Archivo de la etiqueta: Arabia Saudita

Cumbre del Clima de París: los países que no pueden estar, aquellos con los que no se puede contar y los que están por fastidiarla

El compromiso con el clima ha de ser cosa de todos. Compromisarse.com. Capitalradio.com.

El compromiso con el clima ha de ser cosa de todos. Compromisarse.com. Capitalradio.com.

No resulta fácil hurgar en los entresijos de una cumbre en la que participan casi doscientos países, entre los cuales se forjan a medida que pasan los días distintas coaliciones de intereses, algunas –es cierto- con algo más de antigüedad, y cuando uno se encuentra a más de mil kilómetros de donde se reúnen.

Sin embargo, en este mundo globalizado, convertido ya en la aldea global Mcluhaniana ya anunciada cuando yo me esforzaba en progresar en mi formación como periodista en la Universidad Autónoma de Bellaterra, no resulta nada difícil hoy obtener todo tipo de informaciones, tanto de periodistas como de blogueros, y de los últimos conozco al menos una docena que están cubriendo a pie del cañón esa información.

Aún así, como no, podría equivocarme en mis apreciaciones, y de hecho hay matices susceptibles de ser pulidos, lo que en cualquier caso intento hacer siempre que puedo, porque la ventaja que tiene la información virtual sobre la escrita en papel es que siempre puedes corregirla. sin embargo, confieso no haber tenido que hacerlo jamás, o al menos en lo esencial.

Dicho esto, voy a pasar al motivo principal de mi escrito de hoy. Y que tiene que ver mucho con mi percepción, siempre a distancia (lo que también tiene su parte de interés por la visión globalizadora que ofrece), de que no se va a producir un acuerdo vinculante en la Cumbre del Clima en París. Y sí llegara darse, sería en un términos tan ‘descafeinados’ que no significarán ese giro radical en la organización energética global que algunos anhelamos.

Participantes de la cumbre del clima COP21, en Le Bourget. 10 dic. 2015. Vivelohoy.com. AP Foto: Christophe Ena.

Participantes de la cumbre del clima COP21, en Le Bourget. 10 dic. 2015. Vivelohoy.com. AP Foto: Christophe Ena.

Para empezar, tendría que haberme dado cuenta antes, de que pese a su buena voluntad y el mea culpa realizado por el presidente norteamericano Barack Obama, en el primer día de inicio del foro mundial, sobre la gran responsabilidad de su país en el calentamiento global, tendría que haber considerado que lo que él pueda aprobar tendrá primero que pasar por la Cámara senatorial de su país. Y que ésta está gobernada por los republicanos, muchos de los cuales son feroces “negacionistas” ligados a las grandes compañías petroleras. El también demócrata Bill Clinton fue uno de los firmantes en 1997 del protocolo Kioto, jurídicamente vinculante en algunos aspectos, pero de nada sirvió su firma frente a un Senado que se negó a ratificarla.

Por lo tanto, Estados Unidos es un gigante con pies de barro en esta negociación. En ese sentido, pese a sus reticencias, estarían mejor situados otros pesos pesados como China, India o Brasil, países entonces considerados como sin desarrollar, pero que lo han hecho desde entonces a la brava, es decir sin miramientos medioambientales, y que se encuentran aún en ese tránsito. Y que se niegan a pagar la factura junto a los más desarrollados para que el resto de países emergentes puedan beneficiarse de una tecnología que les permita llegar adonde los demás, aunque contaminando menos, y por lo tanto sumándose a la lucha contra el calentamiento global.

Según la Organización de las Naciones Unidas (ONU), de los 195 países presentes en París 184 se han comprometido a hacer su parte en la reducción de emisiones de CO2 y otros gases de efecto invernadero, como por ejemplo el dióxido de nitrógeno (NO2). Lo que equivale a una buena parte de las emisiones de esos gases. Y esto, como dije antes, pese a que supone un esfuerzo y un coste adicional para sus economías. Algo que resulta muy esperanzador. Quedan once países para llegar a los ciento noventa y cinco. ¿Cuáles son estos y por qué actúan así? He de decir que Naciones Unidas considera a la Unión Europea como una entidad separada de sus 28 miembros, así que la cifra total de participantes es de 196.

El lider norcoreano Kim Jong-un. Periodistadigital.com.

El lider norcoreano Kim Jong-un. Periodistadigital.com.

