Archivo de la etiqueta: Camboya

Máxima Acuña, la agricultora peruana que consiguió frenar al proyecto minero Conga, recibe el Premio Goldman en defensa del medio ambiente

Máxima Acuña, premio Golman 2016.

Máxima Acuña, premio Golman 2016.

Máxima Acuña, la mujer que osó salir en defensa de sus derechos frente a Yanacocha, una de las mineras más poderosas del mundo, recibió el lunes pasado en San Francisco (Estados Unidos) el prestigioso Premio Goldman. Este galardón se creó para homenajear a quienes destacan por su lucha ambientalista y está considerado como uno de los más importantes del mundo en su género. La agricultora indígena, de cuarenta y siete años, lo recibió  en representación de Centro América y Sudamérica.

La noticia fue ampliamente difundida  en diversos medios internacionales (BBC, The Guardian, El Espectador, El Universal, Actualidad RT, entre otros), que destacaron la labor que la campesina viene realizando en defensa del agua y la tierra en su departamento. Asimismo, fue tendencia en las redes sociales peruanas.

En la ceremonia de entrega de premios,  la líder campesina a la que las mineras Buenaventura y   Newmont, como partes integrantes de la minera Yanacocha, no lograron desalojar ni doblegar su voluntad, cantó una sentida canción sobre su historia personal. Ante la ovación del público, Acuña inició un canto que era casi un lamento:

La agricultora peruana Máxima Acuña. 2016. Elpais.com.

La agricultora peruana Máxima Acuña. 2016. Elpais.com.

“Yo soy una jalqueñita, que vivo en las cordilleras. Pasteando mis ovejas en neblina y aguacero. Cuando mi perro ladraba, la policía llegaba. Mis chocitas las quemaron, mis cositas las llevaron. Comidita no comía, solo agüita yo tomaba. Camita yo no tenía, con pajitas me abrigaba. Por defender mis lagunas, la vida quisieron quitarme. Ingenieros, seguritas, me robaron mis ovejas, caldo de cabeza tomaron, en el campamento de Congo. Si con esto, adiós, adiós, hermosísimo laurel, tú te quedas en tu casa, yo me voy a padecer”.

Acuña finalizó su intervención con una frase memorable: “Por eso yo defiendo la tierra, defiendo el agua, porque eso es vida. Yo no tengo miedo al poder de las empresas, seguiré luchando por los compañeros que murieron en Celendín y Bambamarca y por todos los que estamos en lucha en Cajamarca”.

A destacar que las mineras no pudieron apoderarse de las tierras de la familia Chaupe tras perder la batalla en las instancias judiciales. Por desgracia el hostigamiento minero aún continúa, ya que todavía en febrero del año corriente uno de los medios de comunicación que he consultado denuncia que continúan molestándola con la presencia de drones que la vigilan, y también que sus animales volvieron a ser atacados, esta vez a machetazos. El gobierno peruano ha entregado teléfonos móviles a la familia para que ésta pueda avisar a la Policía Nacional en caso de necesidad, pero es una medida que me parece francamente insuficiente para garantizar su seguridad.

Recordando a Berta Cáceres.

Berta Cáceres, activista medioambiental y por los derechos humanos. Movimientom4.org.

Berta Cáceres, activista medioambiental y por los derechos humanos. Movimientom4.org.

El premio Goldman fue entregado en 2015 a la medioambientalista hondureña Berta Cáceres, asesinada el pasado mes de marzo por oponerse a los intereses hidroeléctricos de otra gran empresa en Honduras. La cifra de los asesinados en Latinoamérica por cuestiones medioambientales, según mi cómputo particular, empieza a aproximarse a diez mil. Una auténtica sangría humana, de lo mejor del continente, insoportable, inaceptable y de la que poco se habla. Urge que se tomen medidas contundentes para ponerle un punto final. Por desgracia estos crímenes se ven alentados por las complicidades de políticos corruptos, corrupción que también se encuentra en la base de la dificultad para atajarlos.

