Archivo de la etiqueta: Arrecife

Algunas islas caribeñas preparan su evacuación debido al deterioro de la protección arrecífera y el cambio climático

La isla Gartí Sugdup podría quedar prácticamente deshabitada. Panamá. 2014. Nuestro mar.org.

La isla Gartí Sugdup podría quedar prácticamente deshabitada. Panamá. 2014. Nuestro mar.org.

La subida del nivel del mar amenaza a unos treinta mil isleños en el Caribe panameño. Las autoridades de la isla Gartí Sugdup están tomando medidas para la evacuación de sus habitantes debido al cambio climático.

La noticia la vi publicada en el Facebook de ‘350.org América Latina’ coincidiendo con la celebración del Movilización Climática de los Pueblos, una protesta que movilizó a miles de personas en todo el mundo. Pero la información ya había sido publicada en verano por diversos periódicos o medios digitales latinoamericanos (en Panamá, Perú, Argentina, etc.). Según ésta noticia los vecinos de Gartí Sugdup, una de las islas más grandes y pobladas de la comarca de Kuna – Yala, con un millar de habitantes de la étnia guna, tendrán que abandonar la isla para trasladarse a terrenos pertenecientes a la misma comarca en tierra firme, en la localidad de Llano de Gartí. Una mudanza prácticamente obligada a la que algunos se resisten.

Gartí Sugdup es una más de las 360 islas de un archipiélago situado en el noreste del litoral de Panamá en el mar Caribe. Como las demás es de origen coralino y se empezó a habitar hace siglo y medio. Sus habitantes viven principalmente de la pesca, la agricultura y el turismo. Sin embargo, la acción humana destructiva sobre los corales, que se han utilizado como relleno para ganar terreno al mar, ha propiciado la desprotección de la isla frente a los temporales. Una circunstancia que, unida al cambio climático, que está modificando la climatología local, y a la lenta subida del nivel del océano, está obligando a una progresiva y forzosa evacuación de sus habitantes hacia el ismo, donde los indígenas disponen de grandes extensiones de bosques bajo su administración autonómica.

Una imagen idílica de la Isla Gartí Sudup. Pregonagropecuario.com.

Una imagen idílica de la Isla Gartí Sudup. Pregonagropecuario.com.

En esta zona cada año, entre noviembre y abril, soplan los vientos alisios, crece la marea y las lluvias son cuantiosas durante días. Sin embargo, según relata Atencio López, un dirigente indígena presidente del Instituto de Investigación y Desarrollo de Kuna – Yala, “últimamente esto se ha incrementado y las crecidas suceden en épocas fuera de lo normal. De mayo a noviembre u octubre hay marea baja y los vientos son tranquilos, pero de repente en estos meses se altera el clima, hay tornados y se inundan las comunidades”. Por estos motivos, además de organizar el traslado de los habitantes de Gartí Sugdup, las autoridades panameñas ya están preparando planes para otras comunidades, como Ustupu, Playón Chico y Nula Tupe.

Según señala un informe del Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales (STRI, por sus siglas en inglés), entre 1920 y 1980 el nivel del mar ha subido unos diez centímetros en la costa de Panamá. Parece que sea poco, pero en estos islotes situados prácticamente a nivel del mar estas pequeñas variaciones, unidas a la formación de tornados más frecuentes y potentes, que provocan un mayor oleaje, son suficientes para impedir que se pueda mantener una presencia habitada en estos frágiles islotes.

Según señala un video realizado por el STRI, antes de la década de 1980 los arrecifes de coral eran considerados relativamente estables y saludables en Kuna -Yala. Sin embargo, en esa década “varios desórdenes naturales cambiaron la estructura colectiva de los arrecifes”.

Una evaluación del Instituto apreció una gran degradación en la cubierta de coral y, por primera vez, proporcionó una evidencia cuantitativa del deterioro. El STRI relacionó la degradación a gran escala de los arrecifes con el crecimiento demográfico y las prácticas de la comunidad Kuna. En concreto, señaló una disminución de la cubierta de coral vivo del 79% en 30 años (1970 – 2001), mientras que la población indígena aumentó 62%.

