Archivo de la etiqueta: Boimente

El Movimiento Cívico contra la línea Sama-Velilla se opone a cualquier trazado que destruya la montaña leonesa

Desde su columna “Al filo del Aire”, publicada en ‘La Crónica de León’ el 25 de mayo de 2009, Agustín-Vicente Suárez Alonso titulaba así su escrito: “De Riaño a Sama”. Y con semejante titular no creo que se necesite ser un gran adivino para imaginar de qué va la cosa. Para acertar en la diana tan solo es necesario estar algo informado sobre los disparates más sonados cometidos por los gobiernos de España en la historia reciente.

Y nos tiran porque les toca”, continúa el columnista. Y añade un poco más lejos con pesadumbre: “porque León ha pasado del puesto 22 entre las provincias españolas a ser, año tras año, la última o de las últimas del país en creación de empleo, a la par de estar en el furgón de cola en la creación de PIB”.

La provincia de León cuenta hoy con una de las tasas de paro más altas y tiene una de las poblaciones más envejecidas del país. Es, a la vez, una de las provincias en donde el producto interior bruto no dejado de bajar continuamente y en donde, también por este motivo, la huida de la población montana hacia la ciudad se ha convertido en un fenómeno habitual y prácticamente imparable desde hace décadas. En este contexto, ya sólo faltaba proponer que se construya la línea Sama – Velilla para darle la puntilla a un mundo que se acaba.

En febrero de 2009, Miguel Sebastián, ministro de Industria, dijo en León que la línea Sama – Velilla no se construiría sin contar con el consenso de los ayuntamientos a los que afecta su recorrido. Sin duda, una prudente decisión, más aún si se tiene en cuenta que ese proyecto no aporta nada positivo a la provincia. Quiero decir, que no contribuye a crear puestos de trabajo estables, ni tampoco trae consigo beneficio o interés alguno. ¡Nada! Y sobre las compensaciones económicas mencionadas por el ministro de Política Territorial y Vicepresidente tercero del gobierno, Manuel Chaves, ¿quieren que les diga lo que yo pienso de todo eso? Pues bien, que no son más que cuentos chinos. Entonces, yo me pregunto: ¿por qué el presidente de Castilla y León aceptó un día pactar con su tocayo del Principado, y con el ministro de Industria, un acuerdo que muchos analistas consideran letal para la economía de la montaña central y oriental leonesa?

Riaño en la memoria.

Ya han trascurrido veintidós años desde el desatino de Riaño y nuestros políticos siguen sin aprender de su lección. Porque Riaño fue para el gobierno de Felipe González (PSOE) una especie de panacea capaz de solucionarlo todo: ¡un embalse capaz de garantizar el riego de 80.000 hectáreas! Imagínense. Pero, la pregunta hoy es, ¿se está regando la Tierra de Campos y las vegas altas y medias del Esla? Me refiero a esas tierras de cuyos alcaldes tanto presionaron para forzar la construcción del pantano, todo ello contando con el apoyo descarado del diario ‘El País’, portavoz mediático gubernamental?

Me gustaría que alguien respondiera a esa pregunta, y mejor aún con cifras. Veamos. La energía anual media producible declarada en el proyecto era de 140 gigawatios/hora. Multiplicando esa cifra por las 24 horas del día, por 365 del año y por los 20 que lleva funcionando el pantano, salen cifras astronómicas. Ahora bien, ¿cuánta parte de ese dinero se quedó en León? Silencio. Nueva pregunta, ¿porqué produciendo tanta energía, y después de sacrificar lo mejor de la vega leonesa para beneficiar a otras provincias, continúa siendo esta provincia tan pobre?

