Archivo de la etiqueta: GEI

El ‘Manifiesto por el Clima’ de Avaaz.org

Manifestación contra el cambio climático. 2014. Fuente: Avaaz.org.

Manifestación contra el cambio climático. 2014. Fuente: Avaaz.org.

Frente al cambio climático ¡cambiemos de modelo!

Ya no existen dudas de que los impactos del cambio climático afectan cada vez más severamente a todas las personas, regiones, ecosistemas y economías. Incidirá negativamente en la salud y en la esperanza de vida de muchas poblaciones, en el mantenimiento de diversos sectores productivos y empleos, en la pérdida acelerada de la biodiversidad, y en los costes económicos y sociales que muchos países tendrán que afrontar para paliar sus efectos.

También está cada vez más claro que los que menos responsabilidades tienen en las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) son los que más sufren las alteraciones climáticas, porque viven en zonas especialmente vulnerables y disponen de menos medios para protegerse o adaptarse a ellas. El cambio climático frena el desarrollo de los pueblos, dificulta la erradicación de la pobreza e incrementa la desigualdad entre países y en el interior de cada país.

'El futuro del planeta está en camino'. Ponferrada, 29 nov. 2015. Ecobierzo.org.

‘El futuro del planeta está en camino’. Ponferrada, 29 nov. 2015. Ecobierzo.org.

Todo el mundo, especialmente en los países industrializados, tenemos responsabilidades en las emisiones de gases de efecto invernadero por nuestro comportamiento en el consumo o en el transporte. Hay además muchas grandes corporaciones que hacen su negocio manteniendo un sistema productivo contaminante, que son el auténtico freno para el cambio a un modelo de producción y consumo limpio y sostenible. Su enorme capacidad de influencia en las políticas de los gobiernos es uno de los principales escollos a los que nos enfrentamos.

El cambio climático está directamente relacionado con el actual modelo energético basado en los combustibles fósiles como carbón, petróleo y gas, cuya quema libera a la atmósfera CO2, el principal de los GEI. Por ello, es necesaria y urgente la transición hacia un modelo energético renovable, eficiente, sostenible y justo que garantice el acceso universal a la energía. Las tecnologías existen y son competitivas en términos económicos, considerando además los beneficios que proporcionan en cuanto a disminución de la dependencia externa de combustibles fósiles, ya que los recursos renovables son locales porque la energía proviene del viento, el sol, el agua y las plantas. Crean además empleo local con mayor número de puestos de trabajo y contribuyen a un aire más limpio, con las ventajas que esto tiene para la salud.

Estos cambios pueden suponer también un mayor control social y ciudadano sobre nuestros recursos y suministros. Todo ello se puede potenciar además fomentando que el ciudadano, como consumidor/a, tenga la información necesaria como para incidir en una mayor demanda de productos y servicios sostenibles a lo largo de toda su cadena de valor y especialmente en la gestión de su demanda energética y en el autoconsumo con energías renovables.

La Conferencia de Cambio Climático de este año en París (COP 21) será trascendental en la medida en que se alcance un acuerdo internacional legalmente vinculante para después de 2020 que garantice una reducción de emisiones suficientemente ambiciosa para evitar los peores impactos ecológicos, económicos y sociales del cambio climático. Las políticas climáticas en sus distintos niveles territoriales (europeo, nacional, regional o local) deben plantear objetivos de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero acordes con las recomendaciones científicas (IPCC) que garanticen que no se sobrepasan los 2 ºC de temperatura media global, o preferiblemente los 1,5 ºC ya que cuanto más aumenten las temperaturas los impactos serán peores.

Cartel. Convocatoria del Día Mundial por el Clima en Santander, 29 nov. 2015.

Cartel. Convocatoria del Día Mundial por el Clima en Santander, 29 nov. 2015.

España se verá afectada por el incremento de los incendios forestales, extremas sequías y aumento del nivel del mar entre otros impactos. Además, es preciso adoptar ambiciosas medidas de reducción desde ahora mismo para cerrar la brecha de emisiones antes de 2020, especialmente por parte de los países desarrollados, y también establecer mecanismos posteriores al acuerdo de Paris que permitieran aumentar la ambición de los objetivos si se observara un agravamiento de los escenarios climáticos.

Todo ello nos lleva a la necesidad de mantener un gran nivel de ambición en la reducción de emisiones a nivel mundial para 2050 que nos encamine hacia un escenario global de cero emisiones. En todos los sectores (industria, generación de energía, transporte, agricultura, edificación, gestión de residuos) es urgente poner en marcha medidas para reducir las emisiones, y todos los países tienen que hacer esfuerzos para la mitigación, bajo el principio de las responsabilidades compartidas pero diferenciadas, teniendo en cuenta sus emisiones históricas y su grado de desarrollo e industrialización.

La transición a un nuevo modelo de producción y consumo sostenible no puede hacerse sin proteger a los trabajadores afectados. Una transición justa exige garantizar nuevas oportunidades de empleo de calidad y eso sólo puede hacerse con políticas públicas, planificadas y sostenibles.

Tan importante como mitigar el cambio climático es implementar compromisos de adaptación para favorecer la capacidad de las personas de resistir sus efectos, incluyendo las reparaciones para las más empobrecidas y marginalizadas que no han causado el cambio climático, con programas específicos también en todos los niveles competenciales.

'Y todo fue por no ponerse de acuerdo en la cumbre de París'. 13 nov. 2015. Elpais.com, Autor Forges.

‘Y todo fue por no ponerse de acuerdo en la cumbre de París’. 13 nov. 2015. Elpais.com, Autor Forges.

En el contexto internacional, un aspecto clave, especialmente para los países en desarrollo, es el trasvase de financiación suficiente y adicional desde los países industrializados para las políticas de mitigación y para las de adaptación. Las contribuciones comprometidas en el Fondo Verde para el Clima de 100.000 millones de dólares anuales para 2020 deberían ayudar a desarrollar el cambio hacia un modelo bajo en carbono impulsando particularmente las renovables y la eficiencia energética. El 50% de dicho Fondo deberá destinarse a la adaptación, tal y como se acordó en Lima.

Para afrontar los retos climáticos hace falta una acción política clara, urgente y transformadora. Esto sólo se conseguirá con una ciudadanía consciente de los problemas y de las soluciones, una ciudadanía exigente y movilizada.

28/11/2015. Avaaz.org

Cementos Cosmos despliega una nueva estrategia para introducir la incineración de residuos en El Bierzo

Cementos Cosmos es una fuente importante de contaminación en el Bajo Bierzo. 7 jun. 2007. Fuente: bierzonatura.blogspot.com.

Cementos Cosmos es una fuente importante de contaminación en el Bajo Bierzo. 7 jun. 2007. Bierzonatura.blogspot.com.

En los últimos tiempos asistimos a un recrudecimiento de la presión mediática de Cementos Cosmos sobre la población berciana en un sibilino intento de convencerla de los beneficios y ventajas que supuestamente tendría para ella la incineración de residuos en su cementera.

