Archivo de la etiqueta: Álava

Un informe de Monitor Deloitte defiende no prescindir “prematuramente” de la energía nuclear y de la fósil

La central térmoeléctrica de Compostilla II. Cubillos del Sil, 1 oct. 2014. Foto: Enrique L. Manzano.

La central térmoeléctrica de Compostilla II. Cubillos del Sil, 1 oct. 2014. Foto: Enrique L. Manzano.

Prescindir “prematuramente” de ciertos combustibles -nuclear, carbón o gas- podría poner en riesgo la eficiencia económica durante el periodo de transición hacia un modelo energético sostenible, así como la seguridad del suministro, según el informe ‘La energía y la ingeniería al servicio de la sociedad’ de Monitor Deloitte. Se trata de una consultoría integrada por más de dos mil profesionales en 30 países. 

El informe, presentado en la Real Academia de Ingeniería (RAI) y defendido por expertos como Alberto Amores, socio consultor de Monitor Deloitte, señala que cerrar las plantas nucleares una vez transcurridos los cuarenta años de vida útil contribuiría a elevar la emisiones contaminantes responsables del cambio climático y la factura eléctrica.

En ese sentido, fuentes de la RAI explicaron que el informe señala que para lograr el compromiso de reducir las emisiones de CO2 en España, entre el 80 y el 95 por ciento para el año 2050, se deberían poner en marcha medidas que requieren una inversión total de entre 325.000 y 385.000 millones de euros. Es decir, de unos 10.000 millones de euros al año. Ésta sería –según Amores- la cantidad media que ya estaría invirtiendo el sector eléctrico durante la última década para asegurar la descarbonización de la economía nacional.

El estudio recomienda contar con todas las tecnologías y energías disponibles durante el periodo de transición hacia una producción de energía menos contaminante. “No se debe cerrar prematuramente durante la transición las centrales térmicas convencionales de gas natural y de carbón, dado que, en caso de hacerlo, a partir de 2020 tendremos que volver a construir nuevas centrales de gas, emisoras de CO2, condenadas a funcionar muy pocas horas para dar el respaldo necesario al sistema eléctrico, porque las nuevas tecnologías de almacenamiento no estarán disponibles tan pronto”, afirmó Amores.

En cuanto a cerrar las plantas nucleares al cumplir los cuarenta años de vida útil, o incluso antes, Amores consideró que tal medida supondría aumentar las emisiones de CO2, ya que –según su criterio- se deberían sustituir por plantas productoras de energía térmica convencional a partir de gas natural. Una medida que, a su juicio, podría suponer un incremento del precio del mercado diario de hasta ocho o diez euros por MWh en el corto plazo. Es decir, un incremento de la factura eléctrica para los consumidores finales de 11.000 millones de euros.

Excesiva contaminación producida por la térmica berciana Compostilla II.

Piquetes mineros impiden la entrada a la central térmiva de Compostilla II. 15 sept. 2010. Fuente: unecologistaenelbierzo.wordpress.com. Foto: Enrique L. Manzano.

Piquetes mineros impiden la entrada a la central térmica de Compostilla II, durante una de las protestas mineras. 15 sept. 2010.  Foto: Enrique L. Manzano.

Hasta aquí, resumido, lo que he podido leer sobre la mencionada conferencia, que me ha parecido interesante reseñar. Sin embargo, me parece importante destacar que ésta se produce justo en el momento en el que se debate sobre la continuidad, más allá de los cuarenta años de vida útil recomendados, de la central nuclear de Garoña. También cuando en El Bierzo se especula acerca de la posibilidad de cerrar el grupo II que aún funciona de la central de Compostilla II, debido al envejecimiento y a la elevada inversión que supondría “rejuvenecer” una planta termoeléctrica considerada como la quinta más contaminante de España.

Este grupo tiene una potencia de 148 megavatios (MW) y es el más antiguo de los cuatro que conforman actualmente la central, cuya potencia total asciende a 1.199 MW. Su puesta en servicio se produjo en 1965 y quema una mezcla de hulla y antracita de origen tanto nacional como de importación.

