Archivo de la categoría: Pobreza y hambre

‘Obesos y famélicos’, el libro de Raj Patel que reveló el control del negocio de la alimentación por las multinacionales

Portada del libro 'Obesos y famélicos' de Raj Patel. 2008. Fuente: editorialmarea.com.ar.

Portada del libro ‘Obesos y famélicos’ de Raj Patel. 2008. Fuente: editorialmarea.com.ar.

Las cifras no ofrecen lugar a dudas, puesto que se repiten incansablemente un año tras otro con escasa variación: casi mil millones de personas en el planeta pasan hambre (870 millones) mientras 500 millones de ellas son obesas. Lo que, además, acarrea a las últimas problemas de salud.

Es lo que indica el informe recién publicado por la FAO: ‘El Estado Mundial de la Agricultura y la Alimentación 2013’.

Hambre y sobrealimentación: dos caras de una misma moneda.

En el año 2008 un joven activista de origen indio, Rajeev Charles Patel, publicó un libro sobre la situación de la alimentación en el mundo que conmovió los cimientos de nuestra civilización. Su título era ‘Obesos y famélicos. El impacto de la globalización en el sistema alimentario mundial (2008)’ y en él, a lo largo de más de trescientas páginas, el redactor desvelaba crudamente las dos caras antagónicas de una misma moneda: por un lado la de la obesidad, y la del hambre y la malnutrición por el otro.

Raj Patel en la presentación de su libro en Barcelona. 3 abril 2008. Fuente: publico.es. Efe.

Raj Patel en la presentación de su libro en Barcelona. 3 abril 2008. Fuente: publico.es. Efe.

Alabada por algunas figuras notables del activismo mundial, como Noemi Klein, la obra de Patel se convirtió en un best seller internacional, infiltrándose incluso en ambientes más neutros y alejados de la anti-globalización (o anti-mundalización), a los que supo explicar de manera convincente la política que se esconde detrás de un plato de comida.

Pronto, la obra de Raj Patel se convirtió en un clásico de la antiglobalización, anticipando la crisis del sistema alimentario mundial que otros escritores de los que vengo hablando, como Esther Vivas o Gustavo Duch, se esfuerzan en dar a conocer. Publicado en -al menos- trece países, ‘Obesos y famélicos’ ha sido celebrado por la crítica al revelar por primera vez la guerra sucia de las empresas multinacionales por el control del negocio de la comida.

Hoy, el último informe de la FAO, ‘El Estado Mundial de la Agricultura y la Alimentación’, recientemente hecho público, nos revela que en los últimos cinco años la convivencia entre el hambre y el exceso de alimentación no ha cambiado en lo sustancia, y que casi mil millones de personas continúan padeciendo de sobrepeso en el mundo mientras más de quinientos millones padecen hambre y desnutrición. El principal interés de la investigación de Patel era, -y continúa siendo todavía hoy-, que explicaba el origen de esta aparente paradoja como la consecuencia inevitable de un sistema mundializado que las grandes corporaciones internacionales manejan a su antojo para su propio provecho.

Patel reveló al mundo la existencia de agricultores, africanos, asiáticos y centro o sudamericanos paupérrimos, desesperados hasta el punto de llegar al punto de vender sus órganos para sobrevivir, o de suicidarse después de haber sido arruinados por grandes corporaciones mundiales. Al mismo tiempo desveló como los deseos del consumidor eran manejados a capricho por un márquetin conocedor de todas sus debilidades. Una situación que la periodista Rosa Montero subrayó en el comentario que sobre el libro publicó en el diario español ‘El País’ con motivo de su presentación.

Pero, ¿quién es el autor del libro que revolucionó a las organizaciones, activistas  y periodistas, que tratan habitualmente sobre el tema de la alimentación y el hambre en el mundo?

Raj Patel.

El escritor y activista Raj Patel autor de 'Obesos y famélicos'. 2008. Fuente: editorialmarea.com.ar.

El escritor y activista Raj Patel autor de ‘Obesos y famélicos’. 2008. Fuente: editorialmarea.com.ar.

Rajeev Charles Patel nació en el seno de una familia hindú afincada en Londres (Inglaterra) en 1972. Estudió y se graduó en Política, Filosofía y Economía en Oxford y obtuvo una maestría en la Escuela de Economía de Londres, doctorándose en Sociología del Desarrollo en la Universidad de Cornell. Actualmente es profesor universitario, escritor y activista.

Patel trabajó para el Banco Mundial, la Organización Mundial del Comercio y el Fondo Monetario Internacional (FMI). Precisamente, fueron ciertas políticas de reforma agraria llevadas adelante por esos organismos las que le inclinaron hacia el activismo político, publicando artículos para distintos medios internacionales. En estos momentos es investigador en la Universidad de KwaZulu-Natal en Sudáfrica y profesor visitante en el Centro de Estudios Africanos de la Universidad de California en Berkeley, además de miembro del Instituto de Alimentación y Políticas de Desarrollo Food First en Oakland, California.

¿Cómo conseguir el libro?

Os dejo con tres direcciones donde he podido localizar el libro en Internet, aunque me imagino que habrá más. Si sabéis de alguna en vuestro país podéis apuntarla al pie del artículo en los comentarios y yo la añadiría después al artículo.

Un ecologista en El Bierzo.

Mapa del hambre en el mundo. Fuente: centralintelligencyagency.com. 16 marzo 2008.

Mapa del hambre en el mundo. Centralintelligencyagency. 16 marzo 2008.

Raj Patel subraya que “en el mundo actual, los más hambrientos y los más obesos son pobres”. 03/04/08. Publico.es.

