Archivo de la etiqueta: Carboneras

Los contribuyentes se harán cargo de los gastos de demolición del Algarrobico

Greenpeace pintó la palabra Ilegal en el hotel Algarrobico, en una acción de protesta realizada en 2007. Elmundo.es.

Greenpeace pintó la palabra Ilegal en el hotel El Algarrobico, en una acción de protesta realizada en 2007. Elmundo.es.

Tras una década de litigios judiciales, el hotel que muchos acordamos llamar ‘El Algarrobico’ por el nombre de la playa donde fue construido, cercana a Carboneras (Almería) recibió a finales de la semana pasada el golpe de gracia que le condena a su desaparición.

La sentencia del Tribunal Supremo marcó el final del recorrido judicial del hotel y también el de la desaparición física del mapa de esta construcción ilegal. O al menos de la que está a la vista, porque decenas de toneladas de escombros quedarán enterradas para siempre en la oquedad abierta en la ladera de la montaña para permitir la construcción del hotel.

He dedicado unas cuantas horas a este tema, luchando desde mi torre de marfil por el derrocamiento del mismo, al considerarlo un símbolo execrable del “boom” desaforado y especulativo de la construcción. De ese mismo que tanto daño ha hecho a nuestras costas. También, porque ‘El Algarrobico’ es un claro ejemplo de la corrupción en este país y de cómo algunas administraciones son capaces de saltarse a la torera las leyes medioambientales europeas destinadas a proteger los ecosistemas y espacios singulares.

Recordaré aquí que la la promotora Azata del Sol inició la construcción del hotel ‘El Algarrobico’ en 2003,  incumpliendo la por entonces vigente Ley de Costas 22/1988 de 28 de julio, lo que provocó una fuerte movilización ecologista debido a su ilegalidad. El caso tuvo un gran impacto mediático en la sociedad española y, por sus dimensiones, acabó convirtiéndose en un símbolo de la mala conservación procurada a la costa. Incuria avalada, el 20 de febrero de 2009, por elInforme Auken’, de la Unión Europea.

El caso es que ‘El Algarrobico’ pasará a mejor vida, o mejor dicho recuerdo, y será finalmente demolido. Lo que, lógicamente costará un pastón, que nadie quiere poner de su bolsillo. Y ya estamos en lo de siempre: ¿Quién será el desgraciado que acabará pagando los platos rotos? No os tendréis que romper mucho la cabeza para adivinarlo: nosotros.

El hotel ilegal 'El Algarrobico', en el municipio de Carboneras (Cabo de Gata-Níja)r. Julio 2006. Wikipedia.org.

El hotel ilegal ‘El Algarrobico’, en el municipio de Carboneras (Cabo de Gata-Níjar). Julio 2006. Wikipedia.org.

El ayuntamiento de Carboneras autorizó la construcción en el Parque Natural del Cabo de Gata-Níjar, uno de los espacios naturales españoles, afectado por mayor número de figuras de protección. Y la Junta de Andalucía hizo lo mismo. Hasta hubo un rocambolesco tribunal que dictó una sentencia irregular y contra todo derecho… Es decir, culpables los hay.

En estos casos, que en nuestro país por desgracia son multitud, echo en falta es la existencia de un tribunal dedicado a establecer las responsabilidades de cada cual por el daño infligido al erario público, incluidas las económicas.

Hace ya mucho tiempo que llegó la hora de poner fin a que cada cual pueda disparar con pólvora del rey a sabiendas de que, al final, seremos nosotros, los contribuyentes, quienes acabaremos pagando sus decisiones.

Yo me pregunto por qué los medios de comunicación no dejan eso a las claras, en vez de publicar que si lo pagará el Gobierno o la Junta. Cuando aquí, quienes acabamos siempre pagando, somos los contribuyentes.

Ayer, 29 de febrero, se reunieron la ministra española de Medio Ambiente, Isabel García Tejerina (PP) y el consejero de la Junta de Andalucía, José Fiscal (PSOE), y acordaron pagar a medias los gastos relativos a la demolición del hotel y la restauración paisajística del lugar, calculado en torno a los 7,1 millones de euros.

Logo. Mundial de Ciclismo. 2014. Ponferrada.

Logo. Mundial de Ciclismo. 2014. Ponferrada.

