Archivo de la categoría: FAO

805 millones de personas padecen hambre crónica según la FAO

Para erradicar el hambre se debe dar prioridad a los agricultores familiares. 14 sept. 2014. Fuente: fao.org.

Para erradicar el hambre se debe dar prioridad a los agricultores familiares. 14 sept. 2014. Fuente: fao.org.

Anteayer, día 17 de octubre, la Organización de Naciones Unidas (ONU) convocó el Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza, que viene celebrándose desde 1993. Para este año el tema elegido fue: “No dejar a nadie atrás: pensar, decidir y actuar juntos contra la pobreza extrema”. Y aún a toro pasado he decidido volver a abordar este asunto que me conmueve y desazona enormemente. La prioridad de la humanidad.

En realidad, he de decir que la celebración casi  me pasa desapercibida, pues apenas miro la televisión y la información que me llega es a través de la radio, la prensa, Internet. Y sí, algo me llegó, pero no en la medida que debería ser. Considero la lucha contra la pobreza y el hambre  un tema prioritario, y por lo tanto lo sitúo por delante de cualquier otro, incluidas las posibles investigaciones espaciales.

Informe. El estado mundial de la agricultura y la alimentación. 2014. Fao.org.

Informe. El estado mundial de la agricultura y la alimentación. 2014. Fao.org.

La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), hace años que proclama que el planeta está en condiciones de alimentar no sólo a los siete mil millones y medio de habitantes, sino hasta doce mil millones. Y yo estoy convencido de que podría eliminarse el hambre en el mundo cambiando sencillamente las prioridades en los gastos de las naciones.

No me parece ético, ni humano, que todos los años se inviertan más de 3.000 millones de dólares en armas y otros gastos militares mientras que, en algún lugar del mundo, un ser humano agoniza de hambre. Y son millones los que mueren así todos los años.

He leído en algún lugar que las ONG’s sitúan las muertes infantiles debidas al hambre en 8.500 diarias. En 2012, el que fuera relator especial de la ONU para el Derecho a la Alimentación entre los años 2000 y 2008, Jean Ziegler, declaró en una entrevista que cada cinco segundos un niño de menos de 10 años moría de hambre. Lo que es obviamente inaceptable. Son cifras que superan ampliamente las muertes debidas al VIH o el ébola, o a ambas  juntas. Se trata de un asesinato silencioso, vergonzoso y del que apenas nadie habla.

La movilización y la protesta contra la inmensa injusticia que es el hambre han de proseguir y el Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza ha de incitarnos a la movilización permanente, que a veces arrinconamos, inmersos como nos encontramos en otras preocupaciones o actividades diarias.

Cita Federico Mayor Zaragoza en su blog, en un artículo dedicado a la efeméride, una frase de Jean Ziegler: “El hambre es la más activa y horrenda arma de destrucción masiva”. Y cuánta razón tienen ambos. Porque el hambre mata, y mucho. Pero no sólo físicamente, sino también psíquica y moralmente. Allí donde hay hambre no hay desarrollo, ni siquiera cultura, y la comida se convierte en la preocupación esencial de quien padece tal necesidad.

“Los amos del mundo deciden a diario quién va a morir de hambre”

Jean Ziegler en la feria del libro de Fránkfurt. 2009. Wikipedia.org. Foto: Dirk Schneider.

Jean Ziegler en la feria del libro de Fránkfurt. 2009. Wikipedia.org. Foto: Dirk Schneider.

Jean Ziegler es vicepresidente del Comité Asesor del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas y profesor de sociología en la Universidad de Ginebra y la Sorbona. Autor de numerosos libros, está considerado como “el azote del capitalismo”.

En 1964 coincidió con el Che Guevara en Ginebra, a quien sirvió de chófer durante una visita que realizó el guerrillero a la ciudad suiza con motivo de la Conferencia del Azúcar.

En junio de 2012, en relación con la deuda externa de algunos países, entre ellos España, Ziegler declaró que se trataba de una deuda odiosa o ilegítima ya que según el profesor “vivimos en un orden mundial criminal y caníbal, donde las pequeñas oligarquías del capital financiero deciden de forma legal quién va a morir de hambre y quién no”.

En el año 2000 Jean Ziegler publicó el libro ”El hambre en mundo explicada a mi hijo” (con Gilles Perrault y Maurice Cury), en el que ofrece una explicación muy didáctica sobre las causas del hambre a partir de algunas preguntas comunes de la gente. Basado en el libro, se realizó un vídeo, pensado en los jóvenes , a los que se invita a profundizar sobre este tema.

Ciertamente estamos muy preparados para la protección frente a enemigos potenciales. ¿Pero lo estamos contra el hambre? ¿O la pobreza? ¿Cuánto dinero gastan las naciones pudientes para reducir la extrema pobreza y las enfermedades propias de las inhumanas condiciones en que viven quienes padecen estas miserias?

Federico Mayor Zaragoza. Fuente: superandoelsida.ning.com.

Federico Mayor Zaragoza.

Una solución, como bien nos recuerda Federico Mayor Zaragoza, entre tantas más, es “compartir y atender a las grandes prioridades: alimentación, agua, salud, medio ambiente, educación y paz”.

