Archivo de la etiqueta: Ferradillo

El valle del Oza y la Tebaida Berciana

Peñalba de Santiago. Fuente:unecologistaenelbierzo.wordpress.com. Foto: Enrique López Manzano.

Vista general de Peñalba de Santiago desde el parquin. Foto: Enrique L. Manzano.

Una buena opción para pasar unos días de agradable asueto es visitar El Bierzo, en León. En compañía de amigos, pareja o familia, podéis adentraros en los Montes Aquilianos, situados a escasos kilómetros de la capital comarcal, Ponferrada. Las altivas crestas de estos montes son visibles desde la ciudad del botillo y del pimiento, conocida por su reputada gastronomía. En invierno las cumbres se suelen cubrir de un manto blanco que las hace, si cabe, más mágicas aún, nieve que suele ir desapareciendo a medida que avanza la primavera.

La ruta que da acceso a estas montañas, con cumbres que rozan los dos mil metros, pasa por el puente medieval sobre el río Boeza, situado en una variante del Camino de Santiago, la llamada de invierno. Por este camino alternativo todavía cada día pasan numerosos peregrinos provenientes de Molinaseca y Campo.

Descripción de los pueblos en la ruta de los Montes Aquilianos. 2010. Fuente: ccb.com.

Descripción de los pueblos situados en la ruta de los Montes Aquilianos. Ccb.com.

Nosotros no cogeremos esa dirección después de pasar el puente Boeza, sino que seguiremos rectos por la carretera que lleva al pueblo vinícola de San Lorenzo, situado en las faldas del monte Pajariel. Dejaremos así atrás, y a nuestra izquierda, la Cooperativa Cepas del Bierzo.

Pasado San Lorenzo la carretera asciende, con algunas curvas, por un entorno plácido sembrado de viñas que culmina en un alto, el  del Encinedo, desde donde ya podremos vislumbrar los Montes Aquilianos en toda su expléndida magnitud. Es lo que haremos, parados al borde de la ruta, antes de inicar un descenso que nos acerca rápidamente al pueblo de San Esteban de Valdueza, hoy pedanía de Ponferrada.

Nuestra bajada nos llevará a un primer cruce, situado justo antes del puente sobre el río Oza. Sin cruzarlo y cogiendo a la derecha en dirección al pueblo de San Esteban tenemos la posibilidad de visitarlo. Está rodeado de huertos y conserva todavía una parte de su antiguo carácter señorial. Cuenta también con algunas casas típicamente bercianas y un magnífico y estrecho puente medieval, situado cerca del cementerio, que sirve para unir las dos orillas del Oza. Por él discurre la llamada ‘Senda de los Monjes’, el camino que comunicaba antiguamente, y aún lo permite hoy, con la Tebaida Berciana: el refugio de los históricos anacoretas y eremitas.

En el pueblo de San Esteban hay un restaurante que abre todo el año (‘La Nogaleda’). Sirve para tomar una bebida o permite reservar una mesa para la vuelta. Una posibilidad que también existente en Montes de Valdueza o en Peñalba de Santiago, aunque conviene asegurarse antes de que esté abierta.

Regresando de nuevo al cruce, seguiremos rectos esta vez por la carretera asfaltada que se adentra por el valle del Oza en dirección a Valdefrancos , San Clemente, Montes de Valdueza y Peñalba. Hay un rótulo de carretera que nos lo indica.

Siguiendo el cauce del río, y a poca distancia de San Esteban de Valdueza, a nuestra derecha veremos un gran caserío, hoy en venta, rodeado de una gran pradería bañada por el río Oza, que sirvió como monasterio en su día. Y unos dos kilómetros después nos toparemos con la aldea de Valdefrancos de Valdueza, con su iglesia situada cerca de la carretera, aunque del otro lado del río, y lo que queda del cementerio en la plaza donde se celebran, cada año, las fiestas de San Bartolo: el patrón del pueblo. A poca distancia, y sin dejar la ruta, podremos ver también otro llamativo puente medieval sobre el curso fluvial, dotado de un arco de medio punto.