Entre los once países díscolos, que por motivos distintos han decidido abstenerse, está Corea del Norte, un país autocrático aislado del mundo que niega que exista ningún tipo de cambio climático.

Algún país, como Nepal, que normalmente colabora, aún se está recuperando del enorme terremoto que asoló la región hace unos meses. Siria se encuentra en guerra actualmente. Y Libia, un país rico en petrolero, actualmente se encuentra políticamente muy inestable tras la guerra que acabó con el gobierno de Gadafi en 2011.

Diversas agencias de Naciones Unidas han ayudado a decenas de países en desarrollo a preparar sus planes de acción climática. De hecho, ciento cincuenta países presentaron en Rabat, a mediados del mes de octubre pasado, en un foro coordinado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), sus compromisos medioambientales de cara a la Cumbre Mundial sobre el Cambio Climático ( COP21). De los más de cuarenta países que reciben ayuda de la PNUD sólo Timor Oriental no pudo presentar su compromiso a tiempo, dijo Yamil Bonduki, miembro del programa de desarrollo.

Anotar que el subsecretario general del PNUD es un español, Magdy Martínez-Solimán, que en unas declaraciones realizadas en ese foro dijo que los planes de los países colaboradores “deben ser realistas, homogéneos y cuantificables y poder incorporarse de inmediato a las iniciativas de desarrollo”.

Según Janosz Pastor, asistente del secretario general de la ONU, en declaraciones realizadas en París, algunos países no han podido participar en la cumbre Parisina porque están en situaciones de guerra. “Otros, por diferentes motivos nacionales, no han podido completar su trabajo”, precisó.

El ministro y secretario privado para Políticas Nacionales de Nicaragua, Paul Oquist Kelley. París, 3 dic. 2015. Vivelohoy.com.

El ministro y secretario privado para Políticas Nacionales de Nicaragua, Paul Oquist Kelley. París, 3 dic. 2015. Vivelohoy.com.

Sorprendentemente, varios países latinoamericanos, como Nicaragua, Venezuela o Panamá, tampoco se han sumado a la “descarbonización”, un término novedoso y que se repetirá mucho en el futuro.  Estos países se pueden enmarcar bajo una misma tónica que resumió brevemente en París Paul Oquist, el enviado de Nicaragua: “Los que causaron el problema tienen que resolver el problema “. Otros países que no han presentado sus compromisos son San Cristóbal y Nieves y Tonga, según funcionarios de la ONU.

Nicaragua, aunque expande con rapidez el uso de energía renovable en su país, se niega a presentar un objetivo en las conversaciones internacionales alegando también que la estrategia actual de permitir que los países decidan por sí mismos cuánto recortan sus emisiones de gases de efecto invernadero no funcionará.

“La estrategia que funcionará es la responsabilidad histórica”, ha dicho Oquist en París a Associated Press (AP), pidiendo un sistema que obligue a las naciones ricas a hacer recortes mucho más considerables de lo que han prometido.

Por otro lado están posturas de países como Uzbekistán y Venezuela, que rechazan unirse al compromiso. Ambas naciones son grandes productores de petróleo, pero también son conocidas por sus críticas a otros países occidentales por no hacer más contra el cambio climático.

El ministro venezolano del Poder Popular para Ecosocialismo y Aguas, Guillermo Barreto. 2015. Runrun.es.

El ministro venezolano del Poder Popular para Ecosocialismo y Aguas, Guillermo Barreto. 2015. Runrun.es.

El ministro venezolano del Poder Popular para Ecosocialismo y Aguas, Guillermo Barreto, ha dicho que su país no se pronunciará sobre su compromiso hasta qué no conozca las propuestas de los países ricos para el acuerdo.

Como contrapunto, es muy interesante apreciar la participación, contra todo pronóstico, de una nación castigada por un conflicto interno como es Afganistán, que han decidido unirse a la lucha a pesar de la endeblez política.

Otra de las últimas propuestas llegó de Niue, una empobrecida nación insular del Pacífico con tan sólo unos 1.000 habitantes. El país prometió impulsar la energía renovable para que produzca el 80% de su electricidad para 2025, si recibe asistencia internacional.

Ejemplos a seguir son Noruega y Qatar, países ricos en petróleo que han comprendido que la su dependencia del crudo es un camino de corto recorrido y buscan potenciar las energías renovables.