Según un informe elaborado por la Oficina del Cambio Climático, desde la central de Cubillos del Sil, propiedad de Endesa, se expulsaron unas 4.215.702 toneladas de gases contaminantes en 2014. Eso sí, la eléctrica renovó su inscripción en el Registro del Sistema Comunitario de Gestión y Auditoría Medioambientales (Emas), con carácter voluntario, lo que confirmaría sus compromisos ambientales.

Ecologistas y  Podemos contra la reapertura de la central nuclear de Garoña.

Protesta de Greenpeace por un CSN independiente. 2016. Greenpeace.org.

Protesta de Greenpeace por un CSN independiente. 2016. Greenpeace.org.

En cuanto a la central nuclear de Santa María de Garoña (Burgos), también propiedad de Endesa al cincuenta por ciento con Iberdrola, en los últimos días ha sido polémico el anuncio del Gobierno popular de su intención de prolongar la actividad de una central que se inauguró en el año 1978, y que el movimiento ecologista logró clausurar, tras dura batalla, cuando ésta ya había superado el plazo de vida útil recomendado.

A notar que el pacto establecido recientemente entre el PSOE y Ciudadanos contiene, entre otras medidas, el cierre de las centrales nucleares al cumplir los cuarenta años de vida útil. O que Iberdrola haya perdido, también en fecha muy reciente, los contratos del suministro eléctrico con dos ayuntamientos vascos, Zalduondo y Zuya, por su intención de reabrir la nuclear.

Para quienes no estén de acuerdo con la reapertura de Garoña he buscado un enlace con Greenpeace en el que podéis manifestar vuestra disconformidad. También he encontrado un artículo, firmado por Marta González, que resume ampliamente las diversas iniciativas políticas que se están celebrando para impedir la reapertura de la central.

Un ecologista en El Bierzo.

Zalduondo es el segundo ayuntamiento alavés que rompe con Iberdrola. 2016. Eldiario.es.

Zalduondo es el segundo ayuntamiento alavés que rompe con Iberdrola. 2016. Eldiario.es.

Claves de la descarbonización del modelo energético en España. 2016. Deloitte.com.

Prescindir del carbón antes de 2030 pondría en riesgo el suministro, según los expertos. 17/03/16. Ileon.com.

Las dos térmicas de León, entre las 20 industrias más contaminantes del país. 03/01/16. Lanuevacronica.com.

Luz verde para el cierre del grupo II de Compostilla. 06/10/15. Leonoticias.com.

Greenpeace y Podemos contra la reapertura de Garoña. 21/01/16. Periodistas-es.com.

Iberdrola pierde el suministro de dos ayuntamientos vascos por su intención de reabrir Garoña. 15/03/16. Eldiario.es.

Del Congreso a la gente: estas son las iniciativas para parar Garoña. 16/03/16. Greenpeace.org.

No quiero energía peligrosa en mi factura de la luz. 2016. Greenpeace.org. Ciberacción.

Nueva concentración de la Coordinadora contra la reapertura de Garoña en Burgos

Cocentración en Vitoria contra la reapertura de Garoña. Vitoria, 11 marzo 2015. Tercerainformacion.es.

Una cncentración en Vitoria contra la reapertura de Garoña. Vitoria. Tercerainformacion.es.

Hoy, mientras redacto estas líneas, se está produciendo una nueva concentración en Burgos contra la reapertura de la central nuclear de Santa María de Garoña, un proyecto defendido por un Gobierno popular sometido a los intereses del lobby eléctrico.

Un contubernio establecido desde hace años entre los partidos mayoritarios en España (PSOE y Partido Popular)  y las empresas eléctricas, -como por ejemplo Endesa e Iberdrola, ambas propietarias a partes iguales de la planta de Garoña-, al que no son ajenas las llamadas ‘puertas giratorias’. Es decir, a la presencia en algunas de las principales empresas energéticas del país de expersonajes de la política española, que ahora cobran excelentes retribuciones como ‘consejeros’ en estas empresas.