Superado este lugar proseguiremos nuestra ruta hasta San Clemente de Valdueza que, al igual que los otros pueblos de este entorno, presenta un desordenado trazado de calles que sólo permite el paso de autobuses pequeños, una característica que conviene tener presente. En la aldea, como en el caso anterior, las viviendas están íntegramente construidas con pizarra y madera de castaño, destacando algunos hermosos corredores.

Un par de kilómetros aguas arriba encontraremos, a nuestra izquierda, la antigua “ferrería” de los monjes, perteneciente a San Clemente. Está situada en el inicio de una pista de tierra, sólo apta para veh ículos todoterreno, que comunica con Manzanedo de Valdueza, otra pequeña aldea que puede ser el objetivo de una excursión que incluya a San Cristóbal (población conocida por su tejo milenario y desde la cual también se puede acceder a Manzanedo por una carretera asfaltada).

La Herrería de San Juan del Tejo fue erigida por orden del abad Benito Monteagudo en torno al año 1.730. En este conjunto etnográfico se nos muestra la “casa-habitación” del religioso encargado de la administración y lo que queda del “banzadillo” de la fragua, en un estado de conservación lamentable.

Todo está debidamente señalizado, pero nosotros seguiremos nuestra ruta, la cual tiende a estrecharse a medida que avanzamos.

Montes de Valdueza.

Sigiiendo la ruta dejaremos a nuestra izquierda, perfectamente visible, la estación depuradora de aguas de Ponferrada, situada cerca del cauce del río. Más lejos llegaremos a un nuevo cruce que, si lo cogemos abandonando la carretera principal por nuestra derecha, nos llevará por una escarpada cuesta, con un par de curvas muy cerradas, hasta Montes de Valdueza.

El acceso principal al monasterio de Montes de Valdueza luce una belleza austera y magnífica. 19 agosto 2008. Fuente: unecologistaenelbierzo.wordpress.com. Foto: Enrique L. Manzano.

El acceso principal al monasterio de Montes de Valdueza luce una belleza austera y magnífica. 19 agosto 2008.  Foto: Enrique L. Manzano.

A destacar que, a escasa distancia de la estación depuradora de aguas, existe un camino de herradura a la derecha (poco visible y no señalado) que  lleva por una senda  hasta Montes, desembocando en la ermita de la Santa Cruz. Es una excursión alternativa que puede incluso convertirse en circular, y que quienes dispongan de tiempo pueden plantearse realizar en alguna otra ocasión,  ya que vale la pena.

Montes de Valdueza, también llamado anteriormente San Pedro de Montes, es una aldea situada en una verde y agreste ladera, en un entorno de naturaleza idílico. Con una altitud de 1.093 metros, los parajes que rodean el pequeño núcleo habitacional, escasamente habitado, son de una belleza exquisita.

Las casas, como en el resto de las poblaciones de la zona, están mayormente construidas con piedra pizarrera. Conforma un conjunto armonioso en el que destaca el Monasterio de Montes, con traza románica observable en una de las dos fachadas que tiene, la más antigua. Cuenta además con un magnífico claustro que, por desgracia ya lleva desmantelado dos siglos. En las inmediaciones hay espesos bosques de castaños y robles que parece que quieran invadir el pueblo.

Desde Montes es posible organizar una excursión a pie hasta los llamados “Doce Apóstoles”, una interesante y espectacular barrera calcárea situada en la base del Pico de la Aquiana. Esta excursión puede prolongarse hasta la cima de la airosa cresta , emblema del Bierzo, donde se conservan todavía las ruinas de una antigua ermita. Sin embargo, no existe una señalización adecuada para llevar a cabo esta ruta con facilidad.

También hay la posibilidad de realizar otra posible ruta a pie, muy espectacular y que requiere un mayor esfuerzo, cuyo inicio se sitúa frente a la puerta del monasterio. Lleva hasta Santiago de Peñalba por un antiguo trazado de herradura que serpentea por la ladera del monte en dirección al valle del Pico Tuerto, un espacio cerrado y de difícil acceso en el que en ocasiones pastan las vacas.

