Archivo de la etiqueta: Evo Morales

Bill McKibben pide al Papa Francisco que encabece la ‘desinversión’ bancaria en combustibles fósiles

Bill McKibben pide el liderazgo del Papa en la lucha contra el cambio climático. 28 febr. 2013. Bloomberg Businessweek. Justin Maxon.

Bill McKibben pide el liderazgo del Papa en la lucha contra el cambio climático. 28 febr. 2013. Bloomberg Businessweek. Justin Maxon.

Hoy se celebra el Día Global de la Desinversión, una iniciativa de 350.org para luchar contra el cambio climático. Este grupo, nacido en Estados Unidos hace seis años, y del que ya publicité ampliamente su acción del día 24 de octubre de 2009, considerada como una de campañas globales más importantes que se haya celebrado jamás, continúa con su empeño protector del planeta.

Bill McKibben. 2008. Wikipedia.org. Evan Derickson.

Bill McKibben. 2008. Wikipedia.org. Evan Derickson.

Encabeza el mismo Bill McKibben, un metodista de 56 años, de quien John Wesley, el fundador de esa iglesia, habría sin duda estado orgulloso. Wesley acostumbraba a pronunciar hasta tres sermones públicos diarios, en el Reino Unido del siglo XVIII, a quien quería escucharle. Y McKibben no le anda a la zaga. Ha convertido la bandera del ecologismo en un apostolado, que proclama por todo el mundo, sin importarle los esfuerzos a realizar.

En Estados Unidos, McKibben recorre el país para explicar en términos científicos que para evitar el calentamient global no bastará con cambiar las bombillas de filamento de tungsteno por otras más eficientes, con conducir vehículos híbridos o con construir centrales termoeléctricas que utilicen gas natural en vez de carbón.

Su convencimiento es tal que está librando una campaña sin cuartel para evitar “la industria más rica que alguna vez existió”, la basada en los combustibles fósiles, pueda continuar contaminando el planeta al ritmo actual.

Viñeta dedicada al presidente Roosevelt y a su política conservacionista de la naturaleza. 1908. St. Paul MN Pioneer Press.

Viñeta dedicada al presidente Roosevelt y a su política conservacionista de la naturaleza. 1908. St. Paul MN Pioneer Press.

Defiende el activista que si tan sólo una quinta parte del petróleo que se extrae, se refina y se quema, las temperaturas globales aumentarán hasta en 1,2 grados más. Y recuerda en su comportamiento a favor del medio ambiente al populismo de Teddy Roosevelt, el presidente amante de la naturaleza que fomentó su protección.

El 17 de febrero de 2013 McKibben encabezó en Washington una masiva protesta contra el oleoducto Keystone XL, un proyecto si cabe aún más aberrante que el de la línea eléctrica Sama-Velilla entre Asturias y Palencia. En el caso americano se trataría de enterrar una tubería de la petrolera TransCanada (PRT) 3.400 kilómetros para que el crudo extraído de las arenas bituminosas de Alberta, en el sur de Canadá, pueda ser refinado en el golfo de México. Ese gasoducto, que cortaría seis estados norteamericanos facilitaría la liberación de hasta 240 mil millones de toneladas de carbono, según denunció el activista medioambiental. “Más o menos lo suficiente para llevarnos a mitad de camino hasta el punto Armageddon 2”, recalcó.

Rex Tillerson, presidente de . ExxonMobil Development Company. Corporate.exxonmobil.com.

Rex Tillerson, presidente de . ExxonMobil Development Company. Corporate.

McKibben se enfrenta a enemigos colosales. Uno de ellos es Rex Tillerson, de 64 años, presidente de ExxonMobil Development Company, quien no se ha cortado un pelo a la hora de presentar al activista como un enemigo del crecimiento y una grave amenaza para el estilo de vida americano. Así pues, a un lado tenemos a uno de los sectores más poderosos y ricos que el mundo haya visto jamás, y el otro a un señor de mediana edad, luchador, pero que no parece tampoco sentirse cómodo de estar en el ring.

Sin embargo, McKibben cuenta con algunas bazas que juegan a su favor. Una es que un 64 por ciento de la población de Estados Unidos (según una encuesta de la universidad de Duke realizada en 2013) apuesta por que el gobierno regule para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero). Y la otra es la pasión, creatividad y generosidad del movimiento ecologista. De este modo, como hiciera Winston Churchill para inspirar al pueblo británico durante la guerra contra Alemania nazi, prefiere hablar de sangre, esfuerzo, lágrimas y sudor (13 mayo 1940) antes que de triunfos. “No va a haber dinero”, dice McKibben. “El otro lado siempre va a tener todo el dinero. Tenemos que usar las monedas que sí tenemos”, afirma.

David contra Goliat, o la eterna lucha del bien contra el mal, una vez más.

“Si es incorrecto arruinar al planeta es incorrecto enriquecerse de esa ruina” (350.org).

Intervención de McKibben. Washington, 28 febr. 2013. Bloomberg Businessweek. Justin Maxon.

Intervención de McKibben. Washington, 28 febr. 2013. Bloomberg Businessweek. Justin Maxon.

El movimiento que inicialmente se dedicó a dar a conocer el grave problema que supone para millones de seres el calentamiento global ha centrado su campaña este año en conseguir que instituciones, sindicatos, incluso iglesias de diferentes confesiones se sumen a su petición de ‘desinversión’ bancaria en fondos basados en los combustibles fósiles: petróleo, gas natural y carbón. Y entiendo que, por extensión, en las empresas relacionadas con el fracking.

El razonamiento de 350.org es muy sencillo. Sería un argumento moral fundamental: “El cambio climático es injusto. Así pues la inversión en la industria de los combustibles fósiles es incorrecta.” Para 350.org las acciones de estas industrias “son incompatibles con un planeta habitable” y se manifiesta claramente en su contra.

En este sentido, la organización argumenta que tanto cristianos como no cristianos pueden coincidir. Y destaca “que en los últimos dos años, cientos de universidades, ciudades y comunidades religiosas se han agrupado alrededor de la idea de la desinversión de combustibles fósiles, pidiendo a las instituciones que alineen sus inversiones con sus principios morales”.

350.org pide al Papa Francisco que haga de la desinversión una parte de su argumento moral.

El Papa Francisco. 2014. Esblog.panampost.com.

El Papa Francisco. 2014. Esblog.panampost.com.

El Papa Francisco planea publicar una encíclica y 350.org considera que podría ser una buena ocasión para alertar a los humanos sobre nuestra responsabilidad en el cuidado de la Tierra. Con la atención de 1.200 millones de católicos y el respeto de cristianos y no cristianos, 350.org considera que el Papa Francisco “está en una posición única para añadir tanto su voz como el singular poder moral de su cargo al movimiento de desinversión”.

