Archivo de la etiqueta: Florida

Multa histórica para BP en el Golfo de México y los responsables del Prestige se van de rositas

Incendio de la plataforma petrolera de la BP en el golfo de México. Abril, 2010. The United States Coast Guard.

Incendio de la plataforma petrolera de la BP en el golfo de México. Abril, 2010. The United States Coast Guard.

Tras la publicación el pasado mes de abril de las indemnizaciones millonarias asumidas por la British Petroleum, en relación con el desastre que asoló la zona del Golfo de México aquel mismo mes de 2010, han vuelto a aparecer recientemente nuevas noticias relacionadas con esas compensaciones, las más altas apuntan esas fuentes requeridas jamás por ningún gobierno mundial a petrolera alguna.

El baile de cifras sobre esas compensaciones es bastante variado, según el medio de comunicación consultado, aunque todos coinciden en lo excepcional del importe que deberá pagar la petrolera inglesa durante los próximos cinco años (otras fuentes indican dieciocho) para mitigar los efectos del grave desastre medioambiental que provocó y que se situaría en el orden de los 20.000 millones de dólares americanos.

Imagen aérea del petrolero Prestige partido en dos. Elpais.com. Efe.

Imagen aérea del petrolero Prestige partido en dos. Elpais.com. Efe.

La noticia ha generado algunas reacciones airadas, como por ejemplo la de Greenpeace y de otras personas interesadas por estos temas (entre las que me incluyo), por la diferencia que establece el caso ocurrido frente a las costas norteamericanas con el protagonizado en 2002, por el petrolero liberiano Prestige frente a las gallegas. Y todo porque, en este último caso, todos los acusados ya han sido absueltos y la vía judicial se ha cerrado sin establecer responsabilidad alguna.

Se considera que el hundimiento del Prestige supuso el vertido de 77.000 toneladas de fuel en lo que significó la mayor catástrofe medioambiental en España, la cual motivó la colaboración desinteresada de miles de voluntarios venidos de todos los rincones del país. Trece años después, la única ayuda que han recibido los afectados fue la que proporcionó el propio Estado español.

La conclusión que algunos sacamos es que nuestra justicia es demasiado laxa cuando se trata de establecer responsabilidades en los delitos ambientales que nos afectan, algo que no es novedad alguna para los lectores de este blog, que suficientes casos ha publicado de lo mismo, pero que no deja todavía de sorprender a algunas almas cándidas.

Según ‘Publico.es’, la petrolera británica se comprometió, el pasado día 5, a pagar hasta 20.800 millones de dólares (18.571 millones de euros) para saldar las demandas civiles relacionadas con el desastre natural originado por la explosión de la plataforma Deepwater Horizon. Para ese diario digital la cifra supone la mayor multa medioambiental de carácter civil en la historia y la mayor indemnización que ha tenido que afrontar una sola empresa en EE.UU.

El pacto acordado entre la petrolera y el Departamento de Justicia de EEUU, que cierra el caso, del pozo Macondo y ha supuesto -al contrario de lo que yo imaginaba que sucedería- una subida del valor bursátil de la empresa.

El acuerdo con la British Petroleum.

Desastre medioambiental en el golfo de México. Filealien-46.blogspot.com.

Desastre medioambiental en el golfo de México. Filealien-46.blogspot.com.

Atendiendo a las cifras publicadas por ‘Publico es’ el acuerdo alcanzado con el Gobierno estadounidense significa que la BP deberá pagar 5.500 millones de dólares (4.910 millones de euros) de multa, de los cuales un 80% se destinará a la restauración de la región afectada por el desastre medioambiental. Asimismo, la petrolera británica pagará 8.100 millones de dólares (7.232 millones de euros) en concepto de daños a los recursos naturales y hasta 700 millones de dólares adicionales (625 millones de euros) para afrontar cualquier otra afección a esos recursos desconocida en el momento de suscribir el acuerdo. Además, BP pagará 600 millones de dólares (536 millones de euros) para hacer frente a otras reclamaciones, mientras que destinará 4.900 millones de dólares (4.375 millones de euros) a los cinco estados del Golfo más afectados (Alabama, Florida, Luisiana, Mississippi y Texas) y hasta 1.000 millones de dólares (893 millones de euros) a saldar las reclamaciones de los gobiernos locales.