Llegados a este punto diré que en mi ciudad, Ponferrada, se celebró un Mundial de Ciclismo, que –aparte de arruinar al comercio local por los cortes de calles y carreteras- está arrastrando una larga estela por las supuestas irregularidades cometidas en las contrataciones. El caso es que algunos cifran el déficit que dejó al erario municipal en ocho  o nueve millones de euros. Es decir que, sólo en mi hogar (tres personas) calculo que pagaremos unos cuatrocientos cincuenta euros para cubrirlo.

La Ciudad del Medio Ambiente en Soria, otra cacicada, lleva ya cerca de cien millones de euros dilapidados, según Ecologistas en Acción. Todo para nada. Porque al final, la Junta de Castilla y León tampoco podrá impedir que se demuelan todas las construcciones, por los mismos motivos que en Almería: falta de respeto por las leyes.

Cúpulas de la Ciudad del Medio Ambiente. 31 agosto 2014. Elmundo.es.

Las ‘Cúpulas de la Energía’ de la Ciudad del Medio Ambiente también acabarán bajo la piqueta por ilegales. 31 agosto 2014. Elmundo.es.

Y así, suma y sigue. En mi comunidad también tenemos el caso de Meseta Skí, que supone otro despilfarro de diez millones más de euros. Y tantos otros casos habrá de los que, estoy convencido, no llego a enterarme.

Por todo lo comentado insisto en que se debiera hacer pagar con sus propiedades a quienes prevarican y tienen responsabilidad en asuntos parecidos a los aquí reseñados. Porque mientras no se llegue a eso más de uno va a querer seguir disparando con pólvora del rey.

Un ecologista en El Bierzo.

Andalucía y Medio Ambiente crean una comisión mixta para la demolición del Algarrobico. 01/03/16. Diariosur.es.

El Gobierno y la Junta pagarán a medias el derribo de El Algarrobico. 29/02/16. Elpais.com.

El Gobierno financiará al 50 % la demolición y desescombro de El Algarrobico. 29/02/16. Publico.es. 

Así se destruye un símbolo del ladrillo. 29/02/16. Elpais.com.

El Supremo firma la sentencia de muerte para El Algarrobico. 18/02/16. Publico.es.

Anuncios

El ‘Arctic Sunrise’, pronto dos décadas al servicio del medio ambiente

Arctic Sunrise durante una de sus campaña en el Ártico. Eldiario.es.

Arctic Sunrise durante una de sus campaña en el Ártico. Eldiario.es.

Anteayer publiqué un artículo sobre Greenpeace con el Arctic Sunrise, uno de los cuatro buques que conforman la ‘armada’ de la ONG, como gran protagonista. Se trata de una embarcación que empieza a disfrutar de un respetable currículo activista desde que, en 1995, la adquiriera la ONG conservacionista.

El Arctic Sunrise (Amanecer ártico) ya ha sido protagonista en este blog en alguna ocasión, en relación con las operaciones que, desde su adquisición por Greenpeace, viene desarrollando en el Ártico. Dispongo de menos información sobre aquellas otras desplegadas por los barcos propiedad de la ONG, como el MV Esperanza (El Esperanza), el Rainbow Warrior III (El guerrero del Arco Iris) y el MV Argus (Argus), siendo este último buque el más pequeño de los cuatro. Greenpeace dispone, además, de varias lanchas neumáticas tipo Zodiac.

El Arctic Sunrise es un barco acondicionado para navegar por zonas heladas y para llevar a cabo tareas de investigación científica en mares y océanos. Es decir, que corresponde al tipo rompehielos y oceanográfico.

Fue construido en los astilleros noruegos Vaagen Verft Shipyards, en Kyrksaeterora (Noruega) y botado el 18 de enero de 1975 como el ‘Polarbjorn’ (Oso polar). De hecho, operó como buque foquero hasta su compra por Greenpeace veinte años después. Se da la circunstancia curiosa de que Greenpeace realizó una acción contra el rompehielos en la Antártida, cuando el buque noruego procedía a entregar al gobierno francés equipamiento para la construcción de una pista de aterrizaje en una zona poblada por pingüinos.

A pesar de esto, Greenpeace adquirió el barco en 1995, usando como pantalla una compañía llamada Arctic Sunrise Ventures Ltd., puesto que, de otro modo, sus anteriores dueños noruegos probablemente se habrían negado a venderle la nave. La ONG la readaptó para nuevas tareas de investigación y la rebautizó con el nombre de Arctic Sunrise. 