350.org parte de la idea que el Papa entiende el imperativo moral de cuidar de la creación y comprende la amenaza que representa el cambio climático. Y que “sus horribles impactos caerán con la mayor severidad sobre la gente más vulnerable del mundo”.

Algunos de estos serán los futuros exiliados climáticos. Un segmento de afectados del que se habla poco en los medios y que los políticos parecen ignorar, pero que  empieza a aflorar y sobre el cual ya he tenido la ocasión de publicar algún artículo.

También he de decir que el día que los presidentes Morales y Chávez salieron en defensa de la Pachamama no me sorprendió su postura. Pero. ¿podrá hacerlo el máximo representante de una importante religión como la católica?. Lo digo, más que nada, por el poder casi omnímodo de estas grandes corporaciones. ¿Nos sorprenderá, favorablemente, el Papa Francisco?

Ciberacción.

Bill McKibben no se anda por las ramas. Pide al Papa que “use el poder de su cargo para dar ejemplo al mundo. Le pedimos que desinvierta los fondos del Banco Vaticano de todas sus inversiones en la industria de los combustibles fósiles, que producen la crisis climática, y que apoye públicamente el creciente movimiento de desinversión de los combustibles fósiles”.

Si compartes su petición puedes sumarte ahora ella firmando aquí. Por favor, difúndela entre tus amistades, de manera que se convierta en un amplio grito. Quizás el Papa pueda oírlo entonces.

Un ecologista en El Bierzo.

Banner. Día Global de la Desinversión. 13-14 febr- 2015. 350.org.

Banner. Día Global de la Desinversión. 13-14 febr- 2015. 350.org.

Bill McKibben’s Battle Against the Keystone XL Pipeline. 28/02/13. Bloomberg.com. (en inglés).

El Papa invita a Blázquez y a los nuevos cardenales cardenales a “no aceptar la injusticia, aunque beneficie a la Iglesia”. 14/02/15. Abc.es.

El Vaticano debe desinvertir. 2015. 350.org. Ciberacción.

Cumbre del Clima en Nueva York: ‘El costo humano y medioambiental del cambio climático se está convirtiendo hoy en algo insoportable’

Asamblea General de la ONU. 23 sept. 2014. Fuente: latercera.com.

Asamblea General de la ONU. 23 sept. 2014. Fuente: latercera.com.

La Cumbre del Cima de Nueva York, celebrada el pasado 23 de septiembre a petición del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, ha arrojado muchos mensajes sobre la necesidad de actuar de forma urgente contra el calentamiento global, pero también otros importantes compromisos, algunos financieros.

Más de 120 jefes de estado y de gobierno de todo el mundo, representantes de organizaciones sociales y hombres de negocios, se dieron cita en la sede de Naciones Unidas para responder a la preocupación de cientos de miles de ciudadanos que salieron a las calles el pasado domingo para exigir medidas inmediatas contra el cambio climático. En concreto, las emisiones mundiales de dióxido de carbono (CO2) aumentaron un 2,3 por ciento en el 2013.

En su intervención inaugural, Ban Ki-moon llamó a adoptar una visión “clara y compartida” frente al cambio climático: “El costo humano y medioambiental del cambio climático se está convirtiendo hoy en algo insoportable”, afirmó. Así mismo recordó que con la naturaleza no se puede negociar y aseguró que el plazo para responder al envite climático se estaba agotando.

El actor Leonardo DiCaprio y el secretario general de la ONU. Ban Ki-moon. 23 sept. 2014. Rpp.com.pe.

El actor Leonardo DiCaprio y el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon. 23 sept. 2014. Rpp.com.pe.

En su 69 Asamblea General, la ONU dio la palabra a gurús del cambio climático como el ex vicepresidente de EE.UU., Al Gore, y también a estrellas mediáticas como Leonardo DiCaprio, que formó parte destacada del pelotón de manifestantes que reclamaron medidas inmediatas el domingo pasado. Su línea discursiva fue compartida por el rey de España, Felipe VI, que también intervino en la reunión, y que vino acompañado de la ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, y del ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, José Manuel García-Margallo, además de la reina Letizia.

Entre los compromisos tangibles que arrojó la cumbre se destacó el adoptado por 32 países y decenas de empresas para reducir a la mitad la pérdida de bosques en 2020 y detenerla totalmente en el año 2030. La declaración, sellada entre otros por Estados Unidos, México, Francia, Chile, Colombia y Perú, prevé además recuperar más de 350 millones de hectáreas de tierras degradadas en todo el mundo, una superficie similar a la de la India.

El sector público y el privado también anunciaron a lo largo de la cumbre un importante refuerzo de las inversiones y las ayudas para la lucha contra el cambio climático. En total, los compromisos movilizarán más de 200.000 millones de dólares antes del final de 2015, según anunció la ONU.

Francia, que acogerá la Conferencia de la Partes para el Cambio Climático de la ONU del 2015 (COP 21), prometió aportar en los próximos años 1.000 millones de dólares al Fondo Verde, puesto en marcha para financiar acciones contra el calentamiento global.

Marcha de los pueblos contra el cambio climático. Rumanía. 21  sept. 2014. 350.org.

Marcha de los pueblos contra el cambio climático. Rumanía. 21 sept. 2014. 350.org.

Noruega anunció que destinará 500 millones de dólares anuales hasta 2020 a políticas contra el calentamiento y el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, anunció una orden ejecutiva por la que su gobierno tendrá que tener en cuenta los efectos del cambio climático en todos sus programas e inversiones para el desarrollo en otros países.

EE UU, no quiere un tratado vinculante para la reducción de su contaminación aérea, porque esto obligaría a la Casa Blanca a pasar por el aprobado de un Senado hostil a cualquier imposición externa, más aún si los republicanos se refuerzan en las elecciones legislativas de noviembre.

Por su parte, la Unión Europea indicó que en siete años dará 3.000 millones de euros (más de 3.800 millones de dólares) en ayudas a los países más pobres para que actúen contra el cambio climático.

Por lo que respecta a los países en vías de desarrollo, estos insistieron en la necesidad de obtener financiación para sus acciones climáticas y exigieron a los estados más ricos que lideren el esfuerzo para la reducción de las emisiones contaminantes de la atmósfera.

Así lo señaló, en nombre del grupo G77 más China, el presidente boliviano, Evo Morales, que recordó que las economías más industrializadas tienen una “responsabilidad histórica” en el cambio climático.

Portada de 'El País'. 22 sept. 2014.

Portada de ‘El País’. 22 sept. 2014.