De hecho, esta campaña no se inició aquí, sino que lleva ya caminando desde hace varios meses, de la mano de la patronal del cemento, viajando por diversas poblaciones de la comunidad castellano-leonesa, lo que me ha dado pie a que yo me haya permitido denunciarla en este blog en varias ocasiones.

En la última conferencia que organizó la Asociación Cultural Ecobierzo en Cacabelos, el pasado mes de mayo y conjuntamente con el Comité de Defensa Civil, un asistente intervino para comentar que la multinacional brasileña Votorantim-Camargo Correa, la nueva propietaria de Cementos Cosmos S. A., había contratado los servicios de asesoramiento de una empresa de comunicación de Madrid (el bufete Garrigues Walker) y también los de una auditora ambiental en Asturias con la exclusiva intención de desarrollar una nueva estrategia de penetración mediática de la empresa en la sociedad berciana, francamente posicionada en contra de la incineración de los residuos en la planta de Toral de los Vados.

Este nuevo y burdo intento por parte de Votorantim para convencernos de las bondades de la incineración de los residuos, lamentablemente ha encontrado el respaldo de un medio de comunicación provincial de gran envergadura como es el ‘Diario de León’ (aparte de otro medio local cuyo gerente  tiene censurada toda la información sobre Ecobierzo en sus páginas digitales), y entiendo que éste no ha de ser gratuito, ya que el periódico está dando a la información empresarial de la patronal del cemento un sesgo editorial que, a la postre, la convierte en subrepticiamente en una publicidad encubierta.

Todo indica que en estos instantes la Fundación Laboral del Cemento ya se siente con fuerzas suficientes para acercar su campaña autonómica al Bierzo, que se produciría después de que ésta haya organizado, durante los últimos meses, la visita guiada de diversos colectivos sociales, e incluso de particulares, en una evidente política de aproximación a su planta cementera en Toral de los Vados. Y para proceder a su nueva presentación ha elegido las oficinas de la Federación de Empresarios Leoneses en El Bierzo (FELE Bierzo, Ponferrada). Eso sí, en un horario que imposibilita la asistencia de cualquier ciudadano que trabaje en un horario corriente.

También quiero volver a denunciar, por más que sea predicar en el desierto,   el contubernio establecido entre las federaciones de construcción de los dos principales sindicatos (UGT y CCOO), con la patronal del cemento Oficemen para promocionar la incineración de los residuos en cementeras. A estas alturas me imagino que nadie duda ya de que la Fundación Laboral del Cemento y el Medio Ambiente (Fundación CEMA) se creó con este objetivo, es decir, el de promover y popularizar la incineración y depresentar un frente común alas plataformas ciudadanas que luchan contra estos proyectos malsanos para la salud de los ciudadanos.

Un grupo de activistas protesta en Escocia contra la quema de residuos. 2 abrl 2012. Fuente: guardian.co.uk

Un grupo de activistas protesta en Escocia contra la quema de residuos. 2 abril 2012. Guardian.co.uk.

Personalmente vengo alertando, desde hace días sobre esta campaña, y también sobre la presentación de un estudio sobre el reciclado y la ‘valorización’ de los residuos en las cementeras que, en el fondo, no tiene más finalidad que intentar convencer a la ciudadanía de las excelencias de un proyecto que han desacreditado decenas de otros trabajos científicos y que las asociaciones consideran como una práctica dañina para la salud humana.

He de decir que lamento sinceramente que FELE Bierzo haya aceptado desacreditarse de este modo ante los ojos de los bercianos, al permitir que se celebre en sus oficinas tal presentación. udo que sea el momento más adecuado para esto, especialmente cuando esta organización no pasa precisamente por su mejor momento después de los últimos escándalos que han protagonizados algunos de sus miembros más relevantes.

Desde luego, si hay algo que ha impedido que a estas alturas no se estén incinerando residuos en el Bierzo, como lo están haciendo desde hace más de un año en la cementera Tudela Veguín de La Robla (miles de toneladas anuales de residuos, entre ellos neumáticos y casi de todo lo imaginable), ha sido únicamente la voluntad férrea de los bercianos a ceder a este atentado ecológico y sanitario. Tal vez porque esta comarca lleva muchas décadas castigada por todo tipo de contaminaciones.

Todo parece indicar que, si queremos continuar sin incineración en El Bierzo, más que nunca va a ser necesaria la unión de todos los que nos oponemos a tal degradación. En este sentido, sería deseable que ese señor que dice que quiere evitar que se incineren residuos en Cosmos, y que me tiene declarada su particular guerra personal, a mi entender por una cuestión pura y única de protagonismo mal entendido, reflexionase sobre lo aquí escrito.

Finalizo este artículo dejándoos  un artículo publicado en la revista nº 76 de ‘Un ecologista’, en el cual se ofrece una información muy interesante sobre el negocio redondo que significa para las cementeras la incineración de residuos.

Un ecologista en El Bierzo.

Un pingüe negocio, con graves consecuencias ambientales, por Carlos Arribas.

Revista 'El ecologista' nº 76, dedicada a la incineración de residuos en cementeras. Ecologistasenaccion.org.

Revista ‘El ecologista’ nº 76, dedicada a la incineración de residuos en cementeras. Ecologistasenaccion.org

Quemar residuos que podrían reutilizarse, generando además sustancias muy contaminantes, es un sinsentido. Pero las grandes compañías cementeras presionan mucho para continuar con la incineración. Y es que con esta actividad reciben subvenciones, se ahorran el coste del combustible y encima pueden vender más derechos de emisión de carbono. Un negocio redondo que pasa por encima del interés general.

Desde hace más de 15 años las fábricas de cemento han intentado ampliar su actividad, desde la producción de clínker en los hornos a la gestión y tratamiento de todo tipo de residuos, y presentándose ante la sociedad como los mejores gestores con la solución llave en mano a la grave problemática de los residuos en las sociedades postindustriales.

Primero fueron los aceites usados de los motores de los coches, después fueron las harinas cárnicas, tras el grave escándalo alimentario de las vacas locas. Los neumáticos usados, los lodos de depuradora, los residuos industriales (disolventes, residuos peligrosos, etc.), la fracción rechazo de los residuos sólidos urbanos denominada CDR [1], los residuos de la industria de la madera, etc. forman una larga lista de residuos que bajo el paraguas de la “valorización energética” forman el grueso de la materia prima que las fábricas de cemento ansían incinerar [2].

Es inútil razonar que en la jerarquía del tratamiento de residuos establecida en las normativas europeas, española y autonómicas, hay otras alternativas a la destrucción térmica de los residuos, como el reciclaje o la valorización material, ya que las administraciones autonómicas inevitablemente conceden las autorizaciones ambientales integradas a las empresas solicitantes, poniendo en evidencia la connivencia que existe entre ellas y las autoridades. Ello a pesar de la oposición ciudadana que existe en la mayoría de esos proyectos, que es pasada por alto incumpliéndose en muchos casos la propia normativa dictada por la administración.

