Archivo de la categoría: Medio ambiente

Ecomarcha 2017: por la protección del río Tajo y el cierre de las nucleares

Cartel. Ecomarcha 2017. 14-29 julio 2017. Ecologistasenaccion.org.

El sábado 29 de julio llegamos por fin a Lisboa, tras quince días de pedaleo desde Navalmoral de la Mata (Cáceres) hasta la capital lisboeta. Por en medio dos semanas que pasaron, como quien dice, casi volando. En lo que a mí respecta participé durante una decena de días, algunos más que lo hiciera el año pasado.

Lo bueno de la experiencia adquirida, es que en esta ocasión vine mejor preparado, pues traje conmigo una colchoneta más gruesa que amortiguó, bastante mejor que la esterilla del año pasado, el duro impacto del suelo de los polideportivos españoles y de los parques de bomberos voluntarios portugueses. También, me preocupé de conseguir un par de termos en los que almacenar agua fresca durante el caluroso itinerario, lo que a la postre resultó ser una acertada ocurrencia. Por otra parte, el hecho de que este año yo pudiera frecuentar con mayor asiduidad los restaurantes situados en la ruta me facilitó enormemente la vida. Una situación que no impidió que, en ocasiones, compartiera comidas con los compañeros/as. También, he de destacar que en esta Ecomarcha la organización acordó con algunos restaurantes diversos ágapes que tuvieron una buena acogida.

El clima social de la Ecomarcha resultó, una vez más, muy agradable. Es decir, si consideramos superados los habituales incidentes personales que a veces provoca algún listillo. También he de decir que no siempre me resultó fácil conseguir que se me respetara el espacio que había elegido para descansar, del mismo modo que en ocasiones no le gustó a alguien el mundo el lugar que yo había elegido para colocar alguna pegatina. Pero puede decirse que  estos fueron incidentes menores y que en general el compañerismo dominó el encuentro.

Desfile por la Plaza del Comercio. Ecomarcha 2017. Lisboa, 29 julio 2017.

Para mí el momento más emocionante de la marcha fue el de la Bicicrítica que celebramos en Lisboa, al estilo de la realizada el año pasado en Gijón. Durante el recorrido ciclista pensé que era una pena que no hubiésemos hecho más bicicríticas en las poblaciones por donde pasamos anteriormente, pero la bicicrítica de Lisboa me satisfizo enormemente y, ella sola, me recompensó de todos los esfuerzos realizados durante la Ecomarcha. La maravillosa imagen de más de un centenar de ciclistas girando en torno al monumento central de la Plaza del Comercio en Lisboa, la mayoría de ellos portando la camiseta azul de Ecologistas (en contra de las nucleares y defendiendo el Río Tajo), me perseguirá probablemente durante mucho tiempo.

Desde estas líneas quiero agradecer a la organización su renovado esfuerzo para que todo salga bien, esta vez mayor aún si cabe debido a la internacionalización del evento, y esto pese a las múltiples dificultades que tuvo que superar cada día. Y también a la organización portuguesa Quercus, que nos facilitó enormemente todo. Así mismo, a los  ciclistas locales que nos acompañaron en el último trayecto del recorrido, algunos miembros de la Federación Portuguesa de Ciclismo. 

Protesta frente al Consulado de España. Ecomarcha 2017. Lisboa, 29 julio 2017. Foto: Enrique López Manzano.

Espero que la concentración frente al Consulado de España, que contó con animados cánticos de los presentes y con la lectura de un manifiesto pidiendo el cierre de las centrales nucleares de Trillo y Almaraz, tenga algún efecto. Desde luego llegamos hasta allí con mucha ilusión y alegría, después de un largo recorrido de más de medio millar de kilómetros que, sorprendentemente, en vez de cansarnos lo que consiguió fue acrecentar nuestras ganas de continuar luchando por un mundo más justo y sostenible. Confío en que para el año que viene podamos contar con compañeros/as bercianos dispuestos a sumarse a esta iniciativa.

Un ecologista en El Bierzo.

Ecomarcha por un Tajo vivo.

En defensa del Río Tajo. Ecomarcha 2017. Lisboa, 29 julio 2017.

