Fernández Díaz quiere establecer límites a la libertad de expresión tras la avalancha de mensajes en las redes sociales contra Isabel Carrasco

Pegatina utilizada en la campaña por la libertad de expresión. 1977. Ellibrepensador.com.

Pegatina utilizada en la campaña por la libertad de expresión. 1977. Ellibrepensador.com.

Al ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, al que tuve la ocasión de conocer personalmente cuando era diputado de la derecha en el Parlamento catalán -aunque felizmente no me tocó hacerle el retrato cuando yo trabajaba para la televisión-, le salen los enanos por todas partes.

Guardo en mi memoria el recuerdo de un hombre afable y cercano, como probablemente lo sea todavía, y que no me resultaba entonces desagradable pese a que mis ideas políticas iban, ya por entonces, por derroteros muy diferentes al suyo. Luego, con el paso del tiempo, él viró hacia unas ideas aún más conservadoras aún, mientras yo hice precisamente lo contrario.

En la década de los setenta rodé un film en súper 8 sobre la libertad de expresión. Era sobre el grupo teatralEls Joglars’, cuyo director Albert Boadella, acabaría protagonizando una esperpéntica fuga, en el momento en que España transitaba de la dictadura a la democracia, que sacó de juicio al gobierno de entonces. Mi película no llegó a terminarse por falta de presupuesto, aunque aún conservo lo rodado. Sería mi primer acto en defensa de la libertad de expresión.

Siempre he entendido que existen límites a la libertad de expresión, y que hay mensajes que pueden ser contraproducentes en una sociedad. Por ejemplo, en el caso de aquellos que inciten al odio. Pero yo, que acostumbro a ser bastante prudente, porque con los años asumí que nadie tiene la razón al cien por cien, también he de denunciar la hipocresía de la campaña emprendida actualmente por el ministro y su formación política.

Ponerle puertas al campo.

Jorge Fernández Díaz, ministro de interior. 2013. Fuente: Wikipedia.org.

Jorge Fernández Díaz, ministro de interior. 2013. Fuente: Wikipedia.org.

No se puede confundir la gimnasia con la magnesia. Como tampoco pueden existir dos varas de medir a la hora de aplicar la justicia. Debería entender el ministro que somos muchos los que tenemos todavía atragantado aquel “¡Que se jodan!” dirigido por una diputada de su partido a los millones de desempleados del país (y no pasó nada). O el más reciente “condeno a aquellos que son víctimas de su propia inmundicia” que ayer dijo en Ponferrada el candidato del Partido Popular (PP) al Parlamento Europeo, Agustín Díaz de Mera. ¿Qué quiere decir con eso este señor? ¿Qué somos víctimas de nuestra dejadez e incapacidad de ‘tener éxito’ como él? Como puede ver, señor ministro, en estos años no ha cambiado mucho el mensaje (y esto  se ve a la legua), entre el comentario de la señora Andrea Fabra -la polémica hija de un cacique político de corte parecido a Isabel Carrasco- y el del señor Díaz de Mera.

Todas estas leyes que promueve el PP para limitar la libertad de manifestación y expresión lo que hacen es realzar su incompetencia a la hora de ofrecer justicia al pueblo. Tal vez crean que aprobando unas cuantas más medidas represivas controlarán mejor la situación, pero lo único que consiguen es acercarnos más hacia el autoritarismo. Y el fascismo como última expresión del mismo. Y ese no es el buen camino.

Andrea Fabra, exdiputada del PP. 2008.  Fuente: Wukipedia.org.

Andrea Fabra, exdiputada del PP. 2008. Fuente: Wukipedia.org.

Si tan dispuesto está el ministro a hacer limpieza en la red, y tanto le preocupa el odio y la apología del delitos, no estaría de más entonces que se asomase a los foros policiales o de la Guardia Civil en Facebook, o a algunas webs de extrema derecha. ¿Aplicará entonces el señor Fernández Díaz los mismos criterios que pretende ahora?

La muerte de Isabel Carrasco ha desencadenado una reacción social en las redes del mismo nombre sin precedente conocido. En pocos días tras su fallecimiento se intercambiaron alrededor de un millón de tuits. Y más de una semana después del magnicidio de la presidenta de la Diputación Provincial de León, y del Partido Popular en esa provincia, todavía siguen circulando de un móvil a otro.

Todo parece indicar que no se trata de un crimen político, pero Carrasco representaba, para millones de españoles que sufren descarnadamente las consecuencias de esta crisis, el ejemplo de aquellos a quienes responsabilizan de sus desgracias.

Somos muchos los que nos duele la desesperación de cientos de miles de jóvenes obligados a emigrar para buscarse un futuro mejor. Como hicieron mis padres en la década de los sesenta. Y más aún cuando tu propio hijo es uno más de ellos. También hacen daño los cientos de miles de desahucios habidos en los últimos años cuando, aún sobrepasando el millón, hay más casas vacías que desahuciados. Y cuando se ha robado tanto en este país.

Uno se pregunta en qué sistema vivimos, que admite estas situaciones. O que permite que un directivo de banco cobre hasta 75 veces más que la media de sus empleados. Algo está fallando y no será poniéndole puertas al campo que este gobierno podrá evitar que millones de personas quieran, y puedan, en la edad gloriosa de las redes sociales e Internet, expresar libremente su malestar.

Un ecologista en El Bierzo.

Agustín Díaz de Mera. 2014. Abc.es.

Agustín Díaz de Mera. 2014. Abc.es.

Díaz de Mera cree que la incitación al odio “debe ser objeto de referencia precisa en el Código Penal”. 22/05/14. Europapress.es.

La mentira no es respeto. 14/05/14. Bierzocomarca.eu.

Buscan al autor de una pintada contra Carrasco con la frase ‘Aquí murió un bicho’ en el puente donde falleció. 16/05/14. Europapress.es.

Sáenz de Santamaría descarta censurar Twitter como pide el ministro de Interior. 16/05/14. Nuevatribuna.es.

El detenido por la canción de Isabel Carrasco responde con otro vídeo: “No hay forma de callarme”. 21/05/14. Postdigital.es.

Malditos sean quienes realmente incitan al odio y los canallas que los apoyan. Nuevatribuna.es. 20/05/14. Nuevatribuna.es.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s