Juan Torres López explica su propuesta económica para Podemos

Juan Torres entrevistado tras la presentación del documento económico de Podemos. 2014.

Juan Torres entrevistado tras la presentación del documento económico de Podemos. 2014.

Juan Torres López es catedrático de Economía Aplicada en la Universidad de Sevilla y miembro, junto el también prestigiosos economista, Vicenç Navarro, del Consejo Científico de la Asociación por la Tasación de las Transacciones Financieras y por la Acción Ciudadana (Attac). Ambos profesores son coautores de un documento que, hace pocos días, Podemos presentó públicamente.

 Desde que Podemos obtuviese un inesperado y sorprendente éxito en las pasadas elecciones europeas de mayo, donde contra todo pronóstico consiguió cinco eurodiputados, los ataques más barriobajeros por parte de la derecha más cavernaria contra el flamante partido no han cesado. Esto no ha impedido que su crecimiento haya sido exponencial. Celebrados los comicios europeos, en pocos meses se crearon un millar de círculos (que es como el partido llama a agrupaciones de electores que trabajan con una finalidad concreta) y se afiliaron más de trescientos mil simpatizantes, los cuales –algo novedoso- no cotizan obligatoriamente.

Clima político España, 7 dic. 2014. Fuente: elpais.com.

Clima político España, 7 dic. 2014. Fuente: elpais.com.

No obstante, este crecimiento que parecía imparable se ralentizó a raíz de dos escándalos que afectó a un miembro relevante de la nueva formación política como es Íñigo Errejón y a Tania Sánchez, la novia del líder de Podemos, Pablo Iglesias. Asuntos que la derecha al frente del gobierno y sus acólitos en ciertas tertulias televisivas airearon a todos los vientos. Vimos así, por primera vez, frenarse el crecimiento del nuevo partido.

Una de las críticas más recurrente que se le hacía a Podemos, en especial por la caterva de informadores paniaguados al servicio del Partido Popular, es que carecía de programa económico. Un argumento que han reiterado hasta la saciedad en los medios y también en esos debates políticos que organizan las fuerzas conservadoras y a los que suelen invitar también a participar a algún tertuliano de signo político contrario al suyo, aunque situándolo siempre en franca minoría.

No podría decir si fue éste uno de los motivos que llevó a Podemos a encargar a los dos economistas, ambos miembros de Attac, tal documento, que fue presentado en Madrid el 26 de noviembre pasado contando con la asistencia de Pablo Iglesias. En cualquier caso, los mismos redactores del documento se han encargado de aclarar, por activa y por pasiva, que éste no es otra cosa que una propuesta de principios, y no un programa económico completo, tal y como interesadamente han sugerido sus detractores.

Con este artículo intento situar el citado documento en su contexto más adecuado. Y para esto nada mejor que dejar a uno de sus autores que se explique libremente sobre el mismo. Es lo que hace Juan Torres en este video realizado por Enfoque Crítico.

Finalmente me he permitido añadir una transcripción completa de la entrevista grabada, lo que a mi juicio permite una lectura más sosegada y reflexiva de la misma.

Un ecologista en El Bierzo.

Documento para el programa económico de Podemos – Juan Torres López. 04/01/14. Vimeo.com. AttacTV.

Hola Juan Torres, buenas tardes.

Hola, buenas tardes.

Hemos querido quedar contigo porque desde hace varios días que se presentó por parte de Vicenç Navarro y tú mismo el programa base para Podemos, hemos notado que hay mucha crispación en los medios pero igualmente no te hemos visto explicando cual es el documento en sí mismo. Entonces nos gustaría que nos explicaras qué es el documento que has presentado, en qué consiste.

Bueno, este documento que hemos entregado a Podemos fue un encargo que nos pidieron a Vicenç Navarro y a mí como profesores catedráticos independientes que no formamos parte de esa organización. Entonces Podemos quería tener un documento de bases, un documento que le sirviera como espita, como detonante, para la discusión y el debate interno que deben tener luego para elaborar su programa económico.