Por desgracia, cada vez sucede más lo contrario. Así, hemos visto como con la llegada de la crisis lo primero que se ha recortado es la ayuda al desarrollo, tanto en Europa como en España. Así como el mismo Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo. Sí, amigo Mayor Zaragoza, nada bueno podemos esperar de los “grupos plutocráticos que han impuesto el neoliberalismo globalizador”. Por esto necesitamos un cambio. Más claro, agua.

Martín Caparrós, un escritor argentino que acaba de publicar un libro sobre la situación del hambre a nivel mundial nos recuerda sólo tres cifras la cuestión del hambre: 900 millones de personas no comen lo suficiente en todo el mundo; cada día mueren veinticinco mil por causas relacionadas con el hambre; y si en 1970 se calculaban 90 millones de desnutridos en África esta cifra se elevaba a 400 millones cuarenta años después.

El pasado día 16 se octubre fue el Día Mundial de la Alimentación, y con motivo de esta celebración varias organizaciones cristianas (Manos Unidas, Justicia y Paz, Confer, Redes, Obras Misionales Pontificias y Cáritas) redactaron un manifiesto conjunto en el que constatan que “805 millones de personas siguen pasando hambre en el mundo”. Y esto “a pesar de la tendencia positiva en la disminución del hambre recogida en el último informe de la FAO”. Hoy, “una de cada nueve personas sufre desnutrición crónica” según estas organizaciones, “mientras que en el mundo se desperdicia el 30% de todos los alimentos producidos”, subrayan.

Necesitamos unir todas las voces contra esta injusticia. Ciertamente es preocupante el cambio climático, pero aún lo es más este silencio social ante la presencia del hambre en el mundo. Esas personas necesitan justicia, no caridad. Y un giro en la organización mundial que les permita proveerse de sus propios alimentos. Unamos pues nuestras voces para reclamar en favor de los que sobreviven en condiciones de extrema precariedad.

Apoyemos a las ONG’s y demás instituciones nacionales e internacionales que luchan contra el hambre, para aliviarla y remediar definitivamente una situación que afecta a millones de hermanos nuestros.

¡Pobreza cero! Juntos sí podemos.

Un ecologista en El Bierzo.

Martín Caparrós, autor de 'El hambre'. 2014. Excelsior.com.

Martín Caparrós, autor de ‘El hambre’. 2014. Excelsior.com.

Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza. 17/10/14. Un.org.

Día Mundial de la Alimentación #BAD2014. 16/10/14. Pobrezacero.wordpress.com.

Desciende el hambre en el mundo, pero 805 millones de personas sufren todavía subalimentación crónica. 16/09/13. Fao.org.

El estado mundial de la agricultura y la alimentación. 2014. Fao.org.

Jean Ziegler: “Los amos del mundo deciden a diario quién va a morir de hambre”. 31/05/12. 20minutos.es.

Martín Caparrós, disecciona el hambre. 29/08/14. Excelsior.com.

17 de octubre, Día Internacional Contra el Hambre. 17/10/14. Federicomayor.blogspot.com.es.

El hambre en el mundo explicada a mi hijo. Youtube.com. 22/02/13. Edgardo Gamboa.

Anuncios

La Vía Campesina denuncia el engaño de la ‘agricultura climáticamente inteligente’

Cultivo campesino en terrazas. Sudamérica. Fuente: ecocosas.com.

Cultivo campesino en terrazas. Sudamérica. Fuente: ecocosas.com.

“Ultimadamente, la agricultura climáticamente inteligente intenta ocultar y eliminar la necesidad de una reforma agraria y de tierras. También oculta y miente sobre el tema de la escasez de tierra y de los recursos naturales” (La Vía Campesina).

Este párrafo forma parte de un texto que, ccoincidiendo con la cumbre climática celebrada en la sede de la Organización de las Naciones Unidas en Nueva York, el pasado día 23, publicó el Movimiento Campesino Internacional en su página web oficial.

Su título es ya de por sí mismo suficientemente elocuente: ‘Desenmascarando la Arquitectura Climática Inteligente’. Se trata de un artículo crítico con la “economía verde” defendida por las grandes corporaciones químicas y por el capital, un concepto que  la Vía Campesina rechaza. Sin duda una lectura que se presta a una interesante discusión y que las grandes agencias de comunicación ignoran u ocultan.

Hoy más que nunca, en ciertos niveles, se cuestiona el sistema de producción agroindustrial surgido laRevolución Verde promovida por los Estados Unidos una vez finalizada la Segunda Guerra Mundial. Los sectores más críticos señalan que se trata de un gravísimo atentado contra la biodiversidad, los suelos y su fertilidad y también el agua dulce en el planeta.

Estos consideran que el uso y abuso de tóxicos y derivados del petróleo, para controlar malezas e insectos, y fertilizar la tierra, no sólo pone en jaque al ecosistema sino que además resulta caro, es ineficiente y contribuye a crear malas hierbas más resistentes, más plagas, y suelos más erosionados y dependientes del aporte externo de nutrientes, viéndose asimismo más fácilmente afectados por éstas o por los problemas climáticos.

La poca legitimidad que le quedaba a la Revolución Verde recibió el golpe de gracia en Johannesburgo (Sudáfrica) con la publicación en abril del 2008 del informe Evaluación Internacional del Conocimiento, la Ciencia y la Tecnología en el Desarrollo Agrícola’. Un estudio de casi tres años de duración sobre la agricultura mundial, patrocinado por agencias de la Organización de Naciones Unidas como la FAO y el Banco Mundial.

