Archivo de la etiqueta: Cumbre del Clima de Copenhague

Cumbre del Clima de París: los países que no pueden estar, aquellos con los que no se puede contar y los que están por fastidiarla

El compromiso con el clima ha de ser cosa de todos. Compromisarse.com. Capitalradio.com.

El compromiso con el clima ha de ser cosa de todos. Compromisarse.com. Capitalradio.com.

No resulta fácil hurgar en los entresijos de una cumbre en la que participan casi doscientos países, entre los cuales se forjan a medida que pasan los días distintas coaliciones de intereses, algunas –es cierto- con algo más de antigüedad, y cuando uno se encuentra a más de mil kilómetros de donde se reúnen.

Sin embargo, en este mundo globalizado, convertido ya en la aldea global Mcluhaniana ya anunciada cuando yo me esforzaba en progresar en mi formación como periodista en la Universidad Autónoma de Bellaterra, no resulta nada difícil hoy obtener todo tipo de informaciones, tanto de periodistas como de blogueros, y de los últimos conozco al menos una docena que están cubriendo a pie del cañón esa información.

Aún así, como no, podría equivocarme en mis apreciaciones, y de hecho hay matices susceptibles de ser pulidos, lo que en cualquier caso intento hacer siempre que puedo, porque la ventaja que tiene la información virtual sobre la escrita en papel es que siempre puedes corregirla. sin embargo, confieso no haber tenido que hacerlo jamás, o al menos en lo esencial.

Dicho esto, voy a pasar al motivo principal de mi escrito de hoy. Y que tiene que ver mucho con mi percepción, siempre a distancia (lo que también tiene su parte de interés por la visión globalizadora que ofrece), de que no se va a producir un acuerdo vinculante en la Cumbre del Clima en París. Y sí llegara darse, sería en un términos tan ‘descafeinados’ que no significarán ese giro radical en la organización energética global que algunos anhelamos.

Participantes de la cumbre del clima COP21, en Le Bourget. 10 dic. 2015. Vivelohoy.com. AP Foto: Christophe Ena.

Participantes de la cumbre del clima COP21, en Le Bourget. 10 dic. 2015. Vivelohoy.com. AP Foto: Christophe Ena.

Para empezar, tendría que haberme dado cuenta antes, de que pese a su buena voluntad y el mea culpa realizado por el presidente norteamericano Barack Obama, en el primer día de inicio del foro mundial, sobre la gran responsabilidad de su país en el calentamiento global, tendría que haber considerado que lo que él pueda aprobar tendrá primero que pasar por la Cámara senatorial de su país. Y que ésta está gobernada por los republicanos, muchos de los cuales son feroces “negacionistas” ligados a las grandes compañías petroleras. El también demócrata Bill Clinton fue uno de los firmantes en 1997 del protocolo Kioto, jurídicamente vinculante en algunos aspectos, pero de nada sirvió su firma frente a un Senado que se negó a ratificarla.

Por lo tanto, Estados Unidos es un gigante con pies de barro en esta negociación. En ese sentido, pese a sus reticencias, estarían mejor situados otros pesos pesados como China, India o Brasil, países entonces considerados como sin desarrollar, pero que lo han hecho desde entonces a la brava, es decir sin miramientos medioambientales, y que se encuentran aún en ese tránsito. Y que se niegan a pagar la factura junto a los más desarrollados para que el resto de países emergentes puedan beneficiarse de una tecnología que les permita llegar adonde los demás, aunque contaminando menos, y por lo tanto sumándose a la lucha contra el calentamiento global.

Según la Organización de las Naciones Unidas (ONU), de los 195 países presentes en París 184 se han comprometido a hacer su parte en la reducción de emisiones de CO2 y otros gases de efecto invernadero, como por ejemplo el dióxido de nitrógeno (NO2). Lo que equivale a una buena parte de las emisiones de esos gases. Y esto, como dije antes, pese a que supone un esfuerzo y un coste adicional para sus economías. Algo que resulta muy esperanzador. Quedan once países para llegar a los ciento noventa y cinco. ¿Cuáles son estos y por qué actúan así? He de decir que Naciones Unidas considera a la Unión Europea como una entidad separada de sus 28 miembros, así que la cifra total de participantes es de 196.

El lider norcoreano Kim Jong-un. Periodistadigital.com.

El lider norcoreano Kim Jong-un. Periodistadigital.com.

Entre los once países díscolos, que por motivos distintos han decidido abstenerse, está Corea del Norte, un país autocrático aislado del mundo que niega que exista ningún tipo de cambio climático.

Algún país, como Nepal, que normalmente colabora, aún se está recuperando del enorme terremoto que asoló la región hace unos meses. Siria se encuentra en guerra actualmente. Y Libia, un país rico en petrolero, actualmente se encuentra políticamente muy inestable tras la guerra que acabó con el gobierno de Gadafi en 2011.

Diversas agencias de Naciones Unidas han ayudado a decenas de países en desarrollo a preparar sus planes de acción climática. De hecho, ciento cincuenta países presentaron en Rabat, a mediados del mes de octubre pasado, en un foro coordinado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), sus compromisos medioambientales de cara a la Cumbre Mundial sobre el Cambio Climático ( COP21). De los más de cuarenta países que reciben ayuda de la PNUD sólo Timor Oriental no pudo presentar su compromiso a tiempo, dijo Yamil Bonduki, miembro del programa de desarrollo.

Anotar que el subsecretario general del PNUD es un español, Magdy Martínez-Solimán, que en unas declaraciones realizadas en ese foro dijo que los planes de los países colaboradores “deben ser realistas, homogéneos y cuantificables y poder incorporarse de inmediato a las iniciativas de desarrollo”.

Según Janosz Pastor, asistente del secretario general de la ONU, en declaraciones realizadas en París, algunos países no han podido participar en la cumbre Parisina porque están en situaciones de guerra. “Otros, por diferentes motivos nacionales, no han podido completar su trabajo”, precisó.

El ministro y secretario privado para Políticas Nacionales de Nicaragua, Paul Oquist Kelley. París, 3 dic. 2015. Vivelohoy.com.

El ministro y secretario privado para Políticas Nacionales de Nicaragua, Paul Oquist Kelley. París, 3 dic. 2015. Vivelohoy.com.

Sorprendentemente, varios países latinoamericanos, como Nicaragua, Venezuela o Panamá, tampoco se han sumado a la “descarbonización”, un término novedoso y que se repetirá mucho en el futuro.  Estos países se pueden enmarcar bajo una misma tónica que resumió brevemente en París Paul Oquist, el enviado de Nicaragua: “Los que causaron el problema tienen que resolver el problema “. Otros países que no han presentado sus compromisos son San Cristóbal y Nieves y Tonga, según funcionarios de la ONU.

Nicaragua, aunque expande con rapidez el uso de energía renovable en su país, se niega a presentar un objetivo en las conversaciones internacionales alegando también que la estrategia actual de permitir que los países decidan por sí mismos cuánto recortan sus emisiones de gases de efecto invernadero no funcionará.

“La estrategia que funcionará es la responsabilidad histórica”, ha dicho Oquist en París a Associated Press (AP), pidiendo un sistema que obligue a las naciones ricas a hacer recortes mucho más considerables de lo que han prometido.

Por otro lado están posturas de países como Uzbekistán y Venezuela, que rechazan unirse al compromiso. Ambas naciones son grandes productores de petróleo, pero también son conocidas por sus críticas a otros países occidentales por no hacer más contra el cambio climático.

El ministro venezolano del Poder Popular para Ecosocialismo y Aguas, Guillermo Barreto. 2015. Runrun.es.

El ministro venezolano del Poder Popular para Ecosocialismo y Aguas, Guillermo Barreto. 2015. Runrun.es.

El ministro venezolano del Poder Popular para Ecosocialismo y Aguas, Guillermo Barreto, ha dicho que su país no se pronunciará sobre su compromiso hasta qué no conozca las propuestas de los países ricos para el acuerdo.