Lo sorprendente es que un documento que en la primera línea dice esto no es un programa económico sino un documento de base para que se elabore un programa económico está siendo criticado y analizado como si fuera un programa económico. No es un programa ya de gobierno, sino una reflexión de contexto en torno de líneas estratégicas para que a partir de ahí pues se pueda elaborar ese programa.

Y durante todo ese tiempo, desde que lo presentasteis, ¿qué es lo que estás notando, qué reacciones está yendo?

Yo creo que unas reacciones polivalentes, un poco poliédricas. Porque por una parte hay mucha gente que felicita, que le ha gustado. Y luego unas veces una descalificación hasta grosera en lo personal, porque a mí me han llegado a decir que yo no merezco ser catedrático por este documento. Ambibalente. Por una parte te satisface que la gente pueda compartir contigo una aportación por muy modesta que sea. Luego mucha gente que lo critica sin leer.

Hay gente que se lleva por cuestiones concretas y que no valora el planteamiento general. Quien sólo va a buscar lo suyo, su parcelita de propuesta concreta. Echo quizá de menos un debate en profundidad sobre la propuesta global que hay que, creo que muy necesaria para España, y que no es una propuesta cerrada sino una propuesta abierta.

Las descalificaciones, la agresión, incluso el insulto y la obcecación con la que se quiere echar por tierra el pensamiento, las propuestas de los demás… Yo creo que forma parte de los problemas que tenemos que resolver en España. De esa manera no vamos a avanzar mucho.

El documento empieza, como no podía ser menos, con una análisis sobre la España actual y cuáles son los problemas que vosotros entendéis que son los más importantes. ¿Me los puedes resumir?

Pablo Iglesias, durante la presentación del programa económico de Podemos junto a Carolina Bescansa y los economistas Vicenç Navarro y Juan Torres. Elmundo.es. Foto: Alberto di Lolli.

Pablo Iglesias, durante la presentación del programa económico de Podemos junto a Carolina Bescansa y los economistas Vicenç Navarro y Juan Torres. Elmundo.es. Foto: Alberto di Lolli.

Claro, creemos que lo principal a la hora de tomar decisiones es hacer un diagnostico de la situación. Tenemos un problema derivado, primero de un modelo que venía de antes que era insostenible en lo social, porque generaba mucha desigualdad; en lo ambiental porque dilapidaba recursos, destruía recursos naturales y el medio ambiente; en lo económico porque estaba basado en un endeudamiento brutal, excesivo, como consecuencia del gran poder de la banca. Después, unos problemas derivados de una crisis internacional grandísima, posiblemente la más grande de los últimos cien años. Y por último, todo eso agravado por unas políticas en la Unión Europea y en España que han sido muy negativas, como prueba el hecho evidente de que a medida que se han ido aplicando la situación ha ido empeorando.

Esas tres etapas de la mesa han creado un problema en estos momentos muy grave, pues resulta que no tenemos actividad, no tenemos ingresos, el paro aumenta, tenemos una deuda pública que antes no teníamos, una deuda privada que sigue siendo muy grande a pesar de que se ha convertido en deuda pública, un sufrimiento en muchas personas muy grande, una desigualdad creciente, y un modelo productivo que no podemos volver a poner en marcha.

Y además todo eso en un entorno como es el del euro, que está mal diseñado. O mejor dicho, está diseñado para que se aproveche de él Alemania como gran potencia, y las grandes corporaciones económicas, y una situación global en el mundo pues que también te cierra, te estrecha el camino por donde puedes ir.

Todo eso dificulta las medidas que puedas tomar de cara a resolver estos problemas. Y a lo cual se añade para colmo pues que se están debilitando mucho las democracias y que la expresión de los pueblos cuesta mucho que se manifieste en decisiones políticas, porque no conviene a los que están gobernando. Entonces todo es un cóctel muy negativo para la economía española.

Y ante esta negatividad ¿cómo crees tú entonces que se puede afrontar toda esta situación tan dispar y tan negativa?

