Archivo de la etiqueta: COP15

La Cumbre de París aprueba un acuerdo ‘vinculante’ para frenar el calentamiento global

El acuerdo sobre el clima alcanzado en París es el primero vinculante a nivel planetario. París, 9 dic. 2015.

El acuerdo sobre el clima alcanzado en París es el primero vinculante a nivel planetario. París, 9 dic. 2015.

Contra todo pronóstico, y cuando muy pocos confiaban ya en ello, tras dos semanas de complicadas negociaciones, la Cumbre del Clima de París (COP21) presentó este tarde un acuerdo vinculante que, por primera vez, incorpora a la casi totalidad de los países del mundo. El anterior protocolo de Kioto no incluía a los dos principales contaminadores del aire, China y Estados Unidos.

Lo que no serán jurídicamente vinculantes para los países son los objetivos concretos de reducción de emisiones, una puntualización que ha sido necesario añadir para evitar que Estados Unidos se saliese del acuerdo. Es este un aspecto criticado por Ecologistas en Acción, que argumenta que “la revisión de los compromisos se hará demasiado tarde, cuando estemos cerca de haber emitido ya una cantidad de gases de efecto invernadero que implicaría superar el límite de 1,5 grados”. Para este colectivo “se ha optado por la fórmula con menor fuerza legal (acuerdo) para un texto peligrosamente vago y abierto, en el que los compromisos de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero no son vinculantes”.

Manifestación ecologista junto a la Torre Eiffel para pedir un acuerdo ambicioso contra el cambio climático. Dic. 2012. Afp. Alain Jocard.

Manifestación ecologista junto a la Torre Eiffel. 11 dic. 2015. Afp. Alain Jocard.

Con todo, y pese a esta opinión, parece evidente que el acuerdo de París, -que es nombre como parece que pasará a la historia-, no será menos importante que el protocolo de Kioto. Personalmente entiendo que, huyendo de extremismos poco realistas, es un buen paso por lo que supone de compromiso planetario con la cuestión del clima, y también porque, a mi modo de ver, sienta unas bases sólidas para poder conseguir progresos en el futuro. De hecho, establece por primera vez un límite a la subida de las temperaturas al final del siglo menor de 2º C con recomendaciones para reducirlo a 1,5º C, lo que es un logro importante.

El acuerdo final incluye, además, el asunto espinoso al que me referí en artículos anteriormente publicados en esta web. Es decir, el de la diferenciación de la responsabilidad climática entre los países. Este punto, como recordaré aquí, causó conflictos especialmente con países como India y China, y estuvo a punto de paralizar las negociaciones de la cumbre. El texto definitivo establece que esa diferenciación no estará asociada exclusivamente al nivel de riqueza de los países, sino también a los niveles de emisiones, considerando a cada uno de ellos individualmente.

Preguntado sobre este tema, Feng Gao, el representante especial para el Cambio Climático del Ministerio de Asuntos Exteriores de China, comentó que “estamos satisfechos con la diferenciación acordada entre países desarrollados y en vías de desarrollo”.

Contra el cambio climático. Pancarta de Ecobierzo y El Eco del Bierzo. Ponferrada, 21 sept. 2014. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

Contra el cambio climático. Pancarta de Ecobierzo y El Eco del Bierzo. Ponferrada, 21 sept. 2014. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

Realmente lo conseguido parecía imposible de conseguir, y en este logro hay que agradecer el esfuerzo de las organizaciones ecologistas, su reiterada presencia en todas las cumbres del clima y el trabajo de miles de activistas comprometidos con la defensa del planeta. Hoy, más que nunca, valoro con orgullo lo que muchos compañeros y compañeras hemos realizado desde hace años a nivel local, aunque a veces nos sintiésemos incomprendidos. Siento que ese éxito, aunque no suponga el cambio radical en el sistema energético planetario que muchos deseamos, se debe sobre todo a los miles de granitos de arroz extendidos por todo el mundo por los voluntarios y voluntarias del clima. “¡Sí se puede!”. Se pueden cambiar las cosas cuando existe una voluntad comprometida para que cambien. Y lo de París viene a demostrarlo una vez más.

La COPP21, al contrario que la COP15 de Copenhague, concluyó entre vítores, aplausos sonrisas y selfies de las 196 delegaciones presentes en París. Y con un largo aplauso dirigido a Laurent Fabius, el ministro de Exteriores francés, quien con un golpe de mazo dio por aprobado el acuerdo sin que se presentara ninguna objeción.

La sensación general es, pues, de éxito ante un texto de 31 páginas jurídicamente vinculante que, por primera vez, reúne el compromiso mundial por “mantener el aumento de las temperaturas por debajo de los 2 grados con respecto a los valores preindustriales”.

El presidente norteamericano Barack Obama calificó el acuerdo de “enorme”. Y el secretario de Estado norteamericano, John Kerry también se congratuló por el mismo, aunque advirtió sobre la necesidad de que se cumpla: “Es una victoria para el planeta, Pero la historia no juzgará por la manera en que seamos capaces de hacer cumplir los compromisos y llegar a los objetivos que nos hemos propuesto”, subrayó.

Protesta en Numea contra el cambio climático. 29 nov. 20015. Avaaz.org.

Protesta en Numea contra el cambio climático. 29 nov. 20015. Avaaz.org.

La directora del Instituto de Desarrollo Sostenible y Relaciones Internacionales (IDDRI) de París y máxima responsable de cambio climático de la ONU, Christiana Figueres, consideró que el acuerdo logrado “es una propuesta equilibrada y lo más ambiciosa que ha sido posible teniendo en cuenta la dificultad de satisfacer los puntos polémicos para cada delegación”. Pero también opinó que los compromisos alcanzados resultan insuficientes y pidió a los países un mayor esfuerzo.

Por su parte, a través de su página web, Ecologistas en Acción ha opinado que el acuerdo alcanzado hoy en París es “decepcionante e insuficiente”. Para este colectivo el plan aprobado esta tarde “carece de las herramientas necesarias para luchar con eficacia contra el calentamiento global y al desoye las luchas ciudadanas”. También, según publica, “se ha perdido una oportunidad de reforzar e internacionalizar un cambio de modelo basado en las renovables que mantenga bajo tierra el 80% de los recursos fósiles, frene la industria extractivista y se ajuste a los límites planetarios. Se ha optado en cambio por consagrar la mercantilización del clima y las “falsas soluciones”.

A la misma hora en que los líderes sellaban el acuerdo en Le Bourget, más de diez mil manifestantes, desafiado la prohibición oficial, trazaban en la calle, alrededor del Arco del Triunfo, la ‘línea Maginot del clima’ entre gritos de “Justicia Climática” y “Otro acuerdo es posible”.