El acuerdo del Prestige.

Voluntarios proceden a la limpieza del fuel vertido por el Prestige. Galicia, 28 nov. 2002. Greenpeace.org. Foto: Pedro Armestre.

Voluntarios proceden a la limpieza del fuel vertido por el Prestige. Galicia, 28 nov. 2002. Greenpeace.org. Foto: Pedro Armestre.

Tras un proceso judicial de once años, con 270.000 folios de sumario y unas 400 horas de declaraciones, la Audiencia Provincial de Coruña absolvió a los acusados del caso, evitando que el Estado pudiera reclamar a alguien la responsabilidad civil por los 4.328 millones de euros en pérdidas –según la Fiscalía- que originó el vertido que contaminó unos 2.500 Km de costa. Unos daños, por otra parte, calificados como mucho más importantes por algunos informes presentados durante el proceso.

El Partido Popular (PP) culpó del desastre al capitán del navío, Apostolos Mangouras, que fue condenado a nueve meses de prisión por un delito de desobediencia grave aunque no fue a la cárcel, y al jefe de máquinas, Nikolaos Argyropoulos. Solo hubo un cargo público encausado, el exdirector general de la Marina Mercante, José Luis López-Sors, que resultó absuelto.

Para Antón Sánchez, diputado de Anova en el parlamento gallego, muy crítico con las decisiones adoptadas en aquel momento por el Gobierno, “el proceso judicial fue un auténtico despropósito”. Sanchez considera que “como siempre acaba pasando en estos casos, se termina arrojando sobre un chivo expiatorio toda la responsabilidad que en realidad es múltiple”.

Recordaré que durante la crisis previa al hundimiento del petrolero con bandera de Bahamas, el Gobierno, encabezado entonces por el presidente José María Aznar, y con Mariano Rajoy como portavoz del Gobierno. decidió alejar el buque de la costa, desoyendo los avisos de los expertos y del propio capitán, que aconsejaban resguardarlo en un puerto seguro. El buque terminó quebrándose a 250 km de la costa.

Juan Luis Pía, presidente del tribunal que ha juzgado la catástrofe del «Prestige». 2013. Abc.es. Efe.

Juan Luis Pía, presidente del tribunal que ha juzgado la catástrofe del «Prestige». 2013. Abc.es. Efe.

Para Francisco Segura, coordinador estatal de Ecologistas en Acción, “Tenemos un ordenamiento jurídico tremendamente garantista, pero en el momento en el que hay que imputar a alguien de la administración, es casi imposible”, explica. “Queda claro que nuestra justicia es ineficiente a la hora de asignar responsabilidades”, dice apuntando hacia al caso del hotel ‘El Algarrobico’. Por lo demás, Greenpeace asegura que todavía hay miles de plataformas petroleras en el Golfo de México y que “muy poco ha cambiado para hacerlas más seguras”.

Por otra parte observo que en el Ártico la carrera por el oro negro ciega a los gobiernos, poniendo en riesgo el medio ambiente, tal y como viene denunciando esa ONG. Y todo esto ocurre mientras el petróleo podría ya ser sustituido por otras alternativas energéticas que comportan riesgos menores. En este sentido, si estás en contra de estas prospecciones, puedes manifestarte firmando una petición de Greenpeace que ya cuenta con más de 200.000 firmas.

