Archivo de la etiqueta: Consejo Superior de Investigaciones Científicas

Los ecologistas denuncian que la Junta de Andalucía arremete contra el Principio de Prevención Ambiental

Un buitre leonado abatido por una pala eólica en Andalucía. 2014.

Un buitre leonado abatido por una pala eólica en Andalucía. 2014.

Hace ahora dos años y medio el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) informó que el impacto estimado sobre la mortandad de aves considerado en los informes ambientales previos a la concesión de licencias de parques eólicos “no se corresponde con las cifras reales”. El Consejo hacía entonces referencia a un estudio internacional publicado en la revista ‘Journal of Applied Ecology’ y deducía del mismo que las administraciones públicas podrían haber estado concediendo permisos de construcción de parques de aerogeneradores basándose “en criterios erróneos”.

Cito ese trabajo porque, según la prestigiosa organización SEO/BirdLife, “a partir de este Decreto-ley un parque eólico con nueve aerogeneradores requerirá la misma normativa sobre la evaluación de su impacto ambiental que la apertura de una cafetería o una academia de baile”.

El enfado de la prestigiosa organización ornitológica tiene su origen en el reciente Decreto-ley 5/2014 aprobado por la Junta andaluza para promover la economía regional que, como es conocido, se encuentra en bancarrota. Andalucía conoce uno de los índices de paro del país, especialmente entre los jóvenes. Pero, incluso en esta situación, como repito con frecuencia, no todo vale.

Buitre leonado caído en el Parque eólico de Tarifa (Cádiz). Cocn.tarifainfo.com.

Buitre leonado caído en el Parque eólico de Tarifa (Cádiz). Cocn.tarifainfo.com.

Los conservacionistas consideran que la Dirección General de Prevención y Calidad Ambiental de la Junta de Andalucía ha decidido decida “saltarse a la torera” el Principio de Prevención.

La noticia me la ha dado la Red de difusión de la Patrulla Ambiental del Pas 15M, voluntariado ambiental cantábrico que está realizando una excelente labor de difusión, ya que Seo/BirdLife nunca me ha remitido ningún comunicado, por más que yo le haya enviado decenas de ellos.

En la llegada de esta noticia hasta esta modesta redacción también ha mediado el Colectivo Ornitológico Cigüeña Negra (COCN), de Tarifa (Cádiz), una población que presenta la curiosidad de encontrarse a sólo siete metros por encima del nivel del mar. Otra particularidad es que en su término municipal se sitúa el cabo del mismo nombre, que sirve de divisoria de aguas entre el Atlántico y el Mediterráneo. Tarifa es, de hecho, la ciudad europea más cercana al continente africano.

Dicen los amigos de COCN que apoyan comparten la opinión de SEO/BirdLife que la Consejería de marras debería pasar a llamarse “Consejería de Imprudencia”, ya que pretenden la “Reducción de burocracia e Incentivo económico” a costa del medioambiente.

Ambos grupos se quejan de que con esta ley la Junta pretende modificar por la puerta trasera la Directiva Hábitat 92/43/CE Red Natura 2000 de la Unión Europea. Vamos, que nos encontraríamos nuevamente ante lo de siempre, una situación que he denunciado hace poco como la gran –y nefasta para el medio ambiente- tentación de los políticos.

Colectivo Ornitológico Cigüeña Negra. Portada página web. Mayo 2014.

Colectivo Ornitológico Cigüeña Negra. Portada página web. Mayo 2014.

Señalan los tarifeños que entre los motivos que empujan a la Junta a aprobar el decreto en litigio se encuentra el recurso fácil a la “regulación económica”, como uno de “los instrumentos del Estado Social y Democrático para promover el bien común y defender en el mercado los intereses generales frente a los individuales”. Sin embargo, en COCN opinan que “el nuevo decretazo poco tiene que ver con democracia”, ya que no han participado en su elaboración los grupos ecologistas.

