Archivo de la etiqueta: Emilio Silva

Villafranca del Bierzo recupera la memoria de la corporación fusilada por los franquistas

Homenaje a los represaliados. Villafranca del Bierzo, 4 febr. 2017

Homenaje a los represaliados. Villafranca del Bierzo, 4 febr. 2017

El día amaneció airado y tormentoso, volcando cántaros de gruesa lluvia sobre la reseca tierra berciana, tras la acentuada sequía, en el día en el que el municipio de Villafranca de Bierzo decidió, por fin, congraciarse con las víctimas de la represión de los nacionales acaecida durante la infame Guerra Civil. Familias que llevaban años reclamando justicia para sus muertos o represaliados por su fidelidad a la Segunda República.

Casi un siglo ha transcurrido desde que sucedieran aquellos dramáticos, tristes y deleznables hechos, pero al fin, en un acto público, y en presencia de  la nueva corporación municipal surgida de las últimas elecciones de hace dos años, se devolvíó una parte de su dignidad a quienes pagaron con su vida la defensa de una legalidad, republicana y constitucional, que algunos militares golpistas no quisieron aceptar.

Estos hechos ocurrieron en el año 36, y hoy apenas quedan testigos vivos de lo por entonces sucedido, aunque ua de las personas, presentes en el homenaje, recordó que ella tenía tan solo dos años cuando mataron a su padre.

La retahíla de los nombres de las personas asesinadas, junto con la referencia a su vecindad o profesión, hasta sesenta y dos, adquirió tintes sobrecogedores a medida que avanzaba el recuento. Nombres que sonaron como aldabonazos en las conciencias de quienes asistíamos al acto. Sesenta y seis nombres que fueron pronunciados, uno a uno, por el poeta villafranquino Juan Carlos Mestre, y entre los que se encontraban carpinteros, comerciantes,panaderos o labradores, entre otras profesiones. Personas jóvenes en su mayoría, algunos de ellos hermanos, que se vieron obligadas a abandonar este mundo cuando sus nobles ideales eran, precisamente, lo que más necesitaba este país.

Intervención de la hija de Antonio Gabelas. Villafranca del Bierzo, 4 febr. 2017

Intervención de Marisa Pérez, la hija de Delmiro Pérez. Villafranca del Bierzo, 4 febr. 2017

El acto, al que acudieron muchos familiares de los represaliados, sirvió para descubrir la placa de una calle dedicada a la corporación municipal Gabelas, que pagó con su vida su fidelidad a la República. También para retirar del callejero de Villafranca del Bierzo la calle dedicada al comandante Manso, de triste recuerdo.

Pero lo que me resultó más impresionante es que, en esta ocasión, no fuera una alcaldesa entregada a las ideologías de la izquierda, -como por ejemplo Manuela Carmena en Madrid-, la que modificara los nombres de calles o plazas, o la que recordara a las víctimas de la represión, sino que lo hiciera un alcalde popular, José Manuel Pereira, en un acto unitario de gran trascendencia que contó con el respaldo de toda la corporación municipal.

Es un hecho que valoro muy positivamente y que me lleva a pensar que, por fin, algo empieza a cambiar, y no solo en esta comarca sino en el país entero. Porque la dignidad de las personas, en su defensa de la legalidad suscrita por todos los españoles, es un valor que merece ser ennoblecido y situado por delante de las habituales, y hasta ciertos puntos normales, diferencias políticas o ideológicas existentes entre los partidos.

De este modo el último alcalde republicano de Villafranca del Bierzo, el carpintero Antonio Gabelas Suárez, y los ocho concejales de su corporación que le acompañaron al paredón o murieron posteriormente en la cárcel, dan nombre desde ayer a la avenida que durante ocho décadas homenajeó al hombre que consolidó el golpe militar en la villa del Burbia: el comandante Jesús Manso Rodríguez, fallecido en 1936. “Un psicópata y un criminal, sin ninguna empatía por los ciudadanos inocentes de este pueblo”, según Juan Carlos Mestre.

