Archivo de la etiqueta: Combustible fósil

Ayuda al clima: boicot a las empresas relacionadas con los combustibles fósiles

Hemos 'comercializado' la naturaleza en un producto más. David Hammerstein.com.

Hemos ‘comercializado’ la naturaleza en un producto más. David Hammerstein.com.

“Hemos permitido que los intereses del capital se sobrepongan sobre los intereses de los humanos y la Tierra”. (Desmond Tutu, Premio Nobel de la Paz).

Está claro que por las buenas no lo vamos a conseguir.

Ha sido necesario que aparezca ‘Podemos’ con su revolucionario mensaje, asambleario y anticasta, para que otros partidos tradicionales empiecen a adaptar sus programas a las metas y necesidades reales de los ciudadanos. Y también será necesario que tomemos medidas drásticas si queremos impedir el desastre del calentamiento global.

Hace años que expuse que no podíamos contar con que los políticos adoptaran medidas eficaces contra el cambio climático. Ellos mismos dependen de quienes viven de la industria del petróleo, y si seguimos esperando lo podemos acabar pagando muy caro. Aunque claro está, unos más que otros.

Yo sugerí que las decisiones sobre el clima, al ser prioritarias, no se dejasen en manos de los políticos, sino en las de expertos. Los políticos son reacios a moverse, por varios motivos, pero el principal de todos es que ellos mismos son piezas en una tabla de ajedrez con la que juegan otros.

El arzobispo Desmond Tutu. 11 febr. 2004. Wikipedia.org. Benny Gool.

El arzobispo Desmond Tutu. 11 febr. 2004. Wikipedia.org. Benny Gool.

El pasado más de abril el arzobispo anglicano Desmond Tutu, que parece haber llegado a conclusiones si no iguales parecidas, como mínimo sobre la capacidad de reacción de los políticos,  propuso iniciar un boicot a cualquier empresa que por sus características contribuya al calentamiento global. Puede parecer algo excesivo, pero no lo es. Ya hace cinco años que los expertos dijeron que el tiempo se agotaba, y desde entonces bien poco se ha hecho. Eso sí, hemos sumado varias decenas de millones de exiliados climáticos.

No puedo asegurar que fuese Tutu quien encendió la mecha, pero su idea está cuajando, y en estos momentos –David Hammerstein me lo recuerda-, existe ya un movimiento favorable a retirar cualquier inversión, ahorros o acciones, directas o indirectas, que puedan contribuir a fortalecer las empresas relacionadas con los combustibles fósiles.

Según estas informaciones, esta “desinversión” en productos bancarios anticlima ya habrían conseguido la retirada de hasta 50 mil millones de dólares de negocios dañinos para las dinámicas climáticas.

Ya volveremos a hablar más adelante sobre este tema, ciertamente apasionante, pero hoy prefiero dejaros con la visión particular de Tutu y Hammerstein sobre el mismo.

El artículo original de Tutu salió publicado en inglés, pero he encontrado una versión en castellano.

Un ecologista en El Bierzo.

Cañete, el cambio climático y nuestros conflictos de interés, por David Hammerstein.

El eurodiputado de Los Verdes, David Hammerstein. 2009. Davidhamerstein.com.

El ex eurodiputado de Los Verdes, David Hammerstein. 2009. Davidhamerstein.com

“Luchamos contra el Apartheid. Ahora nuestro enemigo global es el Cambio Climático. Necesitamos un boicot para salvar el planeta”. (Desmond Tutu).

Desde el punto de vista de las mínimas exigencias de salud democrática y ética no resulta aceptable el que finalmente haya sido ratificado Arias Cañete como nuevo comisario europeo de Energía y Clima gracias al pacto de la casta fósil entre socialistas y populares europeos.

Es bien sabida la evidente falta de idoneidad e independencia de Cañete para un cargo que ha de exigir poner frenos de emergencia a la combustión de las energías fósiles por ser una primera causa en la contaminación y caos climático. Cañete tiene intereses económicos directos en empresas dedicadas a la extracción de petróleo, pero a pesar del palpable conflicto de intereses y las incompatibilidades políticas derivadas del mismo, tristemente ha sido ratificado como comisario por el Parlamento Europeo.

Pero contrariamente, a los responsables políticos de la gobernanza institucional europea se les debería exigir el cumplimiento estricto de protocolos de “buenas prácticas” y ejemplaridad. Al igual que conviene no olvidar que la responsabilidad ética ante la extrema nocividad de los negocios del petróleo, gas y carbón, no solo empieza y acaba en los ministerios de los gobiernos nacionales ni en la Comisión Europea que decide las prioridades políticas de la Unión Europea (UE) y compromete a los estados miembros. No es evidente la respuesta a la pregunta sobre quienes son los responsables y sobre quienes son los que han de impulsar estos cambios necesarios.

¿Quienes han de actuar ante el temible cambio climático?. ¿Han de ser las políticas de gobierno y la legislación, o han de ser las empresas de producción?. ¿Ha de ser la ciudadanía consumidora que también es ahorradora e inversora?. No hay un único actor responsable sino que son muchos los que pueden empujar para salir cuanto antes de la era fósilística que amenaza la vida humana y los sistemas vivientes de la biosfera en su conjunto.

Ocurre también que muchas de las iniciativas colectivas e individuales del variado tejido social y económico incurren diariamente en dramáticos conflictos de interés. En la era del cambio climático en la que estamos atrapados resultan anacrónicas y peligrosas la metas cortoplacistas puestas en la simple obtención de ganancias mercantiles extraídas de producción y el consumo fósil, vengan de los individuos, de los colectivos y organizaciones ciudadanas o de las instituciones públicas. Las prioridades economicistas puestas en el crecimiento económico, y tan propias de la época que vivimos, ya no pueden ser bandera del bienestar ni de la justicia por haberse convertido en la enfermedad que agranda los problemas más graves que padecemos, como son las amenazas a la supervivencia y la habitabilidad del planeta a causa de la desestabilización climática causada por el industrialismo fósil.

Para todas las personas que afirmamos estar preocupadas por las crecientes emisiones tóxicas a la atmósfera y el cambio climático, resulta difícil huir del dilema moral y político que se expresa bajo la forma del conflicto de intereses incompatibles. Nos conviene no olvidar que las carteras de inversiones de nuestras Cajas de Ahorro, los Planes de Pensiones de trabajadores, funcionarios, universidades, sindicatos y otros colectivos y organizaciones ciudadanas, a menudo incluyen la inversión del ahorro en la compra de acciones en las empresas que más están acelerando la desestabilización del clima y la destrucción de la biodiversidad de la Tierra.

Davidhammerstein.com.