El sector cementero en España.

Vista aérea de la cementera Tudela Veguín. La Robla (León). 2012. Fuente: elrefugiodejavi.blogspot.com.

Vista aérea de la cementera Tudela Veguín. La Robla (León). 2012. Elrefugiodejavi.blogspot.com

Llegó a contar con 41 fábricas en 2007, con una producción máxima de 32,1 millones de toneladas de clínker, de las que 31 tenían autorización para incinerar residuos. La mayor parte de las fábricas pertenecen a unos pocos propietarios, en su mayoría empresas multinacionales (Lafarge Asland, Cemex, Holcim, Italcementi Group, Cementos Portland Valderribas, Grupo Cimpor). Es un verdadero oligopolio, con prácticas de acuerdos de precios de venta de los productos derivados (cemento, hormigón, mortero, etc.) y de reparto de los mercados regionales, que ha sufrido varias sanciones millonarias de las autoridades de la competencia [3].

Tras el estallido de la burbuja inmobiliaria se han reducido a 33 fábricas, con varios cierres (Torredonjimeno, Sant Feliu de Llobregat, Vallcarca, Tudela-Veguín, Sant Vicent del Raspeig, Yeles o reducción de actividad en Santa Margarida i Els Monjos) y despidos de trabajadores [4], y una producción de 16,7 millones de toneladas, un descenso del 50% respecto al cénit de 2007, que se espera que en 2013 se reduzca aún más.

El sector cementero es uno de los principales emisores de gases de efecto invernadero. En 2010 emitió 17,76 millones de toneladas de CO2, un 14,6% del total de emisiones industriales (el segundo sector después de la generación eléctrica: centrales termoeléctricas de gas y carbón). Ello es debido a la gran cantidad de energía necesaria para descarbonatar la materia prima (margas y calizas) y su cocción para producir el clínker, al que una vez añadido los aditivos necesarios (yeso principalmente) se convierte en cemento.

El combustible usado de forma mayoritaria es el coque de petróleo, un producto casi residual obtenido en la destilación del petróleo y cargado de metales pesados (mercurio, níquel, etc.), que ha aumentado de precio de forma importante en los últimos años, dado que su precio está indexado al del carbón.

Las fábricas de cemento no cuentan con medios para filtrar los metales pesados volátiles (mercurio, talio, cadmio, etc.) presentes en el coque de petróleo y en los residuos.

El sector cementero es uno de los principales emisores de mercurio, por detrás de las centrales térmicas de carbón. La mayoría de las fábricas cuentan con filtros de mangas, que solamente sirven para limitar las emisiones de materia particulada. En 2010 el sector del cemento emitió 35.136 toneladas de óxidos de nitrógeno, 4.833 t de óxido de azufre y numerosos contaminantes más, entre ellos 183 t de compuestos orgánicos volátiles COV (entre ellos las peligrosas dioxinas, furanos y PCB) y 320 kg de mercurio [5].

Impactos ambientales de la incineración.

Protesta contra la incineración de residuos en la cementera de Tudela Veguín. La Robla, 4 febr. 2010. Fuente: lacronicadeleon.es. Foto: M. Marcos.

Protesta contra la incineración de residuos en la cementera de Tudela Veguín. La Robla, 4 febr. 2010. Lacronicadeleon.es. Foto: M. Marcos.

La incineración de residuos y de combustibles alternativos no reducen esas emisiones (especialmente si se utilizan como combustible residuos industriales peligrosos o determinados plásticos [6]), sino que en algunos casos las aumenta, como se ha podido comprobar con los COV y el mercurio en los últimos años, con el uso creciente de residuos [7] (11,2% de sustitución energética en 2009, con el País Valenciano, Andalucía y Cataluña a la cabeza).

Esos contaminantes tienen graves repercusiones en la salud de las personas. Hay multitud de estudios científicos que ponen en evidencia la relación entre el aumento de la morbilidad y mortalidad por diversos tipos de cánceres [8] y la cercanía a incineradoras de residuos.

Pero además de la contaminación atmosférica uno de los impactos negativos de la incineración de residuos es la subversión que introduce en la jerarquía en el tratamiento de los residuos, ya que se destruyen residuos cuya valorización material era posible y es prioritaria. ¿Por qué quemar neumáticos usados si el caucho se puede triturar y separar la banda de acero y utilizarlos como aglomerante asfáltico en carreteras y suelos, y reciclar el acero? ¿Por qué quemar lodos de depuradora que pueden utilizarse como enmienda orgánica en cultivos y restauración de suelos degradados? ¿Por qué quemar fracciones de RSU que de otra forma podrían reciclarse y utilizarse como nuevas materias primas?

El negocio de la incineración.

Las razones son principalmente económicas. La nueva actividad de gestor de residuos abre a las fábricas de cemento un nuevo horizonte de conseguir mayores ganancias. Y lo son por partida triple: como gestores de residuos pueden recibir subvenciones y ayudas de la Administración por gestionar residuos (el nuevo combustible les puede salir gratis o aun puede tener un precio negativo [9]); se ahorran el combustible tradicional con precios crecientes del coque de petróleo, y además ahorran emisiones de gases de efecto invernadero, y por tanto pueden vender derechos de emisión (que les salieron gratis) en el mercado del carbono.

Además esa estrategia se complementa con la de algunas administraciones autonómicas [10] que en sus planes de residuos apuestan por la incineración de residuos y ven que la opción de incineración en las cementeras exige menos inversiones que la construcción de las costosas incineradoras de residuos sólidos urbanos, especialmente ahora que hay recortes en los presupuestos y que la iniciativa privada no está interesada, dada la retirada de las primas a nuevos generadores de electricidad en régimen especial del Gobierno Rajoy, tras la aprobación del Real Decreto Ley 1/2012 de 27de enero [11]. Además la oposición social prevista a la incineración en las cementeras es menor que la construcción de nuevas incineradoras, dado que son instalaciones existentes con un cierto grado de integración y aceptación.

La falacia de los supuestos ahorros en las emisiones.

Neumáticos usados almacenados para su incineración en Cementos Cosmos. Toral de los Vados, 28 mayo 2011.Fuente af2toral.wordpress.com.

Neumáticos almacenados para su incineración en Cosmos. Toral de los Vados, 28 mayo 2011. Af2toral.wordpress.

Uno de los argumentos del sector y de las administraciones es que la incineración de residuos supone una menor emisión de CO2. Hay que tener en cuenta que muchos de los residuos que se incineran en las cementeras proceden del petróleo (plásticos, aceites, neumáticos, textiles, disolventes, etc.) y nada tienen que ver con la biomasa. Además hay que poner en cuestión [12] que la quema de biomasa independientemente de su origen sea neutra respecto a las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI).

La emisión real de GEI es independiente del combustible utilizado, y depende de la eficiencia y tecnología utilizada en la fabricación del clínker. Si el residuo no se recicla a las emisiones en la incineración habría que sumar las emisiones de la producción de una nueva materia prima (extracción, procesado, transporte, etc.) que la sustituya. El compostaje de la materia orgánica y su aplicación como enmienda a la tierra retrasa el retorno de los GEI a la atmósfera, que en la incineración es inmediato.