El arroyo Pico Tuerto en Montes de Valdueza (Montes Aquilianos). 19 agosto 2008. Unecologistaenelbierzo. Foto: Enrique L. Manzano.

Arroyo del Pico Tuerto en Montes de Valdueza. 19 agosto 2008. Foto: Enrique L. Manzano.

En la entrada al circo glaciar la fuerza del agua ha horadado el farallón calcáreo que obstruía la entrada. Es un camino en el que abundan los castaños, algunos centenarios y, según algunos también habría algunos tejos encaramados a los riscos pedregosos.

Desde este camino las vistas son extraordinarias. Luego,  cruzado el arroyo de frías aguas, se inicia una larga y penosa subida que flanqueando la montaña lleva hasta Peñalba.

Mientras se asciende, entre los farallones, alguno creerá descubrir el Arca de Noé por su silueta recortada contra el cielo. Se trata de un trayecto que, aunque no muy largo, exige una buena preparación física. Culmina en un espacio despejado y con excelentes vistas del Bierzo, que una vez dejado  atrás nos permitirá acercarnos, tras  una zigzagueante bajada entre escobas, hasta las proximidades de la cueva de san Genadio. Y desde allí, una vez visitada, hasta el pueblo de Peñalba.

A esta excursión, como a la anterior, conviene dedicarle una jornada entera.

Más sobre Montes de Valdueza.

En el pueblo de Montes, en el inicio del antiguo camino carretero que comunicaba con la Herrería de San Juan, existe una humilde edificación sagrada: la ermita de la Santa Cruz. Fue Erigida en el año 1.723, y en su fachada se podía contemplar, incrustado en el muro, un relieve visigótico y mozárabe con una serie de inscripciones y una cruz de procedencia hispano-goda del siglo X, procedente de otra ermita edificada anteriormente en el mismo enclave.

Lamentablemente, este relieve, que aparece todavía en las guías turísticas, fue robado por los amigos de lo ajeno hace unos cuantos años ya, y no ha podido ser recuperado todavía.

Si volvemos a nuestro aparcamiento, desde allí podremos continuar la ruta que habíamos abandonado y que nos conducirá, en pocos minutos, hasta el celebrado conjunto arquitectónico de Peñalba de Santiago, una población que se enraíza de forma apacible sobre las suaves laderas de una montaña.

Santiago de Peñalba bajo la nieve. 14 dic. 2008. Unecologistaenelbierzo. Foto: Enrique López Manzano.

Santiago de Peñalba bajo la nieve. 14 dic. 2008. Foto: Enrique L. Manzano.

Peñalba de Santiago.

Declarada Conjunto Histórico Artístico Nacional, esta aldea cuenta con un gran parquin de visitantes relativamente amplio donde tendremos que dejar nuestro vehículo antes de emprender un agradable paseo por sus calles empedradas. Son admirables los tejados de pizarra de las casas, sus corredores y la geometría irregular de sus calles. Y, por supuesto, el paisaje majestuoso que rodea el pueblo, así como su iglesia de Santiago, adornada con una admirable puerta mozárabe de dos arcos geminados de herradura. Una de las pocas en su estilo y época que se han conservado en este país.

Desde el mismo parquin es posible admirar la belleza del valle del Silencio, donde vivió por temporadas san Genadio, en una cueva miserable hasta la que podemos acercarnos a pie en un corto paseo. Un camino no demasiado complicado y bordeado de castaños magníficos nos acercará hasta allí.

El retorno de la cueva puede hacerse por otra senda, también señalizada, que nos devuelve al pueblo bordeando el cementerio de la población. Al llegar una refrescante fuente compensará nuestro esfuerzo.

Otra posibilidad abierta para visitar los Montes Aquilianos, estableciendo como inicio San Esteban de Valdueza, es la llamada “Ruta del Campo de las Danzas”. Es posible llegar en vehículo, por una carretera en mal estado, hast el lugar donde las brujas celebraban sus aquelarres, para desde allí continuar  a pie hasta Ferradillo, una aldea casi abandonada situada en un entorno de belleza excepcional, comparable al de Peñalba de Santiago. Pero esa excursión ya la explicaré en otra entrada.