Concentración por el cierre de Garoña. Burgos, 28 marzo 2015.

Concentración por el cierre de Garoña. Burgos, 28 marzo 2015.

Hoy en día una gran parte de la ciudadanía española ya conoce que pagamos una de las electricidades más caras de Europa, y esto gracias a las conexiones aquí denunciadas, detrás de las cuales también se ocultan, además de los antes mencionados expolíticos, también importantes y conocidos empresarios.

Hoy se cumple también el aniversario del grave accidente de la Unidad 2 de la nuclear de Three Mile Island (Isla de las Tres Millas), cerca de Harrisburg, considerado como el accidente más grave de la historia nuclear de los EE.UU. (1979) y el tercero más grave de la historia de la industria nuclear.

Japón reanuda su programa nuclear.

Este mes, el pasado día 11 de marzo,  también se cumplieron cuatro años del gravísimo accidente nuclear de Fukushima I, considerado como el más grave después del de Chernóbil (1986). El desastre supuso la liberación de grandes cantidades de radiación, a la atmósfera y al océano, como consecuencia de los desperfectos ocasionados a la planta por un devastador tsunami.

Fue un accidente que hirió de muerte al sector en Japón, en un momento en que se barajaban planes de expansión. Desde entonces y hasta septiembre de 2013 se fueron cerrando progresivamente todos los reactores nucleares de las cuarenta y ocho plantas repartidas por el territorio nipón,  y también se congelaron todos los proyectos de ampliación nuclear. Algo inédito en un país que dependía de esa fuente energética desde los años setenta.

Sin embargo, a finales de febrero de 2014 el gobierno del partido Demócrata Liberal, presidido por el primer ministro, Shinzo Abe, presentó un borrador de política energética que contemplaba la posibilidad de acabar con esta moratoria si las plantas nucleares cumplían con unas exigencias técnicas más severas.

La planta nuclear de Sendai, en la prefectura de Kagoshima, en 2010 Elpais.com. Efe.

La planta nuclear de Sendai, en la prefectura de Kagoshima, en 2010 Elpais.com. Efe.

De este modo, en noviembre 2014, las autoridades japonesas dieron un paso adelante para relanzar la energía nuclear en el país al aprobar la prefectura de Kagoshima la entrada en funcionamiento de dos reactores de la planta de Sendai. Una medida que contó con el apoyo de 38 de los 47 miembros de la institución.

Era el último escollo para conseguir la reanudación de la actividad en planta, después de que en septiembre la Autoridad de Regulación Nuclear nipona (NRA) determinara que cuenta con las medidas de seguridad suficientes para volver a operar.

Sin embargo, el recuerdo de Fukushima se mantiene muy vivo entre los japoneses. Es lo que se concluye del análisis de una encuesta realizada el año 2014 en la que alrededor del 30% de la población muestra su disconformidad con el nuevo programa energético.

Concentración antinuclear en Vitoria.

El presidente Jimmy Carter abandona las instalaciones de Three Mille Island. 1 abril 1979. Ecologistasenaccion.org.

El presidente Jimmy Carter abandona las instalaciones de Three Mille Island. 1 abril 1979. Ecologistasenaccion.org.

Recientemente, coincidiendo con la efemérides del accidente nuclear de Fukushima I se publicaron miles de artículos en todo el mundo, y se celebraron numerosas concentraciones de rechazo a la energía nuclear. 

Vitoria-Gasteiz, la capital de Álava se sitúa a unos 43 kilómetros de la central de Garoña (Burgos) y considera que un posible escape nuclear podría colocarla en una delicada situación. No es la única ciudad importante situada en el radio de acción inmediata de una posible fuga radioactiva, como puede deducirse de los siguientes datos: Miranda de Ebro (23 km), Briviesca (36 km), Valle de Mena (37 km), Haro (37 km), Medina de Pomar (38 km), Llodio (45 km), Bilbao (58 km), Burgos (62 km), Laredo (73 km), Logroño (72 km) y Reinosa (80 km).