Los mecanismos de desarrollo limpio y las cementeras.

Los fabricantes de cemento han utilizado en su propio beneficio los mecanismos del Protocolo de Kioto de forma abusiva e insultante. En los dos Planes de asignación de derechos de emisión de GEI (2004-2012) obtuvieron del Gobierno unos derechos gratuitos de emisión muy por encima de las emisiones reales. En el periodo 2008-2010 obtuvieron unas asignaciones casi unos 50% superiores a las emisiones reales [13]. Eso supuso que pudieron vender derechos de emisión de 28,2 millones de toneladas de CO2 (precio de la tonelada entre 7 y 20 euros) y obtener unos pingües beneficios sin hacer nada [14].

Las emisiones se reducen en la contabilidad oficial si los residuos a incinerar provienen de la biomasa. Eso explica el interés del sector cementero en reducir las emisiones.

Para el periodo post-Kioto 2013-20 el sector del cemento ha obtenido la consideración de “fuga del carbono” [15] y se le seguirán asignando derechos de emisión gratuitos. La asignación propuesta por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (junio 2012) es de 23,4 millones de toneladas de CO2 para el sector cemento y las emisiones reales en 2010 fueron de 17 millones de toneladas, con un previsible descenso en 2011, 2012 y 2013. O sea que la perspectiva para el sector cementero es de continuar haciendo un magnífico negocio con los derechos de emisión y la incineración de residuos [16].

El 15M manifiesta su rechazo a la incineración de residuos en Cosmos. Toral de los Vados, 2 jun. 2011. Fuente: unecologistaenelbierzo.wordpress.com. Foto: Enrique L. Manzano

El 15M manifiesta su rechazo a la incineración de residuos en Cosmos. Toral de los Vados, 2 jun. 2011. Foto: Enrique L. Manzano

Pero el negocio no acaba aquí. En los últimos años muchas instalaciones cementeras están apostando por jugar en el mercado internacional del carbono con los Certificados de Reducción de Emisiones (CER), promocionando la incineración de residuos en fábricas de cemento de países emergentes como China o promoviendo la incineración de gases refrigerantes clorados HCF [17]. En 2010 las fábricas españolas de cemento obtuvieron derechos de emisión CER por 358.000 toneladas y en 2011 se dispararon a 2.282.000 t [18]. Así la fábrica de Portland Valderribas de Morata de Tajuña obtuvo 339.660 CER en 2011, 250.357 de proyectos de descomposición térmica del refrigerante HCF 23, parte de los cuales en Changshu (China). Del mismo modo, la fábrica de Lafarge en Montcada i Reixach obtuvo unos certificados de reducción de emisiones CER de 169.020 toneladas en 2011 por impulsar un proyecto de quema de residuos en la cementera de Zongyang Conch, China. La promoción de la incineración de residuos no se queda en las fronteras peninsulares.

Notas:
[1] El CDR o combustible derivado de residuos es un maremágnum de distintos tipos de residuos muy variados: rechazos de las plantas de reciclaje, voluminosos como colchones, muebles, plásticos de los vehículos fuera de uso, etc. Muchas plantas de reciclaje han variado sus instalaciones y metodología para maximizar la generación de CDR, en detrimento de una verdadera recuperación de materiales.
[2] En varios casos las primeras solicitudes de incinerar residuos comienzan por la biomasa y residuos forestales, con menor rechazo social, para después ampliar el flujo a todo tipo de residuos, incluyendo residuos peligrosos.
[3] El 12 enero de 2012 Cemex, Cementos Portland Valderribas y otras cuatro empresas fueron multadas con 11 millones de euros por la Comisión Nacional de la Competencia por actuar como un cártel fijando los precios y repartirse los mercados en el norte de España. En 2004 el Tribunal de Justicia de la Unión Europea confirmó la multa de 110 millones de euros a varias cementeras, entre ellas Valenciana de Cementos, ahora Cemex, e Itacementi, por actuar como un cártel.
Manifestación contra la incineración en Cementos Cosmos. Ponferrada, 14 mayo 2011. Fuente: ecobierzo.org.

Manifestación contra la incineración en Cementos Cosmos. Ponferrada, 14 mayo 2011. Ecobierzo.org.

[4] En muchos casos se ha chantajeado a los trabajadores haciéndoles ver que la incineración de residuos era fundamental para la sostenibilidad económica de la fábrica y de sus puestos de trabajo, aunque se ha comprobado que al final también se han eliminado puestos de trabajo en las fábricas que incineraban residuos. Las federaciones de construcción de los dos grandes sindicatos UGT y CC.OO. han hecho piña con la patronal del cemento Oficemen en este tema, creando la Fundación Laboral Cemento y Medio Ambiente, para promover y popularizar la incineración de residuos y oponerse ideológicamente a las numerosas plataformas ciudadanas que luchan contra esos proyectos.
[5] Los datos de emisiones provienen del registro oficial de emisiones EPER.
[6] La incineración de PVC produce dioxinas. La incineración de policarbonatos (Bisfenol A) produce fenol, que daña el sistema nervioso, la del polietileno produce 1-3 butadieno, benceno y tolueno todos ellos cancerígenos, la del polietileno genera varios hidrocarburos aromáticos policíclicos (HAP) como el benzopireno que es cancerígeno, la del poliuretano genera isocianatos un cancerígeno que afecta a las vías respiratorias, la de los neumáticos genera dioxinas y furanos, HAP y 1-3 butadieno. Comunicación de Fernando Palacios, investigador del CSIC, en el IV Encuentro de la Coordinadora Estatal contra la incineración en cementeras, Altsasu, noviembre de 2012.
[7] La emisión de mercurio aumentó de 206 kg en 2009 a 320 kg en 2010. En el caso de los COV el aumento fue de 174 a 183 t. Sin duda el cambio de combustibles ha debido influir en esos aumentos de las emisiones, con una producción de clínker que disminuyó en un 2%. Hay que anotar que en no todas las fábricas de cemento se miden las emisiones de mercurio y por tanto no aparecen esos datos en el registro EPER. Las emisiones reales deben ser mucho mayores.
[8] García Pérez et al. (Investigadores del Instituto de Salud Carlos III). “Mortalidad por cáncer en ciudades situadas en las proximidades de incineradoras y de instalaciones para la recuperación o eliminación de residuos peligrosos”. Environment International 51 (2013) 31-44, J.
– Para más referencias ver la comunicación del médico Mario Fernández en el IV Encuentro de la Coordinadora Estatal contra la incineración en cementeras, Altsasu, noviembre de 2012.
[9] Las cementeras podrían obtener hasta 20 € por tonelada de CDR. La puerta de atrás de la incineración de residuos, Greenpeace, mayo 2012, pág. 39.
[10] La Generalitat Valenciana en el borrador del Plan Integral de residuos preveía la construcción de 3 o 4 macrocincineradoras de RSU que se han eliminado por la incineración de RSU en las tres cementeras existentes. El Gobierno de Navarra ha aprobado la incineración de alrededor de 40.000 t de RSU en la fábrica de cemento de Olazti, que suplantará la prevista construcción de una incineradora en Tafalla.
[11] Ese Real Decreto Ley suprimió las primas e incentivos para nuevas instalaciones en régimen especial, que afecta a las instalaciones de energías renovables y también a las de incineración de residuos.
[12] El Comité Científico de la Agencia Europea de Medio Ambiente, en un informe de 15 de septiembre de 2011, calificó como un error metodológico grave considerar neutra respecto a las emisiones de GEI la sustitución de combustibles fósiles por biomasa independientemente de su origen, pues podría producirse en realidad en algunos casos un aumento en las emisiones de GEI y una contribución al calentamiento global.
– “EU carbon target threatened by biomass ’insanity’”, The Guardian Environment Network, 2 abril 2012.
[13] Las asignaciones fueron de 87,59 millones de t y las emisiones de 59,38 millones de toneladas.
[14] Mariel Vilella de Gaia estima en 210 millones de euros las ganancias de Cemex, 97 millones las de Portland Valderribas y 74 millones las de Holcim por ventas de 16,3 millones de t de CO2 en el periodo 2008-2012. Comunicación al IV Encuentro de la Coordinadora Estatal contra la incineración en cementeras, Altsasu noviembre 2012.
[15] La Comisión Europea considera así a los sectores emisores de GEI que se pueden deslocalizar si se les exigieran las reducciones de un 20% contempladas de forma general para 2020 en el resto de sectores industriales, respecto a las emisiones de 1990 y seguir emitiendo en otros países fuera del Anexo I del Protocolo de Kioto. Esa consideración fue un éxito del lobby del cemento en Bruselas.
El entonces alcalde de Ponferrada, Carlos López Riesco, interviene contra de la incineración de residuos en Cementos Cosmos. Ponferrada, 27 mayo 2011. Fuente: unecologistaenelbierzo.wordpress.com. Foto: Enrique L. Manzano.