León es también la provincia más montañosa de España. Es una región pródiga en naturaleza virgen y también la que cuenta con el mayor número de Reservas de la Biosfera. En esos espacios conserva algunos de los últimos reductos naturales del oso pardo y del urogallo. Es además una provincia que cuenta con un excelente desarrollo turístico rural, gracias sin duda a sus paisajes montaraces sin parangón… Pero, ¿quién quiere ahora volver a destruirla? ¿Es que acaso no ha aportado aún lo suficiente? Dos décadas después de lo de Riaño, León sigue, -pese a la unión de todas las fuerzas sociales-, con una espada de Damocles llamada Sama – Velilla que pesa sobre su cabeza. Un proyecto insensato que atenta contra algunos de los parajes más hermosos de España y que podría significar un nuevo Riaño para la provincia si no se detiene a tiempo.

Siempre me ha impresionado la sensación de soledad que me invade cada vez que visito el pueblo de Riaño reconstruido. Es bonito, incluso hasta parece demasiado perfecto, de tan nuevo que es. Pero yo lo siento como un pueblo triste y sin alma. ¿Será porque en su memoria perdura todavía el recuerdo de otros pueblos como Anciles, Burón, Escaro, Huelde, La Puerta, Pedrosa del Rey, Salio, Valle del Pontón, Valdeburón y Vegacerneja, también desaparecidos bajo las aguas del pantano? ¿O porque hay preguntas que, pese al paso del tiempo, se empecinan tenazmente en mantenerse vivas? ¿Realmente era necesario? ¿Valió la pena?

La ‘Línea de Alta Traición’.

El presidente de Red Eléctrica de España (REE), el socialista Luis Atienza, ha tenido mucho tiempo para reflexionar sobre las casi 25.000 alegaciones recogidas en contra el trazado de la Sama-Velilla. Pero, aunque ya ha pasado un año todavía sigue sin contestar a ninguna. La apuesta del Gobierno de Zapatero por el sector del carbón, y por ende de las centrales térmicas, ¿es compatible con sus declaraciones grandilocuentes contra del cambio climático en Copenhague? Algunos ya llaman al tendido proyectado por el gobierno socialista la “Línea de Alta Traición”.

El pasado 29 de enero, en el ‘Auditorio Ciudad de León’ cuatro decenas de colectivos sociales, instituciones, sindicatos, políticos, empresarios y ecologistas le enseñaron los dientes a Areces, a Herrera y a Rajoy. El Movimiento Cívico patentizó así su oposición a cualquier nuevo trazado de la línea Sama – Velilla. Es más, en una demostración de fuerza, reunió en la capital no sólo a sus seguidores, sino también a varias delegaciones procedentes de Asturias, Cantabria y Galicia, que se enfrentan actualmente con la administración central por proyectos similares al suyo. Sobre el tapete aparecieron entonces los proyectos de trazado eléctrico para Boimente (destinado a sacar la producción astur hacia territorio gallego) o el de Soto Ribera – Penagos (ideado para entrar en los dominios cántabros).

El encuentro leonés, además de servir como hito fundacional para crear una plataforma más amplia de colectivos enfrentados a los proyectos de REE, podría haber servido también como aglutinador de otros movimientos, como los afectados por los trazados Orense – Zamora, Tordesillas – Segovia, Isana – Monzón, o Muruarte – Vitoria.

La Junta exige a Zapatero que encuentre una alternativa de consenso al trazado de la línea.

A la misma hora que se reunía el Movimiento Cívico en León empezaba otro encuentro en Valladolid, esta vez  entre gobernantes asturianos y leoneses. Una reunión sin duda complicada, incluso para un político avezado como el presidente castellano – leonés Juan Vicente Herrera, pero que éste supo resolver de manera magistral. Sencillo. La Junta se declara en contra el trazado de la línea, pero al mismo tiempo se  manifiesta en favor de su instalación (sic). De ese modo Herrera cree haber resuelto la cuadratura del círculo, porque por un lado contenta a los vecinos afectados (a los que parece dar la razón) y por el otro hace lo mismo con el presidente Álvarez Areces (allí presente con sus asesores) y también con Red Eléctrica de España. Además, con esa declaración portentosa le pasa la “patata caliente” al Gobierno.

