Archivo de la etiqueta: Agroquímica

Los ecologistas denuncian las políticas de la Comisión Europea a favor de los cultivos transgénicos

Disfraz de protesta en una manifestación anti transgénicos celebrada en España.

Manifestación antitransgénicos en Zaragoza, el 19 de abril de 2009. Fuentesdeciencia.wordpress.com. Foto: F. Patiño..

Manifestación contra los transgénicos. Sábado, 17 de abril. 11:30. Puerta de Alcalá. Madrid.

El 19 de mayo de 2004, tras una larga serie de debates e ignorando la creciente preocupación de la ciudadanía, la Unión Europea (UE) puso fin a cinco años de moratoria con respecto a los transgénicos, autoimpuesta en junio del año 1999. En este día la UE autorizó la comercialización del maíz genéticamente modificado Bt-11, diseñado por la agroquímica suiza Syngenta, y esto pese a las contrarias peticiones ecologistas.

La situación de los transgénicos en España.

En España la situación de los Organismos Modificados Genéticamente (OMG), que es como se les conoce científicamente, resulta cada vez más insostenible. Nuestro país sigue siendo el único de los 27 miembros de la Unión Europea que cultiva transgénicos a gran escala, y ha sido uno de los pocos que  apoyó a la Comisión Europea a la hora de aprobar el cultivo de la patata Amflora de BASF (sobre la que volveré a hablar más adelante), modificada genéticamente para usos industriales.

En 2009, España cultivó más de 76.000 hectáreas de maíz transgénico y albergó la mitad de los ensayos experimentales al aire libre de estos peligrosos cultivos. Todo esto llevado a cabo en una situación de absoluta falta de transparencia y control. Frente a esta postura, otros países como Francia, Alemania, Austria, Grecia, Luxemburgo, Irlanda, Polonia, Hungría o Italia, han acordado poner un freno a los transgénicos en su territorio, y en nuestro país hay regiones, como Asturias, que se han declarado zonas libres de transgénicos.

La connivencia de los poderes europeos y estatales con las multinacionales agroquímicas -como Monsanto, Bayer, Syngenta, Novartis o BASFAgricultura-, parece fuera de toda duda. Y es esta situación la que ha llevado la semana pasada a numerosos colectivos de agricultores, consumidores y ecologistas, a celebrar numerosos actos de denuncia por nuestra piel de toro.

Es de destacar que algunos de los Estados miembros de la UE han expresado una fuerte oposición a la decisión adoptada la semana pasada de autorizar el cultivo de las patatas transgénicas de BASF y el maíz ídem de Monsanto. Italia y Austria se oponen claramente, mientras que Francia ha dicho que requerirá una investigación científica adicional.

Lo que si parece meridianamente evidente es que la sociedad civil europea, en su conjunto, reclama cambios urgentes. En España, el 18 de abril año pasado, más de ocho mil personas pidieron en Zaragoza la retirada del maíz transgénico, en la mayor manifestación en contra de los transgénicos jamás celebrada en Europa. Quizá, también, debido a que somos uno de los países en que se cultivan más transgénicos. El origen del problema parece hallarse en la connivencia entre los políticos y las grandes multinacionales, así como en la ignorancia o indefensión de nuestros agricultores frente a sus triquiñuelas.

Los actos de la semana contra los transgénicos está previsto que culminen mañana con la celebración de una multitudinaria manifestación que, bajo el lema “Por una agricultura y alimentación libres de transgénicos”, está previsto que recorra el centro de Madrid. Esta manifestación adquiere además una mayor relevancia por la presencia española en la presidencia de la Unión Europea. Con su participación en la protesta, los participantes quieren denunciar la responsabilidad que tiene la UE en la crisis alimentaria mundial, y por ser uno de los principales promotores de los transgénicos. Porque, aparte de la reciente aprobación del cultivo de la patata transgénica Amflora, hay otros  casos relacionados, como el acuerdo entre la UE y el Gobierno de Argentina para promover el desarrollo de la biotecnología en la producción de alimentos y piensos, con la pretensión de aumentar el comercio de estos productos.