Como contrapunto, es muy interesante apreciar la participación, contra todo pronóstico, de una nación castigada por un conflicto interno como es Afganistán, que han decidido unirse a la lucha a pesar de la endeblez política.

Otra de las últimas propuestas llegó de Niue, una empobrecida nación insular del Pacífico con tan sólo unos 1.000 habitantes. El país prometió impulsar la energía renovable para que produzca el 80% de su electricidad para 2025, si recibe asistencia internacional.

Ejemplos a seguir son Noruega y Qatar, países ricos en petróleo que han comprendido que la su dependencia del crudo es un camino de corto recorrido y buscan potenciar las energías renovables.

Otros, como Bolivia y Ecuador, vienen reclamando, ya desde la Cumbre de Copenhague, hace seis años, el pago de una “deuda ecológica” a aquellos que se situaron en la cabeza del pelotón de la industrialización, que son básicamente todos los conocidos como “occidentales”, aunque en realidad se encuentren repartidos por todo el hemisferio (algunos estados europeos, norteamericanos, asiáticos, australianos, “medioorientales”, etc.).

Hace algunos meses, en la capital boliviana, el presidente de Ecuador, Rafael Correa, planteó que la tecnología y el conocimiento para luchar contra el cambio climático fueran declarados “bienes públicos globales” a fin de que “se garantice su libre acceso” a todos los países.

Pero India no está por la labor, porque todavía tiene al carbón como una de sus fuentes energéticas principales. Como tampoco lo está tampoco Arabia Saudita, que vive sobre un lago de petróleo tapado por la arena del desierto, cuya electricidad tiene su origen, casi de manera exclusiva, en la quema del crudo. Aunque, se ha de decir, esté país esté orientado actualmente en una positiva transición hacia las fuentes energéticas solares.

La deforestación en la reserva Bosawas, en Nicaragua, es fuente de preocupción del gobierno nicaragüense. Dialogochino.net. Foto: Alam Ramírez Zelaya.

La deforestación en la reserva Bosawas, en Nicaragua, es fuente de preocupción del gobierno nicaragüense. Dialogochino.net. Foto: Alam Ramírez Zelaya.

Para satisfacer esta deuda ecológica, no reconocida de manera oficial por las potencias en cabeza, se creó en Copenhague el Fondo Verde de la ONU contra el cambio climático, destinado a ayudar a todos los países firmantes del compromiso para impulsar sus medidas de reducción de gases de efecto invernadero. El Fondo Verde para el Clima es un mecanismo financiero de la Convención Marco de Naciones Unidas contra el Cambio Climático del que se espera que contribuya a que países en desarrollo alcancen los objetivos de reducción o limitación de emisiones y de adaptación a los impactos del cambio climático.

La buena disposición de Barack Obama a que la cumbre de París finalice con un acuerdo que suponga la adopción de medidas prácticas que contribuyan de una manera real a esa reducción se ha hecho patente en París bajo la forma de la ampliación económica de Estados Unidos a ese fondo. Éste empezó con sólo buenas palabras, pero ha ido concretándose con aportaciones crecientes que hoy ya le confieren unos visos de credibilidad de los que carecía hasta hace poco.

No podemos evitar involucrarnos en buscar soluciones a un problema absolutamente dramático para millones de exiliados climáticos que se verían obligadas a abandonar sus tierras durante este siglo si las temperaturas continúan subiendo a lo largo del mismo hasta tres o cuatro grados centígrados más, como sucedería de no tomar medidas preventivas. Algunos hablan de 600 millones de desplazados por falta de suelo seco donde apoyar sus pies en el caso de que esa temperatura aumentase tan sólo 4ºC más. Habría pequeños países que desaparecerían por completo, y algunas de las grandes ciudades del mundo, como Nueva York, Buenos Aires, Sao Paolo, Sidney, Londres, Lisboa, u otras arquitecturalmente tan valoradas como Venecia y otras, se verían afectadas. Y ocurriría lo mismo con millares de otras ciudades costeras más pequeñas, lo que económicamente supondría un dispendio colosal.

Viñeta humorística sobre los efectos planetarios del cambio climático. Jennydemalaga.es.

Viñeta humorística sobre los efectos planetarios del cambio climático. Jennydemalaga.es.

Opino que, por mucho que le pese a alguno, no podemos escudarnos en decir que quienes crearon el problema lo resuelvan. La complicación es que todos viajamos en el mismo barco, y si cuando se produce una vía de agua no acudimos todos a achicarla lo que nos puede suceder es que acabemos todos hundidos.
Naciones Unidas ha vuelto a reiterar su ofrecimiento de ayuda a los países con menos disposición económica, y de cumplir todos los países con sus deberes en la reducción de gases de efecto invernadero no dudo que ésta sería notoria. Con todo, los científicos siguen bastante escépticos en cuanto a que esa merma sea lo suficientemente cuantiosa para impedir que el calentamiento global no vaya más allá de los 2ºC durante este siglo. Incluso renunciando por completo a la utilización de las energías fósiles en la industria, calefacción y transporte. Hace falta más concienciación, más sensibilización, más información, más conciencia del problema y, posiblemente, un cambio de mentalidad global.

También de un control sobre la natalidad. Creo que somos ya demasiados, lamayoría –sobre todo en Occidente- con malos hábitos alimentarios y otros, responsables de una marcada huella ecológica, y el planeta no lo soportar ya. Por suerte, a medida que el nivel económico aumenta, y sobre todo el cultural, la natalidad tiende a disminuir, al contrario de lo que sucedió en otros tiempos.

Se pospone a mañana la presentación del acuerdo de la COP21.

Un grupo de representantes de las ONGs permanece en la entrada de la sesión plenaria para denunciar el primer proyecto d acuerdo de la COP21. Lasprovincias.es. Efe.

Representantes de las ONGs denuncian el primer proyecto de acuerdo de la COP21. 9 dic. 2015. Lasprovincias.es. Efe.

A la hora de cerrar este artículo me llega la noticia, de esta mañana, que el responsable principal de la cumbre, el francés Laurent Fabius, acaba de declarar a la televisora BFM que bo se presentará el texto del acuerdo alcanzado –porque acuerdo habrá, aunque sea ‘descafeinado’- esta noche sino el sábado 12 por la mañana. Fabius se mostró esperanzado los negociadores seguían regateando sobre cómo compartir la carga sobre la lucha del cambio climático y los billones de dólares de inversión que supondrá la transición a escala global hacia una energía limpia.

Un ecologista en El Bierzo.

Los 11 países que no han hecho compromisos climáticos. 04/12/15. Vivelohoy.com.

La cumbre climática de París se ampliará un día. 11/12/15. Vivelohoy.com.

150 países presentan sus compromisos de cara a París. 13/10/15. Eltiempo.com.

España aportará 120 millones al Fondo Verde de la ONU contra el cambio climático. 28/11/14. Compromisorse.com.

Crecimiento económico vs. cambio climático. 30/11/15. Capitalradio.es.

Cumbre del Clima de París: ¿el inicio de una nueva era energética?

Buenos Aires con 2º C más. Infobae.com.

Buenos Aires con 2º C más. Infobae.com.

Hace un par de días escribí sobre las reticencias de India a que se la den con queso, y sobre su individualismo a la hora de sacar tajada de una situación que le es favorable, dispuestos como están los líderes de las principales potencias mundiales (EE.UU., China y Francia) a coger, por fin, al toro por los cuernos y cortar por lo sano en un asunto que pàrece que se nos haya ido un poco de las manos, como es el del cambio climático.

Al respecto de esas reticencias no he podido encontrar nada más en Internet. Es como si la tierra se las hubiese tragado. Me imagino que se habrá producido algún encuentro bilateral, trilateral, o a cuatro bandas, con algunas promesas, y que todo habrá entrado dentro de un orden.

Christiana Figueres, Laurent Fabius y Ban Ki-moon en Le Bourget, este sábado. Elmundo.es. Reuters.

Christiana Figueres, Laurent Fabius y Ban Ki-moon en Le Bourget, este sábado. Elmundo.es. Reuters.