Como consecuencia de la utilización del coral como material de relleno y para ganar terreno al mar, en la isla la erosión costera aumentó debido a la falta de una barrera natural de protección y al aumento local del nivel del mar de unos dos mm. al año.

Kuna Yala: Tradición y Cambio Climático – Ammar daed, Neg Billi Guadanigi. 21/07/10. Youtube.com. Smithsonian Panama.

La Fundación MarViva, organización regional especializada en temas marinos y costeros, también ha redactado un estudio sobre diversas áreas Pacífico Tropical Oriental que considera “vulnerables” a los efectos del cambio climático. En este estudio, que también incluyó las provincias de Chiriquí y Veraguas y que realizó con apoyo financiero del gobierno de Canadá y la cooperación de la Autoridad Nacional del Ambiente (Anam), ya se planteó la necesidad “urgente” de aplicar medidas de adaptación para prevenir la pérdida de humedales, estuarios y playas como consecuencia del cambio climático.

Es obvio que el problema de los refugiados climáticos no es exclusivo de Panamá, como también lo es que en realidad éste no ha hecho más que comenzar. La Organización de las Naciones Unidas y otros organismos internacionales alertan desde hace años sobre esta cuestión y advierten que el cambio climático provocará éxodos masivos de poblaciones expuestas al mismo. Uno de los países más afectados sería Bangladés, donde los expertos consideran que más de cien millones de habitantes podrán verse afectados en el futuro.

Pérdidas millonarias en Panamá por el cambio climático.

Panamá es un país especialmente sensible al cambio climático. Capital.com.

Panamá es un país especialmente sensible al cambio climático. Capital.com.

En un artículo publicado en la Revista Enlace de la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá, en marzo de 2011, Lorena A. Espinosa calcula que los gastos derivados del cambio climático en Panamá alcanzarán los 6.825 millones de dólares norteamericanos durante el siglo.

De hecho, los efectos del cambio climático hace años que se dejan sentir en Panamá de una manera particular. Es así que, en mayo de 2003, comunidades de Arraiján como El Palmar, Valle Hermoso, Vista Alegre, Llano Bonito, Nuevo Arraiján y Bello Amor, se vieron anegadas por el desbordamiento de los ríos Aguacate, Cristal, Bique, Indio y San Bernardino. Una catástrofe que se saldó con más de 3.500 damnificados.

También, en diciembre de 2010, se volvieron a producir otras lluvias importantes, consideradas como las más grandes en los cincuenta años anteriores, las cuales afectaron a la región de Chepo y a las provincias de Darién y Colón. Éstas provocaron pérdidas de vidas humanas y daños materiales muy importantes. Un coste al que hay que añadir el sobrecosto que significa para la población el aumento de las primas de los seguros, como consecuencia del mayor número de catástrofes naturales que tienen que cubrir.

De acuerdo con un informe de los ministerios de Obras Públicas, Salud, Educación y Vivienda, los destrozos causados por las inundaciones en las infraestructuras públicas se elevaron entonces a 168 millones de dólares norteamericanos, mientras que las pérdidas en el sector agropecuario se evaluaron en casi 20 millones de dólares.

Un informe de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) sobre ´La Economía del cambio climático en América Latina y el Caribe’, presentado en diciembre de 2011, destacó que alrededor de 1% del producto anual de los países de la región se verá afectado por los cambios climatológicos, si no se logra su mitigación. Y se pronosticó que este costo sería aun mayor en los países andinos de Centroamérica y el Caribe.

Algunos cultivos tradicionales se verían comprometidos con el cambio climático. Elpolvorin.over-blog.es.

Algunos cultivos tradicionales se verían comprometidos con el cambio climático. Elpolvorin.over-blog.es.

En ese mismo informe se precisa también que el 1% del PIB supera en porcentaje al gasto en promedio que los gobiernos de la región gastan en investigación y desarrollo (0,63% del PIB en 2007) y al presupuesto de la mayoría de sus ministerios de medio ambiente.