“Ha llegado el momento de movilizar la mayor alianza de la historia para el clima y el desarrollo”, dijo el presidente de Perú, Ollanta Humala, quien confió en que la Conferencia de las Partes que se celebrará en diciembre de este año en Lima (COP 20) se cierre con un documento “claro y coherente” que siente las bases para un acuerdo global vinculante.

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, fue uno de los más críticos con las recetas de los países desarrollados para frenar el cambio climático y lamento que éstos sigan 20+20 para dar respuesta a un problema creado por ese modelo.

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos sostuvo que Colombia está comprometida con el reto global que significa el cambio climático y está tomando medidas. Colombia prácticamente no contribuye a las emisiones globales de gases de efecto invernadero, pero es “uno de los países más vulnerables a los efectos del cambio climático”, señaló el mandatario. Santos hizo también una llamada a la comunidad internacional para proteger la Amazonía.

Colombia se ha adherido a la “histórica” declaración firmada en Nueva York sobre los bosques y a la iniciativa latinoamericana ’20+20′ “para recuperar 20 millones de hectáreas de aquí a 2020”. También está avanzando en el proceso de definir cuál va a ser su contribución en la cumbre del clima del próximo diciembre en Lima y manifestó su apoyo al gobierno de Perú para que de la misma salgan objetivos ambiciosos y vinculantes.

Las negociaciones de un gran pacto climático deberían culminar en la COP 20 de París en 2015. Sin embargo, para que esta Cumbre pueda tener éxito deberían salvarse previamente las importantes diferencias que aún dividen a Occidente y las economías en desarrollo, China y la India en especial. Precisamente dos de los pocos países que no estuvieron representados al máximo nivel en Nueva York. Y en el mismo caso se encontraron Canadá, Australia o Arabia Saudí.

Marcha por el Clima. Melbourne. 21 sept. 2014. Avaaz.org. Foto: Damien Vincenzi.

Marcha por el Clima. Melbourne. 21 sept. 2014. Avaaz.org. Foto: Damien Vincenzi.

Pero, pese a estos nubarrones, puede decirse que hoy, más que ayer, el mundo es más consciente de la necesidad de impedir que la temperatura promedio del planeta no aumente en más de dos grados centígrados respecto a la época preindustrial. Tal logro podría atenuar, entre otras cosas, el impacto de los desastres naturales, que se considera han causado 22 millones de desplazados, de los cuales 19 en Asia. Tres veces más que los conflictos bélicos en el 2013.

Esta cumbre también nos ha traído una lección. Ésta es que la ciudadanía debe presionar para que las promesas de los gobiernos y las empresas se hagan realidad. Los próximos meses, hasta la COP 21, serán decisivos para lograr de los políticos compromisos vinculantes que frenen el calentamiento global.

Un ecologista en El Bierzo.

La ONU exige compromisos reales en la cumbre del clima. 21/09/14. Elpais.com.

Puerto Moresby, Papúa Nueva Guinea. Avaaz.org.  Foto: Robert Weber.

Puerto Moresby, Papúa Nueva Guinea. Avaaz.org. Foto: Robert Weber.

Santos llama a comunidad internacional a proteger la Amazonía. 23/09/14. Eltiempo.com.

Recuperarán 350 millones de hectáreas degradadas en el mundo. 23/09/14. Eltiempo.com.

La lucha contra el cambio climático debe ser una prioridad absoluta. 24/09/14. Ecologistasenaccion.org.

Cientos de miles de manifestantes participan en las marchas contra el calentamiento global. 25/09/14. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

La Cumbre de la Tierra ‘Río+20’ no aporta las soluciones esperadas a los graves problemas medioambientales y sociales actuales

Logo. Cumbre de la Tierra 'Río + 20'. Río de Janeiro, 20 - 22 jun. 2012.

Logo. Cumbre de la Tierra ‘Río + 20’. Río de Janeiro, 20 – 22 jun. 2012.

Sin pena ni gloria. Así es como creo que pasará a la historia la Cumbre de la Tierra ‘Río + 20’, celebrada veinte años después de la que en 1992 significó un aldabonazo mundial de atención sobre el problema de la contaminación atmosférica producida por los gases con efecto invernadero. Entonces la Guerra Fría acababa de terminar y Europa estaba en proceso de firmar el Tratado de Maastricht, el cual sirvió de base para la creación de una nueva Unión Europea. En aquella cumbre de la Tierra, también celebrada en Río de Janeiro, se establecieron las bases para el protocolo de Kioto y también se puso sobre la mesa la preocupante cuestión del calentamiento global planetario.

Uno de los principales problemas de la edición de este año ha sido la ausencia de algunos representantes de alto nivel, como el presidente norteamericano Barack Obama. De hecho, Greenpeace criticó, por boca de su director político Daniel Mittler, que “en realidad los gobiernos están aquí para no hacer nada y no comprometerse a nada”. La prensa también destaca el escaso consenso alcanzado en el encuentro. Lo que refuerza mi opinión, ya manifestada hace años, que las cuestiones técnicas esenciales para garantizar la supervivencia humana no deberían dejarse en manos de los políticos. De lo contrario, el mundo va directo a su destrucción planetaria.

Cumbre de la Tierra. Río de Janeiro, 2012. Listindiario.com.do

Cumbre de la Tierra. Río de Janeiro, 2012. Listindiario.com.do

De hecho, temas de debate esenciales como la superpoblación humana, o la emisión de CO2, que batió récords en 2011, fueron eclipsados por la discusión sobre la crisis económica en Europa o la violencia en Oriente Próximo. Y la misma anfitriona del encuentro, la presidenta brasileña Dilma Rousseff, en una rueda de prensa celebrada previamente a la clausura, indicó que apenas se lograron unos acuerdos mínimos para construir un modelo que permita que se hagan realidad los pilares del desarrollo sostenible.

Finalmente, 191 países aprobaron el texto ‘El futuro que queremos’ sobre desarrollo sostenible global. Documento que no son pocos quienes lo consideran pobre, o llanamente decepcionante. Y en especial los ecologistas. Incluso la comisaria europea de Cambio Climático, Connie Hedegaard declaró que se trataba de un compromiso débil. Por otra parte, metas de desarrollo sostenible en áreas claves como seguridad alimentaria, agua o energía, no fueron definidas correctamente, ni tampoco se marcaron plazos claros para su establecimiento.

La opinión de Federico Mayor Zaragoza.

Federico Mayor Zaragoza. Wikipedia.org.

Federico Mayor Zaragoza. Wikipedia.org.

En su blog, el ex director general de la Uneso, Federico Mayor Zaragoza, señala como “inadmisible” el resultado de la Cumbre, y manifiesta su consternación “ ante la ausencia de una reacción mundial de total disconformidad de la juventud actual con quienes no hacen frente a los grandes desafíos presentes y, además, mantienen una inmensa presión mediática sobre la ciudadanía, reduciéndola a simple espectadora”.