Titulan los principales medios casi lo mismo, me imagino que recogiendo las noticias de alguna de las escasas grandes agencias de prensa que hay en el mundo, que es una de las cosas que debiera ser de lo más trasparente, en vez de ser al revés. Dice algo así como que las conversaciones técnicas ya han finalizado y que ha llegado la hora de que actúen los políticos, en este caso los ministros de cada país, para rematar un borrador de 48 páginas que, de una manera bastante sorprendente, ya se puede encontrar en la red, y que por lo tanto cualquiera puede ver. Aunque no entender, porque al que yo he podido acceder está en inglés, y si no dominas ese idioma, y pones el te.xto en el traductor automático, ya sabes a lo que te expones.

El pacto contra el cambio climático queda en manos de los ministros”, resume un apagado titular, como si la creatividad del periodista no pudiera dar para más. Y es de ‘El País’. Muy parecido al publicado por El Mundo, La COP21 aprueba un borrador de acuerdo para ser ultimado por los ministros”, tanto que uno podría pensar que se han puesto de acuerdo a la hora de encabezar la noticia.

Puestos a elegir prefiero el del diario ‘Abc’ de hace dos días: En París se decide el futuro”. Pero aún más aquellos que no veo escritos, y que hacen referencia a una Cumbre del Clima en París que toque campanas a muerte por las energías fósiles, principales responsables del problema. En este sentido me gustaría poder encontrar titulares más rotundos, como algunos que dijeran que esta cumbre marca el inicio de una nueva era, la de las energías renovables y no contaminantes de la atmósfera que respiramos millones de personas, más de siete mil millones en concreto.

He estado repasando las notas que escribí cuando Obama inició su segundo mandato, a principios de 2013, haciendo referencia a su buena disposición a orientar la economía mundial hacia fuentes más saludables de energía. Ya la cumbre de Copenhague, en 2009, considero que se salvó por los pelos gracias a su intervención. Quiero decir que aún considerándola un fracaso, pudo haberlo sido peor todavía. Ahora también confío en que haga todo lo que esté al alcance de sus manos para que surja de parís un acuerdo vinculante. Francia también está por la labor. ¿Y China? Lo tengo menos claro, aunque espero que también.

Una calle en Wall Street. Nueva York. Infoba.com.

Una calle en Wall Street. Nueva York. Infoba.com.

He encontrado en la red unas imágenes espectaculares de qué aspecto podrían tener algunas importantes capitales del mundo en caso de que las temperaturas continúen subiendo. 2ºC, o hasta 6, que es lo que establecen los expertos que ocurriría de no tomarse medidas a tiempo. Tal vez sean algo catastrofistas. ¿Lo son? A vosotros de juzgarlo. En cualquier caso sirven bien para llamar la atención sobre un riesgo que la gente parece no querer ver.

La misma calle y lugar en Wall Street. Nueva York. Infoba.com.

La misma calle y lugar en Wall Street. Nueva York. Infoba.com.

También he encontrado opiniones emitidas hace varios años, como la de Josep Enric Llebot, formulada en el trascurso del X Seminario Internacional del Cambio Climático organizado en Madrid por la Fundación Gas Natural-Fenosa, el 2 de noviembre de 2015, en la que este catedrático de Física de la Universidad Autónoma de Barcelona, que aparecía en esa reunión más bien como un aguafiestas de la misma, hacía referencia a una inercia del clima”, del que no he vuelto a oír ni una palabra más. Sin embargo, su posición continúa pareciéndome muy razonable. Porque una vez puesta en movimiento una dinámica como la que protagoniza el cambio climático, aún aportándole cataplasmas, no me parece muy sensato pensar en que estos vayan a lograr un resultado inmediato. Por lo tanto, no sería yo quien pospusiera la aplicación de las medidas propuestas por cada país a título propio, ni tampoco las que puedan resultar de la COP21. Este señor ya consideró entonces “utópico” el objetivo también propuesto en Copenhague de mantener la temperatura media del planeta durante este siglo sólo 2ºC por encima de los niveles preindustriales. Incluso en la hipótesis poco probable de que se consiga reducir hasta 2050 un 50% las emisiones de CO2.

London con 4º C más. Infobae.com.

London con 4º C más. Infobae.com.

Sobre la historia de esos tan manidos 2ºC (3,6 grados Fahrenheit) he logrado dar con alguna información interesante. El límite de aumento de los 2ºC fue sugerido por el economista William D. Nordhaus a mitad de los años 1970, aunque quedó después en el olvido hasta que en 1990 el Advisory Group on Greenhouse Gases (AGGG), precursor del IPCC, lo introdujo en el último informe que publicó.

Pero pasar esa referencia de los estudios e informes científicos a la arena política no fue fácil. En la cumbre del Clima de Bali (Indonesia), la COP13 celebrada a finales de 2007, se logró introducir la referencia al límite de temperatura y la reducción de emisiones que haría falta para contenerla en ese valor sólo a pie de página del texto del acuerdo. El acuerdo de Copenhague de 2009 también menciona en su texto los 2 ºC, aunque no dice cómo se va a medir este incremento de temperatura.

Shanghái con 4º C más. Infobae.com.

Shanghái con 4º C más. Infobae.com.

Sea como fuere el último informe de Evaluación del IPCC, publicado en 2014, analiza diferentes escenarios que muestran que para tener una oportunidad probable de limitar el incremento de la temperatura media global a los 2ºC  (hay que tener en cuenta que desde 1880 ya se ha incrementado en 1,02ºC, según los últimos datos del Met Office) la concentración de CO2 en la atmósfera debería rondar las 450 partes por millón (ppm) en 2100 (el valor actual está en 402). No obstante, esta cifra no tiene por qué ser la definitiva: los países vulnerables, los pequeños Estados insulares y los países menos adelantados, han pedido que el objetivo sea no pasar de un aumento de 1,5ºC, algo que también será objeto de discusión estos días en París.

Rio de Janeiro con 4º C más. Infobae.com.

Rio de Janeiro con 4º C más. Infobae.com.

Hoy se considera que el aumento de la temperatura global en 2ºC provocaría una subida del nivel de los océanos capaz de sumergir bajo sus aguas las tierras que actualmente ocupan unos 280 millones de personas. Mientras que un aumento de 4 grados (7,2 F) se calcula que cubriría áreas donde viven más de 600 millones de ellas. Tal es el caso de algunas islas, como Tuvalu o Maldivas, este último  país considerado como el más bajo del mundo, que debido al aumento del nivel del mar ven con preocupación la continuidad de la existencia de sus territorios.

Un ecologista en El Bierzo.

Los tres desafíos de la cumbre del cambio climático en París. 05/12/15. Infobae.com.

Así quedará Buenos Aires cuando la temperatura global aumente 2°. 09/11/15. Infobae.com.

Convención marco de las Naciones Unidas sobre el cambio climático. 09/05/92. Unfccc.int. Pdf. 

La Cumbre del Clima de París y la necesidad de renovar el protocolo de Kioto

Barack Obama pronuncia un discurso en la inauguración de la cumbre del Clima (COP 21). París. 30 nov. 2015. blogs.20minutos.es.

Barack Obama pronuncia un discurso en la inauguración de la cumbre del Clima (COP 21). París. 30 nov. 2015. Blogs.20minutos.es.

El lunes pasado arrancó la Cumbre del Clima en París con un llamamiento de los principales líderes mundiales a actuar para evitar el calentamiento global. Los más de 150 jefes de Estado y de Gobierno que inauguraron la vigésimo primera Conferencia de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP21) coinciden en que hay que actuar ya para detener el calentamiento global.

Previamente, el sábado 28, tuvo lugar una rueda de prensa en la que intervinieron el responsable de comunicación de UNFCC (United Nations Framework Convention on Climate Change), el británico Nick Nuttall, el ministro de Exteriores de Francia y presidente de la cumbre, Laurent Fabius, y la secretaria ejecutiva del encuentro, la costarricense Christiana Figueres. La costarricense es asesora principal de Cambio Climático para Endesa Latinoamérica y vicepresidente del Comité Superior de la Agencia de Evaluación de Riesgo en proyectos de carbono.