2013: Estado Mundial de la Agricultura y la Alimentación según la FAO. 22/06/13. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

Obesos y famélicos. 2008. Casadellibro.com.

Obesos y famélicos. 2008. Editorialmarea.com.ar.

Obesos y famélicos. 2008. Tematica.com.

Anuncios

2013: Estado Mundial de la Agricultura y la Alimentación según la FAO

El presidente de la FAO, José Graziano. 18 febr. 2011.  Fuente: fao.org. Foto: Renato Araújo.

El presidente de la FAO, José Graziano. 18 febr. 2011. Fuente: fao.org. Foto: Renato Araújo.

La FAO, la organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, acaba de hacer público su último informe ‘El Estado Mundial de la Agricultura y la Alimentación 2013’. En éste destaca la paradoja de que, mientras 870 millones de personas padecen hambre o desnutrición, otros 500 millones sufren de sobrepeso u obesidad.

La FAO es una extensa organización que incluye a casi todos los países del mundo. Desde hace décadas publica un informe anual en el que se analiza a fondo cual es la situación actual de la alimentación y la agricultura. Su director general, José Graziano da Silva, resultó elegido por la Conferencia de los países miembros de la Organización el 26 de junio de 2011, iniciando su mandato el 1 de enero de 2012. Un cargo que mantendrá hasta el 31 de julio de 2015. Graziano da Silva ha trabajado en cuestiones de seguridad alimentaria, desarrollo rural y agricultura durante más de 30 años.

En la página web de la organización internacional, en relación con lo tratado aquí, podemos leer lo siguiente:

“La malnutrición en todas sus formas –la desnutrición, las carencias de micronutrientes y el sobrepeso y la obesidad– impone costes económicos y sociales inaceptablemente altos a los países de todos los niveles de ingresos. Mejorar la nutrición y reducir estos costos exige un enfoque multisectorial que comienza con la alimentación y la agricultura e incluye intervenciones complementarias en el ámbito de la sanidad pública y la educación. La función tradicional de la agricultura en la producción de alimentos y la generación de ingresos es fundamental, pero todo el sistema alimentario –desde los insumos y la producción, pasando por la elaboración, el almacenamiento, el transporte y la venta al por menor, hasta el consumo– puede contribuir en medida mucho mayor a la erradicación de la malnutrición.

Las políticas y la investigación agrícolas deben seguir respaldando el crecimiento de la productividad en relación con los alimentos básicos y al tiempo prestar mayor atención a alimentos ricos en nutrientes y a sistemas de producción más sostenibles. Las cadenas de suministro tradicionales y modernas pueden mejorar la disponibilidad de una variedad de alimentos nutritivos y reducir el desperdicio y las pérdidas de nutrientes. Los gobiernos, las organizaciones internacionales, el sector privado y la sociedad civil pueden ayudar a los consumidores a elegir dietas más saludables, reducir el desperdicio y contribuir a un uso más sostenible de los recursos proporcionando información clara y precisa y garantizando el acceso a alimentos nutritivos y variados”.

En cuanto al informe anual de la FAO, que también puede encontrarse en su página web, éste hace un balance preciso de la situación. Incorpora, además, una llamada a los gobiernos, a las organizaciones internacionales, al sector privado y a la sociedad civil para que ayuden a los consumidores “a tomar decisiones más saludables, reducir el desperdicio y contribuir al uso sostenible de los recursos proporcionando información clara y precisa y garantizando el acceso a alimentos nutritivos y variados”.

Asimismo publica un resumen sobre la situación actual que incluyo más abajo. De hecho, todos los informes relacionados con la información anterior pueden descargarse desde este enlace.

Resumen de ‘El Estado Mundial de la Agricultura y la Alimentación’.

Portada. Informe sobre 'El Estado Mundial de la Agricultura y la Alimentación 2013. Fuente: fao.org.

Informe sobre ‘El Estado Mundial de la Agricultura y la Alimentación 2013. Fuente: fao.org.

• La malnutrición en todas sus formas impone a la sociedad costos humanos y económicos inaceptablemente altos. Los costos asociados con la desnutrición y las carencias de micronutrientes son más altos que los relacionados con el sobrepeso y la obesidad, aunque estos últimos están aumentando rápidamente, incluso en países de ingresos bajos y medianos.

• Para hacer frente a la malnutrición es preciso un enfoque multisectorial que incluya intervenciones complementarias en los sistemas alimentarios, la sanidad pública y la educación. Este enfoque también facilita la consecución de múltiples objetivos, tales como una mejor nutrición, la igualdad entre los sexos y la sostenibilidad ambiental.

• En el marco de un enfoque multisectorial, los sistemas alimentarios ofrecen muchas oportunidades para realizar intervenciones que conduzcan al mejoramiento de las dietas y a una mejor nutrición. Algunas de estas intervenciones tienen el propósito principal de mejorar la nutrición. Otras intervenciones en los sistemas alimentarios, y en el entorno económico, social o político general, pueden afectar a la nutrición, aunque éste no sea su principal objetivo.

• La producción agrícola y el crecimiento de la productividad siguen siendo esenciales para una mejor nutrición, pero se puede hacer mucho más. La investigación agrícola debe seguir mejorando la productividad, al tiempo que se presta más atención a alimentos ricos en nutrientes como las frutas, las hortalizas, las legumbres y los productos de origen animal, y a sistemas de producción más sostenibles. Las intervenciones relacionadas con la producción son más eficaces cuando tienen en cuenta los papeles asignados en función del género y se combinan con la educación sobre nutrición.