Para hacer frente a estos problemas, la Autoridad Nacional del Ambiente (Anam), propuso en Cancún, durante la celebración de la XVI Conferencia  sobre Cambio Climático (2010) que se creara un Comité de Adaptación al Cambio Climático con sede en Panamá, destinado a coordinar toda la información sobre el cambio climático en la zona y a construir sinergias entre los diversos países caribeños afectados.

Y en otro informe, de esa misma época y titulado ‘Mapeo de la vulnerabilidad relacionada con el cambio climático y la inseguridad alimentaria en los trópicos del mundo’, elaborado por el Programa de Investigación sobre Cambio Climático, Agricultura y Seguridad Alimentaria (CCAFS) del Grupo Consultivo para Investigación Agrícola Internacional (CGIAR), se alerta sobre los riesgos del cambio climático para las áreas agrícolas de América central y las dedicadas a los cultivos de maíz y frijol en Darién, Coclé y Panamá Oeste.

Un ecologista en El Bierzo.

En Panamá ya preparan la evacuación de ciertas islas debido al cambio climático. 2014. 350.org.

En Panamá ya preparan la evacuación de ciertas islas debido al cambio climático. 2014. 350.org.

Preparan evacuación de islas en Panamá por cambio climático. 20/07/14. Eluniverso.com.

El nivel del mar amenaza a 30.000 indígenas isleños en Panamá. 08/08/14. Nuestromar.org.

Cambio climático le costará a Panamá us$ 6,825 millones hasta el 2100, según estima la Cepal. 2011. Ancon.org.

Panamá: maíz y frijol en riesgo por cambio climático. 14/07/11. Elpolvorin.over-blog.es.

Cambio Climático Vulnerabílidad. 07/10/14. Youtube.com. Autoridad Nacional del Ambiente.

Los conservacionistas piden a Cañete que proteja las profundidades marinas

Lugares y especies como esta podrían desaparecer. 2010. Emol.com.

Lugares y especies como esta podrían desaparecer. 2010. Emol.com.

La semana pasada la Coalición para la Conservación de las Aguas Profundas (DSCC), Greenpeace, Oceana y WWF, han iniciado una ciberacción dirigida al ministro español de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete para que, con motivo de la reunión del Consejo de Agricultura y Pesca de la Unión Europea, lidere la protección de las profundidades marinas.

España es el país puntero en esta modalidad de pesca de profundidad, con cerca de la mitad del volumen de las capturas de la Unión, por lo que las organizaciones medioambientalistas consideran que su responsabilidad es mayor a la hora de proteger estos ecosistemas tan frágiles y vulnerables.

Con tal objetivo, los conservacionistas han lanzado una campaña informativa y de recogida de firmas coincidiendo con las negociaciones que se están llevando a cabo en estos momentos en Bruselas para reformar el vigente reglamento de pesca de profundidad en el Atlántico Nordeste. Ecologistas en Acción, y un servidor, nos hemos sumado diligentemente a la campaña divulgativa que recoge todas las firmas en una ciberacción gigante encabezada por Avaaz.

Las pesquerías de profundidad se suelen desarrollar entre los 200 y 1.500 metros por debajo el nivel oceánico. En esos ambientes extremos, con frías temperaturas, falta de nutrientes y gran oscuridad, los singulares organismos crecen despacio y se reproducen lentamente (algunas especies de tiburones tardan décadas en hacerlo). Por estos motivos son especialmente vulnerables al impacto humano y a actividades como es la pesca de arrastre de profundidad, que cada día destruye, de forma irreparable, hábitats marinos como arrecifes de corales y agregaciones de esponjas, algunos de ellos  milenarios.

Viñeta. Pesca de arrastre. 2010. Fuente: oceana.org.

Viñeta. Pesca de arrastre. 2010. Fuente: oceana.org.