Según información de la Wikipedia, el Arctic Sunrise tiene una eslora de 49,62 metros, una manga de 11,5 metros y un calado de 5,3 metros. Cuenta con un potente motor diesel de 2495 CV y con otros dos auxiliares menos potentes, y con una sola hélice. Tonelaje: 949 toneladas.

Son datos que me parecía interesante conocer, aunque los motivos que me han llevado a buscar más información sobre el barco tienen sobre todo que ver con sus intervenciones al servicio de la defensa de la naturaleza.

El 'Artic Sunrise'. Histarmar.com.ar.

El ‘Artic Sunrise’. Histarmar.com.ar.

Tras su nueva botadura en junio de 1996, ahora bajo bandera holandesa, la primera acción llevada a cabo por el Arctic Sunrise estuvo relacionada con una protesta destinada a evitar la construcción de la plataforma Brent Spar de la petrolera Shell en el Mar del Norte. Después, la nave de Greenpeace se incorporó a la campaña en defensa del Mediterráneo, diez años después de que el Sirius la iniciara en estas costas.

El buque ha trabajado en la Antártida, Alaska, Groenlandia, República del Congo y en los ríos Amazonas (contra la deforestación en la Amazonia) y el Paraná en Argentina. En este último contra las centrales nucleares de Atucha y las papeleras Celulosa de Capitán Bermúdez y Papel Prensa de San Pedro.

Sin embargo, la prioridad del Arctic Sunrise siempre ha sido la de actuar en aguas árticas, llevando a cabo estudios sobre los efectos del calentamiento global en Groenlandia y acciones contra la actividad petrolera contaminante desarrollada, en esas latitudes, principalmente por Royal Dutch Shell y la BP plc.

La BP es una de las mayores compañías del mundo, la octava según la revista estadounidense Forbes, y la tercera empresa privada más importante dedicada al petróleo y gas después de ExxonMobil y Royal Dutch Shell.

En el verano austral de 1994/1995 realizó su primer campaña antártica, haciendo escala en Ushuaia, operó en las Islas Shetland del Sur y península antártica, En un estudio realizado en el golfo de Erebus y Terror fue el primer buque en circunnavegar la isla James Ross al observar el retraimiento del glaciar que cerraba el canal, denunciando el cambio climático global.

En 1999/2000 el Arctic Sunrise regresó a aguas antárticas para protestar contra la caza de ballenas por parte de Japón, colisionando con el buque factoría Nisshin Marú, aunque sin mayores consecuencias.

En el 2000, maniobrando directamente en el paso de un misil, evitó que EE.UU. probara su sistema de defensa antimisil “Star Wars”, que podía llevar a una nueva carrera nuclear armamentista.

En 2002 regresó a aguas antárticas para denunciar la pesca descontrolada de la merluza negra (Patagonian toothfish), también conocida, entre otros muchos nombres, como bacalao austral. Asimismo, para protestar por la construcción de una pista de aterrizaje por parte de Francia sobre una pista de aterrizaje en una zona de cría de pingüinos.

En 2008 regresó a la Argentina para denunciar el uso de agrotóxicos.

El Arctic Sunrise en en el canal de Robeson. 29 jun. 2009. Greenpeace.org.

El Arctic Sunrise en en el canal de Robeson. 29 jun. 2009. Greenpeace.org.

El 29 de junio de 2009 el Arctic Sunrise llegaba al glaciar Petermann, en Groenlandia, para medir los impactos del cambio climático en Groenlandia.

En 2011 realizó una fuerte protesta en EE.UU. contra la instación de una nueva planta termoeléctrica a base de carbón mineral.

El agosto de 2013 el Arctic Sunrise volvió al Ártico para llevar a cabo una protesta pacífica contra su colonización por parte de las compañías petroleras. El 19 de septiembre su tripulación fue detenida en el mar de Pechora cuando intentaba subir a la plataforma ‘Prirazomnaya’ del gigante gasístico ruso Gazprom. El Arctic Sunrise fue retenido en Murmansk durante ocho meses por la supuesta violación de la legislación en la zona económica exclusiva de la Federación de Rusia. Finalmente, el buque pudo regresar a Holanda el 9 de agosto de 2014.

