Archivo de la etiqueta: Elías Álvarez Rico

Unas cinco mil personas defienden los consejos y entidades locales menores en León

Unos cinco mil manifestantes recorrieron el centro de León exigiendo un mayor consenso en la elaboración de la nueva Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local, también conocida como ‘Ley Montoro’. Con la colorida presencia de los pendones de León, de banderas asturianas y de pancartas del país cántabro, numerosos pedáneos y vecinos de entidades locales menores denunciaron un proyecto que, según aseguran, significaría la puntilla para el mundo rural si no se enmienda el borrador de la ley.

La manifestación arrancó después de las 12 de la mañana en la glorieta de Guzmán El Bueno, para finalizar su recorrido en la plaza de la Inmaculada. Durante el trayecto los manifestantes reclamaron a gritos “poder comunal” y corearon consignas como “esto nos pasa por un gobierno facha”, además de hacer sonar pitos y silbatos. Hubo muchas banderas lilas de León y se notó la participación en la marcha de otras autonomías y provincias, como Galicia, Álava, Burgos, Palencia, Salamanca, Soria o Zamora.

Organizaron la manifestación el Frente en Defensa de las Juntas Vecinales, así como la Federación de Concejos, Pedanías y Parroquias Rurales de España, además de diversos grupos, partidos políticos y sindicatos. La Asociación Cultural Ecobierzo acudió a la cita con una pancarta en la que podía leerse: “Ecobierzo contra el expolio de los pueblos”.

Ya en la plaza de la Inmaculada tomó la palabra el portavoz del Frente, Elías Álvarez Rico, quien destacó que “Las juntas vecinales no suponen ningún gasto, sino un ahorro”, antes dar paso a la lectura de un manifiesto consensuado entre los diferentes grupos participantes. Éste fue leído por el periodista Pedro Trapiello, quién en presencia de numerosos representantes de las juntas vecinales recordó que “el 55% de las tierras leonesas se encuentran actualmente en manos de los consejos”. Lo que equivale a decir que 3,5 millones de hectáreas podrían pasar a manos de los municipios con mayor número de habitantes, de la diputación en de las comunidades autónomas, y – denunció – “sobre todo del interés privado”.

El texto del manifiesto fue muy crítico con el proyecto de Reforma de la Administración local, al que acusó de pretender “generar negocio para una banda de especuladores acabando con el medio rural”. Trapiello advirtió también sobre el peligro a perder su personalidad jurídica que corren las pedanías, y con ella su patrimonio, pero también sus aprovechamientos y servicios públicos. Alargó su intervención defendiendo la continuidad de los “ancestrales consejos”, para acabarla con un “sí a la democracia y al gobierno del pueblo”.

Terminada la manifestación se procedió a una recogida de firmas promovida por la Plataforma para la Defensa de las Juntas Vecinales de Omaña y los grupos 15M de León y Toma la Calle.

Un ecologista en El Bierzo.

Manifiesto en defensa de los concejos y las entidades locales menores.

”En el Estado Español existen más de 3.700 entidades locales menores, la mayoría en el norte, siendo leonesas una tercera parte. Sin embargo, nos llamemos parroquias rurales, pedanías, juntas vecinales y concejos, o entidades locales menores en general, – según nos encontremos en Galicia, León, Asturias, Castilla, Cantabria, Navarra, Euskadi o en cualquier otro lugar -, todos compartimos una misma realidad: la Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local acaba con nuestra personalidad jurídica a pesar de que el artículo 45 de la Ley de Bases de Régimen Local y la jurisprudencia dejan claro que la regulación de los concejos es competencia de las CCAA y que, leyes aparte, son instituciones tradicionales conformadas secularmente”.

¡No a la supresión de las entidades locales menores!

“Esta ley, que empieza su debate en el Congreso de los Diputados estos días, y que será defendida por el diputado del PP por León, Eduardo Fernández, recoge explícitamente la amenaza de supresión de todas las entidades locales menores, el expolio de sus bienes comunales (que pasarían a los Ayuntamientos), el control de la gestión de sus servicios por parte de las diputaciones o las CCAA y la imposición de un plazo de 3 meses para entregar sus cuentas si no quieren ser disueltas”.

¡No a la privatización de servicios!