Como daño colateral del decreto observan que “da vía libre a la implantación de aerogeneradores en zonas importantes para la conservación de especies de aves o quirópteros que se ven especialmente afectadas por los parques eólicos”. Y señalan que pone en riesgo a “muchas sierras importantes que quedan totalmente expuestas a la libre implantación de parques eólicos sin necesidad de ningún trámite ni posterior plan de vigilancia ambiental”.

Aceptar tal posibilidad lo ven de gran imprudencia, ya que aseguran que esta zona es un importante pasillo de aves migratorias. Es más, la propia Junta ha reconocido la alta mortalidad de aves en Andalucía como consecuencia de los parques eólicos. Según datos compilados por ésta, sólo en la provincia de Cádiz, la mortandad producida por esta causa suma más de 2.000 aves desde 1993 hasta 2009, de las cuales la mayoría eran especies amenazas.

Guillermina Yanguas Montero, Directora General de Calidad y Evaluación Ambiental y Medio Natural del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente. 23 mayo 2012. casamerica.es.

Guillermina Yanguas Montero, Directora General de Calidad y Evaluación Ambiental y Medio Natural del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente. 23 mayo 2012. casamerica.es.

“En el Sur de España –señala COCN- se vive fundamentalmente del turismo, gracias a sus paisajes y naturaleza”, por lo cual considera que el decreto es una imprudencia innecesaria, al encontrarse nuestro país situado entre las tres primeras potencias eólicas mundiales por detrás de Alemania y los Estados Unidos.

El Colectivo Ornitológico Cigüeña Negra estima que “con este decretazo se puede arruinar el presente y futuro medioambiental y por ende el turístico de Andalucía”. Motivo por el que ya han denunciado la situación ante la Comisión Europea y ante la directora General de Calidad y Evaluación Ambiental y Medio Natural, Guillermina Yanguas Montero, “esperando que comience a primar la sensatez sobre intereses económicos”.

 Un ecologista en El Bierzo.

La Junta de Andalucía vuelve a arremeter contra el Principio de Prevención Ambiental. 23/05/14. Conc.tarifainfo.com.

En Andalucía, implantar un parque eólico y abrir un bar tendrán los mismos requerimientos ambientales. 13/05/14. Seo.org.

Aves caídas por año en la provincia de Cádiz por colisión con aerogenerador. Cnoc.

Aves caídas por año en la provincia de Cádiz por colisión con aerogenerador. Cnoc.

Los parques eólicos matan más aves de lo calculado. 21/09/11. Publico.es.

Los daños reales de los molinos sobre las aves. 20/09/11. Elmundo.es.

Más de 2.000 aves caídas en Parques eólicos es el balance de mortandad para la provincia de Cádiz. Cocn.

La crisis económica ofrece un respiro a los opositores al proyecto Sama-Velilla

Los opositores al proyecto eléctrico Sama-Velilla, un tendido concebido para dar salida al exceso de producción que saldría de Asturias si se llegasen a construir tanto la desgasificadora proyectada en el puerto del Musel (Gijón) como las seis centrales de ciclo combinado  que el Gobierno astur pretende instalar en el mismo puerto, están de suerte. Lo que no han podido conseguir las casi treinta mil firmas recogidas en una zona con escasa densidad poblacional, ni las más de 500 alegaciones, ni siquiera las masivas manifestaciones contra la construcción de este mastodóntico proyecto, capaz de desfigurar hasta 88 kilómetros de los más bellos parajes de la montaña leonesa, puede que lo logre la crisis económica que conocemos.

Como ocurriera con la ampliación proyectada por Cementos Cosmos en El Bierzo, que hace escasos meses anunció su renuncia a coincinerar residuos urbanos como combustible alternativo debido a la crisis del sector de la construcción que bloquea sus ventas, la línea Sama-Velilla podría verse retardada -o incluso abandonada- por la bajada del consumo eléctrico provocada por la crisis.

Es algo que el ‘Movimiento Cívico contra la línea eléctrica Sama-Velilla’, que representa a trece municipios leoneses afectados por el proyecto, así como las numerosas entidades involucradas (demasiadas para citarlas todas aquí), payeses, montañeros y ecologistas, veríamos con satisfacción. Tanto como Izquierda Unida (IU), un partido que ya ha manifestado que para él la única alternativa posible a la construcción del tendido eléctrico es, sencillamente, la “alternativa cero”. Es decir, la renuncia a un proyecto que considera claramente insensato.

