Archivo de la etiqueta: Guantánamo

Los países emergentes reclaman a Occidente el pago de una ‘deuda ecológica’ en la Cumbre del Clima de Barcelona

Son numerosos los países emergentes, y también otros con una industrialización muy precaria, los que participan en las conversaciones sobre el clima que entre el 2 y el 10 de noviembre, se celebran en la cumbre del clima de Barcelona, preparatoria de la de Copenhague. Y estos señalan con el dedo al Norte, a los países industrializados (que a veces se encuentran geográficamente situados en el Sur, pero con economías vinculadas a Occidente), como responsables de su retraso industrial.

Los países pobres, en general poco industrializados, son mayormente africanos y latinoamericanos, y exigen que la factura del cambio climático la paguen los países ricos. Son, -dicen ellos-, los que se han enriquecido contaminando un mundo que no era sólo suyo. DE hecho, algún líder, como por ejemplo el boliviano presidente Evo Morales, ha reclamado a los países ocidentales el pago de una “deuda ecológica” que considera debida. Una reclamación que, por otra parte, apunta mucho más allá del simple reclamo climático.

El concepto deuda ecológica cobró notoriedad a finales de los años ochenta y fue usado intensamente entre 1990 y 1992, durante el proceso de la ‘Eco 92’ de Rio de Janeiro. Esta idea se apoya en la destrucción ambiental de los países del Sur por las naciones industrializadas, y fue esgrimida como una réplica a la deuda financiera que estos reclamaban a América Latina. En efecto, al considerarse que la deuda ecológica superaba con creces lo que se debía a los bancos, los países del Sur sostenían que, en realidad, eran acreedores de las naciones del Norte.

En aquellos años, los destinatarios de estos cuestionamientos prefirieron eludir el debate. Y desde entonces el uso del concepto ha tenido sus altas y bajas.

Una de las más conocidas definiciones en América Latina sobre la deuda ecológica es la ofrecida por M. Robleto y W. Marcelo (‘La deuda ecológica. Una perspectiva sociopolítica’. Instituto Ecología Política. Santiago, 1992). Sostienen los autores que deuda ecológica “es el patrimonio vital de la naturaleza, necesario para su equilibrio y reproducción, que ha sido consumido y no restituido a ella”, e incluyen en ésta tanto a los llamados recursos naturales como a los procesos ecológicos.

Por su lado, J. Borrero Navia (‘La deuda ecológica. Testimonio de una reflexión’. Fipma y Cela. Cali, 1994) considera que existirían deudores y acreedores, y esa deuda debería ser cuantificada y restituida. 

El caso es que hoy los países que no han contaminado, o apenas lo han hecho, reclaman disponer de la misma libertad que tuvieron los que ahora son ricos para poder hacerlo. Y les exigen que, si quieren que ellos reduzcan sus emisiones contaminantes les faciliten los medios o el capital para poder hacerlo.

En fin, visto el panorama que se respira en Barcelona todo apunta a que lo tendremos negro en Copenhague. No hay nada que haga presagiar que la cumbre danesa vaya a tener mayor éxito que el que está alcanzando la catalana. Barcelona ya ha quedado claro que nadie quiere ser el que se atreva a ponerle el cascabel al gato.

Mucho me temo que de poco habrán servido las movilizaciones internacionales y multitudinarias de WWF, Avaaz, o 350.org. Es más, ni siquiera creo que servirá para aportar grandes cambios la prevista para el 12 de diciembre, que coincidirá con la celebración de la cumbre en Copenhague y que promete ser la más sonada de todas.

Cabe preguntarse si el grito unísono de millones de voces será capaz de despertar a ese líder carismático que el mundo necesita, capaz de dar un puñetazo sobre la mesa y de exigir, de una vez por todas, que plantemos juntos cara al problema del calentamiento global.

Son muchos los que pensamos que este líder podría ser Barack Obama, en quien el mundo entero ha depositado grandes esperanzas. Hemos visto con interés sus esfuerzos por cerrar  la prisión ilegal de Guantánamo y apreciado su nueva disposición hacia el régimen cubano. Pero difícilmente podemos aprobar la instalación de nuevas bases militares americanas en Colombia, las cuales ha propiciado un presidente al que se relaciona claramente con el tráfico de drogas.