Laurent Fabius, durante su intervención en la rueda de prenss. 28 nov. 2015. unfccc.int-

Laurent Fabius, durante su intervención en la rueda de prensa. París, 28 nov. 2015. unfccc.int.

En este primer encuentro oficial con los medios Fabius destacó la relevancia que el gobierno francés ha querido dar a esta cumbre. “París debe de ser el acelerados de este movimiento”, dijo, en referencia clara al “movimiento de toda una sociedad” contra el cambio climático. El político francés se mostró optimista sobre el resultado final al destacar que las propuestas escritas aportadas por 183 de los diferentes países que participan en la cumbre “cubren 95 por ciento de las emisiones de CO2″, cuando el Protocolo de Kioto de 1997 sólo abarcaba ”al 15 por ciento” de éstas. También porque China en esta ocasión, hoy ya catalogada como primera contaminadora mundial desbancando en ese puesto a Estados Unidos, se está mostrando partidaria de colaborar.

China es hoy además, como puntualizó el ministro, el primer productor mundial de paneles solares. Está previsto que el presidente chino, Xi Jinping,  llegado a París el domingo, participe personalmente en el encuentro. Como también lo harán empresarios privados de ese país, que aportarán iniciativas privadas contra el cambio climático. Para Fabius estos hechos son indicadores de que “existe una voluntad común de llegar a un éxito”.

La confianza del primer ministro no le impidió realizar en su intervención una referencia al problema que supone para alcanzar este triunfo que existan diferentes grados de compromiso de los países en función de su situación. Dramática en algunos casos, como en el de las Islas Maldivas, que corren el riesgo de desparecer bajo el agua, según señaló. Preguntado al respecto, Fabius se mostró también partidario de fijar un precio al carbono, que empezaría a aplicarse a partir del 2017. “Es necesario que el carbono tenga un precio y que las energías renovables resulten más baratas”, subrayó. Aunque la tarificación del precio no será uniforme en todos los lugares.

Otro elemento destacable de su intervención fue el referido al papel que deben jugar las grandes metrópolis en la lucha contra el cambio climático. En este sentido indicó que el próximo vieres 4 de diciembre se reunirán en París un millar de dirigentes de ciudades, que aprobarán una carta “con compromisos muy precisos” sobre la lucha contra el cambio climático, en la que se atenderán temas como el transporte público, el modo de cómo tratar los residuos, la incentivación de la economía circular, y el control de la emisión de gases de efectos invernadero. “Queremos llegar a un acuerdo universal que incluya a actores no gubernamentales, como por ejemplo las ciudades, cuyos representantes nos explicarán lo que ya están haciendo actualmente”, afirmó.

Laurent Fabius, fue también el encargado de inaugurar el lunes 30 el esperanzador encuentro internacional, que se alargará hasta el próximo día 11. Todo indica que en el pensamiento de los mandatarios de los 195 países participantes está el propósito de alcanzar un acuerdo vinculante que permita reducir las emisiones de los gases de efecto invernadero, responsables del cambio climático.

Marcha Global por el Clima. Londres., 29 nov. 2015. Avaaz.org.

Marcha Global por el Clima. Londres., 29 nov. 2015. Avaaz.org.

En la primera sesión, además de Hollande y Ban Ki-moon, también intervinieron los presidentes de EE.UU., Barack Obama, y el de China, Xi Jinping, en representación de los dos países más contaminantes del planeta. Tanto Obama como el presidente chino coincidieron en afirmar que aún no es tarde para actuar, pero que hay que hacerlo ya. “Pongámonos a trabajar”, sentenció el estadounidense.

El presidente francés François Hollande identificó terrorismo y cambio climático como los dos grandes retos del futuro, mientras que el Secretario de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, desde hace años claramente comprometido con el clima, enfatizó que “París debe marcar un giro decisivo”. Asimismo advirtió que la comunidad mundial debe ir “más rápido” si quiere impedir el aumento de temperatura más allá de 2ºC durante este siglo. Éste es el límite que los científicos consideran que no se debería rebasar para evitar desgracias mayores.

La primera semana de la COP21 se dedicará a las negociaciones técnicas, mientras que en la segunda los ministros del área climática intentarán rematar los flecos que permitan alcanzar un acuerdo sobre el que todavía flotan dudas tan relevantes como si será vinculante o no. Por otro lado, habida cuenta de los antecedentes, pocos son quienes confían en que el día 11 se acabe todo. Muy probablemente las negociaciones deberán continuar para alcanzar un acuerdo que muchos esperan que resulte histórico.

“Última oportunidad” para la Tierra.

Bandera de la ONU. Dw.com.

Bandera de la ONU. Dw.com.

Planteada por muchos como “la última oportunidad” para la Tierra, después del agrio fracaso de la Cumbre del Clima celebrada an Copenhague en 2009, la COP21 cuenta con un apoyo gubernamental sin precedentes. París alardea de que nunca antes se habían concentrado tantos líderes mundiales  “en el mismo lugar al mismo tiempo”, lo que da una idea de la trascendencia de la Conferencia. La meta propuesta es lograr que de ella surja un acuerdo que, aplicado a partir de 2020, inicie el proceso mundial de progresiva descarbonización.

Clima. La policía de Dinamarca procede a realizar detenciones masivas de activistas climáticos. Copenhague, 12 nov. 2009. Lajornada.com.

Clima. La policía de Dinamarca procede a realizar detenciones masivas de activistas climáticos. Copenhague, 12 nov. 2009. Lajornada.com.

Tras el acuerdo de mínimos alcanzado por los pelos en la ciudad danesa parece que en esta ocasión los políticos acuden a la capital gala dispuestos a encontrar las fórmulas que eviten que la temperatura del planeta continúe aumentando al ritmo alocado que lleva en los últimos años.Y, también, a atender a las recomendaciones del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPPC). Además, está previsto que se aborden procesos de colaboración entre países y también de adaptación a los impactos que ya se están produciendo como consecuencia del cambio climático.

Para África la cuestiónes capital, podría decirse que de vida o muerte. Por esto sus cincuenta y cuatro líderes han acudido a la capital francesa pidiendo a las naciones más industrializadas, con una sola voz, que no sólo reduzcan sus emisiones de CO2 sino que  les ayuden además a cambiar el modelo de crecimiento en sus propios países. En esa línea Francia e India han aprobado una alianza internacional para trasferir tecnología e información en proyectos de energía solar.

En la cumbre también se están barajando términos como responsabilidad histórica o deuda ecológica, que algunos países más ricos empiezan a reconocen, pero aún quedaría por concretar la aportación de estos al Fondo Verde de apoyo internacional. Por su parte, Ecuador y Bolivia han propuesto la creación de una corte de justicia ambiental y han apuntado al sistema capitalista como responsable principal del problema global.

“Misión Innovación”: 20 países doblarán sus inversiones en energías limpias.

Presentación del programa 'Misión Innovación. 30 nov. 2015. Milenio.com. AP.

Presentación del programa ‘Misión Innovación. 30 nov. 2015. Milenio.com. AP.

La Cumbre del Clima arrancó con optimismo, después de que la Casa Blanca anunciase que veinte países, entre ellos los cinco más poblados y más contaminantes (China, EE.UU., India, Indonesia y Brasil), acordaran duplicar sus inversiones en energías limpias. Este compromiso, denominado “Misión Innovación”, atiende a una propuesta del multimillonario Bill Gates y se hizo público el lunes.

El hombre más rico del mundo, que se ha distinguido hasta ahora por su apoyo a la energía nuclear, pondrá 2.000 millones de dólares (1.880 millones de euros) de su propio bolsillo para impulsar es el que está ya considerada como la mayor iniciativa corporativa ante el cambio climático.

