Archivada la causa por la agresión policial a un fotógrafo y a una menor durante las manifestaciones pro-laicas de 2011

No sé qué pudo decir la joven, a la sazón una menor de edad, ni si dijo algo. Fue unos segundos antes de recibir el bofetón que le soltó un antidisturbios. Es uno de los hechos acaecidos el día 18 de agosto de 2011, durante el desalojo por la policía, de la Puerta del Sol, de los últimos manifestantes que durante la jornada habían protestado contra la visita del papa Benedicto VI a España. Ahora, trascurridos casi tres años, la juez ha ordenado archivar la denuncia contra el único agente procesado, el subinspector Manuel Salguero Pérez. al considerar que ha prescrito.

Entiendo que hay insultos, -que tal vez lo hubo-, que se soportan mal. Pero evidentemente no apruebo la conducta del agente. Si la policía tiene que detener a alguien, pues que lo haga, pero que no abofetee a una niña.

Lo del fotógrafo es aún más indignante. Porque veo en la agresión policial que nos muestra una filmación providencial un abuso de poder y ensañamiento injustificables, ya que hay ningún tipo de agresión por parte de éste. Sólo retrata lo que sucede. ¡Matemos pues al mensajero! El joven fotógrafo se ‘dobla’ ante los golpes policiales y cae al suelo inconsciente.

Esta noticia la leí en ‘Publico.es’ a mediados del mes pasado, y la tenía clavada como una espina, esperando el momento de comentarla. Porque, con independencia del posible fallo judicial, me parece ‘alucinante’ que se archive este caso cuando otros tardan años en juzgarse (léase ‘caso Gürtel’, por ejemplo).

En el centro, con camiseta negra, Katherina, una de las víctimas, en una asamblea del 15-M celebrada tras la agresión. Atlas. A. García.

En el centro, con camiseta negra, Katherina, en una asamblea del 15-M celebrada tras la agresión. Madrid, agosto 2011. Atlas. A. García.

El jefe del grupo de antidisturbios estaba acusado de aplicar un exceso de violencia, y a las imágenes me remito, y de paso pueden echarle un vistazo a las que publica el país en el enlace de abajo. Felizmente los antidisturbios no se percataron de la grabación de su actuación por otro filmador, porque de lo contrario me temo que, vista su actuación, habría corrido la misma suerte que el fotógrafo apaleado.

Finalmente, el pasado 20 de mayo, la juez del Juzgado de Instrucción número 41 de Madrid desestimó la denuncia alegado que con la doctrina del Tribunal Supremo la falta de lesiones había prescrito ya. Y archivó el caso sin que llegase a celebrase la vista oral.

A la petición del archivo del mismo se le adhirió el fiscal, en contra de la opinión del abogado de la acusación, Juan Manuel López Rubio, que representa los intereses del fotógrafo Daniel Nuevo y Katherina Mínguez, ahora ya mayor de edad.

No entiendo mayormente de leyes por lo que he de remeterme al diario. En concreto, todo parece tener su origen en ciertos procedimientos y plazos que se han de respetar. De este modo, desde que la juez dictó auto de apertura de juicio, en agosto de 2013, hasta que la Audiencia Provincial de Madrid resolvió el recurso de la acusación para que la vista fuera por delito y no por falta (el 3 de marzo 2014), pasaron más de seis meses, que es el plazo límite que marca la prescripción.

El abogado de la acusación ha anunciado un recurso contra el archivo de la denuncia. Asegura que la prescripción se ha producido por el tiempo en el que la Audiencia de Madrid resolvió un recurso que tuvo que interponer contra la decisión de la jueza de celebrar el juicio como faltas y no como delito, porque así lo quería la Fiscalía. Los denunciantes pedían, cada uno, una indemnización de 6.000 euros por lesiones y vejaciones injustas.

A su salida de la los juzgados de Madrid la agredida, Katherina Mínguez, se mostró profundamente decepcionada, tanto por haber vuelto a ver al policía como por la forma en la que ha concluido de momento el caso. Por su parte, Daniel Nuevo ha comentado que “pueden pegar a una menor y luego con la sonrisa en la cara decidir que ha prescrito” y ha coincidido en que siente “impotencia y rabia”, mientras que el abogado de ambos ha calificado lo ocurrido como “escandaloso”.

El papamóvil laico fue la estrella de la marcha. Madrid, 17 agosto 2011. Publico.es. Mónica Patxot.

El papamóvil laico fue la estrella de la marcha. Madrid, 17 agosto 2011. Publico.es. Mónica Patxot.

La visita papal, en verano de 2011, congregó en una gran manifestación a más de quince mil personas que denunciaron los gastos que para los madrileños suponía tal suceso. Pocos meses antes había ganado el Partido Popular las elecciones generales. Y el movimiento 15M, entonces en plena efervescencia, pidió que “fueran los fieles quienes atendieran a ese gasto”. Se produjeron entonces algunos pequeños incidentes, en especial al coincidir la marcha de protesta con la presencia en la capital de miles de peregrinos que habían acudido a homenajear al papa Joseph Ratzinger, venido para clausurar la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ).

Un ecologista en El Bierzo.

Archivada la causa contra un antidisturbios que golpeó a una menor y un fotógrafo en 2011. 20/05/14. Publico.es.

Una juez considera prescrita la agresión de un antidisturbios en la marcha laica. 20/05/14. Elpais.com.

El 15-M: “Que los fieles financien la iglesia católica”. 17/08/11. Publico.es.

La policía desaloja la Puerta del Sol tras ser tomada por la marcha laica. 18/08/11. Publico.es.

Un ‘indignado’ que protestaba por la visita del Papa recibe un navajazo. 14/08/11. Periodistadigital.com.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s