Las juntas vecinales leonesas se organizan para asegurar su pervivencia

Magaz de Abajo reclama el respeto a sus derechos comunales. 2012.

Magaz de Abajo reclama el respeto a sus derechos comunales. 2012.

El pasado 13 de julio un Consejo de Ministros aprobó el proyecto de Ley de Reforma de la Administración Local, junto con otra serie de medidas orientadas a recortar el gasto del estado. El nuevo proyecto suprime el treinta por ciento de los ediles (1.229 pedanías en León), elimina las mancomunidades y juntas vecinales y potencia el papel de las diputaciones.

Desde entonces, las voces críticas contra la supresión de las juntas vecinales no han parado de sucederse. Ante lo que consideran una injustificada pretensión, el Frente Amplio en Defensa de las Juntas Vecinales se reunió en León el pasado 28 de diciembre de 2012. El objetivo del encuentro de los alcaldes pedáneos estaba muy claro: oponerse a la aprobación de una reforma que, aseguran, “afectará de pleno al futuro de las pedanías”.

El Gobierno justifica su decisión por el ahorro de costes que entiende supondría para el Estado que los ayuntamientos o las diputaciones ejercieran las funciones de las juntas vecinales, evitando así duplicidades. Pero lo que no dice es que los alcaldes pedáneos no cobran por su trabajo. Y deben de ser los únicos que no cobran del Estado, por más que el escritor Pérez Reverte los incluyera, erróneamente, en su famoso listado de los 450.000 políticos que las arcas públicas mantienen.

Hasta ahora, las entidades locales menores o entidades de ámbito territorial inferior al municipio estaban reconocidas por la Ley 7/1985, de 2 de abril, Reguladora de las Bases del Régimen Local en su artículo 45 y por la Junta de Castilla y León en la Ley 1/1998 de 4 de junio de Régimen Local de Castilla y León.

Manifestación de las Juventudes leonesistas en defensa de las juntas vecinales. León, 7 abril 2011. Fuente: tribunaleonesa.com.

Manifestación de las Juventudes leonesistas en defensa de las juntas vecinales. León, 7 abril 2011. Fuente: tribunaleonesa.com.

El problema que enfrenta al Frente Amplio con el gobierno es que simplemente no cree que la razón que empuja a este último a eliminar las entidades menores sea el ahorro. Piensan los alcaldes pedáneos, de todas condiciones políticas, que éste actúa con aviesa intención, y que su objetivo real no es otro que apropiarse de unos bienes comunales que, más tarde, se irían trasladando a manos privadas. Teme, pues, que se halle situado frente a un latrocinio en ciernes, ya que ese patrimonio es el resultado de un trabajo comunal de años.

Por otra parte, considero que es debería tenerse en consideración el gran valor democrático e histórico que atesora tal institución.

Sabido es que las Juntas vecinales gestionan recursos públicos locales, cuyos beneficios se suelen reinvertir en los propios municipios. También es cierto que la anulación o supresión de estas juntas liberaría estos arbitrios, permitiendo una gestión pública por diputaciones y comunidades autónomas. Si así sucediera, el beneficio resultante de la explotación de los recursos podría invertirse también en otras localidades, lo que a primera vista presenta un notable interés, además de que podría aliviar muchos problemas de financiación provincial o autonómica.

Sin embargo, esta proyección también presenta sus inconvenientes, y el principal de todos reside en el control de esos ingresos. ¿Cómo puede una población asegurarse de que se producirá una reinversión de los mismos allí dónde se generan? ¿Cómo impedir su expolio conociendo la falta de honestidad de nuestra clase política actual?

Una solución (que no es la que defiende el Gobierno, ni tampoco la presidenta de la Diputación de León, Isabel Carrasco, sería que para evitar duplicidades se suprimieran las diputaciones. Estos organismos son, en general, instituciones escasamente democráticas y que otorgan un poder excesivo a quienes las presiden. Una situación que propicia el caciquismo y conductas déspotas y corruptas como las estamos viendo en nuestra comunidad y en otras.

Es precisamente todo lo contrario de lo que ocurre con las juntas vecinales que, -con la salvedad de algunos criticables caciquismos- son órganos democráticos y participativos. Además, durante siglos han demostrado su utilidad para regular la vida comunal.

Desde el punto de vista de la política asistimos también a la exhibición de incongruencias locales en este asunto. Así, hace pocos días Ecobierzo denunció el doble lenguaje del Partido Popular, que mientras en Madrid defiende la supresión de las Juntas vecinales en El Bierzo las defiende públicamente.

Un ecologista en El Bierzo.

El Frente Amplio en Defensa de las Juntas Vecinales llama a la movilización social.

Corte de carretera en la comarca de Omaña contra la desaparición de las juntas vecinales. 12 oct. 2012. Fuente: ileon.com.

Corte de carretera en la comarca de Omaña contra la desaparición de las juntas vecinales. 12 oct. 2012. Ileon.com.

A través de un comunicado, el portavoz del Frente en Defensa de las Juntas Vecinales, Elías Álvarez Rico, ha señalado que “es probable que el Consejo de Ministros que cerró el ejercicio trató de convertir en Proyecto de Ley el fruto de la negociación entre el PP, el PSOE y la Federación Española de Municipios (FEMP) que propone reformar la administración local”.

Álvarez ha recordado a los leoneses “que el PP apostaba por eliminarlas en un comienzo, el PSOE las consideraba meros instrumentos para ejecutar competencias municipales y la FEMP -que también participa en las negociaciones- anunció hace meses, y muchos organismos se han hecho eco de ello, que se les aplicaría el informe de viabilidad económica”.

¿Privatizar los bienes comunales?

El Frente Amplio en Defensa de las Juntas Vecinales desconfía del nuevo proyecto de reforma, ya que asegura persigue “quitar competencias a los ayuntamientos” al privatizar sus bienes y derechos municipales para “regalarlos” a las diputaciones.

En todo caso, por el momento el Gobierno ha dicho que presentará un informe después de que apruebe la nueva ley, comprometiéndose a hacerlo antes de un año. Con respecto a ese documento, los alcaldes pedáneos contrarios a la reforma han denunciado que “se fundamentará en los criterios que imponga de forma arbitraria el Ministerio de Hacienda”.

Todavía se desconoce quién lo redactará, pero el Frente Amplio considera que “será el que marque la supervivencia de los concejos”.

Por este motivo, y a sabiendas que sólo disponen de un año para conocer en detalle los planes del PP y el PSOE, los alcaldes pedáneos hacen “un llamamiento a la ciudadanía, a los colectivos y a asociaciones leonesas a que defiendan la supervivencia de las juntas vecinales y que se muestren dispuestos a movilizarse para conservarlas”.

Comunicado del Frente Amplio en Defensa de las Juntas Vecinales. 06/01/2013.

Viñeta Pedanías. 'Mira otra especie en vía de extinción'.

‘Mira otra especie en vía de extinción’.

Juntas vecinales, una supresión injustificable. 20/07/12. Diariodeleon.es. Laureano M. Rubio Pérez .

Ecobierzo contra la supresión de las Juntas Vecinales. 14/10/12. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

Las juntas vecinales se alían contra la supresión de las entidades menores. 26/08/12. Elnortedecastilla.es.

El Gobierno suprimirá las juntas vecinales. 13/07/12. Ileon.com.

Anuncios

Una respuesta a “Las juntas vecinales leonesas se organizan para asegurar su pervivencia

  1. Pingback: Las Entidades Menores de España buscan en León la unión para oponerse al Anteproyecto de Ley que pretende disolverlas | Un ecologista en El Bierzo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s