La central nuclear Santa María de Garoña inició su actividad el 2 de marzo de 1971 y la cesó el 16 de diciembre de 2012. Desde el año 2006 es la planta nuclear en activo más antigua de España tras el cierre de la central de José Cabrera. Su vida útil, inicialmente prevista para 40 años en las centrales españolas), finalizó el año 2011. Se trata, pues, de una empresa que los ecologistas y antinucleares consideran ya plenamente amortizada por Nuclenor, su propietaria.

Como decía antes, a raíz del cuarto aniversario del accidente de Fukushima las formaciones políticas riojanas Equo, Izquierda Unida, Podemos y PSOE publicaron una declaración.

Declaración por la no reapertura de la central nuclear de Garoña.

Convocatoria de una marcha contra Garoña. 5 agosto 2006. Celtiberia.net.

Convocatoria de una marcha contra Garoña. 5 agosto 2006. Celtiberia.net.

La central nuclear de Garoña se inauguró en el año 1971. Es en la actualidad la central más antigua del parque nuclear español. Se trata de una central que ha cumplido ya los cuarenta años de vida y a la que le ha llegado el momento de ser desmantelada. Desde el punto de vista energético es innecesaria como demuestra el hecho de que durante su cierre no ha habido ningún problema de abastecimiento energético. Esta central presenta graves déficits de seguridad, y es gemela al reactor número 1 de la central japonesa de Fukushima, tristemente famosa por protagonizar un grave accidente nuclear.

A pesar de llevar cerrada más de dos años, el gobierno del Partido Popular y la empresa propietaria (Nuclenor) están dando pasos para ponerla en marcha nuevamente, anteponiendo con ello el interés económico en el corto plazo, a la seguridad de los ciudadanos y del medio ambiente.

El gobierno está utilizando el caso de la nuclear de Garoña para avanzar en su agenda de alargar la vida de las centrales nucleares hasta sesenta años. Por ello plantea alargar en diecisiete más la vida de Garoña, hasta completar esos sesenta años.

Reclamamos que el actual proceso puesto en marcha por el gobierno del PP para reabrir Garoña no presuponga la adopción de decisiones irreversibles desde el punto de vista económico, que supongan un coste a los ciudadanos en el futuro, si la central no se reabre.

Consideramos que nunca debe volver ponerse en marcha la central nuclear de Garoña. Por ello nos comprometemos a no reabrirla, tan pronto las circunstancias legislativas lo permitan, y abogamos por un nuevo modelo energético que deje atrás la energía nuclear, tras un período de transición hacia ese nuevo modelo energético.

El cierre de la central de Garoña debe ir acompañado de un plan de reactivación económica de la zona que será efectivo y dinamizará la actividad de la comarca alrededor de alternativas productivas, sostenibles, limpias y seguras, incrementando la competitividad de la economía local y mejorando las condiciones sociolaborales de aquellos ciudadanos que se vean directa o indirectamente afectados por esta decisión.

El desmantelamiento de la central nuclear contará con un calendario no inferior a siete años, tiempo más que suficiente para desplegar el plan de reactivación de la zona al cien por cien.

Declaración de Equo, Izquierda Unida, Podemos y PSOE. 11/03/15.

Un ecologista en El Bierzo.

El radio de acción de un posible accidente nuclear en Garoña. 2009. Fuente: inigoortizdeguzman.wordpress.com.

El radio de acción de un posible accidente nuclear en Garoña. 2009.  Inigoortizdeguzman.com.

Burgos: Concentración por el desmantelamiento de Garoña. 28/03/15. Ecologistasenaccion.org.

Declaración por la no reapertura de Garoña. 23/03/15. Tercerainformación.es.

Japón se aferra a la energía nuclear. 10/03/14. Elpais.com.

Japón pone en marcha la reapertura de centrales nucleares tras Fukushima. 10/09/14. Elpais.com.

