Archivo de la categoría: Los Mayos

Ecobierzo aplaude el reconocimiento de la ‘Festa do Maio’ de Villafranca como ‘Manifestación popular de interés turístico provincial’

El cortejo de la Festividad de los Mayos pasa frente a la Casa Consistorial. Villafranca del Bierzo, 1 mayo 2010. Foto: Enrique L. Manzano.

El cortejo de la Festividad de los Mayos pasa frente a la Casa Consistorial. Villafranca del Bierzo, 1 mayo 2010. Foto: Enrique L. Manzano.

La “Festividad de los Mayos’ es desde el pasado jueves día 9 una “manifestación popular de interés turístico provincial”, junto a otras importantes y significativas fiestas de la provincia. Un reconocimiento que redundará en ayudas económicas que fortalecerán su continuidad. La Diputación Provincial de León ha decidido reconocer a diversos festejos que tengan más de tres décadas de historia y por ser celebraciones de carácter singular.

El Belén artesanal en Folgoso de la Ribera, la Romería de la Virgen de Trascastro en Peranzanes y el Festival del Botillo en Bembibre son otras de las manifestaciones populares que han sido declaradas de interés turístico en El Bierzo.

Ni que decir que esta decisión me llena de satisfacción, así como a la Asociación Cultural Ecobierzo de la que soy presidente. Y más cuando, desde hace algún tiempo vengo llamando a título particular la atención, con artículos publicados en diversos medios de comunicación, sobre la singularidad y el enorme potencial turístico que tiene la ‘Festa do Maio’ de Villafranca del Bierzo.

Héctor Silveiro, promotor de la ‘Festividad de los Mayos’. Villafranca del Bierzo, 1 mayo 2010. Foto: Enrique L. Manzano.

Héctor Silveiro, promotor de la ‘Festividad de los Mayos’. Villafranca del Bierzo, 1 mayo 2010. Foto: Enrique L. Manzano.

Desde aquí mis sinceras felicitaciones a Héctor Silveiro, a Marisa Paredes, a la Escuela de Gaitas de Villafranca y a todos los que con su esfuerzo han conseguido mantener viva esta celebración singular, claramente distinta de otras de su género. El esfuerzo habrá valido la pena, pues con este reconocimiento se asegura el futuro de esta fiesta ancestral que, como escribí hace pocos meses, este año ni siquiera figuró en la página web del Consistorio villafranquino, ni tampoco sabían nada de su celebración cuando me interesé telefónicamente por ella.

Por aquel entonces escribí: “En unos momentos en los que la despoblación de la provincia ha quedado patente con la publicación de los últimos datos estadísticos referidos a la última década, y en el que la crisis económica aprieta, me resulta difícil de entender que se esté desaprovechando el gran potencial que intuyo en esta atracción turística. Personalmente pienso que, bien orientada, podría alcanzar un nivel de convocatoria comparable a la célebre “Patum” de Berga (Cataluña), una festividad con raíces medievales que atrae hasta aquella pequeña población catalana a decenas de miles de visitantes”.

La 'Escola de Gaitas de Vilafranca' durante la celebración de los Mayos. Villafranca del Bierzo, 1 mayo 2010. Foto: Enrique L. Manzano.

La ‘Escola de Gaitas de Vilafranca’ durante la celebración de los Mayos. Villafranca del Bierzo, 1 mayo 2010. Foto: Enrique L. Manzano.

Felicitaciones también para los vecinos de Folgoso de la Ribera, por su esfuerzo perseverante y `por su ahora aún más valorado Belén artesanal, el cual ha hecho las delicias de tantos infantes bercianos, y de sus progenitores también. Y enhorabuena a Peranzanes, que visito con agrado cada vez que paso por allí camino de la extraordinaria belleza de un rincón como “El Cuadro”, en Guímara. Congratulaciones también para la gente de Bembibre por haber popularizado, con tanto acierto, un producto tan berciano como es el botillo.

Treinta y una fiestas declaradas de interés turístico provincial.