El informe IAASTD (por su sigla en inglés) involucró a 450 científicos a nivel internacional y estuvo conducida por una estructura organizacional compuesta por representantes de 58 gobiernos, organizaciones de la sociedad civil, sector privado, organizaciones de productores y consumidores y organizaciones internacionales.

El estudio advirtió que la agricultura industrial estaba degradando los recursos naturales de los cuales depende nuestra supervivencia, amenazaba los recursos de agua y energía y entorpecía los esfuerzos por combatir el calentamiento global.

Un ecologista en El Bierzo.

Desenmascarando la Agricultura Climáticamente Inteligente, por la Vía Campesina.

Vía Campesina denuncia el engaño de la Agricultura Climática Inteligente. NY, 23 sept. 2014.

Vía Campesina denuncia el engaño de la Agricultura Climática Inteligente. NY, 23 sept. 2014.

Como mujeres, hombres, campesinos, pequeños granjeros familiares, migrantes, trabajadores rurales, indígenas y jóvenes de la Vía Campesina, denunciamos a la Agricultura Climáticamente Inteligente, la cual se nos presenta como la solución para resolver el cambio climático y como un mecanismo para el desarrollo sustentable.

Para nosotras y nosotros lo que queda claro es que bajo la apariencia de abordar el problema persistente de la pobreza en el campo y el cambio climático, no hay nada nuevo. Más bien, es la continuación de un proyecto iniciado con la ‘Revolución Verde’ en la década de 1940 y que continuó de los 70 a los 80 con los proyectos de Reducción de Pobreza del Banco Mundial y los intereses de las corporaciones involucradas.

Estos proyectos, como la mentada llamada ‘Revolución Verde’, diezmaron las economías campesinas particularmente en el Sur, al grado que muchos países, como México, por ejemplo, que fueron auto-suficientes en producción de comida en un par de décadas se hicieron dependientes del Norte para poder alimentar a su población.

La consecuencia de estos proyectos, dictados por la necesidad de expansión del capital industrial, fue el acaparamiento y la integración de los productores y la producción agrícola tradicional con la agricultura industrial y su régimen alimentario. Un régimen que se basa en el aumento de la utilización de químicos altamente tóxicos, dependiente en los insumos basados en combustibles fósil y la tecnología, la creciente explotación de trabajadores agrícolas y rurales, y la pérdida de la biodiversidad; la alimentación bajo control de las corporaciones y de los grandes productores agrícolas industriales que han sido los beneficiarios de estos proyectos. El resultado ha sido la pérdida de la seguridad y la soberanía alimentaria, la transformación de países de exportadores netos de comida a importadores, no tanto porque no pueden producir comida sino porque ahora producen materia prima para producir alimentos industriales, para elaborar combustibles y para fabricar productos para su venta y especulación en los mercados financieros mundialmente.

Hoy en día, varios de los mismos actores de esos proyectos, como el Banco Mundial, son las fuerzas atrás de la imposición de la agricultura climáticamente inteligente como solución para resolver el cambio climático e incrementar el ingreso de los campesinos pobres con la misma tesis fallida de que lo que se necesita es incrementar su productividad. Es claro que la intención es implantar el mercado de la Revolución Verde como una solución al cambio climático, a la pobreza y además como una propuesta de desarrollo sostenible en el medio rural. Identificamos esto como parte de un largo proceso de proyectos de ajuste estructural “verdes” requeridos por un sistema económico y una clase política en apuros, porque han agotado otros lugares para sus enormes inversiones financieras y ahora ven la agricultura y las tierras agrícolas como la nueva frontera para dichas inversiones especulativas.

La agricultura climáticamente inteligente empieza con la decepción de no diferenciar entre los efectos negativos de la agricultura industrial y las soluciones reales de la agricultura campesina y tradicional que ha contribuido al alivio de la pobreza, a remediar el hambre y a aminorar el cambio climático. Por lo contrario, la agricultura climáticamente inteligente socializa y achaca de igual forma a todos los modos de producción agrícola los efectos negativos que la producción industrial agrícola y de comida ha provocado y rehúye reconocer y aceptar las diferencias entre agriculturas y producción agrícola. La mayor parte de la actividad agrícola que ha contribuido significativamente a la emisión de gases tipo invernadero ha sido de la agricultura convencional o industrial, no de la agricultura campesina.

El uso de plaguicidas, herbicidas y fertilizantes, así como nuevas variedades de cultivos de alto rendimiento creció en las décadas después de la II Guerra Mundial. Wikipedia.org. Foto: Charles O'Rear.

El uso de plaguicidas y nuevas variedades de cultivos de alto rendimiento creció tras la II Guerra Mundial. Wikipedia.org. Foto: Charles O’Rear.

La agricultura climáticamente inteligente va a provocar más concentración de la tierra al empujar a los productores campesinos y familiares a proyectos del Banco Mundial, la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) y otras instituciones, creando una dependencia en las llamadas nuevas tecnologías a través de los paquetes completos que incluyen la prescripción de “variedades climáticamente inteligentes”, insumos y créditos, ignorando la mayoría de las técnicas tradicionales agrícolas y el cuidado y mantenimiento de variedades de semillas criollas experimentadas y practicadas por campesinos.