Davidhammerstein.com.

En respuesta a esta irresponsabilidad colectiva que pone más gasolina a la mecha climática, en Estados Unidos, Gran Bretaña, Suecia y en muchos otros paises del mundo, ya existe un fuerte movimiento que tiene actores muy diversos, como son las universidades, los sindicatos, las iglesias y los ciudadanos individuales, con acciones estratégicas en favor de quitar las inversiones, ahorros o acciones, directos o indirectos, en todas las empresas relacionadas con los combustibles fósiles (fossilfuelfree.org). Las petrolíferas, la industria de gas y la empresas mineras del carbón son los principales blancos de la campañas de “divestment” (“desinversión”).

Estas alianzas contra el cambio climático ya han conseguido la retirada de más de 50 mil millones de dólares de inversiones en los negocios que más dañan las dinámicas climáticas, y en el proceso se ha ampliado la conciencia y el debate social sobre nuestra responsabilidad individual y colectiva ante el infierno climático que se nos avecina. Somos víctimas pero también somos responsables, colectiva e individualmente. Este nuevo movimiento social emergente está ensayando imaginativas formas prácticas de resistencia y oposición social, participativas, concretas y eficaces, que buscan debilitar los oligopolios energéticos más destructivos para forzar el giro hacia otras fuentes renovables y sostenibles de energía.

Muchos municipios, el último ha sido Oxford en el Reino Unido, instituciones académicas de reconocido prestigio como es la Universidad de Harvard, iglesias como es la Iglesia de Suecia o el Consejo Mundial de Iglesias, diversos sindicatos estadounidenses, ya han decidido o están en el proceso de hacerlo, la retirada de sus dineros de entidades financieras que directa o indirectamente contribuyen a la crisis climática común mediante las inversiones en las fuentes energéticas más contaminantes de la atmósfera terrestre.

En cambio en nuestro país la casi totalidad de la clase política de cualquier tinte ideológico, de derechas y de izquierdas, universitaria, sindical y religiosa, pertenece a la casta fosilísta que empuja el descarrilamiento colectivo. Ciertamente se oyen algunas voces críticas que mal hablan de las empresas eléctricas por sus prácticas monopolísticas y por los precios que imponen socialmente injustos y abusivos para el ciudadano de a pie, pero estas críticas sociales no suelen acompañarse de propuestas alternativas realizables y eficaces. Las prácticas de resistencia a las grandes empresas de la mortal economía fósil brillan por su ausencia a pesar de la oportunidad que tenemos de retirar nuestras inversiones directas o indirectas en empresas como Repsol, Endesa y Iberdrola, entre otras empresas fósiles multinacionales. Pero ni los líderes políticos ni el tejido ciudadano combatiente de la izquierda nos animan a ello.

Pero conviene que salgamos cuanto antes de esta anestesia colectiva dado que inevitablemente son muy “democráticas” las infames consecuencias de la economía fósil, que por todos los lados disemina peligros y dantescos daños al los tramas ecológicas que son fuente de la vida en el planeta.

Las Cajas de Ahorro y las tarjetas de crédito de la casta fósil de partidos y sindicatos.

Tarjeta negra Bankia. Soberaniaylibertad.es.

Tarjeta negra Bankia. Soberaniaylibertad.es.

El actual escándalo de las tarjetas de crédito de Caja Madrid/Bankia ha sacado a la luz las corruptelas de los regalos y los ostentosos gastos personalizados de las políticas de la Cajas de ahorro españolas. Especialmente sangrante ha sido y es la gestión escasamente moral de unas Cajas de ahorros, aunque sus fines fundacionales afirmen tener una vocación social y a pesar de que han sido gobernadas con una significativa participación de representantes de partidos y sindicatos (PSOE, IU, CCOO y UGT) en los consejos de dirección.

La atención mediática se orienta sobre todo hacia los cómputos del dinero gastados por cada consejero con la tarjeta de la entidad bancaria, pero en cambio no se presta atención alguna al análisis del impacto ambiental de la gestión financiera de las Cajas de ahorro. Si rascamos un poco la superficie de las políticas financieras y de inversiones de las Cajas de ahorro, encontramos importantes inversiones dinerarias en las fuentes energéticas más contaminantes y peligrosas para el planeta. Resulta inquietante que ninguna de estas decisiones haya sido objeto de debate público, y más vergonzante resulta el que no emerja crítica alguna por parte de los consejeros de los partidos de la izquierda y los sindicatos. Por desgracia, este silencio cómplice no afecta solamente a la posible corrupción de determinadas personas sino a una escandalosa política de inversiones que hace copartícipes a todos los actores implicados. Este particular “negacionismo ambiental” carece de compromisos con los dramas ecológicos que globalmente nos acechan por nuestro persistente maltrato hacia los ecosistemas vivos que languidecen y desaparecen aceleradamente ante nuestros pies.

No se puede echar toda la culpa a los Cañetes de turno, ni a las multinacionales que dominan los flujos mundiales de la economía, ni a las políticas neoliberales que colonizan las prioridades políticas. No hay ya demasiado tiempo por delante para despertar de las ensoñaciones dormitivas puestas en la economías de los sucios combustibles fósiles, incapacitadas como están para hacer realidad el bienestar colectivo que tanto prometen.

La práctica responsable de ser más consecuentes contra el cambio climático, personal y colectivamente, puede comenzar con poner nuestro dinero al servicio de nuestra única y común casa planetaria diciendo NO a la casta fósil.
¡Ni con nuestros votos, ni en nuestro nombre ni con nuestros euros!.

Campaña de Avaaz contra el nombramiento de Cañete como comisario del Clima.  1 oct. 2014. Avaaz.org

Campaña de Avaaz contra el nombramiento de Cañete como comisario del Clima. 1 oct. 2014. Avaaz.org

We need an apartheid-style boycott to save the planet. 10/04/14. Theguardian.com (en inglés).

Desmond Tutu: Necesitamos un boicot para salvar el planeta. 11/04/14. Grupoperucop20.org.pe.

Cañete, el cambio climático y nuestros conflictos de interés. 09/10/14. Davidhammerstein.com.

El fracaso de la Cumbre de Copenhague evidencia el error de dejar en manos políticas nuestro futuro climático. 20/12/09. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

Nueva movilización internacional contra el cambio climático. 08/09/14. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

La OMM advierte sobre el riesgo de la acidificación de los océanos

Ciberacción contra el cambio climático. 21 sept. 2014. Avaaz.org.

Ciberacción contra el cambio climático. 21 sept. 2014. Avaaz.org.