Acciones del Arctic Sunrise en España.

Una lancha de la Armada española embiste a la tripulación de Greenpeace en Canarias. 15 nov. 2014. Greenpeace.org.

Una lancha de la Armada española embiste a la tripulación de Greenpeace en Canarias. 15 nov. 2014. Greenpeace.org.

El Arctic Sunrise ha estado en España en numerosas ocasiones, donde ha participado en algunas campañas.

Defendiendo el litoral español contra la especulación: Greenpeace desembarcó en Isla Canela (Ayamonte, Huelva) para exigir la paralización de las obras ilegales realizadas por ISCASA-PRYCONSA.

Documentando la pesca de inmaduros: miembros de Greenpeace recorrieron en lancha el litoral gaditano para investigar y denunciar la pesca ilegal de inmaduros. Dicha pesca se realiza con artes de cerco y arrastre a escasos metros de la playa y a muy poca profundidad.

Impidiendo la pesca con redes de deriva ilegales: Greenpeace localizó al sur del Archipiélago de Cabrera (Baleares) a cinco pesqueros italianos que utilizaban redes de deriva ilegales. A la acción de protesta de Greenpeace se unieron veinte palangreros andaluces y levantinos.

En febrero de 2005, el barco de Greenpeace estuvo en Tenerife, donde denunció el proyecto del puerto de Granadilla, y luego en Fuerteventura, donde solicitó la creación de un Parque Nacional en el norte de la isla. Ese mismo año, en los meses siguientes, estuvo presente en Huelva (donde puso de manifiesto la peligrosa contaminación que sufre su ría), en Cádiz (en apoyo de los activistas juzgados por oponerse a la guerra de Irak), y en Almería (donde dio cobertura a la acción contra la Central Térmica de Endesa en Carboneras). Más tarde, viajó a Barcelona y Tarragona, donde participó en la acción realizada contra la Central Nuclear de Vandellós.

El 10 de noviembre de 2007 el Artic Sunrise se encontraba atracado en el puerto de Valencia, en una jornada de puertas abiertas.

El 17 de noviembre de 2014 el Arctic Sunrise es recibido al grito de ‘Sí se puede’ en Lanzarote, adónde ha acudido para oponerse a las prospecciones petroleras de Repsol, también rechazadas por el Gobierno canario. La detención por parte del Ministerio de Fomento del barco y la apertura de un expediente administrativo supone el pago de una fianza de 50.000 euros a la organización ecologista para que el barco pueda seguir navegando.

En junio de 2015 Arctic Sunrise regresó a España con una campaña de defensa del medio ambiente, que le llevó a Huelva, Sevilla y Barcelona. En el estuario de Huelva Greenpeace volvió a denunciar su elevada contaminación por los fosfoyesos arrojados a las marismas por la empresa Fertiberia

Un ecologista en El Bierzo.

Activistas de Greenpeace intentan subir a la 'Prirazlomnaya', plataforma petrolera de Gazprom. Greenpeace.org. Foto: Denis Sinyakov

Activistas de Greenpeace intentan subir a la ‘Prirazlomnaya’, plataforma petrolera de Gazprom. Greenpeace.org. Foto: Denis Sinyakov

Rusia cierra la causa contra los activistas del Arc Sunrise de Greenpeace. 01/10/14. Eldigitaldeasturias.com.

El rompehielos de Greenpeace, el Arctic Sunrise, llega al glaciar Petermann para documentar el cambio climático. 29/06/09. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

Guerra en el frío por la merluza negra. 18/01/15. Lavozdegalicia.es.

Cuatro décadas de Arctic Sunrise: de cazador de focas a pesadilla de las grandes petroleras. 23/08/15. Eldiario.es.

No a las prospecciones petrolíferas en Canarias. 13/11/14. Youtube.org. Greenpeacespain.

El barco Arctic Sunrise llega al puerto de Lanzarote. 17/11/14. Youtube.com. Greenpeacespain.

Denunciamos la contaminación del estuario de Huelva a bordo del Arctic Sunrise. 19/06/15. Youtube.com. Greenpeace.org.

El TSJA admite los recursos de la Junta y de los ecologistas al fallo que ‘legalizó’ el hotel ‘El Algarrobico’

El Algarrobico 'Hotel ilegal'. 12 mayo 2014. Fuente: greenpeace.org.