Bueno, yo creo que… creemos, que el problema principal que hay que resolver, la cuestión prioritaria en este momento es reactivar la economía. Porque si no se reactiva la economía, con independencia de lo que cada uno queramos a medio y a largo plazo, sino generamos hoy día ingresos, sino generamos hoy día inversión por parte de las empresas, sino generamos hoy día soluciones para las familias que están perdiendo su vivienda, sus negocios, su trabajo, su mínimo bienestar de años anteriores. Si no logramos reactivar la economía con suficiente fuerza y de un modo que sea adecuado, entonces no vamos a poder hacer nada más.

Para que haya empleo tiene que haber gasto en la economía. El empleo lo crean las empresas que contratan a los trabajadores cuando tienen clientes y necesitan producir más para satisfacer esa demanda. Por lo tanto, si no hay esa demanda las empresas no van a crear empleo. ¿Cómo se crea esa demanda? ¿Cuál es esa demanda? Pues mire, esa demanda puede venir… o del consumo, o de la demanda de inversión de las empresas, o de la demanda que nos hagan del exterior, otros países, empresas de otros países, las exportaciones, o el sector público, el gasto público.

¿Qué ocurre en la economía española? Pues que el consumo está debilitado porque los hogares están viendo como se reducen sus ingresos, sobre todo porque los salarios caen. Las empresas no gastan en inversión porque al no tener ventas, porque no hay consumo, pues no necesitan aumentar sus equipos para hacer frente a las ventas que están cayendo.

El sector exterior, aunque se hagan muchos esfuerzos para que nuestras empresas exporten, son pocas y además tienen una componente de importación muy grande. Y bueno, el sector exterior español es pequeñito, no somos una potencia exportadora y es un motor pequeño.

Y luego el gasto público, sería el que cuando el gasto privado no tira el que podría tirar. Es lo que la teoría económica nos ha enseñado siempre. Pero aquí también tenemos un problema y es que tenemos una deuda pública muy grande, porque una parte importante de lo que antes era deuda privada se ha convertido en deuda pública. Entonces estamos atados, tenemos que dedicar unos 37.000 millones de euros cada año a pagar intereses, por ejemplo; más luego el principal de la deuda. Entonces el sector público está muy limitado también.

Por lo tanto, aunque el sector público pudiera sacar adelante algunos ahorros, por ejemplo con una reforma fiscal, -que proponemos y que hay que hacer combatiendo el fraude fiscal-, incluso así, el sector público podría empujar, un poquito más de lo que empuja. Pero desgraciadamente no es lo suficiente, porque además el sector público tiene otras limitaciones derivadas de Europa, y además no tenemos un banco central que nos proporcione medios de pago adicionales.

Ahí está la cuestión. Si no tenemos posibilidad de que el sector público meta el empuje… tan fuerte como haría necesario, tenemos que encontrarlo no en la redistribución de los recursos que hace el estado sino en la distribución primaria. Y ahí está el problema. Porque, ¿cuál es problema de fondo de la economía española? Pues que en los últimos años los salarios, que son, no solamente un coste para las empresas sino la base con la cual se gasta y se financia, por lo tanto el consumo, pues han ido cayendo, cayendo, cayendo en el total de las rentas.

Entonces ha ido disminuyendo la posibilidad de gastar y de generar demanda por esa vía. Y lo que han aumentado son las rentas del capital que en gran medida se agotan o incluso salen fuera de la economía española. Con lo cual pues una salida de recursos que no va a pequeña, a mediana empresa, a crear empleo.

El profesor Vicenç Navarro. 2014. Elpais.com. Foto: Joan Sánchez.

El profesor Vicenç Navarro. 2014. Elpais.com. Foto: Joan Sánchez.