Orbitando en torno a Bill Gates estarán estos días el fundador de Facebook Mark Zuckerberg (últimamente y desde que se convirtió en papá en vena filantrópica y uno de los grandes patrocinadores de la cumbre); la emprendedora noteamericana Meg Whitman; el empresario alemán Hasson Plattner; el financiero George Soros; el empresario indio Ratan Tata y el también filántropo chino Jack Ma, en una suerte de sorprendente alianza de los más ricos para doblegar al cambio climático.

Conviene destacar que el conjunto de estos veinte países representa el 75% de las emisiones mundiales de CO2, el principal gas causante del efecto invernadero. Estos se han comprometido a duplicar su respectiva investigación de la energía limpia y el desarrollo de la inversión (I+D) para los próximos cinco años.

El presidente de EE.UU., Barack Obama, rindió tributo a las víctimas del yihadismo en el teatro Le Bataclan. 30 nov. 2011. Bbc.com.

El presidente de EE.UU., Barack Obama, rindió tributo a las víctimas del yihadismo en el teatro Le Bataclan. 30 nov. 2011. Bbc.com.

Algunos de estas naciones son los mayores productores de petróleo y gas (Estados Unidos, Canadá, Arabia Saudí, los Emiratos Árabes Unidos, México, Noruega e Indonesia), pero también los hay con una alta penetración de las energías renovables, como es el caso de Canadá, Noruega, Dinamarca, Brasil y Chile.

La cumbre llega –como ya destaqué ayer- en un momento de gran incertidumbre política, a causa de los recientes atentados yihadistas en París, aunque en ningún momento el Eliseo haya planteado la posibilidad de cancelar el evento. Han pasado tres años desde que François Hollande, entonces en los albores de su mandato, propusiera acoger una cita cuyo objetivo es la renovación de los acuerdos recogidos en el Protocolo de Kioto.

Un ecologIsta en El Bierzo.

Cumbre del Clima de París: Obama reconoce el papel de EEUU en el cambio climático y asume su responsabilidad. 30/11/15. Elpais.com.

‘Misión Innovación’, la propuesta de los países ricos en la COP21. 30/11/15. Larazón.com.

COP21: 6 preguntas para entender por qué es tan importante la cumbre del cambio climático en París. 30/11/15. Bbc.com.

Presentación de la COP21. 28/11/15. Unfccc6.meta-fusion.com.

Sobre cómo los lobbys empresariales energéticos deciden sobre el cambio climático en Europa

Torres de enfriamiento de la central térmica de  Jaenschwalde (Lausacia, Alemania).

Torres de enfriamiento de la central térmica de Jaenschwalde (Lausacia, Alemania). Greenpeace.org.

En el año 2009 opiné que las decisiones sobre las medidas necesarias para combatir el cambio climático debían dejarse en manos de los expertos y no de los políticos, al considerar que estos últimos están más preocupados por intereses cortoplacistas, de partido y personales, que por los generales de la humanidad.

Obama, Sarkozy, Merkel y otros líderes mundiales en la Cumbre del Clima de Copenhague.  7 - 18 dic. 2009.

Obama, Sarkozy, Merkel y otros líderes mundiales en la Cumbre del Clima de Copenhague. 7 – 18 dic. 2009.

Emití tal opinión tras el desencanto del fracaso de la Cumbre del Clima de Copenhague, experimentado después de una movilización climática como jamás se había conocido antes.

No pretendo ser un experto en este tema, ni tampoco en ninguno de los que trato, por más que a fuerza de ocuparme de algunos, durante años, es posible que acabe disfrutando de algún conocimiento sobre los mismos. No obstante, continúo considerándome más como un divulgador que otra cosa.

Divulgador de inquietudes, pero también una persona que, por su interés por temas tan diversos como los tratados en este blog, y en contacto permanente con la información, me considero poseedor de una visión bastante global, y actualizada, sobre muchos asuntos.

Hamburgo. Vías peatonales y ciclistas comunicarán todos los barrios de la ciudad. Bicicriticaleon.com.

Hamburgo. Vías peatonales y ciclistas comunicarán todos los barrios de la ciudad. 2015. Bicicriticaleon com.

Ayer escribí sobre Hamburgo y su sistema de transporte sostenible centrado en gran medida en una utilización masiva de la bicicleta por los ciudadanos. Una de las ventajas de esta organización, según comentaba una de las responsables municipales de la misma, era la disminución en la emisión de gases de efecto invernadero.

Eso me ha traído a la memoria un manifiesto, cuya primera referencia tuve a través del blog de Federico Mayor Zaragoza, pero que más tarde encontré también en el diario ‘El País´, sobre el compromiso adoptado por los alcaldes de algunas de las principales ciudades europeas para reducir esas emisiones.

La importancia de ese compromiso no es baladí, porque como ellos mismos publican en un manifiesto, afecta a muchos millones de individuos en Europa. Sabido es la tendencia, en una buena ya planetaria, a la concentración urbana y el despoblamiento rural.

Me interesaba destacar esa preocupación medioambiental de los grandes alcaldes por el calentamiento global, y su buena disposición a colaborar en su mitigación. Es cierto que, en las grandes ciudades, es quizás donde más y mejor se noten las medidas que aprueban en esta dirección.

La petroquímica de Tarragona, polígono norte. Foto: Josep Lluis Sellart.

La petroquímica de Tarragona, polígono norte. Foto: Josep Lluis Sellart.

Preocupación ambiental que parece menos clara en muchos gobiernos y menos aún en sus empresarios, más preocupados por sus beneficios que por lo primero. Y en este asunto los intereses creados, a través de las llamadas puertas giratorias, parecen jugar un importante papel. Sin embargo, no creo que sólo sean esos altos excargos políticos los que dificulten el logro de mayores éxitos en el control del cambio climático, pues lo hacen también los empresarios con la connivencia del gobierno.

Su presencia en las comisiones reguladoras coordinadas por la Unión Europea (UE) es más que notable, y eso es algo que no ocurre sólo en nuestro país. Según datos publicados por Greenpeace en marzo pasado ocho de los doce miembros que conforman el órgano europeo encargado de establecer la línea roja a las emisiones de gases de efecto invernadero son trabajadores de Gas Natural Fenosa, Iberdrola y Endesa. Otros tres pertenecen a la Administración y uno a la Escuela de Ingeniería de Sevilla.

Aclaro que me estoy refiriendo al llamado ‘Proceso de Sevilla’, por el cual la Unión Europea ha solicitado a cada Estado miembro una propuesta sobre límites a la contaminación producida por las plantas térmicas de carbón, consideradas como las principales responsables del cambio climático en el Viejo Continente.

Ese proceso da como resultado los llamados BREF (BAT References Documents, en inglés) o Documentos de Referencia sobre las Mejores Técnicas Disponibles (MTD). La Directiva de Emisiones Industriales establece que las conclusiones sobre las MTD deben constituir la referencia para el establecimiento de las condiciones del permiso para la explotación de una instalación.

Isabel García Tejerina. Valladolid, 2014. Wikipedia.org.

La ministra de Agricultura y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina. Valladolid, 2014. Wikipedia.org.

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente ve como “normal” que las empresas energéticas se integren en la delegación gubernamental encargada de establecer la nueva Directiva de Emisiones Industriales. “Nos ayudan”, sostiene Carmen Canales Canales, responsable política de coordinar el grupo de trabajo. Pero lo que no dice es que esa presencia de las eléctricas y energéticas españolas en órganos decisivos sobre las emisiones de gases contaminantes es una de las más abundantes en términos absolutos.

Ciertamente me parece una exageración, aunque en ese aspecto nos superen por goleada los griegos, donde los siete miembros del órgano consultivo pertenecen a empresas interesadas (Public Power Corporation y Hellenic Petroleum). Tampoco quedan mal situados los ingleses, con cinco miembros de la industria (como E.ON y Stanlow, una refinería de petróleo) en un comité formado por nueve personas.

Con estos números no es difícil asegurar que esas compañías están sobrerrepresentadas, por lo que no nos puede sorprender que Tatiana Nuño Martínez, responsable de Energía y Cambio Climático de Greenpeace, opine que las empresas lo hacen para “asegurar su negocio”.

