Archivo de la etiqueta: Climate Justice Action

Campaña de Greenpeace contra el glifosato tras las medidas adoptadas contra el herbicida en Francia

Representación de la química del glisofato. Wikipedia.org.

Representación de la química del glifosato. Wikipedia.org.

¿Qué es el glifosato? Sobre él se han escrito ríos de tinta, pero sigue siendo un desconocido para una gran mayoría. Para abreviar diré que el glifosato es el principal componente del herbicida más vendido del mundo. Ni más, ni menos. Desde hace años su utilización en la agricultura es tan masiva que se ha convertido en omnímodo en nuestros parques, huertos, cultivos y… alimentos. ¿Y por qué ahora se vuelve a hablar tanto de él? Pues, simplemente porque en marzo pasado la Organización Mundial de la Salud (OMS) lo clasificó como “probablemente cancerígeno para el ser humano”.

El glifosato es el principal componente del herbicida ‘Roundup’. La multinacional norteamericana Monsanto se ocupó de su desarrollo, y aunque ya no tiene una patente de exclusividad sobre el mismo (puesto que ésta expiró en el año 2000) continúa siendo uno de los productos que mayores beneficios le genera. Millones de hectáreas de tierras de cultivo, parques, e incluso aceras, en todo el mundo se rocían cada año con este herbicida que permite eliminar las llamadas “malas hierbas”. A nadie podrá sorprenderle, pues, que termine por llegar a nuestra mesa.

Uso del glifosato como alternativa de control de la cobertura vegetal en la línea de cultivo en un monte frutal de manzanos en Ciardes, Italia, 19 abril 2009. Wikipedia.org.

Uso del glifosato en un monte frutal de manzanos. Ciardes (Italia), 19 abril 2009. Wikipedia.org.

Ante el anuncio de la OMS, Monsanto está intentando por todos los medios de desacreditar el estudio citado, según denuncia Greenpeace. En el otro extremo, para  esta y otras organizaciones ecologistas, los gobiernos y autoridades europeas deberían prestar más atención a las evaluaciones de este organismo internacional, vinculado a la Organización de las Naciones Unidas, y definir una hoja de ruta de actuaciones inmediatas. En este sentido, Greenpeace ha decidido emprender una campaña para exigir a la ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente Isabel Tejerina, la retirada del glifosato, aludiendo a la necesidad de preservar la salud humana y el medio ambiente.

Greenpeace considera que el glifosato es una sustancia que conviene erradicar de la agricultura y propone que se establezca un modelo agrícola más respetuoso con la naturaleza, orientado a prevernos únicamente de alimentos sanos. Es por lo que la organización ambientalista quiere presionar a las instituciones españolas para que éstas adopten medidas precautorias. Así, en una misiva dirigida a a la ministra, Greenpeace explica que “no podemos esperar indefinidamente la reevaluación del glifosato, cuando puede estar afectando directamente a nuestra salud”.

Las medidas del gobierno francés contra el glifosato.

La ministra de la ecología francesa, Ségolène Royal, retira simból herbicida RoundUp. París, 16 jun. 2015. Reuters. Foto: Charles Platiau.

La ministra de la ecología francesa, Ségolène Royal, retira simból herbicida RoundUp. París, 16 jun. 2015. Reuters. Foto: Charles Platiau.

Hace tan sólo tres meses que el gobierno francés prohibió la venta de los herbicidas a base de glifosato destinados a erradicar las malas hierbas en parques y jardines. Una medida que que algunos  interpretaron, quizás demasiado alegremente, como una prueba de la toxicidad del producto.

Lo comento porque también hay estudios que consideran su toxicidad muy escasa y, pese al rebomborio de la noticia francesa, lo cierto es que el sector restringido por la ministra de Ecología gala Ségolène Royale, no  alcanza ni el 20% del producto global facturado en Francia. Además, el gobierno francés ha decidido que el glifosato podrá continuar utilizándose en las fumigaciones agrícolas, como sucedía antes de la prohibición parcial.

El glifosato en el ojo del huracán.

Como escribí antes, el glifosato es el principio activo del producto que Monsanto desarrolló. Es importante destacar que la multinacional ha patentado en algunos países la soja transgénica resistente a glifosato, conocida como soja RR (Roundup Ready) o soja 40-3-2. Un producto tecnológico que permite la aplicación del herbicida en cobertura total sin que afecte al cultivo. Más aún, en la actualidad existen en el mercado cultivos de varias especies resistentes al glifosato, tales como maíz, algodón, canola (colza), etc. Sin embargo, el uso masivo del herbicida ha sido, desde sus inicios, objeto de una gran controversia, tanto desde el punto de vista toxicológico como el ambiental.