La actividad humana en torno al río Tajo ha sido y es sumamente agresiva a lo largo de toda su cuenca. Las presiones que sufre el río son varias: la captación de agua en su cabecera para el trasvase Tajo-Segura, con objeto de transformar agua en dinero de forma insostenible en un territorio ajeno a su cuenca, y que deja al río sin apenas caudales; los vertidos contaminados procedentes del área metropolitana de Madrid, la mayor concentración humana e industrial de la Península, que convierte al Tajo en su curso medio en una cloaca a cielo abierto; la actividad de dos centrales nucleares, Trillo y Almaraz, que contaminan y calientan sus aguas poniendo en riesgo permanente toda la vida del río y la de las personas…

Los problemas del Tajo prosiguen cuando fluye cautivo de numerosos embalses en Extremadura y Portugal, donde se represa para surtir de agua a centrales hidroeléctricas, centrales térmicas e industrias papeleras, que se adueñan del río y terminan de dañarlo. De esta forma, el Tajo llega exhausto y moribundo a Lisboa.

Ecomarcha 2017. Lisboa, 29 julio 2017.

No podemos permitir que el Tajo continúe en esta situación. No podemos dejar un legado tan funesto a las futuras generaciones ni permitir que nuestra sociedad sea recordada como aquella que destruyó la vida en el Tajo, a cambio de un beneficio económico pasajero que además cayó en pocas manos.

Pero aún estamos a tiempo de conseguir que los ríos de la cuenca del Tajo sean ríos vivos con agua para la vida, recuperando sus funciones ambientales, culturales y sociales. Por ello exigimos las siguientes medidas:

Los gobiernos portugués y español deben establecer las medidas de gestión adecuadas que obliguen a cumplir los estados de calidad establecidos en la Directiva Marco del Agua.

El cierre y desmantelamiento de la Central Nuclear de Almaraz en 2020 y de la Central Nuclear de Trillo en 2024 (junto con las centrales de Vandellós en 2020 y Cofrentes y Ascó en 2021). ¡Queremos todas las nucleares cerradas y desmanteladas!

El establecimiento en el Tajo, y en todos los ríos de la cuenca, de un régimen obligatorio de caudales ecológicos real que permita recuperarlos como Ríos Vivos

El autor de este blog posando durante la Ecomarcha 2017. Lisboa, 29 julio 2017.

La finalización del trasvase Tajo-Segura cuya permanencia y nuevo régimen de explotación no permite la recuperación del río Tajo.

La mejora de la depuración de las aguas residuales en toda la cuenca del Tajo, y muy especialmente las de la Comunidad de Madrid cuyas aguas insuficientemente depuradas llegan al eje central del Tajo a través de los ríos Jarama y Guadarrama.

Una explotación hidroeléctrica en Extremadura que permita la llegada a Portugal de un régimen adecuado de caudales ambientales en Cedillo.

Un control efectivo en ambos Estados sobre la contaminación y sobreexplotación agrícolas, poniendo control efectivo a sus vertidos y captaciones abusivas.

Pedaleamos por el curso del río Tajo porque reivindicamos un río con futuro, un río conservado y un río con vida. Todas las gentes de los territorios del Tajo podemos conseguir un río vivo.

¡Vive o Tejo!

Por un Tajo vivo.

Ecomarcha 2017. 29/07/17. Ecologistasenaccion.org.

Tríptico de la Ecomarcha 2017. Ecologistasenaccion.org. Pdf.

Pedaleando por un Tajo vivo.  07/08/17. Eldiario.es. Raúl Urquiaga.

Anuncios

¿En qué medida influyó en la rápida propagación del gran incendio de Portugal la omnipresencia del eucalipto y del pino americano?

Llevo tres días en Portugal, adonde vine pensando que quizá podría ser útil en la lucha contra el incendio que ha asolado dramáticamente el centro del país luso. No estaba demasiado convencido de mi posible utilidad, pero sí de mi disposición a colaborar, tal vez transportando algo o a alguien.

En el primer momento, cuando se inició el fuego a finales de la semana pasada, quizá sí se necesitaron apoyos puntuales. En cualquier caso mi intención era ponerme al servicio de la Cruz Roja o de Protección Civil. Con lo que me encontré es con un servicio ya, como mínimo en apariencia, bien organizado. Y en el caso de la Cruz Roja, con un personal bastante ocupado que se dedicaba a llevar a gente y cosas de aquí para allá. Su gran trasiego no daba pie a conversaciones sobre el terreno.

La lucha de los bomberos lusos contra contra el fuego. 22 junio 2017.