Greenpeace exige la demolición del hotel ‘ilegal’ de El Algarrobico. 12 mayo 2014. Greenpeace.org.

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha admitido a trámite los recursos de casación de la Junta de Andalucía, de Greenpeace y de Ecologistas en Acción, contra la sentencia de la Sección Tercera que declaró “urbanizable” el sector ST-1 sobre el que se levanta el hotel de ‘El Algarrobico’, en Carboneras (Almería).

Hace unos pocos días Greenpeace protagonizó una espectacular acción en el Parque Natural en el Cabo de Gata para señalar el hotel en litigio judicial como un punto negro del litoral español. Una noticia sobre la cual ya informé el pasado día 13.

Creo que fue al día siguiente cuandopude ver unas imágenes en Televisión Española, en el informativo nacional, en la que se entrevistaba a vecinos del pueblo de Carboneras (donde se sitúa el hotel de marras) y estos  reclamaban su permanencia. Los manifestantes, varias decenas, repintaron la ‘’i” de ‘ilegal’ en el frontal del enorme edificio y lo  ‘retornaron’ a la legalidad con esa acción simbólica.

El hotel 'El Algarrobico' , cuando Greenpeace daba por sentado que sería demolido. 2012. Plumayconservacion.blogspot.com.es.

El hotel ‘El Algarrobico’ , cuando Greenpeace daba por sentado que sería demolido. 2012. Plumayconservacion.

Desde luego no se requiere un gran esfuerzo, ni inversión, para tapar una única letra. O al menos en comparación con los ocho mil metros cuadrados pintados por los ecologistas. Y he de decir también que de la protesta conservacionista no he visto ninguna imagen en la televisión pública. Corren en cambio los periodistas de la televisión (¿de todos los españoles o sólo de los empresarios y sus políticos?) a grabar a un grupo más bien pequeño que reclama el mantenimiento de una ilegalidad con la excusa del trabajo.

Pues nada, hagámos caso a este grupo y demos barra libre a cualquiera, destendiendo las exigencias legales o judiciales. ¡Como si no tuviésemos bastante ya con la corrupción actual (somos el segundo país de Europa en el ranquin actualmente) podemos mejorarla haciendo la vista gorda a cualquier ilegalidad cometida con tal de que dé de comer a alguien!

Pero más grave aún sería que la Unión Europea haya subvencionado las obras del edificio ilegal, tal y como argumentan los vecinos. Una información que no he podido confirmar,  pero que tampoco me sorprendería. Si así fuera, sería una prueba de pésimo funcionamiento de las instituciones europeas. O, tal vez, de su corrupción. Lo que todavía sería peor. ¡Luego se quejarán del elevado grado de abstención ciudadana que ya se anuncia de cara a las inmediatas elecciones europeas!

Por otra parte, de seguir esto sasí, con tanta corrupción, me pregunto dónde voy a tener que ‘enterrarme’ para que nadie me localice. Hace tiempo que dejé de publicar denuncias en mi tierra, porque había algunos me estaban haciendo la vida imposible, y presiento que si sigo denunciando me va a resultar imposible sentirme seguro en ninguna parte. Por el momento me siento obligado a cambiar nuevamente de residencia, algo que haré en lo inmediato para garantizar mi seguridad, y tampoco no descarto trasladarme a vivir fuera de España por los mismos motivos.

La resolución del Alto Tribunal, dictada el pasado día 13, se ha trasladado a la promotora Azata del Sol, personada en el procedimiento, para que pueda pronunciarse al respecto. En cuanto a los recursos, estos  se elevarán al Tribunal Supremo (TS) que dirimirá si los estima y anula la sentencia de 25 de marzo del corriente.

Cartel. Concentración en la playa del Algarrobico. 7 sept. 2011. Greenpeace.org.

Cartel. Concentración en la playa del Algarrobico. 7 sept. 2011. Greenpeace.org.

La Consejería andaluza de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio arguyó que esa sentencia era un “atentado” contra el principio de seguridad jurídica y la tutela judicial efectiva, y que “desprotegía el paraje”.

Por su parte, los colectivos ecologistas argumentan que el hotel se construyó en un área protegida, y sitúan la paralización de las obras del hotel en estas causas.