Una característica del método de pesca de arrastre, tanto de fondo como de media de agua, es que es la menos selectiva de todas, pues va agresivamente en busca de aquellos seres vivos que viven cerca o sobre el fondo marino. De esta forma, la red de arrastre no sólo extrae los peces, sino que también captura una gran diversidad de otros organismos que constituyen el llamado “bycatch” o fauna acompañante, que luego es descartada y arrojada al mar, muerta o moribunda. Esta actividad indiscriminada hace que, en algunas ocasiones, hasta un 80% de las capturas se desechen.

La petición de los conservacionistas coincide con las negociaciones de los gobiernos europeos para reformar la actual normativa que regula la pesca de profundidad en aguas del Atlántico Nordeste (Reglamento nº 2347/2002), que en los últimos 10 años ha demostrado ser ineficaz a la hora de proteger estos ecosistemas tan frágiles. De este modo, del centenar de especies que se pescan, el reglamento solo establece límites de capturas para once especies comerciales.

Las ONG piden medidas para que se identifiquen las áreas que contienen o puedan contener Ecosistemas Marinos Vulnerables, que se elimine progresivamente el uso de artes destructivas, que se apliquen medidas que minimicen la captura de especies no deseadas y que se fijen las posibilidades de pesca atendiendo a las recomendaciones científicas.

En este sentido recuerdo aquí que la Resolución 61/105 de la Asamblea General de la ONU, de 8 de diciembre de 2006, exhorta a los estados a que por sí mismos, o a través de organizaciones regionales de pesca, estudien y protejan los Ecosistemas Marinos Vulnerables (EMV) en las pesquerías de alta mar, fomentando la pesca responsable.

Ministro Arias Cañete; No permita que arrasen las profundidades marinas. 3 abr. 2014. Avaaz.org.

Ministro Arias Cañete; No permita que arrasen las profundidades marinas. 3 abr. 2014. Avaaz.org.

La biodiversidad de las grandes profundidades es comparable a la de las selvas tropicales o a la de los arrecifes coralinos poco profundos. España tiene el deber de cumplir los compromisos medioambientales adquiridos con las Naciones Unidas para una gestión sostenible de las pesquerías en aguas profundas y una protección adecuada de este patrimonio natural.

¡Apoya la ciberacción y difúndela! Gracias por tu firma.

Un ecologista en El Bierzo.

La resolución 61/105 de la Organización de las Naciones Unidas.

La Resolución 61/105 de la Asamblea General de las Naciones Unidas sobre Pesca Sostenible exhorta a los estados a que por sí mismos, o a través de Organizaciones Regionales de Pesca (ORPs), estudien y protejan los ecosistemas marinos vulnerables en las pesquerías de alta mar, fomentando la pesca responsable. Mediante esta resolución, con objeto de mejorar el conocimiento y la comprensión de la situación y las tendencias de la pesca, se insta a los estados a cooperar con el fin de lograr un aprovechamiento sostenible a largo plazo de los recursos vivos marinos.

Fondo marino de corales. 2010. Fuente: Oceana.org.

Fondo marino de corales. 2010. Fuente: Oceana.org.

Con la finalidad de proporcionar orientación a los Estados y ORPs en el uso sostenible de los recursos marinos explotados en las pesquerías de alta mar, impedir los efectos perjudiciales de las mismas, proteger la biodiversidad e implementar la Resolución 61/105, la FAO, tras un dilatado período de consultas técnicas multilaterales, elaboró en 2009 las Directrices Internacionales para la Ordenación de las Pesquerías Profundas en Alta Mar.

Dicho documento define como ecosistemas marinos más vulnerables a aquellos que pueden ser perturbados con facilidad y que tienen una recuperación muy lenta, o que no se pueden recuperar nunca, tal como es el caso de los corales de aguas frías.

Un fondo marino arrasado por la pesca de arrastre. 2010. Fuente: Oceana.org.

Un fondo marino arrasado por la pesca de arrastre. 2010. Fuente: Oceana.org.