Mayor Zaragoza apela a la responsabilidad de los movimientos sociales, y del 15M en particular, porque -según afirma- “tenemos que mirar a los ojos de nuestros hijos y nietos y no aceptar que unos cuantos irresponsables impidan encarar debidamente los grandes retos sobre una vida digna para todos sin exclusión y la sostenibilidad de la naturaleza”.

Aún así, y compartiendo la llamada de “solidaridad intergeneracional” del gran hombre que es Mayor Zaragoza, deseo resaltar la interesante declaración de buenos propósitos de los participantes en la Cumbre para acabar con el hambre en el planeta. Sin duda deberían ponerse las pilas para solucionar lo antes posible esta vergüenza humana, por otra parte fácilmente solucionable si para ello se destinase tan sólo una pequeña parte de los recursos armamentísticos mundiales. Conviene no olvidar que cada día continúan muriendo, por hambre o desnutrición, más de 5.000 infantes, según datos de la Unesco.

La opinión de Evo Morales.

El presidente boliviano Evo Morales. Prensa.latina.cu.

El presidente boliviano Evo Morales. Prensa.latina.cu.

Así mismo, el documento firmado en Río de Janeiro incluye, por primera vez, el término propuesto por el presidente boliviano, Evo Morales, de “Madre Tierra” referido a nuestro planeta. En declaraciones realizadas el 1 de julio del corriente Morales ha destacado que, además, el texto aprobado reconoce explícitamente los derechos del los pueblos indígenas, así como el del acceso al agua potable y a la alimentación de todos los pueblos. Durante su intervención en ‘Río + 20’, Morales fustigó la denominada “economía verde”, -duramente criticada por los ecologistas-, a la que denunció como un nuevo mecanismo de sometimiento de los pueblos a los gobiernos capitalistas. Para el líder boliviano, gran defensor de una vida en armonía con la naturaleza, el sistema neoliberal mercantiliza esta economía supuestamente ‘verde’, convirtiendo a cada árbol, a cada gota de agua, y a cada ser en una mercancía sometida a la dictadura del mercado. “Privatiza la riqueza y socializa la pobreza”, dijo el mandatario cerrando su discurso.

En esa misma línea cabe situar el discurso del presidente de la República Dominicana, Lionel Fernández, quien argumentó que el mundo necesita cambiar aceleradamente su modelo de desarrollo, que ha venido aplicando desde la Revolución Industrial, y fomentar uno nuevo que sitúe a los seres humanos “en capacidad de producir riqueza, distribuirla equitativamente, generar un espíritu de justicia, un sentimiento de dignidad y una cultura de respeto y valoración hacia el planeta”.

Un resumen del documento final.

En el documento final de la Cumbre se reconoce la pérdida global de biodiversidad y la degradación de los ecosistemas; se expresa la preocupación por la contaminación marina y se recogen avances en las negociaciones para desarrollar un instrumento de protección de ésta.

Además, se expone la inquietud que despierta los impactos adversos del cambio climático y el distanciamiento existente entre los compromisos adquiridos por los países para reducir sus emisiones de gases invernadero (contenidos en los acuerdos de Copenhague, Cancún y Durban), y el camino que queda aún por recorrer para conseguir que el incremento de la temperatura media del planeta se mantenga por debajo de 1.5 grados.

La presidenta brasileña Dilma Rousseff en la presentación de la Cumbre Tierra 'Río + 20'. 20 jun. 2012. Periodistas.org.

La presidenta brasileña Dilma Rousseff en la presentación de la Cumbre Tierra ‘Río + 20’. 20 jun. 2012. Periodistas.org.

En el ámbito energético los países se comprometen a facilitar el acceso a la energía a 1.400 millones de personas que carecen de ella; asimismo reafirman los compromisos asumidos para eliminar los subsidios a los combustibles fósiles como el carbón, el petróleo y el gas.

En ‘Río + 20’ participaron 86 jefes de Estado y de Gobierno, entre ellos el ruso Vladimir Putin, el francés François Hollande, el español Mariano Rajoy, el cubano Raúl Castro, el dominicano Leonel Fernández, el ecuatoriano Rafael Correa y la anfitriona y presidenta de Brasil, Dilma Rousseff. Por su parte, la secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, participó en el encuentro representación del presidente Barack Obama.

Un ecologista en El Bierzo.

El presidente ecuatoriano Rafael Correa cogiendo un vuelo rumbo a Brasil. 19 jun. 2012. Ecuadoruniversitario.com.

El presidente ecuatoriano Rafael Correa cogiendo un vuelo rumbo a Brasil. 19 jun. 2012. Ecuadoruniversitario.com.

El fracaso de la Cumbre de Copenhague evidencia el error de dejar en manos políticas nuestro futuro climático. 20/12/09. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

El futuro que queremos: documento final de la conferencia Río+20. 25/06/12. Rio20.net.

Solidaridad intergeneracional – el resultado de Río + 20 es inadmisible. 29/06/12. Federicomayor.blogspot.com.

Presidente destaca reconocimiento de la Madre Tierra en documento final de Cumbre Río más 20. 02/07/12. Fmbolivia.com.

Río+20 y las decepciones. 02/07/12. Listindiario.com.do.

Declaración de Rio sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo. 1992. Un.org.

La Unesco elige a Río de Janeiro Patrimonio Mundial como Paisaje Cultural. 02/07/12. Elmundo.es.

La Cumbre de la Tierra se celebra en Río de Janeiro. 21/06/12. Youtube.com. Europapress.

Los países emergentes reclaman a Occidente el pago de una ‘deuda ecológica’ en la Cumbre del Clima de Barcelona

Son numerosos los países emergentes, y también otros con una industrialización muy precaria, los que participan en las conversaciones sobre el clima que entre el 2 y el 10 de noviembre, se celebran en la cumbre del clima de Barcelona, preparatoria de la de Copenhague. Y estos señalan con el dedo al Norte, a los países industrializados (que a veces se encuentran geográficamente situados en el Sur, pero con economías vinculadas a Occidente), como responsables de su retraso industrial.

Los países pobres, en general poco industrializados, son mayormente africanos y latinoamericanos, y exigen que la factura del cambio climático la paguen los países ricos. Son, -dicen ellos-, los que se han enriquecido contaminando un mundo que no era sólo suyo. DE hecho, algún líder, como por ejemplo el boliviano presidente Evo Morales, ha reclamado a los países ocidentales el pago de una “deuda ecológica” que considera debida. Una reclamación que, por otra parte, apunta mucho más allá del simple reclamo climático.