Pasé el día de ayer sobre el terreno, que pude recorrer a placer al no estar restringido el paso, y esto después de que el Gobierno portugués considerara el incendio oficialmente extinto a primera hora del día. Estuve conversando con algunos periodistas en Góis y comí en algún lugar cercano a Pampilhosa da Serra, en una aldea con una empresa dedicada al negocio maderero. En mi amplio desplazamiento por la zona afectada por las llamas pude apreciar las colosales dimensiones del incendio, que si bien no será ni el primero ni el último en un país acostumbrado a ellos, por desgracia será recordado como uno de los más mortíferos, al contabilizarse al menos 64 víctimas mortales. No sé si fue ayer que todavía enterraron a un bombero que se hallaba entre los siete heridos más graves, algunos de los cuales todavía siguen con un pronóstico incierto.

Paisaje tras el paso del fuego. 22 junio 2017.

Llegué hasta la N-236, la que posiblemente sera recordada como “Carretera de la muerte”, cerca de de Pedrógrao Grande, pero me vi obligado a desandar el camino porque un rebrote del fuego cerca de la estrecha carretera atrajo en un instante a un montón de camiones y equipos de extinción, de retén durante desde el día de ayer, y que así continúan a estas horas. Asistí a la llegada de algunos vehículos con aspecto militar, en mi ignorancia no sabría decir si de la española UME, que colabora en la extinción del incendio, o del ejército portugués, que también escuché que estaba movilizado, sin poder confirmarlo. En cualquier caso se dirigieron a mí en portugués, preguntando por el fuego cuyas columnas de fuego yo había visto momentos antes desde un altozano, lo que creo que despeja las dudas sobre lo anteriormente comentado.

El fuego se acercó peligrosamente a algunas aldeas. 22 junio 2017.

El nuevo conato de incendio fue rápidamente atajado y, lo que a mí más me sorprendió, fue ver la gran cantidad de humo que se levantaba, no sólo en el momento de coger fuerza las llamas, sino también en el de su extinción. Situado a una distancia prudente, y vigilando siempre no entorpecer en modo alguno las operaciones de los profesionales, a mí empezaban a lagrimearme los ojos, y no podía menos que admirar a aquellos hombres que circulaban con sus mangueras entre densas humaredas que a veces llegaban a ocultármelos.

Como ya dije antes, desistí entonces de continuar por esa ruta, ya que me obligaba a esperar a que se autorizara el paso hacia Pedrógrao Grande, y dirigí entonces nuevamente mis pasos hacia Castanheira de Péra, en esta ocasión atravesando de parte a parte la Sierra de Lousa. Allí el alma terminó por caérseme al suelo, pues algunos rincones esporádicos que habían escapado al fuego dejaban entrever la belleza anterior del lugar. Ahora todo era una especie de solar, inclinado y de color negruzco color, el que cubría sus laderas hasta las eólicas que la dominan. Tardará posiblemente una década antes de que recupere su aspecto anterior.

Víctimas del incendio en la ‘carretera de la muerte’. 2017.

Lo que lamentablemente ya no se podrá recuperar son las vidas definitivamente perdidas, entre ellas las de varios infantes, familias enteras que fueron informadas por la autoridad de que disponían de una vía segura de escape al fuego y que se metieron así en una ratonera infernal de la que ya no pudieron regresar.

Según mi informador, enviado por una potente cadena que agrupa a varios medios nacionales, el gobierno luso habría gastado hasta 358 millones de euros en establecer un sistema de comunicaciones eficaz para situaciones de incendio. Pues bien, este sistema por lo visto falló, y además los medios lusos comentan que se produjeron graves problemas de descoordinación. O al menos en los primeros momentos, y esto al margen del buen hacer de los equipos de extinción, venidos de todos los consejos vecinos y hasta de Galicia. Por lo que sé, también aportaron medios aéreos España, Francia e Italia.

Señal de carretera de Castanheira de Pêra afectada por el calor del incendio. 22 junio 2017.

Queda pues pendiente de aclaración ese asunto, el cual acabó en una enorme tragedia. Presiento que va a traer bastante cola durante un tiempo. Considero debería de ser investigado a fondo para establecer cómo pudo producirse y si se ha de exigir responsabilidades a alguien.