La dependencia en los métodos de producción y variedades de semillas genéticamente modificadas promovidos por el Banco Mundial sólo aumentará así la vulnerabilidad de los productores campesinos y pequeños ya que éstos no van a poder absorber los efectos del cambio climático, así van a estar imposibilitados de mejorar su ingreso y van a caer aun más en el endeudamiento y una mayor dependencia. A medida que la Revolución Verde significó la imposición de fertilizantes y plaguicidas sintéticos como requisito para acceder a créditos y apoyo técnico, ahora es la imposición de transgénicos y biotecnología aplicada a los mismos requisitos. Y todo bajo el nombre de la productividad.

La idea de incrementar la productividad agrícola de un modo sostenible es una falsedad. Aun más si considera uno que el incremento en rendimiento por hectárea a través de la intensificación solo traerá un mayor ingreso para las corporaciones, especuladores financieros y los grandes latifundistas productores. La tal llamada “intensificación sostenible” no es para aumentar el rendimiento por acre, es más para enmascarar con un perfil verde la producción industrializada a gran escala siguiendo el viejo adagio de “crecer o salirse fuera”. Cada vez más, los campesinos y pequeños agricultores familiares tienen que producir cultivos para el mercado de materias primas y no para el sistema alimentario local y regional. Ellos están produciendo para las empresas que fabrican alimentos procesados poco saludables, combustible y suministros para la producción de otros productos como carne y farmacéuticos. Los campesinos y agricultores familiares de pequeña escala no tendrán más remedio que seguir aceptando la tarea de alimentar a la máquina insaciable capitalista de producción de alimentos y sus actividades especulativas en los mercados financieros.

Protesta campesina contra las condiciones laborales impuestas por los empresarios del cultivo de la caña de azucar. Brasil, 14 sept. 2008.

Protesta campesina contra las condiciones laborales impuestas por los empresarios del cultivo de la caña de azucar. Brasil, 14 sept. 2008.

Esta intensificación de la producción es un esfuerzo por reducir el costo de la mano de obra, lo que significa un empeoramiento de las condiciones de trabajo y salarios más bajos para los trabajadores migrantes. La mayoría de los campesinos y pequeños propietarios serán echados a un lado, porque no hay lugar para ellos en la agricultura industrial, excepto como campesinos sin tierra y uno más de los millones de inmigrantes que se juegan la suerte como trabajadores de bajos salarios en las ciudades y en el campo.

Ultimadamente, la agricultura climáticamente inteligente intenta ocultar y eliminar la necesidad de una reforma agraria y de tierras. También oculta y miente sobre el tema de la escasez de tierra y de los recursos naturales. La tierra y los recursos naturales solamente son escasos para los campesinos y los agricultores en pequeño. La pobreza existe en función de la falta de acceso a la tierra, a la tenencia de la tierra y de su uso, así como del tratamiento y salarios injustos de los trabajadores y de una incesante explotación de su fuerza laboral para satisfacer las necesidades del capitalismo, todo lo cual está moldeando la locura que estamos enfrentando en la actualidad.

Además, la agricultura climáticamente inteligente, como la Reducción de Emisiones por Deforestación y Degradación de Bosques (REDD), ampliará el mercado de carbono y su uso para la especulación financiera. La posibilidad de grandes ganancias con inversiones en créditos de carbono producidos por las tierras de cultivo que participan en proyectos de agricultura climáticamente inteligente aumentará la especulación en el mercado de carbono. Esto lograría así “el acaparamiento de tierras para el secuestro de carbono” por los inversores, los productores a gran escala, y el mayor desplazamiento de campesinos y pequeños agricultores, al igual que REDD ha desplazado a pueblos indígenas.

Bajo este marco de la agricultura climáticamente inteligente existen muy pocas esperanzas de reducir y remover los gases de tipo invernadero, de intentar solucionar la inseguridad alimentaria o de cualquier desarrollo económico y social significativo. Y es que los problemas de la pobreza, de la inseguridad alimentaria y del cambio climático no son fallas del mercado, son fallas estructurales que van a persistir y empeorar con la implementación de la agricultura climáticamente inteligente.

¡Necesitamos un cambio del sistema YA!

Un 'desierto verde' de jatrofa. 2009.

Un ‘desierto verde’ de jatrofa. 2009.

Sin embargo, actualmente, tal y como en el pasado, estamos listos para luchar en contra de las soluciones engañosas de la economía verde del capital y a favor de soluciones reales al cambio climático y a la pobreza, a través de nuestras demandas de justicia climática y ambiental.

Seguimos proponiendo y poniendo en práctica en todos lados donde podemos hacerlo la producción agroecológica y la construcción de la soberanía alimentaria. Lo hacemos conscientemente como otro espacio para atraer los cambios estructurales requeridos para lidiar verdaderamente con las cuestiones de pobreza, del cambio climático y de la incapacidad de la gente para alimentarse por si mismos.

