Archivo de la etiqueta: Biomasa

El IPCC propone reforestar y más renovables contra el cambio climático

Políticos discutiendo sobre el cambio climático. 2014. Facebook.com.

Políticos discutiendo sobre el cambio climático. 2014. Facebook.com.

Últimamente tengo la sensación, no sé si fundada o no, de que se habla menos del temible calentamiento global. Sin embargo, la comunidad científica internacional advirtió taxativa, el domingo pasado día 12, de que la contención del cambio climático pasa por un giro copernicano de implicación planetaria inmediata y grandes inversiones económicas.

El nuevo informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático de Naciones Unidas (IPCC, por sus siglas en inglés)  subraya que “sólo un gran cambio institucional y tecnológico proporcionará una buena oportunidad de que el calentamiento global no supere los dos grados centígrados”. Un límite sugerido por los expertos a partir del cual las consecuencias serían imprevisibles.

“El tren de alta velocidad de la mitigación debe salir de la estación pronto y toda la comunidad global debe estar en él. Este es el mensaje”, resumió en rueda de prensa el presidente del IPCC, Rajendra Pachauri.

Cuatro años después de Copenhague.

Klimaforum09. Fuente: Chientai of tau.

Klimaforum09. Fuente: Chientai of tau.

Han pasado más de cuatro años desde la celebración de la Cumbre del Clima de Copenhague, que despertó grandes esperanzas y protagonizó movimientos mundiales de una envergadura desconocida hasta entonces, centradas en pedir la intervención decidida de los políticos. Recordaré aquí ciberacciones como la de Avaaz, capaz de reunir catorce millones de firmas en pocos días, o el ‘Dia Global de Acción Climática’ organizado por 350.org.

En octubre de 2007 Al Gore recibió el Premio Nobel de la Paz por  el documental Una verdad Incómoda’, compartido con los expertos del IPCC. En aquel film, de gran trascendencia mundial, se afirmaba que el calentamiento global era real y producido por la actividad humana acumulada durante muchos años.

En el año 2009, Home’, otro documental de enorme valor, el primero en ser rodado íntegra y únicamente con imágenes aéreas, alertó también a nivel mundial sobre los riesgos del calentamiento global, poniendo fecha límite a la intervención humana para mitigarlo: una década.

Ya ha transcurrido la mitad de ese plazo y los políticos siguen sin meterle mano al asunto, o al menos como se debiera. Entre gritos de alerta seguimos avanzando, como zombis, hacia un abismo de profundidades desconocidas, sin que nadie parezca hacer caso. Que mal vamos lo sabemos todos, y sin embargo, como yo lo dije en su día, nadie es capaz de ponerle el cascabel al gato. O lo que es aún peor, de ponerse de acuerdo sobre tal necesidad.

Intervención de Noami Klein en el Klimaforum09. Copenhague, 7-18 dic. 2009.

Intervención de Noami Klein en el Klimaforum09. Copenhague, 7-18 dic. 2009.

Durante la celebración oficial de la Cumbre de Copenhague se produjo otra alternativa, el ‘Klimaforum09’, que el día 18 de diciembre de 2009 presentó un documento muy interesante, surgido de la ‘Asamblea de los Pueblos’, del que apenas si se habló en su momento. En él, entre otras cosas muy interesantes, se decía que la solución no era preocuparse tanto por inventar cómo capturar el CO2, sino en producir menos. Y también, de preocuparse más de plantar árboles y luchar contra la desforestación.

Viene al caso este comentario porque me ha llegado información acerca de la presentación, el domingo día 13, del nuevo informe, de treinta y tres páginas, del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático, reunido la semana pasada en Berlín en su doceava sesión, entre los días 7 y 12 de abril.

Informe. 'Climate Change 2014'. Ipcc.ch.

Informe. ‘Climate Change 2014’. Ipcc.ch.

Un informe que no hace más que confirmar las sospechas de quienes pensamos que el tiempo para reaccionar se está agotando. En efecto, los expertos, que recuerdo aquí realizan para esa organización un trabajo voluntario y no retribuido, han concluido que las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero han aumentado a niveles sin precedentes entre los años 2000 y 2010. Más que en cada uno de los tres decenios anteriores. Y esto, a pesar del número creciente de políticas para reducir el cambio climático.

El informe, titulado ‘Cambio climático 2014. Mitigación del cambio climático’, es el tercero de los tres de los Grupos de trabajo que, junto con un Informe de síntesis que se publicará en octubre de 2014, constituyen el Quinto Informe de Evaluación del IPCC sobre el cambio climático.

Para la elaboración del mencionado informe los expertos han analizado unos 1.200 escenarios de estudios científicos, generados por 31 equipos de modelización de todo el mundo, a fin de examinar los requisitos previos económicos, tecnológicos e institucionales y las consecuencias de las trayectorias de mitigación con distintos grados de ambición.

Los escenarios muestran que limitar a 2 grados Celsius el aumento de la temperatura media global implica rebajar las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero con respecto al año 2010 “entre un 40% y un 70% para mediados de siglo”, y hacerlas casi desaparecer para finales del mismo. Es más, una mitigación ambiciosa de los efectos de estos gases podría incluso exigir que la eliminación de dióxido de carbono de la atmósfera.

De hecho, todos los análisis conducen a una conclusión final. Que cualquiera que sea el camino que se elija para reducir el calentamiento global será necesario realizar grandes esfuerzos económicos. Es decir, inversiones importantes. “No podemos seguir con la situación actual”, comentó el alemán Ottmar Edenhofer, uno de los tres expertos encargados de la coordinación del informe, junto con Ramón Pichs-Madruga (Cuba) y Youba Sokona (Malí).

Sin embargo, el grupo de trabajo III del organismo de Naciones Unidas considera que la humanidad tiene en sus manos respuestas tecnológicas y comportamientos humanos capaces de enfrentarse al problema, o por lo menos de mitigarlo “utilizando energías renovables, eficiencia energética, incremento de los bosques, captura o secuestro de gases como el CO2, abandono de los combustibles fósiles, etc.” Pero son soluciones que requieren no sólo un esfuerzo común en inversión económica, sino también “decisión política”.

Coste económico de las medidas

Los miembros del Grupo de trabajo III, Youba Sokona, Ramon Pichs Madruga, Ottmar Edenhofer y Rajendra Pachauri. Berlin, 12 abril 2014. Ultimahora.com. Efe/Epa/Joerg Carstensen.

Los miembros del Grupo de trabajo III, Youba Sokona, Ramon Pichs Madruga, Ottmar Edenhofer y Rajendra Pachauri. Berlin, 12 abril 2014. Ultimahora.com. Efe/Epa/Joerg Carstensen.

En los últimos años han aumentado muchísimo los conocimientos sobre el cambio climático. De este modo, las estimaciones de los costos económicos de la mitigación, abordando la tarea desde la utilización de “una amplia variedad de tecnologías”, -según el IPCC-, varían mucho según los escenarios observados.

Todos parecen tener claro que la estabilización de las concentraciones de gases de efecto invernadero en la atmósfera exigirá reducir las emisiones en la producción y utilización de la energía, el transporte, la edificación, la industria, el uso de la tierra y los asentamientos humanos.

En los escenarios de statu quo (evolución actual), en los que el consumo aumenta entre un 1,6% y un 3% anuales, una mitigación ambiciosa podría reducir ese crecimiento alrededor de 0,06 puntos porcentuales.