El otro asunto sobre el que espero que se debata es el que tiene que ver con la plantación del eucalipto, y también del pino americano, ambos dominantes en la zona junto con el roble, siendo este último menos inflamable, así como la mimosa, también especie alóctona (importada de fuera) como las dos inicialmente citadas, pero más resistente al fuego como pude apreciar. He de aclarar que existe en la zona lo que me pareció una importante industria maderera, imagino que enfocada hacia las producción de papel, y también algunas pequeñas empresas de fabricación de muebles. Pero, después del incendio, son muchos los madereros que se han quedado sin trabajo, como testimoniaban en la televisión. Y no solo ellos, porque esta zona depende en gran medida del turismo, al que se han dedicado grandes inversiones, pero que tiene su principal atracción en la magnificencia de la naturaleza del lugar. Por el momento, el camping en el que me alojé se había quedado de repente vacío. Y los turistas y excursionistas rehuirán, al menos en los primeros años tras la quema, una zona cuyos bosques han quedado muy tocados.

Aspecto del monte tras el paso del fuego. 22 junio 2017.

Son muchos los especialistas que relacionan la rápida propagación del incendio con la presencia desaforada de los árboles antes denunciados, lo que trae de nuevo al candelero la cuestión de la sostenibilidad. Una sostenibilidad ecológica que no esté reñida con lo económico y que, como en el caso de la minería, no implique pan para hoy y hambre para mañana.

Yo que resido en El Bierzo, y que llevo años anotando, y denunciando, la proliferación de las plantaciones de eucaliptos, que empobrecen los suelos y disminuyen la biodiversidad, quisiera que este artículo sirviera para sensibilizar a nuestros agricultores, y políticos, de que el aparente beneficio que su cultivo aporta a corto plazo, debido a su más rápido crecimiento, también implica una serie de riesgos que conviene tener en gran consideración.

Un ecologista en El Bierzo.

 

El TSJCyL anula la construcción de 400 viviendas en Medina de Rioseco

Vista aérea de Medina de Rioseco y de la finca Villagodio donde que se pretendía edificar. Fuente: Google.earth.com.

Vista aérea de Medina de Rioseco y de la finca Villagodio donde que se pretendía edificar. Fuente: Google.earth.com.

Por sentencia de 27 de diciembre de 2016, la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJCyL) anuló la modificación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Medina de Rioseco referida a la finca Villagodio, aprobada por Acuerdo de la Comisión Territorial de Medio Ambiente y Urbanismo de Valladolid el 25 de marzo de 2015.

Según Ecologistas en Acción, la Consejería de Fomento aprobó la construcción de casi cuatrocientas viviendas y un campo de golf obviando cuatro informes claramente contrarios a tal proyecto, para conseguir así salvar una operación especulativa protagonizada por una sociedad pantalla. Todo esto contando con el aval del Ayuntamiento de la pequeña población vallisoletana, de apenas cinco mil habitantes.

El consistorio  cambió la clasificación de una parte de la mencionada finca de suelo rústico a suelo urbanizable, para de este modo permitir la construcción de 397 viviendas en la zona sur de la villa, situadas a apenas un par de kilómetros del núcleo urbano, y quedando separadas de este centro por la autovía de León y el río Sequillo. Algo que contradice al propio PGOU, que marca ambos elementos como los límites urbanos.

Reiterando otras sentencias anteriores de la misma Sala y el Tribunal Supremo, y reproduciendo el informe desfavorable a la modificación del Jefe del Servicio Territorial de Fomento de Valladolid, el TSJCyL estima que “no existe en el municipio de Medina de Rioseco necesidad para ampliar el suelo con destino residencial, cuando está acreditado que su PGOU tiene suelo clasificado para albergar más de 5.500 viviendas” y que la modificación pretendida “permite por sí sola casi cuatrocientas viviendas completamente desconectadas del núcleo urbano de Medina de Rioseco”.

Situación de la finca cuestionada dentro de la provincia de Valladolid y de la región.

Situación de la finca cuestionada dentro de la provincia de Valladolid y de la región.

La modificación fue promovida por la sociedad Villagodio Rioseco, S.L., inscrita en el Registro Mercantil de Oviedo, la cual con un pequeño capital social de tres mil euros actuó como intermediaria de un grupo de empresarios desconocidos que habrían adquirido las 74 hectáreas de la finca como suelo rústico en 2007, obteniendo con la modificación municipal aprobada la reclasificación como suelo urbanizable de 20 hectáreas, así como las plusvalías derivadas de los derechos de edificación de las viviendas.