Nosotras y nosotros hacemos un llamado a todos los movimientos sociales reunidos en Nueva York a denunciar a la propuesta de la agricultura climáticamente inteligente, oponerse a la Alianza Global para la Agricultura Climáticamente Inteligente que lanzara el Secretario General de la Organización de Naciones Unidas Ban Ki-moon en la Cumbre contra el Cambio Climático, y a que nos unamos a luchar por la soberanía alimentaria, y por un modo de producción de comida que proporcionará un bienestar económico justo para los campesinos, pequeños agricultores y sus comunidades, mientras que se produce suficientes alimentos saludables para satisfacer las necesidades nutricionales de los pueblos y la garantía de acceso a la alimentación para todos. Cualquier método de producción y consumo, para que sea realmente sostenible, debe enriquecer y proteger a la Madre Tierra (Descargar PDF).

¡No a la Agricultura climáticamente Inteligente!
¡Reforma agraria y agroecología.
Para la soberanía alimentaria popular!
¡Globalicemos la lucha, globalicemos la esperanza!

Terrazas de cultivo incas. Fuente: ecocosas.com.

Terrazas de cultivo incas. Ecocosas.com.

La agricultura ancestral vuelve al rescate. 22/09/14. Ecocosas.com.

De la Revolución verde a la Agroecología “Las cosechas del futuro”. 02/08/13. Ecoportal.net. Marie-Monique Robin.

La fantasía de los biocombustibles. 13/11/08. Ecoportal.net. Carmelo Ruiz Marrero.

Crece la oposición internacional a los ‘desiertos verdes’. 07/09/2009. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

Brasil: los esclavos del etanol. 23/08/09. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

Esther Vivas: ‘Un mundo de obesos y famélicos’

La alimentación es un factor básico en el desarrollo humano. 2013. Fao.org.

La alimentación es un factor básico en el desarrollo humano. 2013. Fao.org.

Hoy, mientras millones de personas en el mundo no tienen qué comer, otros comen demasiado y mal. La obesidad y el hambre son dos caras de una misma moneda. La de un sistema alimentario que no funciona y que condena a millones de personas a la malnutrición. Vivimos, en definitiva, en un mundo de obesos y famélicos.

Las cifras lo dejan claro: 870 millones de personas en el planeta pasan hambre, mientras 500 millones tienen problemas de obesidad, según indica el informe El Estado Mundial de la Agricultura y la Alimentación 2013‘, publicado recientemente por la FAO ( la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura), y que este año analiza la lacra de la malnutrición. Una problemática que no sólo afecta a los países del Sur, sino que aquí cada vez nos resulta más cercana.

Hoy, mientras millones de personas en el mundo no tienen qué comer, otros comen demasiado y mal. Obesidad y el hambre son hoy las dos caras de una misma moneda. Son también la demostración de un sistema alimentario que no funciona y que condena a la malnutrición a millones de personas. Vivimos, en definitiva, en un mundo de obesos y famélicos.

Portada. Informe sobre 'El Estado Mundial de la Agricultura y la Alimentación 2013. Fuente: fao.org.

Informe ‘El Estado Mundial de la Agricultura y la Alimentación 2013’. Fao.org.

Las cifras lo dejan claro. Actualmente 870 millones de personas en el planeta pasan hambre, mientras otros 500 millones padecen problemas de lo contrario, de obesidad. Es lo que asegura el informe publicado recientemente por la FAO y que analiza la lacra de la malnutrición. Una problemática que ya no afecta únicamente a los países del Sur, sino que nos resulta más cada vez más cercana.

El hambre severa y la obesidad son sólo la punta del iceberg. Como añade la FAO, dos mil millones de personas en el mundo padecen deficiencias de micronutrientes (hierro, vitamina A, yodo…), el 26% de los niños tienen, en consecuencia, retraso en el crecimiento y 1.400 millones viven con sobrepeso. El problema de la alimentación no consiste sólo en si podemos comer o no, sino en qué ingerimos, de qué calidad, procedencia, cómo ha sido elaborado. No se trata sólo de comer sino de comer bien.

Aquellos que cuentan con menos recursos económicos son los que tienen más dificultades para acceder a una alimentación sana y saludable, ya sea porque no se la pueden permitir o porque no se valora. En Estados Unidos, por ejemplo, la obesidad afecta principalmente a la población afroamericana (36% del total) y la latina (29%), según el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos. La posición de clase determina, en buena medida, qué comemos.

'El hambre es un crimen'. Fuente: adital.com.br.

‘El hambre es un crimen’. Adital.com.br.

La crisis económica no ha hecho sino empeorar esta situación. Cada vez más personas son empujadas a comprar productos baratos y menos nutritivos, según se desprende del informe ‘Generación XXL’ (2012), de la compañía de investigación IPSOS. Como estos indican, en Gran Bretaña, por poner un caso, la crisis ha hecho que las ventas de carne de cordero, verduras y fruta fresca hayan disminuido considerablemente, mientras que el consumo de productos envasados, como galletas y pizzas, haya aumentado en los últimos cinco años. Una tendencia generalizable a otros países de la Unión Europea.

La obesidad infantil se está convirtiendo en un importante probleama de salud. 2013. Fuente: esthervivas.org.

La obesidad infantil se está convirtiendo en un importante problema de salud. 2013. Esthervivas.org.

Millones de personas sufren hoy las consecuencias de este modelo de alimentación “fast food”, que acaba con nuestra salud. Las enfermedades vinculadas a lo que comemos no han hecho sino aumentar en los últimos tiempos: diabetes, alergias, colesterol, hiperactividad infantil, etc. Y esto tiene consecuencias económicas directas. Según la FAO, la estimación global del coste económico del sobrepeso y la obesidad fue, en 2010, aproximadamente de 1,4 billones de dólares.