 Un ecologista en El Bierzo.

Un peregrino atraviesa la puerta mozárabe de la iglesia de Santiago. 15 agosto 2008. Unecologistaenelbierzo. Enrique L. Manzano.

Un peregrino atraviesa la puerta mozárabe de la iglesia de Santiago. 15 agosto 2008. Enrique L. Manzano.

Valle del Silencio (ruta circular) – Sendero de la Tebaida Berciana. Planetaazul.es.

En el Valle del Río Oza. 02/11/12. Mayodel68-diaadia.blogspot.com.

Ruta Peñalba de Santiago – valle del Silencio – Montes de Valdueza. 18/06/12. Leonesesderuta.blogspot.com.es.

Sendero circular de la Tebaida Berciana. Revistaiberica.com.

Dos rutas para el verano: el Valle del Silencio y el Bierzo. 17/08/12. Diariodeleon.es.

 

La Guardia Civil y el Ayuntamiento de Priaranza proceden al cierre de la cantera Peña del Horno

En los últimos meses, la Asociación Cultural Muces y la Asociación de Amigos de los Montes Aquilianos han vuelto a poner en conocimiento del fiscal de Medio Ambiente la continuación de la actividad laboral en la cantera Peña del Horno. Y esto sin autorización ambiental y con un decreto de paralización de las obras emitido por el Ayuntamiento de Priaranza del Bierzo.

El pasado 11 de noviembre de 2009, el alcalde de este término municipal cercano a Ponferrada, al que acompañaba la Guardia Civil, entregó a los propietarios de la explotación minera la refrendación por el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSCyL) de la orden de suspensión. Al mismo tiempo les comunicó que disponían de cinco días hábiles para retirar la maquinaría e instalaciones del lugar antes de que se procediese al precintado de la cantera.

Sin embargo, el día 16, un comunicante de la zona me telefoneó desde la zona para confirmarme que continuaba la actividad como si nada. Y dos días después, el miércoles 18, el propio alcalde me trasladaba telefónicamente su impotencia ante la nueva transgresión a su autoridad, al tiempo que me informaba de la interposición municipal de una denuncia ante la Fiscalía de Medio Ambiente.

Denuncia ante la Fiscalía de Medio Ambiente.

En realidad, la Fiscalía lleva abiertas diligencias desde hace más de un año, debido al incumplimiento de la orden de paralización de la actividad minera que decretada por el Ayuntamiento. Estas diligencias se cerraron posteriormente al considerar la fiscalía, – desde luego erróneamente – que la explotación había cesado en la zona.

La cantera Peña del Horno II reinició su actividad en el año 2007, tras años de inactividad. Su reactivación fue posible gracias a la adjudicación de los derechos de explotación que otorgó a sus propietarios la alcaldesa pedánea de Paradela de Muces, María del Rosario Raimúndez, que no respetó el decreto de alcaldía del consistorio de Priaranza,  de fecha del 12 de diciembre de 2007 y aún vigente, en el que se ordenaba su paralización.

Desde luego la historia de esta cantera ofrece una serie de episodios que dejan en muy mal lugar a la actuación judicial, y evidencia supinamente la desigualdad con la que la justicia trata ciertas conductas delictivas según los intereses que estén en juego. Esto es lo que permite que a un pobre desgraciado enseguida le empapelen, mientras que sea posible cargarte ilegalmente una de las más bellas montañas del Bierzo, durante años y sin licencia, y sin que pase nada.

Con actuaciones como las que ilustra este triste caso, a nadie podrá sorprenderle que nuestra tierra continúe siendo para algunos “territorio comanche”. Es decir, un lugar sin ley, en donde pueden hacer lo que les dé la gana.

Canteras del Horno S. L.