 Para el colectivo ecologista se trata de una actuación especulativa heredada de la época de la burbuja inmobiliaria, que inexplicablemente la Junta de Castilla y León aprobó pese a los informes contrarios del Jefe de Servicio Territorial de Fomento de Valladolid, de la Ponencia Técnica de la Comisión Territorial de Urbanismo de Valladolid, del Servicio Territorial de Medio Ambiente de Valladolid y de la Diputación Provincial de Valladolid.

Entonces fue necesaria una instrucción “ex profeso” de la Consejería de Fomento, dirigida entonces por el hoy alcalde de León, Antonio Silván, para obligar a media docena de funcionarios públicos a adoptar una resolución en contra de lo por ellos mismos informado, haciendo constar éstos en el acta de la Comisión de Urbanismo donde se aprobó la modificación anulada que su voto favorable se produjo “en virtud de la Instrucción vinculante de la Dirección General de Vivienda, Arquitectura y Urbanismo” de la Junta.

Por ello, los ecologistas exigen al actual Consejero de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, Juan Carlos Suárez-Quiñones, que explique su interés en una actuación privada puramente especulativa, al tiempo que le reclaman mayor rigor en la aprobación de los nuevos planes urbanísticos, apostando por la rehabilitación urbana y limitando los crecimientos a las viviendas que se justifiquen por las necesidades propias de cada municipio, tal y como establece la legislación de urbanismo y suelo. Por otro lado, los ecologistas vuelven a exigir a la Junta “que se pase página de la desastrosa política urbanística practicada en la década dorada del ladrillo”.

Un ecologista en El Bierzo.

El TSJCyL anula 400 viviendas con campo de golf a dos kilómetros de Medina de Rioseco. 09/02/17. Nodo50.org.

El TSJCyL anula 400 viviendas con campo de golf a dos kilómetros de Medina de Rioseco. 09/02/17. Nodo50.org.

Sentencia del TSJ de Castilla y León anulando la Modificación del PGOU de Medina de Rioseco. 09/02/17. Nodo50.org.

Ecologistas en Acción recurrirá el nuevo Consejo Regional de Medio Ambiente de Castilla y León

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez Quiñones. 2016. Cadenaser.com.

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez Quiñones. 2016. Cadenaser.com.

La Junta de Castilla y León ha vuelto a aprobar la misma norma anulada judicialmente en abril pasado, contra la opinión de las asociaciones ambientales  y sin ningún tipo de diálogo con éstas.

Ocho meses después de la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJCyL) que anuló el Decreto 2/2015, de 8 de enero por el que se creó el Consejo Regional de Medio Ambiente, en sustitución del actual Consejo Asesor de Medio Ambiente constituido en 2001, la Junta de Castilla y León publicó ayer en el BOCyL una propuesta idéntica a la anulada judicialmente, sin ningún tipo de diálogo con las organizaciones medioambientales.

Éstas denuncian que lo que en realidad pretende la Junta es, -con la excusa de la racionalización administrativa-, “vaciar de contenido el ya escaso espacio que dedica al debate de sus propuestas medioambientales, creando un órgano aún más dócil e inoperante que el ahora existente, con la finalidad de fingir una transparencia y participación social totalmente ilusoria”.

De hecho, el número de miembros del nuevo Consejo se aumenta de los ya excesivos 37 hasta 42, incrementando los altos cargos y funcionarios de la Junta de Castilla y León de 17 a 20 y las vocalías de libre designación por el Consejero de Fomento y Medio Ambiente de 3 a 4, inundando así el supuesto órgano de participación social de políticos y funcionarios sin más función que votar lo que indique en cada caso la Presidencia.

Es llamativo que las únicas representaciones que se pretende reducir sean, además de las de los Ayuntamientos (de 3 a 1 vocal) y las Universidades Públicas (de 4 a 2 vocales), las de las asociaciones de defensa de medio ambiente, que pasarían de los actuales 3 vocales a los 2 ahora propuestos, frente a los 5 que tienen por ejemplo en el Consejo Asesor de Medio Ambiente estatal, integrado por sólo 15 miembros y en el que el único alto cargo de la Administración es la propia Ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, que lo preside.

La elección de los dos vocales de las asociaciones de defensa de medio ambiente es además la única tutelada por la propia Junta, lo que contrasta con la asignación directa de vocales “electivos” para organizaciones concretas como las Federaciones de Caza y Pesca o la Federación de Propietarios Forestales.