Pero, ¿quién sale ganando con este modelo? La industria agroalimentaria y la gran distribución, los supermercados, son los principales beneficiarios. Alimentos kilométricos (que vienen de la otra punta del mundo), cultivados con altas dosis de pesticidas y fitosanitarios, en condiciones laborales precarias, prescindiendo del campesinado, con poco valor nutritivo… son algunos de los elementos que lo caracterizan. En definitiva, un sistema que antepone los intereses particulares del agrobusiness a las necesidades alimentarias de las personas.

El escritor y activista Raj Patel autor de 'Obesos y famélicos'. 2008. Fuente: editorialmarea.com.ar.

El escritor y activista Raj Patel, autor de ‘Obesos y famélicos’. 2008. Editorialmarea.com.ar.

Como afirma Raj Patel en su obra Obesos y famélicos (Los libros del Lince, 2008): “El hambre y el sobrepeso globales son síntomas de un mismo problema. (…) Los obesos y los famélicos están vinculados entre si por las cadenas de producción que llevan los alimentos del campo hasta nuestra mesa“.

A lo que yo añado: “Para comer bien, para que todos podamos comer bien, hay que romper con el monopolio asumido por estas multinacionales en la producción, la distribución y el consumo de alimentos”.

Porque por encima del afán de lucro, han de prevalecer los derechos de la gente.

Un ecologista en El Bierzo.

La obesidad se está convirtiendo en un problema para el estado. Econoticias.com.

El sobrepeso está en auge. Econoticias.com.

Raj Patel subraya que “en el mundo actual, los más hambrientos y los más obesos son pobres”. 03/04/08. Publico.es.

Obesos y famélicos. 27/07/08. Elpais.com.

El Estado Mundial de la Agricultura y la Alimentación 2013. 2013. Fao.org.

Otras publicaciones de la FAO. 2013. Fao.org.

‘Obesos y famélicos’, el libro de Raj Patel que reveló el control del negocio de la alimentación por las multinacionales. 22/06/13. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

2013: Estado Mundial de la Agricultura y la Alimentación según la FAO. 22/06/13. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

Naciones Unidas declara 2011 ‘Año Internacional de los Bosques’

ONU. Efemérides. Logo. Año Internacional de los Bosques. 2011. Fuente Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

Logo. Año Internacional de los Bosques. 2011.

El 20 de diciembre de 2006, la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó la resolución (A/RES/61/193) por la que se declaraba 2011 Año Internacional de los Bosques con el objetivo de concienciar a la opinión pública de que los bosques son una parte integrante del desarrollo sostenible del planeta debido a los beneficios económicos, socioculturales y ambientales que nos proporcionan.

La Secretaría del Foro de las Naciones Unidas sobre los Bosques (FNUB) será el centro de coordinación designado para la puesta en práctica del Año Internacional de los Bosques. Entre las actividades conmemorativas figura el intercambio de conocimientos sobre estrategias prácticas que favorezcan la ordenación forestal sostenible, el retroceso de la deforestación y de la degradación de los bosques. Con objeto de facilitar la organización de estas actividades se alienta a los gobiernos a que establezcan comités nacionales y centros de coordinación en sus países respectivos, y a que aúnen sus esfuerzos a los de las organizaciones regionales e internacionales y las organizaciones de la sociedad civil.

Un bosque en Tasmania. Fuente dhpedia.wikispaces.com.

Un bosque en Tasmania. Dhpedia.wikispaces.com.

Es la segunda vez que la ONU asigna a los bosques su propio “año internacional”. La primera fue en 1985, cuando el Consejo de la FAO pidió a todos los estados miembros que concedieran un reconocimiento especial a los bosques en el curso del año, a fin de centrar la atención mundial en la necesidad de conservar y proteger los bosques; despertar la conciencia política y pública en lo relativo a los recursos forestales; identificar y poner de relieve los factores que amenazan a estos recursos forestales; y movilizar a la población, -y en especial a los jóvenes-, para que participasen en actividades orientadas hacia la protección de las masas boscosas.

Un bosque en Madagascar. Fuente dhpedia.wikispaces.com.

Un bosque en Madagascar. Dhpedia.wikispaces.com.

Por su parte, los ecologistas instan a toda la sociedad española a celebrar esta conmemoración informándose de la importancia que tienen los bosques para todos los seres vivos y participando en las muchas actividades que sin duda se organizarán. En cuanto a las administraciones, no puedo dejar de reclama la paralización del actual ritmo de deforestación, una situación estrechamente ligada al excesivo desarrollo urbanístico y a una explotación forestal claramente insostenible.

La nueva celebración se inicia cuando acaba el año dedicado a la diversidad biológica, que para bien poco parece haber servido a tenor del escaso interés que le han dedicado una buena cantidad de naciones. Sin embargo, frente al escepticismo, proclamo la utilidad real de estos eventos, ya que sirven como toque de atención sobre problemas que de otro modo pasarían más desapercibidos.

1.600 millones de personas dependen de los recursos forestales.

Distribución actual de los bosques en el mundo. 2006. Fao.

Distribución actual de los bosques en el mundo. 2006. Fao.