“Se acabó la retórica y ahora empieza la acción”, proclamó Bill McKibben, fundador del grupo 350.org. para quien “el acuerdo es insuficiente porque el poder de las energías fósiles sobre nuestros políticos sigue siendo muy grande. Lo que hace falta ahora es más presión ciudadana para dejar el petróleo bajo tierra y acelerar la transición”.

Concentración contra el cambio climático en Ponferrada, 24 oct. 2009. Foto: Enrique L. Manzano.

Concentración contra el cambio climático en Ponferrada, 24 oct. 2009. Foto: Enrique L. Manzano.

En esta cumbre el papel de malo de la película recayó sobre Arabia Saudita, que recibió durante la cumbre el premio “Fosil Colosal” de los grupos ecologistas por su labor obstruccionista durante las negociaciones.

Un ecologista en El Bierzo.

La Cumbre de París aprueba un histórico acuerdo ‘legalmente vinculante’ para frenar el cambio climático. 12/12/12. Elmundo.es.

La Cumbre del Clima termina con un acuerdo global que “hará historia”. 12/12/15. Elconfidencial.com.

Los puntos clave del acuerdo en la Cumbre del Clima de París. 12/12/12. Elmundo.es.

París, un acuerdo decepcionante que desoye a la ciudadanía. 12/12/15. Ecologistasenaccion.org.

Acuerdo de París sobre el clima. 12/12/2015 (en inglés). Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

Cumbre del Clima de París: ¿Qué es lo que exige India?

El primer ministro de la India, Narendra Modi, durante su discurso en la cumbre sobre el cambio climático COP21. París, 2 dic. 2015. Efe.

El primer ministro de la India, Narendra Modi, durante su discurso en la cumbre sobre el cambio climático COP21. París, 2 dic. 2015. Efe.

Ayer me referí a las reticencias de India a la hora de aceptar los criterios de los países más industrializados presentes en la Cumbre del Clima de París. La reivindicativa postura de India, que cabe situar en el pleno “boom” empresarial que atraviesa la considerada como tercer emisor mundial de CO2, sólo por detrás de países como China y EE.UU., ha provocado el bloqueo de unas conversaciones que habían arrancado con buen pie el pasado lunes, ya que hasta Estados Unidos, por boca de su actual presidente, Barack Obama, reconoció con sorprendente sinceridad su parte de responsabilidad en el calentamiento global.

Un gran paso, más aún si se tiene en consideración que en 1997 EE.UU. se limitó a firmar el protocolo de Kioto pero luego después de haberlo firmado. O que en la COP15, celebrada en Copenhague en 2009, China fue reacia a aprobar el magro documento que se acordó allí in extremis. Hoy, por el contrario, el presidente chino, Xi Jinping, parece dispuesto a adoptar medidas mitigadoras del temible cambio climático. Sus relaciones con Europa, y con Gran Bretaña en concreto, atraviesan por un buen momento, ya que estuvo en octubre pasado visitando de manera oficial ese país, donde fue recibido por la reina Isabel en el Palacio de Buckingham.

Protocolo de Kioto. Los países en azul no han ratificado el protocolo con su firma. En gris los no posicionados. En verde los firmantes. 2009. Wikipedia.org.

Protocolo de Kioto. Los países en azul no ratificaron el protocolo de Kioto. En gris los no posicionados. En verde los firmantes. 2009. Wikipedia.org.

Como dije, India es un país con un pujante desarrollo económico, para cuyo crecimiento necesita mucha energía. Una buena parte de ella la obtiene de la amplia red de centrales nucleares, después de orientar la energía atómica hacia fines pacíficos, cuando hasta ahora su interés por la misma había sido, ante todo, militar.

Ya puesto a hablar de este tema abundaré en que la planta nuclear de Kundankulam es el resultado de una alianza entre Rusia y la India y que está considerada como la mayor generadora de electricidad en el país hindú. A destacar que el amplio programa nuclear del gobierno de Nueva Dehli  fue agriamente cuestionado por diversas oenegés internacionales, algunas con sedes en India, las cuales convocaron masivas concentraciones. Esto tuvo el poder de irritar enormemente al gobierno hindú, el cual como respuesta decretó la expulsión de muchas de ellas.

La situación del protocolo de Kioto en 2011. Wikipedia.org.

La situación del protocolo de Kioto en 2011. Canadá se retiró. Wikipedia.org.

También recordaré, aunque me salga un poco del tema, que India es uno de los escasos países que tiene arsenal atómico, junto con su vecino Paquistán con el que siempre está a la greña. Y que también es, probablemente, el hueso más duro de roer en la cumbre de París para cerrar un acuerdo global.

De hecho, su discurso es altamente coherente. India entiende que los países más desarrollados y contaminantes, al haber basado su crecimiento en los combustibles fósiles, deberían asumir el grueso de los esfuerzos necesarios para mitigar las subida de la temperatura global. A cambio promete reducir sus emisiones, aunque no sin antes percibir 206.000 millones de dólares.

Ya el pasado lunes el primer ministro de la India, Narendra Modi, en su intervención inaugural insistió en que los países más industrializados tenían “más mayor margen para reducir sus emisiones” y defendió la vigencia del concepto “responsabilidades comunes pero diferenciadas”. También lanzó una advertencia sobre el carbón, que continúa siendo una de las principales fuentes de energía en su país: “Deberíamos limpiar esa energía y no decretar su fin”.

India quiere que las contribuciones de reducción de emisiones para el futuro acuerdo sean de cumplimiento “voluntario” para los países en desarrollo, entre los que se incluye, y que sólo sean jurídicamente vinculantes para los países del anexo I, que son los que la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático considera los más ricos de acuerdo a criterios de 1990.

Esos países más industrializados son los que entonces se considero que tenían una mayor responsabilidad en el cambio climático. Se les conoce con ese nombre porque fueron incluidos en el Anexo I de la Convención Marco de las Naciones Unidas y son los que soportan una carga mayor en los acuerdos derivados de la Convención.

El presidente chino Xi Jinping y su homólogo francés, Francois Hollande, en una reunión previa al inicio de la Cumbre sobre Cambio Climático. París, 29 dic. 2015. Solochina.wordpress.com.

Xi Jinping y Francois Hollande, en una reunión previa al inicio de la Cumbre de París. 29 dic. 2015. Solochina.wordpress.com.

Sin embargo, en ese listado hoy hay estados, como China, que no están incluidos, pese a ser ahora la nación más contaminante del mundo. Es cierto que esta división entre ricos y pobres, establecida hace 23 años, dista mucho de la realidad actual y que de ella ya no quieren ni oír ni hablar Estados Unidos y la Unión Europea (UE), que además se oponen radicalmente a que los compromisos de los países en desarrollo sean de cumplimento voluntario.