“Si esta Ley se aprobase, una diputación o una CCAA tendría capacidad, en coordinación con el Ministerio de Hacienda, para decidir cómo se gestionarían los servicios que ofrecen los ayuntamientos y las entidades locales menores. Podrán imponer su privatización si no se cumplen una serie de requisitos que igualmente nos impondrá el Ministerio de Hacienda”.

¡No al expolio de los bienes comunales!

“Las diputaciones y las CCAA, en subordinación al Ministerio de Hacienda, podrán proponer al gobierno autonómico la supresión de las entidades locales menores a las que, por tener déficit presupuestario, se las podrá obligar a aprobar un Plan económico Financiero. Denunciamos el agravio consistente en que los ayuntamientos con déficit presupuestario puedan disolver sus entidades locales menores, cuyo patrimonio pasaría a estos mismos consistorios, mientras los alcaldes culpables de esa mala gestión seguirían conservando sus cargos”.

“Si esta ley se aprobase, cada 1 de noviembre los municipios y las entidades locales menores, ambos por igual, deberán presentar un informe con el “cálculo de coste efectivo de los servicios que presta. Los criterios para realizar el cálculo nuevamente serán impuestos por el Ministerio. En el caso de un mínimo déficit en cualquiera de estos servicios las entidades locales menores podrán ser disueltas”.

”Los concejos, pedanías, juntas vecinales y parroquias rurales, muchos de ellos se remontan al medievo, recogen un modelo de organización democrática donde el pueblo reunido en asamblea abierta decide, de un modo directo, como se gestiona y mantiene el patrimonio común de sus vecinos y vecinas. Este modelo es, sin duda, la manera más democrática de organizarse que existe en todo el Estado. De hecho, en la mayoría de estas entidades, los habitantes de cada pueblo además de votar en las urnas para elegir los concejales del ayuntamiento, votan en otra urna para elegir al alcalde pedáneo y los vocales de su junta vecinal. Estamos ante una costumbre hecha norma cuya regulación debe extenderse al funcionamiento de todas las administraciones, nunca desaparecer o ser amenazada de supresión por ningún gobierno de turno”.

“Las juntas vecinales son, en gran parte, responsables además de dar servicios a los pueblos. Como el suministro del agua potable en sus localidades, la gestión de los cotos de caza, el reparto y recogida de la madera y la leña de los montes de su propiedad, la administración, o el prorrateo o alquiler de los pastos de sus prados. Son incluso los responsables de los campos santos, e incluso de las escuelas donde aún se conservan. Podemos afirmar que entre los montes, prados y eras que están bajo el control y administración de las entidades locales menores, al menos el 55 % de la superficie de la provincia de León están en manos de los concejos, que por otro lado son propiedad comunal de los vecinos y a nivel estatal son propietarias de 3,5 millones de hectáreas”.

“Suprimir las entidades locales menores significaría el mayor expolio de la historia hacia manos privadas del patrimonio público, previo paso por los ayuntamientos. Un robo premeditado y diseñado para asaltar la democracia que representan y generar negocio para una banda de especuladores, acabando con el mundo rural”.

“Las entidades locales menores, además, no tienen deudas y sus alcaldes no cobran sueldos, su pecado es ser las administradoras de las propiedades y la riqueza ambiental de los vecinos de sus pueblos”.

“Por estas razones afirmamos que estamos ante un proceso de vaciado de los municipios a favor de las diputaciones, en algunos casos de las CCAA y el sector privado, donde las entidades locales menores sobran y pierden hasta su nombre, con ello su estatus legal de entidades locales. Lo que significa un ataque incruento a la tradición de nuestros concejos, pedanías y parroquias rurales, que por derecho, por trabajo y por historia nos pertenece. Un proceso que debe ser paralizado inmediatamente desde estas premisas.

– Que el régimen de las entidades locales menores, tal y como ha dictaminado el consejo de Estado, sea esencialmente autonómico o foral, y tienen que ser las comunidades autónomas las que establezcan su régimen jurídico principal.

– Que es esencial mantener el carácter de entidad local, como verdaderas administraciones públicas territoriales, con plena personalidad jurídica.

– Que es absolutamente inadmisible que se pueda suprimir una entidad local menor por las deudas o déficit del municipio en cuyo territorio se encuentre.

– Que es necesario flexibilizar los plazos de rendición de cuentas, simplificando su formato y procedimiento, integrando estos procesos en un esfuerzo por fomentar y financiar la modernización y adopción de la Administración electrónica por las Entidades locales menores.