Además, la propuesta de nuevo Consejo Regional de Medio Ambiente evita crear en su seno comisiones sectoriales sobre espacios naturales, residuos y cambio climático, previstas en la propia normativa de la Junta de Castilla y León, para tratar adecuadamente las especialidades técnicas de estos sectores. De manera que los únicos asuntos ambientales que parece interesan a la Junta son la caza, la pesca y los montes, para los que sí se crean comisiones sectoriales.

Por todo ello, las organizaciones ambientales de ámbito estatal Amigos de la Tierra, Greenpeace España, Ecologistas en Acción, Sociedad Española de Ornitología y WWF España, así como distintas asociaciones regionales y locales de Castilla y León, presentaron el pasado verano alegaciones pidiendo al Consejero de Fomento y Medio Ambiente que suprimiera todas las vocalías de altos cargos y/o funcionarios de la Administración de Castilla y León y de la Administración General del Estado, así como que añadiera a las comisiones sectoriales previstas las referidas a Patrimonio Natural, Residuos y Atmósfera.

Como muestra del concepto de participación del Gobierno regional, los ecologistas denuncian que la Junta de Castilla y León no se ha dignado a responder ninguna de las sugerencias realizadas por las organizaciones que comparecieron durante la información pública. Todo un alarde de transparencia y participación ciudadana que pone a las claras la hipocresía de la Junta, por lo que Ecologistas en Acción volverá a recurrir judicialmente el nuevo Consejo.

 Un ecologista en El Bierzo.

ONG’s medioambientales piden la supresión de vocalías para altos cargos en el nuevo Consejo Regional de Medio Ambiente de la Junta de CyL. 06/08/16. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

Fallece “Santi el de Urz”, activista social y ecologista leonés

Santiago Rodrríguez. Magallón, en una foto de juventud.

Santiago Rodríguez. Magallón, en una foto de juventud.

El activista social, ecologista y político, Santiago Rodríguez Magallón, natural de León, falleció en su ciudad el pasado martes (día 10), a los 71 años de edad.

“Santi el de Urz”, como se le conocía, en referencia a la histórica asociación ecologista leonesa de la que fue cofundador y con la que tan plenamente se , se fue con el frío, siendo enterrado ayer en el cementerio de Puente Castro de la capital.

Tras haber resistido a un cáncer y sobreponerse a un infarto, fue finalmente una neumonía la que se llevó por delante la vida de este histórico activista social, un referente del ecologismo, la igualdad de género y el bienestar de la ciudadanía, de la tierra y de sus habitantes. “Corazón verde y alma libre”, como le definían sus compañeros en Urz, maduró al mismo tiempo que lo hacía el colectivo ecologista, nacido en la década de los 80 con una clara vocación provincial y muy activo en la preservación del medio ambiente. Desde las históricas batallas contra los pantanos de Riaño y Omaña,  a la demanda de carriles bici en la capital.

Santiago Rodríguez Magallón en una foto reciente. Facebook.com

Santiago Rodríguez Magallón en una foto reciente. Facebook.com.

Maestro de profesión, aún se recuerda su paso por la escuela de Gradefes, al igual que su vinculación con el Movimiento Cooperativo de Escuela Popular (MCEP) de la Pedagogía Freinet. También trabajó como educador en la Fundación Isadora Duncan, pero fue sobre todo en el ámbito social y político donde más se le reconoció su labor. La periodista Ana Gaitero, que le trató personalmente, destaca de él, -en un reciente artículo escrito como obituario-, que “allí donde había una semilla de innovación y de lucha, allí estaba Santiago”.

Rodríguez Magallón participó en la lucha social, -que algunos veteranos como yo todavía recordamos- para conseguir un presupuesto institucional mínimo en ayuda a la  cooperación internacional del 0,7%, así como en múltiples otras causas sociales y ecologistas. También se implicó activamente, como ya lo adelanté antes, en la oposición a la construcción del pantano de Riaño, junto a “tejadistas” como Ramiro Pinto.

En la política, Rodríguez Magallón se vinculó al partido de Los Verdes, siendo su candidato en 1991 a las Cortes de Castilla y León por la provincia leonesa. En los últimos años se sumó a movimientos sociales como el 15M, eligiendo presentarse por “La Sobarriba en Común” en las elecciones municipales de 2015.