Otros, como Bolivia y Ecuador, vienen reclamando, ya desde la Cumbre de Copenhague, hace seis años, el pago de una “deuda ecológica” a aquellos que se situaron en la cabeza del pelotón de la industrialización, que son básicamente todos los conocidos como “occidentales”, aunque en realidad se encuentren repartidos por todo el hemisferio (algunos estados europeos, norteamericanos, asiáticos, australianos, “medioorientales”, etc.).

Hace algunos meses, en la capital boliviana, el presidente de Ecuador, Rafael Correa, planteó que la tecnología y el conocimiento para luchar contra el cambio climático fueran declarados “bienes públicos globales” a fin de que “se garantice su libre acceso” a todos los países.

Pero India no está por la labor, porque todavía tiene al carbón como una de sus fuentes energéticas principales. Como tampoco lo está tampoco Arabia Saudita, que vive sobre un lago de petróleo tapado por la arena del desierto, cuya electricidad tiene su origen, casi de manera exclusiva, en la quema del crudo. Aunque, se ha de decir, esté país esté orientado actualmente en una positiva transición hacia las fuentes energéticas solares.

La deforestación en la reserva Bosawas, en Nicaragua, es fuente de preocupción del gobierno nicaragüense. Dialogochino.net. Foto: Alam Ramírez Zelaya.

La deforestación en la reserva Bosawas, en Nicaragua, es fuente de preocupción del gobierno nicaragüense. Dialogochino.net. Foto: Alam Ramírez Zelaya.

Para satisfacer esta deuda ecológica, no reconocida de manera oficial por las potencias en cabeza, se creó en Copenhague el Fondo Verde de la ONU contra el cambio climático, destinado a ayudar a todos los países firmantes del compromiso para impulsar sus medidas de reducción de gases de efecto invernadero. El Fondo Verde para el Clima es un mecanismo financiero de la Convención Marco de Naciones Unidas contra el Cambio Climático del que se espera que contribuya a que países en desarrollo alcancen los objetivos de reducción o limitación de emisiones y de adaptación a los impactos del cambio climático.

La buena disposición de Barack Obama a que la cumbre de París finalice con un acuerdo que suponga la adopción de medidas prácticas que contribuyan de una manera real a esa reducción se ha hecho patente en París bajo la forma de la ampliación económica de Estados Unidos a ese fondo. Éste empezó con sólo buenas palabras, pero ha ido concretándose con aportaciones crecientes que hoy ya le confieren unos visos de credibilidad de los que carecía hasta hace poco.

No podemos evitar involucrarnos en buscar soluciones a un problema absolutamente dramático para millones de exiliados climáticos que se verían obligadas a abandonar sus tierras durante este siglo si las temperaturas continúan subiendo a lo largo del mismo hasta tres o cuatro grados centígrados más, como sucedería de no tomar medidas preventivas. Algunos hablan de 600 millones de desplazados por falta de suelo seco donde apoyar sus pies en el caso de que esa temperatura aumentase tan sólo 4ºC más. Habría pequeños países que desaparecerían por completo, y algunas de las grandes ciudades del mundo, como Nueva York, Buenos Aires, Sao Paolo, Sidney, Londres, Lisboa, u otras arquitecturalmente tan valoradas como Venecia y otras, se verían afectadas. Y ocurriría lo mismo con millares de otras ciudades costeras más pequeñas, lo que económicamente supondría un dispendio colosal.

Viñeta humorística sobre los efectos planetarios del cambio climático. Jennydemalaga.es.

Viñeta humorística sobre los efectos planetarios del cambio climático. Jennydemalaga.es.

Opino que, por mucho que le pese a alguno, no podemos escudarnos en decir que quienes crearon el problema lo resuelvan. La complicación es que todos viajamos en el mismo barco, y si cuando se produce una vía de agua no acudimos todos a achicarla lo que nos puede suceder es que acabemos todos hundidos.
Naciones Unidas ha vuelto a reiterar su ofrecimiento de ayuda a los países con menos disposición económica, y de cumplir todos los países con sus deberes en la reducción de gases de efecto invernadero no dudo que ésta sería notoria. Con todo, los científicos siguen bastante escépticos en cuanto a que esa merma sea lo suficientemente cuantiosa para impedir que el calentamiento global no vaya más allá de los 2ºC durante este siglo. Incluso renunciando por completo a la utilización de las energías fósiles en la industria, calefacción y transporte. Hace falta más concienciación, más sensibilización, más información, más conciencia del problema y, posiblemente, un cambio de mentalidad global.