Greenpeace ha criticado que haya tenido que pagar 1.290 euros por el nuevo recurso, de acuerdo con la nueva Ley de Tasas aprobada por Gallardón, y que ya he denunciado en este blog. También sostiene que la resolución judicial ahora recurrida “incumple” el derecho comunitario, puesto que los terrenos están situados dentro de la Red Natura 2000, lo que impide que puedan urbanizarse salvo por razones de interés público.

Un ecologista en El Bierzo.

Greenpeace confía en que TS anule la calificación de urbanizable de Algarrobico y culpa a la Junta del fallo. 16/05/14. Lainformacion.com.

El TSJA admite los recursos contra el fallo que declaró urbanizable el suelo del hotel de El Algarrobico. 15/05/14. Elmundo.es.

Vecinos de Carboneras pintan el Algarrobico para apoyar su legalización. 15/05/14. Lavanguardia.com.

Greenpeace exige la demolición del hotel El Algarrobico pintando un gran punto negro en su fachada. 13/05/14. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

Greenpeace quiere que se proceda ya a la demolición del hotel ilegal de El Algarrobico. 2011. Greenpeace.org.

Greenpeace quiere que se proceda ya a la demolición del hotel ilegal de El Algarrobico. 2011. Greenpeace.org.

Ecologistas en Acción plantea 36 alegaciones al reglamento de Costas porque “culmina” la privatización del litoral. 02/04/14. Europapress.es.

Un reglamento que culmina la privatización iniciada con la Ley de Costas. 02/04/14. Ecologistasenaccion.org.

Greenpeace y Avaaz denunciarán la Ley de Costas ante la Comisión Europea. 30/06/13. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

El Consejo de Ministros aprueba un nuevo anteproyecto de Ley de Costas. 16/07/12. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

Greenpeace exige la demolición del hotel El Algarrobico pintando un gran punto negro en su fachada

Greenpeace reclama el cumplimiento de la ley y la demolición del hotel 'El Algarrobico'. 12 mayo 2014. Greenpeace.org.

Greenpeace reclama el cumplimiento de la ley y la demolición del hotel ‘El Algarrobico’. 12 mayo 2014. Greenpeace.org.

En una audaz acción, que ha requerido cientos de rodillos y litros de pintura, un centenar de voluntarios procedió el pasado fin de semana (día 11) a pintar un gigantesco punto negro de 8.000 metros cuadrados sobre las paredes  exteriores del hotel ‘El Algarrobico’, en Carboneras (Almería). Los conservacionistas conservaron escrita la palabra ‘Hotel ilegal’ (que ya fue pintada hace dos años), legible desde  cientos de metros de distancia.

Es la segunda acción de estas características y la sexta en que Greenpeace vuelve a exigir la demolición del hotel, superando en número de activistas otras similares realizadas hasta el momento.

El Algarrobico 'Hotel ilegal'. 12 mayo 2014. Greenpeace.org.

El Algarrobico ‘Hotel ilegal’. 12 mayo 2014. Greenpeace.org.

Greenpeace volvió a pedir el desmantelamiento inmediato del hotel, que  con 21 plantas y 411 habitaciones  lleva más de una década en litigio, por considerar que infringe el Plan de Ordenación de Recursos Naturales (PORN) del parque natural de Cabo de Gata.

En un comunicado, la organización ha asegurando que su desmonte programado y la posterior restauración del Parque Natural, según un estudio publicado, “generaría 379 puestos de trabajo puede crear trabajo y permitiría reciclar la casi totalidad de los materiales empleados en la construcción”.

La acción se produce justo cuando el ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, prepara las maletas para su próximo viaje, ya que tiene prácticamente asegurada la victoria en las próximas elecciones europeas del 25M.

La nueva ley de Costas redactada por el Partido Popular permitió la ‘re-legalización’ de un hotel que, para los ecologistas, se ha convertido en el símbolo de la destrucción de la costa española. Su reforma permite edificar a partir de veinte metros de la playa, cuando llevábamos décadas, -desde la época socialista de Felipe González-, en que esta distancia se fijó en cien. Y en Francia, según tengo entendido es de 200 metros.

Los ecologistas han comunicado que su protesta se ha desarrollado “en un espacio público, así reconocido por una orden ministerial de 2005, ratificada por el Tribunal Supremo”, que “fijó la servidumbre de protección de la Ley de Costas en 100 metros, por lo que el edificio se encuentra ubicado claramente en terrenos públicos”.