Manso llegó a Villafranca el  21 de julio de 1936, al frente las tropas insurrectas contra el Gobierno republicano que desde Lugo avanzaban en dirección a Madrid. Para cobrarse “la cabeza de Azaña”, según declaró por entonces el comandante (en alusión al presidente republicano elegido por los españoles) ante los aterrorizados villafranquinos a los que obligó a reunirse en la plaza de la Constitución. De hecho, Manso –cuyo carácter poco tenía que ver con su apellido-, cuentan que sembró con una feroz represión su camino hacia la capital, cayendo en combate, en el Alto de los Leones, tan solo diez días después de su paso por Villafranca. Así lo relató Emilio Silva, el presidente de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH), durante la presentación de la nueva placa.

Antonio Gabelas Suárez fue fusilado el 21 de septiembre tras un simulacro de juicio. Mestre lamentó que, a día de hoy, nadie haya pedido perdón todavía a las familias de esos “ciudadanos normales, no beligerantes, que pensaban como nosotros hoy”. Y recordó que alguno de los represaliados terminaron yendo a parar a los campos de concentración nazis de Mauthausen y Gusen. En cuanto al alcalde de Villafranca, Manuel Pereira, pidió unos momentos de silencio en recuerdo de la corporación desparecida y “de todas las víctimas de la represión en cualquier lugar del mundo”.

En el acto se le hizo entrega a la hija de Antonio Gabelas, Marina Gabelas, de noventa años de edad, y a la del teniente de alcalde en 1936, Dalmiro Pérez Vázquez, la octogenaria Marisa Pérez, de sendos ramos de flores y copias enmarcadas del acuerdo plenario que restituyó la memoria a las víctimas.

La nueva placa Corporación Antonio Gabelas. Villafranca del Bierzo, 4 febr. 2017

La nueva placa ‘Corporación Antonio Gabelas’. Villafranca del Bierzo, 4 febr. 2017

Marisa Pérez, sólo acertó a decir, entre lágrimas, que no podía decir nada porque “sólo tenía dos años” cuando mataron a su padre. No obstante, quien habló con más firmeza fue el nieto de Antonio Gabelas, Manuel Juaneda Gabelas, hoy afincado en La Coruña, para recordar que la guerra rompió la felicidad de su familia “a las seis de la mañana”, la hora en la que fusilaron a su abuelo.

Aquel verano de 1936, recalcó éste, “se abrió una brecha de ochenta y un años”. Pero el acto de ayer -que se suma a los acuerdos plenarios y a la restitución moral que la familia Gabelas obtuvo del Ministerio de Justicia para el alcalde fusilado, en cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica, sirve para que las víctimas recuperen una dignidad que le negaron sus verdugos, y que también sea “el cierre de una herida”, según aseguró.

Un ecologista en El Bierzo.

La corporación municipal represaliada: Antonio Gabelas Suárez, Camilo Meneses Díaz, Francisco Delás Trabadillo, Antonio Sobrín Veintemillas, Esteban Fernández López, Narciso Yáñez Álvarez, Joaquín Suárez Díaz, Antonio Álvarez Fernández y Delmiro Pérez Vázquez.

Los casi sesenta villafranquinos conocidos que  fueron víctimas de la violencia franquista: Antonio Abella Barredo, José Aira del Valle, Antonio y Nicolás Álvarez Fernández, Salvador Álvarez Marbán, Cayetano Arias Fonteboa, Ramiro Armesto Armesto, Pedro Bermúdez Asenjo, Amadeo Bouza González, Alfredo Caurel García, Francisco Cela Cuadrado, Eduardo Celaá Rodríguez, Manuel Crespo González,  Inocencio Cristalino García, Antolín Cuadrado Pérez, Ovidio y Paulino de la Cal Izquierdo, Recaredo del Potro Otero, Balbino Manuel del Valle Ovalle, Manuel del Valle Vidal, Antonio Fernández Alonso, Andrés y Aniceto Fernández Fernández, Antonio Fernández Guerrero, Esteban Fernández López, Domingo Fernández Pereiro, Honorio Fernández, Antonio Gabelas Álvarez, Fabriciano García Arias, Victoriano García Castaño, Enrique González Miguel, Santos Iglesias Gavito, Adolfo y Amalio Iglesias González, Mariano Lago González, Antonio López García, Augusto Nieto Pereira, José Núñez Pérez, Pedro Pereira Alonso, Paulino Pérez Casal, Carmen Pérez Neira, David Quindós Vázquez, Ricardo Rodríguez Fernández, Ángel Rodríguez Rabanal, Emilio Silva Faba, Manuel Sobrín Veintemillas, Antonio Vázquez del Valle, Manuel Vizcaino Beberide, Demetrio, Pedto y Salvador Voces Canóniga, y Narciso Yáez Álvarez.

