Archivo de la etiqueta: Casco urbano de Isla Cristina

El Consejo de Ministros aprueba un nuevo anteproyecto de Ley de Costas

Urbanismo. Ley de Costas. Especulación inmobiliaria en Murcia. Fuente: urbanismopatasarriba.blogspot.com.es.

Urbanismo. Ley de Costas. Especulación inmobiliaria en Murcia. Urbanismopatasarriba.blogspot.com.es.

El pasado viernes 13, el Consejo de Ministros del Gobierno presidido por Mariano Rajoy aprobó un anteproyecto que supone una auténtica convulsión para los cerca de ocho mil kilómetros de litoral español. De hecho, el pasado mes de enero el ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, ya adelantó el anuncio de una reforma “profunda” de la Ley de Costas que, por entonces, encendió las alertas en las organizaciones ecologistas.

Sería ésta la primera gran modificación después de 24 años. El Gobierno la ha justificado señalando que es necesaria para dotar de seguridad jurídica a los cientos de miles de personas cuyos inmuebles están situados dentro del dominio público marítimo-terrestre. Y también para reforzar las medidas que permitan actuar contra los desmanes urbanísticos que, en las últimas décadas, han destrozado amplias zonas de la costa española.

Hace cinco meses, el 22 de febrero, el Senado aprobó una moción del Partido Popular (PP) sobre la reforma de la Ley de Costas que contó con el voto favorable de Convergència i Unió (CiU). En la actualidad, de acuerdo con la norma establecida por la ley 22/1988  -que es la que rige ahora-, las viviendas construidas dentro del dominio público antes de su entrada en vigor pertenecen al Estado. Es decir, que tras la aprobación legislativa los propietarios de esas viviendas pasaron a ocuparlas en un régimen de concesión de treinta años, prorrogable por otros treinta más. La reforma propone ampliar ese plazo en 75 años más.

Urbanismo. Ley de Costas. La Ría de Punta Umbría en Huelva. 2012. Huelvaya.es.

La Ría de Punta Umbría en Huelva. 2012. Huelvaya.es.

Con la nueva legislación los concesionarios podrán comprar y vender sus inmuebles, algo que hasta ahora tenían prohibido. Ahora bien, si se tratase de una concesión para alguna industria esa prórroga no sería inmediata, sino que precisaría de un informe ambiental que certifique que la actividad desarrollada no perjudique el medio ambiente.

Según el Gobierno, los cambios buscan ofrecer tranquilidad a los propietarios de estas construcciones y también ganar tiempo para que la Administración pueda llevar a cabo un trabajo de “deslinde” de los inmuebles no afectados por la reforma.

Destaco un aspecto que parece positivo en el nuevo proyecto, y es la inclusión de una cláusula que daría potestad a la Administración pública central para prohibir o paralizar la ejecución de una obra si considerase que ésta atenta contra la Ley de Costas. Incluso después de haber sido aprobada por algún ayuntamiento, como es el caso del de Carboneras (Almería). De hecho, el secretario de Estado de Medio Ambiente, Federico Ramos, calificó esta propuesta de “cláusula antialgarrobico”, en clara referencia al hotel del Cabo de Gata, convertido por los ecologistas en un símbolo del destrozo del litoral español. Todo apunta a que este inmueble, tras la última sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) en la que señala que su construcción afecta a la zona de paso protegida, acabará siendo demolido.

Sin embargo, esta situación no es extrapolable a todos los lugares, ya que el Gobierno ha decidido excluir del dominio público-terrestre algunos espacios ya construidos, o incluso a toda la isla de Formentera. Según Ramos, porque “en tiempo de crisis no tenía sentido gastar presupuesto público en tirar abajo esas zonas y dejar fuera de sus casas a miles de personas”.

Los diez núcleos a los que no se verían afectados por la ley serían las barriadas históricas de Rocafel, Puerto de Santa Pola (Alicante), Marina de Ampuria-Brava, Platja d’Aro (Gerona), la ría de Punta Umbría, el casco urbano de Isla Cristina y el Caño del Cepo (Huelva), Pedregalejo y El Palo (Málaga) y Oliva (Valencia), núcleos que fueron incluidos en el dominio público con la ley de 1988. En estos lugares los propietarios pasarían a ser titulares de sus viviendas.

Criticas ecologistas al anteproyecto de ley.

Campaña de Greenpeace para exigir la demolición del hotel de El Algarrobico. 2011. Fuente: greenepeace.org.

Campaña de Greenpeace para exigir la demolición del hotel ‘El Algarrobico’. 2011. Greenepeace.org.

Durante las dos últimas décadas el urbanismo salvaje, la construcción de infraestructuras y la contaminación, han contribuido a destruir diariamente el equivalente a una superficie de ocho campos de fútbol en la costa. Son 7,7 hectáreas de litoral eb las que cada día, durante este largo periodo, las constructoras se han dedicado a levantar urbanizaciones o crear suelo industrial y comercial. Y ni siquiera el estallido de “la burbuja inmobiliaria”, en el año 2010, consiguió frenar esa construcción masiva, ni tampoco el acoso a los últimos espacios vírgenes del litoral. Hoy ya casi inexistentes.