El concepto deuda ecológica cobró notoriedad a finales de los años ochenta y fue usado intensamente entre 1990 y 1992, durante el proceso de la ‘Eco 92’ de Rio de Janeiro. Esta idea se apoya en la destrucción ambiental de los países del Sur por las naciones industrializadas, y fue esgrimida como una réplica a la deuda financiera que estos reclamaban a América Latina. En efecto, al considerarse que la deuda ecológica superaba con creces lo que se debía a los bancos, los países del Sur sostenían que, en realidad, eran acreedores de las naciones del Norte.

En aquellos años, los destinatarios de estos cuestionamientos prefirieron eludir el debate. Y desde entonces el uso del concepto ha tenido sus altas y bajas.

Una de las más conocidas definiciones en América Latina sobre la deuda ecológica es la ofrecida por M. Robleto y W. Marcelo (‘La deuda ecológica. Una perspectiva sociopolítica’. Instituto Ecología Política. Santiago, 1992). Sostienen los autores que deuda ecológica “es el patrimonio vital de la naturaleza, necesario para su equilibrio y reproducción, que ha sido consumido y no restituido a ella”, e incluyen en ésta tanto a los llamados recursos naturales como a los procesos ecológicos.

Por su lado, J. Borrero Navia (‘La deuda ecológica. Testimonio de una reflexión’. Fipma y Cela. Cali, 1994) considera que existirían deudores y acreedores, y esa deuda debería ser cuantificada y restituida. 

El caso es que hoy los países que no han contaminado, o apenas lo han hecho, reclaman disponer de la misma libertad que tuvieron los que ahora son ricos para poder hacerlo. Y les exigen que, si quieren que ellos reduzcan sus emisiones contaminantes les faciliten los medios o el capital para poder hacerlo.

En fin, visto el panorama que se respira en Barcelona todo apunta a que lo tendremos negro en Copenhague. No hay nada que haga presagiar que la cumbre danesa vaya a tener mayor éxito que el que está alcanzando la catalana. Barcelona ya ha quedado claro que nadie quiere ser el que se atreva a ponerle el cascabel al gato.

Mucho me temo que de poco habrán servido las movilizaciones internacionales y multitudinarias de WWF, Avaaz, o 350.org. Es más, ni siquiera creo que servirá para aportar grandes cambios la prevista para el 12 de diciembre, que coincidirá con la celebración de la cumbre en Copenhague y que promete ser la más sonada de todas.

Cabe preguntarse si el grito unísono de millones de voces será capaz de despertar a ese líder carismático que el mundo necesita, capaz de dar un puñetazo sobre la mesa y de exigir, de una vez por todas, que plantemos juntos cara al problema del calentamiento global.

Son muchos los que pensamos que este líder podría ser Barack Obama, en quien el mundo entero ha depositado grandes esperanzas. Hemos visto con interés sus esfuerzos por cerrar  la prisión ilegal de Guantánamo y apreciado su nueva disposición hacia el régimen cubano. Pero difícilmente podemos aprobar la instalación de nuevas bases militares americanas en Colombia, las cuales ha propiciado un presidente al que se relaciona claramente con el tráfico de drogas.

Y es que uno suele llegar al poder con grandes ganas de cambiar el mundo, como le sucedió al presidente brasileño Lula da Silva, y ahora a Obama. Pero, por desgracia, los estadistas novatos no tardan en constatar los límites estrechos de su aparente libertad. Y también que, en realidad, ésta se mueve dentro de los límites que les  marcan el Banco Mundial o las grandes corporaciones. Los verdaderos dueños del planeta.

Un triste ejemplo de lo anteriormente dicho lo ofrece el asesinato de John F. Kennedy, que ciertos investigadores  relacionan con su interés por poner un punto final a la guerra del Vietnam. Una decisión que perjudicaba los intereses de las grandes empresas armamentísticas estadounidenses. Hay documentos que apuntan a que todos los cuerpos del Estado, incluido el vicepresidente Lyndon B. Johnson, participaron en una conspiración que acabó con la vida de uno de los más carismáticos presidentes norteamericanos.

Puestas las cosas así, ¿qué decir sobre Copenhague? ¿Hemos de tirar la toalla? ¿Tendremos que asumiremos pacíficamente el suicidio colectivo?

Personalmente ya no sé ya que más decir. A los ecologistas, que siempre hemos estado en la vanguardia de ciertas previsiones y advertencias, creo que sólo nos queda el recurso de continuar batallando. Sin tregua. Seguiremos apelando ante todos los gobiernos para que no permitan que sobrepasemos ese límite de 350 unidades por millón de dióxido de carbono (C02) en el aire que respiramos. Después de todo, es el límite que garantiza nuestra propia supervivencia.

Un ecologista en El Bierzo.

Más que deuda, un robo. 25/08/08. Deudaecologica.org.

Una aproximación a la deuda ecológica de la Unión Europea con Centroamérica. 29/09/07. Deudaecologica.org.

¿Qué es la deuda ecológica? 12/05/08. Deudaecologica.org. 

“Deuda Ecológica: impactos de la deuda externa en las comunidades y la naturaleza”. 29/10/09. Deudaecologica.org.

Las negociaciones sobre el clima en Barcelona o el síndrome MacGyver. 11/11/09. Tni.org.

¿Por qué es tan difícil un acuerdo sobre cambio climático? Marzo, 2012. Ecologistasenaccion.org. 

La VII Cumbre de la Alternativa Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América establece los derechos de la Pachamama en Cochabamba

Esta mañana he recibido un mensaje de una de las treinta y dos personas que – convocadas por Avaaz.org – nos reunimos la noche del 21 de septiembre para manifestar nuestro desacuerdo con la política medioambiental de las superpotencias mundiales. Eva me remite un texto con origen en Colombia, en donde la llegada al poder de Evo Morales (2006) está propiciando un nuevo panorama de los derechos de la Madre Tierra.

Pachamama’ la llaman los aymaras, una gente que siente por la tierra que les sustenta un respeto y preocupación muy distinta a la nuestra. Es una relación establecida a lo largo de miles de años, impregnada de una espiritualidad desconocida e inimaginable en nuestra sociedad occidental.

Evo Morales, “Héroe Mundial de la Madre Tierra”.

Confieso mi sorpresa al recibir la noticia, el 29 de agosto pasado, de que el sacerdote católico y diplomático nicaragüense, Miguel D’ Escoto, el presidente de la asamblea de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), había declarado a Evo Morales “Héroe Mundial de la Madre Tierra”, aludiendo a su conmovedora defensa del planeta en el organismo internacional.