Nos comprometemos a seguir trabajando de manera horizontal y coordinada, por la defensa del común y de la autonomía local, por los servicios de calidad, por la sostenibilidad de nuestro trabajo, avanzando hacia el modelo de concejo abierto, garantía de participación vecinal y mantenimiento del común.

¡No al expolio de nuestros pueblos! ¡No a la supresión de los concejos, pedanías, juntas vecinales o parroquias rurales! ¡Si a la democracia y al gobierno del pueblo!”

Comunicado de la manifestación en Defensa de las Juntas Vecinales. León. 20/10/13.

Más de 3.000 personas de todo el noroeste se manifiestan en León a favor de las juntas vecinales. 20/10/13. Elnortedecastilla.es.

Todo el noroeste exigirá en León la pervivencia de las pedanías. 14/10/13. Uniondelpuebloleones.es.

500 cántabros participarán en León en la manifestación por las juntas vecinales. 19/10/13. Europapress.es.

Ecobierzo defenderá mañana la persistencia de las Juntas Vecinales en la manifestación prevista en León. 19/10/13. Ecobierzo.wordpress.com.

En defensa de las Juntas Vecinales. 19/10/13. Bierzocomarca.eu.

Las juntas vecinales leonesas se organizan para asegurar su pervivencia

Magaz de Abajo reclama el respeto a sus derechos comunales. 2012.

Magaz de Abajo reclama el respeto a sus derechos comunales. 2012.

El pasado 13 de julio un Consejo de Ministros aprobó el proyecto de Ley de Reforma de la Administración Local, junto con otra serie de medidas orientadas a recortar el gasto del estado. El nuevo proyecto suprime el treinta por ciento de los ediles (1.229 pedanías en León), elimina las mancomunidades y juntas vecinales y potencia el papel de las diputaciones.

Desde entonces, las voces críticas contra la supresión de las juntas vecinales no han parado de sucederse. Ante lo que consideran una injustificada pretensión, el Frente Amplio en Defensa de las Juntas Vecinales se reunió en León el pasado 28 de diciembre de 2012. El objetivo del encuentro de los alcaldes pedáneos estaba muy claro: oponerse a la aprobación de una reforma que, aseguran, “afectará de pleno al futuro de las pedanías”.

El Gobierno justifica su decisión por el ahorro de costes que entiende supondría para el Estado que los ayuntamientos o las diputaciones ejercieran las funciones de las juntas vecinales, evitando así duplicidades. Pero lo que no dice es que los alcaldes pedáneos no cobran por su trabajo. Y deben de ser los únicos que no cobran del Estado, por más que el escritor Pérez Reverte los incluyera, erróneamente, en su famoso listado de los 450.000 políticos que las arcas públicas mantienen.

Hasta ahora, las entidades locales menores o entidades de ámbito territorial inferior al municipio estaban reconocidas por la Ley 7/1985, de 2 de abril, Reguladora de las Bases del Régimen Local en su artículo 45 y por la Junta de Castilla y León en la Ley 1/1998 de 4 de junio de Régimen Local de Castilla y León.

Manifestación de las Juventudes leonesistas en defensa de las juntas vecinales. León, 7 abril 2011. Fuente: tribunaleonesa.com.

Manifestación de las Juventudes leonesistas en defensa de las juntas vecinales. León, 7 abril 2011. Fuente: tribunaleonesa.com.

El problema que enfrenta al Frente Amplio con el gobierno es que simplemente no cree que la razón que empuja a este último a eliminar las entidades menores sea el ahorro. Piensan los alcaldes pedáneos, de todas condiciones políticas, que éste actúa con aviesa intención, y que su objetivo real no es otro que apropiarse de unos bienes comunales que, más tarde, se irían trasladando a manos privadas. Teme, pues, que se halle situado frente a un latrocinio en ciernes, ya que ese patrimonio es el resultado de un trabajo comunal de años.

Por otra parte, considero que es debería tenerse en consideración el gran valor democrático e histórico que atesora tal institución.