Tras su discurso, Juan Vicente Herrera se declaró orgulloso de haber contribuido al “desbloqueamiento de una vieja necesidad del Principado de Asturias”. Una declaración que, al mismo tiempo, no le impidió confirmar el amplio consenso y rechazo «unánime, social y político que existe en León» ante el actual trazado. Un sentimiento que, es bueno recordarlo aquí, ha sido refrendado por las Cortes de Castilla y León. Pero Herrera, en un increíble ejercicio de extraordinario equilibrio político, es todavía capaz de reclamar al Gobierno que se “plantee otra alternativa con consenso”. Y todo ello sin sentirse políticamente deslegitimado.

El concejo asturiano de Aller reitera su rechazo frontal a la línea.

El mismo día 29 de enero, en el Concejo de Aller (origen teórico de la línea en Asturias) su alcalde Gabriel Pérez Villalta (PSOE) volvió a manifestar su rechazo al proyecto: “No nos oponemos de manera gratuita ya que entendemos que nos acarrearía un perjuicio por su fuerte impacto medioambiental como refleja el proyecto de 18 kilómetros de torres cruzando el concejo de lado a lado“. El también presidente de la Asociación de Comarcas Mineras recordó que el pleno municipal aprobó por unanimidad, hace algo más de un año, oponerse a esta obra. También explicó que su municipio apuesta por el desarrollo turístico y negó haber recibido presiones de la Federación Socialista Asturiana (FSA-PSOE), la cual considera esta obra como vital para el desarrollo de la región.

El Movimiento Cívico suma ya más de 150 adhesiones de colectivos y entidades.

Desde la tarima del Auditorio Ciudad de León, la portavoz del Movimiento Cívico, Camino Alonso, exigió al Gobierno y a las administraciones autonómicas que “respeten el clamor de la ciudadanía” y que procedan con urgencia a la retirada incondicional del proyecto Sama-Velilla, al que tildó de “innecesario, despilfarrador de recursos públicos y técnica y económicamente disparatado”. Por su parte, Félix Ordás, otro portavoz del movimiento, manifestó que era obligación de la Junta “manifestar su rechazo inequívoco al proyecto”.

El Movimiento Cívico reclamó además la “dimisión inmediata” del delegado de la Junta, Eduardo Fernández, y aprovechó para remitir un mensaje al presidente del Principado: “Asturias que haga lo que quiera con su territorio, pero exigimos que no juegue con León para fomentar el desarrollo del suyo”. Recordaré aquí que la Diputación de León, y el PP e IU de Asturias, también se han mostrado públicamente opuestos al proyecto.

Para aquellos que estén interesados en aportar apoyo económico al Movimiento Cívico les señalaré que es posible hacerlo desde su página web: http://www.salvemoslamontanaleonesa.info/index.php?accion=socio (Este enlace hoy ya no funciona). También les recomiendo que lean una entrevista reciente con la presidenta del Movimiento Cívico en: NOOOOOO a la Sama – Velilla, publicado el 18 de febrero de 2010 en el diario digital ‘Mi barrio de León’ (este enlace ha desaparecido también).

Un ecologista en El Bierzo.

Treinta alcaldes de la comarca reclaman el desalojo de Riaño. 05/01/87. Elpais.com.

Chaves defiende la Sama-Velilla y dice que puede haber compensaciones. 14/01/10. Lacronicadeleon.es.

Red Eléctrica destituye a Mielgo y nombra presidente a Luis Atienza. 24/06/04. Elpais.com.

«Sama-Velilla es fruto de un acuerdo entre Asturias y Castilla y León e Industria». 30/08/09. Elcorreodigital.com.

León se cierra a cualquier trazado de la Sama-Velilla porque destruye la montaña. 30/01/10. Diario deleon.es.

La Junta exige a Zapatero que busque una «alternativa de consenso» a la Sama-Velilla. 30/01/2010. Diariodeleon.es.