Por su parte, India condiciona su compromiso a reducir la intensidad de sus emisiones por unidad de PIB entre un 33 y un 35% para 2030 con respecto a 2005, y que el 40 % de su electricidad provenga de renovables, a la recepción de 206.000 millones de dólares de la comunidad internacional. Pero, además, Modi pidió en su intervención que Occidente cumpla con el compromiso de aportar 100.000 millones de dólares (95.000 millones de euros) anuales a partir de 2020, del denominado Fondo Verde, y que no bloquee la “transferencia tecnológica”. India quiere que el acuerdo recoja la obligatoriedad de los Estados desarrollados de transferir, sin coste, conocimiento en tecnologías bajas en carbono a los países en desarrollo.

El problema es que este asunto está regulado por la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual y no puede ser tratado en esta convención. A lo que hay que añadir que el país hindú no está solo, ya que un buen número de naciones en desarrollo, que se beneficiarían de que las contribuciones fuesen voluntarias, podrían secundarle.

De prosperar la petición de Modi, que mantiene pese a la buena disposición manifestada previamnete, la cumbre podría resquebrajarse. Un riesgo que ya ha reconocido la delegación británica.

Sin embargo, otros negociadores más optimistas entienden que el bloqueo de India forma parte de una táctica y esperan que la próxima semana, cuando los ministros acudan a París a ultimar el acuerdo, los diplomáticos de Nueva Delhi acaben cediendo si se les asegura la financiación y transferencia tecnológica que solicitan.

“La mayoría de los bancos ven más potencial en financiar proyectos solares que nuevas plantas de carbón”, aseguró un delegado de India en la cumbre, al tiempo que consideró que su país “no puede aceptar limitar duramente sus emisiones cuando todavía estamos tratando de alumbrar a gran parte de la población, el 20% de nuestros habitantes no tienen acceso a la electricidad”. “Si hablamos de responsabilidades justas, los compromisos de la UE y Estados Unidos son menos ambiciosos que los de mi país en función de cuánto han contribuido al problema”, añadió.

Deuda ecológica.

Nueva Delhi, la capital más contaminada del mundo, limitará el uso del automóvil. 2015. Eldiario.es.

Nueva Delhi, la capital más contaminada del mundo, limitará el uso del automóvil. 2015. Eldiario.es.

La postura de India no es exclusiva, más bien al contrario, ya que es ampliamente compartida por los países africanos y también por algunos del continente americano sur. Tiene que ver con el concepto de “deuda ecológica”, ya mencionada por el presidente boliviano Evo Morales en Copenhague y defendida también por otros mandatarios, como el presidente de Ecuador Rafael Correa, quien ha dicho que “Un habitante de los países ricos emite 38 veces más que uno de los pobres”. Existe “una deuda ecológica que debe pagarse y que, sobre todo, no debe ir aumentando”, apostilló.

Otra opinión en esta línea es la del presidente de Zimbabue, Robert Mugabe, quien ha declarado que “los países desarrollados están siendo miserables… Nos cargan [a los pobres] para que limpiemos el desastre que han creado”.

Un comentario que no está demasiado alejado del realizado por un delegado hindú, quien recordó que los países ricos son los principales responsables del cambio climático, y que aún hoy “un estadounidense medio emite diez veces más al año que la media de un habitante en India”.

Posturas con las que los países occidentales prefieren mantener cierto distanciamiento, obviándolas en lo posible, pero que habrán de superarse si se quiere llegar a un entendimiento. Éste algunos lo sitúan en el pago por Occidente de importantes cantidades de dinero para facilitar una transición hacia la producción de energía limpia en los países menos desarrollados. Algo que, por otro lado, la crisis económica mundial complica. De lo contrario será difícil alcanzar en esta cumbre, iniciada con tan buenos auspicios,  un plan de acción realmente vinculante y universal. Y se perderían algunos preciosos años más en la lucha contra el cambio climático.

Intervención de Greenpeace para desbloquear la situación.

Los países ricos contaminan hasta el doble que los pobres. Lavanguardia.com.

Los países ricos contaminan hasta el doble que los pobres. Lavanguardia.com.

Ante el bloqueo de las conversaciones el director ejecutivo de Greenpeace Internacional, Kumi Naidoo, ha optado por publicar hoy una carta abierta dirigida a Narendra Modi, en la que le emplaza a desempeñar un “papel heroico” en las negociaciones de la cumbre contra el cambio climático. “La India puede ser líder de la revolución de energía renovable que está por llegar”, dice la misiva, que añade que puede “generar millones de empleos en este sector, de manera que no se castigue a los trabajadores del sector de combustibles fósiles”.

Un ecologista en El Bierzo.

India pide mayor esfuerzo a los países más contaminantes. 01/12/15. Elpais.com.

India bloquea las negociaciones del acuerdo climático de París.
02/12/15. Publico.es.

Nueva Delhi, la capital más contaminada del mundo, limitará el uso del coche. 04/12/15. Eldiario.es.

Greenpeace emplaza a la India a desempeñar un “papel heroico” en la COP21. 04/12/15. Eluniversal.com.

Durban: los intereses nacionales posponen nuevamente la toma de decisiones sobre el cambio climático

COP 17. Durban (Sudáfrica). Cumbre de la ONU sobre Cambio Climático. 28 nov. - 9 dic. 2011.

COP 17. Durban (Sudáfrica). Cumbre de la ONU sobre Cambio Climático. 28 nov. – 9 dic. 2011.

No voy a negarlo, estoy disgustado. Y también cabreado. Porque ya cumplen muchos años desde que se despertó mi interés por el clima y con él también la preocupación por conocer a fondo lo que sucede. Y todo sigue igual. Me pregunto, en momentos de quietud, ¿por qué los veranos de mi infancia ya no son como los de antes? Por ejemplo, cuando mi abuela nos obligaba, a mí y a mis hermanas, a hacer la siesta (o algo parecido a tal) porque en la calle podíamos freír un huevo en las aceras. O, también, ¿dónde se fueron aquellas maravillosas primaveras de mi infancia, llenas de arcoíris, en las que tan pronto llovía como lucía el sol?

Recuerdo que, cuando me hice adulto, el asunto del clima empezó a ser una preocupación para mí. Pero no del mismo modo que lo era anteriormente, en que me limitaba a comentar que hacía un frío que pelaba, o que, por el contrario, se fundía hasta el asfalto. No, ahora hablábamos de CO2, de efecto invernadero y del desastroso futuro que nos espera si todo eso no se solucionaba pronto.

COP 17. Durban, 28 nov. - 9 dic. 2011. Copenhagen2009.blogspot.com.

Protesta civil durante la COP 17. Durban, 28 nov. – 9 dic. 2011. Copenhagen2009.blogspot.com.