Sabido es que las Juntas vecinales gestionan recursos públicos locales, cuyos beneficios se suelen reinvertir en los propios municipios. También es cierto que la anulación o supresión de estas juntas liberaría estos arbitrios, permitiendo una gestión pública por diputaciones y comunidades autónomas. Si así sucediera, el beneficio resultante de la explotación de los recursos podría invertirse también en otras localidades, lo que a primera vista presenta un notable interés, además de que podría aliviar muchos problemas de financiación provincial o autonómica.

Sin embargo, esta proyección también presenta sus inconvenientes, y el principal de todos reside en el control de esos ingresos. ¿Cómo puede una población asegurarse de que se producirá una reinversión de los mismos allí dónde se generan? ¿Cómo impedir su expolio conociendo la falta de honestidad de nuestra clase política actual?

Una solución (que no es la que defiende el Gobierno, ni tampoco la presidenta de la Diputación de León, Isabel Carrasco, sería que para evitar duplicidades se suprimieran las diputaciones. Estos organismos son, en general, instituciones escasamente democráticas y que otorgan un poder excesivo a quienes las presiden. Una situación que propicia el caciquismo y conductas déspotas y corruptas como las estamos viendo en nuestra comunidad y en otras.

Es precisamente todo lo contrario de lo que ocurre con las juntas vecinales que, -con la salvedad de algunos criticables caciquismos- son órganos democráticos y participativos. Además, durante siglos han demostrado su utilidad para regular la vida comunal.

Desde el punto de vista de la política asistimos también a la exhibición de incongruencias locales en este asunto. Así, hace pocos días Ecobierzo denunció el doble lenguaje del Partido Popular, que mientras en Madrid defiende la supresión de las Juntas vecinales en El Bierzo las defiende públicamente.

Un ecologista en El Bierzo.

El Frente Amplio en Defensa de las Juntas Vecinales llama a la movilización social.

Corte de carretera en la comarca de Omaña contra la desaparición de las juntas vecinales. 12 oct. 2012. Fuente: ileon.com.

Corte de carretera en la comarca de Omaña contra la desaparición de las juntas vecinales. 12 oct. 2012. Ileon.com.

A través de un comunicado, el portavoz del Frente en Defensa de las Juntas Vecinales, Elías Álvarez Rico, ha señalado que “es probable que el Consejo de Ministros que cerró el ejercicio trató de convertir en Proyecto de Ley el fruto de la negociación entre el PP, el PSOE y la Federación Española de Municipios (FEMP) que propone reformar la administración local”.

Álvarez ha recordado a los leoneses “que el PP apostaba por eliminarlas en un comienzo, el PSOE las consideraba meros instrumentos para ejecutar competencias municipales y la FEMP -que también participa en las negociaciones- anunció hace meses, y muchos organismos se han hecho eco de ello, que se les aplicaría el informe de viabilidad económica”.

¿Privatizar los bienes comunales?

El Frente Amplio en Defensa de las Juntas Vecinales desconfía del nuevo proyecto de reforma, ya que asegura persigue “quitar competencias a los ayuntamientos” al privatizar sus bienes y derechos municipales para “regalarlos” a las diputaciones.

En todo caso, por el momento el Gobierno ha dicho que presentará un informe después de que apruebe la nueva ley, comprometiéndose a hacerlo antes de un año. Con respecto a ese documento, los alcaldes pedáneos contrarios a la reforma han denunciado que “se fundamentará en los criterios que imponga de forma arbitraria el Ministerio de Hacienda”.

Todavía se desconoce quién lo redactará, pero el Frente Amplio considera que “será el que marque la supervivencia de los concejos”.

Por este motivo, y a sabiendas que sólo disponen de un año para conocer en detalle los planes del PP y el PSOE, los alcaldes pedáneos hacen “un llamamiento a la ciudadanía, a los colectivos y a asociaciones leonesas a que defiendan la supervivencia de las juntas vecinales y que se muestren dispuestos a movilizarse para conservarlas”.

Comunicado del Frente Amplio en Defensa de las Juntas Vecinales. 06/01/2013.

Viñeta Pedanías. 'Mira otra especie en vía de extinción'.

‘Mira otra especie en vía de extinción’.

Juntas vecinales, una supresión injustificable. 20/07/12. Diariodeleon.es. Laureano M. Rubio Pérez .

Ecobierzo contra la supresión de las Juntas Vecinales. 14/10/12. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

Las juntas vecinales se alían contra la supresión de las entidades menores. 26/08/12. Elnortedecastilla.es.

