Archivo mensual: octubre 2017

Marcha Solidaria del IES Virgen de La Encina en favor de Kilela Balanda

 

El padre Florentino García Vega. Ponferrada, 28 oct. 2017. Foto: Enrique López Manzano.

Ayer, por octavo año consecutivo, el IES Virgen de la Encina de Ponferrada organizó su ya establecida marcha solidaria por las escuelas y el hospital de Kilela Balanda (República Democrática del Congo), gestionado por Cáritas. La participación, como en anteriores ocasiones, estuvo abierta a profesores y estudiantes de otros centros educativos de la comarca berciana. Así mismo, como en la vez anterior, el precio de la inscripción fue de cinco euros, con paella bebida y postre incluidos al finalizar el recorrido, más un sorteo de numerosos premios ofrecidos por empresas colaboradoras. En total se apuntaron más de doscientos andarines solidarios.

En esta edición la marcha salió nuevamente del patio del Instituto para, a través de la ciudad, encauzar sus pasos hacia el río Sil y una vez cruzado éste ascender hasta la cima del monte Pajariel. Desde allí los caminantes pudieron disfrutar de las inmejorables vistas de Ponferrada que ofrece este mirador. Después se produjo el regreso hasta el Instituto, siempre bajo la mirada servicial de los servicios de la Cruz Roja y de la Policía local.

También, en el día de ayer, se produjo otra marcha solidaria con la misma finalidad en Santa Marina del Sil (El Bierzo). Esta otra ruta, también organizada en colaboración con la Asociación Bierzo Ayuda, aproximó a sus participantes hasta los petroglifos, con varios miles de años de antigüedad, que se han localizado en esta zona.

Camas del Hospital de Kilela Balanda. Abril, 2012. Bierzoayuda.blogspot.com.

Según el padre Florentino García Vega, portavoz de Cáritas, la Zona de Salud Rural de Kilela Balanda, representa una superficie equivalente a dos tercios de la provincia de León. Cuenta con una población aproximada de 67.000 personas, de las que unas 7.500 viven en esta localidad. El misionero señaló que el presupuesto anual sanitario del país africano, que cuenta con unos ochenta millones de habitantes, es económicamente equivalente al de la Junta de Castilla y León, cuando ésta última ofrece atención a dos millones y medio de usuarios.

La ONG Bierzo Ayuda acompaña y sostiene al Hospital de Kilela Balanda desde octubre de 2011. Su decidida intervención ha permitido una reducción del 70% del precio de las tasas que la población debe pagar por los servicios médicos del hospital.

El Hospital de Kilela Balanda, -sobre el cual ya tuve ocasión de hablar hace años-, está considerado como el Hospital General de Referencia de su Zona de Salud, y cuenta con una capacidad teórica de 60 camas. Está atendido por un médico, cuatro enfermeros, tres matronas y una persona encargada de la farmacia, a las que hay que añadir el personal de limpieza, integrado por tres mujeres y una recepcionista.

Un momento durante la entrega de premios. Ponferrada, 28 oct. 2017. Foto: Enrique L. Manzano.

La recaudación de la excursión solidaria se destinará a financiar amplios proyectos de desarrollo local en Kilela Balanda, los cuales llevan años de positivo y esperanzador desarrollo para la población local.

Agradezco al amigo Francisco Arias Ferrero, un año más colaborador desinteresado del evento, su invitación.

Un ecologista en El Bierzo.

Santa Marina organiza una marcha solidaria por la ruta de los petroglifos para apoyar el proyecto transfusional de Bierzo Ayuda en Kilela Balanda. 24/10/17. Bembibredigital.com. 

Paella Solidaria en Ponferrada a favor del Hospital Kilela Balanda, Congo. 07/03/17. Archimadrid.org.

‘Bierzo Ayuda’ con el Hospital de Kilela Balanda. 08/12/12. unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

Entrevista a Florentino Gª Vega, misionero en la República Democrática del Congo. 07/04/17. Manosunidas.org.

Canción Kilela Balanda. 16/05/12. Youtube.com. Roberto Vidal.

Anuncios

La pobreza entendida como un problema de derechos humanos

Cartel. Muévete contra la desigualdad obscena.

Según datos del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, a nivel mundial, más de 800 millones de personas malviven con menos de 1,25 dólares al día y muchas carecen de acceso a alimentos, agua potable y saneamiento adecuados.

En un mundo caracterizado por un nivel sin precedentes de desarrollo económico, medios tecnológicos y elevados recursos financieros, la pobreza se presenta como un escándalo moral que afecta a millones de personas. Una situación inaceptable que denuncia en su prefacio la Organización de Naciones Unidas (ONU).