Greenpeace ha pedido por escrito a la ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, que impida con carácter de urgencia la presencia de esos representantes de las compañías eléctricas en la delegación que representa al Gobierno de España ante la UE. Lo que ha podido responder la ministra lo ignoro, pero me lo imagino.

Desde luego, queda meridianamente claro que, más allá de lo vergonzoso que pueda resultar esta situación, resulta extremadamente arriesgado para la población que sean las propias empresas eléctricas y otras las que establezcan las normas que marquen los límites a la contaminación que producen . Y que afecta a nuestra salud.

Central térmica de Compostilla II (Cubillos del Sil). 1 enero 2015. Foto: Enrique L. Manzano.

Central térmica de Compostilla II (Cubillos del Sil). 1 enero 2015. Foto: Enrique L. Manzano.

En España existen 15 centrales térmicas de carbón (repartidas por Andalucía, Castilla La-Mancha, Castilla y León, Asturias, Aragón, Baleares y Galicia) que gestionan seis grandes compañías: E.ON, Endesa, Gas Natural Fenosa, Iberdrola, HC Energía y Elcogas. Todas, excepto la alemana E.ON, han conseguido representación en el órgano que está llamado a regular los límites de contaminación, especialmente Endesa y Gas Natural Fenosa con dos representantes cada una.

De esta manera las empresas españolas serán juez y parte en un proceso de vital importancia para millones de españoles y europeos, ya que según la investigación de Greenpeace casi el 50% de los miembros de las delegaciones gubernamentales europeas trabaja en la industria energética.

De 352 miembros del grupo de trabajo técnico (TWG, por sus siglas en inglés), 183 son empleados en las compañías que deberán ser reguladas, algo que ocurre cada 10 años. “Nosotros participamos con el Ministerio de Medio Ambiente, que es el que después se comunica directamente con Bruselas”, sostiene Lourdes Gómez de la Vega, representante de Gas Natural Fenosa en el comité.

No cabe duda que la excesiva presencia de grupos empresariales directamente afectados en sus intereses económicos no es la mejor solución. Y también que puede desembocar en una pérdida de protección del derecho a la salud de los europeos, reconocido en todas las constituciones avanzadas.

La línea roja de las emisiones permitidas es flexible, y por lo tanto sujeta a variaciones. Esos límites son actualmente de 300 mg/nm3 (miligramos por metros cúbicos normales) para el dióxido de nitrógeno (que según la Organización Mundial de la Salud afecta a la función pulmonar) y el óxido de nitrógeno (que daña, de forma más aguda que el anterior componente, a las capacidades respiratorias). En la actualidad, los veintiocho miembros de la UE quieren rebajar esas emisiones a 180 mg/nm3 en los próximos 10 años. Y Greenpeace exige que se limiten a 35 mg/nm3 para 2050.

Informe 'Cortinas de humo'. Madrid, 12 marzo 2015. Greenpeace.org.

Informe ‘Cortinas de humo’. Madrid, 12 marzo 2015. Greenpeace.org.

Fuentes conocedoras de las negociaciones aseguran que España será uno de los países con más “manga ancha” a la hora de sobrepasar la barrera de la polución. Y basan su opinión en que nuestro país es el que más representantes del sector energético privado tiene en sus órganos. Muy desorientados no andan cuando la delegación, coordinada por Canales, ya se ha encargado de vetar siete de las ocho propuestas de reducción de diferentes gases nocivos aludiendo a que “no se ha tenido en cuenta el factor económico”.

Pero España, Reino Unido y Grecia no son los únicos países de la Unión donde la industria eléctrica y energética tiene representación. Finlandia, República Checa, Estonia, Hungría, Italia, Malta, Polonia, Portugal y Eslovaquia también cuentan con reguladores ligados a la industria privada. Ellos son los que también influirán a la hora de fijar los nuevos límites a las emisiones de sus compañías.

Según el informe de Greenpeace, tan sólo tres países, Austria, Países Bajos y Suecia, son los que “persiguen la protección de la salud pública”.

A destacar que un estudio de la Universidad de Stuttgart (Alemania) ha establecido que cabe situar a las emisiones de las centrales térmicas como responsables de la muerte prematura de 22.300 ciudadanos europeos en 2010.

Un ecologista en El Bierzo.

Efectos nocivos de la contaminación del aire sobre el organismo humano. Informe 'Cortinas de humo'. 12 marzo 2015. Greenpeace.org.

Efectos de la contaminación del aire . Informe ‘Cortinas de humo’. 12 marzo 2015. Greenpeace.org.

Los alcaldes europeos a la vanguardia de la lucha contra el deterioro medioambiental. 01/05/15. Federicomayor.blogspot.com.es.

El cambio climático: compromiso europeo y soluciones locales. 25/03/15. Elpais.com.

Greenpeace denuncia las presiones del lobby energético español ante la UE. 20/03/15. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

La ‘cortina de humo’ de la industria energética. 11/03/15. Elpais.com.

Cortinas de humo. 12/03/15. Greenpeace.org.

Cortinas de humo. 12/03/15. Greepeace.org. Pdf.

Mejores técnicas disponibles (MTD). Magrama.gob.es.

Nueva movilización internacional contra el cambio climático

Los científicos apuestan por reducir las emisiones de carbono. 2014. Un.org

Los científicos apuestan por reducir las emisiones de carbono. 2014. Un.org

“La gente tiene que entender por qué la descarbonización es necesaria. Necesitan saber que eso es posible. Y necesitan ver que recortar las emisiones puede beneficiar a las economías y al bienestar de la población” (Ban Ki-moon, secretario general de la Organización de Naciones Unidas).

El día 21 de este mes está convocada una jornada internacional contra el cambio climático. O más bien debería decirse contra el calentamiento climático, una expresión que pone más el acento sobre algún factor externo en el cambio.

Los que creemos que este cambio climático no es un proceso natural, parecido al de las diferentes glaciaciones que ha conocido nuestro planeta en épocas pretéritas, tenemos bastante claro de que se trata de un proceso en el cual la acción humana es la principal responsable. Y en la que los hidrocarburos juegan un papel determinante. Los otros, los negacionistas, continúan en cambio en sus trece, señalando que se trata de un proceso normal, que ya ha ocurrido otras veces en la historia de la Tierra, y en el que no podemos intervenir ni modificar, salvo resignarnos y adoptar medidas paliativas.

La jornada en cuestión, sobre cuya celebración no abunda la información en la prensa ‘oficial’, tendrá lugar en Nueva York, coincidiendo con la enésima cumbre de la Organización de las Naciones Unidas sobre el clima (prevista para el día 23). Es obvio que dada la importancia del organismo podríamos esperar mejores resultados, -o si lo prefieren, una mayor presencia mediática de sus conclusiones en los medios antes citados-, y algún resultado más tangible, pero no parece ser el caso.

Medio planeta se entera de que un asteroide del tamaño de un autobús pasará a una distancia de nuestro planeta equivalente a la que nos separa de la luna. Pero llevamos años asistiendo al trastorno del clima, al avance del desierto, a la desaparición del casquete polar, al deshielo de los glaciares, a la multiplicación de los tornados, tsunamis y erupciones volcánicas, y aquí no pasa nada.

Ciudades como Venecia se hunden lentamente bajo las aguas, miles de personas mueren en las catástrofes provocadas por los elementos desencadenados y los políticos continúan sin darse por aludidos, y lo que es peor sin aportar soluciones para evitar de continuar contaminando un planeta que dice que ya no puede más.

Ciberacción contra el cambio climático. 21 sept. 2014. Avvaaz.org.

Ciberacción contra el cambio climático. 21 sept. 2014. Avvaaz.org.

Los que observamos todo esto con mirada crítica la dirigimos, principalmente, hacia las multinacionales del petróleo, que son las que deciden en función de sus intereses. Y también hacia otras fuentes alternativas de energía, menos contaminantes, que no podrán dar pasos significativos hasta que ellas lo decidan.