Japón aprueba reactivar los primeros reactores nucleares desde Fukushima. 07/11/14. Elpais.com.

Unas cinco mil personas defienden los consejos y entidades locales menores en León

Unos cinco mil manifestantes recorrieron el centro de León exigiendo un mayor consenso en la elaboración de la nueva Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local, también conocida como ‘Ley Montoro’. Con la colorida presencia de los pendones de León, de banderas asturianas y de pancartas del país cántabro, numerosos pedáneos y vecinos de entidades locales menores denunciaron un proyecto que, según aseguran, significaría la puntilla para el mundo rural si no se enmienda el borrador de la ley.

La manifestación arrancó después de las 12 de la mañana en la glorieta de Guzmán El Bueno, para finalizar su recorrido en la plaza de la Inmaculada. Durante el trayecto los manifestantes reclamaron a gritos “poder comunal” y corearon consignas como “esto nos pasa por un gobierno facha”, además de hacer sonar pitos y silbatos. Hubo muchas banderas lilas de León y se notó la participación en la marcha de otras autonomías y provincias, como Galicia, Álava, Burgos, Palencia, Salamanca, Soria o Zamora.

Organizaron la manifestación el Frente en Defensa de las Juntas Vecinales, así como la Federación de Concejos, Pedanías y Parroquias Rurales de España, además de diversos grupos, partidos políticos y sindicatos. La Asociación Cultural Ecobierzo acudió a la cita con una pancarta en la que podía leerse: “Ecobierzo contra el expolio de los pueblos”.

Ya en la plaza de la Inmaculada tomó la palabra el portavoz del Frente, Elías Álvarez Rico, quien destacó que “Las juntas vecinales no suponen ningún gasto, sino un ahorro”, antes dar paso a la lectura de un manifiesto consensuado entre los diferentes grupos participantes. Éste fue leído por el periodista Pedro Trapiello, quién en presencia de numerosos representantes de las juntas vecinales recordó que “el 55% de las tierras leonesas se encuentran actualmente en manos de los consejos”. Lo que equivale a decir que 3,5 millones de hectáreas podrían pasar a manos de los municipios con mayor número de habitantes, de la diputación en de las comunidades autónomas, y – denunció – “sobre todo del interés privado”.

El texto del manifiesto fue muy crítico con el proyecto de Reforma de la Administración local, al que acusó de pretender “generar negocio para una banda de especuladores acabando con el medio rural”. Trapiello advirtió también sobre el peligro a perder su personalidad jurídica que corren las pedanías, y con ella su patrimonio, pero también sus aprovechamientos y servicios públicos. Alargó su intervención defendiendo la continuidad de los “ancestrales consejos”, para acabarla con un “sí a la democracia y al gobierno del pueblo”.

Terminada la manifestación se procedió a una recogida de firmas promovida por la Plataforma para la Defensa de las Juntas Vecinales de Omaña y los grupos 15M de León y Toma la Calle.

Un ecologista en El Bierzo.

Manifiesto en defensa de los concejos y las entidades locales menores.

”En el Estado Español existen más de 3.700 entidades locales menores, la mayoría en el norte, siendo leonesas una tercera parte. Sin embargo, nos llamemos parroquias rurales, pedanías, juntas vecinales y concejos, o entidades locales menores en general, – según nos encontremos en Galicia, León, Asturias, Castilla, Cantabria, Navarra, Euskadi o en cualquier otro lugar -, todos compartimos una misma realidad: la Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local acaba con nuestra personalidad jurídica a pesar de que el artículo 45 de la Ley de Bases de Régimen Local y la jurisprudencia dejan claro que la regulación de los concejos es competencia de las CCAA y que, leyes aparte, son instituciones tradicionales conformadas secularmente”.

¡No a la supresión de las entidades locales menores!