De hecho en el año 76… los salarios representaban en la totalidad de las rentas el 68 %. Ahora más o menos el 53, según datos de la Unión Europea. ¿Qué significa? Pues eso significa que hay como 150.000millones menos, ahora, en salarios que podrían estar yendo a la economía. Nosotros lo que proponemos es darle la vuelta a eso. Si los salarios vuelven a estar, o suben en su peso sobre las rentas no será ni siquiera necesario que el Estado haga ese esfuerzo. Todo lo contrario, con salarios de mayor peso el consumo aumentará, las ventas de las empresas aumentarán y aumentará la demanda de inversión de las empresas. Aumentarán los ingresos del estado y facilitaremos incluso la lucha contra la deuda. Y además, con una economía mucho más dinámica podremos ser más competitivos con respecto al exterior.

Esa es la clave; no esperar a que venga el estado a resolverlo. No estamos proponiendo eso. Lo que estamos proponiendo es darle la vuelta a esa distribución tan injusta de los salarios. No por una razón sólo: la injusticia, -que ya de por sí es importante-, sino porque los salarios son el motor verdadero de la economía. Y lo que está pasando es que las políticas de los últimos años le han ido quitando fuerza, fuerza, fuerza, fuerza, a ese motor. Y claro la economía se viene abajo.

Si le damos fuerza a los salarios, la economía de las empresas, el sector público, las exportaciones, saldrán adelante y la economía española recobrará su vigor.
¿Pero entonces es insuficiente con crecer?

Esa es otra dificultad adicional, efectivamente. E s una pregunta muy adecuada y nosotros insistimos mucho en eso en el documento. No vale con crecer. Los años anteriores a la crisis nos han enseñado que no vale sólo con crecer. No vale que crezca el Producto Interior Bruto si está creciendo en actividades que destrozan el medio ambiente, que generan desigualdad o que están dilapidando recursos.

Tenemos que crecer de otra manera, en otras actividades, respetando la naturaleza, respetando necesidades humanas básicas que no estamos teniendo en cuenta. Por eso en el documento decimos que hay que hacer frente a esta estrategia con un sentido de la sostenibilidad diferente y encontrando yacimientos de actividad distintos. Eso es fundamental, no basta con crecer. Y hemos propuesto una medida en concreto en nuestro documento que ha pasado un poco desapercibida, pero que es muy importante.

Nosotros proponemos una moratoria de esas grandes obras en infraestructuras, en dinero que se está tirando en los puertos, en aeropuertos, en líneas ferroviarias, -que es por cierto además donde está la gran corrupción que está minando la confianza y a las instituciones en España-. Si en lugar de ese tipo de gastos que estamos viendo que luego lo que hace es obligar a unos mantenimientos extraordinarios y que tienen una satisfacción social nula. Porque ahí tenemos las autopistas que nadie utiliza, los aeropuertos donde no hay ningún avión, los puertos donde lo único que se hace es tirar cemento, cemento, cemento y cemento. Y pagar comisiones, eso sí. Si en lugar de eso se hubiera hecho inversión social, se hubiera apoyado la creación de empresas, España no estaría ahora en la situación la que está.

Sobre la deuda, que es una de las cosas que más se pregunta la gente. ¿Qué hacemos?

Es curioso, ¿no? Cuando se quiere descalificar a alguien no hay nada más fácil que inventarse un argumento falaz del otro para que… ¡ves que está diciendo tonterías! Vamos a ver. Nosotros lo que decimos en los documentos es que si se estudian, como se han estudiado las crisis de deuda, se ve que no ha habido prácticamente ninguna que se haya resulto sin restructuración de algún tipo o sin impago. Y decimos, oiga, preparémonos para esto.

Sabemos perfectamente que… quitarse la losa de una deuda no es una cosa de un capricho. Es más, por muy ilegítima como sea como es una parte de la deuda que el estado español ha tenido que asumir para hacerse cargo de de gastos y de quiebras de otros sujetos irresponsables. Aunque sea muy ilegítima, con decir que no se paga no se adelanta nada. Porque, ¿qué adelantamos diciendo que no se paga la deuda pública que tiene la Seguridad Social o que tienen las familias españolas? Hundir a la Seguridad Social o a las familias españolas.

Logo cuadrado lila. Podemos.

