Archivo de la etiqueta: Global Witness

Honduras: brutal asesinato de Lesbia Urquía, compañera de la fallecida ambientalista Berta Cáceres

Lesbia Urquía era parte del movimiento indígena hondureño desde 2009 y se oponía a la construcción de una represa hidroeléctrica. Twitter.

Lesbia Urquía era parte del movimiento indígena hondureño desde 2009 y se oponía a la construcción de una represa hidroeléctrica. Fuente: Twitter.

Cuatro meses y cuatro días después del asesinato de Berta Cáceres, un nuevo crimen contribuye a desprestigiar la ya muy dañada imagen internacional de Honduras, considerado como uno de los países más violentos del planeta. En este caso, la víctima ha sido Lesbia Yaneth Urquía, una dirigente comunitaria hondureña que militaba en la misma organización indígena que Cáceres. Como esta última, la activista falleció de forma violenta, en su caso probablemente como consecuencia de un machetazo en la cabeza.

El cuerpo de Urquía fue localizado el miércoles pasado en un basurero municipal en la ciudad de Marcala, situada en la frontera con El Salvador. La mujer había salido de su residencia en bicicleta y ya no se supo más de ella, según informó un portavoz del Ministerio de Seguridad hondureño.

Una multitud de hondureños despidió ayer a la dirigente comunitaria Lesbia Yaneth Urquía Urquía. 7 jul. 2016. Laprensa.hn.

Una multitud de hondureños despidió ayer a la dirigente comunitaria Lesbia Yaneth Urquía Urquía. 7 jul. 2016. Laprensa.hn.

La policía hondureña señaló que Urquía podría haber muerto en un intento de robo de su bicicleta, o por una disputa familiar. Sin embargo, esta opinión no la comparte  el Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (Copinh), al que pertenecían ambas ambientalistas. Urquía, de cuarenta y nueve años y con tres hijos, formaba parte de Copinh desde 2009.

En un comunicado, el Copinh responsabilizó “al Gobierno de Honduras, a las fuerzas militares, policiales y a todos las instituciones gubernamentales” del asesinato de Urquía. “Fue una ferviente defensora de los derechos de las comunidades y opositora a la concesión y privatización de los ríos”, señala el Copinh, para el que “la muerte de Lesbia Yaneth constituye un feminicidio político que busca callar las voces de las mujeres que con coraje y valentía defienden sus derechos en contra del sistema patriarcal, racista y capitalista”. Urquía era una férrea opositora a la construcción de una presa hidroeléctrica en el departamento hondureño de La Paz.

Para el Copinh “este asesinato nos confirma la puesta en marcha de un plan para desaparecer a quienes defendemos los bienes comunes de la naturaleza”,

Berta Cáceres, activista medioambiental y por los derechos humanos. Movimientom4.org.

Berta Cáceres, activista medioambiental y por los derechos humanos. Movimientom4.org.

El Copinh lleva cuatro meses exigiendo justicia para Berta Cáceres, asesinada en su domicilio el pasado 3 de marzo. El caso de Cáceres tuvo resonancia mundial al haber recibido unos meses antes el Premio Ambiental Goldman, el máximo reconocimiento mundial en la lucha por la naturaleza. Según la ONG Global Witness, 114 activistas ambientales han sido asesinados en Honduras en la última década.

Violencia sin fin.

René Martínez. 2016. Elperiodico.com.

René Martínez. 2016. Elperiodico.com.

El pasado mes de junio también fue asesinado del presidente de la comunidad lésbico, gay, bisexual, transgénero e intersexual (LGBTI) en Honduras, René Martínez.  Martínez presidía esa comunidad en San Pedro Sula, en el norte de Honduras. Fue encontrado muerto al día siguiente de su desaparición, el 1 de junio.

René Martínez era un reconocido activista del Partido Nacional, con el que aspiraba a lograr un cargo político para luchar por los derechos de la comunidad LGTBI. Fue asesinado con saña, ya que quienes acabaron con su vida le desfiguraron el rostro y su cuerpo presentaba señales de haber sido torturado.

