Archivo de la etiqueta: Etanol

El Supremo prohíbe la apertura de granjas de visón americano

Visones enjaulados en una granja Change.org. 2015. Foto: Igualdad Animal.

Visones americanos enjaulados en una granja Change.org. 2015. Foto: Igualdad Animal.

Hace unos meses tuve que intervenir, desde la Asociación Cultural Ecobierzo, para impedir la apertura de una granja de visones americanos en El Bierzo, concretamente en Carracedelo. Presentamos alegaciones y esperamos respuesta a las mismas. Seguimos esperando.

Concentración contra las granjas de visón american. A Estrada, 4 abrl 2015. Eldiario.es.

Concentración contra las granjas de visón americano. A Estrada, 4 abrl 2015. Eldiario.es.

Aún así, intuimos que el proyecto no iría muy lejos. Todo se confabulaba en su contra y es por lo que no dudamos en enviar un comunicado señalando las escasas posibilidades que el proyecto tenía de prosperar.

La buena noticia es que ya no se podrá abrir ni una sola granja más de cría de visón en España. Esto es debido a que el Tribunal Supremo (TS) acaba de estimar, aunque sea parcialmente, un recurso que presentaron tres organizaciones, CODA-Ecologistas en Acción, la Sociedad Española de Ornitología y la Asociación para el Estudio y Mejora de los Salmónidos (AEMS), contra el real decreto de agosto de 2013 que reguló el Catálogo Español de Especies Exóticas Invasoras. El fallo del TS amplía el Catálogo  e incluye en él a la carpa común y a la trucha arco iris.

Un cangrejo de río americano.  2010. Elmundo.es. Foto: Héctor Garrido. CSIC

Un cangrejo de río americano. 2010. Elmundo.es. Foto: Héctor Garrido. CSIC

También anula las excepciones a la normativa que permitían la caza o pesca de algunas especies invasoras, o la comercialización de otras, como el cangrejo americano (Procambarus clarkii). Conocido también como cangrejo rojo, existen superpoblaciones del mismo en los embalses gallegos de Cecebre o Fervenza.

El criterio general ha sido que el real decreto no podía modificar lo que imponía taxativamente la norma de rango superior de la Ley del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad. Esa ley sostiene que, de forma inexcusable, deben incluirse en el Catálogo “las especies que, por sus acreditadas características dañinas, lo merezcan, sin que sean admisibles objeciones”. Además, el real decreto incluyó otras excepciones a petición, principalmente, de las comunidades autónomas por su interés económico para pesca, caza, o incluso la generación de etanol (tupinambo). El Supremo, simplemente, decidió anular todas las excepciones.

Tubérculos de tupinambo. Wikipedia.org. Foto: Hans B.

Tubérculos de tupinambo. Wikipedia.org. Foto: Hans B.

La inclusión de nuevas especies en el Catálogo conlleva la prohibición genérica de su posesión, transporte, tráfico y comercio de ejemplares vivos o muertos. En concreto, la sentencia ordena la inclusión en el Catálogo, -además de a las ya citadas carpa común (Cyprinus carpio) y trucha arcoíris (Oncorhynchus mykiss)-, del alga Wakame (Undaria pinnatifida), utilizada en la medicina china tradicional para purificar la sangre y mejorar la calidad del pelo, piel, órganos reproductores y la regularidad menstrual; del tupinambo (Helianthus tuberosus), especie nativa de Norteamérica conocida popularmente como pataca, y del hongo quitrido de los anfibios (Batrachochytrium dendrobatidis), causante de la enfermedad denominada quitridiomicosis en estos vertebrados anamniotas.

El alga Wakame. 1 jul. 2008. Wikipedia.org. Foto  えむかとー

El alga Wakame. 1 jul. 2008. Wikipedia.org. Foto えむかとー

La decisión atiende a informes científicos del CSIC y de otros expertos, sobre el carácter invasor y la amenaza grave que suponen algunas de las especies alóctonas sobre las especies autóctonas, el medio ambiente, los hábitats y los ecosistemas. Algunas de estas especies ya estaban incluidas en la lista de las cien especies exóticas invasoras más dañinas del mundo elaborada por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

El Supremo también incluye en el Catálogo la población murciana del bóvido conocido como arruí (Ammotragus lervia), introducida en la sierra murciana de Espuña en 1970, por su interés cinegético como trofeo debido a su notable cornamenta.

