La herencia imperecedera de Nelson Mandela

Aunque a algunos llegara a parecernos que Nelson Mandela era inmortal, el adalid de la libertad en el continente africano, el hombre de la eterna sonrisa y el preso más famoso del mundo durante más de un cuarto de siglo, falleció el pasado jueves día 5, a los 95 años de edad. Durante los dieciocho años que estuvo encarcelado en Robben Island, Mandela, a quien sus amigos llamaban cariñosamente ‘Tata Madiba’, contrajo una infección pulmonar que acabaría condicionando su salud durante el resto de su vida.

Así pues, Mandela ya no está con nosotros, pero pocos dudan que su herencia no es de esas que perdurarán en el tiempo, semejante a la de otras grandes figuras, como Gandhi, Che Guevara, o Luther King. Mandela, galardonado con el Premio Nobel de la Paz en 1993, al mismo tiempo que el que fuera su adversario, y también colaborador  político Frederik Willem de Klerk,  fue ya en el siglo XX y seguirá siéndolo para las generaciones futuras, uno de los referentes obligados de  la lucha contra el racismo. Pero además fue, y eso algunos intentarán hacérnoslo olvidar, un gran revolucionario.

Mandela fue el impulsor fundamental de las movilizaciones sudafricanas contra el implacable régimen del apartheid y de la discriminación racial. Su legado, el triunfo de la razón sobre la fuerza bruta, es muy probable que  perdure en el tiempo tanto como el de otras afamadas figuras que he citado antes. Su lucha desigual cautivó mi interés muy joven, hasta el punto que motivó que le dedicase uno de los trabajos de mi carrera periodística, para cuya elaboración, -en tanto que becario-, me fue permitido utilizar el archivo de ‘La Vanguardia’.

El que fuera principal dirigente del Congreso Nacional Africano (ANC) fue el artífice de un cambio social sin precedentes en su país, -y de mentalidad a nivel global- que consiguió gracias a la convocatoria de masivas concentraciones y movilizaciones no violentas, en las que sus partidarios siempre llevaron la peor parte situados frente a una policía y un ejército intratables.

El pacifismo de los últimos años de Mandela no debería de hacernos olvidar, sin embargo, que el líder negro fue un revolucionario de primera magnitud, al que veintisiete años de cárcel no consiguieron doblegar su férrea voluntad. Es sin duda Mandela un modelo revolucionario tan inspirador en África como lo fue el ‘Che’ en Latinoamérica.

Mandela también fue un gran diplomático. Un negociador calmoso y benevolente que puso toda su capacidad negociadora al servicio de la visión que tenía para su pueblo, y fue ese mismo plan el que le llevó a tratar, sin odio aparente, con dirigentes de un sistema claramente criminal. Sin embargo, Mandela sabía perfectamente que estos eran los únicos que podían facilitar una salida negociada a un conflicto de una extremada crudeza, profundamente enraizado en la sociedad sudafricana.

Nelson Mandela fue un activista incansable, tenaz hasta lo indecible, y por esto jamás renunció a su esperanza de un futuro mejor para la gente de su propia raza. Fue el impulsor de un cambio que culminó con la desaparición del apartheid, de las primeras elecciones libres y de su elección democrática como el primer presidente negro en su país. Fue, además, un organizador perseverante, y un leal y disciplinado miembro del Partido Comunista. Mandela impulsó el CNA y otros movimientos insurgentes sobre los que ejerció una gran influencia.

Personalmente no me cabe dudas de que la tenacidad de Mandela ha inspirado destinos como la del también presidente negro en su país, Barack Obama. La visita del mandatario norteamericano, -a finales de junio pasado, mientras Mandela se encontraba gravemente enfermo en el hospital-, al infame tugurio donde el último pasó prisionero 18 años de su vida así lo acreditaría.

En la actualidad, con la prisión clausurada, y habiendo sido declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, la isla se ha convertido en un popular destino turístico al cual se llega por ferry desde Ciudad del Cabo.

Una juventud revolucionaria.

Ciertas informaciones señalan que en su juventud Mandela fue bastante más radical que en su madurez. Siendo miembro de la organización juvenil del Congreso Nacional Africano, Mandela refutó posiciones moderadas y entreguistas de la organización y planteó -después de cada masacre de militantes negros-, responder con furia a los ataques criminales del régimen blanco. El futuro Premio Nobel de la Paz llegó a liderar un grupo interno de su organización comprometido con la lucha armada y viajó a otros países africanos en busca de adiestramiento militar y apoyo económico, motivos por los que fue acusado de terrorista.

Sin duda el gran mérito de Mandela fue la elaboración de compromisos estables con diversas capas y sectores de la sociedad sudafricana, consiguiendo así evitar una conflagración civil cruenta. Es importante remarcar que, -autentica curiosidad en el panorama africano-, decidió no repetir después de un solo mandato, una vez alcanzado su objetivo. Su ejemplo es intachable, y su dignidad absoluta.

Hay personas que tienen el poder extraordinario de cambiar para bien el destino de la Humanidad, y Mandela fue una de ellas. Tras su muerte, después de su vital y sacrificada entrega a la lucha por la igualdad de derechos humanos, no creo equivocarme al asegurar que su figura seguirá creciendo e inspirando a miles  de antirracistas y revolucionarios del mundo entero, probablemente durante siglos. Y ni siquiera las disputas familiares que afloran desde hace meses alrededor de su figura lograrán ensombrecer la altura de miras de un personaje que está llamado a convertirse en un mito.

Un ecologista en El Bierzo.

Muere Nelson Mandela a los 95 años en su residencia de Sudáfrica. 06/12/12. Abc.es.

Muere Nelson Mandela, el hombre que liberó a la Sudáfrica negra. 06/12/12. Elpais.com.

¿Cuánto influenció Nelson Mandela en la vida de Barack Obama? 07/12/12. Elcomercio.pe.

Obama se reunió con familia de Mandela para expresarles su apoyo. 29/06/13. Elcomercio.pe.

Fotos: Barack Obama visitó la prisión en que Mandela pasó 18 años de su vida. 30/06/13. Elcomercio.pe.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s