Sobre la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) que declara urbanizable el suelo sobre el que se asienta el hotel, los manifestantes afirman que esta resolución “no hace más que enmarañar el caso y dar tiempo a las administraciones para no hacer cumplir la ley”.

El ministro Miguel Arias Cañete, impulsor de la reforma de la Ley de Costas. Eldiario.es.

El ministro Miguel Arias Cañete, impulsor de la reforma de la Ley de Costas. 2013. Eldiario.es.

La organización ecologista ha informado de que se trata de una acción contra el que “se ha convertido en el mayor punto negro del litoral español” y que espera conseguir con ésta que la Junta de Andalucía y el gobierno español devuelvan este paraje natural a los ciudadanos.

Según Greenpeace el hotel ‘El Algarrobico’ es un ejemplo reconocido internacionalmente de la impunidad con la que se ha actuado en la costa española en los últimos años, “donde aún se pretende hacer prevalecer la normativa urbanística sobre la ambiental”.

Los conservacionistas han exigido al Gobierno andaluz que ejerza su derecho de retracto sobre los terrenos, y que el Ministerio de Medio Ambiente aplique a continuación la Ley de Costas y la del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad para ordenar el desmantelamiento del hotel y la restauración de la playa.

Greenpeace se ha referido además a la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) que declara urbanizable el suelo sobre el que se asienta el hotel, y que así estaba calificado en el Plan de Ordenación de Recursos Naturales (PORN) del parque natural de Cabo de Gata de 1994, que “no hace más que enmarañar el caso y dar tiempo a las administraciones para no hacer cumplir la ley”.

Un día después de que, en 2012, el TSJA restableciese la zona del Algarrobico como espacio protegido no urbanizable, Greenpeace presentó una propuesta “sostenible” para acabar con el problema. La Decisión del alto tribunal se sumaba entonces al fallo del Supremo, de marzo del mismo año, que declaraba que el hotel violaba la Ley de Costas.

Greenpeace pintó la palabra 'Ilegal' en el hotel Algarrobico, en una acción de protesta realizada en 2007. Elmundo.es.

Greenpeace pintó la palabra ‘Ilegal’ en el hotel ‘El Algarrobico’, en una acción de protesta realizada en 2007. Elmundo.es.

El director de Greenpeace España, Mario Rodríguez, ha afirmado que “si se siguen permitiendo las estratagemas del Ayuntamiento de Carboneras y la promotora, Ministerio y Junta estarían amparando los intereses de una constructora, frente a la defensa del medio ambiente que prima la ley”. Para Rodríguez “las dos administraciones no necesitan ninguna sentencia más, existe un hotel que invade una playa y un Parque Natural protegido internacionalmente, y lo único que deben hacer es cumplir la ley”.

En el otro lado, el alcalde de Carboneras, Salvador Hernández, del Grupo Independiente de Carboneras (GICAR), ha tildado de “agresiva” la acción desarrollada por los conservacionistas y reclamado que dejen actuar a los juzgados. El regidor municipal ha defendido, una vez más, la permanencia del inmueble en el municipio. “El hotel empezó a construirse en 2003 y estamos en 2014. Con lo que hay allí, que es esparto, no vamos a vivir. Es más posible que se creara algún puesto de trabajo con el hotel abierto que haciendo esparteñas”, ha concluido.

Un ecologista en El Bierzo.

Greenpeace pinta de negro el hotel de El Algarrobico. 11/05/14. Elmundo.es.

Greenpeace termina de pintar el punto negro en el hotel Algarrobico. 11/05/14. Elpais.com.

Una voluntaria de Greenpeace pintando El Algarrobico. 11 mayo 2014. Greenpeace.org.

Una voluntaria de Greenpeace pintando ‘El Algarrobico’. 11 mayo 2014. Greenpeace.org.

Greenpeace propone una demolición ‘selectiva’ del hotel Algarrobico. 14/06/12. Elmundo.es.

El TSJA restablece el Algarrobico como espacio protegido no urbanizable. 13/06/12. Elmundo.es.

El Supremo falla definitivamente que el hotel del Algarrobico es ilegal. 14/06/12. Elmundo.es.

100 activistas pintan un punto negro de 8.000 m2 en El Algarrobico. Ciberacción. 11/05/14. Greenpeace.org.