• Tanto las cadenas de suministro tradicionales como las modernas presentan riesgos y oportunidades para lograr una mejor nutrición y sistemas alimentarios más sostenibles. Las mejoras en las cadenas de suministro tradicionales pueden ayudar a reducir las pérdidas, disminuir los precios y aumentar la diversidad de elección para los hogares de menores ingresos. El crecimiento de la venta al por menor y la elaboración de alimentos modernas puede facilitar el uso del enriquecimiento para combatir la malnutrición, pero el aumento de la disponibilidad de productos con un alto grado de elaboración y envasados puede contribuir al sobrepeso y la obesidad.

Logo. Fao.org.

Logo. Fao.org.

• En última instancia, los consumidores determinan lo que comen y, por lo tanto, lo que el sistema alimentario produce. Pero los gobiernos, las organizaciones internacionales, el sector privado y la sociedad civil pueden ayudar a los consumidores a tomar decisiones más saludables, reducir el desperdicio y contribuir al uso sostenible de los recursos proporcionando información clara y precisa y garantizando el acceso a alimentos nutritivos y variados.

• Es necesaria una mejor gobernanza -facilitada por apoyo político de alto nivel- de los sistemas alimentarios en todos los niveles para construir una visión común, respaldar políticas basadas en datos fehacientes y promover una coordinación y colaboración efectivas a través de medidas multisectoriales.

Un ecologista en El Bierzo.

El Estado Mundial de la Agricultura y la Alimentación 2013. 2013. Fao.org. Pdf.

Adquir el informe completo. 2013. Fao.org.

Q&A on SOFA 2013 REPORT. 03/06/13. Youtube.com. FaoVideo. Entrevista con André Croppenstedt, economista de la FAO (en inglés, sin subtítulos).

La FAO recomienda consumir más insectos para acabar con el hambre

Pueden los insectos representar una alternativa creíble al hambre.  Fuente: hilodirecto.com.mx.

¿Pueden los insectos representar una alternativa creíble al hambre? Fuente: hilodirecto.com.mx.

Hace pocos días leí en la prensa una noticia sobre la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) que llamó poderosamente mi atención. En ésta, la organización internacional recomendaba un mayor consumo de insectos como una alternativa razonable para acabar con el hambre, y justificaba su propuesta debido al elevado valor nutricional de estos y a una producción barata de los mismos. Así, por citar un único ejemplo, el contenido de proteínas, vitaminas y minerales de los gusanos de la harina es similar a la del pescado o la carne.

Para la FAO expandir la superficie dedicada a la agricultura no es ya una opción sostenible. Los océanos están sobreexplotados y el cambio climático augura complicaciones en la producción de alimentos. Para hacer frente a la hambruna, los expertos de la ONU creen que un mejor aprovechamiento de los insectos como alimento podría ser una alternativa interesante, sobre todo para la alimentación de nuestras granjas de animales.

Según la FAO, entre las ventajas para montar granjas de insectos se situaría el hecho de que emiten menos gases de efecto invernadero que la mayoría del ganado (sólo las termitas y las cucarachas emiten metano) y sus emisiones de amoniaco son también muy inferiores a las de la ganadería convencional, como los cerdos.

Informe FAO. 2013. El informe recomienda comer más insectos como alternativa al hambre. Fuente: 20minutos.es.

. El informe FAO 2013 recomienda comer más insectos como alternativa al hambre. 20minutos.es.

Por otra parte, comer insectos no es nada nuevo. O al menos en muchos lugares ajenos a nuestra órbita cultural, sobretodo en zonas cercanas a los trópicos y también donde quiera que los alimentos, por una u otra causa, escasean. Según el diario ‘El País’ los insectos que los humanos consumen mayormente son los escarabajos (31%), las orugas (18%), las abejas y hormigas (14%), los saltamontes, langostas y grillos (13%), las cigarras, saltamontes, chicharritas, cochinillas y chinches (10%), las libélulas (3%) y… las moscas (2%).

Son datos que pueden animarnos a consumir estos bichejos tan feos, aunque la realidad es que en países como el nuestro tal consumo resulta complicado, por no decir improbable, debido al rechazo generalizado que provocan. Y no es que -digo yo- no podamos llegar a acostumbrarnos a consumir saltamontes, escorpiones, arañas, avispas, moscas u otras ‘lindezas’ parecidas, sino porque -como bien dicen los expertos de la ONU- la dificultad principal reside en nuestra educación y costumbres. Sin embargo, la organización de las Naciones Unidas considera que éstas podrían verse modificadas con alguna que otra campaña de por en medio.

De todo lo antes dicho deduzco que las indicaciones de la FAO se orientan sobre todo a los países que ya han introducido en su vida cotidiana tales costumbres alimentarias. Con lo cual, por otra parte, tampoco creo que el mencionado informe vaya a producir grandes cambios en esos lugares. Lo que, por otra parte, no resta mérito a la iniciativa, puesto que mirados con optimismo posiblemente algunos de sus consejos podrían, si se llevasen a la práctica en nuestros lares, contribuir a disminuir el volumen de ciertas plagas relacionadas con algunos de estos insectos comestibles.

Después de todo, nosotros consumimos caracoles, y aunque a algunos ese pensamiento les provoque asco, lo cierto es que a otros, como a mí mismo, nos encantan. También en otras culturas, como en la oriental, comen perros, gatos e incluso, en la africana, monos (dicen que el SIDA llegó por esta última vía). Sin embargo, a nosotros no nos hacen ni pizca de gracia estas ideas

Hoy, según datos de la misma FAO, -que la investigadora Esther Vivas nos recuerda-, nuestro planeta es capaz de producir alimentos suficientes en para unos doce mil millones de habitantes. Pero el problema no estriba tanto en la producción sino en la distribución de esta producción. Una repartición que resulta complicado organizar, y más aún financiar, y sin embargo necesaria para asegurar un reparto equitativo de los alimentos y que estos puedan llegar en buenas condiciones hasta el lugar donde se necesitan.

