Archivo diario: 01/07/2013

Ecobierzo recibe 112.755 visitantes durante el primer semestre de 2013

Internet está contribuyendo de manera importante a la libertad de expresión y comunicación. 2013.

Internet está contribuyendo de manera importante a la libertad de expresión y comunicación. 2013.

Hace seis meses recordé a mis lectores que la página web de Ecobierzo había alcanzado, en el año 2012, la respetable suma de 534.996 páginas consultadas. En 2011 fueron otras tantas y ocurrió otro tanto en 2010. En tres años los visitantes de esa página han consultado un millón setecientas mil páginas y descargado 300 gigabytes de información. Si sumamos a estas cifras las anteriormente conseguidas con ‘Un ecologista en El Bierzo’ –un cuarto de millón en 2009-, y las acumuladas durante el primer semestre de este año (355.779), vemos que ambas páginas superan ampliamente los dos millones de páginas consultadas. 2.210.767 exactamente.

Ecobierzo recibió 112.755 visitas durante el primer semestre de 2013, con una media mensual de 18.792, y 3,16 páginas consultadas de media por internauta. Desde luego son unas cifras de audiencia excelentes para una página web asociativa. 355.779 páginas consultadas en lo que va de año. En cuanto al tráfico en la web, en lo que va de año, ascendió a 74,10 gigabytes, mientras que en 2012 fueron 100,96 en su totalidad.

Cuando abrí ‘Un ecologista en El Bierzo’, en abril de 2009, me desaconsejaron incluir un contador de visitas (argumentándome que todo el mundo lo hacía). Y lo mismo ocurrió un año después con la web de Ecobierzo, aunque en esta ocasión la asociación tuvo la precaución de contratar uno interno.

Hoy Ecobierzo anuncia su intención de cerrar su página oficial para abrir una web gratuita y así poder destinar todas las cuotas de socios a acciones de la asociación. El colectivo lamenta no haber logrado un mayor apoyo social, capaz de garantizar su mantenimiento, evitando así tener que coloquen publicidad indeseada en su página.

Ecobierzo sitúa actualmente el número de sus seguidores en Facebook en 4.215, y espera llegar este año al límite de los 5.000 establecidos para la página.

Un ecologista en El Bierzo.

Ecobierzo. Histórico visitas primer trimestre 2013. Fuente ecobierzo.wordpress.com.

Ecobierzo. Histórico visitas primer trimestre 2013. Fuente ecobierzo.wordpress.com.

Ecobierzo contabiliza 534.996 páginas visitadas durante el año 2012. 07/01/13. Ecobierzo.org.

Ecobierzo: más de 445.000 lecturas durante el año 2011. 31/12/11. Ecobierzo.org.

Ecobierzo ya supera los cuatro mil seguidores en Facebook. 16/12/12. Ecobierzo.org.

La Asociación Cultural Ecobierzo arranca su nuevo blog con más de 6.000 visitas mensuales. 05/03/13. Bierzocomarca.eu.

‘Un ecologista en El Bierzo’ coge vacaciones

Llegó el verano y el calor, y con ellos las vacaciones. Y por primera vez en cinco años ‘Un ecologista en El Bierzo’, al que ya empiezan a pesarle los años y también las desilusiones, y que ve que conseguir que algo mejore en donde está es como intentar arar en el océano, ha decidido otorgarse un periodo de asueto total. La expresión es prestada, pues no es realmente mía, pero ilustra bien la imposibilidad de conseguir algo. Es cierto que alguna vez he pensado que el periodista Germán Valcárcel exageraba demonizando una sociedad tan cerrada como es la berciana, pero hoy creo que se queda corto.

Resumir en cuatro palabras lo que hay aquí, y que impide el desarrolla económico y social de El Bierzo, es tarea complicada, pues la corrupción está por todas partes. Está tan arraigada que probablemente serán necesarias varias generaciones para erradicarla. El poder de quienes se han presentado como salvadores de la tierra, -cuando han sido sus enterradores-, es tal que hasta el mero hecho de presentarlos como sospechosos de algo consigue que una legión de seguidores ciegos te mire como a un enemigo peligroso. Aquí todo es espurio, la ética es una palabra ajena a la vida corriente y no conozco prácticamente a nadie que mueva ficha si no es para alcanzar algún beneficio particular.