Hace unos días la Organización Meteorológica Mundial (OMM), con sede en Ginebra, alertó sobre el ritmo creciente de acidificación de los océanos, sin precedentes en los últimos tres siglos, y también sus posibles consecuencias para la vida en el planeta. Por otra parte, según los expertos la acumulación de CO2 en la atmósfera alcanzó su máximo nivel el año pasado, siendo el más elevado en los últimos treinta años.

El dióxido de carbono (CO2) es el que más ha crecido, a un ritmo desconocido hasta ahora según la organización. La causa habría que buscarla en el constante incremento de las emisiones, que no han dejado de crecer pese a las conferencias y acuerdos firmados, pero también en una menos capacidad de de la biosfera planetaria para absorber los gases de efecto invernadero presentes en la atmósfera.

Son algunas de las principales conclusiones publicadas recientemente por la OMM en su boletín, que también señala que no ha encontrado precedentes, en los últimos 300 años, para el ritmo actual de acidificación de los océanos.

“Debemos invertir esta tendencia reduciendo las emisiones de dióxido de carbono y de otros gases de efecto invernadero como medida generalizada”, dijo Michel Jarraud, el secretario general de la agencia científica de la ONU. Jarraud añadió que la urgencia de “una acción internacional concertada frente a la aceleración del cambio climático es más apremiante que nunca”.

Consecuencias en los organismos marinos.

Fondo marino de corales. 2010. Fuente: Oceana.org.

La acidificación de los océanos tendrá consecuencias negativas sobre la calcificación de los corales. 2010. Fuente: Oceana.org.

El boletín señala que el fenómeno llamado de forzamiento radiactivo -causante del efecto de calentamiento del clima- experimentó un incremento del 34% a causa de los gases de efecto invernadero de larga duración, que son el metano (CH4) y el óxido nitroso (N2O), y el CO2. Según la organización, la concentración de este último gas en la atmósfera alcanzó el 142% del nivel de la era preindustrial (antes de 1750), el de metano el 253% y el de óxido nitroso el 121%.

Aproximadamente una cuarta parte de las emisiones totales de CO2 son absorbidas por los océanos, y otro tanto por la biosfera, con lo que se amortigua el aumento del CO2 en la atmósfera. Pero los océanos ya están pagando las consecuencias de esto. “Si el calentamiento de la Tierra no se considera una razón suficiente para reducir las emisiones de CO2, la acidificación de los océanos debería serlo”, señaló Jarraud.

Los científicos creen que la acidificación de los océanos tendrá consecuencias complejas en los organismos marinos, especialmente entre los corales, algas, moluscos y distintas especies de plancton, que ven afectada su capacidad para construir conchas, caparazones o material para sus esqueletos (mediante la calcificación) conforme aumenta la acidificación.

Los políticos siguen sin reaccionar aculados empujados por las exigencias del sistema capitalista.

Cambio Climático. Fuente: 350.org.

Una acción de 350.org contra el calentamiento global. México D.F. 24 oct. 2009. 350.org.

El mundo supo reaccionar cuando se alertó sobre el gravísimo problema que representaban los aerosoles, causantes de la desaparición de la capa de ozono que protege la vida en la Tierra. Pero no está ocurriendo lo mismo con el calentamiento global, ante cuyas amenazas seguimos sin reaccionar.

Ya han transcurrido cinco años desde la celebración de la Conferencia del Clima de Copenhague, que movilizó a millones de internautas y a casi cien mil activistas en la capital danesa. Los expertos advirtieron entonces que el tiempo para tomar medidas correctoras se agotaba a marchas forzadas, y establecieron en cinco años el plazo crítico antes que fuese demasiado tarde para reaccionar.

En gran medida sus pronósticos se han cumplido. En pocos años el planeta ha sufrido una serie de catástrofes medioambientales como jamás antes se habían visto, -o en todo caso con tanta frecuencia- y ahora es el mismo casquete polar el que está en serio peligro de desaparición.

Los expertos vuelven a prevenirnos, esta vez sobre la posibilidad de una reacción en cadena que amplifique el fenómeno del calentamiento global en el polo norte, hasta el punto de que se pierda el control por completo sobre el clima. Lo que conllevaría catástrofes aún mayores.

Los márgenes de porcentaje de dióxido de carbono en la atmósfera, o de la subida de las temperaturas, se estrechan cada día más. Y el tiempo para reaccionar se agota. Este mes está prevista la celebración de una importante reunión sobre el clima, al más alto nivel, en la sede de las Naciones Unidas. Mientras tantos los activistas se movilizan para organizar, el día 21, manifestaciones multitudinarias para que se solucione el problema.

Una de las posibles soluciones sería la de dejar de financiar los combustibles fósiles. La dificultad estriba en que el poder real hoy no está en manos de los políticos, sino en las de las grandes corporaciones, en especial las petroleras. Éstas son las que dictan la política medioambiental mundial, y no parecen dispuestas a ceder.

Sólo una presión mundial de gran magnitud podría acabar con esta dictadura que nos arrastra al desastre.

Un ecologista en El Bierzo.

Combustibles fósiles. Petróleo. Si no cambiamos de rumbo, el petróleo y los combustibles fósiles marcarán el ocaso de la especie humana. Fuente: losdivulgadores.com.

Los combustibles fósiles son el origen de una parte importante de la producción de CO2. Losdivulgadores.com.

350.org. Org.es.

La acumulación de CO2 en la atmósfera alcanza su máximo nivel en 30 años. 09/09/14. Elperiodico.com.

Europa cumple la reducción de emisiones del protocolo de Kioto. 03/06/14. Elpais.com.

Nueva movilización internacional contra el cambio climático. 08/09/14. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

Marcha global contra el cambio climático. 21/09/14. Avaaz.org.

 

Ecologistas en Acción de León denuncia la inviabilidad del ‘Ceoducto de Transporte Compostilla’

Ciuden. Un aspecto de los trabajos de montaje de la caldera de oxicombustión de la Ciuden. Cubillos del Sil, 15 sept. 2010.

Ciuden. Un aspecto de los trabajos de montaje de la caldera de oxicombustión de la Ciuden. Cubillos del Sil, 15 sept. 2010.

Ecologistas en Acción ha remitido un comunicado a los medios en el que vuelve a posicionarse sobre un tema tan importante para la economía berciana como es el proyecto de Captura y Almacenamiento de CO2 (CAC) de Endesa.

El comunicado de los ecologistas leoneses, que se oponen al proyecto, me satisface en sus términos generales. Pero también despierta en mí algunas cuestiones. Por ejemplo, ¿por qué el colectivo leonés no hizo pública mucho antes su oposición al este proyecto? O, ¿por qué tanta tardanza en pronunciarse cuando hace años que se sabía que éste comportaba obligatoriamente la construcción del ceoducto ahora descrito como extremadamente peligroso por la organización? Cuando los informes contrarios a un proyecto de este calibre, en sus manos, me consta que fechan de hace seis años.