Todo esto sucede cuando, a día de hoy, la línea de muy alta tensión, se encuentra paralizada a la espera de la declaración de impacto medioambiental.

El proyecto de construcción de la línea eléctrica de Sama-Velilla, sobre la que ya he hablado anteriormente en este blog, forma parte del Plan Energético Nacional. Eso podría explicar por qué  el ex ministro Luis María Atienza Serna no ha tenido descaro alguno en declarar que su puesta en funcionamiento será para el año 2011, y esto al margen de que todavía no se haya respondido a las alegaciones presentadas al trazado. Si funcionase la justicia en este país, el Gobierno central rectificaría y borraría del proyecto la declaración de interés público que permite a Red Eléctrica de España (REE) atropellar las competencias de los municipios afectados.

Mucho es lo que se ha escrito sobre este tendido, defendido a capa y espada por el presidente del Principado de Asturias, Vicente  Álvarez Areces (PSOE). Desde luego valoro el historial personal de este gran político, que cree firmemente que la construcción de esta línea eléctrica permitiría levantar cabeza a una autonomía que, hoy por hoy, atraviesa importantes problemas de paro y crisis económica. Una situación a la que tampoco escapan las provincias de Palencia y León. Pero que no se engañe. El problema principal reside en que numerosos expertos consideran innecesaria tal construcción. Una obra, por otra parte, medioambientalmente terrorífica, puesto que incorpora en su recorrido a varios cientos de torres de gran altura y  afectaría a zonas de un elevado valor ecológico y paisajístico. Éstas, además, cuentan con diversas figuras de protección. Según los detractores de la línea, la línea que ya existe actualmente y pasa por La Robla sería suficiente.

Hablar de Sama – Velilla significa también referirse a un proyecto con más de veinticinco años de existencia (1984), y que ha sido pospuesto en demasiadas ocasiones. Sobre todo debido a lo fundamental: su innecesaridad. A más de uno puede sorprenderle el olor a herrumbre que suelta este proyecto, situado en vía muerta cuando fue “resucitado” por el esfuerzo conjunto de Areces y del presidente de Castilla y León,  Juan Vicente Herrera (PP).

Personalmente me resulta sospechosa esa súbita y misteriosa simbiosis, difícilmente de comprender entre partidos habitualmente antagonistas. Son asociaciones un tanto sorprendentes que, en algunos casos, como el de Gersul, pueden acabar costándonos la friolera de decenas de millones de euros en pérdidas.

Por otra parte, en un momento de gran  auge de las energías limpias y alternativas, -como por ejemplo las eólicas-, la construcción de esta línea no parece confirmarse como lo más necesario. Recientemente, una vez más, los expertos han dictaminado, con datos contrastados, que el actual tendido eléctrico que une al Principado con el resto de la red española es suficiente. Las cifras del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) refuerzan tal afirmación.

Desde luego es muy lamentable que algunas personas contrarias a esta línea hayan sufrido sospechosos incidentes que han puesto en peligro su bienestar material. Como es el caso de Julio Lago, el profesor titular de Economía Financiera de la Universidad de León que más ha destacado en su oposición a la misma, que vio arder su vivienda. Así, una vez más, la pregunta vuelve a plantearse: ¿a quién beneficia todo esto? Pues, no dudaremos en decirlo, a los intereses de unas empresas que, -ahora con la crisis-, necesitan más que nunca asegurar beneficios a su accionariado. Y esto, aunque sea a costa de proyectos de dudosa utilidad.

Lo que Vicente Álvarez Areces probablemente no esperaba es la furibunda reacción de los pobladores leoneses y asturianos. Una gente amante de su tierra que sólo percibe inconvenientes en esa ‘autopista’ eléctrica que cruzaría sus montes y que perciben como gravosa para su sustento. Y que nada aporta a su economía, más bien al contrario, ya que disminuye unos alicientes turísticos que son los pilares más seguros de su presente y futura economía.