En relación con el caso Prestige me parece importante subrayar que en 2003 el Gobierno español interpuso una demanda contra empresa American Bureau of Shipping (ABS) reclamándole el pago de mil dólares por haber declarado el buque siniestrado apto para la navegación. Sin embargo, este proceso judicial fracasó tras recibir tres fuertes varapalos en su largo discurrir por los tribunales norteamericanos.

Un ecologista en El Bierzo.

José Luis López Sors, durante el macrojuicio por el desastre del Prestige. Lavozdegalicia.es. Paco Rodríguez.

José Luis López-Sors, durante el macrojuicio por el desastre del Prestige. Lavozdegalicia.es. Foto: Paco Rodríguez.

Indemnización sin precedentes por el vertido del golfo de México. 03/07/15. Elperiodico.ocm.

BP paga la mayor indemnización de la historia por el vertido del Golfo de México; el Prestige, sin responsable. 05/10/15. Publico.es.

BP se declara culpable del vertido en el golfo de México y pagará 3.500 millones. 30/04/15. Elpais.com.

Sentencia del “Prestige”: un proceso que no acaba con la lectura del veredicto. 13/11/13. Abc.es.

José Luis López Sors: «Soy más ecologista que Nunca Máis». 16/11/13. Lavozdegalicia.es.

BP y Prestige: o el ejemplo de que contaminar sale más barato según dónde se haga. 06/1/15. Greenpeace.org.

¡Prospecciones NO! 2015. Greenpeace.

Presión internacional para obligar a Shell a asumir su responsabilidad en el vertido de hidrocarburos en el delta del río Níger

Caracoles marinos afectados por el vertido del delta del Níger. Amnesty.org.

Caracoles marinos afectados por el vertido del delta del Níger. Amnesty.org.

El Parlamento nigeriano podría condenar a ‘Shell Nigeria Exploration and Production Company’ (SNEPCo), una de las filiales del gigante petrolero en el país africano, a una multa de cinco mil millones de dólares por la fuga de petróleo que afectó gravemente a miles de nigerianos en diciembre de 2011. El presidente de Nigeria, respalda esta medida, pero el lobby petrolero está presionando a los parlamentarios para que se opongan a una reforma de la ley que pueda perjudicarles y que considera que podría sentar las bases para la penalización de  otras catástrofes medioambientales.

Ciertamente la ley que se propone representa un punto de inflexión histórico, capaz de marcar un precedente a seguir por otros países del continente africano, estableciendo unos límites a los abusos medioambientales. En este sentido, Goodluck Jonathanel es proclive a que se aplique una fuerte multa a la petrolera, mientras que los políticos progresistas quieren aprovechar la situación para fortalecer la legislación medioambiental.

Ciberacción de Avaaz.

El logo de Shell sobre una puerta en Nigeria. Reuters. Foto: George Esiri.

El logo de Shell sobre una puerta en Nigeria. Reuters. Foto: George Esiri.

Pero, para oponerse a las presiones de Shell, los parlamentarios precisan de un respaldo que Avaaz considera que sólo la comunidad internacional puede aportarles. En este sentido, este grupo ha emprendido una campaña a la que he decidió sumarme. Posiblemente, en nuestras manos esté la posibilidad de obligar a Shell a que asuma su responsabilidad económica en el desastre sucedido. Es el momento de lograr una justicia mejor para los nigerianos. Por eso, te ruego que firmes esta petición. Intentemos conseguir un millón de firmas.

¡Fírma ahora!

Un derrame equivalente al de cinco petroleros como el ‘Erika’.

Un nigeriano limpia restos del hidrocarburo dejado por un vertido. Avaaz.org.

Un nigeriano limpia restos del hidrocarburo dejado por un vertido. Avaaz.org.

Los expertos estiman que el gigantesco vertido de petróleo en el delta del Níger equivaldría en volumen al de cinco buques petroleros del tamaño del ‘Erika’. Por desgracia, como esto ha sucedido en África, son pocos los que se han enterado de la noticia. Las agencias internacionales atienden a intereses que no son precisamente los de la ciudadanía y, en cuanto a nosotros, no estamos acostumbrados a preocuparnos demasiado de lo que ocurre por allí.