Personalmente ya manifesté en este blog, y en un documental de TV2 sobre el carbón producido por el programa “El escarabajo verde”, mi postura sobre la reducción de las energías fósiles en la producción eléctrica exigida por la Unión Europea. En tal caso solicité que se ampliase el plazo del cierre para que la cuenca berciana pudiera adaptarse a la nueva situación. Y no ”la reducción inmediata” que urgía Ecologistas en Acción de León, en otro de sus comunicados  -para mí dictado desde Madrid-, que abocaba al Bierzo a la catástrofe económica.

Mi postura más dialogante con el cierre definitivo de la minería del carbón en El Bierzo sirvió de excusa a la secretaria del grupo leonés para pedir a Madrid mi exclusión. Pero, lo cierto es que tal petición sólo ocultaba su deseo de liberarse de mí, simplemente por exigirle que las asambleas del grupo se celebrasen eventualmente también en Ponferrada, lo que no le convenía.

Dibujo ilustrativo sobre la captura de CO2. Fuente: ecologistasenaccion.org.

Dibujo ilustrativo sobre la captura de CO2. Ecologistasenaccion.org.

En referencia a ese comunicado, y a la decisión europea de prescindir de golpe de combustibles fósiles como el carbón, no puedo compartir tal decisión sin no hay un periodo de transición por en medio. Entiendo perfectamente la necesidad de realizar esfuerzos para reducir los efectos del calentamiento global, pero tampoco puedo evitar preguntarme si hemos de ser nosotros más papistas que el Papa ¿Tenemos que hundir nuestra economía local, ya en plena bancarrota, sumando al paro varios miles de familias más? Cuando todo el mundo reconoce que la cortedad de nuestros políticos locales ha sido la principal causa del fracaso de los planes Miner, aquellos que habían de haber desembocado en la creación de una industria alternativa a la del carbón? ¿No deberían también, países como China, India o Estados Unidos (los principales emisores de CO2 del mundo) de apretarse el cinturón también?

Finalmente, la Unión Europea coincidió con mi propuesta, aplicando una reducción progresiva de las ayudas ofrecidas al carbón y ofreciendo a las cuencas minera un tiempo de adaptación suplementario para que éstas hagan los deberes que no hicieron en su momento. Sin duda, una propuesta prudente e inteligente.

Un ecologista en El Bierzo.

El ceoducto compostilla es un proyecto inviable y ajeno al principio de precaución.

Ecologistas en Acción se opone a los proyectos de captura de CO2 de Endesa. Ecologistasenaccion.org.

Ecologistas en Acción se opone a los proyectos de captura de CO2 de Endesa. Ecologistasenaccion.org.

El proyecto consiste en la construcción de una tubería de unos 140 kilómetros que iría desde Compostilla –donde se construiría la futura central de carbón de 330 MW apta para capturar CO2- hasta Santa María del Monte de Cea –donde se almacenaría en un depósito subterráneo-. El CO2 circularía por este trazado en fase supercrítica (en estado líquido y a presión y temperaturas por encima de su punto crítico) atravesando los municipios de Cubillos del Sil , Congosto, Bembibre, Folgoso de la Ribera, Torre del Bierzo, Villagatón-Brañuelas, Quintana del Castillo, Villamejil, Benavides de Órbigo Turcia, Santa Marina del Rey, Villadangos del Páramo, Chozas de Abajo, Ardón, Vega de Infanzones, Villaturiel, Villanueva de las Manzanas, Mansilla de las Mulas, Santas Martas, Valdepolo, El Burgo Ranero y Santa María del Monte Cea.

Se ha señalado que el CO2 supercrítico podría quedar incluido en la Directiva Seveso que está revisando en estos momentos la Comisión Europea; y si así fuera, habría que someter el ceoducto tanto al Real Decreto 1254/1999 de medidas de control de los riesgos inherentes a los accidentes graves en los que intervengan sustancias peligrosas, como a la Directiva 2004/35/CE sobre responsabilidad medioambiental.

Actualmente no hay consenso científico sobre las medidas de seguridad que deben aplicarse a los ceoductos, las cuales, según diversos autores, pueden variar respecto de las que ya se aplican a gasoductos. También existe controversia y lagunas de conocimiento sobre las propiedades termodinámicas del CO2 en estado supercrítico; la posibilidad de corrosión de las tuberías producida por la distinta naturaleza de este flujo; las tasas de fugas y control de las mismas; etc.; sin olvidar que a diferencia del gas natural, el CO2 no requiere ignición para producir daño.

En el informe se han reiterado los argumentos que hacen al proyecto CAC de Endesa inviable:

Inviabilidad económica: El proyecto no cuenta con el apoyo financiero ni del Banco europeo de inversiones, ni del Estado español -según consta en la Resolución de 9 de mayo de 2011 de la Secretaria de Estado de Cambio Climático-; circunstancia que obligó a Emdesa a anunciar públicamente el desistimiento del proyecto, entre otras razones, por no haber obtenido de las administraciones públicas “suficiente financiación a fondo perdido”.

Incertidumbre sobre el futuro del carbón autóctono. Las empresas eléctricas que sigan utilizando carbón de importación puede que prefieran las ubicaciones en la costa para desarrollar un proyecto CAC.

Inviabilidad ambiental del carbón local. Por el enorme impacto de su extracción, realizada mayoritariamente a cielo abierto; inviabilidad que ha sido reconocida -en Sentencia de 24 de noviembre de 2011- por el Tribunal Europeo, condenando al Reino de España por las explotaciones de Laciana (Alto Sil).

Inviabilidad procedimental. Si se siguen los trámites ambientales iniciados nos encontraríamos ante el claro fraccionamiento del proyecto CAC que viciaría de nulidad las correspondientes declaraciones de impacto que llegaran a otorgarse.

Trabajos constructivos de la caldera de oxicombustión de la Ciuden. Cubillos del Sil, 15 sept. 2010.

Trabajos constructivos de la caldera de oxicombustión de la Ciuden. Cubillos del Sil, 15 sept. 2010.

Para Ecologistas en Acción la búsqueda de soluciones que no sean la reducción inmediata del consumo de combustibles fósiles y consiguiente reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero, no nos parece en absoluto adecuada. Por tanto, nuestra posición -compartida por otras organizaciones eco¬logistas- es contraria a los proyectos CAC, pues pensamos que aceptar este tipo de opciones, de “barrer bajo la alfombra”, es aceptar propuestas que únicamente tratan de esconder los problemas, sin garantía alguna de resolverlos, dejando a generaciones futuras una hipoteca ambiental más, y desviando recursos económicos que deberían estar empleándose en potenciar el uso de las energías renovables ya disponibles.