En todo esto yo veo además un peligro añadido. El protagonizado por las grandes multinacionales que presionan a los gobiernos para quedarse con el monopolio de las semillas. Algunas de estas empresas, como por ejemplo Monsanto, establecen patentes que luego obligan al campesino a pagar un canon para poder continuar produciendo algo tan sencillo como una lechuga. O lo que se tercie.

Un plato variado y colorido a base de saltamontes. Fuente: informe21.com.

Un plato variado y colorido a base de saltamontes. Informe21.com.

Otros asuntos empresariales, como por ejemplo las grandes plantaciones de palma de aceite (el cultivo oleaginoso que mayor cantidad de aceite produce por unidad de superficie plantada), o de soja o maíz, destinados a la fabricación de biodiesel, están creando también serios desajustes en la cuestión alimentaria al conseguir que se eleven los precios de productos que son básicos en la alimentación de ciertas comunidades. El impacto medioambiental de tales comercializaciones es importante, pues significa un aumento de la deforestación de los bosques nativos y el desplazamiento de los cultivos tradicionales y variados. Y para la ganadería suponen la destrucción del ecosistema y la biodiversidad, así como la expulsión de los trabajadores rurales hacia otras áreas.

De lo anteriormente afirmado puede deducirse que mi respuesta para acabar con el hambre no pasa tanto por aumentar el número de las especies de insectos comestibles, como los que ya se comen habitualmente en ciertos países de África, Asia y América Latina –y que Vivas sitúa en el orden de las 1.900-, sino en exigir una mayor solidaridad en las políticas agrícolas y alimentarias mundiales.

En cuanto a ciertas afirmaciones que aseguran que casi dos mil millones de humanos ya estarían consumiendo insectos en su dieta habitual parecen fundadas.

Un ecologista en El Bierzo.

Un asiático se prepara para comer un escorpión. Fuente: eldiario.es.

Un asiático se prepara para comer un escorpión. Eldiario.es.

La ONU insta a comer insectos para combatir el hambre en el mundo. 13/05/13. Elpais.com.

Edible insects: Future prospects for food and feed security (Insectos comestibles. Perspectivas de futuro para la seguridad alimentaria y la alimentación). 2013. FAO. (En inglés).

¿Comer insectos para acabar con el hambre? 18/05/13. Esthervivas.com.

¿Alimentos para comer o tirar?

La escritora Esther Vivas. Fuente: esthervivas.com.

La escritora Esther Vivas. Fuente: esthervivas.com.

No es la primera vez que Esther Vivas publica en este blog, y probablemente muchos de vosotros ya la conozcáis o incluso hayáis leído alguno de sus libros.

Licenciada en periodismo y magister en sociología, Esther ofrece conferencias y se ha especializado en el estudio de los movimientos sociales y políticos alternativos, agrícolas y alimentarios.

Vivas es, además,  autora de diversos libros sobre estas temáticas. Algunos de ellos han sido traducidos a otros idiomas, como el francés, portugués o italiano. Hace poco, en colaboración con Josep María Antentas, publicó Planeta Indignado. Ocupando el futuro’, sobre la primavera árabe y el movimiento de los indignados.

Como activista, Vivas plantea alternativas desde la soberanía alimentaria y el consumo crítico. Asimismo es autora de un blog muy interesante cuyo enlace encontraréis al pie de este artículo.

Un ecologista en El Bierzo.

¿Alimentos para comer o tirar?, por Esther Vivas.

En casa se puede desperdiciar la domida si no se hacen las previsiones necesarias.

En casa se puede desperdiciar comida si no se hacen las previsiones necesarias.

Vivimos en el mundo de la abundancia. Hoy se produce más comida que en ningún otro período en la historia. La producción alimentaria se ha multiplicado por tres desde los años 60, mientras que la población mundial, desde entonces, tan sólo se ha duplicado. Hay comida de sobras. Pero 870 millones de personas en el planeta, según indica la FAO, pasan hambre y anualmente se desperdician en el mundo 1.300 millones de toneladas de comida, un tercio del total que se produce. Alimentos para comer o tirar, esa es la cuestión.

En el Estado español, según el  Banco de Alimentos, se tiran cada año 9 millones de toneladas de comida en buen estado. En Europa esta cifra asciende a 89 millones, según un estudio de la Comisión Europea: 179 kilos por habitante y año. Un número que sería incluso muy superior si dicho informe incluyera, también, los residuos de alimentos de origen agrícola generados en el proceso de producción o los descartes de pescado arrojados al mar. En definitiva, se calcula que en Europa, a lo largo de toda la cadena agroalimentaria, del campo al hogar, se pierde hasta el 50% de los alimentos sanos y comestibles.

Despilfarro y derroche versus hambre y penuria. En el estado español, una de cada cinco personas vive por debajo del umbral de la pobreza, el 21% de la población. Y según el Instituto Nacional de Estadística, se calculaba, en 2009, que más de un millón de personas tenían dificultades para comer lo mínimo necesario. A día de hoy, pendientes de cifras oficiales, la situación, sin lugar a dudas, es mucho peor. En la Unión Europea son 79 millones las personas que no superan el umbral de la pobreza, un 15% de la población. Y de estos, 16 millones reciben ayuda alimentaria. La crisis convierte el malbaratamiento en un drama macabro, donde mientras millones de toneladas de comida son desperdiciadas anualmente, millones de personas no tienen qué comer.