De las especies por cuya inclusión en el Catálogo abogaban los demandantes, el Supremo ha aprobado no incluir el salmón del Danubio (Hucho hucho), por considerar que no existe una evidencia científica contrastada acerca de la consideración de este pez como especie exótica invasora.

Visón europeo. Lamamapachama.files.wordpress.com.

Un visón europeo autóctono. Lamamapachama.com.

Otro apartado de la sentencia anula diversas disposiciones adicionales y transitorias del real decreto que reconocen o facilitan actividades empresariales o deportivas relacionadas con especies catalogadas, prohibidas con carácter general e incondicional en la ley del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad. De ese modo, se anula la posibilidad de autorizar de explotaciones de cría de visión americano, así como la comercialización del cangrejo rojo, al que se califica como especie invasora con acreditada constatación científica sobre su carácter dañino.

También se anula la disposición que permitía que el control de las especies catalogadas se hiciera mediante la caza y la pesca. Eso, según el Supremo, contradice la meridiana prohibición legal de cualquiera actividad económica con estas especies. El alto tribunal resalta que las actividades cinegéticas o piscícolas son actividades perfectamente legítimas, incluso encomiables, pero que “no pueden prevalecer frente a los valores superiores que se tratan de preservar con el Catálogo”.

Carpa común (Cyprinus carpio). Taringa.net.

Carpa común (Cyprinus carpio). Taringa.net.

“Está en la naturaleza de las cosas que la caza y la pesca, lejos de servir a los fines de erradicación de las especies catalogadas, más bien determinan su mantenimiento indefinido, cuando no la agravación, del status quo actual, dificultando, si no haciendo imposible, su erradicación, que es un objetivo inequívoco de la Ley del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad”, añade el tribunal.

Trucha arcoíris. Rainbow Trout. (Oncorhynchus mykiss). Wikipedia.org. Foto: Eric de Engbregson.

Trucha arcoíris (Oncorhynchus mykiss). Wikipedia.org. Foto: Eric de Engbregson.

“El real decreto del 2013, que es el que ahora deberá modificarse, supuso una regresión en la protección ambiental al excluir varios seres vivos del catálogo de especies invasoras e incluir excepciones para su cumplimiento”, según Jaime Doreste, uno de los abogados de las tres asociaciones conservacionistas que presentaron el recurso. El letrado destacó que el alto tribunal ha hecho prevalecer el principio de precaución frente a los intereses particulares.

Como demandados en el proceso figuraban, además de la Administración General del Estado, la Asociación Española de Black-Bass y la Federación Española de Pesca y Casting.

Ahora el Gobierno dispondrá de dos meses para adaptar su normativa a la sentencia, bien con un real decreto o una orden ministerial.

Galicia: un negocio de cuarenta millones de euros.

No a las granjas de visones en Galicia. Facebook.

Campaña ‘No a las granjas de visones en Galicia’. Facebook.

Galicia es la principal productora de pieles de esta especie en España, con cerca del 90 % de la producción total. En principio, la decisión del Supremo prohíbe la creación de nuevas granjas y ampliar las instalaciones de las existentes. Las cerca de treinta que operan, fundamentalmente en la provincia de La Coruña, también se verán afectadas, ya que se verán obligadas a reforzar su seguridad para evitar escapes accidentales o impedir asaltos intencionados para liberar los animales al medio. En los últimos años se produjeron varios episodios que causaron la liberación de miles de ejemplares de este gran depredador.

Para Pedro Brufao, profesor de Derecho Administrativo y especialista en Derecho Ambiental estamos ante “una sentencia que tendrá consecuencias económicas importantes”.  Por su parte, la Asociación Gallega de Criadores de Visón (Agavi) ha eludido valorar el fallo judicial a la espera de estudiar en detalle sus setenta y siete páginas. Galicia exporta entre 800.000 y un millón de pieles de visón, lo que genera un negocio aproximado de 40 millones de euros, una cifra sometida a variación puesto que el producto no se vende directamente a peleteros o comercializadores, sino que va a una subasta. El sector da trabajo de forma directa a unas 5.000 personas.

Un ecologista en El Bierzo.

Micrografía de una zoospora y esporangios del hongo quítrido (Batrachochytrium dendrobatidis). 2003. Wikipedia.org. Foto: Alex Hyatt

Micrografía de una zoospora y esporangios del hongo quítrido (Batrachochytrium dendrobatidis). 2003. Wikipedia.org. Foto: Alex Hyatt

El Supremo prohíbe comercializar el cangrejo rojo y criar visón americano. 19/03/16. Diariodeleon.es.