Me sorprendió gratamente, y más aún por la inquina con la que Occidente ha acogido a este mandatario sencillo, alejado de los estereotipos al uso. Lo que no hacía presagiar tal decisión. Al adoptarla, la ONU, una organización que históricamente ha servido a los intereses occidentales y descuidado el Sur, también me ha sorprendido. Interpreto la noticia como un aviso de que nuevos aires están ventilando las anquilosadas estructuras del más importante organismo de paz a nivel mundial.

Otro detalle. La entrega a Morales, de un pergamino y una medalla, se hizo en un acto público celebrado en La Paz, en concreto en el Palacio de Gobierno. Otros acreedores a estos reconocimientos, y aunque a alguno le cueste creerlo, fueron el ex presidente de Cuba Fidel Castro (declarado “Héroe Mundial de la Solidaridad”), y el ex gobernante de Tanzania, Julius Nyerere, en proceso de canonización, distinguido a título póstumo como “Héroe Mundial de la Justicia Social”.

Soy de la opinión que maltratamos la Tierra, tratándola como si fuese un objeto, o una mercancía, con la que podemos hacer lo que nos venga en gana. Y en eso estamos muy equivocados.

El planeta estaba aquí mucho antes de que los humanos apareciesen. Y continuará estándolo después de que nos hayamos suicidado como especie. Está regido por sus propias leyes y no nos pertenece. De hecho, podría decirse de nosotros que somos unos recién llegados, pues nuestra presencia en él apenas equivale al tiempo de un estornudo en comparación con su duración global.

Dentro de las importantes declaraciones realizadas durante la VII Cumbre de la ALBA – a las que dedicaré mañana una entrada completa -, figura la muy interesante propuesta: “Los seres humanos son parte de un sistema interdependiente de plantas, animales, cerros, bosques, océanos y aire con el cual deben convivir en armonía y equilibrio respetando los derechos de todos. Para garantizar los derechos humanos se debe reconocer y defender los derechos de la Madre Tierra. Por ello es fundamental aprobar en el marco de Naciones Unidas una Declaración Universal de Derechos de la Madre Tierra”.

Esperemos que Occidente gire su rostro hacia América Latina, de donde está surgiendo una visión de la humanidad alejada de su modelo mercantilista, y a la que deberíamos prestar más atención.

Un ecologista en El Bierzo.

Una defensa de los derechos de la Pachamama, por Antonio Peredo Leigue.

Tenía que ser como fue: en Cochabamba, en el centro de Bolivia, que es el centro de Sudamérica. Fue durante la celebración de la VII Cumbre de la Alternativa Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), en Cochabamba. Siete países signaron el acta. Así se proclamaron los derechos de la Madre Tierra.

No se trata del medio ambiente. No es cosa de reducir las emanaciones tóxicas, impedir la contaminación de las aguas, cuidar que no se destruyan los bosques o darle un respiro a las tierras de labranza. No es el simple reconocimiento de que la sociedad humana ha hecho daño a este nuestro hogar universal y, de ahora en adelante, se convierte en protector del mismo. Nada de eso. En realidad, necesitamos casi medio siglo para entender que no somos nosotros, los seres humanos, quienes garantizaremos la supervivencia del planeta. De pronto, la respuesta surgió simple, sencilla, como el hombre que la propuso: se trata de respetar los derechos de la Pachamama. Así planteó este tema el presidente Evo Morales. Los presidentes y representantes de los gobiernos que componen la Alternativa Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) estuvieron de acuerdo y reconocieron esa proclama: la Madre Tierra, la “Pachamama”, tiene derechos inalienables, sus derechos son más trascendentes que los nuestros”.

Los derechos inalienables de la Madre Tierra.

“Esto es así porque, si no respetamos los derechos de la Madre Tierra, no tendrán ninguna significación los que proclamamos para nosotros. No podríamos ejercer los derechos humanos, si no respetamos los derechos de la Madre Tierra. Es más: si no los incorporamos en las leyes, si transgredimos esos derechos, si no asumimos seriamente su cumplimiento, simplemente dejaremos de existir y, entonces, ¿qué derechos tendrían quienes no existen?

Esta es la importancia vital de la declaración firmada en Cochabamba, este 17 de octubre de 2009. Es una visión y una concepción totalmente diferente de aquella que aparece en la Declaración de Estocolmo (1972), cuando con ese irrefrenable espíritu de autosuficiencia, decíamos: “La protección y mejoramiento del medio ambiente es una cuestión fundamental que afecta al bienestar de los pueblos y al desarrollo económico del mundo entero, un deseo urgente de los pueblos de todo el mundo y un deber de todos los gobiernos”.

Por más urgente que haya sido, se trataba de un deseo y, por lo tanto, dependía de la voluntad de éste o aquel. Y fue así. Todavía hoy, cuando las consecuencias catastróficas que estamos viviendo hacen evidente la urgencia de detener este proceso de depredación, escuchamos decir que el derecho de las industrias que envenenan el planeta está en primer lugar.

Las grandes potencias se niegan a participar de cualquier compromiso para reducir las emanaciones del letal monóxido de carbono. Más adelante, en Kioto, se discutió y aprobó otra declaración que reclamó “un total reconocimiento de la deuda ecológica y la necesidad de incluirla en las futuras negociaciones sobre el cambio climático”. Negociar el cambio climático; ¿qué significaba? Ni más ni menos que seguíamos considerando al planeta, a Nuestra Tierra, como un objeto, como una cosa sobre cuyo cuidado, restauración y protección tenemos derechos que podemos ceder o retener.

Pero, cuando se proclaman los Derechos de la Tierra, decimos que, quien los transgrede, se hace reo de lesa globalidad. Porque ya no es solamente la humanidad que se pone en riesgo sino toda vida, toda existencia albergada por nuestro planeta.

Esos derechos son tan evidentes, que pueden describirse de cualquier modo, significando siempre lo mismo. El derecho a la vida, el derecho a la salud, el derecho a la identidad y el derecho a la hermandad. Así de simples y, tal vez por eso mismo, inadvertidos por nosotros, que somos sus directos beneficiarios.

Porque, si no hay vida para el planeta, si no hay vida para la madre tierra, simplemente dejamos de existir. Vida, por supuesto, supone capacidad de desarrollarse y renovarse; significa rebelarse contra los intentos de torturarla, mutilarla y destruirla. Y, sin salud, no puede haber vida, pues no nos sirve un planeta mantenido en base a abonos artificiales, pesticidas, drogas y manipulaciones genéticas”.

¿Salvaremos a la humanidad, abandonando la Tierra cuando la destruyamos?