En diciembre del año pasado se produjo  una gran fuga en un oleoducto que permitió que el equivalente a decenas de miles de barriles de crudo fuera a parar al mar. Esto ocurrió en una zona densamente poblada y muchos son los que consideran a este accidente como el desastre medioambiental más grave conocido en Nigeria desde el año 1998. Es decir, desde la catástrofe del Exxon Mobil, en la cual la compañía anglo-neerlandesa no pudo evitar que otra fuga en un oleoducto virtiera unos 40.000 barriles de petróleo al océano.

Según Avaaz, durante medio siglo, los gigantes del petróleo han obtenido en Nigeria ingresos colosales del orden de los 600 mil millones de dólares. Sin embargo, -como denuncia este colectivo-, estos beneficios colosales no han contribuido a mejorar la vida de los nativos. Por otra parte, conviene señalar que los sabotajes perpetrados por los locales a los oleoductos, para revender el petróleo en el mercado negro, son muy frecuentes. De hecho, los observadores internacionales consideran que estas fugas también son responsables, en una gran medida, de la elevada contaminación que sufre el delta.

No dudo que los hidrocarburos sean importantes para la economía mundial, pero lamentablemente las compañías petroleras no tienen por costumbre rendir cuentas por los daños causados por errores o accidentes. Y, está claro, esto menos aún en los países africanos. Un caso muy distinto fue el protagonizado por la BP en el Golfo de México, situado a dos pasos de Estados Unidos y afectando al Estado de Florida. Hoy en día, el presidente nigeriano y algunos parlamentarios valientes quieren conseguir cambios, y que las víctimas reciba n una indemnización justa. Ganar este envite significaría un cambio radical en la vida de millones de africanos.

En la mente de muchos todavía están presentes otros vertidos severos, como el ocurrido con Chevron en Ecuador, o el anteriormente mencionado del Golfo de México. En la recientemente celebrada Cumbre de Río, las organizaciones ecologistas pidieron que se dejase de subvencionar los combustibles fósiles. Hoy, más en concreto, lo que se defiende es a los nigerianos. Pero con nuestra signatura lo que exigimos también es un mayor respeto hacia todos los pueblos del continente africano, tan desprotegidos frente a los abusos de las multinacionales. Y la multa y la ley que se debate en estos días en el parlamento nigeriano representan una oportunidad sin precedentes para oponerse a las prácticas abusivas de las petroleras.

Denuncia de Amnistía Internacional.

El reverendo Christian Lekoya Kpandei en su explotación piscícola de Bodo, invadida por el vertido petrolero. Mayo, 2011. Amnesty.org.

El reverendo Christian Lekoya Kpandei en su explotación piscícola de Bodo, invadida por el vertido petrolero. Mayo, 2011. Amnesty.org.

El 10 de diciembre de 2011, a través del Centro Nigeriano para el Medio Desarrollo (CEHRD en sus siglas francesas), Amnistía Internacional denunció en un informe titulado ‘Nigeria. La vraie «tragédie». Retards et incapacité à stopper à stopper les fuites de pétrole dans le delta du Niger‘ las graves irregularidades institucionales y reglamentarias relacionadas con dos grandes vertidos de crudo ocurridos en agosto y diciembre de 2008, cerca de la ciudad de Bodo, en Ogoniland. Esos vertidos afectaron a unos 69.000 vecinos, y en la denuncia Amnistía señalaba que, tres años más tarde, Shell todavía no había procedido a reparar los daños provocados.

Amnistía considera que la contaminación excesiva del delta del Níger tiene un “efecto devastador sobre la vida de sus habitantes”. La compañía petrolera Shell es la más importante que explota este recurso natural, y las investigaciones realizadas por este grupo Internacional demuestran que la actividad de la petrolera comporta múltiples ataques a los derechos humanos en la región. Una opinión que  Avaaz ratifica, denunciando además que Shell gasta millones de dólares en fuerzas de seguridad cuya misión es silenciar a quienes se oponen a sus prácticas abusivas.