Y es que uno suele llegar al poder con grandes ganas de cambiar el mundo, como le sucedió al presidente brasileño Lula da Silva, y ahora a Obama. Pero, por desgracia, los estadistas novatos no tardan en constatar los límites estrechos de su aparente libertad. Y también que, en realidad, ésta se mueve dentro de los límites que les  marcan el Banco Mundial o las grandes corporaciones. Los verdaderos dueños del planeta.

Un triste ejemplo de lo anteriormente dicho lo ofrece el asesinato de John F. Kennedy, que ciertos investigadores  relacionan con su interés por poner un punto final a la guerra del Vietnam. Una decisión que perjudicaba los intereses de las grandes empresas armamentísticas estadounidenses. Hay documentos que apuntan a que todos los cuerpos del Estado, incluido el vicepresidente Lyndon B. Johnson, participaron en una conspiración que acabó con la vida de uno de los más carismáticos presidentes norteamericanos.

Puestas las cosas así, ¿qué decir sobre Copenhague? ¿Hemos de tirar la toalla? ¿Tendremos que asumiremos pacíficamente el suicidio colectivo?

Personalmente ya no sé ya que más decir. A los ecologistas, que siempre hemos estado en la vanguardia de ciertas previsiones y advertencias, creo que sólo nos queda el recurso de continuar batallando. Sin tregua. Seguiremos apelando ante todos los gobiernos para que no permitan que sobrepasemos ese límite de 350 unidades por millón de dióxido de carbono (C02) en el aire que respiramos. Después de todo, es el límite que garantiza nuestra propia supervivencia.

Un ecologista en El Bierzo.

Más que deuda, un robo. 25/08/08. Deudaecologica.org.

Una aproximación a la deuda ecológica de la Unión Europea con Centroamérica. 29/09/07. Deudaecologica.org.

¿Qué es la deuda ecológica? 12/05/08. Deudaecologica.org. 

“Deuda Ecológica: impactos de la deuda externa en las comunidades y la naturaleza”. 29/10/09. Deudaecologica.org.

Las negociaciones sobre el clima en Barcelona o el síndrome MacGyver. 11/11/09. Tni.org.

¿Por qué es tan difícil un acuerdo sobre cambio climático? Marzo, 2012. Ecologistasenaccion.org. 

PP y PSOE refrendan en el Senado la ley que limita en nuestro país la aplicación de la Justicia universal contra crímenes de guerra o genocidio

Hoy traigo a la palestra una noticia sobre los derechos humanos que muestra inequívocamente cierta tendencia involutiva en nuestra sociedad. El Partido Socialista Obrero Español (PSOE) no dudó en aliarse con el Partido Popular (PP), su principal adversario electoral, para fijar límites a la persecución en nuestro país de crímenes de lesa humanidad, de guerra, genocidio, tortura o desaparición forzada, entre otros.

Ocurrió el pasado mes de mayo, cuando el proyecto de Ley Orgánica de Reforma de la Legislación Procesal para la Implantación de la Nueva Oficina Judicial fue aprobado por amplia mayoría (339 votos a favor y sólo ocho en contra) en el Pleno del Congreso de los Diputados. Ahora acaba de ser refrendado por el Senado español.

La reforma incluye, entre otras cuestiones, una limitación de las competencias de España en la persecución de delitos internacionales. Ese principio que ha permitido que la Audiencia Nacional estuviese tramitando catorce causas dispares, que van desde la investigación de delitos de genocidio en Guatemala o el Tíbet a la denuncia de crímenes de guerra en Gaza o de torturas en Guantánamo. Entre esas causas se encuentra también el asesinato de seis jesuitas en El Salvador en 1989. Con la nueva reforma legislativa todos estos procesos quedarán en nada.

Así pues, la resolución presentada por el PP, y enmendada por el PSOE (que no observaba esta reforma en su programa electoral), restringe la potestad de los tribunales españoles, a los que se les exige que para que puedan investigar un delito cometido fuera de España “deberá quedar acreditado que los presuntos responsables se encuentran en España o que existen víctimas de nacionalidad española”.