Pero la pobreza no es solo una cuestión económica. Es por ese motivo que debemos dejar de observarla exclusivamente como una falta de ingresos. En efecto, se trata de un fenómeno multidimensional que comprende, además, la falta de las capacidades básicas para vivir con dignidad.

La pobreza es un problema de derechos humanos urgente y a la vez la causa y consecuencia de violaciones de los derechos humanos, pues suele verse acompañada por vulneraciones múltiples de los derechos civiles, políticos, económicos, sociales y culturales de las personas. Reducir la pobreza y erradicarla es una obligación de todas las sociedades.

Hace ya 30 años, el 17 de octubre de 1987, el padre Joseph Wresinski hizo un llamamiento para luchar contra esta lacra, animando a conmemorar el Día Mundial para la Superación de la Pobreza Extrema. Cinco años después la Asamblea General, inspirada en ese llamamiento, declaró el 17 de octubre como el Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza (resolución 47/196) . http://www.un.org/es/comun/docs/?symbol=A/RES/47/196

La pobreza y la desigualdad son cada vez situaciones más extremas, intensas y crónicas, y la situación de crisis de los últimos años ha generado un incremento de la desigualdad entre las personas.

La importancia de sensibilizar a las personas sobre la pobreza.

La mendicidad es una de las caras más visibles de la pobreza. 2015. Huffingtonpost.es.

La importancia de sensibilizar al público sobre las personas que viven en la pobreza se reconoce en ese mismo, así como que las necesidades de millones de personas pobres sean escuchadas y tomadas en cuenta. La ONU defiende que la participación activa de estos sujetos para superar la situación de pobreza que padecen es esencial para el éxito de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. La conmemoración de este año nos recuerda la importancia de la dignidad, de la solidaridad y de escuchar a las personas más desfavorecidas. El Compromiso de Acción pone de manifiesto estos valores para luchar y acabar con la pobreza.

Estos valores son también evidentes en la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible que fija la erradicación de la miseria como el objetivo fundamental y obliga a todos los países a eliminarla, mediante estrategias que garanticen el ejercicio de todos los derechos humanos y aseguren que no se deja a nadie atrás.

Un ecologista en El Bierzo.

Mensaje del secretario general de la ONU en el Día Internacional para Erradicación de la Pobreza. 17/10/17. Pnud Ecuador. Youtube.com. 

Jubilados de toda España reclaman medidas a favor de las pensiones

“Baja la pensión real”. Madrid, 9 oct. 2017.

Ayer estuve en Madrid atendiendo a la llamada de diversos sindicatos reclamando pensiones dignas tras años de trabajo. He de aclarar que no fue este el único asunto que movió a los sindicatos a organizar esta manifestación nacional sino que incluyó otros, como el mantenimiento del poder adquisitivo de los pensionistas, además de servir para alertar sobre el hecho preocupante de que la hucha de las pensiones esté disminuyendo a marchas forzadas, hasta el punto de que el Gobierno ha necesitado solicitar este año un préstamo para afrontar los pagos más inmediatos.

Hace un año que entré a formar parte de este colectivo de mayores, reconozco que sin gran entusiasmo, al contrario que tantos otros que esperan este momento como agua de mayo. Sin embargo he de reconocer que, desde entonces, mi vida me ha venido resultando bastante más gratificante que antes, sobre todo en lo que se refiere al tiempo libre, pero también a la mayor disposición de ingresos, ya que anteriormente recibía  un subsidio de 426 euros. Una cantidad que en España te sitúa por debajo del umbral de la pobreza.

Cabecera de la manifestación. ‘En marcha por pensiones dignas’. Madrid, 9 oct. 2017.

Despertada mi curiosidad por el asunto de la jubilación me he puesto a pensar sobre sus aciertos y limitaciones. Algo que me intuyo que me ocupará más tiempo en el futuro. Considero un gran logro de las sociedades avanzadas el establecimiento de la organización que facilita que las personas mayores puedan vivir sin sobresaltos sus últimos días. No obstante, temo su acotamiento en los próximos años. Todos los que tenemos hijos deseamos que estos puedan llevar sus vidas con menos penalidades que las que hemos tenido que enfrentar nosotros mismos, y sufrimos por ellos cuando se pone en duda la viabilidad futura de las pensiones.

He de decir que resulté agradablemente sorprendido por el entusiasmo de tantos “seniors”, aunque no tanto por la participación. Creo recordar que este colectivo asciende a unos nueve millones y medio de individuos y allí, en la manifestación, o después en la Plaza del Sol, estábamos muy lejos de tal cifra. Con buena voluntad yo diría que podríamos ser unos cinco mil. Eso sí, como ya dije antes, con mucha energía todavía. Jóvenes había menos, y eso que los posibles recortes, o nuevas condiciones para alcanzar una jubilación decente, les afectarán más a ellos que a nosotros.