“Esta ley, que empieza su debate en el Congreso de los Diputados estos días, y que será defendida por el diputado del PP por León, Eduardo Fernández, recoge explícitamente la amenaza de supresión de todas las entidades locales menores, el expolio de sus bienes comunales (que pasarían a los Ayuntamientos), el control de la gestión de sus servicios por parte de las diputaciones o las CCAA y la imposición de un plazo de 3 meses para entregar sus cuentas si no quieren ser disueltas”.

¡No a la privatización de servicios!

“Si esta Ley se aprobase, una diputación o una CCAA tendría capacidad, en coordinación con el Ministerio de Hacienda, para decidir cómo se gestionarían los servicios que ofrecen los ayuntamientos y las entidades locales menores. Podrán imponer su privatización si no se cumplen una serie de requisitos que igualmente nos impondrá el Ministerio de Hacienda”.

¡No al expolio de los bienes comunales!

“Las diputaciones y las CCAA, en subordinación al Ministerio de Hacienda, podrán proponer al gobierno autonómico la supresión de las entidades locales menores a las que, por tener déficit presupuestario, se las podrá obligar a aprobar un Plan económico Financiero. Denunciamos el agravio consistente en que los ayuntamientos con déficit presupuestario puedan disolver sus entidades locales menores, cuyo patrimonio pasaría a estos mismos consistorios, mientras los alcaldes culpables de esa mala gestión seguirían conservando sus cargos”.

“Si esta ley se aprobase, cada 1 de noviembre los municipios y las entidades locales menores, ambos por igual, deberán presentar un informe con el “cálculo de coste efectivo de los servicios que presta. Los criterios para realizar el cálculo nuevamente serán impuestos por el Ministerio. En el caso de un mínimo déficit en cualquiera de estos servicios las entidades locales menores podrán ser disueltas”.

”Los concejos, pedanías, juntas vecinales y parroquias rurales, muchos de ellos se remontan al medievo, recogen un modelo de organización democrática donde el pueblo reunido en asamblea abierta decide, de un modo directo, como se gestiona y mantiene el patrimonio común de sus vecinos y vecinas. Este modelo es, sin duda, la manera más democrática de organizarse que existe en todo el Estado. De hecho, en la mayoría de estas entidades, los habitantes de cada pueblo además de votar en las urnas para elegir los concejales del ayuntamiento, votan en otra urna para elegir al alcalde pedáneo y los vocales de su junta vecinal. Estamos ante una costumbre hecha norma cuya regulación debe extenderse al funcionamiento de todas las administraciones, nunca desaparecer o ser amenazada de supresión por ningún gobierno de turno”.

“Las juntas vecinales son, en gran parte, responsables además de dar servicios a los pueblos. Como el suministro del agua potable en sus localidades, la gestión de los cotos de caza, el reparto y recogida de la madera y la leña de los montes de su propiedad, la administración, o el prorrateo o alquiler de los pastos de sus prados. Son incluso los responsables de los campos santos, e incluso de las escuelas donde aún se conservan. Podemos afirmar que entre los montes, prados y eras que están bajo el control y administración de las entidades locales menores, al menos el 55 % de la superficie de la provincia de León están en manos de los concejos, que por otro lado son propiedad comunal de los vecinos y a nivel estatal son propietarias de 3,5 millones de hectáreas”.

“Suprimir las entidades locales menores significaría el mayor expolio de la historia hacia manos privadas del patrimonio público, previo paso por los ayuntamientos. Un robo premeditado y diseñado para asaltar la democracia que representan y generar negocio para una banda de especuladores, acabando con el mundo rural”.

“Las entidades locales menores, además, no tienen deudas y sus alcaldes no cobran sueldos, su pecado es ser las administradoras de las propiedades y la riqueza ambiental de los vecinos de sus pueblos”.

“Por estas razones afirmamos que estamos ante un proceso de vaciado de los municipios a favor de las diputaciones, en algunos casos de las CCAA y el sector privado, donde las entidades locales menores sobran y pierden hasta su nombre, con ello su estatus legal de entidades locales. Lo que significa un ataque incruento a la tradición de nuestros concejos, pedanías y parroquias rurales, que por derecho, por trabajo y por historia nos pertenece. Un proceso que debe ser paralizado inmediatamente desde estas premisas.

