Italia prohíbe el cultivo del maíz transgénico MON810

Los Ministros de Agricultura, Salud y Medio Ambiente italianos han firmado un decreto ministerial que convierte a Italia en el noveno país comunitario que prohíbe el cultivo de maíz transgénico MON810. Esta prohibición se notificará a la Comisión Europea y a los 27 Estados miembros restantes de la Unión Europea (UE). Con el nuevo decreto ministerial el Gobierno del país vecino vuelve a posicionarse claramente en contra de los alimentos modificados genéticamente.

Esta decisión se produce después de que el pasado 22 de mayo el Senado italiano aprobase por unanimidad una orden del día que obliga a los ministerios de Agricultura, Ambiente y Sanidad, a adoptar la “cláusula de salvaguardia” que permite la  UE con respecto a los cultivos transgénicos.

Los ministros  buscan con la medida proteger eficazmente a la agricultura de su país, basada en la biodiversidad, y para conseguirlo no han dudado en aplicar el principio de precaución, que permite la UE, preocupados como estaban por los riesgos derivados de los  transgénicos. Al Gobierno italiano no parece preocuparle la pérdida de competitividad que otros sectores han argumentado ante tal decisión y asegura que pronto definirán un nuevo marco de actuación relacionado con los cultivos de alimentos modificados genéticamente.

La prohibición italiana del cultivo del maíz transgénico MON810 no ha sido bien recibida en algunos países comunitarios, y –como podía esperarse- tampoco por Monsanto, la compañía norteamericana que ha desarrollado el maíz excluido. La interdicción podría encontrar su origen en la preocupación que han suscitado los datos de un estudio desarrollado por el Consejo para la Investigación y Experimentación en Agricultura. Además, también existe otro estudio recientemente comunicado, por el Instituto Técnico y Científico para la Investigación y Protección Ambiental, que también destaca el impacto negativo sobre la biodiversidad que podrían tener estos cultivos, así como posibles riesgos para los organismos acuáticos.

En estas circunstancias, el decretazo anti transgénicos se ha conjugado gracias a un procedimiento de urgencia contemplado en la legislación italiana desde el pasado mes de abril. Por otro, lado la iniciativa encuentra un precedente en la prohibición francesa que pesa sobre el maíz transgénico MON810, aplicada a raíz de unos estudios que también apuntaban riesgos para el medio ambiente.

Sin duda Italia ha vuelto a tomar una decisión importante en defensa de la biodiversidad agrícola, que se suma a la tomada hace un par de meses, y  que sitúo como parte un proceso que persigue preservar los intereses agrícolas y la biodiversidad. Ahora, cada región italiana deberá participar en la construcción de un marco de medidas que garanticen la protección de los cultivos convencionales y ecológicos. Sin embargo, el Ministro de Medio Ambiente italiano no parece manifestar interés alguno porque su país se convierta en el protagonista, a nivel europeo, de un debate sobre la autonomía otorgada a los Estados miembros, desde marzo del año pasado, para aceptar o declinar los alimentos transgénicos.

Un ecologista en El Bierzo.

Italia prohíbe el cultivo de maíz transgénico MON810. 15/07/13. Gastronomiaycia.com.

Italia aprueba excluir los transgénicos. 22/05/13. Elperiodico.com.

El Senado italiano acuerda prohibir el cultivo de transgénicos. 22/05/13. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

Bulgaria prohíbe el maíz transgénico MON810 pero la Comisión Europea insiste en cebarnos con ellos. 11/02/11. Zona-transgénica.slowfood.es.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s