Según estas directrices, un ecosistema marino debería considerarse vulnerable sobre la base de las características que posea. Como criterios de identificación de un EMV deberían utilizarse una serie de características que se comentan a continuación: unicidad o rareza, que incluye hábitats que contienen especies endémicas y hábitats de especies raras, amenazadas o en peligro, y las zonas para la alimentación, reproducción o desove; otra sería la importancia funcional del hábitat, es decir, zonas o hábitats necesarios para la supervivencia, reproducción y/o desove, o recuperación de poblaciones de peces en fases concretas de su ciclo biológico; la fragilidad del ecosistema es otra de las características, al igual que la descripción del ciclo biológico de las especies que componen el ecosistema y por las cuales la recuperación resulte difícil (ecosistemas que se caractericen por: tasas de crecimiento reducidas, edad de maduración tardía, reclutamiento escaso o impredecible, o longevidad); finalmente, la complejidad estructural, o lo que es lo mismo, la presencia de estructuras físicas complejas creadas por concentraciones importantes de elementos bióticos y abióticos, compondría el último rasgo destacable para identificar un EMV.

Al amparo de las Directrices Internacionales auspiciadas por la FAO, las ORPs han solicitado a los estados información cada vez más detallada sobre la distribución de los ecosistemas vulnerables en alta mar, con el objeto de poder establecer las medidas de conservación exigidas por los Acuerdos de Naciones Unidas. Esta demanda ha tenido como consecuencia un fuerte impulso de la investigación marina multidisciplinar en aguas internacionales, como base para las políticas de conservación de ecosistemas vulnerables.

Ministro Arias Cañete: No permita que arrasen las profundidades marinas. 03/04/14. Avaaz.org. Ciberacción.

No permitas que arrasen las profundidades marinas. 08/04/14. Ecologistasenaccion.org.

Ecosistemas marinos vulnerables. 14/09/10. Pdf. (buscar el artículo en el índice de la publicación).

Video de Oceana pretende detener la pesca de arrastre que destruye el fondo marino. 27/10/11. Emol.com.

Reglamento (CE) n° 2347/2002 del Consejo, de 16 de diciembre de 2002, por el que se establecen las modalidades específicas de acceso y otras condiciones aplicables a la pesca de poblaciones de aguas profundas. Eur-lex.europa.eu.

Resolución 61/105 de la Asamblea General de la ONU. 2006. Un.org. Pdf.

Reglamento (CE) n° 734/2008 del Consejo, de 15 de julio de 2008, sobre la protección de los ecosistemas marinos vulnerables de alta mar frente a los efectos adversos de la utilización de artes de fondo. Europa.eu.

Alertan sobre daños crecientes en arrecifes coralinos del Mar Caribe por el cambio climático

Un buzo repara coral dañado por el huracán Wilma a lo largo de la costa de México. Fuente: Anca24.canalazul24.com.

Un buzo repara coral dañado por el huracán Wilma a lo largo de la costa de México. Fuente: Anca24.canalazul24.com.

Hace algún tiempo establecí contacto con una asociación venezolana que lleva muchos años dedicada a la información y protección medioambiental: Azul Ambientalistas. Desde entonces, la comunicación se ha ido volviendo más fluida a medida que llegan hasta mi correo particular los artículos que publican. La distancia hace que los temas que allí tratan revistan para nosotros un interés limitado, me imagino que igual que les ocurre a ellos con nosotros, pero al revés. No obstante, acostumbro a ojearlos y cuando se presente la oportunidad reproduzco alguno de ellos, según el acuerdo de intercambio que hemos alcanzado.

Azul Ambientalistas fundó en marzo de este año una agencia de noticias llamada ANCA24, que inició sus operaciones el primero de ese mes en un homenaje al Día Mundial de las Redes Sociales Ambientalistas. “ANCA24 es una agencia sin fines de lucro de periodistas profesionales y otros en el campo de las comunicaciones, que proporciona análisis y comentarios de periodistas y expertos sobre los eventos y procesos globales que afectan el desarrollo ambiental de los pueblos y las naciones”, presenta su información.

Agradezco de todo el corazón a los amigos venezolanos, tierra hermosa que he tenido el gran placer de visitar ampliamente por tener allí familia, su amable disposición.