El yacimiento minero Canteras del Horno S. L.  se encuentra situado en uno de los lugares más hermosos de los Montes Aquilianos, cerca de Paradela de Muces, una pequeña población de unos veinte residentes. Administrativamente pertenece al término de Priaranza, y está situada al pie de las Peñas de Ferradillo, en un enclave catalogado por la Junta de Castilla y León como de alto valor naturalista y que pertenece a la Red Natura 2000. El espacio combina además la doble titularidad de ser Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) y Lugar de Interés Comunitario (LIC).

La empresa gestiona en este espacio una explotación de pequeñas dimensiones, iniciada en el año 1988. Desde entonces viene dedicándose a la producción de áridos, aunque en la actualidad obtenía además, desde hace unos pocos meses, una piedra ornamental de gran valor. Esta extracción sería una actividad nueva y no incluida en las autorizaciones que se les otorgó en su día. Curiosamente, en la investigación de este nuevo filón, según declaraciones de los dueños, habría ayudado el Ministerio de Industria.

Desde su creación, la cantera ha pasado por sucesivos propietarios, viéndose finalmente incluido su espacio dentro de la Red Natura 2000. Los actuales dueños empezaron pagando 300 euros anuales a la Junta Vecinal de Paradela de Muces.

El Ayuntamiento decreta la paralización de la cantera.

En el año 2007, después de cinco años de litigios con los vecinos y colectivos ecologistas, el Ayuntamiento de Priaranza ordenó la paralización de las obras atendiendo a las numerosas denuncias presentadas. Sin embargo, ese mismo verano se reanudaba las actividades extractivas de la cantera, haciendo caso omiso a la orden de paralización. De hecho, con menor o mayor intensidad, éstas siempre han continuado.

El domingo 29 de marzo de 2007, en una reunión en celebrada en Paradela de Muces, a la que asistió la familia Ballesteros -propietaria de la cantera-,  y vecinos a favor y en contra de que se le renovase el contrato, la pedánea informó que el contrato ya había sido prorrogado y que la empresa ya había adelantado una primera anualidad de 15.000 euros.

Entonces, los vecinos opuestos a la concesión decidieron agruparse en una asociación: la Asociación Cultural Muces. Mientras tanto, otros habitantes de localidades cercanas, – como Villavieja, Ferradillo o Borrenes -, también se movilizaban y creaban una plataforma contraria a la reapertura de la cantera que consideraban “un gran perjuicio medioambiental, perjudica el turismo y sólo traerá la ruina a este pueblo”. La plataforma vecinal recogió rápidamente más de 300 firmas, que después ampliaría a muchas más.

Tras la reunión, el representante del PSOE en la Junta Vecinal, Antonio Méndez, denunció que la pedánea María del Rosario Raimúndez (PP) podría estar incurriendo en un delito de prevaricación. Y junto con otros vecinos, y tras conseguir el apoyo del procurador socialista Pedro Nieto, amenazó con recurrir a la vía judicial. Ya por entonces, Méndez declaraba que  ”dada la política de hechos consumados nos tememos lo peor”.

Un augurio que se vio confirmado una y otra vez, con el caso omiso que los propietarios de la cantera a cualquier requerimiento municipal, y mientras que el delegado de la Junta, Eduardo Fernández, salía en su defensa. Aunque ante la querella presentada contra él acabaría declarando que  ”la explotación no podrá conseguir licencia ambiental”. Algo que era obvio al situarse dentro de la Red Natura 2000.

Ecologistas y vecinos solicitan el cierre de la cantera.

En el verano del 2008 se produjo una concentración ecologista y vecinal para pedir el cierre de la cantera. Y el 5 de diciembre de 2008, Manuela Lobato, procuradora de los Tribunales, presentó ante la Fiscalía de Medio Ambiente y Urbanismo en Ponferrada una denuncia contra la cantera por un presunto delito de desobediencia.

En su escrito, la abogada señalaba que “después de un paro de pocos días” la cantera continuaba con sus labores de explotación. Una actuación que contravenía la orden de paralización dictada por el Ayuntamiento, y que dio lugar a las diligencias de investigación nº 55/08.