Y, ¿cómo y dónde se tira tantísima comida? En el campo, cuando el precio cae por debajo de los costes de producción, al agricultor le resulta más barato dejar el alimento que recolectarlo, o cuando el producto no cumple los criterios de tamaño y aspecto dictados. En los mercados mayoristas y las centrales de compra, donde los alimentos tienen que pasar una especie de “certamen de belleza ” respondiendo a los criterios establecidos, principalmente, por los supermercados. En la gran distribución (súpers, hipermercados…), que requieren de un alto nñumero de productos para tener los estantes siempre llenos, aunque después caduquen y se tengan que tirar, donde se producen errores en la confección de pedidos, hay problemas de envasado y deterioro de los alimentos frescos. En otros puntos de venta al detalle, como mercados y tiendas, en los que se tira aquello que ya no se puede vender.

El'Fast food' o comida rápida se impone en Occidente pese a sus limitades cualidades nutricionales.

El ‘Fast food’ o comida rápida se impone en Occidente pese a sus limitades cualidades nutricionales.

En restaurantes y bares, donde un 60% de los desperdicios son consecuencia de una mala previsión, el 30% se malbarata al preparar las comidas y el 10% responde a las sobras de los comensales, según un informe avalado por la Federación Española de Hostelería y Restauración. En casa, cuando los productos se estropean porque hemos comprado más de lo que necesitábamos, dejándonos llevar por ofertas de última hora y reclamos tipo 2×1, al no saber interpretar un etiquetaje confuso o por envases que no se adecuan a nuestras necesidades.

El desperdicio alimentario tiene causas y responsables diversos, pero, básicamente, responde a un problema estructural y de fondo: los alimentos se han convertido en mercancías de compra y venta y su función principal, alimentarnos, ha quedado en un muy segundo plano. De este modo, si la comida no cumple unos determinados criterios estéticos, no se considera rentable su distribución, se deteriora antes de tiempo… se desecha. El impacto de la globalización alimentaria al servicio de los intereses de la agroindustria y los supermercados, promoviendo un modelo de agricultura kilométrica, petrodependiente, deslocalizada, intensiva, que fomenta la pérdida de la agrodiversidad y del campesinado, tiene una gran responsabilidad en ello. Poco importa que millones de personas pasen hambre. Lo fundamental es vender. Y si no lo puedes comprar, no cuentas.

Pero, ¿qué pasa si intentas recoger la comida que sobra? O bien te puedes encontrar con el contenedor cerrado bajo llave como ha hecho el consistorio de Girona, con los depósitos frente a los supermercados, alegando “alarma social” ante el hecho de que cada vez son más las personas que toman alimentos de la basura. O bien puedes enfrentarte a una multa de 750 euros si hurgas en los contenedores madrileños. Como si el hambre o la pobreza fuese una vergüenza o un delito, cuando lo vergonzoso y propio de delincuentes son las toneladas de comida que se tiran diariamente, fruto de los dictados del agrobusiness y los supermercados, y que cuentan, además, con el beneplácito de las administraciones públicas.

Los supermercados nos dicen que donan comida a los bancos de alimentos, en un intento de lavarse la cara. Pero, según un estudio del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, sólo un 20% lo hace. Y esto, además, no es la solución. Dar comida puede ser una respuesta de emergencia, una tirita o incluso un torniquete, en función de la herida, pero es imprescindible ir a la raíz del problema, a las causas del despilfarro, y cuestionar un modelo agroalimentario pensado no para alimentar a las personas sino para que unas pocas empresas ganen dinero.

Una comida sana es necesaria para el mantenimiento de la salud.

Una comida sana es necesaria para el mantenimiento de la salud.

Vivimos en el mundo de las paradojas: gente sin casa y casas sin gente, ricos más ricos y pobres más pobres, despilfarro versus hambre. Nos dicen que el mundo es así y que mala suerte. Nos presentan la realidad como inevitable. Pero no es verdad. Ya que a pesar de que el sistema y las políticas dicen ser neutrales no lo son. Tienen un sesgo ideológico y reaccionario claro: buscan el beneficio, o ahora la supervivencia, de unos pocos a costa de la gran mayoría. Así funciona el capitalismo, también en las cosas del comer.

Esther Vivas. 01/01/2013.

Comprad, comprad, malditos. 24/12/12.Esthervivas.com.

Esther Vivas: ‘El modelo de producción de alimentos antepone intereses empresariales a las necesidades alimentarias de las personas y su salud’. 14/04/11/ Ecobierzo.org/unecologistaenelbierzo/.

Josep Maria Antentas y Esther Vivas reflexionan sobre un primer año del Movimiento 15-M en su libro: ‘Planeta Indignado’. 18/06/12. Ecobierzo.org/unecologistaenelbierzo/.

Esther Vivas, por un consumo solidario. 17/10/08. Youtube.com. La Ciudad Tomada.

¡Más de quinientos desahucios diarios!

Logo. Stop Desahucios de luto. Fuente: afectadosporlahipoteca.wordpress.com.

Logo. Stop Desahucios de luto. Fuente: afectadosporlahipoteca.wordpress.com.

En ‘La Opinión de Murcia’, en su versión digital, hay una sección de blogs colaboradores del diario. Uno de los artículos publicados pertenece a la psicóloga Lola López Mondéjar y creo que si llamó mi atención fue por las similitudes entre algunas de las situaciones que retrata y las que últimamente me explican a mí, aunque  vivo a mil kilómetros de distancia.