Marcha en Toulouse (Francia) contra Monsanto. 2015. Hipertextual.com.

Marcha en Toulouse (Francia) contra Monsanto. 2015. Hipertextual.com. .

En marzo pasado la OMS decidió categorizar al glisofato dentro del grupo 2A en el catálogo del IARC, la Agencia Internacional de Investigación del Cáncer, catalogándolo como un producto con “probables consecuencias carcinogénicas” para los humanos. Lo que, en cierto modo, también equivale  a decir que puede tener consecuencias adversas, pero sólo en ciertas circunstancias concretas. Y el riesgo real no parece excesivo si se considera que la OMS cataloga a una hierba como el mate, típica de algunos países latinoamericanos, dentro del mismo grupo.

Por ejemplo, el café se cataloga dentro del grupo 2B (sólo un nivel menos de seguridad), y para que podamos hacernos una idea mejor sobre este tema diré que los gases procedentes de la quema del diesel en los motores de los coches están catalogados dentro de la categoría 1. Es decir, como probadamente cancerígeno. Algo que, tal vez debido a las presiones económicas existentes, no impide que se sigan vendiendo millones de coches de este tipo.

Con esto no estoy diciendo que esté a favor de la utilización de los combustibles fósiles, sino que intento situar al herbicida en el contexto más objetivo posible sobre su supuesta toxicidad. Quizás convenga recordar aquí que las malas hierbas son la pesadilla de los agricultores y lo difícil que resulta controlarlas. también veo importante considerar que el IARC sólo hace una serie de recomendaciones, basadas en estudios, pero que no toma decisiones legislativas. Y que todavía está pendiente la presentación de un informe completo sobre el glifosato.

Francia continuará rociando sus cultivos con glisofato. 2015. Glisofato. Shuterstock.

Francia continuará rociando sus cultivos con glisofato. 2015. Glisofato. Shuterstock.

Mientras tanto Greenpeace, -como antes dije-, ha lanzado una campaña contra el glifosato atendiendo al principio de precaución, que es el mismo que han invocado los ecologistas franceses ante  el gobierno de François Hollande para alcanzar la prohibición del producto en Francia. Podéis consultar la petición de Greenpeace en el siguiente enlace.

Para los/las más inquietos/as he seleccionado algunos enlaces con posturas encontradas sobre el glifosato. En uno de esos artículos se aporta una reflexión particularmente interesante sobre los motivos de la medida aprobada por el gobierno francés.

Un ecologista en El Bierzo.

Un herbicida probablemente cancerígeno en nuestros parques y alimentos. 14/06/15. Greenpeace.org.

¿Por qué Francia quiere prohibir el glifosato? 15/06/15. Hipertextual.com.

Prohibirán la venta de herbicidas con glifosato. 17/06/15. Español.rfi.fr.

Anuncios

Avaaz recoge catorce millones de firmas contra el cambio climático en un tiempo récord

Niños nadando en una calle inundada de Yakarta (Indonesia). 2009.

Niños nadando en una calle inundada de Yakarta (Indonesia). 2009.

Copenhague: plantón de los países africanos.

Esta semana, en la recta final de la Cumbre del Clima en Copenhague (COP15), tras el plantón de los países africanos, la cumbre se ha centrado en la pugna entre EE.UU. y China. El enfrentamiento ha colocado la reunión danesa al borde del colapso, aunque, como ya ha sucedido en anteriores ocasiones, es probable que al final se alcance un acuerdo.

Catorce millones de firmas contra el cambio climático.

Campaña de denuncia contra el cambio climático en Cataluña 'El clima no está en venta'. 12 dic. 2009.

Campaña de denuncia contra el cambio climático en Cataluña ‘El clima no está en venta’. 12 dic. 2009.

La organización Avaaz, pese a su juventud, ha logrado un récord desconocido al recoger catorce millones de firmas contra el calentamiento global. Aún así, urge conseguir cuantas más mejor para presionar con más fuerza sobre los poderosos del mundo. Aquí tenéis el enlace. No dejéis de responder si no lo habéis hecho antes ya.

Es importante que aviséis urgentemente a vuestros amigos, para que ellos también puedan sumarse a la mayor recogida de firmas de la historia. Una auténtica ola de presión ciudadana en favor de un acuerdo real y decisivo en Copenhague. Activistas de todo el planeta leerán en voz alta los nombres de los firmantes en la COP15. Es vital evitar un calentamiento global que alcance los 2ºC.