– Que el régimen de las entidades locales menores, tal y como ha dictaminado el consejo de Estado, sea esencialmente autonómico o foral, y tienen que ser las comunidades autónomas las que establezcan su régimen jurídico principal.

– Que es esencial mantener el carácter de entidad local, como verdaderas administraciones públicas territoriales, con plena personalidad jurídica.

– Que es absolutamente inadmisible que se pueda suprimir una entidad local menor por las deudas o déficit del municipio en cuyo territorio se encuentre.

– Que es necesario flexibilizar los plazos de rendición de cuentas, simplificando su formato y procedimiento, integrando estos procesos en un esfuerzo por fomentar y financiar la modernización y adopción de la Administración electrónica por las Entidades locales menores.

Nos comprometemos a seguir trabajando de manera horizontal y coordinada, por la defensa del común y de la autonomía local, por los servicios de calidad, por la sostenibilidad de nuestro trabajo, avanzando hacia el modelo de concejo abierto, garantía de participación vecinal y mantenimiento del común.

¡No al expolio de nuestros pueblos! ¡No a la supresión de los concejos, pedanías, juntas vecinales o parroquias rurales! ¡Si a la democracia y al gobierno del pueblo!”

Comunicado de la manifestación en Defensa de las Juntas Vecinales. León. 20/10/13.

Más de 3.000 personas de todo el noroeste se manifiestan en León a favor de las juntas vecinales. 20/10/13. Elnortedecastilla.es.

Todo el noroeste exigirá en León la pervivencia de las pedanías. 14/10/13. Uniondelpuebloleones.es.

500 cántabros participarán en León en la manifestación por las juntas vecinales. 19/10/13. Europapress.es.

Ecobierzo defenderá mañana la persistencia de las Juntas Vecinales en la manifestación prevista en León. 19/10/13. Ecobierzo.wordpress.com.

En defensa de las Juntas Vecinales. 19/10/13. Bierzocomarca.eu.

Se cumplen 30 años del asesinato de la ecologista Gladys del Estal

La joven donostiarra Gladys del Estal militaba en el Colectivo ecologista de Eguía (San Sebastián), y en los Comités Antinucleares de Euskadi. Trabajaba como programadora de informática y compaginaba su trabajo con sus estudios en químicas. Su muerte ocurrió en el transcurso de una protesta que exigía la paralización de la central nuclear de Lemóniz y el cierre del Polígono de tiro de las Bardenas en Tudela (Navarra).

La muerte de Gladys hay que encuadrarla en la difícil situación de la llamada Transición española, tres años después de la muerte de Franco, en un momento en que los intentos de involución del bunker franquista se enfrentaban a los que propugnaban la ruptura con el pasado y una mayor apertura política.

Cualquier concentración de masas era mirada entonces con gran suspicacia – o incluso animadversión – por aquellos que temían perder el control del país y sus prebendas. La Constitución española había sido ya promulgada, pero aún subsistían formas dictatoriales e instituciones que se resistían ferozmente al cambio democrático. Y en Vascongadas y Navarra el debate giraba en torno a la conveniencia de unirse en una única comunidad autónoma. Una postura mal vista desde el gobierno español.

En esta situación, sucedieron hechos tan graves como el asesinato de cinco trabajadores durante unas jornadas de huelga en Vitoria, el día 3 de marzo de 1976, cuando Manuel Fraga Iribarne era ministro de la Gobernación. O los sucesos de  Montejurra, el 9 de mayo de 1976. Acontecimientos en los que se vieron involucradas personas pertenecientes a los cuerpos de seguridad del estado.

La Semana pro-amnistía de mayo de 1977, movilización popular que reclamó la amnistía de los presos políticos, se extendió por Álava, Guipúzcoa, Vizcaya y Navarra, y acabó con un saldo de ¡siete muertos y numerosos heridos! Y la situación se agravó con los duros enfrentamientos acaecidos durante los Sanfermines de 1978, en Pamplona, cuando ya Rodolfo Martín Villa era ministro de la Gobernación. Unos hechos que serían archivados sin juicio.