El Supremo prohíbe la creación de nuevas granjas de visón americano. 19/03/16. Lavozdegalicia.es.

El Supremo anula el permiso para criar el visón americano. 18/03/16. Elmundo.es.

El Tribunal Supremo prohíbe la cría del visón americano y la venta de cangrejo rojo. 18/03/16. Efeverde.com.

Crece la oposición internacional a los ‘desiertos verdes’

Un 'desierto verde'. 2009.

Un “desierto verde”. 2009.

“Imaginaros un bosque enorme, alineado, con sus copas de los árboles verdes, haciendo frontera con las cada vez más reducidas selvas tropicales. Imaginaros que salís del camino y os adentráis en su interior con la intención de sacar fotografías o de grabar el paisaje. Lo primero que notáis es que no existe esa vegetación baja que se encuentra en la selva; es fácil andar, saber donde pone uno el pié. Parece ser cómodo. Pensáis que vais a disfrutar. Pero cuando habéis encontrado el lugar idóneo para inmortalizarlo y os paráis para enfocar, veis que algo ocurre, que hay algo anormal en el ambiente…un silencio aterrador atraviesa tus tímpanos y la intuición te dice que pasa algo serio en ese lugar. Y sí, una vez que intentas encontrar el motivo, rápidamente percibes que estás dentro de un bosque en silencio y que no escuchas ningún canto de pájaro, nada de nada. Todo silencio y cuando ves que con tu mirada tampoco ves aves volando por el cielo, comprendes que estas ante un bosque muerto, ante un monocultivo, un desierto verde”. Pedro Pozas Terrados, naturalista.

Día Internacional contra los Monocultivos de Árboles.

Un 'desierto verde' de jatrofa. 2009.

Un ‘desierto verde’ de jatrofa. 2009.

Las plantaciones de árboles destruyen enormes superficies de tierras. Su manejo a escala industrial desgasta los suelos y consume cantidades ingentes de agua. En su ambición de obtener ganancias, la industria de las plantaciones de árboles no conoce el respeto a la naturaleza ni a las personas que habitan las regiones por donde se extienden. Uruguay, Brasil, Papúa Nueva Guinea, Nigeria o, hasta cierto punto, la cercana Galicia (invadida por las plantaciones de eucaliptus), se enfrentan a esta sobresplotación que esquilma la tierra en menoscabo de todos.

Declaración Internacional.

Desiertos verdes. Jatrofa (Jatropha curcas). Wikipedia.org.

Jatrofa (Jatropha curcas). Wikipedia.org.

En todas partes del mundo, millones de hectáreas de tierra productiva están siendo rápidamente convertidas en desiertos verdes presentados bajo el disfraz de “bosques”. En lugares legalmente desprotegidos comunidades locales son desplazadas para dar lugar a interminables filas de árboles idénticos –eucalipto, pino, palma aceitera, caucho, jatrofa y otras especies– que desplazan del lugar a casi toda otra forma de vida vegetal. La tierra cultivable, crucial para la soberanía alimentaria de las comunidades locales, es convertida en monocultivos de árboles que producen materias primas para exportación de grandes empresas madereras. Los recursos hídricos son contaminados y agotados por las plantaciones, al tiempo que los suelos se degradan. Las violaciones a los derechos humanos son moneda corriente en estos espacios y van, desde la pérdida de los medios de vida y el desplazamiento, hasta la represión e incluso se dan casos de tortura y muerte. Si bien las comunidades sufren en su conjunto, las plantaciones tienen impactos diferenciados de género, siendo las mujeres las más afectadas.

A pesar de toda la evidencia disponible acerca de los negativos impactos sociales y ambientales de estos monocultivos en países como Brasil, Sudáfrica, Estados Unidos, Indonesia, Malasia, Camboya, Colombia y España, continúan siendo promovidos por una coalición de actores que van desde la FAO  hasta las agencias bilaterales, desde el Foro de las Naciones Unidas sobre Bosques hasta los gobiernos nacionales, desde empresas consultoras hasta bancos privados y de desarrollo.

El motivo real detrás de las acciones de estos actores es simple: pretenden apropiarse de la tierra de la gente para que empresas de celulosa y papel, madera, caucho, palma aceitera y, recientemente, también biochar, puedan acceder a la mayor cantidad de materias primas a precios más baratao para así aumentar aun más sus ganancias. El sobreconsumo despilfarrador de los productos de estas plantaciones por parte las naciones del próspero Norte tiene mucho que ver con esta expansión creciente.