En los últimos días se ha producido en la autonomía castellano-leonesa una actuación por parte de la Junta de Castilla y León encaminada a ayudar a las personas que, como Laura, a quien conocí hace un mes, se ven obligadas a abandonar su vivienda a consecuencia de un desahucio. Alabo la preocupación social del gobierno autonómico, pero al mismo tiempo he de decirle que creo que su iniciativa llega algo tarde, aún siendo pionera. Podríamos decir que con tres o cuatro años de retraso, y también que sólo lo hace después de que hayamos salido a la calle en Ponferrada en apoyo de esa joven.

Además, siendo plenamente sincero, he de reconocer que la novedosa decisión, bautizada por la Junta como ‘Apoyo Integral a las Familias en Riesgo de Desahucio’, me inspira poca confianza. Y esto, por más profesionales que incluya en su proyecto. Y lo consigue porque, como me ocurrió con los préstamos del ICO, la decisión final queda en manos de los banqueros. Y yo, que ya soy gato viejo, no me fío de ellos. Es más, si por mí fuera ya habría varias docenas de algunos sinvergüenzas de cuello duro y corbata durmiendo en la cárcel. Como dicen que sucedió en Islandia no hace mucho.

PAH y 15M intentando parar un desahucio. Oviedo, 28 jun. 2012. Periodismohumano.com. Foto: Javier-Bauluz.

PAH y 15M intentando parar un desahucio. Oviedo, 28 jun. 2012. Periodismohumano.com. Foto: Javier-Bauluz.

En los últimos días estamos superando la cifra demoledora de más de quinientos desahucios diarios. Orquestados precisamente por quienes la ciudadanía está rescatando de su ‘pobreza’, y que después de haberse beneficiado de las aportaciones gubernamentales continúan llevando a los más débiles al borde del precipicio.

El rescato de los bancos, hasta estos momentos, nos habrá costado cerca de 2.000 euros por españolito. Claro que de algún sitio tendrán que salir las compensaciones asignadas a algunos banqueros destituidos o retirados después de gestiones ruinosas. Y a tanto político corrupto.

Los desahucios ocultan un drama de primera magnitud que precisa ser un frenado de inmediato. Porque, lleva a la ruina a quienes mientras pudieron pagar sus hipotecas lo hicieron religiosamente. Hoy son víctimas de la situación actual, y no delincuentes ni culpables.

No me voy a extender hoy en mis críticas pues traigo una buena noticia. En los últimos días he conocido unos jóvenes, con residencia en Toreno, que están dando los pasos necesarios para la creación de una Plataforma contra los desahucios en la comarca. Es más, resulta bastante probable que pronto estará en servicio. Sobre ella espero aportar más noticias en los próximos días.

Un ecologista en El Bierzo.

Anoche soñé con empanadillas, por Lola López Mondéjar.

José Coy

José Coy

Se llama José Coy y tiene cuarenta y nueve años. A estas alturas es muy difícil que las personas con sensibilidad social de nuestra región no reconozcan su humanidad rotunda, su sentido del humor, su habilidad para explicar con palabras sencillas procesos económicos complejos.

Coy, como le llaman los amigos, vendía ropa interior en el bajo de su vivienda, pero la globalización, y la entrada en nuestro mercado de productos más baratos de otros países, arruinó el sector textil y puso patas arriba su negocio. Él no se amilanó; intentó continuar con una nueva iniciativa: comercializar una marca de ropa nueva, fabricada en Portugal, que pareció ir bien durante un tiempo.

Pero vino la crisis y el banco cortó la financiación de la noche a la mañana. Ante el cierre inminente, Coy pagó primero a proveedores y no pudo pagar a los bancos, de modo que rehipotecó la casa donde vive y el bajo, este último en proceso de embargo donde antes estaba su negocio, y pasó a engrosar la lista de parados sin prestaciones.

A partir de ahí empezó a organizar junto a otros en su misma situación la asamblea de parados de Molina. Muy pronto se dieron cuenta de que la mayoría de ellos tenía hipotecas y del problema que se les venía encima al no poder pagarlas. Miraron a su alrededor, se informaron y copiaron el formato de la plataforma de afectados por la hipoteca de Barcelona. Luego buscaron, hasta encontrarlo, otra respuesta a la pérdida de la casa y el mantenimiento del resto de la deuda una vez subastada que es lo que propone la actual ley hipotecaria cuando los propietarios no pueden pagar sus cuotas. Así surgió la famosa fórmula de la dación en pago: el banco se queda con la propiedad hipotecada, pero el afectado cancela su deuda. La asociación de consumidores Consumur-Facua y el Foro Social les dieron cobertura legal en esta nueva aventura y comenzó la odisea de parar los desahucios.

El primero de ellos fue en el Barrio de los Rosales, en El Palmar; de ahí que, en homenaje a este primer desahucio que consiguieron detener, José Coy se encuentre hoy en la iglesia de Santa Rosa de Lima, en ese mismo barrio, manteniendo una huelga de hambre de diez días iniciada para conseguir negociar con el banco. Con anterioridad ya se sometió a otra huelga de cinco días que permitió aplazar la primera subasta. De momento ya lleva varios días sin comer y sueña con empanadillas.

Al principio, los miembros de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca eran pocos, y no dormían. La noche anterior al desahucio los nervios no les dejaban. Pero hoy ya han parado ochenta y tres, y cada día son más, los afectados y los miembros de la plataforma.

'No falta dinero, sobran ladrones'. Ponferrada, 12 mayo 2012. Foto: Enrique L. Manzano.

Protesta del 15M. ‘No falta dinero, sobran ladrones’. Ponferrada, 12 mayo 2012. Foto: Enrique L. Manzano.