El entonces alcalde de Ponferrada, Carlos López Riesco, interviene contra de la incineración de residuos en Cementos Cosmos. Ponferrada, 27 mayo 2011. Foto: Enrique L. Manzano.

[16] En el periodo post-Kioto el órgano que asigna los derechos de emisión es la Comisión Europea y no los gobiernos. Ahora los gobiernos proponen y la Comisión decide. Dada los generosos derechos de emisión concedidos en la etapa 2004-2012 que ha conducido a una caída en picado del precio de la tonelada de CO2 la Comisión quiere restringir esos derechos a la actividad real mediante la Decisión 2011/278/UE. Están por ver los efectos del Real Decreto 1722/2012, de 28 de diciembre, que es la transposición de esa Decisión y las asignaciones realmente asignadas. La picaresca hace que la fábrica de Santa Margarida i els Monjos de Unilanda reduzca su actividad a algunos meses al año y no cierre oficialmente para disponer de esos derechos de emisión gratuitos.
[17] La Convención Marco de Naciones Unidas eliminará en mayo de 2013 esa actividad como generadora de derechos de emisión por el fraude que supone y los abusos que se han producido. Se ha demostrado que se incrementó la generación del gas HCF23 para después reducir una mayor cantidad equivalente de GEI mediante su incineración y así hacer un gran negocio. El gas HCF23 se produce como residuo en el proceso de producción del refrigerante HCFC22 y es un potente gas de efecto invernadero (factor 11.700).
[18] En Sandbag.org  hay una relación de instalaciones que han obtenido esos Certificados de Reducción de Emisiones y el tipo de proyecto MDL que promueven.

Cementos Cosmos pasa a ser brasileña. 25/06/12. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

Conferencia de Costa Morata en Cacabelos sobre coincineración de residuos en cementeras. 26/05/13. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

Doha, más de lo mismo, es decir nada

XVIII Cumbre sobre Cambio Climático de Naciones Unidas. Doha. 27 nov. – 7 dic. 2012. Fuente: lostiempos.com.

XVIII Cumbre sobre Cambio Climático de Naciones Unidas. Doha. 27 nov. – 7 dic. 2012. Fuente: lostiempos.com.

XVIII Cumbre sobre Cambio Climático. Doha, 27 nov. – 7 dic. 2012.

Poca información me llegó sobre esta nueva COP 18/ CMP8, celebrada en las calientes arenas de Qatar y lejos de Europa, que ha pasado casi desapercibida por aquí.

De hecho, he notado menos expectación por las negociaciones de esta ’18 Conferencia de las Partes del Convenio Marco de Naciones Unidas para el Cambio Climático’ que por otros encuentros similares, como el anteriormente celebrado en Durban (Sudáfrica). Se diría que se respira cierto cansancio y resignación en la población, posiblemente como respuesta a los escasos avances realizados en este campo. En ese sentido, la reunión de Doha parece darle la razón a quienes así piensan, pues ha resultado tan ineficaz como su antecesora.

Para los más curiosos señalaré que en Doha se encuentra la sede de la cadena de televisión Al-Yazira, uno de los principales medios de comunicación internacionales en lengua árabe, y también que en el año 2022 Qatar será la sede de la Copa del Mundo de Fútbol.

Manifestación en Copenhague contra el cambio climático. 12 dic. 2009.

Manifestación en Copenhague contra el cambio climático. 12 dic. 2009.

Retornando al tema de hoy, a grandes rasgos diría que superado el momento crítico de la Cumbre del Clima de Copenhague -que supuso una enorme movilización mundial alimentada por la esperanza de un cambio- parece como si la desilusión se hubiese instalado hasta en los mismos activistas, agotados por tantas alertas, recomendaciones, campañas sobre el clima, y esfuerzos vanos realizados. Es más, ni siquiera las advertencias apocalípticas de los expertos parece que  sirvan para gran cosa.

Si me apuran, yo propondría como herramienta ciudadana para intentar convencer a los principales contaminadores mundiales -entendámonos EE.UU., India y China- sobre la necesidad urgente y perentoria de tomar medidas, que organizásemos encuentros alternativos a los de las Naciones Unidas, al estilo del celebrado en Madrid coincidiendo con la Cumbre de Río de Janeiro.

Ciertamente las medidas surgidas de estos encuentros presentarían el inconveniente de no ser vinculantes, pero si nos atenemos a lo que se consigue en los encuentros oficiales, en los que algunos países parece que se esfuercen en restar, o peor aún simplemente se desdicen de lo aprobado (como recuerdo que sucedió el año pasado con Canadá), mientras  que otros siguen negándose a ratificar la primera parte del Protocolo de Kioto (como EE.UU., que  tampoco lo lo ha hecho con la segunda), tampoco  lo veo tan mal. Y menos aún si consideramos que en Doha otros países tampoco se han sumado a esa segunda parte del Protocolo de Kioto, como Rusia, Japón y Nueva Zelanda. Vamos, como para coger los bártulos y decirles ahí os quedáis guapos.