Actualmente un 44% de la población española vive en la costa, que en términos territoriales representa menos del 7% del país, lo que evidencia y supone una gran presión sobre la franja litoral. De hecho, en algunas comunidades más del 75% de los terrenos colindantes al mar son urbanos o urbanizables.

Para Anna Rosa Martínez, la portavoz de Greenpeace en Cataluña, la reforma proyectada supone una “oportunidad perdida de adaptación a las nuevas realidades del cambio climático” y también un invitación a la especulación en la costa marítima. Además, Martínez criticó un anteproyecto que su organización ve como una “amnistía” concedida a las casas construidas en la orilla de las rías, ya que en estos espacios la zona de protección se ampliará de cien a ciento veinte metros.

“La valoración que hacemos es negativa, porque en una país en el que estamos viviendo una crisis debido a la burbuja inmobiliaria se está dando el peor de los mensajes”, ha señalado la portavoz ecologista, que ha criticado también que la nueva ley permita construir en dunas muertas. Es decir, en aquellas que se encuentran tierra adentro y cuyo suelo está consolidado con la presencia de vegetación.

Según la organización ecologista “actualmente se ha perdido casi el 60% de la superficie de humedales costeros, el 70% de las lagunas costeras y sólo el 20% de los sistemas dunares está en buen estado. Naciones Unidas estima que España ha derrochado, debido al urbanismo y a la contaminación, un 62% de los beneficios económicos y ambientales de la costa”.

Por otra parte, los ecologistas critican que el proyecto de reforma actual tampoco tenga en cuenta la amenaza a la que se enfrentan las localidades ribereñas debido al cambio climático. Una nueva situación que podría suponer que el Estado tuviera que asumir un coste de 3.415 millones de euros de aquí al año 2100 debido a la intensificación de los temporales y la subida del nivel del mar.

A destacar que otras organizaciones ecologistas, SEO/Bird Life, WWF España y Ecologistas en Acción, también han valorado negativamente el nuevo anteproyecto de Ley de Costas.

El hotel de El Algarrobico, cuando Greenpeace daba por sentado que sería demolido. 2012. Plumayconservacion.blogspot.com.es.

El hotel ‘El Algarrobico’, cuando Greenpeace daba por sentado que sería demolido. 2012. Plumayconservacion.com..

Comparto más las tesis ecologistas que las del Gobierno, aunque participe en algunos aspectos de los puntos de vista de ambos. Con los primeros me alineo en la consideración de que la nueva Ley de Costas debería contemplar la inclusión de una fiscalidad ambiental, a modo de ecotasa, que revirtiera en la conservación del litoral y de sus servidumbres de protección. Una inversión necesaria que sociabilizaría los beneficios privatizando los gastos, que es justo lo contrario de lo que sucede en la actualidad. Por otro lado, como ya señalé anteriormente, me parece positiva y adecuada la nueva potestad que se quiere atribuir el Gobierno para frenar los proyectos municipales medioambientalmente abusivos. Además,  me parece evidente que,  en plena crisis económica del país, después de siglos de existencia ciertos errores, estos resultarían ya excesivamente costosos de enmendar. Por lo tanto, en lo que insistiría es que a partir de ahora miremos de controlar y recuperar lo que todavía está a nuestro alcance. Es decir, lo que sensatamente podamos.

Terminaré este artículo informativo y de opinión con un apunte. El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, ha convocado el Consejo Asesor de Medio Ambiente (donde están representadas las organizaciones ecologistas) para el próximo día 24 de julio, para que los expertos de estos colectivos puedan plantear sus dudas al anteproyecto de ley.

Un ecologista en El Bierzo.

Ley de Costas. Urbanismo. Desmanes urbanísticos en la costa balear. 2012. Fuente: tercerainformación.es.

Ley de Costas. Urbanismo. Desmanes urbanísticos en la costa balear. 2012. Fuente: tercerainformación.es.

Greenpeace cree que la Ley de Costas es un paso atrás. 16/07/12. Europapress.es. Video.

Ecologistas acusan al Gobierno de hacer una reforma de la Ley de Costas “a medida”. 13/07/12. Europapress.es.

Ecologistas en Acción cree que la reforma de la ley de costas es una “privatización encubierta” del litoral. 16/07/12. Eleconomista.es.

Greenpeace habla sobre la reforma de la ley de costas. 15/07/12. Abc.es. Video.

Ciu y la ley de costas: El acoso al interés público. 24/02/12. Greenpeace.org.

Destrucción a toda costa 2013. 09/08/13. Greenpeace.org

Piden la protección de la costa al Parlamento Europeo. 23/03/10. Tercerainformacion.es.

Destrucción a toda costa 2013. 09/08/13. Youtube.com. Greenpeacespain.

Destrucción del litoral. El país TVE. 15/03/10. Youtube.com. Paternac26.