La reducción casi a cero de las emisiones en la producción de electricidad es una característica común de los escenarios de mitigación ambiciosos. Y utilizar la energía eficientemente es también otra de las consideraciones. “Reducir el uso de energía nos daría más flexibilidad para elegir tecnologías energéticas que emitan bajos niveles de carbono, en el presente y en el futuro”, ha subrayado el comité de sabios.

Pero no todas las propuestas del Grupo Intergubernamental tienen que ver con la utilización de tecnologías avanzadas para frenar el calentamiento global. Por ejemplo, algunas -como la captura de CO2- fueron rechazadas por la ‘Asamblea de los Pueblos’ en el Klimaforum09, en beneficio de otras más sencillas, tales como la plantación de árboles y la lucha contra la desforestación. Pues bien, éstas son algunas de las principales propuesta realizadas por el Grupo Intergubernamental: plantar bosques y frenar la desforestación.

Según el grupo de expertos la reforestación permitiría extraer dióxido de carbono de la atmósfera. Sin embargo, propone combinar “la producción de electricidad a partir de la biomasa con la captura y el secuestro del dióxido de carbono”, postura con la que discrepo, situándome en la misma línea que los participantes en el Klimaforum09 de rechazo a tal tecnología. Y no porque no pueda resultar efectiva, sino porque la solución pasa por reducir las emisiones, y no por transformarlas en un nuevo elemento que, según reconoce el mismo Grupo Intergubernamental “presenta problemas”.

Emisiones de gases de efecto invernadero.15 abril 2014. IPCC WGIII AR5. Summary for Policymakers.

Emisiones de gases de efecto invernadero.15 abril 2014. IPCC WGIII AR5. Summary for Policymakers.

El grupo de expertos también ha insistido en la necesidad de una cooperación de todos los países para afrontar el problema. “La cooperación internacional es decisiva para alcanzar los objetivos de mitigación. Establecer las instituciones internacionales que se necesitan para la cooperación es un reto en sí mismo”, ha comentado Edenhofer.

Un ecologista en El Bierzo.

Climate Change 2014: Mitigation of Climate Change. 15/04/14. Mitigation2014.org (en inglés).

Climate Change 2014: Mitigation of Climate Change. 15/04/14. Ipcc.ch.

IPCC WGIII AR5 . Summary for Policymakers. 15/04/14. Report.mitigation2014.org. Pdf. (en inglés).

Más renovables y más bosques, propuesta del IPCC contra el cambio climático. 13/04/14. Lavanguardia.com.

La ciencia advierte de que «sólo un gran cambio» frenará el calentamiento global. 13/04/14. Ultimahora.es.

Una Verdad Incómoda – Al Gore. 2006. Vimeo. Ascención Nueva Tierra (versión completa en español).

HOME (ES). 19/05/09. HomeprojectES. (Versión completa en español). 10.294.212 visitas en fecha 15/05/2014.

Cartel del film ‘Home’, de Yahnn Arthus-Bertrand. 2009. Fuente: thetravelersway.com.

Cartel del film ‘Home’, de Yahnn Arthus-Bertrand. 2009. Fuente: thetravelersway.com.

HOME (FR). Youtube.com. 12/05/09. HomeprojectFR. (Versión completa en francés). 11.706.750 visitas en fecha 15/05/2014.

Home. 12/05/09. Youtube.com. Homeproject. (En inglés, con subtítulos en el mismo idioma).

Klimaforum09: la Declaración de los Pueblos propugna ‘cambiar el sistema, no el clima’. 22/12/2009. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

El fracaso de la Cumbre de Copenhague evidencia el error de dejar en manos políticas nuestro futuro climático. 20/12/09. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com

El TSJCyL anula la autorización ambiental concedida por la Junta a Cementos Cosmos

Salida de la manifestación contra la incineración de residuos en Cosmos. Ponferrada, 14 mayo 2011. Foto: Enrique L. Manzano.

Salida de la manifestación contra la incineración de residuos en Cosmos. Ponferrada, 14 mayo 2011. Foto: Enrique L. Manzano.

Cuando ya empezábamos a pensar que en este país no hay justicia que la de los poderosos, y que algunos rufianes que nos gobiernan, -entregados a oscuros trapicheos perjudiciales para la ciudadanía-, acabarían saliéndose con la suya, de repente la esperanza renace. La noticia de que el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJCyL) acaba de anular la autorización ambiental concedida ilegalmente hace cinco años por la Junta a Cementos Cosmos  es muy buena, pues puede resultar decisiva a la hora de impedir que la cementera culmine su atentado contra la salud de miles de bercianos y contra la economía de la comarca del Bierzo.

Dos recientes sentencias, emitidas también por los tribunales superiores de Cataluña y de Castilla y León respectivamente, negando a cementeras instaladas desde hace años -en Montcada i Reixach y en La Robla- la posibilidad de incinerar residuos en zonas de alta densidad humana, han significado un extraordinario reconocimiento del derecho a la salud que la Carta Magna, en su artículo 43,  nos otorga a los españoles. También han significado, al mismo tiempo, un gran batacazo para las pretensiones de unas empresarios obsesionados con acrecentar sus beneficios sin importarles el precio que otros tengan que pagar a título particular por ellos, o nuestra comarca en general.

La Junta de Castilla y León concedió la autorización ahora revocada por el TSJCyL.

La deplorable exconsejera de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, María Jesús Ruiz Ruiz. 2009. Eleconomista.es.

La deplorable exconsejera de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, María Jesús Ruiz Ruiz. 2009. eleconomista.es.

La Orden del 28 de mayo de 2008, otorgada por la ahora senadora María Jesús Ruiz Ruiz (PP), cuando estaba al frente de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, es la que ha utilizado Cementos Cosmos para amparar la quema de biomasa y la modificación de sus instalaciones en Toral de los Vados. La anulación por el TSJCyL significa que no podrá actuar como gestor de residuos y pone fin a su futuro como planta incineradora de estos.

Sin embargo, esto no significa el cierre de la empresa. Cementos Cosmos podrá continuar con su actividad de producción de cemento y clínker, la misma que ha venido desarrollando hasta el momento y que tan buenos resultados económicos le está dando, y en especial desde que el grupo brasileño Votorantim comprase la comprara, dada la gran demanda de cemento que está actualmente realizando este país como consecuencia del Mundial de fútbol.

Según la sentencia de la Sala de lo Contencioso-administrativo del TSJCyL, las autorizaciones de las que disponía Cementos Cosmos para producir cemento y clínker no amparan la actividad que realiza “en su integridad”. En este sentido, los cuatro ponentes de la sentencia han considerado que la cementera debería haberse sometido a un Estudio de Impacto Ambiental para poder ejercer como gestor y productor de nuevos residuos.

De este modo, al contrario de lo que en su día argumentó la Junta, el tribunal considera que la cementera ha emprendido una “nueva actividad”, lo que implica para ella la necesidad presentar un nuevo estudio. Así, el TSJCyL estima el recurso contencioso interpuesto por los consejos reguladores del vino del Bierzo, la manzana reineta y la pera conferencia y anula la autorización ambiental integral (AAI) que la Junta concedió en el año 2008.

La sentencia considera que los recurrentes han puesto de relieve con los informes periciales “la relación entre las emisiones gaseosas y residuos sólidos de las plantas de incineración y sus efectos perjudiciales para la salud humana y su efecto negativo en general para todas las producciones agrícolas y ganaderas de la comarca, en particular en viñedos y plantaciones frutales, con la correspondiente merma de la demanda de esos productos”.

Una vista de Cementos Cosmos con la población de Toral de los Vados en primer término. 2008.

Una vista de Cementos Cosmos con la población de Toral de los Vados en primer término. 2008.