En el ambiente enrarecido de entonces se produjo la concentración del 3 de junio de 1979, que fue autorizada, y en la que los ecologistas querían entrar en terreno militar. A ello respondió el gobierno con una nutrida presencia policial, que prácticamente tomó la ciudad de Tudela, próxima al Polígono de tiro.

En medio de una concentración popular de varios miles de personas, mientras los asistentes almorzaban en un parque tudelano, se produjo una violenta carga policial que provocó la desbandada de los concentrados. Los temidos grises expulsaron sin contemplaciones a los concentrados, a través de dos filas de policías, hasta el puente que cruza el  río Ebro a su paso por la ciudad.

Al otro lado del puente se había habilitado un aparcamiento, por lo que la muchedumbre empezó a montar en sus vehículos para irse del lugar. También, provenientes del centro de Tudela, una fila compacta de vehículos huía atravesando el puente ante el mal cariz que iban tomando los acontecimientos.

En un momento dado, un grupo de jóvenes inició una sentada en la salida del puente. Fue entonces cuando un grupo de guardias civiles llegó a la carrera y uno de ellos, de gatillo rápido y llamado José Martínez Salas, disparó en la nuca  a Gladys que se había negado a obedecer la orden de levantarse. Gladys murió en el acto y en la instantánea tomada segundos después de su asesinato se ve al criminal alejándose del lugar hacia el puente.

Numerosos testigos, dieron versiones coincidentes de los hechos en la Comisión de Investigación que se formó al efecto, incluidas las personas que se hallaban en el primer vehículo detenido ante la sentada, y que estaba ocupado por periodistas de la Televisión Holandesa.

El guardia que la mató a Gladys fue juzgado en 1981 y condenado “por imprudencia”. Sin embargo, la débil condena de año y medio, que ni siquiera exigió el cumplimiento efectivo, fue un motivo añadido para más movilizaciones. Para que nos hagamos una idea diré que la pena impuesta al guardia civil fue casi la misma que la impuesta a un ecologista mallorquino por colocar una pancarta de protesta contra el asesinato de la antimilitarista.

Desconozco en este instante, treinta años después, cual es la situación de la familia de Gladys y si prosperó o no su reclamación para que la muerte de Gladys fuese equiparada -a todos los efectos- con la de víctimas del terrorismo. A la madre se le entregó un acta de defunción certificando que su hija falleció por parada cardiorespiratoria. Pero hoy todo el mundo sabe ya que Gladys murió porque una bala le entró por la nuca y salió por su cara. Sin ánimos de venganza, pero sí con la exigencia de justicia, creo que deberíamos continuar trabajando para que se ofrezca  una reparación a su familia.

A la hora de redactar estas líneas ya se han filtrado a la prensa noticias interesadas que pronostican la continuidad de la central nuclear de Santa María de Garoña. Yo tan an sólo quiero recordar que gracias a sacrificios como el de Gladys fue posible paralizar los dos grupos nucleares de Lemóniz (Vizcaya). La de una triste historia que acabó trágicamente, y no sólo por la muerte de Gladys.

Hoy Gladys tiene dedicados a su memoria una pequeña calle que llevaa su nombre en Tudela, un monolito en un parque de San Sebastián, y una pasarela, también a su nombre, en la ciudad de Pamplona.

Un ecologista en El Bierzo.

Aralar recuerda la muerte de la ecologista Gladys del Estal. 03/06/09. Elpais.com.

La Guardia Civil retiró un monolito dedicado a Gladys del Estal. 03/06/80. Elpais.com.

Gladys Del Estal. Homenaje 30 años de su muerte. 06/06/09. Youtube.com. Mikel Fuentealba Iribarne. 

Lemóniz, victoria pírrica. 09/09/13. Hoysalgoenmoto.blogspot.com.es.