Es seguramente lo que les habrá pasado por la cabeza a aquellos países que han reafirmado en Doha su compromiso con el Protocolo por ocho años más (hasta el 2020), entre ellos los pertenecientes a la Unión Europea (UE). En ese sentido podemos afirmar que la UE está demostrando una solidaridad ejemplar y que para sí quisieran otros países, como por ejemplo el gigante norteamericano, considerado como el más industrializado del planeta y el mayor emisor de CO2 del planeta.

El acuerdo de Doha prorroga el protocolo de Kioto hasta 2020.

Cañete afirma que Doha ha servido para avanzar hacia un gran acuerdo vinculante en 2015. Doha, 2012. Fuente: lainformación.com.

Cañete considera que Doha ha servido para avanzar hacia un gran acuerdo vinculante en 2015. Doha, 2012. Lainformación.com.

El ministro español de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, también presente en Doha, se mostró “satisfecho” del resultado de la cumbre, que incluye la prórroga del Protocolo de Kioto hasta 2020, ya que para él “el mayor fracaso hubiera sido salir de Doha sin un solo acuerdo”. Ambición poca, se nota.

Otros países que se han sumado al compromiso europeo son Noruega y Australia. El problema (si podemos llamarle así) es que estos dos, junto con todos los de la Unión Europea, sólo representan el 15 por ciento de la totalidad de las emisiones globales. Con lo cual, el 85 por ciento restantes seguirán campando, o mejor diríamos volando, y contaminando el aire a todos los demás.

Mientras tanto, los especialistas insisten en sus pronósticos agoreros. Éstos anuncian modificaciones irreversibles en las corrientes oceánicas e inundaciones generalizadas capaces de generar millones de exiliados climáticos en decenas de países. Sólo en el Bangladés se podría alcanzar la cifra de un centenar de millones de estos emigrantes forzados, mientras que otras poblaciones, situadas sobre islotes oceánicos coralinos, están simplemente condenadas a desaparecer de la faz de la Tierra.

Mientras todo esto sucede y el hielo ártico se funde a marchas agigantadas, (algo en esta ocasión que no precisa de los expertos para acreditarlo puesto que con las fotos tomadas durante las últimas décadas se puede apreciar a simple vista cómo han desaparecido kilómetros de glaciares y como la isla de Groenlandia, eternamente blanca, está cambiando de color), los 194 países reunidos de Doha, -con los presidentes de las principales potencias ausentes-, se han dedicado a hablar de superávits de emisiones y a mercadear la compraventa de estas últimas.

En mi opinión está claro que mientras la decisión final de la lucha contra el cambio climático siga en manos de los políticos, -y no de unos expertos con capacidad para decidir y adoptar medidas impopulares pero indispensables-, no se conseguirá nada. Como se dice corrientemente, los unos por otros la casa sin barrer. El problema es que, en esta ocasión, esa casa es la de todos.

En estos momentos se habla de controlar el cambio climático para que no se dispare más allá de los 2ºC sobre lo ya conocido. Sin embargo, todos los que henos vivido cierto tiempo sabemos que en la década de los años cincuenta el clima cambió y que ya no es el mismo que conocimos de niños. De este modo, mi generación ha sido testigo de un cambio que, en teoría,  precisaría de cientos de miles de año para producirse.

Los huracanes, los monzones, los seísmos, los tsunamis (tan frecuentes en estos últimos días) parecen enviarnos señales de aviso que no parecemos dispuestos a escuchar. La indecisión, la negación de la realidad, la falta de adopción de medidas necesarias, son posturas y actitudes que, no lo dudo, nos resultarán más dañinas y costosas, -económicamente y en dolor humano-, que sujetarse a una necesaria disciplina.

En el fondo creo que todos sabemos que esto que escribo aquí es así, pero las miras cortoplacistas de los gobernantes, y también –no lo olvidemos- sus intereses particulares (que nos presentan como si fuesen los generales de su país), cercan y continuarán bloqueando en el futuro cualquier solución cabal al problema.

Un ecologista en El Bierzo.

La contaminación del aire provoca más muertes que los accidentes de circulación. Fuente: elpais.com.

La contaminación del aire provoca más muertes que los accidentes de circulación. 2012. Elpais.com.

Qatar-strofe climático.

La asociación ‘Globalízate’ considera una catástrofe los resultados obtenidos en la cumbre de Qatar. De nuevo, se vuelven a aplazar las importantes decisiones que deben ser tomadas para evitar un cambio climático peligroso y nos enfrentamos a un proceso irreversible de calentamiento global.

La parte principal del acuerdo de prorrogar Kioto hasta 2020 muestra la falta de iniciativa y de liderazgo de las potencias occidentales. No es asumido el fracaso de este acuerdo ya que con él, hemos alcanzado las 390 partes por millón (ppm) de CO2 en la atmósfera. Ya estamos en un nivel inseguro de CO2 estimado en 350 ppm y con esta falta de acción llegaremos pronto a las 400 ppm. Un umbral estimado por muchos científicos como de no retorno. Con este mal llamado acuerdo de Doha nos encaminamos hacia un cambio climático fuera de control.

En los últimos años, hemos visto grandes desastres provocados por fenómenos meteorológicos extremos y estos se han producido con sólo un aumento de 0,7 grados centígrados en la temperatura global de la atmósfera. ¿Qué ocurrirá cuando lleguemos o superemos los 2ºC?

La ausencia de los principales líderes mundiales muestra la apatía con la que los gobiernos se enfrentan a este problema. O quizás realmente están cumpliendo el papel impuesto por las grandes corporaciones a través de las subvenciones de las campañas electorales. Parece claro que dentro de este sistema negociador no hay solución al calentamiento. Para combatir el cambio climático hay que redefinir de forma completa el sistema energético basado en la actualidad en los combustibles fósiles y esto no interesa de ninguna manera a las grandes petroleras.

Sobre la financiación para combatir el cambio climático se usa de forma hipócrita la excusa de la crisis para invertir en mitigación y adaptación de los países más pobres. Cuando no había crisis tampoco se financiaban proyectos para reducir emisiones en países que luchan contra el cambio climático protegiendo sus bosques y adoptando modelos sostenibles. En países incluso más pobres, que no tienen la culpa del cambio climático, se les hacían falsas promesas de financiación que después nunca llegaron para apoyar el proceso.

Ya han pasado muchas cumbres vendidas como exitosas y la realidad es tozuda: seguimos emitiendo por encima de los niveles de seguridad. Han pasado unos años y todas las predicciones del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC) parece que se están quedando cortas. ¿Cuántas cumbres necesitaremos para llegar a un acuerdo de reducción de Gases de Efecto Invernadero (GEI) obligatorio y vinculante?

Contaminación en la avenida de América. Madrid, 19 enero 2011. Fuente: ecomovilidad.net

Contaminación en la avenida de América. Madrid, 19 enero 2011. Ecomovilidad.net.