La convocatoria de este año es doble, pues llega de la mano de dos grandes organizaciones. Cuentan con millones de seguidores (38 asegura Avaaz), aunque no socios reales que aporten una cuota. Yo mismo, lo reconozco, soy extremadamente reacio a efectuar ningún pago a través de una transferencia bancaria electrónica. Sin embargo, nadie duda de que los votos que recogen a través de sus campañas son válidos y tienen una influencia real. Estas organizaciones, con un escaso recorrido temporal –inferior incluso al de la existencia de este blog- han conseguido la proeza de agrupar a millones de internautas y también la de coordinar, a través de la red, miles de eventos independientes.

Recuerdo que cuando se celebró la conferencia sobre el clima en Copenhague, hace tres años, Avaaz llegó a reunir ¡hasta catorce millones de firmas en pocos días! Jamás se había visto nada parecido, y a muchos tal éxito sirvió para devolvernos la ilusión. Entonces pensamos que aún estábamos a tiempo de conseguir algo.

Desde entonces he permanecido más atento aún a todas las noticias relacionadas con esta lucha capital para nuestra especie. Y he tenido la sensación que, aunque continúa, bajó sensiblemente el tono tras los repetidos fracasos cosechados en las numerosas conferencias y encuentros que se han venido celebrando desde entonces.

Movilización climática de los pueblos. 21 sept. 2014. 350.org.

Movilización climática de los pueblos. 21 sept. 2014. 350.org.

En cuanto a 350.org, que también conoció un arranque espectacular hace cuatro años, vuelve a la palestra de nuevo. Lo que es de agradecer, ya que entonces demostró contar con un gran poder de convocatoria internacional.

Estos son los enlaces para la espectacular ciberacción de este año. Puestos a firmar, hagámoslo en ambos lugares. Y tal vez se animen a organizar algún evento. A veces lo que más cuesta es el decidirse.

Podéis sumaros a la ciberacción en los siguientes enlaces:

Avaaz: https://secure.avaaz.org/en/join_to_change_everything_rb/?slideshow

350.org: http://350.org/?akid=4991.453196.OMj7cw&rd=1&t=5

Un ecologista en El Bierzo.

Cumbre sobre el clima, 2014. Un.org.

Científicos de 15 países muestran vías para reducir las emisiones de carbono. 08/07/14. Un.org.

Informe Cambio Climático IPCC: la ONU alerta de que sólo “un gran cambio” frenará el calentamiento. 13/04/14. Huffingtonpost.es.

Anuncio de Avaaz en el FinancialTimes sobre el Cli.matrix. En la foto Barak Obama, Yukyo Hotoyama y Ángela Merkel. Dic. 2009. Fuente: avaaz.org.

Anuncio de Avaaz en el FinancialTimes sobre el Cli.matrix. En la foto Barak Obama, Yukyo Hotoyama y Ángela Merkel. Dic. 2009. Fuente: avaaz.org.

Exclusiva: Multimillonarios financian de forma secreta ataques contra la ciencia climática. 24/01/13. Independent.co.uk. (en inglés).

People’s Climate Mobilisation – 20 – 21 September. 21/08/14. Youtube.com.

El fracaso de la Cumbre de Copenhague evidencia el error de dejar en manos políticas nuestro futuro climático. 20/12/09. Uneecologistaenelbierzo.wordpress.com.

El Bierzo se suma nuevamente al movimiento internacional 350.org contra el cambio climático. 11/10/10. Ecobierzo.org.

Doha, más de lo mismo, es decir nada

XVIII Cumbre sobre Cambio Climático de Naciones Unidas. Doha. 27 nov. – 7 dic. 2012. Fuente: lostiempos.com.

XVIII Cumbre sobre Cambio Climático de Naciones Unidas. Doha. 27 nov. – 7 dic. 2012. Fuente: lostiempos.com.

XVIII Cumbre sobre Cambio Climático. Doha, 27 nov. – 7 dic. 2012.

Poca información me llegó sobre esta nueva COP 18/ CMP8, celebrada en las calientes arenas de Qatar y lejos de Europa, que ha pasado casi desapercibida por aquí.

De hecho, he notado menos expectación por las negociaciones de esta ’18 Conferencia de las Partes del Convenio Marco de Naciones Unidas para el Cambio Climático’ que por otros encuentros similares, como el anteriormente celebrado en Durban (Sudáfrica). Se diría que se respira cierto cansancio y resignación en la población, posiblemente como respuesta a los escasos avances realizados en este campo. En ese sentido, la reunión de Doha parece darle la razón a quienes así piensan, pues ha resultado tan ineficaz como su antecesora.

Para los más curiosos señalaré que en Doha se encuentra la sede de la cadena de televisión Al-Yazira, uno de los principales medios de comunicación internacionales en lengua árabe, y también que en el año 2022 Qatar será la sede de la Copa del Mundo de Fútbol.

Manifestación en Copenhague contra el cambio climático. 12 dic. 2009.

Manifestación en Copenhague contra el cambio climático. 12 dic. 2009.

Retornando al tema de hoy, a grandes rasgos diría que superado el momento crítico de la Cumbre del Clima de Copenhague -que supuso una enorme movilización mundial alimentada por la esperanza de un cambio- parece como si la desilusión se hubiese instalado hasta en los mismos activistas, agotados por tantas alertas, recomendaciones, campañas sobre el clima, y esfuerzos vanos realizados. Es más, ni siquiera las advertencias apocalípticas de los expertos parece que  sirvan para gran cosa.

Si me apuran, yo propondría como herramienta ciudadana para intentar convencer a los principales contaminadores mundiales -entendámonos EE.UU., India y China- sobre la necesidad urgente y perentoria de tomar medidas, que organizásemos encuentros alternativos a los de las Naciones Unidas, al estilo del celebrado en Madrid coincidiendo con la Cumbre de Río de Janeiro.

Ciertamente las medidas surgidas de estos encuentros presentarían el inconveniente de no ser vinculantes, pero si nos atenemos a lo que se consigue en los encuentros oficiales, en los que algunos países parece que se esfuercen en restar, o peor aún simplemente se desdicen de lo aprobado (como recuerdo que sucedió el año pasado con Canadá), mientras  que otros siguen negándose a ratificar la primera parte del Protocolo de Kioto (como EE.UU., que  tampoco lo lo ha hecho con la segunda), tampoco  lo veo tan mal. Y menos aún si consideramos que en Doha otros países tampoco se han sumado a esa segunda parte del Protocolo de Kioto, como Rusia, Japón y Nueva Zelanda. Vamos, como para coger los bártulos y decirles ahí os quedáis guapos.

Es seguramente lo que les habrá pasado por la cabeza a aquellos países que han reafirmado en Doha su compromiso con el Protocolo por ocho años más (hasta el 2020), entre ellos los pertenecientes a la Unión Europea (UE). En ese sentido podemos afirmar que la UE está demostrando una solidaridad ejemplar y que para sí quisieran otros países, como por ejemplo el gigante norteamericano, considerado como el más industrializado del planeta y el mayor emisor de CO2 del planeta.

El acuerdo de Doha prorroga el protocolo de Kioto hasta 2020.

Cañete afirma que Doha ha servido para avanzar hacia un gran acuerdo vinculante en 2015. Doha, 2012. Fuente: lainformación.com.

Cañete considera que Doha ha servido para avanzar hacia un gran acuerdo vinculante en 2015. Doha, 2012. Lainformación.com.

El ministro español de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, también presente en Doha, se mostró “satisfecho” del resultado de la cumbre, que incluye la prórroga del Protocolo de Kioto hasta 2020, ya que para él “el mayor fracaso hubiera sido salir de Doha sin un solo acuerdo”. Ambición poca, se nota.

Otros países que se han sumado al compromiso europeo son Noruega y Australia. El problema (si podemos llamarle así) es que estos dos, junto con todos los de la Unión Europea, sólo representan el 15 por ciento de la totalidad de las emisiones globales. Con lo cual, el 85 por ciento restantes seguirán campando, o mejor diríamos volando, y contaminando el aire a todos los demás.