El 7 de enero de 2009, el ‘Diario de León’ publicaba una nueva denuncia de la Asociación Cultural Muces contra la cantera, ilustrada con fotografías de cómo la mina a cielo abierto seguía funcionando a pesar de la orden de paralización. Un portavoz de la asociación declaraba entonces que “las 24 asociaciones y ciudadanos que creíamos que la cantera de Paradela de Muces se podía dar por cerrada vemos con asombro que se sigue trabajando como si no pasara nada”.

En el lado contrario, y como justificación a su desacato, los propietarios argumentaban que la mina contaba con todos los permisos legales y que, por lo tanto, estaban en su perfecto derecho de continuar trabajando en ella.

Graves destrozos ambientales como resultado de no respetar la paralización.

El colectivo cultural continuaba informando sobre las transformaciones en las cercanías de la cantera: “se han cambiado algunas pistas del frente de la cantera, se han realizado grandes explanadas en el área de policía del arroyo de los Álamos y más recientemente se ha producido un gran movimiento de estériles en el entorno del segundo molino”.

Sucedió entonces, y esto es un hecho ya juzgado, que José Luis Gómez, el gerente de la cantera, agredió a su denunciante. O al menos eso pensó él, porque en realidad golpeó a otra persona, un familiar de la víctima, con la que le confundió. Finalmente el juzgado condenó al agresor a pagar una multa y las costas del juicio.

La cuestión, después del fallo del TSJCyL, podríamos pensar que está definitivamente zanjada. Pero conociendo el catálogo de incumplimientos de los propietarios de esta cantera yo no estaría tan convencido. Vamos a estar atentos a lo que sucederá en los próximos días y pendientes de que se cumpla la ley.

Un ecologista en El Bierzo.

Los vecinos de Paradela acudirán a la vía judicial para cerrar la cantera. 04/09/07. Diariodeleon.es.

Manifestación vecinal en contra de la reapertura de la cantera Peña del Horno. 21/08/08. Lacronicadeleon.es.

Denunciado el dueño de la cantera de Paradela por una presunta agresión. 22/08/08. Diariodeleon.es.

Demostrarán ante el juez la legalidad de la cantera. 28/08/08. Lacronicadeleon.es.

Eduardo Fernández asegura que a la Junta sólo le mueve la defensa del interés general. 28/08/08. Lacronicadeleon.es.

La Asociación Cultural de Muces alerta de que la cantera de Paradela sigue funcionando y exige su cierre. 07/01/09. Diariodeleon.es.

Ruta botánica por las Peñas de Ferradillo con el Instituto de Estudios Bercianos

Otra vez me ha tocado madrugar, aunque no tanto como cuando salgo con mis amigos de la Peña Gistredo hasta las altas cimas de la Cordillera Cantábrica. Cruzado el puente Boeza, en Ponferrada, me he dirigido  hacia los Montes Aquilianos, en concreto hacia el Campo de las Danzas. Allí dónde -según recoge una antigua tradición oral- las brujas celebraban sus  infernales aquelarres.

Después de adelantar, en la sinuosa carretera que asciende hacia los montes, a tres microbuses fletados por el Instituto de Estudios Bercianos,  al llegar a una gran campa que culmina la carretera y que suele utilizarse como aparcamiento, me encontré con un compañero de la Escuela Oficial de Idiomas. Nica es un experto montañero y muy aficionado a las plantas. También estaba allí Paco, el alma mater de la excursión, al que acompañaba su hermano Abel, y que acabaría revelándoseme como un gran botánico.

Carlos Romero, un profesor incansable.

Explicar lo agradable que resultó este paseo, guiado por un profesor incansable como Carlos Romero, ahora jubilado, es tarea difícil. Romero conoce al dedillo las plantas de esta zona y acompañarle en este recorrido botánico resultó una experiencia inolvidable. (¡Flipante!, que dirían mis hijos). Pienso en la suerte que tenemos de poder contar con él.

