Archivo de la etiqueta: Guerra de Vietnam

Displacement Solutions alerta sobre la necesidad que tiene de abandonar sus islas un grupo indígena panameño como consecuencia del cambio climático

Una de las islas de San Blas sumergida y abandonada en el Caribe panameño. 2014. Displacementsolutions.org.

Una de las islas de San Blas sumergida y abandonada en el Caribe panameño. 2014. Displacementsolutions.org.

Hace semana y media publiqué un artículo sobre los efectos del cambio del clima en la costa este de Panamá, en concreto en las islas de Guna Yala, en San Blas. Éstas se están viendo invadidas por el océano como consecuencia de la subida del nivel del mar y de las acciones erróneas realizadas por los indígenas  para protegerse de la misma.

Como señalé entonces, el problema se ha visto agravado como consecuencia del cambio metereológico que se está produciendo,  que ha comportado una mayor presencia de tornados, con sus correspondientes tormentas y oleaje, fenómenos que están afectando de pleno a unas islas que ahora se encuentran desprotegidas de sus arrecifes coralinos debido a las prácticas de los nativos que los han deteriorado.

Como consecuencia de la publicación de mi artículo recibí hace unos días el comunicado original sobre esta cuestión, remitido porDisplacement Solutions, un organismo internacional que se dedica al estudio de las migraciones humanas wn relación con el cambio climático. Además se me ha enviado también el estudio realizado íntegro.

He podido apreciar grandes diferencias en la información publicada en diferentes medios partiendo de este comunicado, por lo que finalmente he optado por publicar el original. En cuanto al estudio realizado, puede descargarse tanto su versión española como inglesa desde la página web de la organización.

El comunicado de Displacement Solutions.

Carlos Arenas, de Displacement Solutions. 24 sept. 2014. Displacementsolutions.org.

Carlos Arenas, de Displacement Solutions. 24 sept. 2014. Displacementsolutions.org.

“El gobierno de Panamá tiene que tomar medidas inmediatas para hacer frente a la difícil situación de las comunidades indígenas que están siendo desplazados por el aumento del nivel del mar y de otros fenómenos meteorológicos extremos debido al cambio climático”, dijo Displacement Solutions en un nuevo informe publicado hoy.

“Los Principios Península en Acción: Cambio climático y desplazamiento en la Región Autónoma de Gunayala, Panamá” presenta los resultados de una misión de investigación de Displacement Solutions, una organización internacional de derechos humanos con sede en Ginebra, para evaluar la situación en relación al desplazamiento inducido por el cambio climático en la región de Gunayala, Panamá, donde comunidades indígenas Guna viven en cerca de cuarenta islas a lo largo de la costa este del Caribe.

Scott Leckie, Displacement Solutions. 2014. Foto: Kadir van Lahuizen.

Scott Leckie, Displacement Solutions.org. 2014. Foto: Kadir van Lahuizen.

“El pueblo Guna ya está siendo desplazado en Panamá como resultado del cambio climático. Este es el primer caso documentado de un grupo indígena en América Latina que se ha visto obligado a reubicarse como consecuencia del aumento del nivel del mar “, dijo Scott Leckie, Director Ejecutivo de Displacement Solutions. “El desplazamiento climático ya está ocurriendo en países como Bangladesh, los EE.UU., a lo largo de los pequeños Estados insulares del Pacífico, Vietnam y en otros lugares, pero la situación en Gunayala es el primer caso que conocemos en América Latina de desplazamiento climático a gran escala”, añadió Leckie.

El informe pone de relieve el impacto de una serie de desastres naturales y de eventos relacionados con el clima en las islas Gunayala en los últimos diez años. Como resultado de las fuertes tormentas y el aumento del nivel del mar las comunidades isleñas están siendo inundadas por el mar. Junto con el crecimiento poblacional, esto ha ocasionado que cada vez haya un espacio más reducido en las islas para que vivan allí las comunidades indígenas. Los habitantes de las islas han recurrido al uso de los arrecifes de coral que rodean las islas para construir barreras para contener el mar y para ampliar su masa de tierra, lo que ha derivado en la presión de algunos grupos ecologistas interesados en la protección de los arrecifes de coral para que los Guna abandonen las islas, lo que complica aún más una situación de por sí difícil.