Mientras tanto, los especialistas insisten en sus pronósticos agoreros. Éstos anuncian modificaciones irreversibles en las corrientes oceánicas e inundaciones generalizadas capaces de generar millones de exiliados climáticos en decenas de países. Sólo en el Bangladés se podría alcanzar la cifra de un centenar de millones de estos emigrantes forzados, mientras que otras poblaciones, situadas sobre islotes oceánicos coralinos, están simplemente condenadas a desaparecer de la faz de la Tierra.

Mientras todo esto sucede y el hielo ártico se funde a marchas agigantadas, (algo en esta ocasión que no precisa de los expertos para acreditarlo puesto que con las fotos tomadas durante las últimas décadas se puede apreciar a simple vista cómo han desaparecido kilómetros de glaciares y como la isla de Groenlandia, eternamente blanca, está cambiando de color), los 194 países reunidos de Doha, -con los presidentes de las principales potencias ausentes-, se han dedicado a hablar de superávits de emisiones y a mercadear la compraventa de estas últimas.

En mi opinión está claro que mientras la decisión final de la lucha contra el cambio climático siga en manos de los políticos, -y no de unos expertos con capacidad para decidir y adoptar medidas impopulares pero indispensables-, no se conseguirá nada. Como se dice corrientemente, los unos por otros la casa sin barrer. El problema es que, en esta ocasión, esa casa es la de todos.

En estos momentos se habla de controlar el cambio climático para que no se dispare más allá de los 2ºC sobre lo ya conocido. Sin embargo, todos los que henos vivido cierto tiempo sabemos que en la década de los años cincuenta el clima cambió y que ya no es el mismo que conocimos de niños. De este modo, mi generación ha sido testigo de un cambio que, en teoría,  precisaría de cientos de miles de año para producirse.

Los huracanes, los monzones, los seísmos, los tsunamis (tan frecuentes en estos últimos días) parecen enviarnos señales de aviso que no parecemos dispuestos a escuchar. La indecisión, la negación de la realidad, la falta de adopción de medidas necesarias, son posturas y actitudes que, no lo dudo, nos resultarán más dañinas y costosas, -económicamente y en dolor humano-, que sujetarse a una necesaria disciplina.

En el fondo creo que todos sabemos que esto que escribo aquí es así, pero las miras cortoplacistas de los gobernantes, y también –no lo olvidemos- sus intereses particulares (que nos presentan como si fuesen los generales de su país), cercan y continuarán bloqueando en el futuro cualquier solución cabal al problema.

Un ecologista en El Bierzo.

La contaminación del aire provoca más muertes que los accidentes de circulación. Fuente: elpais.com.

La contaminación del aire provoca más muertes que los accidentes de circulación. 2012. Elpais.com.

Qatar-strofe climático.

La asociación ‘Globalízate’ considera una catástrofe los resultados obtenidos en la cumbre de Qatar. De nuevo, se vuelven a aplazar las importantes decisiones que deben ser tomadas para evitar un cambio climático peligroso y nos enfrentamos a un proceso irreversible de calentamiento global.

La parte principal del acuerdo de prorrogar Kioto hasta 2020 muestra la falta de iniciativa y de liderazgo de las potencias occidentales. No es asumido el fracaso de este acuerdo ya que con él, hemos alcanzado las 390 partes por millón (ppm) de CO2 en la atmósfera. Ya estamos en un nivel inseguro de CO2 estimado en 350 ppm y con esta falta de acción llegaremos pronto a las 400 ppm. Un umbral estimado por muchos científicos como de no retorno. Con este mal llamado acuerdo de Doha nos encaminamos hacia un cambio climático fuera de control.

En los últimos años, hemos visto grandes desastres provocados por fenómenos meteorológicos extremos y estos se han producido con sólo un aumento de 0,7 grados centígrados en la temperatura global de la atmósfera. ¿Qué ocurrirá cuando lleguemos o superemos los 2ºC?

La ausencia de los principales líderes mundiales muestra la apatía con la que los gobiernos se enfrentan a este problema. O quizás realmente están cumpliendo el papel impuesto por las grandes corporaciones a través de las subvenciones de las campañas electorales. Parece claro que dentro de este sistema negociador no hay solución al calentamiento. Para combatir el cambio climático hay que redefinir de forma completa el sistema energético basado en la actualidad en los combustibles fósiles y esto no interesa de ninguna manera a las grandes petroleras.

Sobre la financiación para combatir el cambio climático se usa de forma hipócrita la excusa de la crisis para invertir en mitigación y adaptación de los países más pobres. Cuando no había crisis tampoco se financiaban proyectos para reducir emisiones en países que luchan contra el cambio climático protegiendo sus bosques y adoptando modelos sostenibles. En países incluso más pobres, que no tienen la culpa del cambio climático, se les hacían falsas promesas de financiación que después nunca llegaron para apoyar el proceso.

Ya han pasado muchas cumbres vendidas como exitosas y la realidad es tozuda: seguimos emitiendo por encima de los niveles de seguridad. Han pasado unos años y todas las predicciones del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC) parece que se están quedando cortas. ¿Cuántas cumbres necesitaremos para llegar a un acuerdo de reducción de Gases de Efecto Invernadero (GEI) obligatorio y vinculante?

Contaminación en la avenida de América. Madrid, 19 enero 2011. Fuente: ecomovilidad.net

Contaminación en la avenida de América. Madrid, 19 enero 2011. Ecomovilidad.net.

La transición hacia un modelo energético sostenible basado en las renovables tendrá que producirse en algún momento. Podemos seguir esperando a que el cambio sea obligado por circunstancias excepcionales y sea abrupto con graves consecuencias para la especie humana y el resto de biosfera o empezamos la transición para que el cambio no sea brusco.

Para llevar a cabo el cambio de modelo energético, las soluciones pasan, como señala George Monbiot en uno de sus últimos artículos, por “empezar a articular una nueva política: una que considere legítima la intervención, que tenga un propósito que vaya más allá de la emancipación de las empresas disfrazada de libertad de mercado, que ponga la supervivencia de la gente y el mundo natural por encima de la supervivencia de unos cuantos sectores industriales favorecidos. Dicho de otro modo, una política que nos pertenezca a nosotros, no solo a los muy ricos.”

Sobre el papel de la Delegación española en Qatar podemos decir sin temor a equivocarnos que es un sarcasmo pretender que un ministro con acciones en una petrolera vaya a Doha a apoyar medidas de reducción de emisiones de GEI. Además, son incontables los Secretarios de Estado de Medio Ambiente que han vendido como éxito cumbres del clima sin avances y con división. Parece que hay que vender siempre un éxito una cumbre, aunque el citado Secretario incluso dijera hace uno meses que el cambio climático “ni lo negamos, ni lo afirmamos”.

En definitiva, nos encontramos en manos de unos irresponsables cortoplacistas, que dentro de unos años, dirán que teníamos razón y que habría que haber tomado medidas serias y vinculantes para reducir nuestras emisiones. Algunos pedirán perdón, pero ya será tarde para millones de personas y para determinadas zonas del planeta.

Globalízate. Mario Cuellar. 09/12/12.

El cambio climático está provocando el deshielo del polo poniendo en peligro la supervivencia del osos polar. Fuente: eluniversal.com.

El cambio climático está  poniendo en peligro la supervivencia del osos polares. Eluniversal.com.

Instan a rechazar los resultados de Doha. 09/12/12. Ecologistasenacción.

Cumbre de Doha: “Los países industrializados bloquean la salida para frenar el cambio climático”. 10/12/12. Boletinagrario.com.

Cañete afirma que Doha ha servido para avanzar hacia un gran acuerdo vinculante en 2015. 10/12/12. Lainformacion.com.

Durban: los intereses nacionales posponen nuevamente la toma de decisiones sobre el cambio climático. 14/12/11. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

El 15-M celebra su propio ‘Río + 99%’ coincidiendo con la ‘Cumbre de la Tierra’ 19 de Junio de 2012. 19/06/15. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

La cumbre de Copenhague fracasa evidenciando el error de dejar en manos políticas las decisiones sobre nuestro futuro climático. 20/12/09. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.