En definitiva, consideramos que avanzar en la tramitación del proyecto de una tubería para conducir CO2 -desde Cubillos del Sil hasta Santa María del Monte Cea-es un despropósito contrario a toda lógica ambiental y económica, además de ignorar la aplicación del Principio de Precaución, por lo que se ha pedido el abandono del proyecto y la paralización de su tramitación ambiental.

Comunicado de Ecologistas en Acción de León. 02/12/11.

Ecologistas se oponen a que Endesa capture CO2. 23/09/11. Ileon.com.

Captura y almacenamiento de CO2. Diciembre, 2005. Ecologistasenaccion.org.

El último aliento de la industria del carbón. Febrero 2010. Ecologistasenacción.org.

Captura de CO2 en Cubillos del Sil. 23/09/11. Ecologistasenaccion.org.

Captura de CO2 en Cubillos del Sil. Pdf. 23/09/11. Ecologistasenaccion.org.

‘Y sin carbón qué’, un programa de ‘El escarabajo verde’ sobre las alternativas al carbón en El Bierzo. 04/01/11. Ecobierzo.org.

Ecobierzo insiste en la necesidad de un mejor aprovechamiento de los Fondos Miner para la creación de puestos de trabajo en las cuencas mineras. 21/03/11. Ecobierzo.org.

El Bierzo reclama cambios en la política medioambiental en el ‘Día de Acción Global Contra el Cambio Climático’

Durante la tarde de ayer unas 250 personas nos reunimos en la plaza del Ayuntamiento de Ponferrada para celebrar una primera “Batucada por la Tierra”. Algunas de ellas vinieron acompañadas de sus hijos. El acto estaba convocado por la ONG 350.org, en una acción internacional que ha reunido a más de 3.000 eventos realizados simultáneamente en casi doscientos países. En La Bañeza (León), también hubo otra acción similar.

Vitoria y Madrid  también celebraron  eventos contra el cambio climático. En la capital del reino, en la Puerta del Sol, el colectivo Ecologistas en Acción representó un teatrillo sobre las posibles consecuencias del calentamiento del planeta. Todo ello enmarcado dentro del ‘Día de Acción Global Contra el Cambio Climático’.

En Ponferrada el encuentro se desarrolló al ritmo de instrumentos de percusión de todo tipo. Tambores, bombos, panderetas, y hasta vajilla doméstica (como vasos metálicos, cacerolas y sartenes) reclamaron la atención de los pasantes. También hubo una actuación del grupo de capoeira de la ciudad.

Con estas expresiones los presentes celebraron, en un día particularmente lluvioso, su compromiso personal con una protesta convocada para exigir a los políticos la adopción de medidas eficaces contra la subida global de la temperatura en el planeta.

En la convocatoria ponferradina participaron diferentes grupos sociales y ecologistas, como Ecologistas en Acción del Bierzo, Bierzo Aire Limpio, Acción en Red, Asociación de Mujeres del Bierzo, Sonido y Vida y la Redina berciana.  A última hora se sumaron Bierzo Natura y la Sala de Arte 2000 vacas. Nada supimos,  en cambio, de los políticos. Su ausencia sirvió para evidenciar su despreocupación por el tema.

Eva Masana, una joven recientemente afincada en el Bierzo, leyó un manifiesto colectivo que abordó la problemática global que supone para la humanidad la subida imparable de la temperatura. El texto hizo también hincapié en las actitudes cotidianas necesarias para propiciar un cambio de dirección, así como sobre la necesidad de presionar a nuestros políticos para que desde las instituciones fomenten políticas sostenibles.

Finalmente, los manifestantes acordaron convocar otra manifestación para el día 12 de diciembre, coincidiendo con la celebración del COP 15 (Cumbre del Clima) en Copenhague. En ese encuentro, como es conocido, los líderes mundiales decidirán la política medioambiental a seguir durante los próximos quince años en sustitución del actual protocolo de Kioto, que fecha del año 1997.

Os recomiendo la lectura del manifiesto popular de la “Batucada por la Tierra.” y también que echéis una mirada a un enlace de 350.org.  ,El documento recoge impresionantes imágenes de algunos de los miles de eventos realizados por todo el mundo, por personas totalmente anónimas.

Manifiesto popular: “El planeta está en crisis: por un modelo justo y sostenible”.

Siguiendo la convocatoria de la ONG 350.org para la campaña internacional dedicada a construir un movimiento que una el mundo alrededor de las soluciones necesarias para la crisis climática, desde El Bierzo hemos decidido sumarnos a esta campaña organizando una ”Batucada por la Tierra” que pretende concienciar sobre la responsabilidad que todos tenemos en el cambio climático y sobre los pequeños gestos que podemos hacer en nuestra vida diaria para ayudar a salvar nuestra única casa: la Tierra.

Este año 2009 es clave en la lucha contra el cambio climático, ya que a finales del mismo se van a tomar las decisiones que configurarán el marco global que regirá los compromisos que asuman los países para luchar contra este importante problema. En la ‘Cumbre de las Naciones Unidas del Cambio Climático’, que tendrá lugar del 7 al 18 de diciembre en Copenhague, se decidirá la forma del acuerdo que sustituirá al Protocolo de Kioto, una vez que éste haya expirado su periodo de vida a finales del año 2012.

El cambio climático está provocado por la actividad humana y sus impactos ya son evidentes. En la actualidad sabemos positivamente que la concentración actual de dióxido de carbono en el planeta es la más alta de los últimos 650.000 años y sabemos que este CO2 procede en su mayoría de la quema de combustibles fósiles.

El IPCC (Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático de Naciones Unidas) en su último informe señala que la temperatura media ha subido 0,74º C en los últimos 100 años. Sin embargo, el IPCC también confirma que esos impactos se pueden mitigar estabilizando los gases de efecto invernadero, de modo que no se superen los 2º C de incremento de la temperatura global respecto a la época preindustrial, usando para ello las tecnologías actualmente disponibles, – o aquellas que se espera sean comercializadas en las próximas décadas -, e incidiendo en el ahorro energético.

Se trata además de un problema que afecta y afectará de forma más severa a los países empobrecidos, que en modo alguno son responsables de su génesis. Así, el 20% de población más favorecida del mundo consume más del 86% de los recursos naturales y genera más del 50% de las emisiones de CO2, mientras que el 20% de la población más desfavorecida apenas disfruta del 1,3 % de los recursos y solo es responsable del 3% de las emisiones de CO2. Los efectos del cambio climático, incluso en una versión muy ralentizada, no harán sino exacerbar esta situación.