He de lamentar también que en donde vivo el comunicado denunciando el asesinato de la conservacionista hondureña, remitido por la Asociación Cultural Ecobierzo, tan sólo fue publicado por un medio digital local. Esa es la importancia que la noticia mereció aquí.

Acuña, símbolo de la resistencia contra la minería devastadora en Perú.

La familia Chaupe.

La familia Chaupe.

Acuña se ha convertido en Perú en un símbolo de la resistencia contra el proyecto minero Conga, pero su vida cotidiana está formada de sobresaltos y tensiones continuas con los empleados de la minera y con la policía privada que trabaja para ésta. Como señalé, cuando sale a realizar gestiones a la ciudad destruyen sus cultivos o  su casa, y roban o hieren a sus animales.

La agricultora, además de dedicarse a la ganadería, vendía en un mercado la ropa que confeccionaba, pero desde los golpes que recibió en 2011, en la espalda y un brazo, no puede coser más. “Antes no tenía ningún maltrato físico o psicológico, y la exigencia de esta lucha no da la libertad de trabajar tranquila”, dijo en 2015.

Explotación minera de Yanacocha. Wikipedia.org.

Explotación minera de Yanacocha. Wikipedia.org.

En Cajamarca, Acuña se enfrentó a partir del año 2011 a una de las mineras  más grandes del mundo, la minera Yanacocha, integrada por la peruana Buenaventura, la más importante del país andino, y la multinacional estadounidense Newmont. En su cruzada por defender su propiedad, ubicada cerca de la laguna Azul que el proyecto minero Conga ambiciona para utilizarla como depósito, la campesina y su familia se negaron a vender su propiedad. La  lucha particular de la familia Chaupe acabó por convertirse en la de cientos, e incluso miles de peruanos, que organizaron protestas en defensa de sus derechos y dignidad, consiguiendo que se politizara el caso.

En 2012 la represión policial, ocurrida durante el mandato del presidente de Perú, Ollanta Humala, dejó cinco víctimas mortales por disparos. También se han denunciado casos de tortura con otros opositores al proyecto Conga,  como con  el ex sacerdote y líder de Tierra y Libertad, Marco Arana.

El presidente de la compañía de minas Buenaventura. Wilfredo Angulo. 2014. Rpp.pe.

El presidente de la compañía de minas Buenaventura. Wilfredo Angulo. 2014. Rpp.pe.

Acuña demostró en segunda instancia judicial que compró el territorio en 1994, Sin embargo, Yanacocha sostiene que la familia Chaupe usurpa un terreno que ella adquirió en 1996. Para intimidar a la campesina la minera no ha dudado en ejercer sobre ella y su familia todo tipo de dolorosas coerciones y abusos ilegales.

A destacar que el proyecto Conga, valorado en más de 4 mil millones de dólares, es altamente destructivo del medio ambiente peruano.

La lista de los ganadores de los premios Goldman.

Los galardonados con el premio Goldman 2016. Goldman Environmental Prize. Rpp.pe.

Los galardonados con el premio Goldman 2016. Goldman Environmental Prize. Rpp.pe.

Los Premios Medioambientales Goldman, creados en 1989, reconocen anualmente el trabajo de activistas medioambientales en distintas regiones del mundo por sus esfuerzos “sostenidos y significativos” para mejorar y proteger el medioambiente, en ocasiones poniendo en peligro su propia vida.

Otros galardonados por el Premio Goldman, fueron Edward Loure, de Tanzania, por sus logros en la titulación de comunidades; Leng Ouch, de Camboya, por infiltrarse en la tala ilegal para documentarla;  la abogada Zuzana Caputova, de Eslovaquia, quien consiguió la clausura de un depósito de residuos tóxicos en su comunidad; Luis Jorge Rivera Herrera, de Puerto Rico , debido a su liderazgo para el establecimiento de una reserva natural, y Destiny Watford, de Estados Unidos, por evitar la construcción del más grande incinerador de su país a poco más de un kilómetro de su escuela en Baltimore.