Cartel. Manifestación contra el monocultivo en Brasil. 2008.

Cartel. Manifestación contra el monocultivo en Brasil. 2008.

En respuesta a la publicidad adversa sobre los impactos de las plantaciones de árboles, las empresas han recurrido al uso de mecanismos de certificación, como el FSC (Consejo de Administración Forestal), PEFC (Programa para Avalar Esquemas de Certificación Forestal), la SFI (Iniciativa Forestal Sostenible), y la RSPO (Mesa Redonda de Aceite de Palma Sostenible, .los cuales les proporcionan credenciales “ecológicas” falsas que les permiten seguir con sus negocios de siempre.

El problema se ha agravado aún más con la llegada de nuevos actores del sector empresarial que apuntan a obtener beneficios del cambio climático, promoviendo erróneas soluciones a través del establecimiento de las llamadas plantaciones para “sumideros de carbono”, la promoción de los agrocombustibles – agrodiésel y etanol– y la introducción de árboles genéticamente modificados.

Sin embargo, los planes de las empresas se enfrentan a una oposición creciente. En un país tras otro, la gente se opone a la expansión de las plantaciones de árboles y un movimiento mundial ha crecido a lo largo de los años, unificando las numerosas luchas locales y ayudando a hacerse oír a quienes sufren por causa de las plantaciones.

En este Día Internacional Contra los Monocultivos de Árboles 2009, el mensaje es fuerte y claro: las plantaciones no son bosques: ¡detengan la expansión de los monocultivos de árboles!

Las plantaciones industriales de árboles no son bosques sino desiertos verdes.
Para dejar lugar a las plantaciones de árboles es necesario disminuir las superficies de cultivo, por lo que los campesinos tienen menos posibilidades de producir y de abastecerse de alimentos a nivel local. En este contexto las violaciones de los derechos humanos no son una excepción. Por diferentes métodos, en algunos países muchas veces violentos, la población es desplazada para dar paso a los desiertos verdes: filas interminables de árboles, todos iguales, plantados a distancias regulares. Incluso la “adera controlada, procedente de plantaciones“ es tan sólo una expresión biensonante con la que la industria de la celulosa, del papel, del contrachapado o de los agrocombustibles intentan evadir su responsabilidad en los daños que ocasionan.

¡Únete! ¡Firma la declaración!

Desiertos verdes. Monocultuvo.

Desiertos verdes. Monocultuvo.

Un conjunto de organizaciones internacionales ha elaborado una declaración solicitando que se frene la expansión de los monocultivos de árboles, la cual se entregará el día 21 de septiembre, primer día del otoño, a organismos nacionales e internacionales. Os animamos a adheriros a la declaración (el texto podéis leerlo arriba), ya sea a título individual o colectivo. Para firmar sólo necesitais enviar un email a WRM Movimiento por los Bosques Tropicales (World Rainforest Movement) desde su página web (en inglés, pero con traductor).

La recogida de firmas es urgente y finalizará el día 15 de septiembre por la noche (hora europea). También podéis encontrar algunos videos sobre monocultivos de árboles en la página argentina de la Unión de Asambleas Ciudadanas.

Finalmente, a aquellos que queráis saber más sobre los monocultivos de árboles, indicar que podéis encontrar más información en ‘Salva la selva‘, una organización internacional que promueve acciones de protesta en la línea de este artículo.

Un ecologista en El Bierzo.

Desiertos verdes. Coexistencia de naranjas y melocotones en una sola parcela en Catadau (Valencia). 26 enero 2008. Fuente: wikipedia.org. Foto: Fev.

Coexistencia de naranjas y melocotones en una sola parcela en Catadau (Valencia). 26 enero 2008. Wikipedia.org. Foto: Fev.

Desiertos verdes. 25/01/09. Igualdadsimios.blogspot.com.es.

La insostenibilidad de los cultivos agroindustriales como la palma de aceite. Ecologistasenaccion.org. Pdf. 

Certificación Forestal “FSC” (Forest Stewardship Council, el Consejo de Administración. Forestal). Consumoresponsable.org.

