Cumbre del Clima de París: ¿Qué es lo que exige India?

El primer ministro de la India, Narendra Modi, durante su discurso en la cumbre sobre el cambio climático COP21. París, 2 dic. 2015. Efe.

El primer ministro de la India, Narendra Modi, durante su discurso en la cumbre sobre el cambio climático COP21. París, 2 dic. 2015. Efe.

Ayer me referí a las reticencias de India a la hora de aceptar los criterios de los países más industrializados presentes en la Cumbre del Clima de París. La reivindicativa postura de India, que cabe situar en el pleno “boom” empresarial que atraviesa la considerada como tercer emisor mundial de CO2, sólo por detrás de países como China y EE.UU., ha provocado el bloqueo de unas conversaciones que habían arrancado con buen pie el pasado lunes, ya que hasta Estados Unidos, por boca de su actual presidente, Barack Obama, reconoció con sorprendente sinceridad su parte de responsabilidad en el calentamiento global.

Un gran paso, más aún si se tiene en consideración que en 1997 EE.UU. se limitó a firmar el protocolo de Kioto pero luego después de haberlo firmado. O que en la COP15, celebrada en Copenhague en 2009, China fue reacia a aprobar el magro documento que se acordó allí in extremis. Hoy, por el contrario, el presidente chino, Xi Jinping, parece dispuesto a adoptar medidas mitigadoras del temible cambio climático. Sus relaciones con Europa, y con Gran Bretaña en concreto, atraviesan por un buen momento, ya que estuvo en octubre pasado visitando de manera oficial ese país, donde fue recibido por la reina Isabel en el Palacio de Buckingham.

Protocolo de Kioto. Los países en azul no han ratificado el protocolo con su firma. En gris los no posicionados. En verde los firmantes. 2009. Wikipedia.org.

Protocolo de Kioto. Los países en azul no ratificaron el protocolo de Kioto. En gris los no posicionados. En verde los firmantes. 2009. Wikipedia.org.

Como dije, India es un país con un pujante desarrollo económico, para cuyo crecimiento necesita mucha energía. Una buena parte de ella la obtiene de la amplia red de centrales nucleares, después de orientar la energía atómica hacia fines pacíficos, cuando hasta ahora su interés por la misma había sido, ante todo, militar.

Ya puesto a hablar de este tema abundaré en que la planta nuclear de Kundankulam es el resultado de una alianza entre Rusia y la India y que está considerada como la mayor generadora de electricidad en el país hindú. A destacar que el amplio programa nuclear del gobierno de Nueva Dehli  fue agriamente cuestionado por diversas oenegés internacionales, algunas con sedes en India, las cuales convocaron masivas concentraciones. Esto tuvo el poder de irritar enormemente al gobierno hindú, el cual como respuesta decretó la expulsión de muchas de ellas.

La situación del protocolo de Kioto en 2011. Wikipedia.org.

La situación del protocolo de Kioto en 2011. Canadá se retiró. Wikipedia.org.

También recordaré, aunque me salga un poco del tema, que India es uno de los escasos países que tiene arsenal atómico, junto con su vecino Paquistán con el que siempre está a la greña. Y que también es, probablemente, el hueso más duro de roer en la cumbre de París para cerrar un acuerdo global.

De hecho, su discurso es altamente coherente. India entiende que los países más desarrollados y contaminantes, al haber basado su crecimiento en los combustibles fósiles, deberían asumir el grueso de los esfuerzos necesarios para mitigar las subida de la temperatura global. A cambio promete reducir sus emisiones, aunque no sin antes percibir 206.000 millones de dólares.

Ya el pasado lunes el primer ministro de la India, Narendra Modi, en su intervención inaugural insistió en que los países más industrializados tenían “más mayor margen para reducir sus emisiones” y defendió la vigencia del concepto “responsabilidades comunes pero diferenciadas”. También lanzó una advertencia sobre el carbón, que continúa siendo una de las principales fuentes de energía en su país: “Deberíamos limpiar esa energía y no decretar su fin”.

India quiere que las contribuciones de reducción de emisiones para el futuro acuerdo sean de cumplimiento “voluntario” para los países en desarrollo, entre los que se incluye, y que sólo sean jurídicamente vinculantes para los países del anexo I, que son los que la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático considera los más ricos de acuerdo a criterios de 1990.

Esos países más industrializados son los que entonces se considero que tenían una mayor responsabilidad en el cambio climático. Se les conoce con ese nombre porque fueron incluidos en el Anexo I de la Convención Marco de las Naciones Unidas y son los que soportan una carga mayor en los acuerdos derivados de la Convención.

El presidente chino Xi Jinping y su homólogo francés, Francois Hollande, en una reunión previa al inicio de la Cumbre sobre Cambio Climático. París, 29 dic. 2015. Solochina.wordpress.com.

Xi Jinping y Francois Hollande, en una reunión previa al inicio de la Cumbre de París. 29 dic. 2015. Solochina.wordpress.com.

Sin embargo, en ese listado hoy hay estados, como China, que no están incluidos, pese a ser ahora la nación más contaminante del mundo. Es cierto que esta división entre ricos y pobres, establecida hace 23 años, dista mucho de la realidad actual y que de ella ya no quieren ni oír ni hablar Estados Unidos y la Unión Europea (UE), que además se oponen radicalmente a que los compromisos de los países en desarrollo sean de cumplimento voluntario.