Puedes conocer la lista de los ganadores de los premios Goldman 2016 consultando este enlace

Un ecologista en El Bierzo.

Máxima Acuña gana premio Goldman a favor del medio ambiente. 17/04/16. Rpp.pe.

Muertos en Cajamarca suben a 5, mientras la región vive en un clima de tensión. 06/07/12. Larepublica.pe.

Marco Arana afirmó que Conga y Tía María no son proyectos viables. 01/01/16. Larepublica.pe.

Verónika Mendoza: “Conga no va, primero va la vida de los peruanos”. 01/04/16. Rpp.pe.

Cajamarca: Yanacocha derriba construcción de la familia Chaupe. 29/04/15. Elcomercio.pe.

Familia Chaupe ya cuenta con protección policial ante litigio de tierras. 12/04/16. Rpp.pe.

Máxima Acuña – Goldman Environmental Prize 2016. 18/04/16. Youtube.com. PeruCultural.

 

La Universidad de León se compromete en la defensa de la Carta de la Tierra

Foro. 'Un punto azul pálido'. León, 16 oct. 2015. Foto: Enrique L. Manzano.

Mayor Zaragoza interviene en el foro. ‘Un punto azul pálido’. León, 16 oct. 2015. Foto: Enrique L. Manzano.

La Universidad de León (ULE) selló ayer públicamente su lealtad a los valores de respeto al planeta a través de la educación y de acciones de sostenibilidad. La ULE se convierte así en una de las primeras instituciones académicas españolas que asume un “compromiso formal” con este documento clave, elaborado en el año 2000. Y lo hizo en presencia del presidente de la Fundación Cultura de Paz, Federico Mayor Zaragoza, quien señaló que las universidades tienen que estar a la vanguardia de los cambios para estar listos ante “el cambio radical que se avecina en diez o quince años”.

Por su parte, el rector de la Universidad de León, José Ángel Hermida, recordó que la Oficina Verde de la institución leonesa desarrolla desde hace tiempo actividades recogidas en la Carta de la Tierra y se comprometió a trasladar a la Conferencia de Rectores de la Universidades Españoles la importancia de que el resto de los centros universitarios también adquieran estos compromisos.

Acompañaron en la firma al rector la directora de la Cátedra Unesco de Educación Ambiental y Desarrollo Sostenible, María Novo, y la presidenta de la Fundación Valores, Pepa Carrillo. Novo incidió en que la adhesión a la Carta de la Tierra implica “un compromiso que debe trasladarse a la educación” y Carrillo recordó que “sólo un 20% de la población mundial vive en el barrio rico del planeta”. A destacar que le corresponde a ‘Creamos Presente’ la organización local del ‘Foro de encuentros: Un pálido punto azul’, que incluye la presentación de diferentes ponencias y actividades.

Foro de Encuentros: ‘Un pálido punto azul’.

Foro. 'Un pálido punto azul'. León, 16 oct. 2015. Foto: Enrique L. Manzano.

Foro. ‘Un pálido punto azul’. León, 16 oct. 2015. Foto: Enrique L. Manzano.

Javier Martínez Seisdedos inició el encuentro con  la presentación de los invitados, entre los que se encontraban el vicerrector de la Universidad de León, Luis Panizo Alonso, el exdirector de la Unesco, Federico Mayor Zaragoza, la presidenta de la Fundación Valores, Pepa Carrillo, la catedrática Unesco de Educación Ambiental y Desarrollo Sostenible, María Novo, y el coordinador de la Asociación Mundo Ético, Óscar Calzado.

Como quiera que me resulte casi imposible transcribir con detalle las intervenciones habidas me limitaré a ofrecer algunas pinceladas literales de ellas, entendiendo que éstas pueden resultar incluso más expresivas  que un resumen que yo pueda aportar.