En total son treinta y una las fiestas declaradas en la provincia, -aparte de las anteriormente citadas en El Bierzo-, de interés turístico. Entre ellas el Ritual del Jurru de Alija del Infantado, la Romería Popular de Carrasconte, el Antruejo de Velilla, los Pastores de Joarilla de las Matas, la Romería de Riosol de Maraña, la Fiesta de la Cañamona de Matanza, La Romería de Pandorado, la Romería de San Marcos en Sahagún, la Feria del Ajo de Santa Marina del Rey, la Romería de San Froilán de Valdorria, la Carballeda de Val de San Lorenzo, la Romería del Pan y del Queso y la de la Cruz de Valderas, La Romería de Nuestra Señora de San Roque en Posada de Omaña, la Romería de Villasfrías de Villanueva, el Corpus de Laguna y el santo Potajero de La Bañeza.

Ecobierzo insiste en que los pueblos de Los Barrios sean declarados Bien de Interés Cultural.

Una imagen de la ermita del Santo Cristo en los Barrios antes de su reciente restauración. Villar, 26 mayo 2010. Foto: Enrique L. Manzano.

Una imagen de la ermita del Santo Cristo en los Barrios antes de su reciente restauración. Villar, 26 mayo 2010. Foto: Enrique L. Manzano.

Es conocido que “Zamora no se conquistó en una hora“. Una frase que se le atribuye a Doña Urraca, la cual sometió la ciudad leonesa a un extenuante sitio para arrebatárselo a su hermano Sancho II. Apelaba con ella a la paciencia y a la necesaria persistencia para lograr triunfos de ciera importancia.

A esa perseverancia es a la que los habitantes de los Barrios llevan más de treinta años apelando, para conseguir que los prolijos bienes culturales, arquitectónicos y religiosos de sus pueblos, hoy por desgracia fuertemente expoliados, sean por fin declarados Bien de Interés Cultural (BIC).

Considero que, sobre todo, Villar de los Barrios, -con sus extraordinarias casas de piedra y sus blasones- merece una atención especial. Para mí es un testigo incomparable de la historia del Bierzo que debería de ser ampliamente recuperada.

Comunico que me llegan rumores de que este año no se celebrará la Muestra de Cine que organizaba Nicolás de la Carrera para llamar la atención sobre esta reivindicación. Sin embargo esto tampoco significa que no se vaya a celebrar. Permaneceremos atentos.

Un ecologista en El Bierzo.

Marisa Paredes en la 'Festa do Maio' tocando el tambor. Villafranca del Bierzo, 1 mayo 2009. Foto: Enrique L. Manzano.

Marisa Paredes en la ‘Festa do Maio’ tocando el tambor. Villafranca del Bierzo, 1 mayo 2009. Foto: Enrique L. Manzano.

Villafranca del Bierzo: celebración de la ‘Festa do Maio’ (1/5/09). 14/06/09. Ecologistasenaccionb.blogia.com.

La Festividad de los Mayos en Villafranca del Bierzo: un diamante en bruto. 02/05/10. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

Salida eco-cultural a los pueblos de Los Barrios. 18/05/10. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

Villar de los Barrios: nobleza obliga. 12/03/10. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com. 

Lombillo de los Barrios: arte y armonía. 28/05/10. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

Anuncios

La Festividad de los Mayos en Villafranca del Bierzo: un diamante en bruto

Cartel de la ‘Festividad de los Mayos'. 1 mayo 2010. Autor: Lucille Brieux.

Cartel de la ‘Festividad de los Mayos’. 1 mayo 2010. Autor: Lucille Brieux.

El primero de mayo es el Día Internacional de los Trabajadores por antonomasia. Es el día elegido por el movimiento obrero para reivindicar sus derechos como clase social y homenajear a los Mártires de Chicago, sindicalistas anarquistas ejecutados en Estados Unidos por participar en unas jornadas de lucha que reivindicaban la jornada laboral de ocho horas. Un derecho que hoy –al menos en teoría- está ya completamente adquirido.