El cariño a la tierra leonesa fue capaz de unir a la totalidad de los partidos políticos leoneses. Pero ésta podría ser una victoria fugaz. Porque el PSOE autonómico, haciendo seguidismo de la Ejecutiva estatal, pronto se ha encargado de arrojar pelotas fuera, cuando no un buen jarro de agua fría sobre las aspiraciones de los que se oponen al tendido eléctrico. Tampoco no ha habido una oposición real desde el Partido Popular en Madrid, y esto sí que es sorprendente. Mientras tanto, la presión del presidente asturiano, convencido de su cruzada, ha sido constante y demoledora. Areces, -“Sandeces”, como le llama mi buena amiga Camino Alonso-, no ha dudado en mover todas sus fichas para lograr su objetivo, incluido el chantaje, poniendo a la presidenta del Movimiento Cívico al borde del pasmo. De esta manera, en su defensa a ultranza del proyecto, el líder socialista asturiano no ha dudado en condicionar su apoyo a otros planes que discurren por Asturias a que se acepte su propuesta. Como por ejemplo el de la línea Boimente – Pesoz, planificada para sacar la producción eléctrica de los parques eólicos gallegos.

Como en el caso de  Cosmos, la guerra sigue abierta. Los colectivos vecinales saben mejor que nadie que no pueden bajar la guardia ni ápice. En lo que me concierne, pienso que proyectos que afectan de una manera tan profunda el futuro de nuestros montes, -y el bienestar de quienes allí viven-, deberían plantearse con más sensatez. Y, desde luego, pensando más en el beneficio de los vecinos que en el de los anónimos accionistas de Iberdrola.

Todavía son demasiadas las dudas que la Sama – Velilla despierta, pues se habla también de la construcción de varias centrales térmicas en su recorrido. Incluso de una central nuclear. Lo que sí es cierto es que algunas de las empresas que construirían las  centrales de ciclo combinado en Asturias no son de aquí, con lo cual una buena parte del beneficio final, -aparte de los puestos de trabajo creados mientras se edifican-, acabaría en manos extranjeras. Lo que no contribuiría a la capitalización de las empresas españolas.

Un ecologista en El Bierzo.

La crisis frena la inversión energética asturiana y retrasa la Sama-Velilla. 19/01/10. La Crónica de León. 19/01/10. Lacronicadeleon.es.

IU pide a Miguel Sebastián que ‘destierre’ la Sama-Velilla. 03/02/09. Leonoticias.com.

IU denuncia que la línea sólo crea 50 empleos por «arrasar» la provincia leonesa. 01/08/09. Diariodeleon.es. 

Sama-Velilla: ‘Si es necesario dinamitaremos las torres una a una’. 03/10/09. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

Sama-Velilla: Los políticos quieren guerra. 17/01/10. Leonoticias.com. Ricardo Chao.

“¿El PSOE quiere pasar a la historia por ser el verdugo de la montaña leonesa?”. 06/09/09. Entrevista con Julio Lago. Lacronicadeleon.es.

Histórico acuerdo de los partidos políticos en contra de la Sama-Velilla. 26/09/09. La Crónica de León.

Areces avisa a León: «Si quieren luz en casa tendrán que dejar pasar Sama-Velilla». 12/12/09. Lne.es. 

Asturias frenará otras líneas si se bloquea la de Sama-Velilla. 19/12/09. Lavozdeasturias.es.

Topillos: desastre ecológico en Tierra de Campos

Topo campesino o 'topillo' (Microtus arvalis asturianus).

Topo campesino o ‘topillo’ (Microtus arvalis asturianus).

Ayer enterraron en Villafranca del Bierzo a Antonio Pereira, reputado escritor berciano, gran cuentista y elocuente conversador, sobre cual hace pocos días el Instituto de Estudios Bercianos me entregó un estudio: “El Bierzo de Pereira”. Permítanme estas líneas expresar mi modesto homenaje a su persona.

Portada de la revista Interviú nº 2721, del 20 al 26 de 2009.

Portada de la revista Interviú nº 2721, del 20 al 26 de 2009.