Dejando la cima de la Aquiana a nuestra espalda, subimos hasta situarnos en la cresta de la montaña que se sitúa a caballo entre El Bierzo y la Cabrera. Oscar Oviedo, de la Asociación de Padres Cabrera Joven, oriundo del lugar, aprovecha para comentarme algunos detalles de las ampulosas vistas que nos ofrece este recorrido. Por ejemplo, a lo lejos y encaramado en la ladera opuesta vemos el pueblo de San Pedro de Trones, rodeado de numerosas escombreras procedentes de la explotación pizarrera. Y aunque estoy a favor de que se exploten responsablemente los tesoros que el planeta nos ofrece (la pizarra es fuente de grandes ingresos en la zona), no puedo menos que pensar en la incuria de los empresarios y gobernantes que  permiten tal degradación del paisaje.

Endemismos en las Peñas de Ferradillo.

Al llegar a la collada de la Nevera, situada al pie de las Peñas de Ferradillo, hacemos una pausa. Estamos encaramados en la cara norte de las rocas y desde aquí ya podemos ver las casas del pueblo, así como la llanura berciana, que se abre ante nosotros en toda su extensión y nos muestra el tinte azul de los lagos de Campañana y Carucedo, así como el blanco de la explotación minera de Catisa y, cerrando la vista, las montañas que cierran y limitan a la hoya berciana.

Es en este lugar que el profesor nos ofrece una charla  y que todos podemos observar -y fotografiar- los primeros endemismos propios de la zona, como el Rhamnus legionensis Rothm, que también aparece en la zona de Orense y Sanabria, o el Geranium dolomiticum, con su modesta y bella flor de cinco pétalos.

En su conjunto, las Peñas de Ferradillo constituyen un paisaje excepcional que considero que tenemos la responsabilidad de preservar inalterado para las generaciones venideras. En esta ocasión nuestros gobernantes han cumplido con su obligación y, actualmente, es un enclave declarado Lugar de Importancia Comunitaria (LIC), Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) y Red Natura 2000. Es cierto que, ya desde el año 1872, se conoce la existencia en estos islotes calcáreos la presencia de algunas rarezas botánicas. De hecho, estos roquedos albergan hasta el 91,3 % de los endemismos vegetales bercianos.

Pero, aparte de esto, se trata de un lugar de excepcional belleza, equiparable en ese sentido, -si es que la belleza puede llegar a compararse-, al Valle del Silencio, en Peñalba. La gran barrera rocosa en la que nos encontramos se alarga en dirección de Las Médulas antes de descender hacia los pueblos de La Chana y Voces, en donde acaba situándose en cotas cercanas a los 600 metros de altitud.

Paco, que conoce la geología local, nos explica que se trata de un afloramiento de calizas y dolomías pertenecientes al ordovícico superior y con una edad cercana a los 450 millones de años. Es su alto contenido en magnesio, sumado al aislamiento de estos crestones rocosos, lo que ha permitido que se desarrolle en él un tipo de flora única.

La Peña de Muces o de Voces.

Desde aquí se impone la visión de la Peña de Muces -también conocida como Peña de Voces-, que alcanza su altura máxima en la Cruz de la Peña (1.450 metros). Ella domina con su mole impresionante este conjunto rocoso calizo. Alberga algunas cavidades y es conocido que en la postguerra estos abrigos naturales fueron utilizados por algunos republicanos como refugio.

Pero hoy, el interés de la Peña de Voces reside sobre todo en su extraordinario valor botánico. Hay una docena de especies endémicas en este lugar. Y un tejo que ha logrado sobrevivir a las inclemencias del tiempo la friolera de 500 años o más. El tejo de Paradela de Muces -como lo llaman los lugareños- tiene un perímetro troncal de casi tres metros. Recordaré aquí que el tejo es un árbol protegido por el Decreto 63/2007 de 14 de junio  de la Junta -por el que se creó el Catálogo de Flora protegida de Castilla y León- y es bastante probable que el ejemplar que crece aquí naciera mientras reinaban de los Reyes Católicos.

El pueblo de Ferradillo.