Por su parte, India condiciona su compromiso a reducir la intensidad de sus emisiones por unidad de PIB entre un 33 y un 35% para 2030 con respecto a 2005, y que el 40 % de su electricidad provenga de renovables, a la recepción de 206.000 millones de dólares de la comunidad internacional. Pero, además, Modi pidió en su intervención que Occidente cumpla con el compromiso de aportar 100.000 millones de dólares (95.000 millones de euros) anuales a partir de 2020, del denominado Fondo Verde, y que no bloquee la “transferencia tecnológica”. India quiere que el acuerdo recoja la obligatoriedad de los Estados desarrollados de transferir, sin coste, conocimiento en tecnologías bajas en carbono a los países en desarrollo.

El problema es que este asunto está regulado por la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual y no puede ser tratado en esta convención. A lo que hay que añadir que el país hindú no está solo, ya que un buen número de naciones en desarrollo, que se beneficiarían de que las contribuciones fuesen voluntarias, podrían secundarle.

De prosperar la petición de Modi, que mantiene pese a la buena disposición manifestada previamnete, la cumbre podría resquebrajarse. Un riesgo que ya ha reconocido la delegación británica.

Sin embargo, otros negociadores más optimistas entienden que el bloqueo de India forma parte de una táctica y esperan que la próxima semana, cuando los ministros acudan a París a ultimar el acuerdo, los diplomáticos de Nueva Delhi acaben cediendo si se les asegura la financiación y transferencia tecnológica que solicitan.

“La mayoría de los bancos ven más potencial en financiar proyectos solares que nuevas plantas de carbón”, aseguró un delegado de India en la cumbre, al tiempo que consideró que su país “no puede aceptar limitar duramente sus emisiones cuando todavía estamos tratando de alumbrar a gran parte de la población, el 20% de nuestros habitantes no tienen acceso a la electricidad”. “Si hablamos de responsabilidades justas, los compromisos de la UE y Estados Unidos son menos ambiciosos que los de mi país en función de cuánto han contribuido al problema”, añadió.

Deuda ecológica.

Nueva Delhi, la capital más contaminada del mundo, limitará el uso del automóvil. 2015. Eldiario.es.

Nueva Delhi, la capital más contaminada del mundo, limitará el uso del automóvil. 2015. Eldiario.es.

La postura de India no es exclusiva, más bien al contrario, ya que es ampliamente compartida por los países africanos y también por algunos del continente americano sur. Tiene que ver con el concepto de “deuda ecológica”, ya mencionada por el presidente boliviano Evo Morales en Copenhague y defendida también por otros mandatarios, como el presidente de Ecuador Rafael Correa, quien ha dicho que “Un habitante de los países ricos emite 38 veces más que uno de los pobres”. Existe “una deuda ecológica que debe pagarse y que, sobre todo, no debe ir aumentando”, apostilló.

Otra opinión en esta línea es la del presidente de Zimbabue, Robert Mugabe, quien ha declarado que “los países desarrollados están siendo miserables… Nos cargan [a los pobres] para que limpiemos el desastre que han creado”.

Un comentario que no está demasiado alejado del realizado por un delegado hindú, quien recordó que los países ricos son los principales responsables del cambio climático, y que aún hoy “un estadounidense medio emite diez veces más al año que la media de un habitante en India”.

Posturas con las que los países occidentales prefieren mantener cierto distanciamiento, obviándolas en lo posible, pero que habrán de superarse si se quiere llegar a un entendimiento. Éste algunos lo sitúan en el pago por Occidente de importantes cantidades de dinero para facilitar una transición hacia la producción de energía limpia en los países menos desarrollados. Algo que, por otro lado, la crisis económica mundial complica. De lo contrario será difícil alcanzar en esta cumbre, iniciada con tan buenos auspicios,  un plan de acción realmente vinculante y universal. Y se perderían algunos preciosos años más en la lucha contra el cambio climático.

Intervención de Greenpeace para desbloquear la situación.

Los países ricos contaminan hasta el doble que los pobres. Lavanguardia.com.

Los países ricos contaminan hasta el doble que los pobres. Lavanguardia.com.

Ante el bloqueo de las conversaciones el director ejecutivo de Greenpeace Internacional, Kumi Naidoo, ha optado por publicar hoy una carta abierta dirigida a Narendra Modi, en la que le emplaza a desempeñar un “papel heroico” en las negociaciones de la cumbre contra el cambio climático. “La India puede ser líder de la revolución de energía renovable que está por llegar”, dice la misiva, que añade que puede “generar millones de empleos en este sector, de manera que no se castigue a los trabajadores del sector de combustibles fósiles”.

Un ecologista en El Bierzo.

India pide mayor esfuerzo a los países más contaminantes. 01/12/15. Elpais.com.

India bloquea las negociaciones del acuerdo climático de París.
02/12/15. Publico.es.

Nueva Delhi, la capital más contaminada del mundo, limitará el uso del coche. 04/12/15. Eldiario.es.

Greenpeace emplaza a la India a desempeñar un “papel heroico” en la COP21. 04/12/15. Eluniversal.com.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s