Curiosamente en EE.UU. no se celebra esta conmemoración. En su lugar, el presidente norteamericano Grover Cleveland auspició elLabor Day’, que se festeja el primer lunes de septiembre de cada año, organizado por la Noble Orden de los Caballeros del Trabajo (sic). La clase dominante lo hizo así para evitar que el recuerdo de la trágica efemérides levantase ampollas revolucionarias entre la clase obrera.

Las ‘maias’ recogen las ofrendas de los vecinos durante el recorrido. ‘Festividad de los Mayos’. Villafranca del Bierzo, 1 mayo 2010. Foto Enrique L. Manzano.

Las ‘maias’ recogen las ofrendas de los vecinos durante el recorrido del cortejo. ‘Festividad de los Mayos’. Villafranca del Bierzo, 1 mayo 2010. Foto Enrique L. Manzano.

Pero el primero de mayo, mes de las flores, es también el que marca el inicio de un nuevo ciclo de la naturaleza tras un largo letargo invernal. Al menos así lo entendieron los antiguos, que eligieron esta fecha para celebrar un festejo cuyo origen se pierde en la noche de los tiempos y que hoy tenemos el increíble privilegio de poder celebrar en Villafranca del Bierzo.

Levántate maio, bastante dormiche,
Pasou un burro e non o sentiche.

La Festividad de los Mayos, también conocida como ‘Los Mayos’ simplemente o como Fiestas de Mayo, es una sorprendente muestra de permanencia y fuerza de la tradición en el mundo rural, ya que su origen pagano parece estar vinculado al ciclo mágico y regenerador de la naturaleza. Y también a arcaicos ritos relacionados con la fecundidad humana y de las cosechas.

‘Festividad de los Mayos’. Villafranca del Bierzo, 1 mayo 2010. Foto: Enrique L. Manzano.

‘Festividad de los Mayos’. Villafranca del Bierzo, 1 mayo 2010. Foto: Enrique L. Manzano.

Entra mayo con sus flores,
Sale abril con sus amores.

A día de hoy, la fiesta de “Los maios mozos” de Villafranca del Bierzo es el único ejemplar “vivo” en Castilla y León de una festividad que hace cien años era de lo más común en Galicia e incluso en Portugal, pero que desapareció casi por completo en todas partes. Tengo referencias de su celebración en lugares como Orense, Lugo o Ribadeo. Sin embargo, a diferencia de Villafranca, en esos lugares los árboles reverenciados son figuras estáticas que tienen poco que ver con la vitalidad y el colorido de la manifestación cultural villafranquina.

Hector Silveiro, promotor de la ‘Festividad de los Mayos’. Villafranca del Bierzo, 1 mayo 2010. Foto: Enrique L. Manzano.

Hector Silveiro, promotor de la ‘Festividad de los Mayos’. Villafranca del Bierzo, 1 mayo 2010. Foto: Enrique L. Manzano.

Héctor Silveiro, uno de los artífices de la recuperación de esta tradición, me explica que ésta “ha venido celebrándose prácticamente sin interrupción desde muy antiguo, salvo un pequeño parón durante la guerra civil”. Aunque esto no es del todo cierto, porque en la década de los setenta también sufrió algún desmayo.

Este maio, señora é,
este maio andaba de pé.

La historia nos dice que el cristianismo, en su afán por acabar con los ritos paganos, cuando no pudo alcanzar su objetivo optó por asimilarlos, transfigurando su contenido. De este modo, los árboles del rito primigenio terminaron convirtiéndose en cruces arboladas. El etnólogo Julio Caro Baroja, hace referencia en su obra a esta ceremonia en la cual los hombres se transmutan en árboles fertilizantes.

Marisa Cela, de la ‘Escola de Gaitas’ y también promotora de le celebración villafranquina. Villafranca del Bierzo, 1 mayo 2010. Foto: Enrique L. Manzano.

Marisa Cela, de la ‘Escola de Gaitas’ y promotora de le celebración villafranquina. 1 mayo 2010. Foto: Enrique L. Manzano.

Tire castañas señora María,
Tire castañas que as ten na cociña.