Recuperación del poder adquisitivo de las pensiones. Madrid, 9 oct. 2017

Eché en falta eslóganes y cánticos a los que estoy acostumbrado en otras manifestaciones. En este sentido tuve la sensación de que faltó previsión y organización. También me resultó grato conocer, ni que fuera a distancia, al nuevo secretario general de las Comisiones Obreras, Joaquín Sordo, que sustituye al mítico “Toxo”. Esperemos que el señor Unai Sordo afine el oído y nos sorprenda con una buena gestión en su flamante cargo. He de decir que el tono de su intervención me agradó y que le deseo los mayores aciertos.

De  los discursos de los sindicalistas, a los que presté gran atención, deduje algunas reflexiones que os trasmito. No voy a resumir cada intervención habida sino aquellos asuntos que llamaron particularmente mi atención. El primero de ellos tiene que ver con la tan cacareada frase de que las nuevas generaciones no podrán disfrutar de una pensión. Según los intervinientes, tal situación no llegará a producirse porque es ante todo una decisión política, y los políticos pueden cambiarla simplemente dedicando a pagar las jubilaciones mayores fondos, que no es ni más ni menos lo que hacen los países vecinos.

Intervención sindical. Madrid, 9 oct. 2017.

Otro tema recurrente es el que insiste en que las pensiones podrían bajar su cuantía, incluso hasta en un treinta por ciento menos. Es esta una cuestión, yo diría, no descartable, ya que iría ligada a factores como la economía del país y el número de contribuyentes a los ingresos de la Seguridad Social. Pero, sobre todo al pacto que desvincula el aumento de las pensiones del Índice de Precios al Consumo (IPC).

También me inquieta ver como la hucha de las pensiones ha ido mermando de manera constante en los últimos años, pasando de 66.000 millones de euros solamente 11.000, en números redondos. O que el Gobierno necesite pedir préstamos para hacer frente al pago de las pensiones. El primero, y último hasta la fecha, de unos diez mil millones de euros. Y esto me escandaliza porque, como tantos españoles, hace años que vengo padeciendo el ver como se llevan el dinero los corruptos, o la misma banca, en una sangría que parece no tener final. Por otra parte, el fraude fiscal empresarial también resulta muy elevado y habría que ponerle freno.

Otro motivo que me ha llevado a Madrid es el disgusto que siento al ver aumentada mi pensión este año un miserable 0,25%,. Una actualización anual que, de hecho, se lleva aplicando desde el año 2014 y con la que el Gobierno pretende seguir durante bastantes años más, según las previsiones de organismos como el Fondo Mundial Internacional (FMI) o la Autoridad Fiscal. En su intervención los sindicalistas aseguraron que todos los años perdemos poder adquisitivo, dado que el IPC supera ampliamente cada año la miserable revaluación que nos aplican.

Líderes sindicales al inicio de la manifestación. Madrid, 9 oct. 2017

Es ésta una de las protestas de los sindicatos en las negociaciones para la reforma de pensiones que hay actualmente en marcha. Los sindicatos piden la derogación de la reforma del año 2013, en la que ancló la actualización anual de las prestaciones a la situación financiera de la Seguridad Social, desvinculándola de los precios. “Esto es una base al ataque del sistema público; hay que cambiarla o derogarla”, reclamó Sordo.

Y esto es lo que he pensado, más o menos, durante esta larga y, pese al cansancio, estimulante jornada, que supuso para mí y mis compañeros largas horas de viaje en bus. Esperemos que este duro y loable esfuerzo se vea recompensado, tanto para nosotros como para nuestros hijos.

Un ecologista en El Bierzo.

Llega a Madrid la marcha de las pensiones: “Estamos aquí para que la gente joven tenga pensión”. 09/10/17. Elpais.com.

Mantener el poder adquisitivo de las pensiones exigiría 25.000 millones al año. 02/10/17. Elpais.com.

El Gobierno tira de la hucha de las pensiones y de un préstamo de 6.000 millones para poder pagar las extras. 29/06/17. Heraldo.es.

Cataluña al borde del abismo

Una convivencia social quebrada. Joanferran.blogspot.com.es.

Llevo meses que me despierto con pesadillas y duermo mal ante el anuncio de la independencia de Cataluña, proclamada de forma unilateral por aquellos que consideran que se sentirían más felices, o vivirían económicamente mejor, si dispusieran de un estado propio. He de decir que a mí personalmente la idea no me embala mucho, ya que soy uno de esos catalanes pertenecientes a la que se ha acordado en llamar la “mayoría silenciosa”, aquella que no comparte ninguna de las dos ideas antes expresadas.