Marc Viader y Santiago Rodríguez Magallón, en un homenaje al último. Diariodeleon.es. Foto: Jesús.

El escritor Marc Viader y Santiago Rodríguez Magallón, en un homenaje a este último. Diariodeleon.es. Foto: Jesús.

Participante en el Grupo Autónomos, fue fundador de la Casa por la Paz en Quintanilla de Somoza y se manifestó contra el Campo de Tiro del Teleno, además de ser miembro de la coordinadora Pacifista, de la Coordinadora Ecologista de León y de Castilla y León, de la Coordinadora contra los Grandes Embalses (Riaño y Omaña), del MCEP (Movimiento Cooperativo de Educación Rural), del Colectivo de Educación Rural y de ARENCI por la Renta Básica, entre otras variadas actividades. Además, frecuentó con asiduidad las tertulias del Fornos, del Cardo, del Velarde o del CCAN.

La Asociación Urz, La Sobarriba en Común e Izquierda Unida (este último partido por boca de su coordinadora provincial, Eloina Terrón), así como su amigo Ramiro Pinto, Elisa Vidal y  tantos otros, amén de la familia (a la que envío mi sentido pésame), han lamentado públicamente y a través de las redes sociales la gran pérdida que supone la desaparición de quien con tanto ahínco defendió las causas sociales y ecologistas en la provincia leonesa.

Entrevista a Santago Rodríguez Magallón. 23 mayo 94. La Crónica 16 de León (I)

Entrevista a Santago Rodríguez Magallón. 23 mayo 94. La Crónica 16 de León (I)

Entrevista a Santago Rodríguez Magallón. 23 mayo 94. La Crónica 16 de León (II)

Entrevista a Santago Rodríguez Magallón. 23 mayo 94. La Crónica 16 de León (II)

En una emotiva despedida, Ramiro Pinto destaca de su compañero que “fue un apoyo y un referente de las luchas emprendidas en los últimos cuarenta años”. “Santiago fue el relevo de una generación que luchó por la democracia, por una sociedad más justa, más libre y más amable”. A lo que añade: “Santiago fue, sobre todo, “un razonador incansable para la crítica de una sociedad cada vez más irracional”.

Un ecologista en El Bierzo.

Fallece el histórico activista Santiago Rodríguez Magallón.10/01/17. Lanuevacronica.com.

Adiós a un corazón verde y un alma libre. 11/01/17. Diariodeleon.es.

Fallece un histórico del activismo social y ecologista de León, Santiago Rodríguez Magallón. 10/01/17. Ileon.com.

Fallece Rafael Álvarez Martín, activista social y gran defensor de la naturaleza

Rafael Álvarez Martín.

El activista social y ambiental Rafael Álvarez Martín.

A través de Ecologistas en Acción de Valladolid recibo la triste noticia de que el activista Rafael Álvarez Martín, “Taladriz”, ha muerto. No tuve la oportunidad de tratarle personalmente, pero el homenaje que le hace Miguel Ángel Ceballos, miembro de esa asociación, me empuja a escribir estas líneas como muestra de mi admiración y respeto.

Según me informa mi comunicante, Álvarez Martín fue cofundador, -en nombre de la Asociación de Vecinos de la Zona Sur-, de la Federación de Asociaciones de Vecinos y, anteriormente, de la Coordinadora de Asociaciones Vecinales. Hasta que la Federación no dispuso de sede propia en la calle Andrés Laorden, sus miembros se reunieron en una sala de su propiedad, en el edificio en el que vivía situado en el paseo de Zorrilla, como en otras ocasiones lo hacían en la parroquia de San Andrés o en la Guardería infantil de Huerta del Rey, donde -me precisa Ceballos- ahora tiene sus oficinas Gama.

En los años setenta, con su vehículo, -un viejísimo trasto-, siempre con Juan Cornejo, llevó la representación del movimiento asociativo vecinal de Valladolid a los foros vecinales de Cataluña, Euskadi, Madrid, Valencia, etc. Una de las primeras manifestaciones tras la muerte de Franco, la de la Educación, que tuvo un eco impresionante y un trabajo de base impecable, fue también impulsada animosamente por él junto a Millán, Ventura, Ruipérez y otros, recuerda el representante de Ecologistas en Acción.