También de un control sobre la natalidad. Creo que somos ya demasiados, lamayoría –sobre todo en Occidente- con malos hábitos alimentarios y otros, responsables de una marcada huella ecológica, y el planeta no lo soportar ya. Por suerte, a medida que el nivel económico aumenta, y sobre todo el cultural, la natalidad tiende a disminuir, al contrario de lo que sucedió en otros tiempos.

Se pospone a mañana la presentación del acuerdo de la COP21.

Un grupo de representantes de las ONGs permanece en la entrada de la sesión plenaria para denunciar el primer proyecto d acuerdo de la COP21. Lasprovincias.es. Efe.

Representantes de las ONGs denuncian el primer proyecto de acuerdo de la COP21. 9 dic. 2015. Lasprovincias.es. Efe.

A la hora de cerrar este artículo me llega la noticia, de esta mañana, que el responsable principal de la cumbre, el francés Laurent Fabius, acaba de declarar a la televisora BFM que bo se presentará el texto del acuerdo alcanzado –porque acuerdo habrá, aunque sea ‘descafeinado’- esta noche sino el sábado 12 por la mañana. Fabius se mostró esperanzado los negociadores seguían regateando sobre cómo compartir la carga sobre la lucha del cambio climático y los billones de dólares de inversión que supondrá la transición a escala global hacia una energía limpia.

Un ecologista en El Bierzo.

Los 11 países que no han hecho compromisos climáticos. 04/12/15. Vivelohoy.com.

La cumbre climática de París se ampliará un día. 11/12/15. Vivelohoy.com.

150 países presentan sus compromisos de cara a París. 13/10/15. Eltiempo.com.

España aportará 120 millones al Fondo Verde de la ONU contra el cambio climático. 28/11/14. Compromisorse.com.

Crecimiento económico vs. cambio climático. 30/11/15. Capitalradio.es.

Los intereses petroleros de Arabia Saudita ‘descafeinan’ la Cumbre del Clima en París

Participantes en la cumbre de París en una de las sesiones de debate. Lavanguardia.com. Michel Euler. AP.

Participantes en la cumbre de París en una de las sesiones de debate. Lavanguardia.com. Michel Euler. AP.

Dicen que lo que es imposible no puede ser. O, si lo prefieren, que lo que no puede ser resulta imposible. Es lo que he pensado después de leer unos cuantos artículos sobre las rollan dificultades que están apareciendo a medida que avanzan las conversaciones sobre el clima en París.

Hace un par de días, cuando escribí mi último artículo sobre la cumbre, informando acerca de las exigencias de India, eché de menos entre la profusa información publicada sobre la cimera noticias relacionadas con países cuya economía depende mayormente de los combustibles fósiles. Para estos, el cambio a una economía basada en las renovables no es una opción, puede decirse incluso que representa una ruina, y por lo tanto no es difícil adivinar que no estarán demasiado por esa labor.

El ministro de Petróleo de Arabia Saudita, Ali al-Naimi, durante la Cumbre del Clima de París. Elmundo.es. Jacky Naegelen.

El ministro de Petróleo de Arabia Saudita, Ali al-Naimi, durante la Cumbre del Clima de París. Elmundo.es. Jacky Naegelen.

Uno de esos países es Arabia Saudíta, considerado por unos como el primer productor mundial de petróleo, aunque algunos lo sitúan ya como próximamente por detrás de Estados Unidos, gracias a la aportación extra de petróleo de arenas bituminosas o de esquisto propiciada por el fracking a ese país. Rusia se situaría en tercer lugar, con una producción ligeramente inferior. Y ya bastante más lejos situaríamos a China.

Puede decirse que los ingresos totales del reino wahabita dependen, en sus tres cuartas partes, de la venta del petróleo. Así pues, se entiende con facilidad que quieran seguir vendiéndolo. Lo que resultará más difícil con los planes de reducción de CO2.

Por estas circunstancias este país de la península arábiga, ya desde un principio, estaba llamada a ser un gran problema para lograr un acuerdo vinculante en la cumbre. Y, por desgracia, así ha sido. El país árabe se ha convertido esta semana en la ‘bestia negra’ del primer ministro francés Laurent Fabius, empeñado en alcanzar un acuerdo histórico. De modo que, tras el primer ministro hindú, ha sido el ministro de Petróleo saudí, Ali al-Naimi, el encargado de aportarle su segundo gran disgusto en la cumbre.