En agosto de 2011, un estudio del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUE, en sus siglas inglesas), reveló que la contaminación por hidrocarburos de Ogoniland era grave. Ese mismo informe concluyó que la responsabilidad de Shell en la contaminación era evidente, y criticó su irresponsabilidad a la hora de reparar los daños producidos. Los habitantes locales también denuncian que, pese a que en el año 1993 las protestas consiguieron obligar a la compañía a cerrar sus actividades de explotación en la zona, los oleoductos continúan atravesando la región y los vertidos continúan.

La contaminacion de Ogoniland es tan grave que la PNUE estima que serán necesarios más de veinticinco años para descontaminar la zona, y también ha propuesto que Shell aporte un fondo inicial de mil millones de dólares para realizar esta tarea. Por su parte, Amnistía Internacional ha pedido que la petrolera haga frente a sus responsabilidades medioambientales aportando esa cantidad en indemnizaciones.

Un ecologista en El Bierzo.

Nota: el 25 de agosto de 2015, momento en el que procedí a revisar este artículo, la petición ya llevaba 726.844 firmas recogidas.

Nigeria. La vraie « tragédie ». Retards et incapacité à stopper les fuites de pétrole dans le delta du Niger. 10/11/11. Amnesty.org (en francés).

Nigeria. Pollution pétrolière dans le delta du Niger. 10/11/11. Amnesty.org/fr (en francés, pero también hay una versión en inglés y en castellano). 

Shell responsable de la peor marea negra en Negra en 1.3 años. 23/12/11. Actualités-news-environnement.com.

Pétrole au Nigeria: Shell suspend la production d’un champ majeur après une fuite. 21/12/11. Slateafrique.com (en francés).

Shell conteste l’amende que lui a infligée le Nigéria. 17/07/12. Lemonde.fr (en francés). 

¿Cómo piensa la BP que podrá pagar el desastre ecológico provocado en el Golfo de México?

El pozo petrolero Deepwater-Horizon incendiado. Foto: jornada.unam.mx.

El pozo petrolero Deepwater-Horizon incendiado. Foto: jornada.unam.mx.

Hay límites que ninguna empresa debería ultrapasar cuando la salud de las personas está en juego.

Esto es una evidencia fácilmente constatable con la energía nuclear, cuyos peligros se escapan a cualquier control humano, como Chernóbil (1986) se encargó de recordárnoslo. La fusión del núcleo del reactor nuclear tuvo consecuencias trágicas para miles de personas situadas en el radio más inmediato a la explosión, pero alcanzó a muchas más que residían a cientos de kilómetros del lugar donde sucedió el dramático accidente.

Y, desde luego, algo tienen de “cherlobiana” la dimensión actual del vertido de petróleo en el Golfo de México provocado por la British Petroleum, que podría ir en camino de convertirse en la mayor catástrofe en la historia de la industria petrolera. Los hombres no debieran jugar a aprendices de brujos cuando la partida compromete la vida de tanta gente. Porque llega un momento en qué, como le sucediera a ‘El aprendiz de mago’ interpretado por Mickey Mouse en la célebre película de Walt Disney (“Fantasía”), se pierde el control y entonces tienen que acabar confesándose incapaces de controlar el desaguisado que han propiciado.

Ciertamente, este grave accidente nos debería llevar a la reflexión sobre el uso de los combustibles fósiles como el principal motor de las actividades humanas, tanto por los graves riesgos que representa como por su alto impacto medioambiental.

La marea negra se mezcla con el agua dulce en el delta del río Mississippi y los pantanos adyacentes. Mayo 2010 Foto: nola.com.