En la fuente de Ferradillo, que mana todo el año, se paran los excursionistas a beber agua fresca. Luego, su caminar cansino les acercó al pueblo, muy próximo, en el que hijos y nietos de sus antiguos pobladores reconstruyen las casas antaño abandonadas. Actualmente, la Asociación Amigos de Ferradillo cuida de los intereses de la aldea, que se vio abandonada en la década de los setenta. Permanecen todavía en ella los restos de un pequeño monasterio y de la iglesia parroquial, ambos en estado de penoso abandono.

La pista de Paradela de Muces nos arrastra, en su leve bajada, hacia otra vista excepcional de las Peñas. En las faldas de la montaña existe una especie de bosque primigenio, muy bien conservado, en cuya espesura pueden encontrarse algunas especies de plantas raras y excepcionalmente bellas, como por ejemplo la Campanula adsurgens, la Polygonatum multiflorum o algún ejemplar de cerezo centenario con troncos que no logramos abarcar ni entre dos.

Torcas y lengua de ciervo.

Entre las rocas más altivas se ocultan torcas que impresionan por el aspecto insondable de sus abismos. Es allí mismo, en la boca de las simas, donde descubrimos la lengua de ciervo (Phyllitis scolopendrium), una variedad de helecho rarísima que destaca por su belleza. Preguntado un lugareño sobre el nombre del agujero responde que no tiene. ¿He de deducir de esta respuesta que las hay más grandes todavía? Me prometo a mí mismo que regresaré a este lugar para intentar bajar, con algunos compañeros espeleólogos, hasta el fondo de la sima.

En un claro del bosque nos espera un grupo de personas reunidas en torno a unas mesas puestas. Son miembros de la Asociación Cultural Paradela de Muces. Han preparado carne a la brasa, chorizos, jamón, empanadas y otros platos deliciosos para los excursionistas. Tampoco escasean las bebidas y, mediando el vino, al poco rato todos somos grandes amigos.

Entre los presentes hay algún ecologista, como Toño Méndez, a quien podemos agradecer que, gracias a su dedicación valiente, se haya conseguido cerrar una cantera, la de la Peña del Horno, que estaba afectando gravemente a este lugar idílico. Otro de ellos, Alejandro, ingeniero de minas, se vio involuntariamente metido en un juicio por agresión cuando el encargado de la cantera le confundió con otra persona y le golpeó. El agresor fue juzgado y condenado a pagar una multa, además de las costas del juicio.

El castro de la Peña del Hombre.

Desde el lugar en donde nos encontramos podemos ver el Castro de la Peña del Hombre. Los arqueólogos lo datan de la época romana y creen que servía para asegurar la protección de la red hidráulica de abastecimiento de agua de las minas de Las Médulas.

Antes de imprimir este artículo, y en previsión de posibles críticas, deseo dejar claro que mi intención al describir esta salida es puramente divulgativa. Reconozco que no soy ningún experto en nada ni tampoco he pretendido ahondar en la descripción de los endemismos aquí presentes. De hecho, existen numerosos estudios científicos sobre éstos en Internet. También quiero precisar que todas las opiniones aquí vertidas son personales y en ningún caso comprometen a los organizadores de la excursión.

Personalmente creo que valdría la pena volver a publicar noticias sobre estos pueblos y enclaves, y espero que en la medida de lo posible pueda volver a hacerlo en un futuro próximo.

Un ecologista en El Bierzo.

Nuestras plantas, únicas. 27/02/08. Lasnoticiasdemitierra.blogspot.com.

Ferradillo. Ferradillo.com.

No a la cantera de Paradela de Muces. Amorteira07.blogspot.com.

Asociación Cultural Muces. Imágenes de la excursión. 12/01/11. Acmuces.blogspot.com.es.

Nica y Abel toman la medida a un cerezo silvestre en las Peñas de Ferradillo. 30 mayo 2009.  Fuente: unecologistaenelbierzo.wordpress.com. Foto: Enrique L. Manzano.Rhamnus pumila subsp. legionensis Rothm. Biga.org.

Geraniums Especies. Infojardin.com.

Phyllitis scolopendrium. Asturgeografic.blogspot.com.es.