El Gobierno español prometió a Israel cambiar la ley en lo relativo a la jurisdicción universal y ha cumplido. La promesa la hizo en enero de 2009 el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, a su entonces homóloga Tzipi Livni, ante la airada protesta diplomática hecha por Israel después de que la Audiencia Nacional abriera un proceso contra el ex ministro israelí Benjamin Ben-Eliezer por la matanza de catorce civiles en Gaza en 2002.

Desde luego estamos ante un paso atrás que nos aleja de los objetivos establecidos por la ‘Declaración Universal de los Derechos Humanos. Después de seis décadas transcurridas desde su publicación, varias organizaciones pacifistas han tenido que pasar por la humillación de verse expulsadas del Senado español por protestar pacíficamente contra este nuevo recorte de derechos fundamentales.

IU vota en contra de una nueva ley de asilo más restrictiva.

El senador de Izquierda Unida, Joan Josep Nuet, conjuntamente con otros senadores de ICV, ERC y Grupo Mixto votó, el pasado día 8 de octubre, en contra de esta ley que modifica la Ley Orgánica 6/1985, de 1 de julio, del Poder Judicial y limita el derecho de asilo.

Hasta ahora España, según el artículo 23.4 de la ‘Ley Orgánica del Poder Judicial’, ahora modificado, cumplía con los tratados internacionales de protección de los derechos humanos, los cuales estaba obligada además a cumplir. Una enmienda de IU en el Senado, tramitada a través del grupo parlamentario de la Entesa Catalana de Progrés, obtuvo 21 votos, aunque la ley finalmente se aprobó con sólo 7 votos en contra (IU, ICV y Grupo Mixto) y dos abstenciones.

Activistas de los derechos humanos expulsados del Senado.

El momento de la votación en el Senado fue interrumpido de forma silenciosa y pacífica por un grupo de unos cincuenta activistas de los derechos humanos, que con caretas blancas mostraron carteles con el lema ‘Justicia Universal, Contra la Impunidad’. El presidente del Senado, Javier Rojo los hizo expulsar de la sala sin contemplaciones.

Para Izquierda Unida el nuevo proyecto restringe a los ciudadanos europeos el derecho de asilo en España, ya que aumenta los motivos de exclusión. También dificulta los trámites, diversifica los procedimientos administrativos y los espacios de petición, amplia los plazos de detención en frontera y, en general, presenta un sesgo restrictivo y conservador.

Después de la sesión, Nuet afirmó ante las cámaras que “el Gobierno está abanderando una verdadera involución democrática con las iniciativas que ha tomado en derecho de asilo, justicia universal y extranjería“. Para el senador éstas “vulneran los tratados internacionales suscritos como la Convención de Ginebra, la Declaración de DDHH y el Convenio Internacional sobre el Estatuto de los Refugiados“.

La Declaración Universal de los Derechos Humanos.

El 10 de diciembre de 1948, la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó y proclamó la ‘Declaración Universal de los Derechos Humanos’. Tras este acto histórico la asamblea pidió a todos los países miembros que publicaran el texto de la declaración y dispusieron que fuera “distribuido, expuesto, leído y comentado en las escuelas y otros establecimientos de enseñanza, sin distinción fundada en la condición política de los países o de los territorios“.

Yo no sé si a ustedes le llegaron a impartir esta clase en la escuela, pero en lo que a mi respecta no lo recuerdo. Y eso que he sido escolar por partida doble, en dos estados europeos libres y democráticos como son España y Francia.

En la actualidad ignoro cuál es el grado de cumplimiento de esta propuesta, por lo que confío en que alguno de mis lectores, quizás algún maestro, me lo pueda finalmente aclarar.

Un ecologista en El Bierzo.

¿Qué son los derechos humanos?  Un.org.

El Congreso pone límites a la Justicia Universal. 25/06/09. Publico.es.

El Congreso limita la jurisdicción universal. 20/05/09. Publico.es.

IU, ICV, ERC y Mixto votan en contra de la de las limitaciones a la justicia universal en el Senado. 07/10/09. Derechos.org.

Coto a la Jurisdicción Universal entre las críticas de los jueces. 25/10/09. Elimparcial.es.