La marea negra se mezcla con el agua dulce en el delta del río Mississippi y los pantanos adyacentes. Mayo 2010 Foto: nola.com.

Y aunque suene utópico me atreveré a decirlo. Creo que lo que deberíamos haber hecho los humanos es situar los recursos energéticos bajo la única propiedad de aquellos que habitamos el planeta. Lo mismo que el aire, o que el agua, hay recursos que deberían ser comunes a la Humanidad. Y ésta debería haberse organizado años ha para que así fuera. No ahora, sino hace cientos de años. Porque la catástrofe ecológica, -telúrica-, que seguro que llegará (si continuamos vaciando nuestro planeta de millones de metros cúbicos de petróleo y gas natural), nos acabará afectando a todos, y no sólo a los accionistas de la BP. Quizás nos esté afectando ya (todos estos terremotos que padecemos desde hace décadas y que parecen haberse acentuado aún más últimamente), mientras nos ocultan los hechos científicos de esta realidad. Lo que sí es seguro, es que no habrá entonces diferencias entre culpables e inocentes, entre responsables y víctimas del desastre.

De hecho cada vez son más las voces que cuestionan este vaciado del planeta Tierra. La escuché de labios de una representante ecuatoriana en la Cumbre de los Pueblos. Y no es un pensamiento ajeno a otras gentes. Deberíamos plantearnos la realización de mayores esfuerzos en la investigación de energías menos contaminantes para el planeta y acabar con el sistema económico basado sobre las energías fósiles.

Ha transcurrido un mes largo desde que el día 20 de abril se produjese el hundimiento de la plataforma petrolera Deepwater Horizon, un suceso que terminó con la vida de 11 trabajadores y que, según parece, hubiese podido ser evitado dado que se conocían defectos técnicos que aconsejaban posponer la extracción.

En un primer momento, la transnacional británica intentó parar el vertido colocando una gigantesca campana que limitara su expansión desde el fondo de las profundidades marinas de donde fluía, a más de kilómetro y medio de la superficie. Pero el experimento fracasó. Después consiguió hacer bajar una tubería por la cual ha logrado recuperar, según fuentes de la misma compañía, hasta una quinta parte de los 5.000 barriles de petróleo diarios que escapan por las fugas (pues parece ser que son dos). Aunque estas son sólo las cifras británicas. Otros cálculos de expertos, emitidos en el Capitolio norteamericano, apuntan a que el derrame podría situarse entre los 25.000 y los 95.000 barriles diarios. Aunque el baile de cifras es enorme, pues hablan de 2.800 y 14.000 toneladas diarias de crudo vertido al mar, mientras BP sólo reconoce 700.

La BP acepta pagar 75 millones de dólares por el vertido.

Situación del vertido petrolero de BP. 2010. Bbc.co.uk.

Situación del vertido petrolero de BP. 2010. Bbc.co.uk.

l propio director de gestión de la BP en Houston (EE.UU.), Robert Dudley, ha calificado ya como “una catástrofe” al vertido de petróleo. El sábado se conocía que la compañía acepta pagar la indemnización máxima de 75 millones de dólares que establece la ley norteamericana para estos casos. Una aceptación que al secretario de Interior norteamericano, Ken Salazar, parece satisfacer; aunque no del todo.

75 millones de dólares… Pero, ¿cuántos beneficios obtiene una empresa que puede realizar semejante dispendio y continuar su andadura empresarial como si nada? Es más, me apuesto a que vuelve a obtener beneficios al cabo de poco tiempo. Lo estamos viendo con nuestros bancos, que –pese a la crisis- declaran beneficios de millones de euros mientras nosotros nos vemos obligados a vivir con pocos cientos de euros al mes. Entre tanto, millones de niños mueren anualmente de hambre en el mundo y no hay dinero para medicinas que salvarían las vidas de otros cuantos millones más.