Le llamaban habitualmente “Taladriz”, por su pertenencia a esta familia vallisoletana de la izquierda liberal, en homenaje oculto a ella. Con su desaparición lo hace también una parte valiosísima de nuestra historia.

Los restos mortales del activista social y ambiental serán trasladados desde “El Salvador” al Cementerio Municipal del Carmen en Valladolid, donde llegarán a las 11.30 horas, mañana jueves 3 de noviembre a las 11.15 horas.

Un ecologista en El Bierzo.

Rafael Álvarez, defensor de la naturaleza, por Miguel Ángel Ceballos.

El autor del artículo, Miguel Ángel Ceballos, en una foto retrospectiva. Valladolid, 20 enero 2005. Fuente: dicyt.com.

El autor del artículo, Miguel Ángel Ceballos. Valladolid, 20 enero 2005. Fuente: dicyt.com.

Corría el año 1989 cuando junto a Rafael Álvarez, químico, reconocía un vertedero incontrolado de fibra de amianto junto al Canal del Duero, en La Cistérniga, aguas arriba de la potabilizadora de agua de San Isidro. La asociación de vecinos nos había avisado de éste y otro vertido, junto al pueblo, ambos realizados por Uralita, en una época en que la empresa del Grupo March seguía esparciendo por todo el Estado el veneno cancerígeno con el que el banquero de Franco había cementado sus negocios.

Conocí a Rafa meses antes, cuando se acercó a la entonces Asociación Vallisoletana para la Defensa del Medio Ambiente (AVDEM) para informarnos de la penosa situación del Monte Blanco, el único encinar del municipio de Valladolid, al sur de Puente Duero, un refugio de biodiversidad a trece kilómetros de la Plaza Mayor asediado por graveras, cazadores furtivos y una inadecuada gestión forestal, que su propiedad privada no quería o no alcanzaba a atajar.

Rafael había participado en la década de 1970 en la Asociación Española para la Ordenación del Medio Ambiente (AEORMA), que puede considerarse como el primer grupo ecologista español. De manera que cuando desembarcó a finales de los 80 en lo que hoy es Ecologistas en Acción de Valladolid, acumulaba ya dos décadas de activismo por el medio ambiente, luchando contra la especulación urbanística o contra la locura nuclear, pero siempre a favor de la conservación de la naturaleza.

Su compromiso le llevó en esos años a adquirir El Montecillo de Santibáñez de Valcorba, con la intención de preservar este vergel natural en la comarca de La Churrería. Con un gran desgaste personal, tuvo que enfrentar las numerosas dificultades que encuentra la protección de la naturaleza en España, desde la incomprensión de buena parte de la población rural a las zancadillas de la Administración.

Ya entrado el nuevo siglo, a pesar de sus crecientes problemas de salud, Rafael tuvo una gran presencia en la campaña contra las candidaturas de Melgar de Arriba y Santervás de Campos para acoger el cementerio nuclear que la Diputación de Valladolid y la Junta de Castilla y León avalaban para la Tierra de Campos vallisoletana, hace sólo seis años.

Desde la convicción científica, fue también Rafael un acerado crítico de los cultivos transgénicos y del gran laboratorio al aire libre de “organismos manipulados genéticamente” en que se han convertido Castilla y León y España, en el que tod@s somos cobayas de los experimentos de las multinacionales de la biotecnología.

Como tantas veces sucede con los problemas ambientales en nuestro país, los vertederos de amianto fueron tapados y el Monte Blanco pasó al olvido, tras una fugaz propuesta del entonces cogobernante CDS para incluirlo en la Red de Espacios Naturales protegidos de Castilla y León. Sin embargo, contra pronóstico, la movilización ciudadana ha servido para paralizar la energía nuclear, y para retardar la incorporación a nuestra dieta de los alimentos transgénicos. Hoy, El Montecillo forma parte de la Red Natura 2000 de la Unión Europea, y gracias al tesón de Rafa se mantiene como uno de los ecosistemas naturales más interesantes de la provincia de Valladolid.

PS: Tras la publicación de este artículo acuso recibo de un correo, en mi Facebook, del amigo Alfonso Fernández-Manso aportándome más información, ésta también de primera mano, sobre Rafael Álvarez: “Fue un gran amante del Bierzo. Compró incluso una casa en Labaniego y fue asiduo a las actividades que se hacian en el pueblo hace ya algunos años!! Nunca paró de defender la Naturaleza!!