Quiero destacar la excelente presentación de los invitados por Martínez Seisdedos, de la asociación ‘Creando Presente’, con quien me relaciono amablemente desde la celebración del Día Mundial del Medio Ambiente en Ponferrada, cuando le conocí, hace ya bastantes años. Es sobre todo a él a quien le corresponde la promoción de este encuentro, según señaló el vicerrector universitario.

La presidencia de la Fundación Valores, Pepa Carrillo en su intervención, recordó el lema del encuentro, a saber hacer “una llamada a la acción”. “¡Hay que despertar”, dijo.  A lo que añadió una frase que me impresionó: “El futuro es de la conciencia grupal”, sentenció. “Necesitamos revisar nuestra relación con la naturaleza y eso es lo que hace la Carta de la Tierra”, continuó. “Tenemos que pensar en un futuro en el que estemos todos unidos bajo una misma bandera, la de la Tierra, sin líderes…”. También aprovechó su intervención para anun ciar la celebración de una exposición sobre la Carta de la Tierra en León para el próximo mes de mayo.

Óscar Calzado explico con brevedad la orientación del Festival Mundo Ético que viene organizándose en León desde hace unos cinco años, y sobreel cual he informado en alguna ocasión a través del Facebook de la Asociación Cultural Ecobierzo. La distancia, que dificulta las relaciones, me privó de concederle entonces una mayor relevancia, importancia de la que soy más consciente después de haber hablado con su promotor.

La intervención de María Novo.

María Novo interviene en el Foro. 'Un pálido punto azul'. León, 16 oct. 2015. Foto: Enrique L. Manzano.

María Novo interviene en el Foro. ‘Un pálido punto azul’. León, 16 oct. 2015. Foto: Enrique L. Manzano.

La intervención de María Novo me interesó vivamente, tal vez por la mayor novedad que su discurso suponía para mí, acostumbrado como estoy al de Mayor Zaragoza, a quien sigo de cerca desde hace algunos años a través de su blog personal. Novo me emocionó y me dejó con las ganas de conocer sus escritos, que no tardaré demasiado en reunir. Es así que, aún con las lagunas que pueda suponer tomar rápidos apuntes manuscritos, he pensado que valía la pena arriesgarme a presentarlos.

Novo comenzó hablando de lo que suponía de positivo la existencia de la Carta de la Tierra, surgida de por múltiples aportaciones multiétnicas. Una Carta que pretende asegurar que las bellezas de la Tierra puedan ser transmitidas a las generaciones venideras y que quiere evitar daños irreversibles al planeta.

“Necesitamos un cambio de corazón, participar en una alegre celebración de la vida”, defendió. ¿Será posible avanzar en esos objetivos?, preguntó, en referencia a la Carta. “Explotamos los recursos a tal velocidad que la naturaleza no puede reponerlos. Hemos desbordado ya los límites de la biosfera”. Es importante reconocerlo, porque “todas las civilizaciones que sobreexplotaron estos límites colapsaron”. Una situación que, a su juicio, retrata admirablemente el libro ‘Colapso’.

“No estamos teniendo en consideración dos factores importantes como son la fragilidad del medio y su capacidad de recuperación”. “La década de los ochenta marca la pérdida del equilibrio entre la producción de desechos y su reciclado. Estamos contaminando un 30 por ciento por encima de las posibilidades del planeta”. “Sólo en los primeros quince años de este siglo se ha consumido y producido tantos desechos como en todo el siglo XX. La Carta de la Tierra nos recuerda que no hay mayor bien que la vida, y eso es lo que no nos dicen quienes hablan de crecimiento de la economía o del PIB”, fueron otras frases que retuve.

Para Novo, Bután es un ejemplo hacia el que debemos avanzar, un oasis en dl desierto hacia el que debemos avanzar, un país que mide su riqueza en “felicidad interna bruta yque lanza una mirada amorosa sobre el mundo”. Luego centra su discurso en denunciar la prisa como enfermedad social. O la propensión a consumir, alimentada por la TV y demás mass-medias. “Consumir cada día como si fuera el último”, bromea.