El tema llamó la atención de la prensa local y nacional, pues el carácter de la injusticia que supone que por unas cuotas sin pagar el deudor pierda su vivienda y siga debiéndole al banco el resto de la hipoteca es tan elocuente que contó muy pronto con un gran apoyo social. A todos nos duelen esas personas que, a menudo con niños, pierden el techo donde viven, y con él, una de las condiciones que Hanna Arendt señala como indispensables para la vida humana: el cobijo.

La PAH reivindica el derecho a comenzar de nuevo: las familias no son culpables de la crisis, sino sus víctimas. Mientras tuvieron trabajo pagaban religiosamente sus deudas, pero después….

Después, apunta Coy, empezó la rebelión de las lágrimas, el llanto de las familias desahuciadas, la impotencia, el sufrimiento humano. Se trata, sigue optimista, de un tema tanto de emociones como de poderosas razones, y una rebelión así tiene que triunfar.

Para lograrlo aumentan su organización, organizan talleres de apoyo los martes, en Murcia (en la sede de Favemur), donde se reúnen a cuarenta o cincuenta familias, veinte de ellas nuevas, que se consuelan, se informan y aprenden a organizarse y darse apoyo mutuo, así como herramientas legales y personales para enfrentarse a la negociación con los bancos.

El movimiento del 15M sumó sus fuerzas a los que iniciaron la lucha y le dio potencia moral; luego vinieron las pequeñas victorias particulares. Pero en el horizonte, el objetivo común prioritario es cambiar la legislación, extender el movimiento de las PAH e incorporar otros temas como el empleo, la protección social, el banco público de alimentos – contra los frigoríficos vacíos, apunta Coy –, un aspecto, este último, todavía invisible, debido a la vergüenza que a los afectados les produce confesar el rigor de su pobreza.

Mientras sueña con empanadas recibe amigos que le apoyan, y lee ‘La indomable vida de Federica Montseny’ (otra luchadora como él), la ‘Autobiografía de Federico Sánchez’, de Jorge Semprún, ‘Aproximación a la historia de la Hoac’, y ‘Argentina rebelde.’ Además, no pierde ni la fuerza ni el sentido del humor.
Será que las empanadillas, y otros sabrosos sueños suyos, le alimentan.

Convocatoria del 15M en Ponferrada. 15 mayo 2011. Fuente: unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

Primera convocatoria del 15M en Ponferrada. 15 mayo 2011. Ecologistaenelbierzo

La Junta de Castilla y León pone en marcha mañana un programa para apoyar a familias en riesgo de desahucio. 31/10/12. Europapress.es.

Acuerdo con Justicia en materia de desahucios. Jcyl.es.

Un hombre se suicida en Granada horas antes de ser desahuciado. 25/10/12. Publico.es.

Se suicida por desahucio un joven en Las Palmas de Gran Canaria. 26/10/12. Noticiasgrancanaria.com.

Un hombre salta desde su balcón en Burjassot cuando iba a ser desahuciado. 26/10/12. Cuatro.com.

Jueces para la Democracia pide quitas parciales de deuda y aplazamientos de los desahucios. 29/10/12. Nuevatribuna.es.

Un padre de familia en paro y a punto de ser desahuciado se suicida en un parque público

Tras los muros de la opulencia se oculta a veces la marginación. 2010. Attac.org.

Tras los muros de la opulencia se oculta a veces la marginación. 2010. Attac.org.

Recuerdo que mientras cursaba la carrera de periodismo en Bellaterra, nuestro profesor -Pérez de Rozas- nos explicaba lo que era una noticia y de qué dependía que lo fuera. Decía que cuando un perro muerde a un hombre eso no es noticia (salvo, lógicamente, para la víctima y sus conocidos), pero que sí lo era cuando un hombre mordía a un perro. Lo insólito es una de las características que conforman la noticia.

Hoy, que alguien se suicide, sigue siendo noticia, aunque cada día menos. Porque en apenas cinco años esa grave autoagresión ha pasado a ser la primera causa de muerte violenta en España, superando a los  accidentes de tráfico, los actos delictivos y los de terrorismo. En el año 2009 fallecieron por suicidio 3.650 españoles, de los que cerca de un 5% eran adolescentes. Son los datos facilitados por Julio Vallejo, el jefe de Psiquiatría en el Hospital de Bellvitge y presidente del Congreso sobre esta especialidad celebrado en Barcelona la semana pasada.

Pero que sea un parado, joven, con familia y con toda una vida por delante, quien decide ponerle un punto final a la suya todavía es algo que consigue concitar algún interés entre el respetable, lo que consigue que el hecho luctuoso se convierta en noticia. Y es quizás por esto que M. P, un vecino de L’Hospitalet de Llobregat, se convirtió sin proponérselo en un sujeto noticiable.

Electricista de profesión, M. P. ocupaba desde hacía nueve meses unpiso de protección oficial vacío, junto con su mujer y una hija menor de edad.

La travesía Industrial separa la zona de viviendas de Bellvithe de la dedicada a las industrias. L'Hospitalet de Llobregat, 8 mayo 2008. Foto: Enrique L. Manzano.

La travesía Industrial separa las viviendas de Bellvithe de la zona dedicada a la industria. L’Hospitalet de Llobregat, 8 mayo 2008. Foto: Enrique L. Manzano.

Conozco bien L’Hospitalet, pues he paseado mucho sus calles, casi siempre después de comer en algún restaurante económico de la zona industrial inmediata a Bellvitge, y mientras esperaba la hora de volver al trabajo por la tarde. Es una ciudad situada en la conurbación de Barcelona que multiplicó su población por cien con la inmigración de los años sesenta. Una ciudad dormitorio y sin apenas servicios. De ella fue alcalde, y bien valorado, el político Celestino Corbacho, antes de ser elegido ministro de trabajo. Hoy continúa siendo un lugar con una elevada tasa de paro, pobreza y marginalidad, pero también es una ciudad que ha apostado por la modernidad.