El informe llega a la conclusión de que unas 30.000 personas Guna en última instancia serán desplazadas como resultado de eventos relacionados con el clima. Hasta el momento no se ha llevado a cabo ninguna planificación oficial para hacer frente a la situación y no hay ningún lugar con suficiente vivienda o infraestructura para que ellos se puedan trasladar. Si bien Panamá ha establecido un impresionante sistema de gestión del riesgo de desastres, como es el caso en otras partes del mundo donde el cambio climático ya está teniendo lugar, este sistema ha sido lento en reconocer los riesgos que plantea el desplazamiento por el cambio climático. Displacement Solutions hace un llamado a las autoridades panameñas para que adopten medidas urgentes para hacer frente al impacto del cambio climático en las comunidades isleñas.

Congreso de líderes de Kuna Yala. Gunayala.org.pa.

Congreso de líderes de Kuna Yala. Gunayala.org.pa.

“Es hora de que las autoridades panameñas tomen medidas para hacer frente al desplazamiento climático que ya está en marcha en Gunayala,” dijo Scott Leckie. “A menos que las autoridades nacionales tomen medidas inmediatas para hacer frente a la situación, existe un grave riesgo de que se produzca un desastre natural extremo relacionado con el clima, que obligue a un caótico reasentamiento involuntario de un gran número de personas para las que no se han hecho los preparativos necesarios. Esto se puede evitar si se operacionalizan en Gunayala, a la mayor brevedad posible, los excelentes sistemas nacionales de gestión del riesgo de desastres que ya se han establecido en Panamá”.

El informe destaca la necesidad de que el gobierno apoye los esfuerzos que el mismo pueblo Guna ya ha venido llevando a cabo para iniciar el proceso de traslado al continente antes de que las islas sean inhabitables. Durante casi cuatro años la población Guna de la isla de Gardi Sugdub ha estado trabajando para reubicar a su comunidad, de unos 1.000 habitantes, a un lugar más seguro en el continente. Un proyecto planeado para proporcionar alojamiento alternativo a un pequeño número de quienes se verán forzados a trasladarse fue posteriormente abandonado por el Ministerio de la Vivienda.

Bandera de Kuna Yala. Gunayala.org.pa

Bandera de Kuna Yala. Gunayala.org.pa

“Como se trata de la primera situación importante de desplazamiento climático en la región, ofrece el gobierno panameño una oportunidad única”, dijo Scott Leckie. “Si el gobierno apoya un proyecto piloto para trasladar de forma segura a los Guna de las islas al continente, de una manera bien gestionada, bajo el liderazgo de la misma comunidad y apoyado de una manera adecuada, esto podría servir de modelo para hacer frente al desplazamiento climático no sólo en la región, sino en todo el mundo”.

El informe también se centra en la necesidad de preservar la cultura única del pueblo Guna. “En los últimos años el gobierno ha hecho esfuerzos sin precedentes para hacer frente a las desigualdades en el tratamiento de los grupos indígenas en Panamá”, dijo Scott Leckie. “Estos ambiciosos esfuerzos deben expandirse para hacer frente a la situación del desplazamiento climático del pueblo Guna en Gunayala”.

Displacement Solutions hace un llamando para el inicio de un proceso de planificación a fondo para hacer frente a los desplazamientos fruto del cambio climático en Gunayala, en línea con los principios internacionales. La misión de investigación utilizó los Principios de Península sobre el Desplazamiento Climático como un marco de referencia para evaluar la situación en Gunayala y para hacer recomendaciones en cuanto a las acciones que se requieren para asegurar que los derechos humanos de las comunidades afectadas o amenazadas por el desplazamiento climático sean protegidos de una manera integral. Los Principios de Península sobre el Desplazamiento Climático son el primer instrumento jurídico internacional sobre los derechos de los desplazados climáticos a ser reubicadas y realojados, y las obligaciones de los Estados y de la comunidad internacional hacia ellos.