España, a la cola de Europa.

Cartel. Manifestación antitransgénicos. Zaragoza, 18 abril 2009. Fuente: unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

Cartel. Manifestación antitransgénicos. Zaragoza, 18 abril 2009. Unecologistaenelbierzo.com.

Como dije antes, España es el único miembro de la Unión Europea que cultiva transgénicos a gran escala. La complicidad entre los gobiernos europeos y la industria de la biotecnología hace posible que los transgénicos sigan comercializándose libremente, bajo el amparo de la ley, puesto que previamente a su comercialización se han eliminado las evaluaciones de riesgo en la autorización de muchos de estos productos. Es así que para detectar si hay transgénicos en un alimento dependemos de que la propia empresa que lo produce nos facilite esa información. Peor aún, los alimentos transgénicos que ya estamos consumiendo no están etiquetados como tales. Por lo tanto, no podemos identificarlos o evitarlos. Es a nosotros de hacer lo que esté a nuestro alcance para exigir estudios solventes acerca de su inocuidad y luchar por  evitar su cultivo hasta que ésta no esté asegurada.

Según el coordinador del Área de Agroecología y Soberanía Alimentaria de Ecologistas en Acción, Tom Kucharz: “A pesar de una escalofriante escasez de información y una inhibición de las autoridades públicas al analizar las implicaciones socioeconómicas de los cultivos transgénicos, todo apunta a que las políticas de la UE están orientadas a garantizar enormes beneficios económicos a las cuatro grandes empresas transnacionales del sector”.

Cartel. Manifestación antitransgénicos. Madrid, 17 abril 2010. Fuente: unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

Cartel. Manifestación antitransgénicos. Madrid, 17 abril 2010. Unecologistaenelbierzo.com.

El próximo sábado también se celebrará el Día Internacional de la Lucha Campesina. Un buen momento para denunciar que la Política Agraria Común (PAC) de la UE está fracasando en su intento de resolver los problemas agroalimentarios en el mundo: las explotaciones agrícolas desaparecen rápidamente, el paro rural aumenta, el hambre alcanza a mil millones de personas, el cambio climático se acelera, la biodiversidad desaparece, y los efectos negativos sobre la salud causados por los modos de producción y consumo dominantes aumentan con rapidez.

Necesitamos una nueva política agraria en Europa que abandone el paradigma de la liberalización comercial, asumiendo su responsabilidad ante productores y consumidores en la regulación y el control de los mercados; así como apostar por políticas que favorezcan la producción y el consumo locales, defendiendo el interés general de la ciudadanía que no coincide con el de los conglomerados de la biotecnología, agroexportadores y las grandes distribuidoras, y practicando una solidaridad real con todos los campesinos, especialmente los de los países del Sur”, propone Kucharz.

Las reivindicaciones ecologistas exigen la retirada de todas las variedades transgénicas de la UE, la reforma urgente de la legislación para proteger y fomentar debidamente la agricultura y el consumo de alimentos 100% libres de transgénicos, así como la prohibición de la importación de alimentos y piensos transgénicos. En esta línea, es interesante conocer la “Declaración de personalidades y organizaciones de la sociedad civil sobre las aplicaciones de la biotecnología en la modificación genética de plantas, ante la amenaza que representan para la agricultura y la sostenibilidad”, respaldada por 500 científicos, docentes y representantes de multitud de sectores sociales.

Avaaz se propone conseguir un millón de firmas en contra de los transgénicos.

Trasngénicos. El ministro europeo José Manuel Durao Barroso. Avaaz.org.

El ministro europeo José Manuel Durao Barroso. Avaaz.org.