Un ecologista en El Bierzo.

Alertan sobre daños crecientes en arrecifes coralinos en el Mar Caribe por cambio climático, por Gustavo Carrasquel.

Logo del Instituto de Oceanología de Cuba. Fuente: oceanologia.cu.

Logo del Instituto de Oceanología de Cuba. Oceanologia.cu.

Los arrecifes coralinos del Mar Caribe se están viendo severamente afectados por la elevación de la temperatura y la acidificación del mar, factores asociados al cambio climático, según ratifican expertos y científicos de la región.

Por otra parte, los huracanes, – cuya intensidad y frecuencia aumentó en la última década, con una incidencia significativa en algunas áreas de las islas caribeñas-, también han provocado daños en estos ecosistemas, según señala un informe especial.

Los expertos refieren un desplazamiento del predominio de corales constructores de relieve, -y de gran valor como refugio de fauna, protección costera y atractivo para el turismo de buceo-, en beneficio de otras especies oportunistas y menos útiles que los remplazan.

Los arrecifes de coral son sistemas complejos y por lo tanto los daños ocasionados por disturbios naturales o aquellos provocados por el ser humano pueden tomar muchas décadas en ser remediados. En el Arrecife Mesoamericano a lo largo de la costa de México, Belice, Guatemala y Honduras, se observan avances de blanqueamiento de los corales que es un fenómeno que se está registrando también en muchas áreas del Caribe, aunque sus causas se desconocen, pero que ha sido atribuido a pequeños aumentos en la temperatura media de las aguas superficiales.

En el resto de Centroamérica casi no existen arrecifes de coral, posiblemente por la presencia de una franja de costa arenosa entre México y El Salvador, y por la descarga de los ríos que diluyen la salinidad e incrementan la turbidez de las aguas costeras. En Panamá, uno de los impactos naturales que afecta los arrecifes coralinos es el Fenómeno de El Niño. Aunque no se puede predecir con total certeza se ha observado una elevación anormal de las temperaturas en estas aguas.

El doctor en Ciencias, Pedro M. Alcolado, quién desempeña su labor como especialista del Instituto de Oceanología de Cuba, destaca que además son frecuentes los eventos de blanqueamiento de corales, y aún cuando parecen haber causado poca mortalidad anual en el archipiélago antillano, sus efectos parecen estar acumulándose.

La tasa promedio de disminución anual del cubrimiento por corales en el arrecife cubano es de 1,6 por ciento del fondo apto para ser colonizado, cifra sólo un poco inferior a las de otras áreas de la región. Se pronostica entonces que quedarán muy pocos arrecifes de borde de plataforma para el año 2050, según resalta el informe.

Logo de Anca24. Fuente: anca24.canalazul24.

Logo de Anca24. Fuente: anca24.canalazul24.

En el Caribe hay cerca de un centenar de especies de corales y se encuentran en costas expuestas al oleaje y a los vientos. En Puerto Rico algunos ríos llegan a transportar anualmente hasta 100 toneladas métricas por hectárea de sedimentos en suspensión. Estos sedimentos llegan al mar donde son dispersados degradando la calidad de las aguas costeras. De este modo los sistemas coralinos sujetos a la sedimentación son destruidos o degradados rápidamente. En las zonas de Jamaica, República Dominicana y México han recibido fuertes impactos de huracanes en los últimos años, perdiendo grandes comunidades de corales.

Sólo 25 por ciento de las comunidades coralinas del Caribe está en buen estado, según se informó durante un Simposio Internacional sobre Arrecifes de Coral, donde se reunieron en el 2010 unos 2.500 científicos y funcionarios gubernamentales de 114 países.

Un artículo de Gustavo Carrasquel. ANCA 24.

Nota: Durante la revisión de este artículo en septiembre de 2014 constaté que tanto la página del Instituto de Oceánología cubano, como la de ANCA24, no actualizaban sus contenidos desde diciembre 2013 y marzo 2014, respectivamente. Confío, no obstante, en que continúen en activo.