Después vino Kioto, que sonaba a japonés, como así era, aunque no lo supe hasta más tarde, después de muchas marchas y protestas de los grupos ecologistas. Esto ocurrió cuando ya se comenzaba a hablar de los costes económicos que la subida de las temperaturas globales tendría para nuestras ricas economías. Y después de que el espectro de una posible avalancha de millones de seres venidos del sur, o del este, imposible de contener, se fuera adentrando en nuestro subconsciente colectivo robándonos el sueño. Aunque, he de reconocerlo, el hecho de que en la otra punta del mundo trescientos millones de personas pudiesen quedarse sin tierra en donde aposentar sus pies no nos importaba tanto. Porque, después de todo, eran hindúes, maoríes, o algo así… Vivían en países de Oriente, por la zona del Pacífico y, después de todo, ya estaban acostumbrados a los monzones. Así, por qué preocuparse?

En cuanto a los daneses, que viven a ras de mar, esos ya están tecnológicamente muy avanzados, y seguro que ya sabrían apañárselas para evitar que el océano les comiese medio territorio.

Además, en España, nosotros disfrutábamos de un país privilegiado, con una altitud media muy elevada, y por lo tanto por mucho que subiese el mar, o se fundiesen los polos y glaciares, con tanta costa y acantilado como tenemos, nuestro país nunca iba a quedar sumergido baja las aguas.

Eso era lo que algunos pensaban, o pensábamos. Antes de que viésemos como algunos iconos de nuestra civilización occidental, tales como Venecia, empezaban a correr un gravísimo riesgo de desaparición. Y eso ya no nos hizo gracia. Ni tampoco nos la hace esas fotos de glaciares de hace cincuenta años con lo poco que queda hoy de ellos. O pensar que, si esto sigue así, pronto desaparecerán hasta los osos polares, por falta de territorios de caza.

Los desastres ligados a la subida de las temperaturas ya los estamos viviendo. Son, sobre todo, de tipo medioambiental y parecen guardar alguna relación con los desastres naturales, más frecuentes que nunca, que estamos sufriendo con especial virulencia en los últimos tiempos. Por otro lado, también hay quien asegura que lo del cambio climático es un camelo, que es algo cíclico y que poco o nada tiene que ver con la contaminación.

Efectos del cambio climático sobre las cosechas y la alimentación.

Protesta contra el colonialismo occidental en África. COP 17. Durban, 28 nov - 9 dic. 2011. Copenhagen2009.blogspot.com.

Protesta contra el colonialismo occidental en África. COP 17. Durban, 28 nov – 9 dic. 2011. Copenhagen2009.blogspot.com.

Lo que sí resulta más comprobable es que los cambios climáticos afectan enormemente a la alimentación, y por ende al hambre en el mundo. En la década de los sesenta, concretamente a mediados de la misma, Europa pasó una época de sequía que afectó gravemente a nuestras cosechas. Y en India, por culpa de la escasez de lluvias, en los años 1965 -1966 la producción de cereales cayó de 88 a 75 millones de toneladas. Cuando a finales del siglo XIX exportaba más de un millón de toneladas anuales. Ni que decir tiene, que la diferencia tuvo que ser cubierta con importaciones masivas, mayormente provenientes de Estados Unidos.

En 1969 empezó un periodo de sequedad que afectó gravemente la zona saheliana al sur del Sahara. Los países más afectados fueron Senegal, Mali, Nigeria, Alto Volta, Chad, Mauritania y Etiopía. Y a partir de 1973 el hambre alcanzó duramente a millones de nómadas, provocando una gran mortandad entre ellos a pesar de la ayuda internacional. Y si bien el crecimiento poblacional en esta zona fue pequeño en la época, pasando del 2% al 3%, la producción de cereales de base apenas se movió (de 0,5% a 1%). En comparación, en América del Norte, entre 1940 y 1965 el rendimiento agrícola mejoró en un 100%. Y en Europa, entre 1945 y 1965, lo hizo en un 50%.

Con esto quiero decir que los efectos del cambio climático se dejan sentir con mayor virulencia en los países pobres, aquellos que pertenecen al que llamado por Occidente ‘Tercer Mundo’ (por más que a ellos tanto les desagrade que le digamos así).

En estos momentos, y como denuncian muchas oenegés, entre ellas Médicos sin Fronteras, una sequía como nunca vista en sesenta años, está haciendo auténticos estragos entre la población del llamado cuerno de África, creando una crisis alimentaria que está llevando a la agonía y muerte a miles de personas.

Decía pues, al empezar, que estoy cabreado y no creo que haya para menos. Porque después de la firma del protocolo de Kioto, que interpreto como algo positivo (aunque no vinculante para países como EE.UU), las cumbres de la ONU sobre cambio climático me han llevado ya a pasear por medio mundo. Aunque sólo sea en la imaginación. Y total, para nada, o poco menos. Fue el caso en Bali (COP13/2007), Copenhague COP15/2009), Cancún (COP16/2010) y, ahora, Durban (COP17/ 28 noviembre – 9 diciembre 2011).

Y también, porque entre tanto, en el Viejo Continente, la Comisión Europea (CE) está poniendo a caldo a nuestro país, y otros con minas de carbón, por el supuesto riesgo que supone su utilización para el calentamiento global (no se meten tanto con el petróleo).

De este modo, y aunque reconozco la necesidad de tomar medidas urgentes, entiendo que mientras a unos nos piden ser más papistas que el papa, otros países parece que apuesten por ver cuál es el que contamina más. Lo que no deja de ser una injusticia. Y los principales contaminadores del mundo, como EE.UU., China o India, son encima los más reacios a que les coloquen ningún control sobre sus emisiones.

No a los políticos: demos paso a los científicos en la toma de decisiones sobre el clima.

La presidenta de la COP 17, Maite Nkoana-Mashabane. Durban, 28 nov. - 9 dic. 2011. Cmp7durban.com.

La presidenta de la COP 17, Maite Nkoana-Mashabane. Durban, 28 nov. – 9 dic. 2011. Cmp7durban.com.

Una de las conclusiones que saco de este último encuentro internacional sobre cambio climático ya la hice pública cuando lo de Copenhague. Y es que mientras este tipo de decisiones esté en manos de los políticos mal lo tendremos. Ellos no están dispuestos a que la economía de sus países sufra la menor quiebra, aunque tengamos que pasear todos, de aquí a pocos años, con máscara de gas por nuestras ciudades. Ningún gobernante quiere asumir el coste político que le supondría colocarle el cascabel al gato. Y, además, tienen detrás de ellos a los empresarios, esos mismos que sufragan sus campañas y que les aguijonean para que no cedan ni un ápice en la defensa de sus intereses.

Por esto, entiendo que los científicos tendrían que ser los que acabaran decidiendo en este asunto, para poner fin a esta locura a la que la crisis económica parece aportar renovados argumentos para que no se adopten los acuerdos pertinentes.