En Villafranca, los participantes en la procesión son revestidos de apio caballar (una planta herbácea bastante común en esta zona y conocida popularmente como “cañaveira”). Con este revestimiento son transmutados en “árboles” que luego se desplazan por las calles del pueblo acompañados por un séquito musical de gaitas y tambores. Un recorrido que, como no podía ser de otro modo, incluye a la extraordinaria y blasonada calle del Agua. Los acompañantes entonan entonces una melodía de origen medieval, bastante reiterativa por cierto, cuyo origen, según alguien me explica, estaría relacionado con el camino francés compostelano.

El cortejo recorre la calle Mayor. ‘Festividad de los Mayos'. Villafranca del Bierzo, 1 mayo 2010. Foto: Enrique L. Manzano.

El cortejo recorre la calle Mayor. ‘Festividad de los Mayos’. Villafranca del Bierzo, 1 mayo 2010. Foto: Enrique L. Manzano.

En el callejón del Súcubo, cerca de la célebre calle medieval antes citada y más aún del río, Marisa Cela se esmera en transformar a un joven infante en árbol viviente. Ella pertenece, como la gran mayoría de los que participan en la procesión, a la ‘Escola de Gaitas de Vilafranca del Bierzo’, dicho así en gallego, cuya influencia idiomática se deja sentir en esta zona por su proximidad a Galicia. Cela lleva años luchando por conseguir un reconocimiento oficial para esta fiesta popular.

Pero el gesto de Cela no es único, puesto que en el mismo instante que ella lo realiza se está repitiendo en otros barrios del pueblo. Barrios como el de Las Vegas, del Campo de la Gallina o Del Castillo, de donde minutos más tarde partirán otras ‘maias’ y grupos festivos que, todos ellos, acabarán confluyendo en la plaza Mayor, donde tendrá lugar un gran baile final.

Uno de los cortejos accede a la plaza Mayor. ‘Festividad de los Mayos'. Villafranca del Bierzo, 1 mayo 2010. Foto: Enrique L. Manzano.

Uno de los cortejos accede a la plaza Mayor. ‘Festividad de los Mayos’. Villafranca del Bierzo, 1 mayo 2010. Foto: Enrique L. Manzano.

Esta casa é de cristal,
Onde vive un general.

Los danzantes se ven acompañados de “maias”, jóvenes muchachas engalanadas con coronas de flores y provistas de cestos en donde recogen las ‘castañas’ (las cuales, hoy día, con frecuencia se ven remplazadas por monedas o caramelos) que los vecinos les arrojan al paso de la comitiva, y a su requerimiento, desde los balcones y ventanas. Las estrofas, cantadas en gallego antiguo, premian o castigan la generosidad o la racanería de los requeridos, como puede comprobarse en algunas de las que he recogido directamente durante el festejo.

Esta casa é de lousa,
Onde vive una rañosa.

El cortejo realiza una parada para solicitar la colaboración de los vecinos situados en sus balcones. 'Los Mayos'. Villafranca del Bierzo, 1 mayo 2010. Foto: Enrique L. Manzano.

El cortejo realiza una parada para solicitar la colaboración de los vecinos situados en sus balcones. ‘Los Mayos’. Villafranca del Bierzo, 1 mayo 2010. Foto: Enrique L. Manzano.

He podido observar que las mujeres son las que salen peor paradas en estas letrillas antiguas. Posteriormente, los protagonistas del festejo, en un gesto que quiere representar el renacimiento simbólico del mundo vegetal, se tienden en el suelo y reposan allí durante algunos minutos hasta que sus acompañantes los ayudan a ponerse de pie nuevamente. Algo que sucede en varias ocasiones a lo largo del recorrido.

Concluido el baile final en la plaza, que se desarrolla acompañado por el sonido de las gaitas, los participantes y también los organizadores del festejo se reúnen para celebrar una comida fraternal que se costea con lo recaudado durante la procesión.

He de aclarar que esta celebración apenas cuenta con apoyo institucional, ya que el Ayuntamiento le dedica poca atención y los gastos organizativos son mayoritariamente cubiertos por la Xunta de Galicia, aunque –según he podido averiguar- en algún momento la Diputación de León también aportó algo.