Es aquí donde M. P. residía, concretamente en el populoso barrio de la Gornal. Antes había trabajado en la construcción y se convirtió en un ocupa cuando se le agotó el paro y no pudo pagar las cuotas del piso de alquiler en donde residía con su familia. Sin embargo, hace una semana recibió una orden de desahucio anunciándole que tenía que abandonar esa vivienda de manera inminente. Desesperado, decidió ahorcarse en un parque de la ciudad, el jueves de la semana pasada.

Según informó la presidenta de la Asociación de Vecinos de la población, Carmen Amaya Álvarez, M. P, se personó la semana de su fallecimiento en el Ayuntamiento de la localidad para pedir que realojaran a su familia en un albergue “porque hacía mucho frío para quedarse tirados en la calle“. Pero, los servicios sociales del consistorio le denegaron la petición. La misma fuente apunta que, como último recurso, el fallecido se personó en dos ocasiones, la última el mismo día del suicidio, para reclamar una demora de un mes en la ejecución del desahucio. Al no obtener una respuesta satisfactoria, unas horas antes del desalojo forzoso, M. P. se dirigió al parque de las Setas y allí se colgó de un árbol.

La víctima tenía 45 años. Agotada su prestación por desempleo pasó a cobrar una pensión de unos 300 euros “debido a la depresión que sufría a raíz de no encontrar trabajo“, según relata la presidenta vecinal. Pero además tenía que hacer frente a un juicio por ocupación ilegal interpuesto por Adigsa, la empresa propietaria del piso de protección oficial ocupado. Ésta le reclamaba 9.000 euros por haber forzado la puerta del  apartamento. La presidenta de la Asociación de Vecinos asegura que, poco antes de suicidarse, la víctima le trasmitió por teléfono su desesperación.

También es sabido que, después del trágico suceso, suena a risa, los responsables de los servicios sociales del ayuntamiento se presentaron en casa de los familiares para ofrecerles su apoyo.

Recuerdo anteriores crisis, ligadas a la subida del precio del petróleo, con un aumento espectacular de los casos de suicidio, principalmente padres de familia abrumados por la vergüenza social de no poder defender económicamente a su familia. En una ocasión, uno de ellos se suicidó lanzándose de un puente a una carretera por la que circulaban vehículos mientras paseaba con su mujer e hijos. Resulta inadmisible que las personas, en un estado del ‘bienestar’ como el nuestro, se vean obligadas a renunciar al bien más preciado: la vida.

La Constitución española garantiza el derecho a un techo.

El capitalismo supone la explotación egoista del hombre por el hombre. Chiarenza.blogspot.com.

El capitalismo supone la explotación egoísta del hombre por el hombre. Chiarenza.blogspot.com.

La Constitución española garantiza el derecho y el deber al trabajo, y también al disfrute de una vivienda digna. ¿Pero, en que encrucijada, en que vuelta de la esquina, se perdieron ambos? ¿O acaso llegaron a existir alguna vez?

Cuando vemos lo que cobran algunos banqueros jubilados, con cifras que escapan a nuestra imaginación. Cuando vemos los salarios también lejos de cualquier cálculo ‘mileurista’ que perciben algunos especuladores, financieros, empresarios, políticos, artistas, deportistas, etc. Cuando descubrimos que un señor se gasta en una ‘suite’, por una noche lo que un obrero gana esforzadamente trabajando un mes. Cuando ves lo que se mueve en torno al comercio de la droga. Cuando percibes tanta desigualdad e injusticia. Cuando observas el despilfarro de algunos y la miseria de otros… Yo, al menos, no consigo evitar que la sangre se me altere.

Y es que, por desgracia, la situación que ha llevado a esta familia al drama total no es sólo un problema de dinero. Como tampoco lo es el hambre en el mundo. Son el resultado de una falta de solidaridad y del egoísmo que rige las relaciones humanas en un mundo dominado por el neoliberalismo. Y en el que el valor de las personas se mide solamente en función de lo que ganan o tienen.

En ese sentido, creo que el filósofo y psicoanalista alemán Erich Fromm fue un antecesor clarividente del mundo que se nos avecinaba, y que muy bien logro describir y sintetizar en su último libro: “Tener o ser”.

El suicidio ya es la primera causa de muerte violenta en España.

En el capitalismo no hay espacio para la solidaridad. Es.paperblog,com.

En el capitalismo no hay espacio para la solidaridad. Paperblog.com.

El sentido de la vida se ha transformado en un sinsentido para una creciente cantidad de personas. España ya es, tras Finlandia y Bélgica, el tercer país de Europa occidental con más suicidios. La causa de esta tendencia es fundamentalmente social, “ya que no es razonable pensar que de forma súbita ha aumentado la enfermedad mental o la depresión suicida”, según Julio Vallejo.

Para el psiquiatra, “el cambio radical que ha experimentado el sentido de la vida humana subyace en muchas reacciones suicidas. Si lo que mueve a la sociedad es el dinero, las personas se alejan de ese sentido. Hay que aprender a refugiarse en uno mismo y mantener relaciones intensas con amigos de carne y hueso, no virtuales”, dijo. Por otra parte, Vallejo propuso que los adolescentes jueguen en la calle con amigos reales, estableciendo relaciones directas y no sólo a través de las redes sociales.

Un ecologista en El Bierzo.

Un obrero en paro se ahorca en plena calle tras ver cómo se desahuciaba a su familia en Hospitalet. 14/11/10. Alertadigital.com.