El Gobierno suprimirá las juntas vecinales. 13/07/12. Ileon.com.

Mesa redonda del Frente de Defensa de las Juntas Vecinales en León

Corte de carretera en la comarca de Omaña contra la desaparición de las juntas vecinales. 12 oct. 2012. Fuente: ileon.com.

Corte de carretera en la comarca de Omaña contra la desaparición de las juntas vecinales. 12 oct. 2012. Fuente: ileon.com.

El Frente de Defensa de las Juntas Vecinales en León, de reciente creación (creo que su fundación es el día 22 de diciembre de 2012), continúa con su campaña informativa contra la ‘Ley para la Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local’ del Partido Popular (PP).

Con este motivo, hoy viernes 25 se celebrará una reunión informativa en el Espacio Vías en la que intervendrán el portavoz del Frente, Elías Álvarez Rico, María Teresa Martínez López, alcaldesa pedánea de Caboalles de Abajo y portavoz de la Plataforma de Omaña en Defensa de las Juntas Vecinales, y el coordinador provincial de Izquierda Unida (IU), Santiago Ordóñez.

IU ha servido como aglutinador de algunos colectivos que se oponen a la nueva ley, como Eslabón Leonesista y la Plataforma de las Juntas Vecinales de Omaña, ambos colectivos responsables de la organización de la mesa redonda de hoy. Pero también existe la Federación Leonesa de Entidades Locales de Entidades Menores (FLELM), la Federación Asturiana de Parroquias Rurales (FAPAR), y otras más con objetivos similares.

En la FAPAR están integrados casi todos los partidos (PP, PSOE, IU, UPyD y Foro). En El Bierzo, la cabeza de la protesta la ha asumido el concejal del Partido del Bierzo (PB), Marcos Cubelos, también alcalde pedáneo de Magaz de Abajo.

De hecho, el Gobierno tenía hoy la intención de dar el visto bueno a la nueva ley, algo que no se ha producido puesto que el Ejecutivo de Mariano Rajoy ha optado finalmente por proseguir sus negociaciones con la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP).

Polémica en torno a la posible desaparición de las juntas vecinales.

Manifestación de las Juventudes leonesistas en defensa de las juntas vecinales. León, 7 abril 2011. Fuente: tribunaleonesa.com.

Manifestación de las Juventudes leonesistas en defensa de las juntas vecinales. León, 7 abril 2011. Fuente: tribunaleonesa.com.

El futuro de las juntas vecinales genera polémica y de un modo especial en la provincia leonesa. Algo, por otra parte, bastante lógico puesto que esta provincia aglutina en su territorio hasta un tercio de la totalidad de las entidades de este tipo. Algunas de éstas, también he de remarcarlo, ya han lamentablemente desaparecido por desidia vecinal o debido al creciente abandono de los pueblos rurales que, con el tiempo, han llegado a perder la costumbre de celebrar su concejo.

Yo ya expresé públicamente mi interés por mantener este sistema ancestral de organización social y económica. Y lo he hecho así porque considero que su aplicación ha permitido, durante siglos, la participación de todos los sujetos de una comunidad en la toma de decisiones sobre los bienes comunales.

Por otra parte, en algún artículo anterior ya expresé mi desconfianza sobre las motivaciones reales de esta modificación, que es en teoría -y sólo en teoría- la racionalización de la gestión municipal y la disminución de los gastos públicos. No estoy yo tan convencido de tan loables intenciones, pues intuyo que lo que se busca realmente es la privatización de los jugosos bienes comunales. Y en cuanto a los gastos, quiero aclarar que los alcaldes pedáneos no cobran sueldo. Es más, comparto la idea generalizada de que la aprobación de esa ley perjudicará al mundo rural si llega a aprobarse tal cual. Para empezar, le priva de su patrimonio ancestral y, de paso, de la posibilidad de una gestión local de esos bienes.

El cambio, entiendo que beneficia a los consabidos especuladores de los bienes públicos, ofreciéndoles nuevas oportunidades que hasta ahora se situaban lejos de su alcance. Para mí el proyecto asesta la puntilla a un modelo social que desentona claramente con el neoliberalismo. Además, ese proyecto incapacita a los pueblos para que gestionen democrática y directa sus propios recursos y necesidades. Para mí lo que pretende conseguir con esta ley es eliminar un modelo de organización colectiva, basado en el diálogo y en la búsqueda consensuada de soluciones en pos de un interés general.