El pasado sábado más de tres mil grupos, en todo el mundo, se sumaron a una vigilia propuesta por Avaaz. El arzobispo sudafricano Desmond Tutu, que participó en una de ellas, dijo delante de cientos de delegados internacionales y de un numeroso grupo infantil: “Nos manifestamos en Berlín, y el muro cayó; nos manifestamos por Sudáfrica, y el apartheid cayó. Nos hemos manifestado en Copenhague y… ¡Conseguiremos un acuerdo real!”.

También quiero señalar que me ha llegado información, a través del miembro de Ecologistas en Acción, Jaume Grau, sobre la exclusión en las reuniones de cientos de oenegés venidas a Copenhague.

Quieren excluir a la ciudadanía de las decisiones que puedan tomar. Esto será así mientras nosotros lo permitamos, porque el poder es nuestro, está en nuestras manos. ¿Cuándo empezaremos a ser conscientes de ello?

Jaume Grau también pertenece a la ‘Asociació Ecologista Les Agulles‘. En estos momentos se encuentra en Copenhague junto con otros miles de activistas más. Nos dice que, en la capital danesa, el “sistema ha vuelto a desvelar su verdadero rostro, el del monstruo que oculta”. Sin duda, la mayor amenaza para la seguridad de nuestro planeta.

Un ecologista en El Bierzo.

Represión y negación del movimiento ciudadano en Copenhague, por Jaume Grau.

Campaña de Greenpeace contra el cambio climático con imágenes de glaciares en franco retroceso. 2009. Fuente: greenpeace.org.

Campaña de Greenpeace contra el cambio climático con imágenes de glaciares en franco retroceso. 2009. Greenpeace.org.

“Las Conferencias de las Partes de Naciones Unidas (COP) se caracterizan por ser foros multilaterales donde se debate de forma abierta y transparente diferentes aspectos de los convenios oficiales acordados por los países miembros. Es el caso del ‘Convenio Marco sobre Cambio Climático’, o el de otros convenios (sobre diversidad biológica, sobre desertización, etc.).

Pues bien, en Copenhague este principio democrático ha saltado por los aires. Mejor dicho, lo han hecho saltar tanto la Organización de Naciones Unidas (ONU) como el gobierno anfitrión: Dinamarca. Esto ya se vio durante el fin de semana pasado, cuando la manifestación pacífica de cien mil personas acabó con casi mil detenidos, sin causa alguna que se les pudiera imputar. Pero, con el paso de los días, la situación se ha agravado más.

Durante este fin de semana han ido llegando a Copenhague los observadores de las organizaciones sociales inscritas en la segunda semana de las negociaciones climáticas. Son alrededor de 25.000 personas, procedentes de cientos de países y miembros de todo tipo de organizaciones (sindicatos, ecologistas, empresarios, universidades y centros de investigación, gobiernos locales y regionales).

Pero la ONU, por acción u omisión, ha decidido evitar que pueda participar toda esta gente. De este modo, el lunes por la mañana, se formó una cola de unas cuatro mil personas intentando acreditarse en las inmediaciones del Centro de Convenciones, el ‘Bella Center’.

La organización decidió entonces no conceder ninguna credencial y los observadores de las ONG pasamos todo el día esperando alguna noticia. Durante cuatro y hasta diez horas miles de observadores estuvimos esperando a la intemperie, con temperaturas por debajo de los 0ºC, sin recibir ningún tipo de ayuda del gobierno danés, a que la Organización de Naciones Unidas iniciara la acreditación. Pero la única noticia que nos llegó fue, finalmente, sobre la decisión de restringir el acceso, a partir del martes 15, a 7.000 de los 25.000 observadores con una segunda credencial distribuida a través de las principales organizaciones internacionales.

Protesta callejera contra el cambio climático en Copenhague. 12 dic. 2009. DW-word.de.

Protesta callejera contra el cambio climático en Copenhague. 12 dic. 2009. DW-word.de.

Por fin, el martes se inició la acreditación, con inmensas colas de observadores a partir de las 7 de la mañana. Bajo una intensa nevada, miles de personas volvimos a esperar pacientemente la ansiada acreditación para poder llevar a cabo vuestro trabajo. Con retrasos de hasta 9 horas más la mayoría conseguimos acreditarnos y asistir media tarde a la Conferencia, la cual se encontraba detenida por la falta de acuerdo entre los países.