La otra faceta que me asusta de este lugar es la ignorancia, y la facilidad con la que se asume. Y, lógicamente, el atrevimiento que suele acompañarla. También la mala educación que hace que las palabras insultantes fluyan rápidamente, cuando no las amenazas físicas. En ningún lugar como aquí me he sentido tan continuadamente agredido por mis opiniones. Llega un momento es que la presión es insoportable. Y, en cambio, los apoyos recibidos son tímidos, escasos y sin apenas compromiso.

Como alguno recordará, a principio de año dejé de ocuparme de la Agenda Internacional, desbordado como me sentía por la acumulación de trabajo en la asociación, ya que además también atendía a la actualización de la estatal y la provincial (además de publicar un artículo diario). Pensé que situados ante lo inevitable- y así lo propuse- alguien de la asociación se encargaría de asegurar su continuidad. Continuaríamos así difundiendo, cada mes, una veintena de noticias y ciberacciones de ámbito geográfico internacional a cual más urgente y necesaria.

Por desgracia esto no se produjo, lo que lógicamente me dolió. Luego, ante tal situación, algunas de esas ciberacciones que seguían fluyendo a Ecobierzo pasaron a engordar la Agenda estatal. Años de trabajo continuado son el origen de una red de relaciones con diferentes grupos internacionales que precisan de una difusión para que sus denuncias alcancen su objetivo. Y a mí me punzaba que, de repente, se quedasen sin difusión; en especial aquellas relacionadas con los derechos humanos. Otras noticias, también importantes, debido a mi escasez de tiempo, simplemente desaparecieron de la agenda.

No me gustaría que nadie pensara que expreso alguna crítica personal, pues en el asociacionismo ya se sabe que cada cual aporta lo que le apetece o puede, y que no se puede exigir más. Pero mentiría si no reconociera que, después de un esfuerzo de tantos años dijera que no pensé que alguien se prestaría a asegurar mi relevo.

En tanto que bloguero esta será mi última colaboración en la web. Atiendo, para tomar tal decisión, a todo lo antes comentado. Cualquiera que viva en El Bierzo sabe perfectamente que si una entidad quiere disfrutar de alguna subvención, que le facilite logros, la primera premisa que se le exige es que no incomode a los partidos políticos; o como mínimo al que tiene la paella por el mango. Puede lograrlo siendo neutro y no molestando a nadie; lo que supone en ciertas ocasiones tener que tragar algunos sapos y culebras. No exagero: aquí, todas las asociaciones ‘tienen dueño’. Una expresión que significa que están al servicio de uno u otro partido. Eso es algo que mucha gente sabe, y si apoyas a un partido determinado, -o no le molestas cuando debieras hacerlo-, es posible que alcances tu recompensa.

De hecho, en estos días la polémica rodea al nuevo Ejecutivo municipal ponferradino por un caso así. Y en Ecobierzo, sin que ni yo ni la asociación se haya dedicado especialmente a incomodarle, -más bien diría incluso que ha sido lo contrario-, intuimos que nuestra independencia no le va. Al contrario, ya han aparecido dificultades para poder continuar disfrutando del espacio y horario semanal que teníamos antes, puesto que ahora se nos exige un seguro de responsabilidad civil que antes era innecesario. Con nuestras pequeñas cuotas, y la dificultad que supone dedicarse a lo que hacemos, -que no suele atraer grandes multitudes dispuestas a asociarse precisamente-, vemos que tal medida es una manera más de poner palos en las ruedas a las asociaciones en general.

En los próximos días se van a producir algunos cambios en Ecobierzo, que abrirá un blog gratuito al que trasladará su actividad. De este modo podrá destinar la totalidad de las cuotas a sus gastos asociativos. Y ‘Un ecologista en El Bierzo’, pasado el verano, es posible que vuelva a publicar una página web propia, como la que tenía antes. De hecho, todavía ignoro si habrá una nueva web y si conservará el mismo titular. De lo que sí estoy seguro es que dejaré de opinar sobre los repugnantes intestinos de esta sociedad berciana. Lo haré para gran alegría de algunos, tristeza de unos pocos, y en beneficio de mi felicidad y salud particulares.

Sólo me queda agradecer a los internautas que me han seguido su interés por lo que he publicado hasta ahora, que son más de mil entradas. Espero que mi información haya merecido su aprobado, que les haya resultado útil y, también, que mi trabajo haya tenido algo que ver con el éxito de esta web. Es la principal satisfacción que me llevo.

Un ecologista en El Bierzo.