“El mundo está cambiando y eso les está poniendo nerviosos”, comentó en París el libanés Wael Hmaidan, situado al frente de Climate Action Network (CAN), un conglomerado de oenegés. “Cualquier intento de acelerar la transición energética está siendo bloqueado por Arabia Saudita”, advirtió.

No obstante, las reticencias de Arabia Saudita resultan comprensibles, ya que es un que depende casi totalmente del petróleo para la producción de electricidad e impulsar su flota de automóviles. Además, cuenta con las segundas mayores reservas mundiales de petróleo después de Venezuela (267.000 millones de barriles), otro de los países que puede resultar perjudicado por una reducción de sus ventas de crudo. Arabia Saudita fue uno de los últimos países en “hacer los deberes”. Es decir, en remitir su plan de reducción de emisiones para la cumbre COP21. Una propuesta vaga que fue criticada por su imprecisión y falta de transparencia.

Aun así, el también conocido como Reino de Arabia Saudita se ha propuesto la “ambiciosa” meta de instalar hasta 41 gigavatios de energía solar para el año 2032, según su último plan energético. Como ministro de Petróleo, Ali al-Naimi, se ha limitado a indicar que la economía global de su país se está “alejando de los combustibles fósiles” y que “posiblemente en el 2040 y 2050” dispongan de otras fuentes de energía.

Los propios países árabes en la Cumbre del Clima en París han acusado a Arabia Saudita de sabotear propuestas como la de rebajar el punto crítico del calentamiento de planeta de 2 a 1,5 grados, solicitado por algunos países, y de manera especial por aquellos que se ven condenados a desaparecer por la subida previsible del nivel del mar. También por oponerse a la de creación de un mecanismo de revisión periódica de las emisiones cada cinco años, que iba por buen camino y arecía que iba a prosperar. “Es inaceptable que a países en desarrollo como el nuestro se les pida participar en un mecanismo de revisión cada cinco años”, argumentó un representante de la delegación saudí durante las negociaciones.

La situación se ha complicado aún más porque este país de Oriente Medio, con unos treinta millones de habitantes, ha llegado incluso a insinuar que del mismo modo que a unos países se les quiere compensar por el impacto que el cambio climático tendrá sobre sus economías, a otros se les debería compensar por las pérdidas económicas que se derivarán del abandono progresivo de los combustibles fósiles. Algo que, bien pensado, tiene cierta lógica. Sin embargo, uno se pregunta quién va querer pagar eso.

Sirva lo antes dicho para resaltar que la monarquía saudí, que representa a una de las economías más poderosas del planeta, se ha convertido en un serio obstáculo, prácticamente insalvable, para el buen curso de las negociaciones. “Somos un país pobre y tenemos muchas otra prioridades”, justificó un delegado saudí.

La realidad es que Arabia Saudí es un país bastante rico, pues se sitúa en el número 26 del ranking mundial por renta per cápita, a tan solo tres puestos de España. Aparte de que es un país clave dentro de la OPEP y miembro del G20.
Con todos estos escollos, el clima de entusiasmo y confianza que iluminó el primer día de la cumbre se ha ido transformado en un pesimismo negro que augura lo peor. Tanto es así que ya no parece tan claro que vaya a salir de ella un acuerdo vinculante, que es lo que exigían las organizaciones medioambientalistas.

China, India y Arabia Saudí ponen en vilo el acuerdo sobre cambio climático.

Vista general del plenario durante la presentación del primer borrador de acuerdo del clima elaborado por el Comité de París en la COP2 Efe. Ian Langsdon.

Vista general del plenario durante la presentación del primer borrador de acuerdo del clima elaborado por el Comité de París en la COP2. Efe. Ian Langsdon.

No se acaban aquí los motivos de desvelo del responsable de la cumbre,  Laurent Fabius, debidos a su preocupación por lograr un tratado internacional que permita combatir el calentamiento lobal con contribuciones por parte de todos los países a partir del 2020 y bajo control de la ONU. Las discrepancias se han hecho más evidentes en el momento actual debido a que la negociación con los países emergentes, reunidos en el denominado Grupo Basic (China, India, Brasil y Sudáfrica) se ha complicado desde el mismo momento en que (como ocurriera con India) han vuelto a insistir en que se les mantenga la consideración de países en vías de desarrollo. Una categoría que limitaría sus compromisos económicos en el nuevo pacto.