Por desgracia vivimos en un país de políticos rufianes, donde algunos de aquellos que deberían velar por nuestro bienestar son los que, con excesiva frecuencia, nos venden al mejor postor.

Al margen de esta sentencia, que aún admite recurso, creo necesario mantenerse alerta contra pretensiones desafortunadas, parecidas a la de Cementos Cosmos, que puedan perjudicar a nuestro medio ambiente, a nuestra salud y también a nuestro futuro económico como comarca.

La Asociación Cultural Ecobierzo,  a través de un comunicado ha manifestado su satisfacción por este fallo y ha señalado que espera “que esta sentencia sirva para excluir al Bierzo de la Ley Integral de Residuos que prepara la Junta y contra la que hemos presentado alegaciones”. En su nota de prensa este colectivo, que lleva años esforzándose duramente contra la incineración, ha agradecido su esfuerzo a todos aquellos que han trabajado por alcanzar el resultado que apuntala la sentencia actual.

Un ecologista en El Bierzo.

José Luis Prada, Miguel Basurko y el alcalde ponferradino Carlos López Riesco al inicio de una de las siete maratones protagonizadas por el fondista contra la incineración de residuos en Cosmos. Ponferrada, 27 mayo 2010. Foto: Enrique L. Manzano.

José Luis Prada, Miguel Basurko y el alcalde ponferradino Carlos López Riesco al inicio de una de las siete maratones protagonizadas por el fondista contra la incineración en Cosmos. Ponferrada, 27 mayo 2010. Foto: Enrique L. Manzano.

El TSJ frena en seco las pretensiones de Cosmos para coincinerar residuos. 03/01/14. Diariodeleon.es.

Los Consejos Reguladores bercianos piden a la Junta que renuncie a coincinerar residuos en Cosmos. 12/09/13. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

Ecobierzo presenta alegaciones al Plan Integral de Residuos de Castilla y León. 26/08/13. Ecobierzo.wordpress.com.

Cementos Cosmos despliega una nueva estrategia para introducir la incineración de residuos en El Bierzo

Cementos Cosmos es una fuente importante de contaminación en el Bajo Bierzo. 7 jun. 2007. Fuente: bierzonatura.blogspot.com.

Cementos Cosmos es una fuente importante de contaminación en el Bajo Bierzo. 7 jun. 2007. Bierzonatura.blogspot.com.

En los últimos tiempos asistimos a un recrudecimiento de la presión mediática de Cementos Cosmos sobre la población berciana en un sibilino intento de convencerla de los beneficios y ventajas que supuestamente tendría para ella la incineración de residuos en su cementera.

De hecho, esta campaña no se inició aquí, sino que lleva ya caminando desde hace varios meses, de la mano de la patronal del cemento, viajando por diversas poblaciones de la comunidad castellano-leonesa, lo que me ha dado pie a que yo me haya permitido denunciarla en este blog en varias ocasiones.

En la última conferencia que organizó la Asociación Cultural Ecobierzo en Cacabelos, el pasado mes de mayo y conjuntamente con el Comité de Defensa Civil, un asistente intervino para comentar que la multinacional brasileña Votorantim-Camargo Correa, la nueva propietaria de Cementos Cosmos S. A., había contratado los servicios de asesoramiento de una empresa de comunicación de Madrid (el bufete Garrigues Walker) y también los de una auditora ambiental en Asturias con la exclusiva intención de desarrollar una nueva estrategia de penetración mediática de la empresa en la sociedad berciana, francamente posicionada en contra de la incineración de los residuos en la planta de Toral de los Vados.

Este nuevo y burdo intento por parte de Votorantim para convencernos de las bondades de la incineración de los residuos, lamentablemente ha encontrado el respaldo de un medio de comunicación provincial de gran envergadura como es el ‘Diario de León’ (aparte de otro medio local cuyo gerente  tiene censurada toda la información sobre Ecobierzo en sus páginas digitales), y entiendo que éste no ha de ser gratuito, ya que el periódico está dando a la información empresarial de la patronal del cemento un sesgo editorial que, a la postre, la convierte en subrepticiamente en una publicidad encubierta.

Todo indica que en estos instantes la Fundación Laboral del Cemento ya se siente con fuerzas suficientes para acercar su campaña autonómica al Bierzo, que se produciría después de que ésta haya organizado, durante los últimos meses, la visita guiada de diversos colectivos sociales, e incluso de particulares, en una evidente política de aproximación a su planta cementera en Toral de los Vados. Y para proceder a su nueva presentación ha elegido las oficinas de la Federación de Empresarios Leoneses en El Bierzo (FELE Bierzo, Ponferrada). Eso sí, en un horario que imposibilita la asistencia de cualquier ciudadano que trabaje en un horario corriente.

También quiero volver a denunciar, por más que sea predicar en el desierto,   el contubernio establecido entre las federaciones de construcción de los dos principales sindicatos (UGT y CCOO), con la patronal del cemento Oficemen para promocionar la incineración de los residuos en cementeras. A estas alturas me imagino que nadie duda ya de que la Fundación Laboral del Cemento y el Medio Ambiente (Fundación CEMA) se creó con este objetivo, es decir, el de promover y popularizar la incineración y depresentar un frente común alas plataformas ciudadanas que luchan contra estos proyectos malsanos para la salud de los ciudadanos.

Un grupo de activistas protesta en Escocia contra la quema de residuos. 2 abrl 2012. Fuente: guardian.co.uk

Un grupo de activistas protesta en Escocia contra la quema de residuos. 2 abril 2012. Guardian.co.uk.

Personalmente vengo alertando, desde hace días sobre esta campaña, y también sobre la presentación de un estudio sobre el reciclado y la ‘valorización’ de los residuos en las cementeras que, en el fondo, no tiene más finalidad que intentar convencer a la ciudadanía de las excelencias de un proyecto que han desacreditado decenas de otros trabajos científicos y que las asociaciones consideran como una práctica dañina para la salud humana.

He de decir que lamento sinceramente que FELE Bierzo haya aceptado desacreditarse de este modo ante los ojos de los bercianos, al permitir que se celebre en sus oficinas tal presentación. udo que sea el momento más adecuado para esto, especialmente cuando esta organización no pasa precisamente por su mejor momento después de los últimos escándalos que han protagonizados algunos de sus miembros más relevantes.

Desde luego, si hay algo que ha impedido que a estas alturas no se estén incinerando residuos en el Bierzo, como lo están haciendo desde hace más de un año en la cementera Tudela Veguín de La Robla (miles de toneladas anuales de residuos, entre ellos neumáticos y casi de todo lo imaginable), ha sido únicamente la voluntad férrea de los bercianos a ceder a este atentado ecológico y sanitario. Tal vez porque esta comarca lleva muchas décadas castigada por todo tipo de contaminaciones.

Todo parece indicar que, si queremos continuar sin incineración en El Bierzo, más que nunca va a ser necesaria la unión de todos los que nos oponemos a tal degradación. En este sentido, sería deseable que ese señor que dice que quiere evitar que se incineren residuos en Cosmos, y que me tiene declarada su particular guerra personal, a mi entender por una cuestión pura y única de protagonismo mal entendido, reflexionase sobre lo aquí escrito.

Finalizo este artículo dejándoos  un artículo publicado en la revista nº 76 de ‘Un ecologista’, en el cual se ofrece una información muy interesante sobre el negocio redondo que significa para las cementeras la incineración de residuos.

Un ecologista en El Bierzo.

Un pingüe negocio, con graves consecuencias ambientales, por Carlos Arribas.

Revista 'El ecologista' nº 76, dedicada a la incineración de residuos en cementeras. Ecologistasenaccion.org.