Logo. Podemos.

O sea, desgraciadamente la cuestión no es tan fácil como decir que no se paga la deuda. Lo que hay que hacer frente a la deuda, lo decimos, es generar más actividad como acabo de señalar antes, hacer que la economía se reactive y, eso sí, buscar aliados, generar un discurso en Europa que permita hacer frente de una manera más racional a la deuda. Hoy día hay en la mesa ya, afortunadamente, porque movimientos sociales y organizaciones críticas han planteado el problema de la deuda, afortunadamente ya tenemos sobre la mesa soluciones de reestructuración, de negociación de los intereses, de intervención del Banco Central, que son muy interesantes y que hay que poner con más énfasis todavía.

Porque lo que hay que hacer es hacer sostenible la deuda. Pero el mejor combate contra la deuda es acabar con sus raíces. Y la raíz de la deuda es un negocio bancario irresponsable, injusto, ineficiente y antisocial. Porque es el negocio de una banca que no tiene límite ninguno a su avaricia. Y la manera también de combatir a la deuda, -que es un cáncer de las sociedades-, es hacer que las empresas y las familias tengan ingresos decentes, ingresos de suficiencia para que no tengan que estar constantemente endeudadas. Eso es lo que nosotros básicamente planteamos, no esa caricatura que se quiere decir que decimos.

Y porque también hay otro de los ejes de contradicción que es sobre la banca pública. Hay muchos detractores que dicen que no ha funcionado y que entonces es inviable.

Sí, he leído a alguno de mis colegas, expertos en sistema bancario, que dicen que lo que ha fallado ha sido la banca pública. En fin, con todos mis respetos, a mí me parece que eso no aguanta medio asalto. Porque, hombre, lo que ha fallado en la crisis, y en años anteriores en otros muchos otros sitios, ha sido la banca privada. Y si las cajas de ahorros en España efectivamente han fallado y ha ocurrido con ellas lo que ha ocurrido es porque han copiado y clonado el modelo de comportamiento de la banca privada. Porque dejaron de actuar como auténticas instituciones al servicio de los intereses públicos. Por el contrario hay estudios empíricos que ponen de relieve que allí donde ha habido banca pública la defensa frente a la crisis han sido mayores.

Nosotros lo que proponemos es que la financiación de la economía es como la sangre de la economía. No hay economía que funcione sin financiación. Y lo mismo que no hay seguridad en una ciudad si no hay un buen Cuerpo de Bomberos, y a nadie se le ocurriría que hubiera un cuerpo de bomberos que fuera privado, que cuando hay un incendio lo primero que te pidieran fuera la tarjeta de crédito, pues exactamente igual creemos que debe ocurrir con el crédito, con la financiación. Que se garantice como un servicio público.

Eso no quiere decir, como a veces se está comentando, “bueno, ustedes lo que dicen es que cualquiera que vaya a un banco tenga un crédito”. No eso, nada de eso tiene que ver, no tiene nada que ver con eso. Sino sencillamente que el estado garantice que va a haber permanentemente un fluido de crédito para las empresas y las familias que lo necesiten. Bien sea gestionado por una banca privada, o por una banca pública. Nosotros creemos que en todo caso, debe existir una banca pública porque es fundamental que se garantice en cualquier ocasión la financiación, no en función del beneficio de la banca sino en función del interés público. Eso es lo que planteamos y basta mirar la historia reciente, de los treinta o cuarenta años últimos nuestra, en España, para comprobar que quien ha costado dinero al estado no ha sido la banca pública. Ha sido la banca privada. Y la banca privada aquí, y en todos los países, es hoy día un cáncer que está corroyendo a las economías internacionales. El sistema de creación de dinero a través de la deuda por parte de la banca privada es un cáncer con el que hay que acabar. Ese es el origen de la deuda y de los problemas que tiene hoy día la humanidad.

Otro de los puntales del documento es la desigualdad salarial que existe en España, uno de los países donde más desigualdad hay, y una de las opciones era precisamente subir el salario mínimo. Siempre dice la gente, bueno, ¿cómo? ¿Eso no aumentaría el paro?