Eso sí, después de seis horas de espera gélida, el gobierno danés envió vasos de plástico vacíos al recinto de la COP. Y una hora después, con la mayoría de los observadores ya dentro, llegó el café y los carteles pregonando la generosidad del gobierno anfitrión…

Hoy miércoles 16, el día ha comenzado con el arresto, en el interior del centro de convenciones, de unos 50 integrantes de Amigos de la Tierra, entre ellos varios españoles. Arresto “preventivo” según el Gobierno danés, ante la posibilidad de que hicieran alguna acción.

Hoy estaba convocada una ‘Asamblea de los Pueblos‘, organizada por Climate Justice Now y Climate Justice Action. Se proponía concentrar en el exterior del recinto de la Convención a representantes de ONGs a los que no se les ha autorizado a entrar, a miembros de movimientos sociales de todo el mundo y a delegados oficiales de algunos países asistentes a las negociaciones, para plasmar la necesidad de que Naciones Unidas tome más en cuenta las reivindicaciones de los pueblos de la tierra, y en especial las de aquellos más vulnerables de los países del Sur.

La marcha, debidamente solicitada y autorizada, salió a las ocho de la mañana del centro de Copenhague. Sin embargo, fue declarada ilegal por el gobierno danés y reprimida con gas-pimienta por cientos de policía antidisturbios, sin provocación alguna de los participantes, como ya ocurrió en la manifestación masiva del pasado sábado.

El primer ministro chino Wen Jihabao se opuso a que su país pase controles periódicos que permitan mitigar el cambio climático. Copenhague, 7 - 18 dic. 2009.

El primer ministro chino Wen Jihabao se opuso a que su país pase controles periódicos que permitan mitigar el cambio climático. Copenhague, 7 – 18 dic. 2009.

La página web de la ONU habla de 230 detenidos, aunque algunos testigos sitúan en 500 los arrestados. A esa hora, unos 200 delegados (miembros de partes negociadoras y observadores de ONG) abandonaban en marcha también pacífica el edificio de la Convención, en medio de una gran expectación mediática, para reunirse en el exterior con los venidos del centro de la ciudad.

Es entonces cuando el gobierno danés bloquea también la marcha de los delegados y les amenaza, con la presencia de cientos de policías fuertemente armados, de que serán detenidos, sus pasaportes requisados y ellos físicamente deportados a sus países, en caso de insistir en reagruparse con el otro grupo para celebrar la Asamblea.

Al mismo tiempo, la ONU ha decidido cerrar definitivamente el acceso de las ONG al centro de convenciones. Incluso dejando en la calle, bajo la nevada que volvía a descargar en la ciudad, a decenas de observadores que habían salido del edificio siguiendo a la marcha por la Asamblea de los Pueblos, dejando sus abrigos en el guardarropía del interior y sin posibilidad de recuperarlos.

Tampoco nuestros políticos, ni el gobierno del Estado español, han sido capaces de ejercer ningún tipo de presión sobre Naciones Unidas para que mantenga la transparencia informativa y la garantía de la presencia de las organizaciones sociales.

Todo esto sucede mientras se esperan los 120 jefes de Estado y de gobierno de la ronda final de negociaciones que podría evitar el fracaso anunciado.

Con sus actuaciones en esta cumbre la ONU ha dado un inmenso paso atrás en cuanto a transparencia y participación democrática en sus procesos de negociación. Ante la transcendencia de la cumbre ha optado por el oscurantismo y la represión a los movimientos sociales. Ha convertido la cumbre en un búnker donde se tomarán las decisiones transcendentales sin la participación de las organizaciones sociales, perdiendo por tanto legitimidad.

Concentración de grupos ecologistas en el 'Día Mundial de Acción Climática'. Ponferrada, 12 dic. 2009. Unecologistaenelbierzo.

Concentración de grupos ecologistas en el ‘Día Mundial de Acción Climática’. Ponferrada, 12 dic. 2009. Unecologistaenelbierzo.

Ente esta grave situación, desde Ecologistas en Acción continuaremos informando, aportando nuestras propuestas y tratando de que la cumbre se salde con un acuerdo ambicioso, justo, vinculante y transformador para reducir las emisiones de CO2 e iniciar el cambio del modelo socioeconómico que permita salvar al planeta”.

Nota: ¿Es posible que este blog moleste a alguien? Lo pregunto porque ha sido atacado dos veces este mes. La semana pasada alguien consiguió estropearlo, y otro ataque dirigido a mi ordenador personal fue rechazado por el antivirus. Tras varios días sin poder publicar espero continuar haciéndolo con normalidad.