Seguir invirtiendo todo el ahorro nacional en el hiperconsumo de recursos es insostenible; una opción sin futuro que nos pasará factura. Si toda la población mundial viviera con el estilo de vida de los europeos necesitaríamos nueve planetas para satisfacer nuestras necesidades.

Entre las consecuencias más graves del cambio climático está la pérdida de producción agraria, que aumentaría la inseguridad alimentaria, generaría mayores dificultades para disponer de agua y una mayor vulnerabilidad a enfermedades y catástrofes climáticas, como sequías o inundaciones. Hay consenso en que el cambio climático hará crecer el número de refugiados ambientales en todo el mundo.

En España esta subida de temperatura ha sido aún mayor, lo que ha provocado que nuestros glaciares han reducido su extensión y las olas de calor, las sequías y los cambios abruptos de temperatura y precipitaciones sean cada vez más frecuentes. Es también perceptible una menor disponibilidad de recursos hídricos. Todos estos factores están teniendo ya en nuestro país, y en nuestra tierra, graves consecuencias para sectores importantes de la economía, como los son el agrario y el turístico, dos motores muy importantes en nuestro desarrollo.

Por ello, las organizaciones convocantes de este acto pedimos al gobierno, que de cara en la cumbre de Copenhague apoye un nuevo acuerdo justo y suficientemente ambicioso que sustituya al vigente Protocolo de Kioto, y que se base en los siguientes principios:

a). Los países industrializados deberán comprometerse a reducir sus emisiones, con medidas internas, al menos en un 30% para 2020 y un 80% para 2050, con respecto de los niveles de 1990.

b). Deberán apoyar a los países empobrecidos, y ayudar a las economías emergentes, para que reduzcan sus emisiones respecto a su tendencia actual para antes de 2020. Esto se conseguirá mediante transferencia de tecnología, comercio e inversión, que posibilite satisfacer sus necesidades energéticas de forma limpia y sostenible.

c). Deberán proporcionar financiación suficiente, estable y adicional, para la adaptación de los países en desarrollo a los impactos del cambio climático.

d). Deberán asegurar que las emisiones procedentes de la deforestación y degradación de los bosques se reduzcan drásticamente respetando los derechos de los pueblos autóctonos.

Exigimos al Gobierno central, a la Junta de Castilla y León y al Consejo Comarcal del Bierzo, que den a la lucha contra el cambio climático la prioridad que se merece, ejerciendo y desarrollando las políticas necesarias para ello, promocionando y apoyando a las empresas que adapten procesos productivos que minimicen su incidencia en el cambio climático, mediante cambios a tecnologías más limpias, la reducción del consumo de energía y de agua y la implantación de sistemas de gestión ambiental verificados, etc.

Este cambio de actitud y de sensibilidad ambiental del que hablamos, pasa por no permitir proyectos como el de Cosmos en Toral de los Vados, o el de Aqualdre Zinc en Cubillos del Sil, que suponen un importante retroceso en la calidad medioambiental de nuestra comarca, con repercusiones negativas para la salud de sus gentes y de los productos agroalimentarios de esta tierra. Aspectos que engañosamente dicen promover desde estas instituciones, aunque luego no les tiemble la mano a la hora de firmar las autorizaciones para estos procesos industriales tan negativos.

Exigimos a nuestros representantes políticos el compromiso, el rigor técnico necesario y la participación del movimiento ecologista en la transcripción de la nueva ley marco europea sobre residuos, para que la aplicación de la misma se realice en función de los intereses sociales y de protección a la salud de las personas, y no de la cuenta de resultados de sectores como el cementero. Las cementeras pretenden hacer el negocio del siglo con la quema de residuos urbanos, sustituyendo el cook de petróleo y los combustibles fósiles que utilizan por los residuos urbanos, que tienen una potencialidad contaminante aún mayor. Esto les permitiría el juego necesario para reducir artificialmente sus emisiones de CO2 a costa de soltar a la atmósfera sustancias mucho más peligrosas y que antes no emitían. Es el caso de los COPs (Compuestos Orgánicos Persistentes) que junto con las dioxinas o los metales pesados son reconocidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como potentes cancerígenos.

Pero el negocio no termina aquí. Además de poder justificar sus emisiones en C02, con el ahorro que esto representa, también verían reducida su factura de combustible en proporción al porcentaje de toneladas de residuos utilizadas para sustituirlo. A lo que se añade que además cobrarían de la Administración, – es decir, de nuestros impuestos -, por quemar estos residuos. El precio iría en función de la peligrosidad del mismo. ¡Los enfermos y los muertos ya los ponemos nosotros!

A las empresas con huella ecológica ya establecidas en nuestra comarca les pedimos una apuesta decidida por la inversión en tecnologías de producción limpia, para tratar de mitigar al máximo los efectos de la contaminación. Y a los sindicatos que apoyen estás políticas incidiendo en su desarrollo, como la mejor garantía de estabilidad y de defensa del empleo. Por todo ello exigimos a las administraciones públicas, – central, autonómica y local -, que en el marco de sus competencias adopten medidas e implanten y favorezcan políticas que ayuden a frenar el cambio climático.

La crisis global en que nos encontramos es la consecuencia de un modelo de desarrollo insostenible. Es el momento de dar un giro y apostar por vivir sin exceder la capacidad de nuestro planeta, utilizando los recursos de forma sostenible y con equidad. Otro modelo de desarrollo es posible, empezando por un cambio a un modelo energético basado en el ahorro, la eficiencia energética y las energías renovables. No queremos políticas que por un lado favorezcan mínimamente a las energías limpias y por otro mantengan los privilegios de las energías sucias.

También es urgente avanzar hacia una movilidad sostenible en nuestras ciudades y pueblos, sustituyendo el uso del automóvil para desplazamientos cortos por el desplazamiento a pie o en bicicleta. Y en vez de seguir alimentando el crecimiento desmesurado del transporte motorizado, – con ayudas millonarias a la industria automovilística y creando nuevas carreteras -, proponemos apostar por una ordenación territorial que disminuya la necesidad de desplazarse, así como por un transporte público colectivo y el fomento del transporte ferroviario, tanto de personas como de mercancías.

La cuenta atrás ya ha comenzado. El cambio climático no es solo un problema de ámbito ambiental, sino también económico y social de primer orden. Así, de acuerdo con el ‘Informe Stern’ (alto cargo del Ministerio de Finanzas Británico y solvente economista): “El cambio climático representa un desafío único para la economía: es el más grande y más amplio mercado jamás visto”.