Personalmente opino que marca un retroceso y que es contrario a las tendencias progresistas que se intentan abrir camino en la actualidad. Estos concejos conservan demasiado, -para sus detractores-, el espíritu que guió a las comunas en la década de los setenta. Y, entroncan también, -sin duda con exceso a juicio del conservadurismo-, con otros conceptos del ideario anarquista que rechazan los adoradores del dinero.

Desde luego, si supiésemos realmente valorar lo nuestro, -que no lo hacemos-, lo suyo habría sido promover los concejos para que fuesen declarados por la UNESCO Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. Una campaña que debería haberse hecho ya, y que aún estaríamos a tiempo de promover antes de que los populares los hagan desaparecer definitivamente.

Con todo, he de decir que hay aspectos que suenan bien en este anteproyecto de ley, destinado a clarificar las competencias locales y ahorrar, según el Gobierno, hasta 3.500 millones de euros eliminando duplicidades. Además, pretende incluir una serie de cambios destinados a limitar el sueldo de los alcaldes, -algo absolutamente imprescindible-, y a reducir el número de los concejales a partir de las próximas elecciones. Algo que veo muy positivo. Puestos a hacer cambios, yo eliminaría también las diputaciones, por los motivos que ya señalé en mi anterior escrito, entre ellos el hecho de que éstas son un espacio especialmente propicio para el nepotismo y la corrupción. Como lo hemos podido comprobar en León, Orense y Castellón.

Estos aspectos no deben hacernos olvidar que una vez aprobada la nueva ley, y liquidadas las entidades locales menores, sería muy difícil, por no decir casi imposible, volver atrás. El único modo de remediarlo sería inclinando hacia la izquierda el equilibrio de las fuerzas políticas. Una situación que parece algo lejana todavía.

Un ecologista en El Bierzo.

Texto del pasquín del Frente de Defensa de las Juntas Vecinales anunciando la mesa redonda de hoy.

250113. Pasquín. Imagen. Mesa redonda del Frente de Defensa de la Juntas Vecinales de León.El actual gobierno del Estado, mediante el anteproyecto de ‘Ley para la Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local’, se dispone a eliminar las Entidades Locales Menores (juntas vecinales y concejos) despojándolas de la titularidad de todo su patrimonio, privando a los vecinos y vecinas de los pueblos que las integran de la posibilidad de gestionarlo de manera democrática y participativa.

En la provincia de León se encuentra el 33% de las juntas vecinales de todo el territorio del Estado español, esto es debido a la larga tradición de autogobierno y gestión democrática de los bienes comunales que, desde siempre, ha existido en nuestros pueblos, a través de figuras como la del concejo.

De aprobarse, esta ley asestará un golpe mortal al mundo rural leonés, privándolo de su patrimonio e incapacitando a nuestros pueblos para que gestionen e manera eficiente, democrática y directa, sus propios recursos y necesidades, y acabando con lo que puede considerarse como un modelo de sociedad basada en el predominio y reparto del bien común.

Lo que pretende el Gobierno es grave, y seguramente irreversible. Una vez que se apruebe la ley es difícil volver atrás.

¡No al expolio de nuestros pueblos!

¡No a la supresión de las Juntas Vecinales!

Frente Defensa Juntas Vecinales. León. 20/01/2013.

Email del FDJV: defensajuntasvecinales@gmail.com

Las Juntas vecinales leonesas se organizan para asegurar su pervivencia. 08/01/13. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

Ecobierzo contra la supresión de los conejos y juntas vecinales. 14/10/12. Ecobierzo.wordpress.com.

Los espacios cerealistas de los montes cepedanos son en su mayoría comunales. Juntas. Fuente: guiarte.com.

Los espacios cerealistas cepedanos son en su mayoría comunales. Guiarte.com.

El Estado quitará los bienes comunales de los pueblos. 01/09/12. Guiarte.com.

Las juntas piden a PP y PSOE que aclaren sus posturas ante la posible desaparición. 21/12/12. Leonoticias.com.

El Gobierno aplaza aprobar la reforma local para seguir negociando en la FEMP. 23/01/13. Eldiario.es.

Anteproyecto de Ley para la Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local. 14/11/12. Estudiconsultoria.com. Pdf.