“Este es nuestro planeta, el planeta Tierra, no es uno más de millones de planetas del que podamos deshacernos en cualquier momento y trasladarnos a cualquier otro que elijamos. Esto es algo muy importante. Descubrir agua en otro mundo, principios de vida algo más allá o, incluso, condiciones de habitabilidad en sistemas vecinos, no nos autoriza a desentendernos de la Madre Tierra. Es que, en esa línea de convicción, parece orientarse la búsqueda casi desesperada de otros mundos en la vastedad del universo. ¿Salvaremos a la humanidad, abandonando la Tierra cuando la destruyamos? ¿Esa es la solución por el desastre?

Por eso mismo, porque la Madre Tierra tiene una identidad como tal, es que tenemos que considerarla hermanada con el Sol, con la Luna, con los astros y los espacios, sin los cuales no podría siquiera existir.

Esa es la esencia de la Declaración de Cochabamba que proclamó los derechos de la Pachamama. Ahora, no se trata de mendigar la aceptación de las naciones enriquecidas, de los países derrochadores, de aquellos que gustan llamarse Primer Mundo. Es hora de exigir que, la Organización de Naciones Unidas, adopte esta declaración como Declaración Universal de los Derechos de la Tierra y exija su cumplimiento”.

La urgencia de democratizar la Organización Mundial de las Naciones Unidas.

“Para eso, por supuesto, se requiere democratizar a la ONU. No puede ser que, cinco gobiernos, tengan el poder de decirle NO al mundo entero cuando defienden sus intereses. Es inconcebible que sigamos bajo la dictadura de esas cinco potencias, cualquiera de las cuales, si las decisiones no son de su agrado, simplemente las ignora y procede según se capricho. Matar personas, destruir países, poseer armas nucleares es su monopolio. Y, mientras subsista esa injusticia, hay un creciente peligro de muerte para la Madre Tierra porque, simplemente, no se respetan sus esenciales derechos.

Por eso, en Cochabamba, se ha dado el primer paso para luchar por los derechos de la Tierra”.

Una defensa de los derechos de la Pachamama. Antonio Peredo Leigue.

Morales: capitalismo e imperialismo son enemigos de la Tierra. 29/08/09. Elnuevodiario.com.ni.

Fidel Castro, Evo Morales y Julius Neyrere considerados héroes mundiales de la Solidaridad, la Madre Tierra y la Justicia social. 31/08/09. Grupoapoyo.org.

La ONU declara al presidente Evo Morales “Héroe mundial de defensa de la Madre Tierra”. 02/09/09. Cadtm.org.

Artículos de Antonio Pereiro Leigue. Rebelion.org.

EEUU y China enfrían las expectativas de la cumbre del clima y los países emergentes se niegan a pagar la factura de los platos rotos

Barack Obama rebajó ayer, en la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas (ONU) celebrada en Nueva York, las expectativas sobre la cumbre medioambiental que se celebrará en Copenhague en diciembre, y en la que está prevista la actualización del Protocolo de Kioto sobre la emisión de gases de efecto invernadero.

Sus declaraciones han servido para mermar las esperanzas de quienes, como yo mismo, esperamos que la reunión de las grandes superpotencias en Copenhague aporte un cambio sustancial en la política de emisión de estos gases, cuyo exceso está provocando profundas transformaciones en el clima. Después de la jornada celebrada ayer ya no se esperan más que escasas medidas para atajar el calentamiento global.

En su intervención, Obama hizo referencia a la grave situación que atraviesa la economía mundial para justificar que su país, así como los demás participantes, no adopten compromisos serios. “Estamos buscando soluciones en medio de una recesión global, donde la prioridad de cada país es rescatar su economía y dar trabajo a su población. Así que todos nos vamos a enfrentar a dudas y dificultades“, expuso.

El mandatario estadounidense reconoció la responsabilidad de los países más desarrollados en la situación climática actual y por tanto la necesidad de asumir gran parte del esfuerzo y del liderazgo, pero también emplazó a las naciones emergentes a “jugar su papel” y “comprometerse” a emplear energías limpias.

España pide que se destine el 0,7 % del PIB al desarrollo tecnológico.

El presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, que intervino a puerta cerrada en la mesa redonda de la Reunión de Alto Nivel (RAN) sobre Cambio Climático, propuso a la comunidad internacional que se destine el 0,7% del PIB al desarrollo tecnológico.

La propuesta española fue bien acogida por los países presentes en la RAN, ya que significaría una mayor implicación económica de los países miembros de la ONU en la lucha climática. O, como dijo Zapatero, “la integración de la protección del clima en los modelos económicos“.

Evo Morales exige a los países ricos el pago de una “deuda histórica”.

Los países más ricos tuvieron que escuchar las quejas y reclamaciones de los países emergentes, que no parecen dispuestos a reducir sus niveles de emisiones actuales al considerar que esto sería un lastre para el despegue de sus propias economías. Éstos reclamaron ayudas económicas a los países ricos para aplicar medidas reductoras e, incluso, como en el caso del presidente Evo Morales, fueron bastante más lejos, al exigirles el pago de la que el mandatario boliviano denominó “deuda histórica”.

“Un fracaso en Copenhague sería moralmente imperdonable”.

Las timoratas declaraciones de Barack Obama en la reunión sobre el clima  contrastaron con la advertencia realizada, momentos antes, por el secretario general de las Naciones Unidas (ONU), Ban Ki-moon: “Un fracaso en Copenhague – advirtió – sería moralmente imperdonable, económicamente erróneo y políticamente desaconsejable“. Ban Ki-moon  alertó también sobre la lentitud de las negociaciones, que según él estarían progresando “a la velocidad de un glaciar“.

Durante un foro sobre el medio ambiente celebrado en Corea del Sur, en fechas recientes, Ki-moon realizó una apocalíptica advertencia sobre los riesgos implícitos al calentamiento global, advirtiendo que si no se toman medidas urgentes para combatirlo los cambios en los patrones climáticos se producirán disturbios en masa en todo el planeta.

Los científicos alertan que el desastre está a la vuelta de la esquina.

La advertencia del secretario general de la ONU es coincidente con la opinión generalizada de la gran mayoría de los científicos mundiales, que estiman que el tiempo para llevar a cabo acciones para frenar el cambio climático se está agotando.

India y China, dos de las naciones más contaminantes del planeta, junto con EEUU, que es el país responsable del 25% de las emisiones mundiales, pidieron a Barack Obama  que adoptase medidas drásticas para reducir sus emisiones. Sin embargo, estas propuestas se encuentran actualmente estancadas en el Capitolio, ya que la legislación que prevé su reducción para el 2020, a los niveles de 1990, no podrá discutirse el Congreso norteamericano hasta mediados del año 2010, vistos los problemas de política interior con los que debe lidiar el presidente.

Aprobación del Senado estadounidense.

