Archivo de la etiqueta: Cds

Fallece Rafael Álvarez Martín, activista social y gran defensor de la naturaleza

Rafael Álvarez Martín.

El activista social y ambiental Rafael Álvarez Martín.

A través de Ecologistas en Acción de Valladolid recibo la triste noticia de que el activista Rafael Álvarez Martín, “Taladriz”, ha muerto. No tuve la oportunidad de tratarle personalmente, pero el homenaje que le hace Miguel Ángel Ceballos, miembro de esa asociación, me empuja a escribir estas líneas como muestra de mi admiración y respeto.

Según me informa mi comunicante, Álvarez Martín fue cofundador, -en nombre de la Asociación de Vecinos de la Zona Sur-, de la Federación de Asociaciones de Vecinos y, anteriormente, de la Coordinadora de Asociaciones Vecinales. Hasta que la Federación no dispuso de sede propia en la calle Andrés Laorden, sus miembros se reunieron en una sala de su propiedad, en el edificio en el que vivía situado en el paseo de Zorrilla, como en otras ocasiones lo hacían en la parroquia de San Andrés o en la Guardería infantil de Huerta del Rey, donde -me precisa Ceballos- ahora tiene sus oficinas Gama.

En los años setenta, con su vehículo, -un viejísimo trasto-, siempre con Juan Cornejo, llevó la representación del movimiento asociativo vecinal de Valladolid a los foros vecinales de Cataluña, Euskadi, Madrid, Valencia, etc. Una de las primeras manifestaciones tras la muerte de Franco, la de la Educación, que tuvo un eco impresionante y un trabajo de base impecable, fue también impulsada animosamente por él junto a Millán, Ventura, Ruipérez y otros, recuerda el representante de Ecologistas en Acción.

Le llamaban habitualmente “Taladriz”, por su pertenencia a esta familia vallisoletana de la izquierda liberal, en homenaje oculto a ella. Con su desaparición lo hace también una parte valiosísima de nuestra historia.

Los restos mortales del activista social y ambiental serán trasladados desde “El Salvador” al Cementerio Municipal del Carmen en Valladolid, donde llegarán a las 11.30 horas, mañana jueves 3 de noviembre a las 11.15 horas.

Un ecologista en El Bierzo.

Rafael Álvarez, defensor de la naturaleza, por Miguel Ángel Ceballos.

El autor del artículo, Miguel Ángel Ceballos, en una foto retrospectiva. Valladolid, 20 enero 2005. Fuente: dicyt.com.

El autor del artículo, Miguel Ángel Ceballos. Valladolid, 20 enero 2005. Fuente: dicyt.com.

Corría el año 1989 cuando junto a Rafael Álvarez, químico, reconocía un vertedero incontrolado de fibra de amianto junto al Canal del Duero, en La Cistérniga, aguas arriba de la potabilizadora de agua de San Isidro. La asociación de vecinos nos había avisado de éste y otro vertido, junto al pueblo, ambos realizados por Uralita, en una época en que la empresa del Grupo March seguía esparciendo por todo el Estado el veneno cancerígeno con el que el banquero de Franco había cementado sus negocios.

Conocí a Rafa meses antes, cuando se acercó a la entonces Asociación Vallisoletana para la Defensa del Medio Ambiente (AVDEM) para informarnos de la penosa situación del Monte Blanco, el único encinar del municipio de Valladolid, al sur de Puente Duero, un refugio de biodiversidad a trece kilómetros de la Plaza Mayor asediado por graveras, cazadores furtivos y una inadecuada gestión forestal, que su propiedad privada no quería o no alcanzaba a atajar.

Rafael había participado en la década de 1970 en la Asociación Española para la Ordenación del Medio Ambiente (AEORMA), que puede considerarse como el primer grupo ecologista español. De manera que cuando desembarcó a finales de los 80 en lo que hoy es Ecologistas en Acción de Valladolid, acumulaba ya dos décadas de activismo por el medio ambiente, luchando contra la especulación urbanística o contra la locura nuclear, pero siempre a favor de la conservación de la naturaleza.

Su compromiso le llevó en esos años a adquirir El Montecillo de Santibáñez de Valcorba, con la intención de preservar este vergel natural en la comarca de La Churrería. Con un gran desgaste personal, tuvo que enfrentar las numerosas dificultades que encuentra la protección de la naturaleza en España, desde la incomprensión de buena parte de la población rural a las zancadillas de la Administración.

Ya entrado el nuevo siglo, a pesar de sus crecientes problemas de salud, Rafael tuvo una gran presencia en la campaña contra las candidaturas de Melgar de Arriba y Santervás de Campos para acoger el cementerio nuclear que la Diputación de Valladolid y la Junta de Castilla y León avalaban para la Tierra de Campos vallisoletana, hace sólo seis años.

Desde la convicción científica, fue también Rafael un acerado crítico de los cultivos transgénicos y del gran laboratorio al aire libre de “organismos manipulados genéticamente” en que se han convertido Castilla y León y España, en el que tod@s somos cobayas de los experimentos de las multinacionales de la biotecnología.