WRM Movimiento Mundial por los Bosques Tropicales. Wrm.org.
Maldonado 1858
11200 Montevideo – Uruguay
Tel: 598 2 413 2989 / Fax: 598 2 410 0985
Email: wrm@wrm.org.uy

Brasil: los esclavos del etanol

El sábado 22 de agosto representantes de Salva la Selva y de Watch Indonesia se reunieron en Hamburgo con el padre Tiago Thorlby, de la ‘Comissao Pastoral da Terra’ (CPT), quien viajó desde Brasil para denunciar la explotación laboral en la que viven muchos trabajadores rurales. Salva la Selva (Rettet den Regenwald, en alemán) es una organización ambiental políticamente independiente, con su sede en Hamburgo (Alemania), que defiende tanto los bosques tropicales como a sus habitantes. Fue fundada en 1986 por Reinhard Behrend, quien sigue al frente de la misma.

Brasil es uno de los principales productores de etanol, con 18 mil millones de litros anuales. El etanol, mezclado con la gasolina da lugar a la alconafta o gasohol, un biocombustible que ha permitido reducir al país suramericano sus importaciones de petróleo hasta un en un 40 %. Pero, para obtenerlo los trabajadores de la caña de azúcar son sometidos a ritmos de trabajo extenuantes que consiguen que su promedio de vida sea incluso inferior al de los esclavos en el pasado. El avance de este cultivo sobre tierras agrícolas y ganaderas brasileñas está desplazando a otras actividades tradicionales, creando inseguridad alimentaria entre la población. Los sindicatos han denunciado esta situación y luchan por mejorar las condiciones de vida de los asalariados, así como por lograr una unión más amplia frente a unos lugartenientes que continúan reinando en el país como auténticos caciques. Pese a las reformas aportadas por el gobierno de Lula, Brasil continúa siendo un país de campesinos sin tierra.

El etanol, de héroe a villano.

La Unión Europea (UE) fijó una meta del 10% para el uso de los agrocombustibles hasta el 2020. Pero en Brasil, en los dos últimos años se ha producido un cambio negativo que desmiente la imagen edulcorada sobre los biocombustibles que desde la UE se nos ha vendido. Las repetidas denuncias de los problemas sociales y ambientales relacionadas con su explotación han conseguido que, en poco tiempo, los agrocombustibles hayan pasado de salvadores del clima y de la economía brasileña a pesadilla nacional en algunos países.

Para conocer más sobre este asunto he decidido traer hoy al lector una información publicada por Salva la Selva que ha servido para abrirme los ojos sobre una realidad mundial extendida pero poco conocida en nuestras latitudes.

La Comisión Pastoral de la Tierra (CPT).

La Comisión Pastoral de la Tierra (Comissao Pastoral da Terra, en portugués) comenzó su trabajo en 1975. El padre Tiago es un pastor católico, de origen escocés, que ha estado viajando e informando sobre la situación de la propiedad de la tierra en Brasil y defendiendo la dignidad y los derechos de de los campesinos que luchan contra los políticos y los latifundistas, que allí se conocen también como los barones de la caña y de la soja.

En esta ocasión, el pastor vino al Viejo Continente con la intención de cuestionar su política sobre la bioenergía y para denunciar las violaciones de los derechos humanos ligadas a su producción y expansión. Una situación que si bien se da también en otros países, como por ejemplo en Tailandia, encuentra su máxima expresión en el trabajo esclavo que se vive en las plantaciones de caña de azúcar en Brasil.

El monocultivo dificulta la ansiada reforma agraria.

La alianza de la industria automovilística, petrolera y agrícola, con el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Mundial y la Organización Mundial del Comercio, para desarrollar la bioenergía y facilitar el cumplimiento del Protocolo de Kyoto está pasando una pesada factura a los países del Sur, en el sentido de que está imposibilitando la tan largamente esperada, a la vez que necesaria, reforma agraria en Brasil. Es decir, una división más justa de la tierra. El monocultivo brasileño responde al mismo modelo que se da en Malasia, o Indonesia, y perpetúa el latifundio ancestral.

En Brasil, en la zona costera de Pernambuco, se encuentran las mejores tierras de cultivo y están invadidas por el monocultivo del azúcar. Desde la CPT, -explica el padre Tiago-, “no tenemos nada en contra de la caña de azúcar, ni en contra del azúcar. Ni siquiera tenemos algo en contra de la bioenergía. Pero la energía procedente del monocultivo del azúcar se genera dentro de este modelo de producción. Para que se entienda: no es posible controlar un latifundio de 25, 30 ó 40 mil hectáreas sin tener una milicia privada. Los dueños de estos latifundios utilizan sus milicias para matonear a la población y, en ocasiones, también a los miembros de la CPT. Se trata de personas privadas armadas, que ejercen la violencia sobre la población local. Los barones de la caña tienen además por lo general a su servicio al prefecto, a las autoridades y a la policía del lugar. No pueden contar con este pastor, pero sí tienen a otros a su lado. Con todo esto, quiero decir que el modelo de producción del Brasil es un cáncer que hay que extirpar del cuerpo de la sociedad brasilera”.