Conclusión: en Durban (Sudáfrica) no se ha tomado ninguna medida inmediata para luchar contra el cambio climático, más allá de lo asumido en Copenhague (COP15). Se aplazan las decisiones para casi una década más tarde, lo que más o menos viene a significar que se hipoteca el futuro medioambiental del planeta hasta el año 2020. Luego, ya se verá… Esto sucede cuando todos reconocen que si no se adoptan medidas inmediatas tendremos 2 ó 3ºC más de temperatura global a finales del siglo. Parece poco, pero no es ninguna tontería, como ya lo estamos ya comprobando.

La Agencia Internacional de la Energía (AIE), un organismo dependiente de la OCDE encargado de supervisar las políticas energéticas de los países miembros, en su informe anual sobre el panorama energético mundial presentado en Londres el mes pasado, aporta una advertencia más. La IAE alerta sobre la posibilidad de que el calentamiento global pueda descontrolarse causando “daños irreversibles” al planeta. Con los datos en la mano, asegura que para el año 2017 los mayores productores de CO2 ya estarán expulsando la misma cantidad de dióxido de carbono que estaba prevista, si se continúa al ritmo actual, para el 2035.

Un ecologista en El Bierzo.

COP 17. Durban (Sudáfrica). 28 nov. - 9 dic. 2011. Cmp7durban.com.

COP 17. Durban (Sudáfrica). 28 nov. – 9 dic. 2011. Cmp7durban.com.

Durban: segunda prórroga de un partido que nadie va a ganar. 11/12/11. Copenhaguen299.blogspot.com.

Protesta de mayoría de países hace cambiar borrador final de COP 17. 09/12/11. Lavozdelsandinismo.com.

Copenhague: los integristas del capital ponen en jaque a la seguridad del planeta. 13/12/11. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

COP 17:CMOP 7 Opening Remarks. 29/11/11. Youtube.com. COP17CMP7durbanZA.

Satisfacción ecologista ante la liberación de los miembros de Greenpeace detenidos en Copenhague

Liberación de los cuatro activistas de Gereenpeace detenidos en Copenhague. 6 enero 2010. Fuente: Greenpeace.org.

Liberación de los cuatro activistas de Gereenpeace detenidos en Copenhague. 6 enero 2010. Fuente: Greenpeace.org.

¡Por fin libres! Acaban de liberar a los compañeros de Greenpeace injustamente retenidos en una cárcel de la capital de Dinamarca. Los Reyes Magos se han portado bien devolviendo a los activistas el bien más preciado de todos: la libertad. El pasado miércoles día 6 ha salido libre el “cuarteto de la libertad”, después de veinte días de encarcelamiento. Es decir, un día antes de que se cumpliese el plazo de cárcel preventiva ilegalmente decretado por un juez danés.

En Madrid cientos de personas se encontraban concentradas ante la puerta de la embajada danesa, para pedir la liberación de los prisioneros, cuando ha empezado a correr la voz. Ha sido Mario Gómez, el director de campañas de Greenpeace, quien ha traído la buena noticia: “¡Juantxo y los otros tres miembros de Greenpeace ya están en libertad!”, ha gritado. La mujer del español y sus hijos, hermanos, amigos, familiares y muchas personas más, rompieron entonces a aplaudir.

Movilización para pedir la libertad de los detenidos.

Los cuatro activistas detenidos en Copenhague. 17 dic. 2009. Fuente: unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

Los cuatro activistas detenidos en Copenhague. 17 dic. 2009. Unecologistaenelbierzo.

Todo indica que ante la magna ofensiva popular y diplomática el gobierno danés ha optado por dar un paso atrás, optando por contentar no sólo a su Policía sino también a quienes, desde todos los foros, reclamaban la libertad de los detenidos. Entiendo que la Policía nórdica, que contó con poderes especiales -y probablemente ilegales según la Constitución Europea- durante los días de la Cumbre climática, pudo vivir como una ofensa la audaz actuación de Greenpeace durante la cena de gala real en Copenhague.

Confieso que tenía forjada una imagen idílica de Dinamarca, como la de una nación tolerante y maravillosa. Pero después de la represión policial he cambiado de opinión. De hecho, -según he podido informarme- el país cuenta con uno de los índices más elevados de suicidio juvenil. No sé si conseguiré algún día borrar de mi mente la imagen de los jóvenes sentados en el frío asfalto de la capital danesa, esposados y férreamente vigilados por mastines policiales.

Esta historia me ha servido para elaborar algunas reflexiones más. Una de ellas es el vacío mediático al que veo se somete al movimiento ecologista. Y no lo digo por la Cumbre del Clima, que creo que ha tenido suficiente cobertura (no así el encuentro alternativo Klimaforum09), sino por el escaso seguimiento mediático que ha merecido la detención de los activistas. En este sentido puedo decir que me ha sorprendido la desidia general de la sociedad española, como si aquel acto de protesta relacionado con el cambio climático no tuviese nada que ver con ella.

Ahora que paso unos días con mi familia en Francia puedo decir que me ha sorprendido constatar que la huelga de hambre de la activista saharaui Aminatu Haidar, -que ha estado un mes en el candelero de la actualidad en España y a punto de costarle la vida a la defensora de los derechos humanos-, apenas si ha ocupado espacio en los medios de comunicación galos.

Movilización en las redes sociales.

COP15. Represión policial contra los defensores de la sostenibilidad planetaria. Copenhague, 7 - 18 dic. 2009.

COP15. Represión policial contra los defensores de la sostenibilidad planetaria. Copenhague, 2009.

Sin duda soy desconocedor de algunas gestiones realizadas para liberar a los cuatro ecologistas detenidos en Copenhague (entre ellos el presidente de Greenpeace en España, Juan López de Uralde), pero destaco la rápida recogida de firmas conseguida por la organización ecologista, superior a las 50.000. La movilización, a través de redes sociales como Facebook, Twitter, o las ciberacciones, fue inmediata y muy productiva. Una vez más Internet ha demostrado su utilidad en la democratización de la sociedad.

También ha sido agradable ver como Ecologistas en Acción, al tiempo que Greenpeace, se movilizaba en numerosas ciudades españolas para defender a los activistas injustamente encarcelados. Por desgracia, en El Bierzo no se produjo reacción pública alguna, una circunstancia que tampoco me ha impedido aportar mi granito de arena personal a la protesta con este y otros artículos.

Está claro que me duele el escaso compromiso ecológico que hay en mi comarca, quizá como consecuencia de su extensa historia minera. Debe de ser uno de los pocos lugares en el mundo en donde, después de la prohibición municipal de laborar en una cantera, ésta continúa erosionando la montaña todavía dos años después. Me estoy refiriendo a la cantera Peña del Horno II en Paradela de Muces, en el término municipal de Priaranza del Bierzo.

Pero volviendo a lo nuestro, tengo noticias de muchas  gestiones nacionales realizadas para conseguir la liberación de los encarcelados. Es el caso de los sindicatos y también del propio gobierno, que en esta ocasión decidió involucrarse activamente a través de su Ministerio de Exteriores. Todo ello, con el resultado positivo de la libertad de nuestros compañeros.