Por primera vez en doce años la Comisión Europea acaba de aprobar diversos cultivos genéticamente modificados, dando prioridad a las ganancias de los grupos de presión relacionados con los cultivos transgénicos por encima de las preocupaciones ciudadanas. Ante esta triste evidencia Avaaz se ha propuesto el reto de conseguir un millón de firmas en contra de la misma. Según el Eurobaremo de 2008, el 60% de los europeos creen que es necesaria una información fiable antes de permitir el cultivo de productos que podrían amenazar nuestra salud y nuestro medio ambiente.

El texto de la carta dirigida al Presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, diría así: “Hacemos un llamamiento para que se ponga una moratoria sobre la introducción de cultivos transgénicos en la Unión Europea, y se establezca la formación de un organismo independiente, ético y científico, con el fin de investigar los impactos de los cultivos transgénicos e informar la aprobación de una regulación acorde”.

El enlace para la solicitud lo podéis encontrar aquí. Yo ya he firmado, como suelo hacerlo ante la gran mayoría de las propuestas de Avaaz.org. Ahora os toca a vosotros. ¡Y no os olvidéis de hacerlo circular!

Una nueva iniciativa europea llamada “Iniciativa de Ciudadanos Europeos“ brinda la posibilidad de contrarrestar la enorme influencia de los grupos de presión. Para ello es necesario consiguir que al menos un millón de ciudadanos miembros de la UE presenten una propuestas de políticas públicas ante la Comisión Europea. Es así que la consecución de un millón de firmas nos permitiría realizar una solicitud formal  para exigir la prohibición de los cultivos transgénicos mientras no se lleven a cabo las pertinentes investigaciones. Por mi parte, ¡estoy convencido de que lo vamos a conseguir!

Un ecologista en El Bierzo.

Ecobierzo quiere que la comarca berciana sea declarada Zona Libre de Transgénicos. Ecobierzo.wordpress.com.

Ecobierzo quiere que la comarca berciana sea declarada Zona Libre de Transgénicos. Ecobierzo.wordpress.com.

La UE aprueba el maíz “Bt-11″ y pone fin a la moratoria sobre los transgénicos. 19/05/04. Consumer.es.

Fotos y crónica de la manifestación antitransgénicos en Zaragoza. 18/04/09. Fuentedeciencia.Wordpress.com.

Preocupación por las políticas de la Comisión Europea a favor de los cultivos transgénicos. 15/04/10. Ecologistasenaccion.org.

“La guerra de los transgénicos”. 01/11/09. Elpais.com.

Hacía 12 años que la UE no aceptaba introducir en el mercado nuevos cultivos transgénicos. 02/03/10. Rtve.es.

Video de Ecologistas en Acción informando sobre los transgénicos y convocando a la manifestación del día 17 de abril. 17/04/09. Ecologistasenaccion.org.

Nota: En una victoria sin precedentes, el 29 de abril de 2009 se consiguió reunir un millón de firmas en contra de los transgénicos. Este éxito ciudadano implica que la UE estará obligada a atender la petición realizada en el Parlamento europeo, y a legislar atendiendo a tal demanda. La recogida de firmas continuó abierta, situándose a finales de noviembre de 2010 en un millón doscientas veinte mil.

En cuanto al presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, el gran investigador del Club Bilderberg, Daniel Stulin, consiguió fotografiarlo con un teleobjetivo en la reunión anual del grupo celebrada en  2004, en Stressa (Italia). Se ignora si ha podido asistir a otros encuentros. Lo que sí aparece publicado en la prensa es que Durao Barroso fue invitado a la reunión celebrada en Hertfordshire (Reino Unido) en 2013, pero  ignoro si realmente estuvo allí.

Una campaña mundial exige a Bayer que detenga la comercialización de su arroz transgénico: LL62

Más de la mitad de la población del planeta se alimenta de arroz cada día. El arroz es el alimento básico más importante a nivel mundial. Se lleva cultivando desde hace más de 10.000 años y actualmente se produce en 113 países. El arroz es un ingrediente clave en una amplia gama de alimentos procesados, como desde alimentación infantil a los fideos de arroz.