Revista ‘El ecologista’ nº 76, dedicada a la incineración de residuos en cementeras. Ecologistasenaccion.org

Quemar residuos que podrían reutilizarse, generando además sustancias muy contaminantes, es un sinsentido. Pero las grandes compañías cementeras presionan mucho para continuar con la incineración. Y es que con esta actividad reciben subvenciones, se ahorran el coste del combustible y encima pueden vender más derechos de emisión de carbono. Un negocio redondo que pasa por encima del interés general.

Desde hace más de 15 años las fábricas de cemento han intentado ampliar su actividad, desde la producción de clínker en los hornos a la gestión y tratamiento de todo tipo de residuos, y presentándose ante la sociedad como los mejores gestores con la solución llave en mano a la grave problemática de los residuos en las sociedades postindustriales.

Primero fueron los aceites usados de los motores de los coches, después fueron las harinas cárnicas, tras el grave escándalo alimentario de las vacas locas. Los neumáticos usados, los lodos de depuradora, los residuos industriales (disolventes, residuos peligrosos, etc.), la fracción rechazo de los residuos sólidos urbanos denominada CDR [1], los residuos de la industria de la madera, etc. forman una larga lista de residuos que bajo el paraguas de la “valorización energética” forman el grueso de la materia prima que las fábricas de cemento ansían incinerar [2].

Es inútil razonar que en la jerarquía del tratamiento de residuos establecida en las normativas europeas, española y autonómicas, hay otras alternativas a la destrucción térmica de los residuos, como el reciclaje o la valorización material, ya que las administraciones autonómicas inevitablemente conceden las autorizaciones ambientales integradas a las empresas solicitantes, poniendo en evidencia la connivencia que existe entre ellas y las autoridades. Ello a pesar de la oposición ciudadana que existe en la mayoría de esos proyectos, que es pasada por alto incumpliéndose en muchos casos la propia normativa dictada por la administración.

El sector cementero en España.

Vista aérea de la cementera Tudela Veguín. La Robla (León). 2012. Fuente: elrefugiodejavi.blogspot.com.

Vista aérea de la cementera Tudela Veguín. La Robla (León). 2012. Elrefugiodejavi.blogspot.com

Llegó a contar con 41 fábricas en 2007, con una producción máxima de 32,1 millones de toneladas de clínker, de las que 31 tenían autorización para incinerar residuos. La mayor parte de las fábricas pertenecen a unos pocos propietarios, en su mayoría empresas multinacionales (Lafarge Asland, Cemex, Holcim, Italcementi Group, Cementos Portland Valderribas, Grupo Cimpor). Es un verdadero oligopolio, con prácticas de acuerdos de precios de venta de los productos derivados (cemento, hormigón, mortero, etc.) y de reparto de los mercados regionales, que ha sufrido varias sanciones millonarias de las autoridades de la competencia [3].

Tras el estallido de la burbuja inmobiliaria se han reducido a 33 fábricas, con varios cierres (Torredonjimeno, Sant Feliu de Llobregat, Vallcarca, Tudela-Veguín, Sant Vicent del Raspeig, Yeles o reducción de actividad en Santa Margarida i Els Monjos) y despidos de trabajadores [4], y una producción de 16,7 millones de toneladas, un descenso del 50% respecto al cénit de 2007, que se espera que en 2013 se reduzca aún más.

El sector cementero es uno de los principales emisores de gases de efecto invernadero. En 2010 emitió 17,76 millones de toneladas de CO2, un 14,6% del total de emisiones industriales (el segundo sector después de la generación eléctrica: centrales termoeléctricas de gas y carbón). Ello es debido a la gran cantidad de energía necesaria para descarbonatar la materia prima (margas y calizas) y su cocción para producir el clínker, al que una vez añadido los aditivos necesarios (yeso principalmente) se convierte en cemento.

El combustible usado de forma mayoritaria es el coque de petróleo, un producto casi residual obtenido en la destilación del petróleo y cargado de metales pesados (mercurio, níquel, etc.), que ha aumentado de precio de forma importante en los últimos años, dado que su precio está indexado al del carbón.

Las fábricas de cemento no cuentan con medios para filtrar los metales pesados volátiles (mercurio, talio, cadmio, etc.) presentes en el coque de petróleo y en los residuos.

El sector cementero es uno de los principales emisores de mercurio, por detrás de las centrales térmicas de carbón. La mayoría de las fábricas cuentan con filtros de mangas, que solamente sirven para limitar las emisiones de materia particulada. En 2010 el sector del cemento emitió 35.136 toneladas de óxidos de nitrógeno, 4.833 t de óxido de azufre y numerosos contaminantes más, entre ellos 183 t de compuestos orgánicos volátiles COV (entre ellos las peligrosas dioxinas, furanos y PCB) y 320 kg de mercurio [5].

Impactos ambientales de la incineración.

Protesta contra la incineración de residuos en la cementera de Tudela Veguín. La Robla, 4 febr. 2010. Fuente: lacronicadeleon.es. Foto: M. Marcos.

Protesta contra la incineración de residuos en la cementera de Tudela Veguín. La Robla, 4 febr. 2010. Lacronicadeleon.es. Foto: M. Marcos.

La incineración de residuos y de combustibles alternativos no reducen esas emisiones (especialmente si se utilizan como combustible residuos industriales peligrosos o determinados plásticos [6]), sino que en algunos casos las aumenta, como se ha podido comprobar con los COV y el mercurio en los últimos años, con el uso creciente de residuos [7] (11,2% de sustitución energética en 2009, con el País Valenciano, Andalucía y Cataluña a la cabeza).

Esos contaminantes tienen graves repercusiones en la salud de las personas. Hay multitud de estudios científicos que ponen en evidencia la relación entre el aumento de la morbilidad y mortalidad por diversos tipos de cánceres [8] y la cercanía a incineradoras de residuos.

Pero además de la contaminación atmosférica uno de los impactos negativos de la incineración de residuos es la subversión que introduce en la jerarquía en el tratamiento de los residuos, ya que se destruyen residuos cuya valorización material era posible y es prioritaria. ¿Por qué quemar neumáticos usados si el caucho se puede triturar y separar la banda de acero y utilizarlos como aglomerante asfáltico en carreteras y suelos, y reciclar el acero? ¿Por qué quemar lodos de depuradora que pueden utilizarse como enmienda orgánica en cultivos y restauración de suelos degradados? ¿Por qué quemar fracciones de RSU que de otra forma podrían reciclarse y utilizarse como nuevas materias primas?

El negocio de la incineración.

Las razones son principalmente económicas. La nueva actividad de gestor de residuos abre a las fábricas de cemento un nuevo horizonte de conseguir mayores ganancias. Y lo son por partida triple: como gestores de residuos pueden recibir subvenciones y ayudas de la Administración por gestionar residuos (el nuevo combustible les puede salir gratis o aun puede tener un precio negativo [9]); se ahorran el combustible tradicional con precios crecientes del coque de petróleo, y además ahorran emisiones de gases de efecto invernadero, y por tanto pueden vender derechos de emisión (que les salieron gratis) en el mercado del carbono.

Además esa estrategia se complementa con la de algunas administraciones autonómicas [10] que en sus planes de residuos apuestan por la incineración de residuos y ven que la opción de incineración en las cementeras exige menos inversiones que la construcción de las costosas incineradoras de residuos sólidos urbanos, especialmente ahora que hay recortes en los presupuestos y que la iniciativa privada no está interesada, dada la retirada de las primas a nuevos generadores de electricidad en régimen especial del Gobierno Rajoy, tras la aprobación del Real Decreto Ley 1/2012 de 27de enero [11]. Además la oposición social prevista a la incineración en las cementeras es menor que la construcción de nuevas incineradoras, dado que son instalaciones existentes con un cierto grado de integración y aceptación.