El presidente Lula fue elegido con 62 millones de votos, porque entre otras cosas prometió una reforma agraria. Durante los últimos años, miles de esclavos han sido liberados de las plantaciones de caña de azúcar. El mismo día, el presidente Lula declaraba que en Brasil no hay esclavitud. Y además, el gobierno tiene planes para sembrar más caña de azúcar, por ejemplo, en el norte de la Amazonía. Pero son muchos los padres y madres en Brasil que se acercan a mí y me dicen: “Yo trabajo en la caña de azúcar para que mi hijo o mi hija no tengan que hacerlo jamás”.

El Movimiento de los Sin Tierra (MST).

“El trabajo de la CPT se desarrolla en el ámbito de los derechos humanos. Consiste en ir, vivir en las ocupaciones de tierra, hacernos eco de lo cruel que es la vida allí. El hambre, la sed, la violencia, las amenazas, el desplazamiento: todo ello es muy duro. No es fácil tener que escuchar de parte de los latifundistas frases como: “salgan de mi tierra, la están robando; son unos vagabundos y unos borrachos”. Pero cada vez más, las personas que viven en las plantaciones conocen los motivos por los que no tienen tierra. Saben que es por la estructura de la sociedad, y por eso, ellos luchan por cambiar esa estructura. El modo de lucha es la ocupación de tierras. Por todo el país hay ocupaciones y asentamientos, que luchan por su reconocimiento”.

Desde países del norte, como los europeos, se habla de producción de bioenergía, de energía “limpia, sostenible y renovable”. Esto es imposible. Estos calificativos son mitos. El modelo que utilizamos en Brasil para producir etanol no sólo no es limpio, sino que también es inviable. Por eso, no puede ser tomado de modelo a copiar en otras partes. Se trata de un modelo no sólo económicamente inviable, sino además políticamente retrógrado, socialmente exclusivo, culturalmente genocida y ecológicamente devastador”.

Testimonios de operarios en las plantaciones de caña de azúcar.

El padre Tiago trae consigo, desde Pernambuco en el nordeste brasilero, las voces de personas que han sido esclavizadas por el monocultivo extensivo para la producción del etanol en Brasil:

Antonio Manoel (47 años): “Empecé trabajando en los campos de caña de azúcar cuando tenía 9 años. No se respetan nuestros derechos, no recibimos salarios justos. Las empresas azucareras nos dicen que busquemos nuestros derechos, pero nunca los encontramos. Los propietarios de las empresas destruyen nuestros derechos”.

Joao Raimundo (31 años): “¿Qué logré como cortador de caña? Perder un dedo. Hay un montón de accidentes graves: en las piernas, en los brazos. Los cortadores quedan incapacitados para trabajar durante mucho tiempo. El doctor de la empresa te da tres días de baja. Después de eso, estás obligado a trabajar. ¿Derechos? No son respetados. Los empresarios del azúcar son latifundistas que chupan la sangre de los trabajadores”.

Joao (55 años): “Yo trabajé y trabajé. ¿Y qué obtuve? Sólo vejez y cansancio. Los latifundistas son unos explotadores de esclavos”.

Albertina María (40 años): “No hay futuro en los campos de caña. Yo nunca he tenido nada. Sólo trabajo y ruina. Trabajo sin recibir nada a cambio. La poca salud que tenía se me ha acabado. El patrón es un corrupto”.

Ante todo lo expuesto, concluye el padre Tiago: “Realmente creyeron que sería posible que la devastación de los bosques, la destrucción de la vida silvestre, la polución de las aguas para plantar caña en los mortíferos monocultivos, bajo el violento modelo feudal y latifundista… realmente, ¿alguien puede seguir pensando que este modelo de producción es sostenible?”.

Un ecologista en El Bierzo.

Agrocombustibles para acelerar el hambre. 27/03/08. Hambrestop.blogspot.com.

Los ‘verdes’ se enfrentan a Lula. 27/05/08. Publico.es.

Esclavos del etanol. 05/09/08. Publico.es.

Iglesia condena el trabajo esclavo y degradante en la industria del etanol brasileño. 17/11/08. Soitu.es.

Los esclavos del etanol: no más soluciones baratas y desastrosas para el Sur. 24/08/09. Salvalaselva.org.