“Necesitamos clarificar qué es eso de la productividad y la eficiencia cuando se está quedando relegada la felicidad”, enfatiza. “Todo se mercantiliza, incluso el valor de lo que no haces. Necesitamos una nueva cultura del tiempo porque estamos perdiendo el alma”.

El tiempo. Novo se refier al tiempo como un factor clave de la sostenibilidad “porque nos enfrenta con los límites de una biosfera sujeta a unos ritmos que no podemos alterar”. Y luego se ataca a la economía. O al menos a esa que pretende “crecer indefinidamente a riesgo de convertirse en un cáncer”. Y bromea nuevamente sobre una frase que ya he oído antes: “Ese sólo puede ser  un loco o es un economista”.

Nos recuerda que los suecos elaboraron un gran programa en 1975 en torno a una cuestión capital: ¿cuánto es suficiente? Y subraya que ellos lograron después armonizar los procesos de producción y consumo. “La lógica de la producción choca con la lógica de la vida”, espeta. Y nos recuerda que el libro “La gran transformación” describe como el mercado lo transforma todo en mercancía. “Así, la Tierra se convierte en un recurso, y el trabajo también”. Así mismo pone el acento sobre la importancia y el valor de los cuidados: “es esencial y en este aspecto la mujer es capital. Imaginaros que por un día que declararan una jornada de brazos caídos. ¿Qué pasaría? Se trata de un trabajo ni cotiza en bolsa ni es reconocido”.

“Necesitamos retomar el timón de nuestras vidas y sociedades. Estamos viviendo en un escenario de gran sufrimiento humano. Necesitamos reconocer que el mundo camina por una senda equivocada”, continúa. Y se refiere a la crisis actual, a la económica, pero sobre todo a la de valores. “Las crisis son las que nos ofrecen siempre las mejores posibilidades de cambio. A partir de ahora vamos a vivir para vivir”. Y se muestra esperanzada porque “son muchos, más de lo que nos imaginamos, los colectivos que están actuando en esta dirección”.
El discurso de Mayor Zaragoza, como ya resalté, hace varios años que lo vengo parcialmente compartiendo en el blog. Es por lo tanto conocido por mí y mis lectores, lo que no quita un ápice de interés a su discurso. Lo lamentable es que no sea más escuchado, pues considero que su concreción significaría unos cambios extraordinarios, muy positivos, en la organización mundial.

La intervención de Mayor Zaragoza.

Foro. 'Un pálido punto azul'. León, 16 oct. 2015. Foto: Enrique L. Manzano.

Foro. ‘Un pálido punto azul’. León, 16 oct. 2015. Foto: Enrique L. Manzano.

La intervención de Federico Mayor Zaragoza puso el broche a la conferencia. Comenzó felicitando a la Universidad leonesa por la promoción de la Carta de la Tierra, cuyo texto dignificó al subrayar, entre otros puntos, la igualdad en dignidad de todos los humanos que defiende, el derecho de todos/as a expresarse libremente y la necesidad que tenemos de evitar a las generaciones venideras “el horror de vivir en una Tierra deteriorada”.

A continuación señaló que había llegado el momento de renunciar a ser meros observadores de lo que acontece para pasar a “ser actores de nuestras vidas”. En este sentido recordó la pasión que generan ciertos deportes, muy alejada a su juicio de la preocupación que otros temas debieran despertar en la ciudadanía por afectarles de manera más directa.

Sobre el derecho a la educación señaló que “no hay que confundir educación con información, ni ésta con los noticieros”.

Habló a continuación sobre las “personas invisibles”, retomando el discurso inicial. “Es la voz silenciada”, argumento, para declarar seguidamente que hay algo peor que esa vox que no se escucha, “la voz silenciosa”. Esa voz “que pudiendo hablar permanece ocupada en otras cosas”.