La transición hacia un modelo energético sostenible basado en las renovables tendrá que producirse en algún momento. Podemos seguir esperando a que el cambio sea obligado por circunstancias excepcionales y sea abrupto con graves consecuencias para la especie humana y el resto de biosfera o empezamos la transición para que el cambio no sea brusco.

Para llevar a cabo el cambio de modelo energético, las soluciones pasan, como señala George Monbiot en uno de sus últimos artículos, por “empezar a articular una nueva política: una que considere legítima la intervención, que tenga un propósito que vaya más allá de la emancipación de las empresas disfrazada de libertad de mercado, que ponga la supervivencia de la gente y el mundo natural por encima de la supervivencia de unos cuantos sectores industriales favorecidos. Dicho de otro modo, una política que nos pertenezca a nosotros, no solo a los muy ricos.”

Sobre el papel de la Delegación española en Qatar podemos decir sin temor a equivocarnos que es un sarcasmo pretender que un ministro con acciones en una petrolera vaya a Doha a apoyar medidas de reducción de emisiones de GEI. Además, son incontables los Secretarios de Estado de Medio Ambiente que han vendido como éxito cumbres del clima sin avances y con división. Parece que hay que vender siempre un éxito una cumbre, aunque el citado Secretario incluso dijera hace uno meses que el cambio climático “ni lo negamos, ni lo afirmamos”.

En definitiva, nos encontramos en manos de unos irresponsables cortoplacistas, que dentro de unos años, dirán que teníamos razón y que habría que haber tomado medidas serias y vinculantes para reducir nuestras emisiones. Algunos pedirán perdón, pero ya será tarde para millones de personas y para determinadas zonas del planeta.

Globalízate. Mario Cuellar. 09/12/12.

El cambio climático está provocando el deshielo del polo poniendo en peligro la supervivencia del osos polar. Fuente: eluniversal.com.

El cambio climático está  poniendo en peligro la supervivencia del osos polares. Eluniversal.com.

Instan a rechazar los resultados de Doha. 09/12/12. Ecologistasenacción.

Cumbre de Doha: “Los países industrializados bloquean la salida para frenar el cambio climático”. 10/12/12. Boletinagrario.com.

Cañete afirma que Doha ha servido para avanzar hacia un gran acuerdo vinculante en 2015. 10/12/12. Lainformacion.com.

Durban: los intereses nacionales posponen nuevamente la toma de decisiones sobre el cambio climático. 14/12/11. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

El 15-M celebra su propio ‘Río + 99%’ coincidiendo con la ‘Cumbre de la Tierra’ 19 de Junio de 2012. 19/06/15. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

La cumbre de Copenhague fracasa evidenciando el error de dejar en manos políticas las decisiones sobre nuestro futuro climático. 20/12/09. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

El fracaso de la Cumbre de Copenhague evidencia el error de dejar en manos políticas nuestro futuro climático

La COP15 celebrada en Copenhague no habrá significado ningún cambio significativo al problema del cambio climático. Copenhague, 8 - 18 dic. 2009.

La COP15 celebrada en Copenhague no habrá significado ningún cambio significativo al problema del cambio climático. Copenhague, 8 – 18 dic. 2009.

Minimizando los malos presagios confiaba en que habría acuerdos. Creí que, aunque fuera en un último minuto, un resquicio de responsabilidad iluminaría a los negociadores del clima situados ante uno de los retos de la humanidad: el cambio climático.

No ha sido así. Cada país se ha encerrado en su torre de marfil, protegiendo sus supuestos intereses- y no nos engañemos, también su poltrona y los intereses de quienes les han colocado allí- para convertir la Conferencia de Copenhague (COP 15) en el espejo del futuro que nos espera si continuamos dejándolo en manos ineptas.

De poco ha servido que un movimiento como nunca antes se ha visto, alimentado por las mismas redes sociales que convirtieron a Barack Obama en el primer presidente negro en la historia de Estados Unidos, haya sido capaz de organizar miles de eventos, vigilias y concentraciones por todo el mundo. ¿Su finalidad? Evitar que millones de toneladas de gases invernadero (GEI) sigan colocando nuestro planeta al borde del abismo.

Catorce millones de firmas entregadas por Avaaz.org, xigiendo un cambio radical, cien mil manifestantes en las calles de la capital danesa, declaraciones de máximas autoridades intelectuales y científicas, no han sido capaces de convencer a nuestros políticos sobre la necesidad de liderar un cambio inevitable.

‘Día negro’ para el ecologismo mundial.

Anuncio de Avaaz en el FinancialTimes sobre el Cli.matrix. En la foto Barak Obama, Yukyo Hotoyama y Ángela Merkel. Dic. 2009. Fuente: avaaz.org.

Anuncio de Avaaz en el FinancialTimes sobre el Cli.matrix. En la foto Barak Obama, Yukyo Hotoyama y Ángela Merkel. Dic. 2009. Fuente: avaaz.org.

De “día negro” calificó Greenpeace el resultado final de la cumbre sobre el clima celebrada entre el 7 y el 18 de diciembre en la capital de Dinamarca. Una afirmación realizada mientras el director de la organización en España, Juan López de Uralde, continúa detenido tras una acción de protesta durante la cena de gala ofrecida por la familia real danesa, el jueves 17 de diciembre, a los líderes mundiales. Según fuentes de la asociación, López de Uralde se enfrenta a una posible condena judicial y se le ha prohibido el retorno al país danés durante años.

Uno se pregunta en qué mundo vivimos, en el que si ayer se perseguía a los defensores de los Derechos Humanos hoy se hace lo mismo con los defensores de la Tierra?

Después del plantón de tres días protagonizado de los países africanos se produjo uno nuevo, el de los países del ALBA, que agrupa a los países más revolucionarios de Latinoamérica. Estos abandonaron el foro ante la nimiedad de las propuestas de ayuda económica de los países más industrializados. Y si en Kioto al menos se aprobó un protocolo vinculante para la mayoría de los países participantes (aunque EE.UU. no lo firmó), en esta ocasión todo ha quedado en unos compromisos tan vagos que, al final, no obligan a casi nada.

Manifestación en Copenhague contra el cambio climático. 12 dic. 2009.

Manifestación en Copenhague contra el cambio climático. 12 dic. 2009.

Faltan pues unos acuerdos que puedan poner fin a la amenaza planetaria querepresenta la continua subida de las temperaturas. Los países industrializados se niegan reducir sus niveles actuales de consumo y bienestar económico y ni se plantean una redistribución de la riqueza como fórmula necesaria para alcanzar las metas perseguidas. Obvian que sin justicia social y sin justicia climática muy difícil se va a resolver el problema planteado.

Un resultado escaso, injusto y sin metas claras de reducción de los gases de efecto invernadero.