Comunicado de Displacement Solutions. 24/09/14.

Islas Guna Yala, San Blas, Panamá. 2014. Quieroofertas.com.

Islas Guna Yala, San Blas, Panamá. 2014. Quieroofertas.com.

Estudio revela hundimiento en isla de Guna Yala. 24/09/14. Telemetro.com.

Cambio climático y desplazamiento en la región autónoma de Gunayala, Panamá. Julio 2014. Displacementsolutions.org. Pdf.

Algunas islas caribeñas preparan su evacuación debido al deterioro humano de la protección arrecífera y el cambio climático.
29/10/14. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

La isla de Gardi Sugdub, Gunayala, Panamá, tendrá que ser deshabitada. Fuente: telemetro.com.

La isla de Gardi Sugdub tendrá que ser deshabitada. Fuente: telemetro.com.

TL8F Le niveau de la mer. McGill University. https://www.youtube.com/watch?v=dLKJMFaGvaw

Fallece Howard Zinn, el autor de ‘La otra historia de los Estados Unidos’

El anarquista, escritor y activista político, Howard Zinn. Fuente: desdemicornijal.blogspot.es.

El anarquista, escritor y activista político, Howard Zinn. Fuente: desdemicornijal.blogspot.es.

El historiador Howard Zinn, uno de los iconos más venerados por la izquierda antibelicista estadounidense y gran defensor de los derechos civiles, falleció el 27 de enero pasado a los 87 años. Un ataque al corazón puso fin a la vida del memorable activista político mientras se bañaba en una piscina, en la zona de Santa Mónica, en Los Ángeles (EE.UU.).

El historiador nació un 24 de agosto de 1922 en el seno de una humilde familia de inmigrantes judíos, en el Brooklyn neoyorkino. Politólogo y anarquista, sus planteamientos sociales se nutren de esta fuente ideológica, pero también del marxismo y el socialismo. Autor prolífico, con más de veinte libros en su haber, su trayectoria profesional estuvo marcada por su labor académica en la Universidad de Boston y su compromiso político con la izquierda, que le llevó a ser unos de los primeros críticos de la guerra de Vietnam y a simpatizar con figuras revolucionarias de su época, como Fidel Castro.

El líder revolucionario cubano Fidel Castro en su juventud. Wikipedia.org.

El líder revolucionario cubano Fidel Castro en su juventud. Wikipedia.org.

En su juventud Zinn trabajó en los muelles ayudando a sus padres a mantener a la familia. Más tarde participó como militar en la Segunda Guerra Mundial, sirviendo en la Fuerza Aérea de los Estados Unidos, bombardeando objetivos en Alemania, Hungría y en otros países ocupados por el régimen nazi. Allí fue donde se formaron sus principios en contra del uso de la fuerza y su convicción profunda de que no existen guerras justas. De regreso a su país estudió en la Universidad de Nueva York (NYU) y en la de Columbia, en donde se doctoró en Historia en 1958.

En su libro ‘La otra Historia de Estados Unidos‘ (A People’s History of the United States, 1980), escrito tras veinte años de investigación, Zinn ofrece una mirada crítica sobre el pasado de su país, presentando al lector una versión cáustica de la mayoría de sus gobernantes, al tiempo que resalta las acciones protagonizadas por sindicalistas, feministas y otros grupos inconformes con la realidad social.

Zinn revolucionó la historia, al ofrecérnosla vista desde la perspectiva de indígenas, campesinos, trabajadores, abolicionistas, activistas anti-Vietnam y luchadores por los derechos civiles… “los masacrados y los mutilados“, según comentaba él.

El presidente de los Estados Unidos, Ronald Reagan. 1981. Wikipedia.org.

El presidente de los Estados Unidos, Ronald Reagan. 1981. Wikipedia.org.

Pese a coincidir la publicación del libro con la elección republicana de Ronald Reagan y el inicio de su mandato conservador, éste se hizo rápidamente popular en EE.UU., en donde llegó a vender más de un millón de ejemplares en solo siete años, formando actualmente forma parte del currículo de numerosas instituciones académicas.