Los liberados todavía tendrán que enfrentarse a un juicio por allanamiento de morada y no sé que otros supuestos delitos imputables a su intervención, pero estos entran dentro de una lógica judicial más fácil de manejar que la detención arbitraria a la que fueron sometidos.

Un ecologista en El Bierzo.

COP15. La policía de Dinamarca procede a realizar detenciones masivas de activistas climáticos.  Copenhague, 12 nov. 2009. Fuente: lajornada.com.

COP15. La policía de Dinamarca procede a realizar detenciones masivas de activistas climáticos. Copenhague, 12 nov. 2009. Fuente: lajornada.com.

Sale en libertad López Uralde y los otros activistas de Greenpeace detenidos en Copenhague. 06/01/10. Canalsolidario.org.

Los activistas de Greenpeace detenidos en Dinamarca puestos en libertad. 06/01/12. Greenpeace.org.

¡Por fin libres! 06/01/10. Greenpeaceblong.wordpress.com.

La lección de Copenhague. 23/12/09. Kaosenlared.net.

El monstruo de la Cumbre de Copenhague. 22/12/09. Kaosenlared.net.

Libertad detenidos en Copenhague. 22/12/09. Kaosenlared.net.

Los ecologistas exigen la libertad de los cuatro activistas de Greenpeace detenidos en Copenhague

El día 19 de diciembre un correo de mi amiga Montse me informaba de la detención de cuatro activistas de Greenpeace en la Conferencia del Clima. El mensaje venía acompañado de un enlace con You Tube (este enlace ya no funciona).

Una vez abierto el video pude ver como una pareja elegantemente vestida intentaba desplegar unas pancartas amarillas en las que podía leerse: ‘Los políticos hablan, los líderes actúan’. Esta escena ocurrió el jueves 17 de diciembre, durante la celebración de la cena oficial ofrecida por la reina Margarita II a los jefes de estado presentes en Copenhague.

Entiendo que no es educado autoinvitarse a una cena a la que no te han convidado. Sin embargo, en este caso encuentro mil disculpas a tal intromisión. Después de todo, ¿no se había reunido a presentes en aquel guateque para conseguir un planeta más saludable para todos? ¿Y qué es lo que hicieron? Pues, si atendemos a los resultados, podemos decir que poca cosa. Gastar dinero público y poco más. 

Podríamos resumir lo que los países más ricos acordaron en Copenhague diciendo que aprobaron entregar alguna calderilla a los países menos desarrollados. Todo esto acompañado de alguna vaga promesa de ayuda para que en el futuro puedan adoptar tecnologías menos contaminantes. Y punto pelota.

Decepcionante COP 15.

Somos millones las personas las que esperábamos mejores resultados de este encuentro. Por ello, comprendo la intervención de los activistas, que consigue arrancarme una sonrisa complaciente. Aunque entiendo también el enfado de quienes han sido engañados por un cuarteto de actores amateurs que, con sobrada razón, les han dejado en ridículo.

Por lo demás, he de decir que la Policía danesa no ha destacado por su buen trato a  los ecologistas. Al contrario, ha maltratado a millares de personas, jóvenes en su mayoría, que han venido a Ámsterdam para reclamar soluciones al temido cambio climático, a la destrucción del planeta y a la flagrante injusticia social. Es más, yo diría que ante la gravedad de todo lo que sucede en la época actual considero que el ecologismo está exhibiendo unas formas incluso demasiado respetuosas con un sistema corrupto que no las merece.

Desde luego tienen menos miramientos quienes organizan un mundo hoy pletórico de hambre, miseria y destrucción, hasta límites difícilmente imaginables. Según mi corresponsal, después de tomarles declaración, los detenidos fueron detenidos  y totalmente  incomunicados. Tal vez creen que así impedirían que se transmita al mundo el virus del anhelo de un mundo mejor.

Hasta ahora de nada ha servido las peticiones de los abogados de Greenpeace apelando la arbitraria decisión de la justicia danesa. Nuestros amigos deberán permanecer en la cárcel hasta el día 7 de enero, momento en el que un juez podría fijar la fecha de un juicio eventual. Nuestros amigos pasarán las navidades lejos de sus familias.

No soy ducho en leyes, pero entiendo que encarcelar a alguien durante tres semanas, sin que haya habido por en medio una agresión o un robo, me parece un abuso. ¡Vaya con Dinamarca! Y yo que pensaba que era un país moderno y progresista…

Más tarde me he acordado de que es este mismo país el que permite la sangrante matanza de delfines calderón en su territorio de ultramar, en las islas Feroe. Me temo que, con estas noticias, los clichés admirativos que tenía sobre ese país se hayan derrumbado para siempre.

En cualquier caso, condenar a estas personas, respetables y no peligrosas, me suena más a la venganza ruin de una policía burlada que a la aplicación de una auténtica justicia. Y si consideramos que entre los detenidos está el presidente de Greenpeace en España, Juan López de Uralde, una persona de reconocido prestigio mundial, la situación me resulta aún más absurda.

Tal vez hubiese sido más lógico que el gobierno danés hubiese reconociese el fallo de su servicio de seguridad. Después de todo fue éste el que permitió que personas no acreditadas llegasen sin trabas hasta el salón donde cenaba la flor y la nata del poder mundial.

Desde luego veo absurdo mantener en la cárcel a personas que no representan peligro social alguno. Incluso lo veo como un escarnio al movimiento ecologista. O tal vez pretenda ser un aviso para quienes pretendan emular a los que yo considero que hoy son los auténticos héroes. Mantenerlos en prisión no es más que una venganza ruin y torpe, y un insulto añadido a quienes intentamos luchar por un mundo mejor.

No me parece que sean éstas formas de proceder.  Y, para mostrar mi desagrado, pienso boicotear la compra de cualquier producto  o servicio que provenga de Dinamarca hasta que no vea libres a mis colegas. ¡Mi boicot va a ser total!

También llamaré a la Embajada Danesa en España (91 4318445 ó 91 4319168, de la calle Serrano, 26 en Madrid), para dejarle claro lo que pienso de todo esto. Y os animo a que hagáis lo mismo para conseguir la liberación de los compañeros.

Si lo preferís, también podéis dejar constancia de vuestra protesta en la dirección de correo electrónico: madamb@um.dk.

El texto a continuación, redactado por Ecologistas en Acción, os puede ayudaros: “Quiero mostrar mi indignación ante las detenciones y encarcelamiento de varios activistas contra el cambio climático durante la Cumbre de Copenhague, especialmente de Juan López de Uralde, Director de Greenpeace España, y le insto a que adopte todas las medidas posibles para lograr su inmediata puesta en libertad sin cargos”.

