Desaparecen 200.000 toneladas de carbón público que estaban bajo la custodia de Victorino Alonso

Una imagen del carbón en Laciana. Fuente: filonverde.es.

Una imagen del carbón en Laciana. Fuente: filonverde.es.

Lo que sucede aquí no ocurre en ningún otro lugar del mundo: Hunosa acaba de declarar que han desaparecido 200.000 toneladas de carbón de la Reserva Estratégica del Carbón del Estado. ¡He dicho toneladas, no kilos! Y esto ha ocurrido, presuntamente, bajo la vigilancia del almacén estratégico por parte de esa empresa pública. Necesitaríamos más de mil camiones de alto tonelaje para poder mover semejante cantidad de mineral.

Podíamos pensar que se trata de una inocentada, pero aún falta mucho para finales de diciembre. Estaríamos ante un hecho real, denunciado este fin de semana en el diario ‘La Nueva España’. Ahora, para justificar su propia ineptitud, Hunosa dice que en sus inspecciones del almacén ya en agosto pasado detectó una merma en el volumen de la montaña de carbón.

Esto es lo que entiendo que puede haber sucedido. Como Hunosa no dispone de un espacio donde almacenar el carbón le pidió Victorino Alonso que se lo guardase, puesto que el empresario minero sí dispone de un espacio suficiente. Vamos, es algo así de tonto (o de interesado) como si intentar poner a buen recaudo un objeto de valor para que no te lo roben y entregarle las llaves del cajero al ladrón. En definitiva, que ha vuelto a pasar lo de siempre, aquello de que una vez más elegimos poner a la zorra al frente del gallinero. Y como en la fábula de la rana y el escorpión, todo acaba sucediendo según el guión previsible.

Victorino Alonso (en el centro) llega al juzgado de Huesca. 16oct12. Rradiohuesca.com.

Victorino Alonso (en el centro) llega al juzgado de Huesca. 16 oct. 2012. Rradiohuesca.com.

Porque, vamos, el señor Victorino no es precisamente un angelito. Su historial es suficientemente ilustrativo en ese aspecto y así lo indica. Sobre sus espaldas acumulan alguna condena, aunque ignoro si habrá llegado a pasar algún día en prisión, lo que dudo seriamente. Porque en este país los peces gordos nunca van a parar a la cárcel, sólo los pequeños rateros. Y Alonso es un especialista del fraude y el chantaje, y de los gordos.

Hace ya bastantes años fue condenado por engañar a Unión Eléctrica Fenosa, vendiéndole un carbón de ínfima calidad para su central en Cubillos del Sil fraudulentamente recubierto con una fina capa del bueno. Todo el mundo tiene claro que nunca hubiese podido conseguir que su engaño prosperase sin la colaboración de los encargados del control. Pero ya se sabe, vivimos en un país en el que sigue saliendo más barato pagar una multa que cumplir con la ley. Y así muchos la incumplen. Los muchos ejemplos saltan desgraciadamente a la vista.

En 2010, después de 16 años y largos y farragosos litigios interpuestos por Fenosa en juzgados de León y Madrid, el Tribunal Supremo dio un sorprendente vuelco a ese proceso civil al condenar por fraude en la calidad del mineral a varias sociedades de Victorino Alonso. La sentencia firme y ya sin recurso alguno, condenó al mayor empresario minero del país a pagar13 millones de euros, sumando intereses y costas.

La cueva neolítica de Chaves, situada en la finca de Bastarás del empresario Victorino Alonso fue arrasada hasta los cimientos. Huesca. 2007.

La cueva neolítica de Chaves, situada en la finca de Bastarás del empresario Victorino Alonso, fue arrasada por completo.. Huesca. 2007.

Un año antes, en 2009, Alonso saltó también a la fama por otro deplorable motivo: la completa destrucción del legado prehistórico que desde hacía siglos se cobijaba en la cueva de Chaves, en Huesca (Aragón). Un santuario arqueológico, por desgracia, enclavado en una finca propiedad del empresario. Por lo visto, a éste le molestaba que se acercara gente atraída por el interés del yacimiento y no se le ocurrió nada mejor para acabar con el problema que encargar a una empresa que excavara el yacimiento hasta la roca viva. Dicen las malas lenguas que con las piedras extraídas Alonso fabricó un abrevadero para las cabras.

Alonso, tras las denuncias presentadas por grupos culturales y ecologistas, acabó viéndose imputado por esta actuación, desde luego muy poco respetuosa con el pasado remoto de los aragoneses. Sin embargo, desconozco cuál es la situación actual de todo eso.

Ahora, volvamos a la montaña de carbón de Hunosa. Todo parece indicar que a Alonso, que lleva meses esperando que el Gobierno le pague parte de los 110 millones de euros correspondiente a la subvención destinada a los productores del carbón se le ha acabado la paciencia. Y es por esto que, ni corto ni perezoso, no ha tardado en reaccionar. Burdamente, como acostumbra a hacerlo. No se ha parado a considerar, ni por un momento, que ese retraso en la liquidación pudiera tener algo que ver precisamente con el injustificado mordisco que Hunosa habría constatado en la montaña del carbón. Probablemente su naturaleza le ha impulsado a asegurarse la presa llevándose el mineral. Así, de paso, ya se aseguraba el cobro.

El ministro de Industria Juan Manuel Soria. 2012. Publico.es.

El ministro de Industria Juan Manuel Soria. 2012. Publico.es.