En España se cultiva a gran escala el maíz MON 810, producido por Monsanto. Sin embargo, hoy es el arroz convencional y ecológico el que corre un grave riesgo de verse contaminado por una nueva variedad transgénica. El gigante químico alemán Bayer está intentando comercializar una variedad de arroz resistente al glufosinato de amonio, un herbicida tóxico. Este pesticida causa daños a insectos en las zonas circundantes, representa un considerable riesgo para los agricultores y puede ser peligroso para los consumidores si quedan residuos de él en los alimentos.

LL62: un nuevo arroz transgénico.

El nuevo arroz creado por Bayer ha sido modificado genéticamente para soportar altas dosis de glufosinato, un herbicida que se echa en los campos de arroz y que se utiliza para el control de una amplia variedad de malas hierbas. A nadie sorprende ya que, curiosamente, sea también Bayer el que fabrica el glufosinato. Como consecuencia, el empleo del arroz transgénico ocasionará un gran incremento en las ventas de sus químicos, lo que para Bayer significa, sin duda, un negocio redondo. Pero para los agricultores, consumidores y el medio ambiente, no es más que una nueva amenaza.

El glufosinato es un pesticida considerado peligroso para la salud humana. 2009. Geenpeace.org.

El glufosinato es un pesticida considerado peligroso para la salud humana. 2009. Geenpeace.org.

El glufosinato se considera tan peligroso para los humanos y  el medio ambiente que pronto será prohibido en Europa, de acuerdo con la legislación recientemente aprobada en la Unión Europea. Al transferir su gen a especies silvestres emparentadas presenta un elevado riesgo de producir malas hierbas superresistentes. Los productores y comerciantes de arroz de todo el mundo rechazan el arroz transgénico por los elevados riesgos económicos que supone para la infección de otros cultivos.

En el 2006 ya se produjo un gran escándalo que provocó pérdidas económicas millonarias en Estados Unidos.

En el 2006, tuvo lugar un gran escándalo al descubrirse que las reservas mundiales de arroz se habían contaminado con una variedad no aprobada de arroz transgénico de Bayer CropScience. Este arroz transgénico entró a formar parte de la cadena global de distribución alimentaria a través de ensayos de campo realizados en EE.UU. Se tuvieron que localizar y retirar de los supermercados de todo el mundo las partidas contaminadas y se activaron prohibiciones contra el arroz producido en Estados Unidos. Como resultado, agricultores y comerciantes de todo el mundo se enfrentaron a un coste financiero inmenso, que incluyó gastos para análisis y retirada de productos, cancelación de pedidos, embargos en las importaciones y daños de imagen, además de mengua de confianza en los consumidores. El coste global de este episodio de contaminación está estimado en 1.285 millones de dólares. En estos momentos, Bayer CropScience intenta evadir toda responsabilidad por los daños causados alegando que la contaminación se produjo por una “causa de fuerza mayor”.

¡Tenemos que parar el arroz transgénico en España!

Campaña 'No compres transgénicos'. Greenpeace. 2009. Greenpeace.org.

Campaña ‘No compres transgénicos’. Greenpeace. 2009. Greenpeace.org.

Actualmente, el arroz modificado genéticamente (OMG) sólo se cultiva en campos experimentales. Aunque esto podría cambiar de un día para otro, debido a la presión comercial de las compañías agroquímicas que no dudan en compran hasta gobiernos sin empacho alguno. Pero la presión de la industria biotecnológica nos trae, además, una amenaza añadida: un combinado de arroz transgénico y un herbicida de alta toxicidad. Un nuevo “avance” que  aproxima un poco más a nuestra mesa la manipulación genética.