La falacia de los supuestos ahorros en las emisiones.

Neumáticos usados almacenados para su incineración en Cementos Cosmos. Toral de los Vados, 28 mayo 2011.Fuente af2toral.wordpress.com.

Neumáticos almacenados para su incineración en Cosmos. Toral de los Vados, 28 mayo 2011. Af2toral.wordpress.

Uno de los argumentos del sector y de las administraciones es que la incineración de residuos supone una menor emisión de CO2. Hay que tener en cuenta que muchos de los residuos que se incineran en las cementeras proceden del petróleo (plásticos, aceites, neumáticos, textiles, disolventes, etc.) y nada tienen que ver con la biomasa. Además hay que poner en cuestión [12] que la quema de biomasa independientemente de su origen sea neutra respecto a las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI).

La emisión real de GEI es independiente del combustible utilizado, y depende de la eficiencia y tecnología utilizada en la fabricación del clínker. Si el residuo no se recicla a las emisiones en la incineración habría que sumar las emisiones de la producción de una nueva materia prima (extracción, procesado, transporte, etc.) que la sustituya. El compostaje de la materia orgánica y su aplicación como enmienda a la tierra retrasa el retorno de los GEI a la atmósfera, que en la incineración es inmediato.

Los mecanismos de desarrollo limpio y las cementeras.

Los fabricantes de cemento han utilizado en su propio beneficio los mecanismos del Protocolo de Kioto de forma abusiva e insultante. En los dos Planes de asignación de derechos de emisión de GEI (2004-2012) obtuvieron del Gobierno unos derechos gratuitos de emisión muy por encima de las emisiones reales. En el periodo 2008-2010 obtuvieron unas asignaciones casi unos 50% superiores a las emisiones reales [13]. Eso supuso que pudieron vender derechos de emisión de 28,2 millones de toneladas de CO2 (precio de la tonelada entre 7 y 20 euros) y obtener unos pingües beneficios sin hacer nada [14].

Las emisiones se reducen en la contabilidad oficial si los residuos a incinerar provienen de la biomasa. Eso explica el interés del sector cementero en reducir las emisiones.

Para el periodo post-Kioto 2013-20 el sector del cemento ha obtenido la consideración de “fuga del carbono” [15] y se le seguirán asignando derechos de emisión gratuitos. La asignación propuesta por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (junio 2012) es de 23,4 millones de toneladas de CO2 para el sector cemento y las emisiones reales en 2010 fueron de 17 millones de toneladas, con un previsible descenso en 2011, 2012 y 2013. O sea que la perspectiva para el sector cementero es de continuar haciendo un magnífico negocio con los derechos de emisión y la incineración de residuos [16].

El 15M manifiesta su rechazo a la incineración de residuos en Cosmos. Toral de los Vados, 2 jun. 2011. Fuente: unecologistaenelbierzo.wordpress.com. Foto: Enrique L. Manzano

El 15M manifiesta su rechazo a la incineración de residuos en Cosmos. Toral de los Vados, 2 jun. 2011. Foto: Enrique L. Manzano

Pero el negocio no acaba aquí. En los últimos años muchas instalaciones cementeras están apostando por jugar en el mercado internacional del carbono con los Certificados de Reducción de Emisiones (CER), promocionando la incineración de residuos en fábricas de cemento de países emergentes como China o promoviendo la incineración de gases refrigerantes clorados HCF [17]. En 2010 las fábricas españolas de cemento obtuvieron derechos de emisión CER por 358.000 toneladas y en 2011 se dispararon a 2.282.000 t [18]. Así la fábrica de Portland Valderribas de Morata de Tajuña obtuvo 339.660 CER en 2011, 250.357 de proyectos de descomposición térmica del refrigerante HCF 23, parte de los cuales en Changshu (China). Del mismo modo, la fábrica de Lafarge en Montcada i Reixach obtuvo unos certificados de reducción de emisiones CER de 169.020 toneladas en 2011 por impulsar un proyecto de quema de residuos en la cementera de Zongyang Conch, China. La promoción de la incineración de residuos no se queda en las fronteras peninsulares.

Notas:
[1] El CDR o combustible derivado de residuos es un maremágnum de distintos tipos de residuos muy variados: rechazos de las plantas de reciclaje, voluminosos como colchones, muebles, plásticos de los vehículos fuera de uso, etc. Muchas plantas de reciclaje han variado sus instalaciones y metodología para maximizar la generación de CDR, en detrimento de una verdadera recuperación de materiales.
[2] En varios casos las primeras solicitudes de incinerar residuos comienzan por la biomasa y residuos forestales, con menor rechazo social, para después ampliar el flujo a todo tipo de residuos, incluyendo residuos peligrosos.
[3] El 12 enero de 2012 Cemex, Cementos Portland Valderribas y otras cuatro empresas fueron multadas con 11 millones de euros por la Comisión Nacional de la Competencia por actuar como un cártel fijando los precios y repartirse los mercados en el norte de España. En 2004 el Tribunal de Justicia de la Unión Europea confirmó la multa de 110 millones de euros a varias cementeras, entre ellas Valenciana de Cementos, ahora Cemex, e Itacementi, por actuar como un cártel.
Manifestación contra la incineración en Cementos Cosmos. Ponferrada, 14 mayo 2011. Fuente: ecobierzo.org.

Manifestación contra la incineración en Cementos Cosmos. Ponferrada, 14 mayo 2011. Ecobierzo.org.

