Podemos visita a Assange en su exilio forzoso y le brinda su apoyo

Reunión de Julian Assange con Podemos. Londres, sept. 2014. Fuente: nuevatribuna.es.

Reunión de Julian Assange con Podemos. Londres, sept. 2014. Fuente: nuevatribuna.es.

Cuando en 2009 inicié mi particular defensa de Julian Assange, sin importarme aquellos que le consideraban el villano de la película. Por entonces no existía el 15M, ni menos aún Podemos. Es más, aún no se acertaba a vislumbrar la llamada Primavera árabe, aquella que derribó como un vendaval dictaduras en apariencia sólidas.

Actué convencido de la razón que acompañaba al joven australiano, como más tarde lo haría con Edward Snowden, protagonista de un caso similar de revelación de secretos que –como a Assange- le convirtió en el enemigo número uno de Estados Unidos.

Hoy tanto el fundador y editor de Wikileaks, como el joven norteamericano y empleado de la Agencia de Seguridad Nacional (ASN) que reveló los asesinatos cometidos por su país en Irak, viven en una especie de limbo jurídico, sin los derechos y garantías que deberían acompañar a cualquier persona. Es más, todo el mundo es consciente de que sus vidas corren peligro fuera del abrigo que hoy les brinda una provisional seguridad.

Tanto la situación de Assange, como la Snowden, son representativas del miedo que tienen algunos gobiernos a que puedan conocerse las sucias prácticas que, amparados en el secreto de estado, practican en ocasiones. Y mantener a ambos informadores en la angustiosa situación que viven forma parte de un plan orientado a que nadie sienta la tentación de hacer lo mismo. Sin duda, “un aviso para navegantes”.

Julian Assange en Londres. Agosto, 2012.  Nuevatribuna.es.

Julian Assange en Londres. Agosto, 2012. Nuevatribuna.es.

Assange lleva desde el 19 de junio de 2012 refugiado en la embajada de Ecuador en Londres tras obtener asilo político del gobierno de Rafael Correa. Y no le está permitido abandonarla. Y Snowden sigue en Rusia, donde el gobierno le ha concedido permiso para permanecer durante tres años más, a pesar de no haber obtenido todavía asilo político.

Sin embargo ayer, cuando leí que la europarlamentaria Tania González y el portavoz de la iniciativa política española, Íñigo Errejón, se había reunido con Assange en Londres sentí una gran satisfacción. Y la certeza de que había acertado cuando salí en su defensa.

El encuentro con el fundador de Wikileaks se ha producido a raíz de la visita a Londres de los representantes de Podemos para participar en un debate organizado por la formación junto con el director de cine británico Kean Loach, el escritor y comentarista también británico Owen Jones, y la socióloga estadounidense de la Universidad de Aberdeen Cristina Flesher Fominaya.

La joven formación política ha comunicado que utilizará sus recursos jurídicos y políticos en el Parlamento Europeo para intentar resolver la grave situación de Assange, que según la joven formación política “atenta contra la libertad de información y las garantías jurídicas mínimas”.

Para Podemos “la transparencia es un pilar fundamental de la democracia”, y “la situación que está viviendo Assange es representativa del miedo que tienen gobiernos acostumbrados a funcionar de espaldas a la gente a que sus prácticas puedan ser conocidas y divulgadas”.

Un simpatizante de Julian Assange es arrestado frente a la embajada de Ecuador en Londres. 16 agosto 2012.  Nuevatribuna.es.

Un simpatizante de Assange es arrestado frente a la embajada de Ecuador en Londres. 16 agosto 2012. Nuevatribuna.es.

Recordaré aquí que el fundador de Wikileaks se vió forzado a solicitar asilo político en la embajada de Ecuador al no tener garantías -ni de Suecia ni del Reino Unido- de que su extradición al país escandinavo (donde se le acusa de una supuesta y prefabricada agresión sexual) no pudiera comportar una segunda extradición a Estados Unidos. En este último país podría ser enjuiciado por espionaje y traición, lo que le podría acarrear una condena a perpetuidad o muerte.

La angustia de un futuro incierto ha pasado factura a física quien dejó ver, a través de la publicación de cientos de miles de cables secretos, las presiones ocultas ejercidas por las grandes multinacionales norteamericanas sobre nuestros políticos, europeos y nacionales, mayormente a través de sus embajadas. Hoy Assange ya no es más que un vago recuerdo de aquel joven activista que deslumbró al mundo con sus revelaciones. Sobre su rostro, avejentado, parecen haber caído diez años de golpe.

Mejor suerte podría tener Snowden, para quien la Fiscalía General de Suiza parece haber encontrado la brecha legal que le permitiría trasladarse al país helvético. Según el fiscal, Snowden podría viajar a Suiza para colaborar en potenciales investigaciones penales sobre el espionaje estadounidense en Europa, lo que le aseguraría una protección legal contra la posible extradición a los Estados Unidos.

La decisión suiza ha puesto en evidencia al Gobierno alemán, que descartó invitar al ex agente a declarar en la investigación en curso que lleva a cabo una comisión parlamentaria, alegando que en virtud del tratado de doble extradición con EEUU las autoridades alemanas se verían obligadas a entregarlo a Washington.

Edward Snowden. Wikipedia. Foto: Laura Pitras.

Edward Snowden. Wikipedia. Foto: Laura Pitras.

Snowden colocó en una posición incómoda al presidente Barack Obama al revelar la existencia de un gigantesco programa de espionaje de las comunicaciones ciudadanas por parte del gobierno norteamericano. Espionaje que después se reveló que afectó incluso a los líderes de países aliados como Alemania, Francia o Gran Bretaña.

Sin embargo, no era la primera vez que la prensa destapaba un programa de espionaje a los ciudadanos. Lo hizo en 2006 el ‘USA Today’ al desvelar que la ASN había recogido datos de millones de clientes de las empresas AT&T, Verizon y BellSouth con el objetivo de “detectar actividades terroristas”.

No obstante, hasta las revelaciones realizadas por Snowden no había ninguna prueba concreta de que el gobierno de Obama hubiera actuado de una forma similar.

Barack Obama en marzo 2010. Fuente White House.

Barack Obama en marzo 2010. Fuente White House.

Sin embargo, el escándalo levantado por Snowden tampoco han significado el final de estos programas de espionaje. Así, el pasado mes de junio, el diario británico The Guardian publicó que el gobierno de Estados Unidos había obtenido una orden judicial que autorizaba a la Agencia de Seguridad Nacional (ASN) a acceder indiscriminadamente durante tres meses (a partir del mes de abril pasado y hasta el día 19 de julio) a los datos de millones de comunicantes. Un extremo que demuestra que Obama ha mantenido el programa de espionaje indiscriminado que lanzó su predecesor tras los atentados del 11S.

Un ecologista en El Bierzo.

Suiza deja la puerta abierta a Edward Snowden. 16/09/14. Elmundo.es.

“La situación de Assange es representativa del miedo que tienen los gobiernos”. 17/09/14. Nuevatribuna.es.

Escuchas telefónicas secretas. 6 Jun. 2014. Theguardian.com.

Escuchas telefónicas secretas. 6 Jun. 2014. Theguardian.com.

El Gobierno de Obama espía desde abril las llamadas de millones de ciudadanos. 06/06/13. Elmundo.es.

Ecuador concede asilo a Assange ante la evidencia de que ‘no tendría un juicio justo’. 16/08/12. Nuevatribuna.es.

Julian Assange: ¿ignominia o libertad? 08/01/11. Ecobierzo.org.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s