La reacción de Alonso es también una respuesta ilegal a la orden del Ministerio de Industria, Energía y Turismo, para que las eléctricas no pagasen al empresario las facturas por el carbón hasta ahora consumido. Soria pensó en resarcirlas así del perjuicio originado por la desaparición del carbón. Lo sorprendente es que ahora es el empresario quien asegura que el ministro quiere acabar con él. Y arremete públicamente contra aquellos a quienes guardaba la propiedad hasta hace poco, asegurando que son los culpables de una odiosa conspiración.

Y es que las cifras no son baladíes. La cantidad de carbón volatizado tiene un valor de mercado aproximado de unos dieciocho millones de euros. Y el señor Alonso se defiende diciendo que él no es responsable de su desaparición. Asegura que esas 200.000 toneladas son las “mermas normales producidas por efecto del viento y la lluvia”.

Como decía al principio, creo que esto sólo puede suceder aquí. En Alemania, un político puede dimitir de su cargo simplemente porque haya plagiado un 20 por ciento de su tesis doctoral. Pero en España, nadie dimite, ni tampoco va a la cárcel. Y menos aún si hablamos de millones de euros (son dieciocho millones de euros los desaparecidos). Otra cosa hubiese sido de tratarse de una gallina.

Ya ofrecí mi punto de vista en un artículo anterior sobre la estrategia que persigue el empresario, que a mi manera de ver es el cierre total de sus minas. Entiendo que quiere deshacerse de los veteranos mineros, de sus costosos salarios, que le resultan poco rentables. Después ya verá lo que hace. Me señala un amigo minero que el empresario hasta ahora ha preservado los yacimientos mineros más asequibles y se ha dedicado a explotar los más difíciles, con el apoyo de las subvenciones europeas a la minería. Cuanto más profundo, cuanto más lejos, cuanto más difícil era el obtener el negro mineral, más dinero percibido por el grupo empresarial. Si de aquí a un tiempo la Unión Europea (UE) permitiera que prosiguiesen abiertas las explotaciones mineras rentables sin ayudas gubernamentales Alonso valoraría abrir las más accesibles. Pero ya con trabajadores ‘mileuristas’. Mientras tanto, todo indica que su grupo se dedicará exclusivamente a la importación del carbón extranjero,, para la cuyo cometido ya está gestionando y consiguiendo privilegios inimaginables en la utilización del puerto del Mussel, en Gijón.

De izquierda a derecha Manuel Núñez Pérez, Manuel García Prada, Rafael Álvarez, Miguel Alejo, Carlos López Riesco, José Antonio Álvarez Gundín, Miguel Martínez Fernández, Victorino Alonso y Antonio Silván, en el homenaje ofrecido por la Casa de León en Madrid al magnate del carbón y al periodista ponferradino. 20 febr. 2010. Fuente: D-B News.

De izquierda a derecha Manuel Núñez Pérez, Manuel García Prada, Rafael Álvarez, Miguel Alejo, Carlos López Riesco, José Antonio Álvarez Gundín, Miguel Martínez Fernández, Victorino Alonso y Antonio Silván, en el homenaje ofrecido por la Casa de León en Madrid al magnate del carbón. 20 febr. 2010. D-B News.

Alguien podría preguntarse: – “¿qué es lo que permite semejante aplomo y osadía al pícaro empresario minero?”. Pues probablemente que se siente muy seguro de los apoyos con los que cuenta. De los banqueros y de los políticos. Como escribió Marifé Moreno en ‘El País’, un 22 de marzo de 2010, después de que Alonso fuese condenado por su fraude a Unión Eléctrica Fenosa, “A pesar de tener una personalidad más que polémica, tanto miembros del PSOE como del PP han puesto como ejemplo en numerosas ocasiones su trayectoria personal y profesional”. Sin olvidar el homenaje que le ofreció la Casa de León en Madrid ese mismo año.

En los próximos días asistiremos a un rifirrafe de tiras y aflojas, que acabará cuando Alonso vuelva a salirse con la suya. En el fondo, yo creo que todo lo que sucede no es más que un paripé, una puesta en escena. Lo más probable es que Alonso y el Gobierno ya hayan pactado cómo acabará la película.

Encontrándome subiendo este artículo a la red, una última noticia me informa que, aparte de la cantidad de carbón propiedad de Hunosa desaparecida (que hemos situado en 200.000 toneladas), Alonso habría vendido dos veces otras 300.000 de carbón a Hunosa y a Endesa, según fuentes acreditadas. Por lo que Hunosa reclama ahora al empresario unos 45 millones de euros.

Un ecologista en El Bierzo.

Victorino Alonso y Ana Luisa Durán. Altosil.blogspot.com.

Victorino Alonso y la alcaldesa de Villablino, Ana Luisa Durán. Altosil.blogspot.com.

El Supremo condena por fraude al mayor empresario minero del país. 22/03/10. Elpais.com.

Victorino Alonso declara como imputado en el juicio por la destrucción del yacimiento de la Cueva de Chaves. 16/10/12. Cuevadechaves.wordpress.com.

La Casa de León en Madrid reúne a ‘lo mejorcito’ de las tierras leonesas en un homenaje a Victorino Alonso. 21/02/10. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

Hunosa descubrió en agosto que había desaparecido carbón de la reserva. 11/02/13. Diariodeleon.es.

Hunosa eleva a 500.000 toneladas de mineral el desfase en el almacén estratégico. 12/02/13. Elcomercio.es.

Victorino Alonso podría haber vendido dos veces 300.000 toneladas de carbón. 11/02/13. Rtpa.es.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s