Entre los admiradores de la obra de Zinn se encuentran personajes famosos como el roquero Bruce Springsteen, el cineasta Oliver Stone o los guionistas Matt Damon y Ben Affleck, que no dudaron en incluir una referencia al activista anarquista en el guión de su oscarizada película “El indomable Will Hunting” (1997), interpretado por Robin Willians.

Noam Chomsky. Blogs.elpais.com.

Noam Chomsky. Blogs.elpais.com.

Entre sus admiradores tanbién hay intelectuales relevantes, como su colega y amigo Noam Chomsky. “Cambió la consciencia de Estados Unidos de una manera muy constructiva. Su contribución a la cultura intelectual y moral estadounidense es increíble“, declaró el lingüista y también activista político al diario “The Boston Globe”. Y Joseph Boskin, profesor emérito de Historia en la Universidad de Boston, en donde Zinn enseñó ciencias políticas hasta 1988, opinó de él: “Es una pérdida para el país entero. Será muy difícil reemplazarlo como figura política, individuo excelente y una persona visionaria y con agallas“.

Zinn estudió Historia y Ciencias Políticas en el ‘Spelman College’ de Atlanta y en la ‘Boston University’, donde fue profesor emérito. Debutó como profesor en Atlanta, en donde destacó enseguida como activista de las libertades civiles, animando a los estudiantes afroamericanos a exigir unos derechos que la Administración no les reconocía. De esta manera pronto fue catalogado como una persona conflictiva y despedido por insubordinación. “Quería que los estudiantes salieran de mis clases no sólo bien informados, sino preparados para abandonar la seguridad del silencio, denunciar y actuar contra toda injusticia que vieran“, escribió en sus memorias.

El activismo político de Zinn le convirtió también en blanco de las críticas de algunos compañeros de profesión, que le consideraron más como un “generador de polémicas” que como un historiador riguroso. Opinión a la cual el activista hace referencia en su autobiografía (1994): “No se puede ser neutral en un tren en movimiento“. También llegó a declarar que en su labor académica buscaba “algo más que la objetividad“.

Retrato de la anarquista Emma Goldman. Wikipedia.org.

Retrato de la anarquista Emma Goldman. Wikipedia.org.

Zinn destacó, además, como ensayista y autor teatral. Su obra en torno a la vida de Emma Goldman, la célebre anarquista y feminista lituana, fue estrenada con éxito en Boston y en ciudades como Nueva York, Bilbao y Tokyo. Como un apunte para cinéfilos recordaré aquí que la célebre revolucionaria fue encarnada en el cine por la actriz Maureen Stapleton en ‘Rojos’, un film de Warren Beatty ganador de tres óscar, y que es un canto a la integridad del periodista norteamericano John Reed. A su vez, Zinn fue un notable colaborador de Z Communications’, el grupo mediático izquierdista y alternativo más importante de EE.UU.

En 1964 Zinn empezó a dar clases en la Universidad de Boston, coincidiendo con el inicio del movimiento social en contra de la guerra de Vietnam. Defendió su oposición a la guerra desde las aulas en una serie de clases, conferencias y simposios con los que, según recuerda la universidad, conseguía “llenos absolutos“. “La guerra es simple, es como una droga, como el ‘crack’. Una victoria en la guerra te coloca“, decía el ensayista.

En una entrevista reciente con la web ‘BigThink.com’, Zinn aseguró que esperaba que le recordaran como “alguien que presentó una manera diferente de pensar sobre el mundo, la guerra, los derechos civiles y la igualdad“.

El historiador dijo que confiaba en que cada vez más gente llegara a pensar como él; que sintiera que “el poder, pese a estar en manos de los ricos y de quienes tienen armas, reside en el pueblo, y que éste lo ha utilizado en varios momentos de la historia, como lo hicieron las mujeres, los afroamericanos y los activistas en contra de la guerra“.