Y hoy llegó a mi quiosco habitual la segunda parte de un artículo de Karin Cabrera, publicado en Interviú, que yo esperaba con alguna impaciencia. En él la periodista evidencia los graves errores cometidos por la Junta de Castilla y León (PP) intentando controlar una plaga de topillos (Microtus arvalis asturianus) que, durante el verano de 2007, diezmó gravemente a la Tierra de Campos. Por entonces, este azote se extendió imparablemente por estas tierras cerealistas de la Comunidad castellano-leonesa, provocando inquietudes entre los agricultores del inmemorialmente conocido como  ‘granero de Roma’.

Para evitar los graves perjuicios que para la cosecha suponía la presencia de miles de estos pequeños roedores en los campos, voraces comedores de grano, la Junta (PP) facilitó el acceso de los agricultores locales a toneladas de potentes rodencidas. Por desgracia, el veneno -inadecuadamente utilizado- no sólo no contribuyó a erradicar la plaga, sino que provocó la muerte indiscriminada de miles de otros pequeños animales: perdices, ánades azulones, calandrias, palomas, urracas, conejos, liebres y hasta zorros, dejando los sembrados de la Castilla señorial casi yermos de vida animal.

Catástrofe medioambiental sin precedentes.

Áreas afectadas por la plaga de topillos en Castilla y León. 2007. Wikipedia.org.

Áreas afectadas por la plaga de topillos en Castilla y León. 2007. Wikipedia.org.

La situación alcanzó unos tintes tan trágicos que Fernando Jubete, miembro de la Fundación Global Nature, un ecologista que vivió de cerca la situación, no dudó en afirmar que estábamos ante el mayor envenenamiento de animales que ha sufrido jamás España: “Estamos ante una catástrofe ambiental sin precedentes”, denunció.

Las propuestas ecologistas.

Los ecologistas, preocupados por atajar la plaga sin perjudicar el medio ambiente, propusieron a la Junta, en agosto de 2007, una serie de medidas para controlar las poblaciones de topillo, con cargo a fondos de desarrollo rural. Y un mes después, en septiembre, Ecologistas en Acción, junto con WWF, Seo/BirdLife, Plataforma para la Defensa de la Cordillera Ibérica, Fundación Global Nature y Ascel, solicitaron al Servicio para la Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona) la apertura de una actuación que garantizara la legalidad de algunas prácticas agrarias -y también la de los rodencidas utilizados-, ya que habían descubierto que algunas asociaciones de agricultores estaban repartiendo por iniciativa propia importantes cantidades de distintos tóxicos. Llegados a este punto cabe recordar que el uso masivo de veneno es una actividad ilegal, puesto que es un método no selectivo que puede alcanzar un enorme impacto medioambiental. Además del riesgo evidente para la salud humana.

Turalemia.

El dedo pulgar de una mano infectada de turalemia.

El dedo pulgar de una mano infectada de turalemia.

La natural prudencia que debe presidir la actuación política en temas delicados, y que empuja a evitar dejarse arrastrar por las presiones del momento, habría evitado posiblemente la epidemia de turalemia que -coincidiendo con la aplicación del veneno- se cebó en cientos de vecinos de la Tierra de Campos, el corazón de Castilla y León.

Esta enfermedad, producida por la descomposición de los millares de cadáveres de topillos abandonados a su suerte en acequias y sembradíos, es el resultado de una infección bacteriana con efectos parecidos a la gripe. Sin embargo, ya por entonces, diversos médicos la relacionaron, en declaraciones privadas que pretendían evitar represalias laborales, con el brote epidémico padecido durante el verano del 2007, tras el uso masivo del veneno. Aseguraron entonces, ya públicamente en esta ocasión, que hacía doce años que no recordaban nada parecido.

La polémica entre el CSIC y la Junta de Castilla y León.