Confieso que no me he sentido cómodo en el nuevo escenario catalán que viene desarrollándose en esa región española desde la aprobación de la Constitución del 78 y la proclamación de las autonomías. La presión nacionalista provocó  al principio de los ochenta una oleada de abandonos del país, que algunos sitúan por encima de los cien mil afectados. Entre ellos cuatro familiares míos. Una de estas personas trabajaba como maestra y optó por trasladarse a Madrid ante las nuevas exigencias de los nacionalistas y el creciente rechazo a todo lo que oliera a español.

Unos doscientos ciudadanos piden diálogo político en Ponferrada. 7 oct. 2017

Yo mismo me vi gravemente perjudicado en mi trabajo, en donde pese a mis buenos servicios se me negó la oportunidad de continuar trabajando en TV3 a pesar de haber aprobado, hasta en dos ocasiones, unas pruebas de capacitación.  Aunque sí continuaron trabajando en la televisión catalana otros compañeros que quedaron bastante por detrás de mí en esas pruebas, y que –por cierto- nada hicieron para que se corrigiera el abuso. También he sido testigo de cómo personas que me eran familiarmente cercanas, aunque catalanistas, ocupaban puestos laborales de relevancia incluso antes de finalizar su carrera.

En estas circunstancias, resulta fácil comprender que no me sintiera especialmente cercano a los políticos de la nueva tendencia. Y menos aún después de que me viera obligado a cerrar el Festival Internacional de Cine y Video Profesionales que venía organizando desde hacía una docena de años, con un éxito que nadie negará. Toso ello debido a las presiones económicas -y telefónicas-, a mi entender totalmente fuera de lugar, que tuve que sufrír por parte de los nacionalistas.

Fue así como en pocos años se paso desde el aborrecible “hábleme usted en cristiano” exigido de manera altanera por los anteriores dueños del país a quienes hablaban en catalán, a la obligación, bajo pena de multa, de rotular todos los negocios en catalán. Y que todos los avisos corrientes se remitieran únicamente en ese idioma. Además, en la escuela se arrinconó la enseñanza de la historia común de España, desapareciendo este término de los nuevos libros de texto.

Ese fuerte adoctrinamiento es el que ha llevado a las nuevas generaciones a aquel mantra tan archiconocido y mil veces pronunciado: “España nos roba”. Resultado del mismo hoy tengo dos hijos, concebidos con una catalana, que están más por el independentismo que por seguir con España. Son personas que estudiaron el castellano el mismo número de horas que el inglés, ya que el primero pasó a ser considerado como una lengua extranjera. Y esto pese a su gran interés en cuanto a las relaciones con el resto del país o con otros del resto del mundo.

Esta es mi realidad, y aunque me encuentro en estos momentos fuera de Cataluña allí siguen viviendo mis hijos, y yo tengo allí la única propiedad de que dispongo.

En los últimos días hemos vivido un acrecentamiento de la tensión social en Cataluña debido, sobre todo, a la convocatoria unilateral por parte de los políticos independentistas de un referéndum en el cual, pese a su carácter ilegal y el esfuerzo del Gobierno de España por impedirlo, unos dos millones de catalanes se pronunciaron a favor de la “desconexión” con el resto de los españoles. Una convocatoria a las urnas que ha quebró hasta un punto nunca antes visto la paz social en Cataluña.

Antes de continuar he de decir que no estoy en modo alguno de acuerdo en cómo se ha intentado impedir por la fuerza tal votación, pese a que no esté de acuerdo con ella. Estimo que el Gobierno tenía argumentos y medios suficientes para que fuera declarado nulo sin necesidad de agredir a nadie.

Parlem? (¿Hablamos?). Ponferrada, 7 oct. 2017.

Esta mañana me he sumado a los casi doscientos ciudadanos que en Ponferrada nos hemos reunido para reclamar un diálogo entre las partes confrontadas. Pero entiendo también que resulta bien difícil dialogar con quien ya ha tomado la decisión de proclamar, caiga quien caiga, la independencia de Cataluña en base a un referéndum cuya valides jurídica nadie, salvo los independistas, reconoce.

Cuando las posiciones políticas se enrocan de tal modo que el diálogo se vuelve imposible, convirtiéndose en un diálogo de sordos, es cuando se precisa de un mediador. O incluso que sean otros que no los directamente afectados quienes negocien.

Ojala el movimiento ciudadano “¿Parlem? ¿Hablamos?”, por el momento sin líderes evidentes, contribuya a llevar a nuestros políticos a una reflexión más sosegada. Es mi deseo, y creo que el de miles de españoles, pero reconozco que no albergo demasiadas esperanzas.

Un ecologista en El Bierzo.

Cuando vivir en Cataluña ya no valdría la pena. 11/09/2015. unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

Así se adoctrina a los cachorros nacionalistas catalanes. 05/10/17. Abc.es.