Si la embajada está cerrada vuestra llamada acabará en el Ministerio del Interior en Dinamarca, que tienen un servicio permanente. Allí os dirán que no pueden facilitaros esta información, porque no son ellos los responsables, etcétera. Pero creemos que muchas llamadas pueden ser útiles para que recapaciten sobre la situación. Y también podéis enviar vuestra queja a través de la ciberacción de Greenpeace, que encontraréis en este enlace.

Cumbre antidemocrática y policía represora.

Desde luego, la COP15 no pasará a la historia por su respeto a los derechos civiles. La representación ciudadana en los debates oficiales fue vetada por completo, así como la asistencia  de miles de personas autorizadas. Es más, en la calle la represión policial ha sido manifiesta: detenciones arbitrarias preventivas, personas sentadas en el asfalto helado con las manos atadas a la espalda y expuestas durante horas a temperaturas extremas, a las que incluso se les impidió realizar sus necesidades fisiológicas. Son imágenes más propias del nazismo que de un país moderno.

De hecho, la desorbitada acción policial ha provocado que el partido de izquierda de Dinamarca haya pedido al ministro de Justicia una investigación. Desde luego, una triste imagen para una de las monarquías más antiguas del mundo.

También hay que denunciar que, coincidiendo con la celebración de la Cumbre del clima, el Gobierno danés aprobó una nueva ley para ampliar los poderes de la Policía, las cuales le permitía nuevas actuaciones como a la detención en masa de los manifestantes o el desprecio por los derechos humanos. Para que el lector se haga una idea de la intención de la nueva ley sólo es necesario decir que el Gobierno la bautizó con el humillante nombre de “lømmelpakken” (paquete de granujas). Creo que sobran los comentarios.

Más de 50.000 firmas para pedir la libertad de Juanxo y sus amigos.

En los últimos días varias concentraciones han solicitado la libertad de los detenidos del clima en numerosas ciudades españolas (Madrid, Barcelona, Valencia, Jerez de la Frontera, etc.). El 30 de diciembre pasado, tuvo lugar una de las más importantes en Madrid, frente al Ministerio de Asuntos Exteriores.  En ese día, el director de Campañas de Greenpeace, Mario Rodríguez, se reunió con el jefe del Gabinete del ministro Miguel Ángel Moratinos, Agustín Santos, para trasladarle la complicada situación del director de Greenpeace en España.

El periodista Joaquín Prat expresó así un sentimiento generalizado: “Quiero brindar desde aquí todo mi apoyo a Juanxo, a Nora, a Cristian y a Joris, que están injustamente encarcelados en una prisión danesa por defender nuestro planeta de las agresiones de las que es víctima constantemente”. Y el periodista Melchor Miralles dijo: “Espero que algún día algún tribunal internacional concluya que la decisión de la justicia danesa en relación con Juancho y sus tres compañeros ha sido una decisión ilegal. Me parece un escándalo que en un país democrático desarrollado cuatro personas puedan ingresar en prisión y llevar los días que llevan privados de libertad por unos hechos como los ocurridos”.

En un tiempo récord, Greenpeace ha recogido 50.000 firmas de apoyo a los detenidos, las cuales, a estas alturas, ya han sido entregadas al embajador danés en Madrid.

Un ecologista en El Bierzo.

“El trato de la policía fue inhumano, yo pensaba que esto no ocurría en Dinamarca”. 13/12/09. El Pais.com.

Las asociaciones de defensa de los animales denuncian la matanza de delfines calderones en las islas Feroe. 08/11/09. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com. 

Dinamarca: la policía tendrá poderes más amplios durante la COP15, incluyendo la detención preventiva. 27/11/09. Ecologiablog.com.

Globalízate exige a España que presente “una queja diplomática a Dinamarca” por el trato de la policía. 14/12/09. Globopedia.com.

50.000 personas piden a la Justicia danesa la liberación del director de Greenpeace. 29/12/09. Diariodenavarra.es.

Apoyos detenidos en Copenhague. 30/12/09. Yotube.com. Greenpeace.

Y después de Copenhague, ¿qué?

El presidente norteamericano Barack Obama se perfila como el gran vencedor en una cumbre fracasada. Copenhague, 18 dic. 2009. Elpais.com. AP.

Es la pregunta del millón, la que todos se hacen después de que, tras casi dos semanas de maratónicas negociaciones en el ‘Bella Center’ de Copenhague, la Conferencia de la Organización de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP15) concluyera con un acuerdo descafeinado que no ha dejado satisfecho prácticamente a nadie, y menos aún a los países en vías de desarrollo.

Un texto final elaborado in extremis.

El texto final se elaboró en última instancia y para evitar el bloqueo de la conferencia, por un grupo de 26 países, incluida la Unión Europea (UE), capitaneados por Estados Unidos (EE.UU.), China, India, Brasil y Sudáfrica. El diálogo entre naciones se colapsó el día 18, finalizando la cumbre, después de que Sudán, Nicaragua, Cuba, Venezuela y Bolivia acordaran denunciar el plan liderado por Barack Obama tras la retirada de casi 120 líderes (de las 193 naciones participantes).

Al final, se optó por renunciar al procedimiento habitual de votar todos los puntos acordados y los delegados optaron por una fórmula de mínimos consistente en afirmar que “tomaban conocimiento” del documento. Una fórmula, sin embargo, más débil que un tratado legalmente vinculante e incluso que el pacto político que muchos habían previsto. Y para colmo, países como Venezuela, Cuba, Nicaragua, Bolivia y Sudán lo rechazaron de pleno.

La parte positiva del esmirriado ‘Acuerdo de Copenhague’,  resultado de dos años de negociaciones, es que incide en el objetivo principal de limitar el calentamiento global del planeta en dos grados centígrados con respecto a los niveles de 1900.

Las chimeneas podrán continuar emitiendo CO2 con la misma libertad que antes de la COP15. Copenhague, 18 dic. 2009.

Las chimeneas podrán continuar emitiendo CO2 con la misma libertad que antes de la COP15. Copenhague, 18 dic. 2009.

No obstante, el texto – de sólo tres páginas – olvida fijar las medidas para conseguirlo y el plazo para llevarlo a cabo. Tampoco contempla la creación de un sistema de control internacional que verifique las emisiones en los países emergentes.

Pero, lo peor de todo, es que no es vinculante. No obliga a los países participantes a cumplirlo. Una obligatoriedad que imponía el Protocolo de Kioto de 1997, aunque luego muchos países  incumplieran lo que firmaron entonces.

El texto pospone también para el año que viene la toma de decisiones orientadas a reducir las emisiones de dióxido de carbono hasta el año 2020. Y, para mayor pesar nuestro, no contiene ninguna referencia a recortes en las emisiones de gases de efecto invernadero para el horizonte del año 2050. En definitiva, pospone para más tarde lo que tenía que hacerse  hoy.

La ayuda a los países en vías de desarrollo.