Hace algo más de un mes, un grupo de ocho investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y de la IE Universidad de Segovia, la Universidad de León y la Universidad Autónoma de Madrid, publicó un estudio que fue recogido en la revista científica norteamericana Environmental Conservation. En el que llegaba a la conclusión de que “la aplicación del rodencida había era innecesaria, ya que el veneno no acaba con la plaga, sino que ésta se colapsa de forma natural”. Esta apreciación fue, también por entonces, ratificada el investigador Javier Viñuela, del Instituto de Investigación en Recursos Cinegéticos (IREC), dependiente del CSIC, la Universidad de Castilla-La Mancha y el Gobierno de esta comunidad. Ante tal declaración la Consejería de Agricultura de Castilla y León emitió, el 25 de marzo, una nota de prensa desautorizando la investigación de los científicos, al tiempo que intentaba desacreditarlos afirmando que consideraba “absolutamente falsa” la conclusión del informe elaborado “por un grupo de personas”.

Los topillos volverán.

Control poblacional de topillos mediante cebo envenenado.

Control poblacional de topillos mediante cebo envenenado.

Los expertos del CSIC vaticinan que el año que viene los topillos probablemente volverán en otra plaga cíclica. Mientras tanto Pablo Villar, el alcalde más joven de España (23 años) y que gobierna en Villalar de los Comuneros (Valladolid), ha elegido usar su sentido común para evitar el retorno de una posible plaga de topillos. Ha decidido colocar cajas nido en dónde criar lechuzas, que son sus mayores depredadores.

Frente al aserto de Fernando Jubete, de Global Nature, que asegura que la mortandad sufrida por el uso indiscriminado del veneno “alcanzó a 20 ó 30 especies, incluidos gatos y perros”, la viceconsejera de Desarrollo Rural de la Junta de Castilla y León, María Jesús Pascual, ha afirmado que “ninguna especie no diana ha fallecido por el uso del veneno”. Pero las estadísticas parecen empeñarse en llevar la contraria a la actuación oficial; porque si en 2006, en Castilla y León se produjeron 5,53 millones de toneladas de cereal, en 2007, en plena plaga de topillos, la cosecha casi se duplicó: 8,94 millones de toneladas. Con estos datos, no parece tan evidente la necesidad de aprobar unas medidas tan drásticas como las que tomó la Junta.

¿Sería posible establecer un veto de las entidades ecologistas a ciertas actuaciones medioambientales?

Una cigüeña comiendo topillos. 28 jun. 2007.

Una cigüeña comiendo topillos. 28 jun. 2007.

Ante los hechos consumados uno ya sólo puede preguntarse sobre la idoneidad de la actuación oficial. Y quizás pueda pensar si no hubiese sido preferible seguir los consejos que el ecologismo ofrecía gratuitamente. Porque, no olvidemos que además de casi quedarnos sin fauna -y con más de 500 afectados de turalemia-, la factura de los productos químicos facilitados por la Junta también ha debido resultar bastante salada.

No creo conveniente alargar más este artículo, aunque podría extendeme más. A aquellos interesados en obtener mayor información sobre el posicionamiento de otros protagonistas en esta historia (agricultores, ganaderos, ecologistas y administraciones) les remito a la consulta, en una buena hemeroteca, de la revista Interviú.

A mí sólo me queda decir que vería con buenos ojos que el movimiento ecologista contase  con una obligada atención de la Administración pública -a ser posible con opción de veto- cuando las decisiones a tomar sean tan importantes como en esta ocasión. ¡Porque la profesionalidad de los técnicos de la Junta ha quedado en entredicho! Han fallado dramáticamente, y los resultados saltan a a la vista. Personalmente vería con buenos ojos que esta propuesta personal, aquí formulada, se dejase querer por los partidos políticos hasta conseguir que la incluyesen en sus programas electorales. Una decisión que quizás evitaría sucesos tan lamentables como el aquí relatado.

Un policía de caza nacional sostiene una liebre encontrada muerta en Toro (Zamora).

Un policía de caza nacional sostiene una liebre encontrada muerta en Toro (Zamora).

Un ecologista en El Bierzo.

Interviú. Números 1.721 (del 20 al 26 de abril) y 1.722 (del 27 de abril al 3 de mayo. Interviu.es.

Plaga de topillos en Castilla y León en 2007. Wikipedia.org.