Así pues, nos encontramos ante un resultado escaso, injusto, sin metas claras de reducción de emisiones, cargado de lagunas y – para más inri -, no vinculante. Los líderes mundiales han tenido una oportunidad de oro para cambiar el mundo y la han vuelto a desperdiciar. En una huida hacia adelante intentan ganar tiempo rehuyendo enfrentarse a los graves problemas de la humanidad en un futuro inmediato. Permitir que la temperatura aumente por encima de los dos grados centígrados es condenarla a la a conocer más hambre, epidemias, desastres, pérdida de hogares, cosechas e incluso vidas.

La acertada intervención del presidente español, José Luis Rodríguez Zapatero, no pudo evitar el fracaso de la COP15. Copenhague, dic. 2009.

La acertada intervención del presidente español, José Luis Rodríguez Zapatero, no pudo evitar el fracaso de la COP15. Copenhague, dic. 2009.

El fracaso es responsabilidad de los países ricos, que son además los mayores causantes del problema. En estos momentos China es el paós que más contamina en el mundo, seguido de cerca por Estados Unidos.

Barack Obama intentó voluntariosamente ordenar un caótico debate final, pero China, que está experimentando un gran crecimiento económico, dejó bien claro que no quiere controles que reduzcan su desarrollo. Después de una reunión con Obama, y ante 8.000 delegados, el ministro chino Wen Jiabao se limitó a recomendar la cooperación global para disminuir el dióxido de carbono (CO2) en la atmósfera sin aportar solución alguna. En ambos casos, – y tal y como sucede en El Bierzo con la minería del carbón -, los puestos de trabajo en Ohio, Michigan e Illinois, han pesado más en el limitado compromiso estadounidense que el CO2 que pueda emitir su país.

Aún así, valoro positivamente la actitud y gestiones desarrolladas por el presidente norteamericano con Brasil, IIndia y Suráfrica, países que han venido respaldando de forma más o menos coordinada las posiciones chinas.

El presidente brasileño Luiz Inácio da Silva formuló los más duros comentarios sobre la conferencia. Dijo que, al menos en Kioto (en 1997) se produjo un documento. Recordaré aquí también que hace pocos días, el primer ministro inglés Gordon Brown hizo un llamamiento dramático a la ciudadanía mundial para que se presionara sobre los líderes mundiales.

Conferencia de Copenhague: catálogo de buenas intenciones.

El oso polar corre un serio riesgo de extinción si desaparece su hábitat natural.

El oso polar corre un serio riesgo de extinción si desaparece su hábitat natural.

Así pues, el comunicado final de la Conferencia quedó convertido en un breve catálogo de buenas intenciones, en donde incluso falta la alusión a la ayuda de 100.000 millones de dólares ofrecidos por Estados Unidos a los países emergentes. El texto fue rechazado por cinco países y pospone para el año que viene la toma de decisiones vinculantes en la lucha contra el cambio climático. No hay un solo factor que lo vincule con la eventual cumbre de julio en México.

Tras el suspense final, el sábado día 19 por la mañana la Organización Mundial de Naciones Unidas (ONU) hizo una declaración política en relación con la protección del clima. De esta manera evitó, con un resultado pírrico, que la cumbre del clima terminara en un completo fracaso. Cada país puede ahora decidir por sí mismo si acepta el texto o no.

Copenhague deja tras de sí un dato irónico: la masa de aviones y limusinas en la helada capital danesa descargó – según estimaciones de la ONU- 46.000 toneladas de anhídrido carbónico en la atmósfera. El equivalente en contaminación anual a 2.300 estadounidenses o 600.000 etíopes, situándose como un récord en las conferencias del clima.

La sociedad civil es el nuevo protagonista en el panorama internacional. Su presión se ha dejado sentir con fuerza y tendrá ahora que redoblar sus esfuerzos y exigir cuentas a sus políticos.

Juan López de Uralde y Nora Cristiansen despleagn sus pancartas en la cena de gala real. Copenhague, 17 dic. 2009. Fuente: elmundo.es. Foto: AFP.

Juan López de Uralde y Nora Cristiansen despleagn sus pancartas en la cena de gala real. Copenhague, 17 dic. 2009. Fuente: elmundo.es. Foto: AFP.

Por desgracia, esta misma sociedad civil se encuentra fraccionada, ya que son uchos los niegan todavía el cambio climático y la pérdida de biodiversidad que le acompaña. No son pocos los que dicen que estamos ante un invento de cuatro aprovechados para continuar viviendo del bote. Prueba de lo dicho es una encuesta realizada recientemente por el ‘Diario de León’, en la que un 47% de los encuestados afirmaron que el cambio climático era sólo un montaje.

Los polos que se derrite, el nivel del mar que sube, los glaciares que desaparecen, los huracanes que incrementan su frecuencia y potencia… ¿Me pregunto qué más evidencias son necesarias para convencerles de que es cierto?

Un ecologista en El Bierzo.

Califica Greenpeace final de Copenhague como “Día negro”. 18/12/09. Noticiasterra.com.

Continúa detenido el director de Greenpeace España tras su protesta en Copenhague. 18/12/09. Elmundo.es.

Obama sabe jugar a todas las bandas (y ganar). 20/12/09. Elpais.com.

Dramático final en Copenhague con acuerdo de mínimos. 19/12/09. Dw.de.

Como un tango, triste final en Copenhague. 19/12/09. Mercado.com.

Comentario por Pedro Mulás el 12/01/2010.

Concuerdo que el problema excede por lejos la capacidad de los políticos, sean del país que sean. Tienen una visión de corto plazo, por lo general no más allá de la duración de su mandato. Proponer esfuerzos económicos a quienes han gozado de un confort único por ser habitantes de un país desarrollado para que el resto de la humanidad pueda transitar hacia el bienestar, lo cual exige consumir energías convencionales (¡!), la más baratas por ahora… Es suicida para un político.
Ya no hay estadistas globales como lo fueron en su momento De Gaulle, Churchill y otros, con visiones a largo plazo. ¿Quiénes pagarán los ingentes costos para frenar los cambios climáticos que ya se perciben en muchas regiones del mundo? ¿Los países pobres, que por serlo no han contaminado en medida similar a los desarrollados? Creen que las consecuencias no los tocará? Son ciegos, pero también lo somos los ciudadanos que los votamos. Nunca hay científicos gobernando… Así nos irá.

Comentario por Un ecologista en El Bierzo el 15/01/2010.

Cartel. 'El clima no está en venta'. Dic. 2009.

Cartel. ‘El clima no está en venta’. Dic.2009.

Es obvio que usted ha entendido el mensaje del artículo. Desde luego preferiría que en los gobiernos tuviesen poder decisorio expertos en diversos campos de la ciencia y las humanidades. Supeditar las políticas de los gobiernos a la reelección política de una persona o partido en un horizonte de cuatro o siete años es un error que estamos pagando caro.

Por ley el gobierno debería tener la obligación de incorporar a sus decisiones políticas la opinión de expertos y asociaciones de prestigio. Como usted bien señala, ciertos asuntos requieren una planificación que no se deberían abordar sobre criterios temporales tan limitados.