Su postura intelectual fue crítica con su propio país. “Estados Unidos siempre ha sido un matón en América Latina y ha mantenido una actitud agresiva y dominante en torno a México”.

Howard Zinn recibe el título de Doctor Honoris Causa por la Universidad de La Habana en Ciencias Históricas. 24 jun. 2004. Fuente: efe. Foto: Enrique de la Osa.

Howard Zinn recibe el título de Doctor Honoris Causa por la Universidad de La Habana en Ciencias Históricas. 24 jun. 2004. Fuente: efe. Foto: Enrique de la Osa.

El 24 de Junio de 2004, el historiador y ensayista recibió el título de Doctor Honoris Causa por la Universidad de La Habana en Ciencias Históricas. Respecto a la guerra de Irak manifestó: “Esta presión en contra de Irak no sorprende y es otra demostración de la arrogancia americana“, dijo en una entrevista a Efe.

También se opuso a la guerra de Afganistán y en su último ensayo público, publicado hace dos semanas por ’The Nation’, se mostró crítico con el actual presidente de EE.UU., Barack Obama, de quien dijo no haber esperado nunca nada.

Un ecologista en El Bierzo.

Ha muerto Howard Zinn. 30/01/10. Desde mi cornijal.blogspot.com.

Muere el historiador y activista político Howard Zinn. 28/01/10. Público.es.

Ramón Barea estrena en Bilbao la primera versión en español de “Emma”. 09/03/09. Lainformacion.com.

Entrevista con Howard Zinn sobre el anarquismo: Rebeldes contra la tiranía. 21/06/08. A las barricadas.org.

Serie de videos con intervenciones de Howard Zinn (en inglés).

Los países emergentes reclaman a Occidente el pago de una ‘deuda ecológica’ en la Cumbre del Clima de Barcelona

Son numerosos los países emergentes, y también otros con una industrialización muy precaria, los que participan en las conversaciones sobre el clima que entre el 2 y el 10 de noviembre, se celebran en la cumbre del clima de Barcelona, preparatoria de la de Copenhague. Y estos señalan con el dedo al Norte, a los países industrializados (que a veces se encuentran geográficamente situados en el Sur, pero con economías vinculadas a Occidente), como responsables de su retraso industrial.

Los países pobres, en general poco industrializados, son mayormente africanos y latinoamericanos, y exigen que la factura del cambio climático la paguen los países ricos. Son, -dicen ellos-, los que se han enriquecido contaminando un mundo que no era sólo suyo. DE hecho, algún líder, como por ejemplo el boliviano presidente Evo Morales, ha reclamado a los países ocidentales el pago de una “deuda ecológica” que considera debida. Una reclamación que, por otra parte, apunta mucho más allá del simple reclamo climático.

El concepto deuda ecológica cobró notoriedad a finales de los años ochenta y fue usado intensamente entre 1990 y 1992, durante el proceso de la ‘Eco 92’ de Rio de Janeiro. Esta idea se apoya en la destrucción ambiental de los países del Sur por las naciones industrializadas, y fue esgrimida como una réplica a la deuda financiera que estos reclamaban a América Latina. En efecto, al considerarse que la deuda ecológica superaba con creces lo que se debía a los bancos, los países del Sur sostenían que, en realidad, eran acreedores de las naciones del Norte.

En aquellos años, los destinatarios de estos cuestionamientos prefirieron eludir el debate. Y desde entonces el uso del concepto ha tenido sus altas y bajas.

Una de las más conocidas definiciones en América Latina sobre la deuda ecológica es la ofrecida por M. Robleto y W. Marcelo (‘La deuda ecológica. Una perspectiva sociopolítica’. Instituto Ecología Política. Santiago, 1992). Sostienen los autores que deuda ecológica “es el patrimonio vital de la naturaleza, necesario para su equilibrio y reproducción, que ha sido consumido y no restituido a ella”, e incluyen en ésta tanto a los llamados recursos naturales como a los procesos ecológicos.

Por su lado, J. Borrero Navia (‘La deuda ecológica. Testimonio de una reflexión’. Fipma y Cela. Cali, 1994) considera que existirían deudores y acreedores, y esa deuda debería ser cuantificada y restituida. 