Más de 170 miembros de esta comunidad han sido asesinados en Honduras entre el 2011 y lo que va de este año, según cifras del Comisionado de los Derechos Humanos.

Un ecologista en El Bierzo.

El brutal asesinato en Honduras de Lesbia Urquía, activista ambientalista compañera de la fallecida Berta Cáceres. 08/07/16. Bbc.com.

Atic y DPI investiga el asesinato de ambientalista hondureña. 08/07/16. Laprensa.hn.

Equipo especial investiga crimen de ambientalista. 07/07/16. Laprensa.hn.

“Frente al asesinato de Lesbia Janeth Urquía en Honduras las feministas integrantes de los movimientos sociales del ALBA gritamos con Berta Cáceres: ¡Despertémonos, humanidad!”. 10/07/16. Tercerainformacion.es. 

España condena el asesinato del presidente de la comunidad gay en Honduras. 06/06/16. Elperiodico.com.

“Última llamada”: ciudadanos europeos alertan sobre un posible colapso civilizatorio

Logo. Última llamada.Hasta mi redacción ha llegado el manifiesto “Última llamada”, que recoge algunas de mis preocupaciones de las últimas décadas, las últimas de ellas publicadas en este blog. El manifiesto está respaldado por personas de mi confianza, por lo que me apresuro a difundir su contenido.

Necesitamos crear un movimiento creciente que lo respalde, y también que sus principios lleguen y se extiendan por todos los continentes y organizaciones de todo el mundo.

Un ecologista en El Bierzo.

Huelga general y de Consumo. 29 marzo 2012. Fuente Ecobierzo_org.__“Última llamada: esto es más que una crisis económica y de régimen: es una crisis de civilización”.

Los ciudadanos y ciudadanas europeos, en su gran mayoría, asumen la idea de que la sociedad de consumo actual puede “mejorar” hacia el futuro (y que debería hacerlo). Mientras tanto, buena parte de los habitantes del planeta esperan ir acercándose a nuestros niveles de bienestar material. Sin embargo, el nivel de producción y consumo se ha conseguido a costa de agotar los recursos naturales y energéticos, y romper los equilibrios ecológicos de la Tierra.

Nada de esto es nuevo. Las investigadoras y los científicos más lúcidos llevan dándonos fundadas señales de alarma desde principios de los años setenta del siglo XX: de proseguir con las tendencias de crecimiento vigentes (económico, demográfico, en el uso de recursos, generación de contaminantes e incremento de desigualdades) el resultado más probable para el siglo XXI es un colapso civilizatorio.

Hoy se acumulan las noticias que indican que la vía del crecimiento es ya un genocidio a cámara lenta. El declive en la disponibilidad de energía barata, los escenarios catastróficos del cambio climático y las tensiones geopolíticas por los recursos muestran que las tendencias de progreso del pasado se están quebrando.

Frente a este desafío no bastan los mantras cosméticos del desarrollo sostenible, ni la mera apuesta por tecnologías ecoeficientes, ni una supuesta “economía verde” que encubre la mercantilización generalizada de bienes naturales y servicios ecosistémicos. Las soluciones tecnológicas, tanto a la crisis ambiental como al declive energético, son insuficientes. Además, la crisis ecológica no es un tema parcial sino que determina todos los aspectos de la sociedad: alimentación, transporte, industria, urbanización, conflictos bélicos… Se trata, en definitiva, de la base de nuestra economía y de nuestras vidas.

Estamos atrapados en la dinámica perversa de una civilización que si no crece no funciona, y si crece destruye las bases naturales que la hacen posible. Nuestra cultura, tecnólatra y mercadólatra, olvida que somos, de raíz, dependientes de los ecosistemas e interdependientes.

La solución a la crisis es sencillisima. El Roto.La sociedad productivista y consumista no puede ser sustentada por el planeta. Necesitamos construir una nueva civilización capaz de asegurar una vida digna a una enorme población humana (hoy más de 7.200 millones), aún creciente, que habita un mundo de recursos menguantes. Para ello van a ser necesarios cambios radicales en los modos de vida, las formas de producción, el diseño de las ciudades y la organización territorial: y sobre todo en los valores que guían todo lo anterior. Necesitamos una sociedad que tenga como objetivo recuperar el equilibrio con la biosfera, y utilice la investigación, la tecnología, la cultura, la economía y la política para avanzar hacia ese fin. Necesitaremos para ello toda la imaginación política, generosidad moral y creatividad técnica que logremos desplegar.