Refiriéndose a la paz, de cuya fundación es presidente, recordó que en el año 1999 la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó el Plan de Acción sobre una Cultura de la Paz. Y denunció con acritud que todos los días se gasten ocho mil millones de dólares en armas cuando la gente continúa muriendo de hambre. En esa línea criticó también los gastos extraordinarios en investigación espacial y reclamó el momento de iniciar una “Misión Tierra”, en vez de una marciana. “Los grandes consorcios militares son hoy los más poderosos”, apuntó, en un claro discurso armamentista que todos ya le conocemos. “Los gastos militares norteamericanos son ocho veces más importantes que los que realiza el siguiente país, China. O Rusia.”, apostilló.

Javier Martínez (izquierda), con Mayor Zaragoza y el coordinador del Festival 'Mundo Ético', Óscar Calzado. León, 16 oct. 2015. Foto: Enrique L. Manzano.

Javier Martínez (izquierda), con Mayor Zaragoza y el coordinador del Festival ‘Mundo Ético’, Óscar Calzado. León, 16 oct. 2015. Foto: Enrique L. Manzano.

El drama de la inmigración también fue abordado por Mayor Zaragoza, que se refirió a “un mar Mediterráneo ensangrentado”. Y lo hizo antes de retornar al tema principal del discurso: “antaño no teníamos acceso a los medias y estábamos sujetos a poderes absolutos que había que acatar sin rechistar. Ahora, por primera vez, ya podemos expresarnos, ya podemos dejar de estar atemorizados”. Y Mayor Zaragoza volvió a hacer una llamada a la acción: “Necesitamos empezar a actuar por nosotros mismos”, que acentuó con una sentencia de Albert Camus, del año 1947: “Los desprecio porque pudiendo tanto se han atrevido a tan poco”.

Fiell a su línea discursiva, Mayor Zaragoza volvió a referirse a los grupos “plutocráticos” , responsables de haber usurpado la participación democrática del resto de los países en las Naciones Unidas. “Queremos que los problemas, al menos los que pueden llegar a un punto de no retorno, sean tratados con el voto de todos los países”, enfatizó el presidente de la Fundación por la Paz. Para apostillar seguidamente: “Necesitamos retornar a un multilateralismo democrático fuerte”.

Mayor Zaragoza posa con el autor de este blog. León, 16 oct. 2015.

Mayor Zaragoza posa con el autor de este blog. León, 16 oct. 2015.

En este sentido reclamó un reforzamiento del papel jugado por las Naciones Unidas y reclamó la aplicación, en todos los continentes, de los derechos humanos. En esta dirección también defendió la tesis de que el genocidio ruandés se hubiera podido evitar con el envío de tan sólo unos 800 cascos azules, en el momento adecuado. Y recordó la barbarie representada por el líder de los Jemeres Rojos, Pol Pot, al que atribuyó hasta tres millones de muertes.

“Nosotros los pueblos de las Naciones Unidas…”. Es esta una de las frases clave en el preámbulo de la Declaración Universal de los Derechos Humanos que  las Naciones Unidas aprobaron en el año 1945. Y un mantra inaplazable para Mayor Zaragoza. “Ahora es posible; es posible ofrecer un mundo distinto”, nos exhorta con una frase que  invita a la acción.

Un ecologista en El Bierzo.

Fanfarria para todos los pueblos… 28/09/15. Youtube.com. NacionesUnidasVideo (con subtítulos en castellano).

Crece la oposición internacional a los ‘desiertos verdes’

Un 'desierto verde'. 2009.

Un “desierto verde”. 2009.