Bueno, hace unos años se presentó en Estados Unidos un documento firmado por casi setecientos economistas, cinco premios Nobel, si no recuerdo mal, en el que reclamaban que subiera el salario mínimo y aseguraban taxativamente que no iba a generar ningún problema contra el desempleo.

Los estudios empíricos que tenemos a nuestra disposición nos permiten decir que la subida del salario mínimo, quizás salvo un poquito en franjas de desempleo juvenil de edades más bajas, no tiene efecto negativo sobre el empleo, porque lo que genera es un aumento de la demanda, y por lo tanto un aumento del consumo y un aumento de los ingresos de las empresas. Y por otra parte hay multitud de estudios empíricos que ponen de relieve que la productividad, el buen clima y la mayor eficiencia de las empresas se da cuando el abanico salarial no es tan amplio como el que hoy día existe. Reducir el abanico salarial, la desigualdad salarial en el seno de las empresas es una medida de apoyo a las empresas. Y eso hay que hacerlo por los dos extremos. Frenando por arriba y también aumentando por abajo.

¿Y qué le podemos decir a un empresario que se ve ahogado, que no tenga mucha venta y que le estamos proponiendo que suba los salarios de sus trabajadores?

Una reunión callejera de Podemos en Elche. 2 jun. 2014. Diarioinformacion.com.

Una reunión callejera de Podemos en Elche. 2 jun. 2014. Diarioinformacion.com.

Bueno, eso hay que medirlo. El empresario es natural que vea que el salario es el coste que tiene que soportar en su empresa. Entonces, hay que hacer políticas de subida salarial que compensen a las empresas que creen empleo. Que vayan retrasando un poco el coste salarial de las empresas. Hay vías para eso, en políticas de rentas, en políticas impositivas y se puede hacer. Y los empresarios tienen que entender que no se puede ser torpe. En fin, si se me permite la expresión. Yo a veces cuando oigo a los dirigentes de la patronal española, -bueno los que no están en la cárcel-, decir que lo que hay que hacer es bajar salarios me quedo impresionado. Porque, hay que ser muy torpe para no entender que esos salarios es lo que llevan en el bolsillo la gente que va a comprar a la puerta de sus empresas. Y que cuanto menos salario haya menos dinero llevan en sus bolsillos la inmensa mayoría de gente que va a comprar. Y van a vender menos, y van a tener menos beneficios.

Hay más controversias. ¿La jornada laboral de 35 horas? ¿La edad de jubilación?

Sí, es sorprendente, ¿no? Es sorprendente que al final la discusión, la crítica, se centre en un temita, en una propuesta así. Si eso es un asunto problemático pues se quita de en medio, porque lo que hay que debatir, lo que nosotros proponemos debatir es el eje central. Combatamos la desigualdad que es el mal de nuestra sociedad y de nuestra economía.

El tema de las 35 horas puede ser controvertido, y yo asumo que es una discusión controvertida. Hombre, en Alemania se ha hecho frente a la crisis repartiendo el trabajo. No será tan loco hacer una propuesta de este tipo. Lo que no parece que tiene sentido es que cuando se está viendo el paro que hay en España esté aumentando el número de horas extraordinarias, y sobre todo el número de horas extraordinarias sin pagar. No parece que eso tenga mucho sentido. Quizás podemos ir a una dinámica en la que sea, oiga, trabajemos un poco menos y trabajemos más personas.

Eso no se puede adoptar, en todo caso, como si fuera un decreto de cumplimiento obligatorio. Yo creo que eso también hay que adaptarlo a la situación de cada empresa. Hay que hacerlo con flexibilidad, con inteligencia. Y el tema de la edad de jubilación es igual. No tiene porque ser una medida de ahora. Lo que estamos hablando es de propuestas alternativas a los recortes constantes que se están haciendo a las pensiones, sencillamente para mostrar que no haría falta ese tipo de recortes si los salarios tuvieran un peso mayor en el conjunto de las rentas.