Pero esta Gran Transformación se topa con dos obstáculos titánicos: la inercia del modo de vida capitalista y los intereses de los grupos privilegiados. Para evitar el caos y la barbarie hacia donde hoy estamos dirigiéndonos, necesitamos una ruptura política profunda con la hegemonía vigente, y una economía que tenga como fin la satisfacción de necesidades sociales dentro de los límites que impone la biosfera, y no el incremento del beneficio privado.

Por suerte, cada vez más gente está reaccionando ante los intentos de las elites de hacerles pagar los platos rotos. Hoy, en el Estado español, el despertar de dignidad y democracia que supuso el 15M (desde la primavera de 2011) está gestando un proceso constituyente que abre posibilidades para otras formas de organización social.

Sin embargo, es fundamental que los proyectos alternativos tomen conciencia de las implicaciones que suponen los límites del crecimiento y diseñen propuestas de cambio mucho más audaces. La crisis de régimen y la crisis económica sólo se podrán superar si al mismo tiempo se supera la crisis ecológica. En este sentido, no bastan políticas que vuelvan a las recetas del capitalismo keynesiano. Estas políticas nos llevaron, en los decenios que siguieron a la segunda guerra mundial, a un ciclo de expansión que nos colocó en el umbral de los límites del planeta. Un nuevo ciclo de expansión es inviable: no hay base material, ni espacio ecológico y recursos naturales que pudieran sustentarlo.

El siglo XXI será el siglo más decisivo de la historia de la humanidad. Supondrá una gran prueba para todas las culturas y sociedades, y para la especie en su conjunto. Una prueba donde se dirimirá nuestra continuidad en la Tierra y la posibilidad de llamar “humana” a la vida que seamos capaces de organizar después. Tenemos ante nosotros el reto de una transformación de calibre análogo al de grandes acontecimientos históricos como la revolución neolítica o la revolución industrial.

Atención: la ventana de oportunidad se está cerrando. Es cierto que hay muchos movimientos de resistencia alrededor del mundo en pro de la justicia ambiental (la organización Global Witness ha registrado casi mil ambientalistas muertos sólo en los últimos diez años, en sus luchas contra proyectos mineros o petroleros, defendiendo sus tierras y sus aguas). Pero a lo sumo tenemos un lustro para asentar un debate amplio y transversal sobre los límites del crecimiento, y para construir democráticamente alternativas ecológicas y energéticas que sean a la vez rigurosas y viables. Deberíamos ser capaces de ganar grandes mayorías para un cambio de modelo económico, energético, social y cultural. Además de combatir las injusticias originadas por el ejercicio de la dominación y la acumulación de riqueza, hablamos de un modelo que asuma la realidad, haga las paces con la naturaleza y posibilite la vida buena dentro de los límites ecológicos de la Tierra.

Una civilización se acaba y hemos de construir otra nueva. Las consecuencias de no hacer nada —o hacer demasiado poco— nos llevan directamente al colapso social, económico y ecológico. Pero si empezamos hoy, todavía podemos ser las y los protagonistas de una sociedad solidaria, democrática y en paz con el planeta.

En diversos lugares de la Península Ibérica, Baleares, Canarias, Ceuta y Melilla, y en el verano de 2014.

El consumo responsable cuida de las personas, pero también del planeta. Fuente: ben-jerrys.

El consumo responsable cuida de las personas, pero también del planeta. Fuente: ben-jerrys.

“Última llamada”. Manifiesto. 22/08/14. Ultimallamadamanifiesto.wordpress.com.

Balance de la primera ‘Huelga de consumo’ en El Bierzo. 23/12/10. Ecobierzo.org.

Ecobierzo se adhiere a la Huelga general y de Consumo convocadas para mañana. 28/03/12. Ecobierzo.org.

¿Qué es el decrecimiento? 26/05/14. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.