[4] En muchos casos se ha chantajeado a los trabajadores haciéndoles ver que la incineración de residuos era fundamental para la sostenibilidad económica de la fábrica y de sus puestos de trabajo, aunque se ha comprobado que al final también se han eliminado puestos de trabajo en las fábricas que incineraban residuos. Las federaciones de construcción de los dos grandes sindicatos UGT y CC.OO. han hecho piña con la patronal del cemento Oficemen en este tema, creando la Fundación Laboral Cemento y Medio Ambiente, para promover y popularizar la incineración de residuos y oponerse ideológicamente a las numerosas plataformas ciudadanas que luchan contra esos proyectos.
[5] Los datos de emisiones provienen del registro oficial de emisiones EPER.
[6] La incineración de PVC produce dioxinas. La incineración de policarbonatos (Bisfenol A) produce fenol, que daña el sistema nervioso, la del polietileno produce 1-3 butadieno, benceno y tolueno todos ellos cancerígenos, la del polietileno genera varios hidrocarburos aromáticos policíclicos (HAP) como el benzopireno que es cancerígeno, la del poliuretano genera isocianatos un cancerígeno que afecta a las vías respiratorias, la de los neumáticos genera dioxinas y furanos, HAP y 1-3 butadieno. Comunicación de Fernando Palacios, investigador del CSIC, en el IV Encuentro de la Coordinadora Estatal contra la incineración en cementeras, Altsasu, noviembre de 2012.
[7] La emisión de mercurio aumentó de 206 kg en 2009 a 320 kg en 2010. En el caso de los COV el aumento fue de 174 a 183 t. Sin duda el cambio de combustibles ha debido influir en esos aumentos de las emisiones, con una producción de clínker que disminuyó en un 2%. Hay que anotar que en no todas las fábricas de cemento se miden las emisiones de mercurio y por tanto no aparecen esos datos en el registro EPER. Las emisiones reales deben ser mucho mayores.
[8] García Pérez et al. (Investigadores del Instituto de Salud Carlos III). “Mortalidad por cáncer en ciudades situadas en las proximidades de incineradoras y de instalaciones para la recuperación o eliminación de residuos peligrosos”. Environment International 51 (2013) 31-44, J.
– Para más referencias ver la comunicación del médico Mario Fernández en el IV Encuentro de la Coordinadora Estatal contra la incineración en cementeras, Altsasu, noviembre de 2012.
[9] Las cementeras podrían obtener hasta 20 € por tonelada de CDR. La puerta de atrás de la incineración de residuos, Greenpeace, mayo 2012, pág. 39.
[10] La Generalitat Valenciana en el borrador del Plan Integral de residuos preveía la construcción de 3 o 4 macrocincineradoras de RSU que se han eliminado por la incineración de RSU en las tres cementeras existentes. El Gobierno de Navarra ha aprobado la incineración de alrededor de 40.000 t de RSU en la fábrica de cemento de Olazti, que suplantará la prevista construcción de una incineradora en Tafalla.
[11] Ese Real Decreto Ley suprimió las primas e incentivos para nuevas instalaciones en régimen especial, que afecta a las instalaciones de energías renovables y también a las de incineración de residuos.
[12] El Comité Científico de la Agencia Europea de Medio Ambiente, en un informe de 15 de septiembre de 2011, calificó como un error metodológico grave considerar neutra respecto a las emisiones de GEI la sustitución de combustibles fósiles por biomasa independientemente de su origen, pues podría producirse en realidad en algunos casos un aumento en las emisiones de GEI y una contribución al calentamiento global.
– “EU carbon target threatened by biomass ’insanity’”, The Guardian Environment Network, 2 abril 2012.
[13] Las asignaciones fueron de 87,59 millones de t y las emisiones de 59,38 millones de toneladas.
[14] Mariel Vilella de Gaia estima en 210 millones de euros las ganancias de Cemex, 97 millones las de Portland Valderribas y 74 millones las de Holcim por ventas de 16,3 millones de t de CO2 en el periodo 2008-2012. Comunicación al IV Encuentro de la Coordinadora Estatal contra la incineración en cementeras, Altsasu noviembre 2012.
[15] La Comisión Europea considera así a los sectores emisores de GEI que se pueden deslocalizar si se les exigieran las reducciones de un 20% contempladas de forma general para 2020 en el resto de sectores industriales, respecto a las emisiones de 1990 y seguir emitiendo en otros países fuera del Anexo I del Protocolo de Kioto. Esa consideración fue un éxito del lobby del cemento en Bruselas.
El entonces alcalde de Ponferrada, Carlos López Riesco, interviene contra de la incineración de residuos en Cementos Cosmos. Ponferrada, 27 mayo 2011. Fuente: unecologistaenelbierzo.wordpress.com. Foto: Enrique L. Manzano.

El entonces alcalde de Ponferrada, Carlos López Riesco, interviene contra de la incineración de residuos en Cementos Cosmos. Ponferrada, 27 mayo 2011. Foto: Enrique L. Manzano.

[16] En el periodo post-Kioto el órgano que asigna los derechos de emisión es la Comisión Europea y no los gobiernos. Ahora los gobiernos proponen y la Comisión decide. Dada los generosos derechos de emisión concedidos en la etapa 2004-2012 que ha conducido a una caída en picado del precio de la tonelada de CO2 la Comisión quiere restringir esos derechos a la actividad real mediante la Decisión 2011/278/UE. Están por ver los efectos del Real Decreto 1722/2012, de 28 de diciembre, que es la transposición de esa Decisión y las asignaciones realmente asignadas. La picaresca hace que la fábrica de Santa Margarida i els Monjos de Unilanda reduzca su actividad a algunos meses al año y no cierre oficialmente para disponer de esos derechos de emisión gratuitos.
[17] La Convención Marco de Naciones Unidas eliminará en mayo de 2013 esa actividad como generadora de derechos de emisión por el fraude que supone y los abusos que se han producido. Se ha demostrado que se incrementó la generación del gas HCF23 para después reducir una mayor cantidad equivalente de GEI mediante su incineración y así hacer un gran negocio. El gas HCF23 se produce como residuo en el proceso de producción del refrigerante HCFC22 y es un potente gas de efecto invernadero (factor 11.700).
[18] En Sandbag.org  hay una relación de instalaciones que han obtenido esos Certificados de Reducción de Emisiones y el tipo de proyecto MDL que promueven.

Cementos Cosmos pasa a ser brasileña. 25/06/12. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

Conferencia de Costa Morata en Cacabelos sobre coincineración de residuos en cementeras. 26/05/13. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

Conferencia de Costa Morata en Cacabelos sobre incineración de residuos en cementeras

Aspecto de la sala durante la conferencia del doctor Pedro Costa Morata sobre incineración de residuos en cementeras. Cacabelos, 25 mayo 2013. Fuente: unecologistaenelbierzo.wordpress.com. Foto: Enrique L. Manzano.

Aspecto de la sala durante la conferencia del doctor Pedro Costa Morata sobre incineración de residuos en cementeras. Cacabelos, 25 mayo 2013. Foto: Enrique L. Manzano.

Ayer tarde el Premio Nacional de Medio Ambiente y profesor en la Universidad Politécnica de Madrid, Pedro Costa Morata, ofreció una interesante conferencia  en Cacabelos sobre los posibles intereses en la incineración de residuos en las cementeras y sus consecuencias.

Su conferencia se produjo al día siguiente de la que realizó en el barrio ponferradino de La Placa, ésta última sobre los riesgos del electromagnetismo para la salud humana. Hace un mes,  el también doctor en sociología ofreció en La Robla (León) una conferencia similar a la de ayer, en la que se denunció que Cementos Tudela Veguín S. A. lleva más de un año quemando toneladas de residuos eufemísticamente denominados ‘no peligrosos’ , entre los que se incluye a los neumáticos fuera de uso (NFU). Todo ello aderezado con el permiso de la Junta de Castilla y León.

Pedro Costa Morata fue muy crítico con la quema de residuos en las cementeras, precisando que éstas no son las instalaciones más convenientes ni adecuadas para tal práctica, puesto que en sus hornos no alcanzan la temperatura necesaria que permita una “combustión completa. Es decir, una incineración a temperaturas como las que alcanzan las auténticas incineradoras, lo que en opinión del experto permitiría reducir la emisión al aire de productos tóxicos y perjudiciales para la salud humana. “La incineración es insalubre, y más aún en las cementeras”, aseguró el profesor.

El profesor Pedro Costa Morata. Cacabelos, 25 mayo 2013. Fuente: unecol.ogistaenelbierzo.wordpress.com. Foto: Enrique L. Manzano.

El profesor Pedro Costa Morata. Cacabelos, 25 mayo 2013. Foto: Enrique L. Manzano.

Costa Morata denunció que la incineración de residuos en cementeras esté concebida como un negocio redondo para éstas, ya que les permite ahorrar dinero en combustible al “valorizar” los residuos en “instalaciones con capacidad de eliminación” (esos son los términos utilizados por quienes manejan este cotarro para desorientar a la ciudadanía).

Además señaló que las cementeras se ven beneficiadas con importantes subvenciones  por el Gobierno, a través de su admnistración, ya que se ve desbordado por la existencia de tantos residuos como producimos. Costa Morata apeló al retorno al reciclaje tradicional para disminuir la cantidad de los residuos que acaban su periplo en las incineradoras. “Se elude la normativa y todo son ventajas para la cementera”, dijo.