El caso es que hoy los países que no han contaminado, o apenas lo han hecho, reclaman disponer de la misma libertad que tuvieron los que ahora son ricos para poder hacerlo. Y les exigen que, si quieren que ellos reduzcan sus emisiones contaminantes les faciliten los medios o el capital para poder hacerlo.

En fin, visto el panorama que se respira en Barcelona todo apunta a que lo tendremos negro en Copenhague. No hay nada que haga presagiar que la cumbre danesa vaya a tener mayor éxito que el que está alcanzando la catalana. Barcelona ya ha quedado claro que nadie quiere ser el que se atreva a ponerle el cascabel al gato.

Mucho me temo que de poco habrán servido las movilizaciones internacionales y multitudinarias de WWF, Avaaz, o 350.org. Es más, ni siquiera creo que servirá para aportar grandes cambios la prevista para el 12 de diciembre, que coincidirá con la celebración de la cumbre en Copenhague y que promete ser la más sonada de todas.

Cabe preguntarse si el grito unísono de millones de voces será capaz de despertar a ese líder carismático que el mundo necesita, capaz de dar un puñetazo sobre la mesa y de exigir, de una vez por todas, que plantemos juntos cara al problema del calentamiento global.

Son muchos los que pensamos que este líder podría ser Barack Obama, en quien el mundo entero ha depositado grandes esperanzas. Hemos visto con interés sus esfuerzos por cerrar  la prisión ilegal de Guantánamo y apreciado su nueva disposición hacia el régimen cubano. Pero difícilmente podemos aprobar la instalación de nuevas bases militares americanas en Colombia, las cuales ha propiciado un presidente al que se relaciona claramente con el tráfico de drogas.

Y es que uno suele llegar al poder con grandes ganas de cambiar el mundo, como le sucedió al presidente brasileño Lula da Silva, y ahora a Obama. Pero, por desgracia, los estadistas novatos no tardan en constatar los límites estrechos de su aparente libertad. Y también que, en realidad, ésta se mueve dentro de los límites que les  marcan el Banco Mundial o las grandes corporaciones. Los verdaderos dueños del planeta.

Un triste ejemplo de lo anteriormente dicho lo ofrece el asesinato de John F. Kennedy, que ciertos investigadores  relacionan con su interés por poner un punto final a la guerra del Vietnam. Una decisión que perjudicaba los intereses de las grandes empresas armamentísticas estadounidenses. Hay documentos que apuntan a que todos los cuerpos del Estado, incluido el vicepresidente Lyndon B. Johnson, participaron en una conspiración que acabó con la vida de uno de los más carismáticos presidentes norteamericanos.

Puestas las cosas así, ¿qué decir sobre Copenhague? ¿Hemos de tirar la toalla? ¿Tendremos que asumiremos pacíficamente el suicidio colectivo?

Personalmente ya no sé ya que más decir. A los ecologistas, que siempre hemos estado en la vanguardia de ciertas previsiones y advertencias, creo que sólo nos queda el recurso de continuar batallando. Sin tregua. Seguiremos apelando ante todos los gobiernos para que no permitan que sobrepasemos ese límite de 350 unidades por millón de dióxido de carbono (C02) en el aire que respiramos. Después de todo, es el límite que garantiza nuestra propia supervivencia.

Un ecologista en El Bierzo.

Más que deuda, un robo. 25/08/08. Deudaecologica.org.

Una aproximación a la deuda ecológica de la Unión Europea con Centroamérica. 29/09/07. Deudaecologica.org.

¿Qué es la deuda ecológica? 12/05/08. Deudaecologica.org. 

“Deuda Ecológica: impactos de la deuda externa en las comunidades y la naturaleza”. 29/10/09. Deudaecologica.org.

Las negociaciones sobre el clima en Barcelona o el síndrome MacGyver. 11/11/09. Tni.org.

¿Por qué es tan difícil un acuerdo sobre cambio climático? Marzo, 2012. Ecologistasenaccion.org.