiento de esta presa obsoleta forma parte del proyecto de restauración de ríos que la Confederación desarrolla para la recuperación de los cauces originales.

Así pues, un proyecto como el presentado por Suma de Energías S. L. carece de sentido y se enfrenta a las orientaciones actuales. Más aún si se considera que nuestra comarca es ampliamente excedentaria en producción eléctrica.

Zona donde se situaría el paso aéreo de la tubería sobre el cauce del río Ancares. 12 enero 2013. Fuente: unecologistaenelbierzo.wordpress.com. Foto: Enrique L. Manzano.

Zona donde supuestamente se situaría el paso aéreo de la tubería proyectada sobre el cauce del río Ancares. 12 enero 2013. Foto: Enrique L. Manzano.

Y por si estos argumentos no fuesen suficientes, recordaré aquí otras de las funciones atribuidas a las Reservas de la Biosfera. Ésta por ejemplo: “Función de Conservación de los paisajes, conservación de las especies y conservación de la variación genética”. Unas premisas que no sólo incumplen este tipo de construcciones, sino que además consiguen el efecto opuesto, pues éstas últimasd ni fomentan la conservación, ni protegen el paisaje, ni tampoco la variación genética. Además, suponen el riesgo añadido para que  la Unesco deniegue la calificación de reserva de la biosfera a esa zona, lo que supondría  la retirada de los fondos europeos destinados a tal fin. Subvenciones que, hoy por hoy, están sirviendo para encauzar una gran cantidad de proyectos sostenibles, como se puede comprobar mirando la página web de la Reserva.

Precisamente, son los valores naturalistas los que constituyen el mayor potencial de desarrollo de esta zona, la cual crece en número de negocios de hostelería y alojamientos de turismo rural, elaboración de productos artesanales, desarrollo de la pesca fluvial o de actividades relacionadas con el senderismo y el turismo de naturaleza, aunque -es cierto- lo haga de forma muy pausada. Son factores que actúan como estimuladores de la depauperada economía de la zona. Es más, el posible efecto negativo de la presa proyectada sobre el turismo en la zona aparece claramente observado en el documento presentado por ‘Agazos Medio Ambiente’, la empresa dependiente del Grupo Viloria responsable del estudio: “Otro de los impactos significativos es la alteración y consiguiente pérdida de naturalidad de la zona, que poseen globalmente ciertos valores paisajísticos y naturales. Todo ello podría provocar además un efecto indirecto sobre el turismo, parcialmente explotado mediante algunas rutas de senderismo que discurren por las inmediaciones de la zona de proyecto”.

La zona inundable donde se situaría el azud ahogaría los pastos ahora existentes. 12 enero 2013. Fuente: unecologistaenelbierzo.wordpress.com. Foto: Enrique L. Manzano.

La zona inundable donde se pretende situar el azud ahogaría los pastos ahora existentes. 12 enero 2013. Foto: Enrique L. Manzano.

No entraré en más detalles sobre las especies que precisan protección en la zona. Son éstas muchas y alargarían este artículo en exceso. Sólo recordaré que, situada a menos de tres kilómetros del salto proyectado, se encuentra la Zona de Especial Protección de las Aves ES4130010. Y que entre las decenas de alegaciones presentadas contra el proyecto hay varias que denuncian un efecto perjudicial sobre la naturalidad del río Ancares.

Me referiré también el escrito de ‘Pescaleón’, que plantea el peligro que para la fauna piscícola supondrían los caudales mínimos planteados por los promotores del proyecto, o el negativo fraccionamiento del ecosistema fluvial, así como a la presencia de una escala de peces “infranqueable” (según la asociación), a parte de la desprotección que aportarían estos cambios a especies protegidas como, por ejemplo, el desmán ibérico o almizclera (Galemys pyrenaicus).

La población local se opone al proyecto.

Sobre la aceptación local del proyecto hay una cita curiosa en la página 168 del EIA que dice textualmente: “Haciendo una valoración inicial de manera general se puede decir que la aceptación del proyecto se considera buena, tanto por las autoridades locales como por los habitantes de los núcleos de población afectados que ven con buenos ojos cualquier proyecto que pueda generar empleo y redunde en beneficio de la zona”.

La entrada a San Pedro de Olleros viniendo de Vega de Espinareda. 10 sept. 2012. Fuente: unecologistaenelbierzo.wordpress.com. Foto: Enrique L. Manzano.

La entrada a San Pedro de Olleros viniendo de Vega de Espinareda. 10 sept. 2012. Foto: Enrique L. Manzano.

Comentario que se me antoja muy poco exacto, pues a parte del alcalde de Vega de Espinareda no parece que demasiados vecinos estuvieran al tanto de la presentación de un proyecto que ya fecha del año 2008. Se advierte, pues, poca seriedad en el estudio presentado, que recurre en numerosos lugares al consabido ‘corta y pega’ y aporta numerosos datos inexactos, mientras obvia otros  indispensables.

Desde luego, más de mil firmas en papel y de tres mil por correo electrónico, en una zona casi despoblada, no parecen indicar una gran comunión vecinal con lo proyectado.

Un ecologista en El Bierzo.

Más de mil firmas contra un salto hidroeléctrico en el río Ancares. 23/01/13. Diariodeleon.es.

Quejas por el desinterés del alcalde sobre el impacto. 23/01/13. Diariodeleon.es.

El proyexto de minicentral eléctrica en el río Ancares. La línea roja es la tubería que habría que construir.

El proyecto de minicentral eléctrica en el río Ancares. La línea roja representa la tubería que se habría de construir.

La Reserva de la Biosfera de Ancares Leoneses se suma a la constitución de la Red de Reservas de la Biosfera de Castilla y León. 24/02/12. Ancaresleoneses.es.

La CHD derriba el azud de Varela para mantener el cauce natural del río Cea. 22/01/13. Lacronicadeleon.es.

Ecobierzo presenta alegaciones en defensa de los ríos Barjas y Ancares. 22/01/13. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

Pescaleon presenta alegaciones al proyecto de minicentral del río Ancares. 18/01/13. Pescaleon.com.

Anuncios

Una respuesta a “35 alegaciones, 1.194 firmas en papel y más de 3.000 electrónicas se oponen a la construcción de una minicentral eléctrica en el río Ancares

  1. Pingback: Compromiso Socialista pide la dimisión del presidente de la Reserva de la Biosfera de los Ancares Leoneses por “desproteger el patrimonio natural” | Un ecologista en El Bierzo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s