Copenhague: decenas de miles de manifestantes exigen acciones para salvar el planeta y cambiar el rumbo económico

La policía de Dinamarca procede a realizar detenciones masivas de activistas climáticos. Copenhague, 12 nov. 2009. Fuente: lajornada.com.

La policía de Dinamarca procede a realizar detenciones masivas de activistas climáticos. Copenhague, 12 nov. 2009. Lajornada.com.

La Conferencia del Clima en la ciudad de Copenhague reunió en la calle, el sábado 12 de diciembre, en torno a unas cien mil personas exigiendo acciones urgentes contra el cambio climático y pidiendo el final del capitalismo, tal y como lo conocemos actualmente. Es de lamentar que elementos infiltrados en la manifestación hayan recurrido a la violencia para desacreditarla y propiciar la intervención arbitraria de la policía danesa.

Cualquier testimonio presencial de la manifestación podría servir para acreditar su importancia, tanto en la cantidad de participantes como en la descripción de los objetivos que se persiguen con la protesta. Finalmente he escogido el testimonio de un corresponsal del diario mexicano “La Jornada”, que interpreto como uno de los más interesantes.

Se prevé que las negociaciones entre ministros, llevadas a cabo hasta ahora,-abran paso a la participación posterior de 102 jefes de Estado y de gobierno –incluidos los presidentes Barack Obama (EE.UU.), el mexicano Felipe Calderón y el brasileño Luiz Inacio Lula da Silva- que planean venir a Copenhague hacia los días 17 y 18 de diciembre, con la intención de sellar un acuerdo que comprometa a todos los países del mundo.

Un ecologista en El Bierzo.

Multitudinaria marcha de ONG en Copenhague; hay 400 detenidos, por Matteo Dean.

Copenhague, 12 de diciembre.

Manifestantes suramericanos contra el cambio climático en Copenhague. 12 dic. 2009. Fuente: elclarin.com.

Manifestantes suramericanos contra el cambio climático. Copenhague, 12 dic. 2009. Elclarin.com.

Una multitud de manifestantes ha inundado el centro histórico de la capital danesa. Más allá de cualquier expectativa, la marcha internacional convocada para este sábado reunió más de 100 mil personas pertenecientes a decenas de organizaciones, tanto de la red ‘Climate Justice Action’ (CJA) como de la coalición ‘Climate Justice Now’ (CJN). El llamado tuvo también un importante eco global: hubo manifestaciones en muchas ciudades del planeta.

En un principio, manifestantes vestidos de negro y con el rostro cubierto lanzaron un ataque contra las fuerzas del orden danesas. Luego de unos minutos los atacantes se dispersaron entre la multitud, simplemente cambiando de ropa; entonces la policía intervino con el autoritarismo ya demostrado en días pasados. Más de 400 personas fueron detenidas, la mayoría de ellas sin relación con el ataque del mal llamado bloque negro. De los arrestados durante el día anterior la mayoría fueron liberados, aunque a 14 se les instruyen sumarios en estas horas. Primeros veredictos: un liberado por falta de elementos y un ciudadano estadunidense condenado a 40 días de cárcel.

Cambio sistémico, no climático.

Manifestación de 'Globalízate' contra el cambio climático. Madrid, 2007.

Manifestación de ‘Globalízate’ contra el cambio climático. Madrid, 2007.

Al mediodía de este sábado, tras suspenderse las actividades del ‘KlimaForum09’ –el foro alternativo a la conferencia de la COP 15–, la plaza Bertel, frente al parlamento danés, comenzó a llenarse de miles de colores de las decenas de organizaciones. Las de signo ecologista fueron las más visibles en un primer momento, por su mayor capacidad organizativa. Sin embargo, al cabo de una hora era casi imposible distinguir quién era quién: una enorme mancha coloreada, un arco iris de banderas, mantas y carteles que poco a poco se transformó en un reclamo de miles de voces, decenas de idiomas distintos, hacia los llamados “poderosos del mundo”, no sólo para que tomen decisiones “sabias y en favor del planeta”, sino para que cambien el rumbo de la economía con el fin de encontrar un sistema que no destruya al planeta y la vida que existe en él.

Tom Kucharz, de Ecologistas en Acción, parte de la coalición CJN, está entusiasmado con los éxitos de la marcha. “Hoy es la manifestación que comienza una nueva convergencia global de todos los movimientos sociales, de todos los continentes y de muy distintas culturas políticas que exigen un cambio del sistema económico mundial para conseguir la justicia climática”, afirma.