Ni odio, ni rencor. 2/02/17. Diariodeleon.es.

El alcalde y el cerrojo de los fusiles. 05/02/17. Diariodeleon.es.

Lugo retira los honores a Franco en un pleno con loas a Fraga. 04/05/17. Elprogreso.galiciae.com.

José Manuel Pereira: “Nuestro proyecto estrella es ‘Green Biosfera’, pero el Patrimonio es nuestro compromiso”. 30/10/15. 30/10/15. Elbierzodigital.com.

Villafranca deja gobernar a la lista más votada, la de José Manuel Pereira (PP).    13/06/17.  Elbierzodigital.com.

114.226 víctimas del franquismo continúan desaparecidas

Comitiva a su llegada al cementerio de Valderas. 30 mayo 2015. Diariodeleon.com. Foto: Jesús F. Salvadores.

Comitiva a su llegada al cementerio de Valderas. 30 mayo 2015. Diariodeleon.com. Foto: Jesús F. Salvadores.

Nos llaman revanchistas y no lo somos. También nos acusan de “remover la mierda”. Vergüenza debiera darles a quienes así hablan. Porque quienes como un servidor tienen aún algún familiar enterrado en no se sabe qué lugar, imposible de averiguar, no somos unos resentidos, ni tampoco personas a las que les guste remover inútilmente el pasado. Sólo reclamamos ima cosa, que es justicia. Y lo que queremos es recuperar los restos de  nuestros familiares para ofrecerles un digno descanso eterno.

Cartel. XXV años de Paz. 1964. Cartelestransicion.blogspot.com.es.

Cartel. XXV años de Paz. 1964. Cartelestransicion.

Para aquellos que les cuesta entender esto yo sólo les haría una pregunta: ¿qué harían ustedes si supieran que su abuelo se encuentran enterrado en alguna cuneta de carretera? ¿No desearían recuperar lo que quede de él?

Una vez finalizada la guerra civil la represión franquista se desencadenó con toda ferocidad. Desde luego poco, o nada, supe yo de esto  siendo niño. Tampoco nada se me dijo en la escuela. Ni en mi casa. Ni siquiera cuando estudié el bachillerato. Pero aún conservo en mi memoria, como si fuera ayer, la imagen de la plaza Mayor de Ponferrada empapelada con la propaganda de los “XXV años de Paz” franquistas.

Al menos 45.000 personas fueron asesinadas tras “La Victoria”, y esto tan sólo en los primeros días después del final del conflicto. Porque muchas más fueron encarceladas o sometidas a duros trabajos, durante años, en obras de infraestructuras, en la minería, o en la construcción del Valle de los Caídos construido para gloria de Franco. Algunos pudieron así reducir los años de cárcel a los que fueron condenados, entre ellos mi abuelo.

Consejo de guerra a Enrique López Martínez por el que se le condenó a muerte. Juzgado MIlitar Especial Ponferrada. 4 marzo 1938.

Consejo de guerra a Enrique López Martínez por el que se le condenó a muerte. 4 marzo 1938.

Mi padre, que vivió aquellos días, puede decirse que se quedó huérfano con sólo nueve años, ya que no volvió a ver a su progenitor hasta los dieciséis. Junto a su madre y hermana de cuatro años tuvieron que refugiarse en Asturias, donde conservaban una propiedad, y gracias a ella lograron sobrevivir, con gran esfuerzo, del trabajo de la tierra, de la ganadería y de la pesca.