Como tantas veces sucede con los problemas ambientales en nuestro país, los vertederos de amianto fueron tapados y el Monte Blanco pasó al olvido, tras una fugaz propuesta del entonces cogobernante CDS para incluirlo en la Red de Espacios Naturales protegidos de Castilla y León. Sin embargo, contra pronóstico, la movilización ciudadana ha servido para paralizar la energía nuclear, y para retardar la incorporación a nuestra dieta de los alimentos transgénicos. Hoy, El Montecillo forma parte de la Red Natura 2000 de la Unión Europea, y gracias al tesón de Rafa se mantiene como uno de los ecosistemas naturales más interesantes de la provincia de Valladolid.

PS: Tras la publicación de este artículo acuso recibo de un correo, en mi Facebook, del amigo Alfonso Fernández-Manso aportándome más información, ésta también de primera mano, sobre Rafael Álvarez: “Fue un gran amante del Bierzo. Compró incluso una casa en Labaniego y fue asiduo a las actividades que se hacian en el pueblo hace ya algunos años!! Nunca paró de defender la Naturaleza!!

Paneles publicitarios en la calle financiarán un servicio de recogida de residuos contaminantes en Ponferrada

A los ponferradinos les ha sorprendidos esta semana la aparición en sus calles de una serie de paneles publicitarios anunciando una conocida marca de leche y, en algunos casos, relanzando la campaña “Ponferrada te presta la bici”.

Los paneles, treinta y tres según la prensa, incorporan en su parte inferior un compartimento destinado a la recogida selectiva de algunos residuos contaminantes especiales y fueron presentados públicamente a la ciudadanía ayer, lunes 21 de julio, por el alcalde Carlos López Riesco y la concejala de Medio Ambiente, María Encina Pardo, en la plaza Fernando Miranda. Nos facilitarán una recogida más selectiva, al igual que lo hacen los que todos conocemos, de color amarillo, azul o marrón.

Así pues, estos contenedores vienen a sumarse a los de recogida del vidrio, del cartón, de los plásticos y de basura orgánica, sin olvidar los pequeños ‘recicladores’ amarillos de recogida de pilas usadas. Servirán para recuperar bombillas eléctricas, fluorescentes, baterías de móviles, cds o dvds, así como cargadores de tinta para impresora.

Los nuevos contenedores incorporan unas aberturas adaptadas al tipo de residuo, por las cuales el usuario ha de introducirlo en la caja. Los orificios se cierran con unas lengüetas de plástico, transparentes y muy rígidas que, mucho me temo, durarán cuatro días, debido a su escasa elasticidad. Algo que se hubiese podido subsanar utilizando un material más flexible.

Hecha esta salvedad, ciertamente me parece una iniciativa municipal interesante, ya que facilitará un mejor reciclado de estos residuos, algunos altamente contaminantes. También veo positivo que estén cómodamente a nuestro alcance las 24 horas del día, y le auguro un éxito importante a la iniciativa.

He podido ver alguno de ellos en Fuentesnuevas, de lo que deduzco que también habrá más en otros barrios o pedanías. El Ayuntamiento no me comunica nada, en lo que parece una advertencia contra los intrusos, por más que estos trabajen voluntariamente para mejorar la ciudad.

Otra ventaja añadida de los nuevos contenedores es que son estéticamente agradables, y también que podrían servir como elementos informativos para los ciudadanos. Una de las caras podría dedicarse a la publicidad para sufragando el coste de los paneles y de la recogida de los residuos, ya que es una empresa privada la que se ocupa de todo, y  la otra podría ponerse a disposición de las asociaciones de vecinos, para difundir la vida social y cultural de los barrios.

Por el momento, el alcalde Riesco ha dicho que la explotación publicitaria de una de las caras correspondería a la empresa responsable del reciclaje, y que de la otra el mismo Ayuntamiento se ocupará de su aprovechamiento. Eso sí, habló de “explotarla”, expresión que parece referirse más a la obtención de ingresos económicos que sociales, con lo cual siempre venimos a parar a lo mismo: “Money”. El título, por cierto, de una célebre canción que inmortalizó admirablemente el grupo musical Pink Floyd en la década de los setenta.

Lo que no acabo de ver muy claro es que, según dijo el edil ponferradino, sea la misma que se encargaba del mantenimiento del servicio de préstamo municipal de bicicletas (¡un auténtico desastre!) la que también gestionará los contenedores. Claro está, por un coste a todas luces desorbitado. Esta información me ha permitido atar algunos cabos sueltos.

El alcalde López Riesco aseguró que la implantación de los nuevos contenedores facilitará “un acceso fácil a los ciudadanos para el reciclado de este tipo de productos”. A lo que añadió, con increíble ignorancia o desfachatez, que Ponferrada era “una ciudad que en materia de medio ambiente está siendo ejemplar en toda España”.

Antes de hacer afirmaciones de tal amplitud yo le propondría que se diera un paseo por cualquier pequeña población de Cataluña.

La experiencia del ‘Puerta a puerta’ en Torrelles de Llobregat.