Acerca de la relación con la conferencia de COP 15, Kucharz es claro: “Tenemosa CJN que comprende distintas organizaciones, como son Vía Campesina, Amigos de la Tierra, etcétera, que hacen trabajo de presión en la conferencia oficial y traen información hacia fuera, hacia el foro alternativo”. También hay algunos gobiernos, como el boliviano, que llevan “propuestas ampliamente compartidas por el movimiento social que hoy está aquí”.

Fuera de esas excepciones, “la COP 15 es una farsa”, sostiene. Explica que la marcha del día 12 “es también para denunciar la falta de legitimidad de los gobiernos que buscan soluciones falsas, acuerdos basados en los mecanismos de mercado”. Por eso la propuesta de movilización del próximo 16 de diciembre. “Una acción –precisa– que verá movilizaciones desde adentro de la COP 15 por adherentes a la CJN para que se rompa el cerco y se pueda generar la asamblea de los pueblos.”

Observa que “hay un cambio de paradigma que obliga a los ecologistas clásicos a hablar también de economía. Conseguir la justicia climática significa luchar contra el capitalismo. La ecología social está consciente de que sólo se salvará al planeta si hay justicia social, y sólo habrá justicia social si hay justicia ecológica.”

Y concluye: “El éxito de la propuesta de hoy, que reúne a organizaciones antisistema, a ONG y a muchos más, es una clara muestra de que a 10 años de Seattle hemos dado algunos pasos: ya no estamos nada más para contestar, sino también con propuestas alternativas”.

En medio de la ya casi normal presencia policiaca que se deja ver en cada esquina de Copenhague, la marcha internacional tenía la clara y explícita intención de efectuarse de manera pacífica y coloreada. La intención era mostrarse, enseñar al mundo y a quienes se reúnen en la COP 15 que el movimiento existe y es vital. Sin embargo, en los primeros kilómetros de marcha, unos 200 sujetos vestidos de negro y con el rostro oculto se lanzaron sobre la manifestación, primero ocupando un espacio entre los distintos contingentes, y luego atacando tanto a las fuerzas del orden así como algunos edificios. Concluida su acción, se dispersaron entre la multitud, y entonces la desproporcionada reacción policiaca cayó sobre el resto de los manifestantes.

A Yvo de Boer, el representante de la ONU en la Conferencia de Copenhague, le ha tocado lidiar con un complicado encargo. Copenhague, 8-18 dic. 2009. Foto: Reuters.

A Yvo de Boer, el representante de la ONU en la Conferencia de Copenhague, le ha tocado lidiar con un complicado encargo. 8-18 dic. 2009. Foto: Reuters.

Primero los uniformados irrumpieron en la marcha para identificar y detener a algunas personas. En un segundo momento cortaron el largo río de gente al menos en dos partes, arrinconando a un importante grupo de manifestantes, en su mayoría de las ONG ecologistas. Al final del día se contaban más de 400 detenciones. Lo único que se sabe de los manifestantes es que fueron llevados, todos, a las cárceles especiales organizadas para la ocasión.

Tommaso Cacciari, el activista detenido un día antes y liberado tras un sumario realizado en la mañana del sábado, hijo del ex alcalde de Venecia y filósofo Massimo Cacciari, relató a la prensa: “la policía me detuvo de manera arbitraria, cuando me detuve en una esquina a hacer unas llamadas. Me acusaron de ser un coordinador de disturbios, lo cual es absolutamente falso”. Luego lo llevaron a él y otros detenidos a un espacio “muy grande, con jaulas de metal para cada uno”. De ahí, y hasta las dos de la madrugada siguiente, “nos metieron en una celdas de aislamiento, sin ventanas ni nada”. Le impidieron comunicarse con un abogado y hacer sus necesidades fisiológicas. “(Los policías) te dicen por favor y gracias, pero te tratan de manera autoritaria y antidemocrática”, denunció.

Éxito del Día de Acción Global contra el Cambio Climático. 12/12/09. Ecologistas en Acción.org.

Aplican en Copenhague detenciones “preventivas” contra 61 activistas. 12/12/09. Lajornada.unam.mx.

Se avivan discusiones en cumbre climática. 13/12/09. Lajornada.unam.mx.

Comienzo caótico del tramo decisivo de la cumbre del clima de Copenhague. 14/12/09. El País.com.

La pelea entre EEUU y China acapara a Copenhague. 14/12/09. Lagaceta.com.