“Imaginaros un bosque enorme, alineado, con sus copas de los árboles verdes, haciendo frontera con las cada vez más reducidas selvas tropicales. Imaginaros que salís del camino y os adentráis en su interior con la intención de sacar fotografías o de grabar el paisaje. Lo primero que notáis es que no existe esa vegetación baja que se encuentra en la selva; es fácil andar, saber donde pone uno el pié. Parece ser cómodo. Pensáis que vais a disfrutar. Pero cuando habéis encontrado el lugar idóneo para inmortalizarlo y os paráis para enfocar, veis que algo ocurre, que hay algo anormal en el ambiente…un silencio aterrador atraviesa tus tímpanos y la intuición te dice que pasa algo serio en ese lugar. Y sí, una vez que intentas encontrar el motivo, rápidamente percibes que estás dentro de un bosque en silencio y que no escuchas ningún canto de pájaro, nada de nada. Todo silencio y cuando ves que con tu mirada tampoco ves aves volando por el cielo, comprendes que estas ante un bosque muerto, ante un monocultivo, un desierto verde”. Pedro Pozas Terrados, naturalista.

Día Internacional contra los Monocultivos de Árboles.

Un 'desierto verde' de jatrofa. 2009.

Un ‘desierto verde’ de jatrofa. 2009.

Las plantaciones de árboles destruyen enormes superficies de tierras. Su manejo a escala industrial desgasta los suelos y consume cantidades ingentes de agua. En su ambición de obtener ganancias, la industria de las plantaciones de árboles no conoce el respeto a la naturaleza ni a las personas que habitan las regiones por donde se extienden. Uruguay, Brasil, Papúa Nueva Guinea, Nigeria o, hasta cierto punto, la cercana Galicia (invadida por las plantaciones de eucaliptus), se enfrentan a esta sobresplotación que esquilma la tierra en menoscabo de todos.

Declaración Internacional.

Desiertos verdes. Jatrofa (Jatropha curcas). Wikipedia.org.

Jatrofa (Jatropha curcas). Wikipedia.org.

En todas partes del mundo, millones de hectáreas de tierra productiva están siendo rápidamente convertidas en desiertos verdes presentados bajo el disfraz de “bosques”. En lugares legalmente desprotegidos comunidades locales son desplazadas para dar lugar a interminables filas de árboles idénticos –eucalipto, pino, palma aceitera, caucho, jatrofa y otras especies– que desplazan del lugar a casi toda otra forma de vida vegetal. La tierra cultivable, crucial para la soberanía alimentaria de las comunidades locales, es convertida en monocultivos de árboles que producen materias primas para exportación de grandes empresas madereras. Los recursos hídricos son contaminados y agotados por las plantaciones, al tiempo que los suelos se degradan. Las violaciones a los derechos humanos son moneda corriente en estos espacios y van, desde la pérdida de los medios de vida y el desplazamiento, hasta la represión e incluso se dan casos de tortura y muerte. Si bien las comunidades sufren en su conjunto, las plantaciones tienen impactos diferenciados de género, siendo las mujeres las más afectadas.

A pesar de toda la evidencia disponible acerca de los negativos impactos sociales y ambientales de estos monocultivos en países como Brasil, Sudáfrica, Estados Unidos, Indonesia, Malasia, Camboya, Colombia y España, continúan siendo promovidos por una coalición de actores que van desde la FAO  hasta las agencias bilaterales, desde el Foro de las Naciones Unidas sobre Bosques hasta los gobiernos nacionales, desde empresas consultoras hasta bancos privados y de desarrollo.

El motivo real detrás de las acciones de estos actores es simple: pretenden apropiarse de la tierra de la gente para que empresas de celulosa y papel, madera, caucho, palma aceitera y, recientemente, también biochar, puedan acceder a la mayor cantidad de materias primas a precios más baratao para así aumentar aun más sus ganancias. El sobreconsumo despilfarrador de los productos de estas plantaciones por parte las naciones del próspero Norte tiene mucho que ver con esta expansión creciente.

Cartel. Manifestación contra el monocultivo en Brasil. 2008.

Cartel. Manifestación contra el monocultivo en Brasil. 2008.