Actualmente se calcula que alrededor de 1.600 millones de personas dependen directamente de los recursos forestales para su supervivencia. Los bosques todavía cubren más del 30% de todas las tierras del mundo; contienen el 90% de la biodiversidad terrestre conocida y nos facilitan aproximadamente el 60% del  agua que consumimos. Además, en el actual contexto de cambio climático, esas masas boscosas son esenciales para regular el clima, para conservar la biodiversidad y lo suelos, así como para asegurar los derechos y medios de vida de muchos pueblos dependientes de ellos.

Lamentablemente, la transformación, explotación y degradación de los bosques, siguen por senderos insostenibles que pueden convertirse en irreversibles a medio plazo. En las últimas décadas se sigue observando una elevada tasa de deforestación que hace que la disminución de la superficie de los bosques primarios continúe siendo brutal, lo que junto a una degradación forestal constante en todas partes, hace que se esté poniendo en jaque a la biodiversidad forestal.

Los bosques en el Estado español.

Un bosque de abedules en la pista al Becerril desde Palacios de Compludo (El Bierzo). 23 nov. 08. Fuente Un ecologista en El Bierzo. Foto: Enrique L. Manzano.

Un bosque de abedules en la pista al Becerril. Palacios de Compludo (León). 23 nov. 08. Foto: Enrique L. Manzano.

En el Estado español la deforestación continúa, tanto por cambios del uso del suelo, con fines urbanísticos. También por la intensificación agraria y debido a una insostenible explotación forestal. Por ello, las asociaciones ecologistas instan a todas las administraciones competentes a detener el actual ritmo de deforestación, a la aprobación de planes forestales de gestión, a la coordinación de todas las políticas forestales y a promover la certificación FSC de sus bosques sobre la base de dos principios esenciales: la sostenibilidad y la multifuncionalidad. Sostenibilidad entendida como la gestión y uso de los bosques de tal forma e intensidad que se mantenga la biodiversidad, productividad y su capacidad de resiliencia;  y multifuncionalidad para que los terrenos forestales cumplan en la medida de lo posible con sus múltiples funciones ambientales, ecológicas y protectoras.

Un ecologista en El Bierzo.

2011, Año internacional de los bosques. Wikispaces.com. 

Crece la oposición internacional a los ‘desiertos verdes’

Un 'desierto verde'. 2009.

Un “desierto verde”. 2009.

“Imaginaros un bosque enorme, alineado, con sus copas de los árboles verdes, haciendo frontera con las cada vez más reducidas selvas tropicales. Imaginaros que salís del camino y os adentráis en su interior con la intención de sacar fotografías o de grabar el paisaje. Lo primero que notáis es que no existe esa vegetación baja que se encuentra en la selva; es fácil andar, saber donde pone uno el pié. Parece ser cómodo. Pensáis que vais a disfrutar. Pero cuando habéis encontrado el lugar idóneo para inmortalizarlo y os paráis para enfocar, veis que algo ocurre, que hay algo anormal en el ambiente…un silencio aterrador atraviesa tus tímpanos y la intuición te dice que pasa algo serio en ese lugar. Y sí, una vez que intentas encontrar el motivo, rápidamente percibes que estás dentro de un bosque en silencio y que no escuchas ningún canto de pájaro, nada de nada. Todo silencio y cuando ves que con tu mirada tampoco ves aves volando por el cielo, comprendes que estas ante un bosque muerto, ante un monocultivo, un desierto verde”. Pedro Pozas Terrados, naturalista.

Día Internacional contra los Monocultivos de Árboles.

Un 'desierto verde' de jatrofa. 2009.

Un ‘desierto verde’ de jatrofa. 2009.

Las plantaciones de árboles destruyen enormes superficies de tierras. Su manejo a escala industrial desgasta los suelos y consume cantidades ingentes de agua. En su ambición de obtener ganancias, la industria de las plantaciones de árboles no conoce el respeto a la naturaleza ni a las personas que habitan las regiones por donde se extienden. Uruguay, Brasil, Papúa Nueva Guinea, Nigeria o, hasta cierto punto, la cercana Galicia (invadida por las plantaciones de eucaliptus), se enfrentan a esta sobresplotación que esquilma la tierra en menoscabo de todos.

Declaración Internacional.

Desiertos verdes. Jatrofa (Jatropha curcas). Wikipedia.org.

Jatrofa (Jatropha curcas). Wikipedia.org.

En todas partes del mundo, millones de hectáreas de tierra productiva están siendo rápidamente convertidas en desiertos verdes presentados bajo el disfraz de “bosques”. En lugares legalmente desprotegidos comunidades locales son desplazadas para dar lugar a interminables filas de árboles idénticos –eucalipto, pino, palma aceitera, caucho, jatrofa y otras especies– que desplazan del lugar a casi toda otra forma de vida vegetal. La tierra cultivable, crucial para la soberanía alimentaria de las comunidades locales, es convertida en monocultivos de árboles que producen materias primas para exportación de grandes empresas madereras. Los recursos hídricos son contaminados y agotados por las plantaciones, al tiempo que los suelos se degradan. Las violaciones a los derechos humanos son moneda corriente en estos espacios y van, desde la pérdida de los medios de vida y el desplazamiento, hasta la represión e incluso se dan casos de tortura y muerte. Si bien las comunidades sufren en su conjunto, las plantaciones tienen impactos diferenciados de género, siendo las mujeres las más afectadas.

