La economía solidaria se impone en un contexto generalizado de crisis económica

Una imagen del video promocional de 'Bla,bla car'. Idealista.com.

Una imagen del video promocional de ‘Bla,bla car’. Fuente: Idealista.com.

La economía solidaria es un fiel reflejo de la situación financiera que padecen muchos ciudadanos. O, visto de otro modo, de cómo la crisis ha acentuado la supervivencia hasta cotas insospechadas.

Es lo que detalló, en mayo pasado, el informe “Compartir en sociedad”, obra de la multinacional Nielsen Holdings. El informe se realizó del 14 de agosto al 6 de septiembre de 2013 con la participación de 30.000 consumidores online en 60 países de Asia-Pacífico, Europa, América Latina, Oriente Medio, África y América del Norte. 

El estudio reveló que existe una mayor predisposición a compartir o alquilar servicios y bienes en los países en donde la crisis financiera ha impactado con mayor virulencia.

Economía compartida. Fuente: Idealista.com.

Economía compartida. Fuente: Idealista.com.

Así, según este informe, un 71% de los eslovenos estaban dispuestos a compartir sus bienes y propiedades, un 61% los griegos, un 60% los portugueses y un 53% los españoles. Las nacionalidades menos dispuestas a compartir eran la británica y la francesa, con apenas un 29% favorable, seguidas por la holandesa (24%), la finlandesa (23%) y la belga (25%), situándose la media europea en un 44%.

Para ganarse un dinerillo los españoles se mostraban dispuestos a compartir las lecciones de inglés (29%), las herramientas de bricolaje (23%), los dispositivos electrónicos (19%), la bicicleta (18%) o el coche (17%). Seguidos de cerca por el material de camping (16%), la casa (15%) o el equipamiento deportivo (14%), según el informe.

Hacia un nuevo modelo económico.

'Uber' ha despertado la oposición del gremio del taxi. Idealista.com.

‘Uber’ ha despertado la oposición del gremio del taxi. Idealista.com.

Para Luis Tamayo, un experto en economía colaborativa del portal ‘ouishare’ en España, la economía colaborativa está cambiando “la sociedad, la economía y la cultura”. Para Tamayo la crisis económica es la que potencia esta nueva economía, “cuyo objetivo es optimizar recursos, pero que presenta el inconveniente de enfrentarse a los negocios tradicionales”.

En la actualidad centenares de plataformas online se encuentran en plena batalla contra sectores del transporte o el alojamiento establecidos, que son aquellos en donde el fenómeno se ha hecho notar con más fuerza.

Opina Tamayo que el agrio debate suscitado por la nueva economía recuerda al ocurrido con el fenómeno de compartir archivos de música o vídeo por internet. A los primeros usuarios se les llamó “piratas”, pero su enfrentamiento constante a las reglas de la industria triunfó sobre el modelo de negocio de las grandes corporaciones, que acabaron por adaptarse a la nueva realidad.

En estos momentos los taxistas están en pie de guerra contra ‘Uber’, una plataforma online que ha tenido una exitosa acogida en Barcelona y que actualmente funciona en 70 ciudades de 45 países. Esa organización ofrece un sistema de transporte por coche rápido, digitalizado, que se paga con el smartphone sin necesidad de llevar efectivo y con el que se puede elegir con quién se viaje basándote en los comentarios de usuarios. De lo pagado ‘Uber’ se queda el 20% y el conductor el 80%.

Detrás de Uber se encuentra Silicon Valley, una empresa californiana que cuenta entre sus inversores con Goldman Sachs, Benchmark o Google.

Los taxistas, en huelga por los servicios de compartir coche. Madrid, 11 jun. 2014. Idealista.com.

Los taxistas, en huelga por los servicios de compartir coche. Madrid, 11 jun. 2014. Idealista.com.

Otros tipos recientes de empresa basados en la economía colaborativa son Bla,bla car’, para compartir coche en viajes largos, o Rentalia’, de alquiler vacacional. Por su parte, los taxistas consideran que estas empresas suponen una competencia desleal porque no pagan las caras licencias y no son profesionales.

Según Tamayo “la economía colaborativa está planteando un modelo que trata de sacar el mayor rendimiento posible a los recursos”. Este especialista tiene claro que “el futuro no puede ser lo que había antes, estamos en cambio hacia un nuevo modelo que es un oportunidad, aunque ahora se ve como una amenaza”. Por esto, -vaticina- “aunque en estos momentos todos los movimientos van encaminados a proteger los modelos tradicionales, al final el tiempo dará la razón”.

Un ecologista en El Bierzo.

Compartir, un fenómeno contra la crisis. 30/05/14. Idealista.com.

¿Por qué temen tanto los taxistas a ‘Uber’? 24/09/14. Idealista.com.

Compartir coche con bla bla car o uber, ¿un fenómeno contra la crisis o un negocio ilegal? 11/06/14. Idealista.com.

5 claves para entender la economía colaborativa. 30/09/14. Youtube.com. Idealista idealistanews.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s