El profesor apeló también a la responsabilidad que tienen el Gobierno y los ayuntamientos de proteger la salud de los ciudadanos, recalcando que se trata de una obligación constitucional, al tiempo que manifestó su desconfianza en que la Unión Europea pueda aportar las soluciones adecuadas al problema. Y manifestó su gran decepción ante el anuncio, hecho la semana pasada, de la autorización a la cementera de Morata de Tajuña (Madrid) para que pueda incinerar residuos ‘no peligrosos’.

El Premio Nacional de Medio Ambiente censuró agriamente al titular del ministerio de Agricultura, Alimentación Y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, de quien dijo que su nombramiento equivalía a “haber puesto a la zorra a vigilar el corral”. Así mismo denunció los intereses privados del ministro, en particular en el nuevo ‘Proyecto de Ley de Costas’, y criticó el interés del Gobierno en cambiar la Ley de Evaluación de Impacto Ambiental, para volverla más laxa “y  que no haya problemas para cualquier proyecto de tipo industrial”.

En el turno de intervenciones los presentes abordaron la situación comarcal con el preocupante, y en compás de espera, problema que supondría la incineración de residuos en la cementera que Cimpor tiene instalada en Toral de los Vados. Hubo varias intervenciones críticas con tal intención y, en esta tesitura fue cuando intervino el portavoz de Bierzo Aire Limpio, Luis Fernández Canedo, quien explicó que  Cementos Cosmos quería reiniciar el papeleo oficial para poder incinerar residuos peligrosos, y no sólo biomasa como le está actualmente autorizado.

Neumáticos usados almacenados para su incineración en Cementos Cosmos. Toral de los Vados, 28 mayo 2011. Fuente: af2toral.wordpress.com.

Neumáticos usados almacenados en Cosmos. Toral de los Vados, 28 mayo 2011. Af2toral.wordpress.

En relación con una carta firmada por un funcionario de la Junta de Castilla y León  remitida a la asociación que preside, en la que se le informaba de manera torticera y fraudulenta que Cosmos no había solicitudo quemar biomasa, -lo que produjo una situación de indefensión en el colectivo antiincineración que propició que no presentase alegaciones ante la Junta-, Costa Morata señaló que tal decisión todavía podía impugnarse.

A la conferencia de ayer, ofrecida por el Comité de Defensa Civil del Bierzo, Laciana y La Cabrera, asistieron veintitrés personas, entre ellas algunos vecinos y miembros de asociaciones que se oponen a la incineración de residuos en la comarca como Ecobierzo, de la que soy miembro, además del alcalde la localidad y otros ediles procedentes de las pedanías de Toral de los Vados y Villadecanes, afectadas por la posible emisión al aire de emisiones tóxicas.

Un ecologista en El Bierzo.

El Comité de Defensa Civil organiza dos conferencias sobre electromagnetismo y coincineración de residuos en cementeras. 24/05/13. Bembibredigital.com.

El experto Costa Morata aborda la coincineración hoy en Cacabelos. 25/05/13. Diariodeleon.es.

La Cementera de Venta de Baños convertida ya oficialmente en Incineradora de Residuos. 18/10/10. Ecologistaspalencia.wordpress.com.

Ecobierzo: “La propuesta de quemar sólo biomasa es una treta de Cosmos”. 29/12/11. Ileon.com.

Una vista aérea de Toral de los Vados y de Cementos Cosmos en 2008.

Una vista aérea de Toral de los Vados y Cementos Cosmos. 2008.

El rechazo de la Junta a coincinerar en Cosmos es firme, según Ecobierzo. 19/12/11. Lacronicadeleon.es. (Este enlace ya no podía localizarse en la revisión de este artículo realizada en octubre de 2014).

Sospechan de “connivencia” entre la Junta y Cosmos. 2012. 17/12/11. Radiobierzo.es.

La Junta niega que haya «connivencia» con Cosmos para la coincineración. 12/09/12. Diariodeleon.es.

Preocupación en Córdoba ante la intención de Cosmos de quemar neumáticos en su cementera

Manifestación vecinal en Córdoba contra Cementos Cosmos.13 sept. 2007. Diariodecordoba.com. Foto: Luis Colmener.

Manifestación vecinal en Córdoba contra Cementos Cosmos.13 sept. 2007. Diariodecordoba.com. Foto: Luis Colmener.

La situación de estrés que sufre El Bierzo, ante la perspectiva de que Cimpor acabe por coincinerar residuos peligrosos en su filial Cementos Cosmos S. A. de Toral de los Vados, no es exclusiva de nuestra comarca.

Hace pocos días la Asociación Cultural Ecobierzo alertó sobre el riesgo encubierto que representaba para los bercianos la solicitud de la empresa portuguesa a la Junta de Castilla y León para coincinerar biomasa en el horno de su cementera. Argumentó entonces este colectivo local que nos hallábamos frente a una estratagema cuya intención final es la de ganar tiempo ante el rechazo frontal a la incineración de residuos de la sociedad berciana.

Pero no fue necesario esperar mucho tiempo para conocer las verdaderas intenciones de la empresa. Aunque para esto fuera necesario que el abogado que representa a las Denominaciones de Origen, aquellas que son las que pueden verse más directamente perjudicadas por la posible instalación de una incineradora en la comarca, le exigiera una clarificación de sus intenciones. Petición que hizo extensiva a la Junta también.

En alguno de mis artículos ya referí cómo la empresa Cimpor desistió, en el año 2007, de su intención de coincinerar residuos en una planta que tiene situada en las inmediaciones de Córdoba. Fue después de la celebración de una senda manifestación vecinal contraria a tal propósito.

Tras aquella protesta, el día  17 de septiembre de 2007, la cementera cordobesa envió un comunicado a la prensa en el que decía que, debido a la presión social contraria a su intención de utilizar residuos como combustible, renunciaba a su utilización, y declaraba que seguiría utilizando los habituales derivados del petróleo.

Acabo de recibir una información que Ecologistas en Acción de Córdoba subió a su página web el pasado día 7 de enero, en la que el colectivo denuncia un nuevo intento de Cimpor para convertir su cementera andaluza en planta incineradora. Esta información cita que entre los residuos que piensa utilizar Cementos Cosmos como combustible alternativo al coque de petróleo sitúa a los neumáticos usados.

Neumáticos usados almacenados para su incineración en Cementos Cosmos. Toral de los Vados, 28 mayo 2011.Fuente af2toral.wordpress.com.

Neumáticos usados almacenados en Cementos Cosmos. Toral de los Vados, 28 mayo 2011. Af2toral.wordpress.

Que a nadie le quepa la menor duda de que ésta fue la intención inicial de la  cementera en nuestra comarca. La mejor prueba de esta afirmación me llegó de parte de un vecino de Toral de los Vados que tomó unas fotografías clandestinas de neumáticos fuera de uso acumulados en la planta que Cimpor tiene en esa población. Podemos tener la certeza de que fue la firme oposición  expresada por la Plataforma ‘Salvemos El Bierzo’ , en la multitudinaria manifestación del 14 de mayo de 2011 en Ponferrada, la que frenó tal plan.

Resulta bastante evidente que la intención de Cimpor de transformar sus cementeras en incineradoras es un acuerdo interno aprobado por la empresa, sin duda motivado por los pingües beneficios económicos que supone para la misma el ahorro de combustible así como de subvenciones del Gobierno. La coincidencia de tal propósito, en plantas situadas a cientos de kilómetros de distancia entre ellas, nos confirmaría este hecho.

Abajo encontraréis el texto completo del comunicado cordobés llamando al movilización ciudadana. Seguro que a bastantes de vosotros os recordará algo conocido, pues no hace demasiados días nos encontrábamos en la misma situación en El Bierzo.