En respuesta a la publicidad adversa sobre los impactos de las plantaciones de árboles, las empresas han recurrido al uso de mecanismos de certificación, como el FSC (Consejo de Administración Forestal), PEFC (Programa para Avalar Esquemas de Certificación Forestal), la SFI (Iniciativa Forestal Sostenible), y la RSPO (Mesa Redonda de Aceite de Palma Sostenible, .los cuales les proporcionan credenciales “ecológicas” falsas que les permiten seguir con sus negocios de siempre.

El problema se ha agravado aún más con la llegada de nuevos actores del sector empresarial que apuntan a obtener beneficios del cambio climático, promoviendo erróneas soluciones a través del establecimiento de las llamadas plantaciones para “sumideros de carbono”, la promoción de los agrocombustibles – agrodiésel y etanol– y la introducción de árboles genéticamente modificados.

Sin embargo, los planes de las empresas se enfrentan a una oposición creciente. En un país tras otro, la gente se opone a la expansión de las plantaciones de árboles y un movimiento mundial ha crecido a lo largo de los años, unificando las numerosas luchas locales y ayudando a hacerse oír a quienes sufren por causa de las plantaciones.

En este Día Internacional Contra los Monocultivos de Árboles 2009, el mensaje es fuerte y claro: las plantaciones no son bosques: ¡detengan la expansión de los monocultivos de árboles!

Las plantaciones industriales de árboles no son bosques sino desiertos verdes.
Para dejar lugar a las plantaciones de árboles es necesario disminuir las superficies de cultivo, por lo que los campesinos tienen menos posibilidades de producir y de abastecerse de alimentos a nivel local. En este contexto las violaciones de los derechos humanos no son una excepción. Por diferentes métodos, en algunos países muchas veces violentos, la población es desplazada para dar paso a los desiertos verdes: filas interminables de árboles, todos iguales, plantados a distancias regulares. Incluso la “adera controlada, procedente de plantaciones“ es tan sólo una expresión biensonante con la que la industria de la celulosa, del papel, del contrachapado o de los agrocombustibles intentan evadir su responsabilidad en los daños que ocasionan.

¡Únete! ¡Firma la declaración!

Desiertos verdes. Monocultuvo.

Desiertos verdes. Monocultuvo.

Un conjunto de organizaciones internacionales ha elaborado una declaración solicitando que se frene la expansión de los monocultivos de árboles, la cual se entregará el día 21 de septiembre, primer día del otoño, a organismos nacionales e internacionales. Os animamos a adheriros a la declaración (el texto podéis leerlo arriba), ya sea a título individual o colectivo. Para firmar sólo necesitais enviar un email a WRM Movimiento por los Bosques Tropicales (World Rainforest Movement) desde su página web (en inglés, pero con traductor).

La recogida de firmas es urgente y finalizará el día 15 de septiembre por la noche (hora europea). También podéis encontrar algunos videos sobre monocultivos de árboles en la página argentina de la Unión de Asambleas Ciudadanas.

Finalmente, a aquellos que queráis saber más sobre los monocultivos de árboles, indicar que podéis encontrar más información en ‘Salva la selva‘, una organización internacional que promueve acciones de protesta en la línea de este artículo.

Un ecologista en El Bierzo.

Desiertos verdes. Coexistencia de naranjas y melocotones en una sola parcela en Catadau (Valencia). 26 enero 2008. Fuente: wikipedia.org. Foto: Fev.

Coexistencia de naranjas y melocotones en una sola parcela en Catadau (Valencia). 26 enero 2008. Wikipedia.org. Foto: Fev.

Desiertos verdes. 25/01/09. Igualdadsimios.blogspot.com.es.

La insostenibilidad de los cultivos agroindustriales como la palma de aceite. Ecologistasenaccion.org. Pdf. 

Certificación Forestal “FSC” (Forest Stewardship Council, el Consejo de Administración. Forestal). Consumoresponsable.org.

WRM Movimiento Mundial por los Bosques Tropicales. Wrm.org.
Maldonado 1858
11200 Montevideo – Uruguay
Tel: 598 2 413 2989 / Fax: 598 2 410 0985
Email: wrm@wrm.org.uy