Mantener el arroz libre de estas modificaciones genéticas no es sólo una cuestión ambiental o de libre elección de los consumidores, es mucho más que eso. Es una cuestión de seguridad y de soberanía alimentarias, de derechos humanos y de supervivencia. Y frente a los esfuerzos por acaparar el mercado de los alimentos y de sus semillas, que encabezan firmas como Monsanto o Bayer, continúo viendo la producción ecológica como la solución más segura contra la crisis alimentaria.

Cultivos experimentales en España.

Los principales cultivos transgénicos aprobados son el maíz, la soja, el algodón y la colza, pero existen otros transgénicos que se cultivan de forma experimental, como el arroz. En España tenemos noticias de campos experimentales en las provincias de Tarragona y Barcelona, aunque su localización exacta se le oculta a los ciudadanos. De esta manera, la contaminación genética ocasionada a cultivos vecinos es casi imposible de evitar.

En Estados Unidos está autorizado el cultivo comercial de arroz transgénico pero no se cultiva. Después del escándalo mencionado, en el 2006, año en que se contaminó el arroz de grano largo, esta contaminación se ha encontrado en cerca del 30% de todo el arroz de estas características plantado a lo largo de Norteamérica, con resultados muy negativos para la comercialización de este grano en los mercados internacionales.

Puedes contribuir a que no se comercialice el arroz transgénico de Bayer.

Canpo de maíz transgénico en Cataluiña marcado con una enorme señal de prohibición por activistas de Greenpeace. 2009. Fuente greenpeace.org.

Campo de maíz transgénico en Cataluña marcado con una enorme señal de prohibición por activistas de Greenpeace. 2009. Greenpeace.org.

Por suerte, este arroz transgénico aún no ha sido aprobado para el consumo humano, ni animal, en ningún país salvo en Estados Unidos. Así que, por el momento aún estamos a tiempo de parar su cultivo comercial. Desde Greenpeace alertan que quedan cuatro días para que la Unión Europea decida sobre la autorización del arroz transgénico. Serán precisas muchas firmas para convencer a las autoridades europeas de que la ciudadanía debe situarse por delante de los intereses de las grandes multinacionales. Tu puedes colaborar: infórmate, firma, y ¡difunde esta campaña! (Este enlace ya no llevaba a la campaña en la revisión del artículo en 2014).

Las exigencias de Greenpeace.

  • Greenpeace exige que Bayer detenga la comercialización mundial de su arroz transgénico.
  • Solicita a los gobiernos de Brasil, Sudáfrica, Filipinas y la Unión Europea, y a todos los demás países, que protejan sus cultivos y sus campos, rechazando el arroz transgénico de Bayer, y que cancelen todos los ensayos de campo con arroz transgénico.
  • Solicita a todos los agricultores que protejan sus cultivos y sus campos del arroz transgénico, ya que su uso sólo puede significar pérdidas económicas y amenazas al medio ambiente.
  • Solicita a todas las partes interesadas, desde comerciantes y fabricantes a empresas alimentarias y supermercados, que expresen un contundente “¡No al arroz transgénico!”.

Un ecologista en El Bierzo.

Bayer nos quiere vender su arroz transgénico LL62. 31/05/09. Eco13.net .

La guía roja y verde de los alimentos transgénicos. 03/08/12. Greenpeace.org. Pdf. (Este enlace fue actualizado en 2014).

Arroz transgénico: la nueva amenaza. 06/07/09. Youtube.com. Greenpeacespain. (En inglés, con subtítulos en castellano).

Comentario por Almudena el 14/11/09.

Qué gran poder están consiguiendo las agroquímicas. Su estrategia está clara. Quieren ser dueñas de la mayor parte del alimento que se produzca en el planeta. Qué gran idea fabricar plantas con copyright y estériles, resistentes a los pesticidas que las mismas empresas producen.

De los cuatro cereales esenciales para la alimentación humana, dos ya están bajo su control: la soja y el maíz. El siguiente es ahora el arroz, y sólo les quedaría el trigo. Yo sólo veo una forma de pararles: estar informados y unidos.