A pesar de toda la evidencia disponible acerca de los negativos impactos sociales y ambientales de estos monocultivos en países como Brasil, Sudáfrica, Estados Unidos, Indonesia, Malasia, Camboya, Colombia y España, continúan siendo promovidos por una coalición de actores que van desde la FAO  hasta las agencias bilaterales, desde el Foro de las Naciones Unidas sobre Bosques hasta los gobiernos nacionales, desde empresas consultoras hasta bancos privados y de desarrollo.

El motivo real detrás de las acciones de estos actores es simple: pretenden apropiarse de la tierra de la gente para que empresas de celulosa y papel, madera, caucho, palma aceitera y, recientemente, también biochar, puedan acceder a la mayor cantidad de materias primas a precios más baratao para así aumentar aun más sus ganancias. El sobreconsumo despilfarrador de los productos de estas plantaciones por parte las naciones del próspero Norte tiene mucho que ver con esta expansión creciente.

Cartel. Manifestación contra el monocultivo en Brasil. 2008.

Cartel. Manifestación contra el monocultivo en Brasil. 2008.

En respuesta a la publicidad adversa sobre los impactos de las plantaciones de árboles, las empresas han recurrido al uso de mecanismos de certificación, como el FSC (Consejo de Administración Forestal), PEFC (Programa para Avalar Esquemas de Certificación Forestal), la SFI (Iniciativa Forestal Sostenible), y la RSPO (Mesa Redonda de Aceite de Palma Sostenible, .los cuales les proporcionan credenciales “ecológicas” falsas que les permiten seguir con sus negocios de siempre.

El problema se ha agravado aún más con la llegada de nuevos actores del sector empresarial que apuntan a obtener beneficios del cambio climático, promoviendo erróneas soluciones a través del establecimiento de las llamadas plantaciones para “sumideros de carbono”, la promoción de los agrocombustibles – agrodiésel y etanol– y la introducción de árboles genéticamente modificados.

Sin embargo, los planes de las empresas se enfrentan a una oposición creciente. En un país tras otro, la gente se opone a la expansión de las plantaciones de árboles y un movimiento mundial ha crecido a lo largo de los años, unificando las numerosas luchas locales y ayudando a hacerse oír a quienes sufren por causa de las plantaciones.

En este Día Internacional Contra los Monocultivos de Árboles 2009, el mensaje es fuerte y claro: las plantaciones no son bosques: ¡detengan la expansión de los monocultivos de árboles!

Las plantaciones industriales de árboles no son bosques sino desiertos verdes.
Para dejar lugar a las plantaciones de árboles es necesario disminuir las superficies de cultivo, por lo que los campesinos tienen menos posibilidades de producir y de abastecerse de alimentos a nivel local. En este contexto las violaciones de los derechos humanos no son una excepción. Por diferentes métodos, en algunos países muchas veces violentos, la población es desplazada para dar paso a los desiertos verdes: filas interminables de árboles, todos iguales, plantados a distancias regulares. Incluso la “adera controlada, procedente de plantaciones“ es tan sólo una expresión biensonante con la que la industria de la celulosa, del papel, del contrachapado o de los agrocombustibles intentan evadir su responsabilidad en los daños que ocasionan.

¡Únete! ¡Firma la declaración!

Desiertos verdes. Monocultuvo.

Desiertos verdes. Monocultuvo.

Un conjunto de organizaciones internacionales ha elaborado una declaración solicitando que se frene la expansión de los monocultivos de árboles, la cual se entregará el día 21 de septiembre, primer día del otoño, a organismos nacionales e internacionales. Os animamos a adheriros a la declaración (el texto podéis leerlo arriba), ya sea a título individual o colectivo. Para firmar sólo necesitais enviar un email a WRM Movimiento por los Bosques Tropicales (World Rainforest Movement) desde su página web (en inglés, pero con traductor).

La recogida de firmas es urgente y finalizará el día 15 de septiembre por la noche (hora europea). También podéis encontrar algunos videos sobre monocultivos de árboles en la página argentina de la Unión de Asambleas Ciudadanas.

Finalmente, a aquellos que queráis saber más sobre los monocultivos de árboles, indicar que podéis encontrar más información en ‘Salva la selva‘, una organización internacional que promueve acciones de protesta en la línea de este artículo.

Un ecologista en El Bierzo.

Desiertos verdes. Coexistencia de naranjas y melocotones en una sola parcela en Catadau (Valencia). 26 enero 2008. Fuente: wikipedia.org. Foto: Fev.

Coexistencia de naranjas y melocotones en una sola parcela en Catadau (Valencia). 26 enero 2008. Wikipedia.org. Foto: Fev.

Desiertos verdes. 25/01/09. Igualdadsimios.blogspot.com.es.

La insostenibilidad de los cultivos agroindustriales como la palma de aceite. Ecologistasenaccion.org. Pdf. 

Certificación Forestal “FSC” (Forest Stewardship Council, el Consejo de Administración. Forestal). Consumoresponsable.org.

WRM Movimiento Mundial por los Bosques Tropicales. Wrm.org.
Maldonado 1858
11200 Montevideo – Uruguay
Tel: 598 2 413 2989 / Fax: 598 2 410 0985
Email: wrm@wrm.org.uy