Un ecologista en El Bierzo.

Preocupación por la incineración de residuos tóxicos, por Ecologistas en Acción de Córdoba.

No a la incineración de residuos en cementeras.

No a la incineración de residuos en cementeras.

Ecologistas en Acción de Córdoba considera inaceptable la reconversión industrial de la cementera portuguesa en una incineradora de residuos tóxicos y peligrosos y llama a la movilización de la vecindad y de padres y madres de la zona.

A tenor de la información facilitada a los medios de comunicación, la multinacional portuguesa Cimpor – Cosmos está dispuesta a iniciar la quema indiscriminada de neumáticos en sus instalaciones. Conforme admite de manera unánime la comunidad científica esta práctica genera importantes cantidades de dioxinas y furanos, elementos altamente nocivos para la salud humana.

Además, en el caso de Cimpor – Cosmos se da la circunstancia de que sus chimeneas se encuentra a escasos metros del barrio de la Cepansa, y que a tan sólo un kilómetro a la redonda se concentran hasta cuatro colegios (Concepción Arenal, Juan Rufo, Aljoxaní y la Guardería Pública de Chinales).

De nuevo el afán de enriquecimiento de unos pocos se antepone a la salud y seguridad de la ciudadanía.

Ecologistas en Acción considera que hay alternativas a la quema de neumáticos, como sería la sustitución del actual combustible por gas natural o biomasa; de este modo, se conseguiría no afectar el trabajo de la plantilla y no se menoscabaría la salud de los cordobeses.

Asimismo, llama a la movilización de todas aquellas madres y padres que no acepten que la salud de sus hijos se subordine al incremento del beneficio de una empresa que ya ha ocasionado los suficientes daños a la salud en Córdoba y ha destrozado importantes enclaves ecológicos de nuestra sierra en las tareas extractivas a cielo abierto, como en la zona conocida como ‘La Loma de los Escalones’.

La manzana reineta del Bierzo. Fuente. lacronicadeleon.es.

La manzana reineta del Bierzo. Lacronicadeleon.es.

Preocupación por la incineración de residuos tóxicos. 07/01/12. Ecologistasenaccion.org.

Ecologistas en Acción alerta sobre una incineradora en proyecto. 09/01/12. Diariocordoba.com.

Más de 8.000 personas se manifiestan contra la incineración de residuos peligrosos en Cosmos. 15/05/11. Abc.es.

La Junta perjudica los intereses de Castilla y León con su apoyo a la nuclear de Garoña

Ecologistas en Acción considera a la central nuclear de Santa María de Garoña como una amenaza para la seguridad de Burgos. También entiende que la apuesta por su continuidad bloquea el desarrollo de las energías renovables, que este colectivo considera que debieran ser la prioridad estratégica de la Junta de Castilla y León.

En un comunicado, el colectivo ecologista deplora la “encendida” defensa que hace la Junta de la central burgalesa, justificándola con la defensa del empleo. Por otra parte, la Administración regional autonómica ha manifestado su confianza en que el permiso de funcionamiento que tiene actualmente la central se vea prorrogado automáticamente durante al menos cinco años, una vez finalizado el plazo actual. Un tiempo que considera suficiente para que se acometa el desmantelamiento de la instalación y se implante, en paralelo, un plan de empleo alternativo. Además, el gobierno de Juan Vicente Herrera cree que ese plan podría contar con la participación económica de Endesa e Iberdrola Renovables.

330 trabajadores.

La central nuclear de Garoña cuenta en la actualidad con 330 trabajadores, según Nuclenor, la empresa propietaria. La única experiencia de desmantelamiento de una central nuclear en España tuvo lugar entre 1998 y 2003, en Vandellós I, una central de un tamaño similar a la de Garoña. Durante este periodo, una media de 323 trabajadores procedió a desmontar todas las estructuras, sistemas y componentes de la planta, con la excepción del cajón del reactor, que aún aguardará 25 años hasta que bajen sus niveles de radiactividad. El coste de estas operaciones fue de 95 millones de euros, con cargo a la factura de la luz que pagamos todos.

Garoña genera un empleo diez veces inferior al que ocupan las energías renovables en la comunidad. Éste, en 2008, ya creaba más de 3.000 empleos directos en Castilla y León. Y su potencial de desarrollo es enorme en una comunidad tan extensa y con un volumen de recursos naturales tan considerable.

Es importante subrayar que la inversión en la energía nuclear, como destacan los ecologistas, bloquea el crecimiento de otras fuentes alternativas, ya que concentra en ella los fondos de investigación y desarrollo. También presenta el inconveniente de que copa la red de distribución eléctrica por su menor flexibilidad de generación. Al tiempo, es un hecho conocido que la energía nuclear genera menos empleo que la eólica, la solar o la procedente de la biomasa.

Por ello, es lamentable que la Junta de Castilla y León se haya erigido en avalista principal del sector nuclear en España, cuando su apuesta industrial estratégica debiera ser las energías renovables. En este sentido, contrasta su postura reivindicativa ante el gobierno socialista con la falta de iniciativas frente al nuevo marco de retribución de las energías renovables que el Ministerio de Industria ha establecido últimamente, el cual está poniendo en peligro a este sector. Las dificultades que atraviesan algunas industrias dedicadas a las renovables, como Pevafersa en Toro, no han merecido el mismo interés del presidente Herrera que la empresa Nuclenor.

Por otro lado, los ecologistas recuerdan que la central de Garoña es la única de su generación que sigue en funcionamiento en España, tras los cierres de de Vandellós I (1989) y Zorita (2006). También insisten en que su obsoleto diseño – de los años 60 – no ha resistido bien el paso del tiempo. El propio informe del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), que avala su continuidad, certifica una serie de deficiencias cuya corrección debería haberse resuelto antes de dar el visto bueno sobre la prórroga del permiso. El informe también omite otras faltas de gran relevancia, en una actitud que sorprende y despierta sospechas sobre la independencia del organismo consultivo.

Plan de emergencia nuclear de Garoña.

Según el Plan de Emergencia Nuclear de Garoña, en caso de accidente grave se verían afectados de manera inmediata y severa hasta 56 municipios burgaleses en un radio de 30 kilómetros en torno a la central. Serían aproximadamente unos 57.000 habitantes, incluidos los que viven en Miranda de Ebro, 10.000 de ellos en el País Vasco.

En este asunto es importante hacer notar que la postura del Gobierno de Castilla y León difiere frontalmente con la adoptada en la comunidad vasca por la Diputación Foral de Álava y el Parlamento regional, que se han comprometido con la seguridad y la salud de sus ciudadanos. La actitud del presidente castellano-leonés no parece encontrar más explicación que el seguidismo de las directrices nacionales de su partido en su pulso a Zapatero. Lógicamente, algunos pueden pensar que en realidad defiende el empleo, pero también los hay que creemos que ciertos experimentos sólo son admisibles si se hacen con gaseosa. Y algunos incluso podríamos considerar que el presidente está apoyando imprudentemente a los intereses de los copropietarios de Garoña.

Un ecologista en El Bierzo.

Memoria del desmantelamiento de Vandellós I. Enresa.es.

Planes de emergencia nuclear. Resolución de 14 de junio de 2006, de la Subsecretaría, por la que se dispone la publicación del Acuerdo de Consejo de Ministros, de 9 de junio de 2006, por el que se aprueban los Planes Directores correspondientes a los Planes de Emergencia Nuclear Exteriores a las Centrales Nucleares. 21/07/06. Boe.es.