Algunos aducirán que nada podemos hacer y que todo está así montado. Vale, pero ¿pagará la BP la muerte de la diversidad que habrá generado su imprudencia? ¿Pagará los salarios de todos aquellos que dejarán sin recursos para vivir en los miles de kilómetros de costa cercanos al desastre?

Preocupación política del gobierno de Barack Obama.

El presidente norteamercano Barack Obama. Mundofleko.files.wordpress.com.

El presidente norteamercano Barack Obama. Mundofleko.files.

Para no verse afectado electoralmente por el desastre, el Gobierno demócrata ha dicho que apartará a la empresa inglesa de las operaciones que intentan frenar el derrame petrolero en el Golfo de México si determina que ésta no actúa como se requiere. Lo cierto es que el gobierno del presidente Barack Obama se está enfrentado cada día a más presión política y pública para que se haga cargo totalmente de la operación de contención del derrame, debido sobre todo a las crecientes críticas contra la petrolera inglesa causante del desastre.

Salazar se mostró frustrado porque la BP ha sido incapaz de frenar la fuga. Y así lo reflejó en sus declaraciones a la prensa tras visitar las oficinas centrales de la transnacional en Estados Unidos, en Houston. El derrame está amenazando con transformarse en un enorme desastre económico y ecológico a lo largo de la costa estadounidense del Golfo. Y sus flecos políticos podrían afectar al gobierno de Barak Obama, cuyo Gobierno podría pagar un alto precio si fracasa su gestión.

En el litoral estadunidense del Golfo de México operan actualmente 3. 858 plataformas de perforación submarina. Pero estos pozos petroleros apenas contribuyen con 1.6 millones de barriles diarios al consumo de EE.UU., que rebasa los 19.5 millones de barriles diarios. La autonomía energética de Estados Unidos no se ve pues amenazada por el desastre ambiental, ni le obliga tampoco a abrir nuevas prospecciones.

Daños ecológicos.

 Investigadores del Instituto de Ciencias Marinas de Gulfport están investigando la muerte de varias tortugas coincidiendo con el vertido de BP. Davemartinimage.

Investigadores del Instituto de Ciencias Marinas de Gulfport están investigando la muerte de varias tortugas coincidiendo con el vertido de BP. Davemartinimage.

El día 22 del corriente Bobby Jindal, gobernador de Luisiana, declaraba que la mancha de petróleo había alcanzado, finalmente, los frágiles pantanos de este estado sureño [2]. Ahora, la marea negra se mezcla con el agua del delta del rio Mississippi y la de los pantanos adyacentes. Según el departamento local de Vida Silvestre y Pesca, son ya cuarenta los kilómetros del área destruidos y más de 600 especies de animales se están viendo amenazadas: 445 peces, 134 aves, 45 mamíferos y 32 reptiles y anfibios. En Luisiana temen que el petróleo llegue a las marismas, los ecosistemas húmedos que funcionan como incubadoras de camarones, ostras, cangrejos y peces que hacen del estado el principal productor de mariscos de Estados Unidos. También, en otras zonas, tengo noticias de que ya han comenzado a aparecer grandes tortugas muertas.

De mantenerse el ritmo actual, la mancha podría llegar en una semana a las costas de Florida y Cuba, y eventualmente seguir hacia el Atlántico. El petróleo ya entró en contacto con la corriente marina de Lazo, una de las más fuertes del Golfo de México, por lo que se estima que en un periodo de entre tres a seis meses podría alcanzar las costas de de Texas, Tamaulipas y Veracruz.

Un ecologista en El Bierzo.

BP acepta pagar 75 millones de dólares por el vertido en el Golfo de México. 24/05/10. Abc.es.

Petróleo derramado llega a pantanos de Luisiana y corriente clave. 20/05/10. Eluniverso.com.

Vertido de petróleo en el Golfo de México. Incontrolado. 15/05/10. Madrimasd.org.

Crater Plume Gassing. Youtube.com. 12/05/10. Deepwater Horizon Oil Spill