Obama reconoció que su ley sobre energía y clima, recientemente aprobada por la Cámara de Representantes y destinada a “reducir drásticamente la emisión de gases contaminantes“, todavía debe lograr la aprobación del Senado. Esta situación ha enfurecido a algunos países europeos, que culpan a Washington de supeditar la estrategia climática mundial a la agenda de su Congreso, actualmente  centrada en una gran reforma sanitaria.

A estas críticas, el presidente norteamericano respondió diciendo que “EEUU ha hecho más por promover energías limpias y reducir la contaminación por CO2 en los últimos ocho meses que en cualquier otra época de su historia“. Obama, que se mostró orgulloso de estos resultados, comparó la actuación de su Gobierno con la de absoluta apatía de sus predecesores republicanos.

El mandatario norteamericano listó algunas de las iniciativas más recientes, la mayoría incluidas en las medidas lanzadas por el Gobierno para relanzar la economía: “Por todo EEUU, los empresarios están construyendo turbinas eólicas, instalando paneles solares y comprando coches híbridos; estamos invirtiendo miles de millones en reducir el despilfarro energético“, dijo. “EEUU puede liderar el esfuerzo global, pero no actuar solo contra el cambio climático”, concretó.

El compromiso de Washington para reducir las emisiones de gases invernadero parece real, pese a las limitaciones expuestas. EEUU ha incluido el medio ambiente en el temario de todas las grandes cumbres internacionales, como la próxima del G-20 que se celebrará en Pittsburgh, en donde pedirá el final de las subvenciones a los combustibles fósiles.

En el Foro de las Mayores Economías sobre Energía y Cambio Climático, celebrado en Washington a finales del pasado mes de abril, la secretaria de Estado, Hillary Clinton, afirmó que su país estaba decidido a “recuperar el tiempo perdido”. Clinton hizo estas declaraciones durante la reunión internacional convocada por el nuevo inquilino de la Casa Blanca.

En ese foro participaron representantes de las 17 economías más grandes y de países emergentes, responsables del 75% de las emisiones globales, así como la Unión Europea (UE) y la ONU: Australia, Brasil, Canadá, China, Francia, Alemania, India, Indonesia, Italia, Japón, Corea del Sur, México, Suráfrica, Reino Unido y EEUU. Dinamarca fue invitada como organizadora de la futura conferencia de Copenhague y España no fue incluida en la selecta lista.

Una reunión similar fue promovida por el presidente norteamericano saliente, George W. Bush, si bien esa Administración siempre se negó a adoptar  medidas que limitaran la capacidad de la industria norteamericana.

La reunión de abril fue preparatoria del Foro de las Mayores Economías sobre Energía y Cambio Climático, celebrado en julio pasado en la isla de La Magdalena, en Italia, y que fue presidido por el primer ministro italiano, Silvio Berlusconi.

Este foro, anunciado el 28 de marzo por el presidente Obama, es el que está sirviendo de marco para el diálogo sobre asuntos claves en materia de cambio climático y energético. Su objetivo es facilitar las iniciativas concretas destinadas a fomentar la energía renovable y reducir las gases tóxicos, preparando la conferencia de sobre el clima de Copenhague.

China apuesta por la energía nuclear.

La posición de EEUU fue también la del presidente chino Hu Jintao, quien explicó los pasos y objetivos que adoptará su gobierno para “rebajar notablemente” las emisiones de CO2 en 2020, tomando como referencia sus niveles de 2005, pero sin comprometerse a dar ninguna cifra concreta.

Entre otras medidas, China “aumentará la producción de las energías no fósiles (tanto renovables como nuclear) en torno a un 15% para el año 2020“, dijo. El presidente chino prometió además “acelerar los esfuerzos para desarrollar una economía verde, con una baja tasa de emisión de CO2, y acelerar también la investigación, el desarrollo y la aplicación de energías verdes“.

Pero, al igual que hiciera Barack Obama, el mandatario chino dijo que la economía era lo primero: “Para los países en desarrollo la primera prioridad es el mantenimiento del crecimiento económico, la eliminación de la pobreza y la mejora de los niveles de vida“.

Francia propone que se celebre otra reunión.

Ante la falta de compromiso de las principales potencias emisoras de CO2, el presidente francés Nicolas Sarkozy planteó – muy acertadamente – la necesidad de celebrar una nueva reunión en noviembre de los países más contaminantes.

Los días están contados: nos quedan 87, dijo Sarkozy. Y añadió: “Francia propone que los jefes de Estado de las principales economías, que representan el 80% de las emisiones mundiales, se reúnan a mediados de noviembre, para que precisen sus compromisos y asegurar así el éxito de Copenhague“.

La urgencia de Sarkozy está justificada por la alerta de los científicos como Rajendra Pachauri, el presidente del Panel Internacional sobre el Cambio Climático (IPCC), quien ha avisado que “la ciencia nos deja sin excusas para no actuar; los Gobiernos aprobaron el informe del IPCC, lo que significa que tienen conocimiento de él”. Pachauri garantizó que las predicciones apocalípticas ligadas al cambio climático todavía podían evitarse si se estabilizaba la emisión de gases con efecto invernadero. Para alcanzar este objetivo, precisó  que sólo se requeriría un coste prácticamente ridículo: un 3% del PIB mundial desde ahora hasta el año 2030. “Un pequeño retraso” en la acumulación de la riqueza económica mundial, a cambio de preservar la propia seguridad del planeta, según el científico.

Si cabe hacer un balance global de la conferencia diría que el panorama se presenta deprimente. O se produce un gran movimiento ciudadano en contra del cambio climático, capaz de modificar las actuales posturas políticas, o el planeta se va a pique. Y esto sucederá pese a lo limitado del esfuerzo que supondría tomar ahora medidas para evitarlo. Porque ningún político parece dispuesto a adoptar decisiones impopulares en su propio país.

Un ecologista en El Bierzo.

Conferencia de la ONU: Obama enfría la cumbre del clima. 23/09/09. Noticiaecologica.blogspot.com.es. Bruno Giambelluca.

Cambios en patrones climáticos pueden llevar a violencia y disturbios en todo el planeta. 21/08/09. Inforegion.pe.

Campaña de Greenpeace destinada a alertar sobre los efectos desatrosos del calentamiento global. 2009. Fuente: greenpeace.org.EE.UU. promete involucrarse en la lucha mundial contra el cambio climático. 27/04/09. Abc.es.

EEUU exhibe un giro radical en su política respecto al cambio climático. 28/04/09. Elmundo.es.

Cumbre sobre cambio climático de la ONU celebrada en Nueva York (en chino). 23/09/09. Xinhuanet.com.

Lula y Sarkozy coincidieron acerca del cambio climático. 15/11/09. Diariouno.com.ar.