Los ciudadanos y ciudadanas exigimos a las administraciones que aprovechen este momento de crisis para apostar por un modelo justo y sostenible. Por eso las personas que hoy nos encontramos aquí reunidas, preocupados por las consecuencias del cambio climático, pedimos a las máximas instancias políticas y económicas, que ejerzan las acciones prioritarias y urgentes necesarias para evitar que a la crisis financiera que padecemos se sumen, no tardando mucho, los impactos del calentamiento global y con ello las graves consecuencias ecológicas, sociales y económicas, que esta situación traerá si no se toman medidas eficaces para remediarlo.

¡El cambio es posible! Sólo necesitamos ponernos manos a la obra.

Nota: de todo lo que se reclamó en el manifiesto nadie hizo ningún caso, ni partido o institución. Tampoco estoy seguro de que la memorable protesta internacional sirviese para algo, pues Copenhague acabaría sin grandes compromisos por parte de los países participantes.

Comentario por Javi el 29/10/2009.

Enhorabuena por la web. Sin embargo, echo de menos noticias acerca de uno de los mayores problemas que acechan a un ecologista berciano: la proliferación descontrolada de parques eólicos en zonas sensibles del Bierzo, como la Sierra de Gistredo.

Comentario por Un ecologista en El Bierzo el 30/10/2009.

Los parques eólicos en montaña son un tema muy delicado, porque son muchas las Juntas vecinales que ven en ellos la posibilidad de obtener unos ingresos necesarios para la comunidad. A ellos es muy difícil convencerles que no cedan sus montes comunales en alquiler para la instalación de las torres, por mucho que nos moleste a los montañeros. Por otro lado, también es cierto que resultan menos contaminantes y peligrosos que otros medios de obtención de energía eléctrica. Sin embargo, en el Bierzo se está produciendo una situación de abuso, con proyectos desmesurados, que llegan respaldados por la Junta de Castilla y León.

Son muchos los temas en la bandeja de espera los que tiene “Un ecologista en El Bierzo” y uno de ellos es, precisamente, el de la energía eólica. Por desgracia, no me alcanzan las horas para realizar un trabajo de investigación más profundo y no encuentro a gente experta en el tema que quiera publicar sin cobrar. Con todo, confío en que muy pronto salga algún artículo relacionado con este asunto tan polémico.

EEUU y China enfrían las expectativas de la cumbre del clima y los países emergentes se niegan a pagar la factura de los platos rotos

Barack Obama rebajó ayer, en la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas (ONU) celebrada en Nueva York, las expectativas sobre la cumbre medioambiental que se celebrará en Copenhague en diciembre, y en la que está prevista la actualización del Protocolo de Kioto sobre la emisión de gases de efecto invernadero.

Sus declaraciones han servido para mermar las esperanzas de quienes, como yo mismo, esperamos que la reunión de las grandes superpotencias en Copenhague aporte un cambio sustancial en la política de emisión de estos gases, cuyo exceso está provocando profundas transformaciones en el clima. Después de la jornada celebrada ayer ya no se esperan más que escasas medidas para atajar el calentamiento global.

En su intervención, Obama hizo referencia a la grave situación que atraviesa la economía mundial para justificar que su país, así como los demás participantes, no adopten compromisos serios. “Estamos buscando soluciones en medio de una recesión global, donde la prioridad de cada país es rescatar su economía y dar trabajo a su población. Así que todos nos vamos a enfrentar a dudas y dificultades“, expuso.

El mandatario estadounidense reconoció la responsabilidad de los países más desarrollados en la situación climática actual y por tanto la necesidad de asumir gran parte del esfuerzo y del liderazgo, pero también emplazó a las naciones emergentes a “jugar su papel” y “comprometerse” a emplear energías limpias.

España pide que se destine el 0,7 % del PIB al desarrollo tecnológico.

El presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, que intervino a puerta cerrada en la mesa redonda de la Reunión de Alto Nivel (RAN) sobre Cambio Climático, propuso a la comunidad internacional que se destine el 0,7% del PIB al desarrollo tecnológico.

La propuesta española fue bien acogida por los países presentes en la RAN, ya que significaría una mayor implicación económica de los países miembros de la ONU en la lucha climática. O, como dijo Zapatero, “la integración de la protección del clima en los modelos económicos“.

Evo Morales exige a los países ricos el pago de una “deuda histórica”.

Los países más ricos tuvieron que escuchar las quejas y reclamaciones de los países emergentes, que no parecen dispuestos a reducir sus niveles de emisiones actuales al considerar que esto sería un lastre para el despegue de sus propias economías. Éstos reclamaron ayudas económicas a los países ricos para aplicar medidas reductoras e, incluso, como en el caso del presidente Evo Morales, fueron bastante más lejos, al exigirles el pago de la que el mandatario boliviano denominó “deuda histórica”.

“Un fracaso en Copenhague sería moralmente imperdonable”.

Las timoratas declaraciones de Barack Obama en la reunión sobre el clima  contrastaron con la advertencia realizada, momentos antes, por el secretario general de las Naciones Unidas (ONU), Ban Ki-moon: “Un fracaso en Copenhague – advirtió – sería moralmente imperdonable, económicamente erróneo y políticamente desaconsejable“. Ban Ki-moon  alertó también sobre la lentitud de las negociaciones, que según él estarían progresando “a la velocidad de un glaciar“.

Durante un foro sobre el medio ambiente celebrado en Corea del Sur, en fechas recientes, Ki-moon realizó una apocalíptica advertencia sobre los riesgos implícitos al calentamiento global, advirtiendo que si no se toman medidas urgentes para combatirlo los cambios en los patrones climáticos se producirán disturbios en masa en todo el planeta.

Los científicos alertan que el desastre está a la vuelta de la esquina.

La advertencia del secretario general de la ONU es coincidente con la opinión generalizada de la gran mayoría de los científicos mundiales, que estiman que el tiempo para llevar a cabo acciones para frenar el cambio climático se está agotando.

India y China, dos de las naciones más contaminantes del planeta, junto con EEUU, que es el país responsable del 25% de las emisiones mundiales, pidieron a Barack Obama  que adoptase medidas drásticas para reducir sus emisiones. Sin embargo, estas propuestas se encuentran actualmente estancadas en el Capitolio, ya que la legislación que prevé su reducción para el 2020, a los niveles de 1990, no podrá discutirse el Congreso norteamericano hasta mediados del año 2010, vistos los problemas de política interior con los que debe lidiar el presidente.

Aprobación del Senado estadounidense.