Hoy, según he podido leer, se cerró un nuevo borrador, totalmente descafeinado. Los ambientalistas critican que se haya sacado del acuerdo el compromiso de la descarbonización, que pretendía un compromiso para lograr un planeta con cero emisiones de carbono por la acción humana después de 2050.

Sin embargo, la negociación continúa y debería cerrarse el viernes, algo difícil de conseguir porque todos los frentes están abiertos en las discusiones de los diferentes grupos de trabajo y de negociación.

Un ecologista en El Bierzo.

Arabia Saudí ‘protege’ su petróleo y bloquea la Cumbre del Clima de París. 09/12/15. Ecodiario.eleconomista.es.

Arabia Saudí, la ‘bestia negra’ en las negociaciones de la Cumbre del Clima. 09/12/15. Elmundo.es.

La COP21 rebaja la ambición contra el cambio climático a pocas horas del pacto final. 09/11/15. Publico.es.

China, India y Arabia ponen en vilo el acuerdo mundial sobre el clima. 09/12/15. Lavanguardia.com.

La Cumbre de París ultima el borrador definitivo del acuerdo contra el cambio climático. 09/12/15. 20minutos.es.

En el ‘Día Mundial de la Alimentación’ la FAO alerta sobre las resistencias que entorpecen la erradicación del hambre

Pobreza. El hambre es un flajelo que continúa azotando a millones de seres humanos. Pobrezamundial.com.

Pobreza. El hambre es un flajelo que continúa azotando a millones de seres humanos. Pobrezamundial.com.

Ayer, la Organización para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés) celebró el ‘Día Mundial de la Alimentación’ con un acto institucional. En ese encuentro presentó su último informe e intervinieron los máximos representantes de este organismo dependiente de las Naciones Unidas.

Sin embargo, pocas veces en una fecha tan vital para millones de seres humanos acechados por el hambre se habrá visto rodeada de tantas incertidumbres. En efecto, a la crisis económica global, que está situando al borde de la catástrofe económica y humana a tantas familias, se une una volatilidad preocupante de los precios de las materias primas agrícolas. Unas fluctuaciones, las mayores en las últimas décadas, que angustian a productores y consumidores en todo el mundo.

Desde la página web de La Garbancita Ecológica’, Pilar Galindo me ha recordado esta efemérides, que ayer también celebró la representación oficial de la FAO en nuestro país. Reconozco que mi manera de trabajar es a veces algo anárquica; que no suelo anotar las efemérides y que éstas, en ocasiones se me olvidan. Y más aún cuando últimamente me he encontrado absorto en otros cometidos, como es la organización de la protesta del 15-O, a cuya difusión he dedicado grandes esfuerzos.

Aumento mundial del precio de los alimentos básicos.

Cartel. Día Mundial de la Alimentación. 2011. Fao.org.

Cartel. Día Mundial de la Alimentación. 2011. Fao.org.

El índice de precios de los alimentos de la FAO muestra curvas acentuadas desde 2006, cuando su continuo aumento se disparó hasta a un récord máximo a mediados de 2008. Después, en el segundo semestre de ese año, los precios bajaron notoriamente pero, al año siguiente volvieron a subir hasta alcanzar un nuevo nivel histórico. Ahora bien, es sabido que cuando los precios rebotan en direcciones opuestas con la misma fuerza en un corto tiempo, es difícil no cometer errores de cálculo. Son deslices que pueden concretarse tanto en un excedente de siembra como en una inversión insuficiente.

En este ambiente de gran incertidumbre global el hambre amenaza con invadir el hogar de millones de familias que viven al límite de la pobreza y que se ven incapaces de asumir los nuevos precios. Por desgracia, y pese a que todos los expertos señalan que se podría erradicar el hambre en el mundo si hubiese disposición y voluntad para hacerlo, una de cada siete personas todavía pasa hambre en nuestros días. Algo que se entiende fácilmente si se tiene en consideración que el 80 por ciento de los humanos sobreviven con un ingreso inferior a diez dólares diarios.

En estas desconsoladas circunstancias no puede sorprendernos que la protesta mundial del 15-O incluya entre sus preocupaciones la necesidad de encontrar solución a esta abominable realidad. Es absolutamente indecente que las materias primas sean tratadas por los mercados como productos financieros puesto que esto tiene un importante impacto sobre la volatilidad de los precios de los alimentos e influye así dramáticamente en las posibilidades de supervivencia de millones de personas.