Me vienen estos recuerdos porque ayer, la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH), que está haciendo un extraordinario trabajo, entregó a sus familiares los restos de nueve vecinos de Valderas (León), represaliados durante la Guerra Civil Española, y cuyos cuerpos fueron exhumados por voluntarios de la asociación en la localidad de San Justo de la Vega, en julio de 2012. 

En realidad son sólo nueve de los veintisiete que se buscan por la zona, una tarea harto difícil de llevar a cabo ya que se nutre básicamente del recuerdo de los familiares que lograron sobrevivir a las purgas franquistas.

Flores para quienes defendieron un ideal de lealtad y justicia. Valderas, 30 mayo 2015. Diariodeleon.es. Foto: Jesús F. Salvadores.

Flores para quienes defendieron un ideal de lealtad y justicia. Valderas, 30 mayo 2015. Diariodeleon.es. Foto: Jesús F. Salvadores.

Los restos ya identificados recibieron sepultura en el cementerio de la pequeña población leonesa, siendo portados, en algún caso, hasta el lugar de su descanso definitivo, por los nietos. Los que falta por localizar, y de los cuales se tiene constancia, continuarán siendo buscados por la ARMH en la fosa de Cabreros del Río.

“Muchos de esos cuerpos llegaron incluso a los montes Torozos, en Valladolid”, explicó Marcos González, el vicepresidente de la asociación. Se contabilizan un total de setenta y siete represaliados, entre desaparecidos y fusilados con juicio sumarísimo, de los cuatro mil valderenses que estaban censados en el año 1936.

114.226 víctimas del franquismo siguen aún pendientes de localización. Una tarea de justicia para la que González pidió al Estado que agilice el proceso de recuperación, así como el de su colaboración económica. La falta de recursos llevó en fecha reciente a la ARMH a plantearse el cierre, lo que en última instancia pudo evitarse gracias al premio ALBA/PUFFIN al activismo en derechos humanos.

Emilio Silva, durante su intervención en la entrega del premio ALBAPUFFIN. Foto Len Tsou. Nueva York, 11 mayo 2015. Memoriahistorica.org.es.

Emilio Silva, durante su intervención en la entrega del premio ALBAPUFFIN. Foto Len Tsou. Nueva York, 11 mayo 2015. Memoriahistorica.org.es. Foto: Len Tsou.

Este premio fue recogido por el presidente de la ARMH, Emilio Silva, en Nueva York, este mismo mes. En el posterior debate sobre la represión franquista, la profesora de la Universidad de Cuny y experta en justicia transicional, Stephanie Golob, explicó que se ha utilizado la Ley de Amnistía española de 1977 para impedir las investigaciones de los crímenes cuando una amnistía sólo se puede aplicar después de que haya una investigación que concluya con una condena y no antes.

A la jornada de homenaje a las víctimas de desaparición forzada en Valderas asistieron una treintena de familiares, algunos venidos de otras provincias, que se mostraron muy afectados y emocionados en un salón de plenos abarrotado.  Todos ellos se fundieron en un emotivo aplauso al recibir las cajas con los restos de los nueve asesinados. Pero ni siquiera pudieron tener la certeza de que en los contenedores que portaban eran sus familiares los que se encontraban. Aunque la esperanza de que así fuera, estoy convencido, les aportaba esa serenidad que venían buscando desde hacía años.

Conmutación de la pena de muerte a prisión mayor de Enrique López Martínez, abuelo de este bloguista. 4 marzo 1938.

Conmutación de la pena de muerte a prisión mayor del abuelo de este bloguista. 4 marzo 1938.

Un ecologista en El Bierzo.

La ARMH entrega los restos de nueve represaliados de Valderas exhumados en San Justo de la Vega. 30/05/15. Diariodeleon.es.

Los fusilados de Valderas vuelven a casa. 30/05/15. Diariodeleon.es.

«Si tu abuelo estuviera en la cuneta, ¿qué harías?». 31/05/15. Diariodeleon.es.

La ARMH critica desde Nueva York la falta de apoyo del Gobierno a su labor. 11/05/15. Memoriahistorica.org.es.