Obama reconoció que su ley sobre energía y clima, recientemente aprobada por la Cámara de Representantes y destinada a “reducir drásticamente la emisión de gases contaminantes“, todavía debe lograr la aprobación del Senado. Esta situación ha enfurecido a algunos países europeos, que culpan a Washington de supeditar la estrategia climática mundial a la agenda de su Congreso, actualmente  centrada en una gran reforma sanitaria.

A estas críticas, el presidente norteamericano respondió diciendo que “EEUU ha hecho más por promover energías limpias y reducir la contaminación por CO2 en los últimos ocho meses que en cualquier otra época de su historia“. Obama, que se mostró orgulloso de estos resultados, comparó la actuación de su Gobierno con la de absoluta apatía de sus predecesores republicanos.

El mandatario norteamericano listó algunas de las iniciativas más recientes, la mayoría incluidas en las medidas lanzadas por el Gobierno para relanzar la economía: “Por todo EEUU, los empresarios están construyendo turbinas eólicas, instalando paneles solares y comprando coches híbridos; estamos invirtiendo miles de millones en reducir el despilfarro energético“, dijo. “EEUU puede liderar el esfuerzo global, pero no actuar solo contra el cambio climático”, concretó.

El compromiso de Washington para reducir las emisiones de gases invernadero parece real, pese a las limitaciones expuestas. EEUU ha incluido el medio ambiente en el temario de todas las grandes cumbres internacionales, como la próxima del G-20 que se celebrará en Pittsburgh, en donde pedirá el final de las subvenciones a los combustibles fósiles.

En el Foro de las Mayores Economías sobre Energía y Cambio Climático, celebrado en Washington a finales del pasado mes de abril, la secretaria de Estado, Hillary Clinton, afirmó que su país estaba decidido a “recuperar el tiempo perdido”. Clinton hizo estas declaraciones durante la reunión internacional convocada por el nuevo inquilino de la Casa Blanca.

En ese foro participaron representantes de las 17 economías más grandes y de países emergentes, responsables del 75% de las emisiones globales, así como la Unión Europea (UE) y la ONU: Australia, Brasil, Canadá, China, Francia, Alemania, India, Indonesia, Italia, Japón, Corea del Sur, México, Suráfrica, Reino Unido y EEUU. Dinamarca fue invitada como organizadora de la futura conferencia de Copenhague y España no fue incluida en la selecta lista.

Una reunión similar fue promovida por el presidente norteamericano saliente, George W. Bush, si bien esa Administración siempre se negó a adoptar  medidas que limitaran la capacidad de la industria norteamericana.

La reunión de abril fue preparatoria del Foro de las Mayores Economías sobre Energía y Cambio Climático, celebrado en julio pasado en la isla de La Magdalena, en Italia, y que fue presidido por el primer ministro italiano, Silvio Berlusconi.

Este foro, anunciado el 28 de marzo por el presidente Obama, es el que está sirviendo de marco para el diálogo sobre asuntos claves en materia de cambio climático y energético. Su objetivo es facilitar las iniciativas concretas destinadas a fomentar la energía renovable y reducir las gases tóxicos, preparando la conferencia de sobre el clima de Copenhague.

China apuesta por la energía nuclear.

La posición de EEUU fue también la del presidente chino Hu Jintao, quien explicó los pasos y objetivos que adoptará su gobierno para “rebajar notablemente” las emisiones de CO2 en 2020, tomando como referencia sus niveles de 2005, pero sin comprometerse a dar ninguna cifra concreta.

Entre otras medidas, China “aumentará la producción de las energías no fósiles (tanto renovables como nuclear) en torno a un 15% para el año 2020“, dijo. El presidente chino prometió además “acelerar los esfuerzos para desarrollar una economía verde, con una baja tasa de emisión de CO2, y acelerar también la investigación, el desarrollo y la aplicación de energías verdes“.

Pero, al igual que hiciera Barack Obama, el mandatario chino dijo que la economía era lo primero: “Para los países en desarrollo la primera prioridad es el mantenimiento del crecimiento económico, la eliminación de la pobreza y la mejora de los niveles de vida“.

Francia propone que se celebre otra reunión.

Ante la falta de compromiso de las principales potencias emisoras de CO2, el presidente francés Nicolas Sarkozy planteó – muy acertadamente – la necesidad de celebrar una nueva reunión en noviembre de los países más contaminantes.

Los días están contados: nos quedan 87, dijo Sarkozy. Y añadió: “Francia propone que los jefes de Estado de las principales economías, que representan el 80% de las emisiones mundiales, se reúnan a mediados de noviembre, para que precisen sus compromisos y asegurar así el éxito de Copenhague“.

La urgencia de Sarkozy está justificada por la alerta de los científicos como Rajendra Pachauri, el presidente del Panel Internacional sobre el Cambio Climático (IPCC), quien ha avisado que “la ciencia nos deja sin excusas para no actuar; los Gobiernos aprobaron el informe del IPCC, lo que significa que tienen conocimiento de él”. Pachauri garantizó que las predicciones apocalípticas ligadas al cambio climático todavía podían evitarse si se estabilizaba la emisión de gases con efecto invernadero. Para alcanzar este objetivo, precisó  que sólo se requeriría un coste prácticamente ridículo: un 3% del PIB mundial desde ahora hasta el año 2030. “Un pequeño retraso” en la acumulación de la riqueza económica mundial, a cambio de preservar la propia seguridad del planeta, según el científico.

Si cabe hacer un balance global de la conferencia diría que el panorama se presenta deprimente. O se produce un gran movimiento ciudadano en contra del cambio climático, capaz de modificar las actuales posturas políticas, o el planeta se va a pique. Y esto sucederá pese a lo limitado del esfuerzo que supondría tomar ahora medidas para evitarlo. Porque ningún político parece dispuesto a adoptar decisiones impopulares en su propio país.

Un ecologista en El Bierzo.

Conferencia de la ONU: Obama enfría la cumbre del clima. 23/09/09. Noticiaecologica.blogspot.com.es. Bruno Giambelluca.

Cambios en patrones climáticos pueden llevar a violencia y disturbios en todo el planeta. 21/08/09. Inforegion.pe.

Campaña de Greenpeace destinada a alertar sobre los efectos desatrosos del calentamiento global. 2009. Fuente: greenpeace.org.EE.UU. promete involucrarse en la lucha mundial contra el cambio climático. 27/04/09. Abc.es.

EEUU exhibe un giro radical en su política respecto al cambio climático. 28/04/09. Elmundo.es.

Cumbre sobre cambio climático de la ONU celebrada en Nueva York (en chino). 23/09/09. Xinhuanet.com.

Lula y Sarkozy coincidieron acerca del cambio climático. 15/11/09. Diariouno.com.ar.