El último informe de la FAO sobre la situación de hambre en el mundo señala que la reanudación de las inversiones en la agricultura y la seguridad alimentaria en los países pobres, así como en los que se encuentran en desarrollo, es un requisito necesario para asegurar el bienestar de miles de millones de personas que viven en un entorno de altos precios internacionales de las materias primas y de persistente volatilidad.

En este contexto, el fomento de la agricultura familiar y la recuperación de los alimentos tradicionales son estrategias que reducen la dependencia de los volátiles mercados, generan ingresos y trabajo para la población y ofrecen una diversificación saludable de la dieta. Además, esta situación sirve para coartar el intento de apropiación de las semillas por parte de empresas cuya existencia –si no fuera por su influencia corrupta en la vida política- seguramente estaría, y debería, estaría prohibida por ley en estados con un funcionamiento sano y auténticamente democrático.

Los objetivos de Desarrollo del Milenio de la ONU progresan lentamente.

Cartel. Día Mundial de la Alimentación Un.org.

Cartel. Día Mundial de la Alimentación Un.org.

El Objetivo número 1 del Desarrollo del Milenio es “erradicar la pobreza extrema y el hambre” y “reducir a la mitad, entre 1990 y 2015, la proporción de personas que sufren hambre”. Esta última meta, a la altura del calendario que nos encontramos, parece ya imposible de alcanzar. Sin embargo, algunos progresos notables han sido conseguidos, puesto que en la actualidad esta reducción se situaría en un 19 por ciento.

En algunos países africanos, como Congo, Nigeria, Ghana y Níger, se ha alcanzado ya el objetivo fijado por las Naciones Unidas. Asimismo, un avance notable se ha producido también en China, que ya se sitúa cerca del objetivo programado. Sin embargo, en países vecinos al gigante amarillo, como Mongolia o ambas Coreas, el hambre ha aumentado en los últimos años.

En Medio Oriente y los países árabes la situación es pésima. Estados como Turquía, Siria, Líbano, Jordania, Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos y Yemen han visto crecer el hambre en sus territorios. En el lado contrario se sitúa Qatar, que cumpliría ya con el objetivo.

En América del Sur, Nicaragua, Jamaica y Guyana ya han alcanzado el objetivo del milenio. Y otros países, como Honduras, Venezuela, Colombia, Perú, Brasil y Paraguay, están a punto de lograrlo. Por el contrario, el hambre ha crecido en Guatemala, según el informe presentado ayer por Naciones Unidas.

Asia es el continente que ha logrado el mayor esplendor en el cumplimiento de estas metas, ya que Malasia, Filipinas, Vietnam, Hong Kong, Taiwán y Singapur las han cumplido. Se cree que India cumplirá las metas del Milenio para el año próximo, pues ya ha logrado reducir la pobreza extrema en más de un 30 por ciento.

Una noticia altamente positiva es que en Australia, Oceanía y Europa, se considera que la situación de pobreza extrema ya ha sido superada.

Acto de celebración en España.

Manifestación contra el hambre en Madrid. 24 oct. 2010. Canalsolidario.com.

Manifestación contra el hambre en Madrid. 24 oct. 2010. Canalsolidario.com.

La ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, Rosa Aguilar, manifestó hoy en un acto dedicado al ‘Día Mundial de la Alimentación’, celebrado en la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Agrónomos de Madrid (Etsia), que la propuesta de la Política Agraria Común (PAC) formulada por la Comisión Europea (CE) “no sirve” para garantizar “uno de los principales retos de la comunidad internacional“. En la conmemoración también participaron el presidente de la Asociación España FAO (Aefao), Jaime Lamo de Espinosa, y el rector de la Universidad Politécnica, Javier Uceda.

Un ecologista en El Bierzo.

Propuesta PAC “no sirve” para garantizar seguridad alimentaria, según Aguilar. 18/10/11. Lainformacion.com.

Cumbre Mundial sobre Seguridad Alimentaria: las organizaciones sociales apremian a acabar con el hambre. 15/11/09. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

Cada seis segundos un infante muere en el mundo por problemas relacionados con la desnutrición. 26/09/10. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

Encuentro europeo: “Soberanía alimentaria, una respuesta a la crisis”. 26/09/11. Lagarbancitaecologica.com.

FAO inicia campaña contra alzas en los alimentos. 17/10/11. Youtube.com. Telesurtv.