Con todo, en una de las cuestiones clave como es el montante de la financiación que los países ricos destinarán a mitigar los efectos del cambio climático en los países en vías de desarrollo, el documento fija algunas cifras. En concreto, habla de la entrega de 30.000 millones de dólares en los dos próximos años. De esta cantidad, Estados Unidos aportaría 3.600 millones, la Unión Europea 10.600, y Japón, 11.000. Se fija, además, el objetivo de incrementar esta dotación hasta la cifra de 100.000 millones de dólares anuales a partir del año 2020. Pero no se especifica de dónde saldrá el dinero, lo que significa que todo queda en una mera manifestación de buenas intenciones.

Reacciones de los países participantes.

Niños yemeníes participan en la convocatoria contra el cambio climático de 350.org. 24 oct. 2009.350.org.

Niños yemeníes participan en la convocatoria contra el cambio climático de 350.org. 24 oct. 2009.350.org.

El ‘Acuerdo de Copenhague’ más que proponer decisiones concretas lo que hace es aplazarlas. Esto se pone más de manifiesto en un anexo que propone convertir los compromisos no vinculantes de esta cumbre en un tratado legal antes del 2010.

Puestas así las cosas, pocos líderes políticos se han atrevido a hacer una valoración abiertamente positiva del acuerdo. El presidente brasileño Luis Inacio Lula da Silva, críticó los pobres resultados obtenidos en la cumbre. Y el portavoz de Sudán, Lumumba Di-Aping, uno de los grandes protagonistas en esta reunión, llegó a comparar el raquítico acuerdo alcanzado con el Holocausto, por las muertes que dijo provocará en África la inacción de los países ricos frente al calentamiento global.

La ministra española, Elena Espinosa, valoró la cumbre diciendo que “el documento no es todo lo ambicioso que la UE hubiera deseado, pero la única alternativa que teníamos era el absoluto fracaso“. Sin embargo, el presidente estadounidense, Barack Obama, lo tildó de “avance sin precedentes y significativo“.

Menos satisfacción transmitía la delegación europea. La UE, que se había establecido ambiciosas metas en el recorte de emisiones, y alentado a otros países a hacerlas, tuvo que aceptar renuentemente el débil acuerdo de consenso alcanzado. La canciller alemana, Angela Merkel, reconoció que su país “esperaba mucho más” de la cumbre, y el presidente francés, Nicolas Sarkozy, dijo que el texto “no es perfecto“, aunque también lo calificó de “vital” para que en un futuro  China, India y Estados Unidos compartan un tratado vinculante.

Pero, quizá, el jefe de la Secretaría de Cambio Climático de la Organización de las  Naciones Unidas, Yvo de Boer, fue  el más acertado de todos al decir que “esto es básicamente una carta de intenciones (…), pero no es preciso en términos legales. Significa que tenemos mucho trabajo que hacer en el largo camino a México”.

Hugo Chávez: ¿Puede una tierra finita soportar un proyecto infinito?

Hugo Chávez tuvo una sonada intervención en la COP15. Copenhague, 16 dic. 2009.

Hugo Chávez tuvo una sonada intervención en la COP15. Copenhague, 16 dic. 2009.

Si he de destacar un discurso en esta cumbre apostaría por el del presidente venezolano Hugo Chávez. El mandatario criticó que no se les hubiese permitido tomar la palabra a los representantes de la Alianza Bolivariana de los Pueblos de Nuestra Tierra cuando lo requirieron. Denunció, citando heterodoxamente, a Marx, Rosa de Luxemburgo, Jean Jacques Rousseau, Darwin, Leonardo Boff, Simón Bolivar, Fidel Castro, Jesucristo o Mahoma, la falacia de un capitalismo que presentó como la raíz de todos los males que afligen al planeta, incluido el cambio climático. (Os recomiendo que escuchéis, sobre todo, la segunda parte de su conferencia enlazada al pie de este artículo).

Su discurso ofreció una imagen realista y despiadada del mundo actual. Puso en evidencia la relación directa entre la codicia de un sistema “despilfarrador de recursos” y las amplias desigualdades en el mundo. Hizo guiños de complicidad a los manifestantes en la calle, que no han parado de reclamar el final del sistema capitalista, y acabó reclamando la necesidad de establecer un socialismo mundial. Su frase: “Si el clima fuera un banco, ya lo habrían salvado” fue una de las más brillantes, pero su discurso apenas trascendió en los nuestros medios de comunicación.

El desaliento ecologista.

Por su parte, las ONGs y los ecologistas, que tantas esperanzas habían depositado en la cumbre, se han marchado de Dinamarca completamente decepcionadas. Algunos protestaron en el exterior del recinto de congresos donde se celebraron las reuniones. Los ecologistas aseguran que el texto aprobado no tiene ningún tipo de sustancia y que supone incluso un paso atrás respecto al Protocolo de Kioto.

El futuro del clima.

Tras el fracaso de la COP15 Hugo Morales propone la celebración de una Cumbre de los Movimentos Sociales en Cochabamba, del 19 al 22 abril 2010. Copenhague, dic. 2009.

Tras el fracaso de la COP15 Hugo Morales propone la celebración de una Cumbre de los Movimentos Sociales en Cochabamba, del 19 al 22 abril 2010. Copenhague, dic. 2009.

Ahora, la intención europea y de la ONU, es que en la próxima cumbre del clima en México, prevista en noviembre de 2010, el acuerdo alcanzado en Copenhague pueda convertirse en un tratado vinculante para los países que lo firmen antes del 1 de febrero de 2010. Difícil lo tienen, ya que el primer ministro de China, Wen Jiabao, así como el de India, Manmohan Singh, ya han anunciado que vetarán esta decisión. Quieren un compromiso “voluntario” y no obligatorio.

Así pues, antes de un año, México será el país anfitrión de otra ronda de negociaciones. Allí, el secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, y los negociadores del clima esperan poder llegar a un nuevo tratado que reemplace al Protocolo de Kioto y que también sea vinculante. Lo que tampoco se presenta como un asunto fácil.

Un ecologista en El Bierzo.

Lumumba Di-Aping denunció la falta de compromiso con África de los países ricos. COP15. Copenhague, 8 - 18 dic. 2009.

Lumumba Di-Aping denunció la falta de compromiso con África de los países ricos. COP15. Copenhague, 8 – 18 dic. 2009.

El ‘papel’ de Obama despista a la ONU. 20/12/09. Público.es.

ONU evita colapso al final de la cumbre. 20/12/09. Nacion.com.

Chávez à Copenhague 1/2 Sous-titré fr. 18/12/09. Youtube.com. Vincent Lapierre (este video llevaba ya 120.000 visitas en marzo de 2014 cuando se revisó el artículo).

Chávez à Copenhague 2/2 Sous-titré fr. 18/12/09. Youtube.com. Vincent Lapierre.