Entonces yo pediría que en lugar de atarse a lo que puede ser un elemento pequeñito de discusión, de disenso, veamos el planteamiento global, el planteamiento general que es de verdad del que está dependiendo que la economía salga hacia adelante.

Podemos gana las elecciones. ¿Cree que los mercados van a permitir este programa económico basado en vuestro documento?

Bueno, primero que los mercados, no… yo no he visto nunca a un mercado hablar y sentir… y manifestarse. Son personas, son empresas, fondos de inversión. Habrá que hablar. También cuando en los años ochenta cuando el partido socialista parecía que iba a ganar decían que se iba a hundir España, que le iban a quitar la televisión a la gente. Es normal que se quejen, porque como se lo quieren llevar todo pues generan esa reacción.

Nosotros en el documento decimos que ni siquiera ganando Podemos con el cuarenta, cincuenta, el setenta por ciento, podrá llevar estas cosas adelante. Se necesita un gran acuerdo social, pactos, negociaciones, confianza, tranquilidad, serenidad, ciudadanía, fraternidad entre los españoles, entre las españolas… para poder entender que un país, la economía de un país sale adelante si en primer lugar asumimos como un imperativo ético, como una apuesta ética, que no podemos dejar que la injusticia, que la corrupción, que el robo se instalen como una cosa habitual. Que una economía no sale adelante si la carga del barco se pone siempre en el mismo sitio. Que tenemos que equilibrar. Y eso no lo puede hacer un partido. Eso tiene que ser un compromiso de estado, un compromiso de toda la sociedad. Y por lo tanto lo que hemos propuesto a Podemos es que abra ese debate con las demás fuerzas políticas, con el resto de la sociedad, y que intente hacer piña para poner sobre la mesa fórmulas consensuadas, inteligentes que la experiencia y los datos nos indiquen que son adecuadas para sacar adelante este país.

Logo. Attac.

Logo. Attac.

¿Reaccionarán los mercados, los fondos buitre? Pues sí, pues sí que hay terroristas financieros que no les importa que se muera la gente de hambre si con eso van a ganar dinero. Pues sí, pues sí, no puedo negar que va a haber una reacción negativa, pero habrá que combatirlo. Cuando la gente luchaba por el voto de las mujeres mataban a la gente en las calles. Cuando se pedía el final de la esclavitud pues la gente decía, los que tenían esclavos, que eso era una aberración. Pero la humanidad progresa. Y tenemos que imponer la moral, la ética, la igualdad, el sentido de la ciudadanía, frente a esos intereses que son tan egoístas, tan avariciosos, que nos enseñan día a día que una sociedad no puede estar simplemente movida por el motor que ponen en marcha los fondos financieros.

Es que hay otra cosa en la sociedad que se llama el bienestar, que se llaman los seres humanos, se llama la vida, la felicidad de la gente. Y eso lo podemos conseguir. No si gana sólo Podemos, sino si gana en realidad un sentido ético de la vida, un sentido moral de las cosas que sea diferente al del beneficio, la ganancia, que por muy legítimos que sean no se pueden imponer como una lógica de vida a toda la sociedad.

Una asamblea de Podemos en Ponferrada. 3 nov. 2014. Foto: Enrique L. Manzano.

Una asamblea de Podemos en Ponferrada. 3 nov. 2014. Foto: Enrique L. Manzano.

Podemos presenta hoy la base de su “plan de choque contra la crisis”. 26/11/14. Elpais.com.

Documento completo del programa económico de Podemos. 28/11/14. Elperiodico.com.

Documento ‘Un proyecto económico para la gente’. Elperiodico.com. Pdf.

Elecciones al Parlamento Europeo de 2014. 25/05/14. Wikipedia.org.

Iñigo Errejón termina este martes su contrato con la universidad. 16/12/14. Elmundo.es.

La dirección de IU Madrid defiende a Tania Sánchez frente al “ataque frontal” de PP y PSOE. 27/11/14. Infolibre.es.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s