Le propondría, sin ir más lejos, de visitar Torrelles de Llobregat, en la provincia de Barcelona, donde yo residí muchos años y colaboré en actividades medioambientales antes de regresar al Bierzo. Allí, con una población que no llega a los cinco mil habitantes se  utiliza desde hace años un servicio de recogida denominado “puerta a puerta, para el que he trabajado. Un sistema de una eficacia extraordinaria (del orden del 80% de la basura es reciclada) que permite una gran segmentación y recuperación de los residuos.

También hay allí un centro de producción de abono, situado en las afueras de la población y mantenido con la materia orgánica del pueblo, la cual se composta en su totalidad. Y se dispone también de un punto de recogida de residuos especiales conocido como ‘deixaillería’, el cual no genera malos olores y que, por su eficacia y amplio margen de horarios, se vió rápidamente desbordado por la gran participación ciudadana. Y, Residuo voluminososa todo esto, habría que sumarle el servicio a domicilio de recogida de residuos voluminosos.

Es cierto que hay expertos que defienden que el servicio “Puerta a puerta” es más conveniente al tamaño de una pequeña población que no de una grande. Aunque no entraré en debate ahora sobre este tema, porque es algo arduo y me alejaría del fondo de esta disquisición.

Necesitariamos un ‘Punto limpio’ fijo y más cercano.  

Volviendo al tema de la recogida de residuos especiales diré que la gente necesita un centro de recogida de residuos  que no tienen cabida en los contenedores más comunes. Por ejemplo, de los restos de obra, de poda, eléctricos, informáticos, textiles, metálicos, etc. Que son los que se entregan en la ‘deixailleria’.

En Ponferrada disponemos del “punto limpio móvil” que permite la recogida de estos residuos especiales. Un servicio que conozco porque llega a mi barrio siempre en unas fechas fijas. Y aunque este servicio móvil me parece una gran idea, creo que no exime de la necesidad de disponer de un centro fijo, que en Ponferrada existe ya, y se conoce bajo el pomposo nombre de ‘Centro de Transferencia de Residuos- Planta de Clasificación de Envases de Ponferrada’.

El problema reside en que yo llevo más de un año de nuevo empadronado en Ponferrada y que el Ayuntamiento no ha sido capaz de hacerme llegar ningún folleto explicativo sobre el funcionamiento del sistema de recogida de basuras. Y claro está, menos aún sobre este centro, de cuya existencia tuve noticia casual, y que veo excesivamente alejado de la ciudad. Se encuentra situado en el Montearenas, en el Polígono industrial de la Llanada. Su teléfono de información es el 987 26 01 14.

También sugeriría, al señor alcalde, a la concejala y al técnico de Medio Ambiente, que se preocupasen de mirar, alguna vez, el interior de los contenedores de la basura de nuestra ciudad. Es un gesto que no requiere tiempo pero recomiendable para nuestros políticos, ya que evidencia al instante el gran problema que padece nuestra ciudad en materia de residuos: la nula información ciudadana sobre estos y los problemas que generan, no sobre la necesidad de reciclarlos. Diariamente, en el contenedor de orgánica de mi barrio, encuentro mezclado absolutamente de todo (diarios, plásticos, envases, etc.).

Con esta situación se comprende bien la complejidad del trabajo de los centros de tratamiento de residuos, como el que Gersul tiene en San Román de la Vega (León). Aún no he logrado reponerme del susto que me provocó su gerente cuando afirmó que ¡el 70% de los residuos que llegaban a la planta acababan en un vertedero! Resulta obvio que con unos resultados de rechazo tan elevados alguien debería preguntarse sobre la idoneidad de ese tipo de instalación y también del sistema de recogida que tenemos.

Personalmente lo considero un fracaso total y es obvio que deberíamos buscar alternativas al mismo, algunas de las cuales ya funcionan muy bien en otros lugares (campañas de información ciudadana, sistema de recogida ‘Puerta a puerta’, planes ‘Basura cero’, etc.) y sobre las cuales intentaré hablar en más ocasiones.

Un ecologista en El Bierzo.

Nota: el presente artículo no motivó debate alguno en la sociedad berciana, pese a que lo remití a todas las direcciones políticas, sociales y medioambientales del momento. Sin embargo, cuatro año y medio después CCOO organizaba en Ponferrada la primera charla pública en la que participó un político vasco defendió las excelencias del sistema ‘Puerta a puerta’. Ese día el alcalde Samuel Folgueral realizó unas declaraciones sobre la posibilidad de iniciar una experiencia piloto en El Bierzo.

Ponferrada coloca 33 recicladores para residuos contaminantes. 21/07/09. Diariodeleon.es. 

Ponferrada coloca 33 recicladores para residuos contaminantes. 21/07/09. Diariodeleon.es.

Sombras y luces del servicio de préstamo de bicicletas. 16/07/09. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

El Ayuntamiento de Camponaraya organiza la Primera Feria y Semana de la Sostenibilidad. 07/04/2009. Bierzotv.com.

Prada abrió el ciclo de ponencias de la Feria de la Sostenibilidad. 15/04/09. Diariodeleon.es. Diariodeleon.es.