La fiesta continúa con danzas, acompañadas de música gaitera y tamborilera, en las que son muchos los que participan todavía alegremente. A destacar que El festejo sirve también como punto de encuentro para mucha gente del mundillo alternativo en el Bierzo.

Estas portas son de ferro,
Onde vive un cabaleiro.

Reflexiones personales sobre la Festividad de los Mayos de Villafranca del Bierzo.

s niños son protagonistas en la ‘Festividad de los Mayos'. Villafranca del Bierzo, 1 mayo 2010. Foto: Enrique L. Manzano.

Los niños son grandes protagonistas en los Mayos. Villafranca del Bierzo, 1 mayo 2010. Foto: Enrique L. Manzano.

El año pasado también asistí a este festejo que, por otra parte, me era desconocido. He de decir que me gusta el ambiente que lo rodea, el sonido de las gaitas y el tímido calor primaveral del sol que suele acompaña a esta celebración. También, la extraordinaria sensación que me aporta una historia pretérita, pero que continúa viva aún, y que disfruto al pasear con el ruidoso cortejo por la estrecha, señorial y algo sombría calle del Agua. A más a más, me gusta el apoteósico final de la procesión en la tan maravillosa plaza Mayor de esta villa, con sus arcadas y las terrazas de los bares repletas de gente tranquila en este día festivo. En muchas de ellas se reconoce la presencia de pelegrinos, probablemente alojados en la población, a los que el festejo capta poderosamente la atención.

Aunque nacido en El Bierzo me he criado lejos de él. Es por lo que, al conocer otros lugares y experiencias, veo las cosas probablemente con otros ojos, los del viajero. Y es es precisamente ese conocimiento y experiencias las que me empujan a pensar que esta manifestación cultural atesora los ingredientes necesarios para convertirse en una fiesta turística de primera magnitud. Cuando, por el contrario, según me explican lo que sucede es que ésta apenas cuenta con promoción oficial. Y en efecto, es algo que yo pude comprobar, su celebración no aparece recogida en la agenda municipal. También, he de decirlo, me resultó muy complicado averiguar la hora de salida del cortejo festivo.

Ls niños engalanados de 'cañaveiras' representan el renacer de la vida y la naturaleza en los Mayos. Villafranca del Bierzo, 1 mayo 2010. Foto: Enrique L. Manzano.

Ls niños engalanados de ‘cañaveiras’ representan el renacer de la vida y la naturaleza. Villafranca del Bierzo, 1 mayo 2010. Foto: Enrique L. Manzano.

En unos momentos en los que la despoblación de la provincia ha quedado patente con la publicación de los últimos datos estadísticos referidos a la última década, y en el que la crisis económica aprieta, me resulta difícil de entender que se esté desaprovechando el gran potencial que intuyo en esta atracción turística. Personalmente pienso que, bien orientada, podría alcanzar un nivel de convocatoria comparable a la célebre “Patum” de Berga (Cataluña), una festividad con raíces medievales que atrae hasta aquella pequeña población catalana a decenas de miles de visitantes.

Todo indica que el origen pagano de la “Festa do Maio” juega en contra de este evento en una ciudad situada en el Camino de Santiago, con multitud de iglesias por todos los rincones y con una fuerte tradición religiosa. Sin embargo, considero que esto no debiera representar un obstáculo insalvable en la sociedad actual, en la que hay espacio para todas las creencias religiosas. Además, este evento en el calendario, alejado como está de la Semana Santa, podría convertirse en un nuevo polo de atracción turística de interés para Villafranca, precisamente cuando la bonanza primaveral se presta mejor que nunca a los recorridos campestres por El Bierzo.

Dicen que nadie es profeta en su tierra. Pues bien, espero que en esta ocasión el dicho no se cumpla y que estas reflexiones puedan ser tenidas en consideración.

Un ecologista en El Bierzo.

La despoblación vuelve a ser un problema. 30/04/10. La Crónica de León (este enlace ya no funciona al cerrar el diario en 2013).

La Festa do Maio da la bienvenida a la primavera. 01/05/10. Bierzotv.com.