Un informe de Monitor Deloitte defiende no prescindir “prematuramente” de la energía nuclear y de la fósil

La central térmoeléctrica de Compostilla II. Cubillos del Sil, 1 oct. 2014. Foto: Enrique L. Manzano.

La central térmoeléctrica de Compostilla II. Cubillos del Sil, 1 oct. 2014. Foto: Enrique L. Manzano.

Prescindir “prematuramente” de ciertos combustibles -nuclear, carbón o gas- podría poner en riesgo la eficiencia económica durante el periodo de transición hacia un modelo energético sostenible, así como la seguridad del suministro, según el informe ‘La energía y la ingeniería al servicio de la sociedad’ de Monitor Deloitte. Se trata de una consultoría integrada por más de dos mil profesionales en 30 países. 

El informe, presentado en la Real Academia de Ingeniería (RAI) y defendido por expertos como Alberto Amores, socio consultor de Monitor Deloitte, señala que cerrar las plantas nucleares una vez transcurridos los cuarenta años de vida útil contribuiría a elevar la emisiones contaminantes responsables del cambio climático y la factura eléctrica.

En ese sentido, fuentes de la RAI explicaron que el informe señala que para lograr el compromiso de reducir las emisiones de CO2 en España, entre el 80 y el 95 por ciento para el año 2050, se deberían poner en marcha medidas que requieren una inversión total de entre 325.000 y 385.000 millones de euros. Es decir, de unos 10.000 millones de euros al año. Ésta sería –según Amores- la cantidad media que ya estaría invirtiendo el sector eléctrico durante la última década para asegurar la descarbonización de la economía nacional.

El estudio recomienda contar con todas las tecnologías y energías disponibles durante el periodo de transición hacia una producción de energía menos contaminante. “No se debe cerrar prematuramente durante la transición las centrales térmicas convencionales de gas natural y de carbón, dado que, en caso de hacerlo, a partir de 2020 tendremos que volver a construir nuevas centrales de gas, emisoras de CO2, condenadas a funcionar muy pocas horas para dar el respaldo necesario al sistema eléctrico, porque las nuevas tecnologías de almacenamiento no estarán disponibles tan pronto”, afirmó Amores.

En cuanto a cerrar las plantas nucleares al cumplir los cuarenta años de vida útil, o incluso antes, Amores consideró que tal medida supondría aumentar las emisiones de CO2, ya que –según su criterio- se deberían sustituir por plantas productoras de energía térmica convencional a partir de gas natural. Una medida que, a su juicio, podría suponer un incremento del precio del mercado diario de hasta ocho o diez euros por MWh en el corto plazo. Es decir, un incremento de la factura eléctrica para los consumidores finales de 11.000 millones de euros.

Excesiva contaminación producida por la térmica berciana Compostilla II.

Piquetes mineros impiden la entrada a la central térmiva de Compostilla II. 15 sept. 2010. Fuente: unecologistaenelbierzo.wordpress.com. Foto: Enrique L. Manzano.

Piquetes mineros impiden la entrada a la central térmica de Compostilla II, durante una de las protestas mineras. 15 sept. 2010.  Foto: Enrique L. Manzano.

Hasta aquí, resumido, lo que he podido leer sobre la mencionada conferencia, que me ha parecido interesante reseñar. Sin embargo, me parece importante destacar que ésta se produce justo en el momento en el que se debate sobre la continuidad, más allá de los cuarenta años de vida útil recomendados, de la central nuclear de Garoña. También cuando en El Bierzo se especula acerca de la posibilidad de cerrar el grupo II que aún funciona de la central de Compostilla II, debido al envejecimiento y a la elevada inversión que supondría “rejuvenecer” una planta termoeléctrica considerada como la quinta más contaminante de España.

Este grupo tiene una potencia de 148 megavatios (MW) y es el más antiguo de los cuatro que conforman actualmente la central, cuya potencia total asciende a 1.199 MW. Su puesta en servicio se produjo en 1965 y quema una mezcla de hulla y antracita de origen tanto nacional como de importación.

Según un informe elaborado por la Oficina del Cambio Climático, desde la central de Cubillos del Sil, propiedad de Endesa, se expulsaron unas 4.215.702 toneladas de gases contaminantes en 2014. Eso sí, la eléctrica renovó su inscripción en el Registro del Sistema Comunitario de Gestión y Auditoría Medioambientales (Emas), con carácter voluntario, lo que confirmaría sus compromisos ambientales.

Ecologistas y  Podemos contra la reapertura de la central nuclear de Garoña.

Protesta de Greenpeace por un CSN independiente. 2016. Greenpeace.org.

Protesta de Greenpeace por un CSN independiente. 2016. Greenpeace.org.

En cuanto a la central nuclear de Santa María de Garoña (Burgos), también propiedad de Endesa al cincuenta por ciento con Iberdrola, en los últimos días ha sido polémico el anuncio del Gobierno popular de su intención de prolongar la actividad de una central que se inauguró en el año 1978, y que el movimiento ecologista logró clausurar, tras dura batalla, cuando ésta ya había superado el plazo de vida útil recomendado.

A notar que el pacto establecido recientemente entre el PSOE y Ciudadanos contiene, entre otras medidas, el cierre de las centrales nucleares al cumplir los cuarenta años de vida útil. O que Iberdrola haya perdido, también en fecha muy reciente, los contratos del suministro eléctrico con dos ayuntamientos vascos, Zalduondo y Zuya, por su intención de reabrir la nuclear.

Para quienes no estén de acuerdo con la reapertura de Garoña he buscado un enlace con Greenpeace en el que podéis manifestar vuestra disconformidad. También he encontrado un artículo, firmado por Marta González, que resume ampliamente las diversas iniciativas políticas que se están celebrando para impedir la reapertura de la central.

Un ecologista en El Bierzo.

Zalduondo es el segundo ayuntamiento alavés que rompe con Iberdrola. 2016. Eldiario.es.

Zalduondo es el segundo ayuntamiento alavés que rompe con Iberdrola. 2016. Eldiario.es.

Claves de la descarbonización del modelo energético en España. 2016. Deloitte.com.

Prescindir del carbón antes de 2030 pondría en riesgo el suministro, según los expertos. 17/03/16. Ileon.com.

Las dos térmicas de León, entre las 20 industrias más contaminantes del país. 03/01/16. Lanuevacronica.com.

Luz verde para el cierre del grupo II de Compostilla. 06/10/15. Leonoticias.com.

Greenpeace y Podemos contra la reapertura de Garoña. 21/01/16. Periodistas-es.com.

Iberdrola pierde el suministro de dos ayuntamientos vascos por su intención de reabrir Garoña. 15/03/16. Eldiario.es.

Del Congreso a la gente: estas son las iniciativas para parar Garoña. 16/03/16. Greenpeace.org.

No quiero energía peligrosa en mi factura de la luz. 2016. Greenpeace.org. Ciberacción.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s